Página precedente Indice Página siguiente


SECCION 9

9.  LOS GRAFICOS

Los gráficos son unos medios mediante el cual el cartógrafo comunica fácil y claramente información seleccionada, al lector del mapa o al usuario de los datos. La información puede estar contenida en varios gráficos tales como mapas, cartas, diagramas y gráficos, y apoyada por textos relacionados.

9.1  Características de los gráficos

Para producir gráficos efectivos son necesarias las siguientes características:

 i)   Simplicidad: El gráfico debe ser fácil de aprender, recordar, aplicar e interpretar.

ii)   Concisión: El gráfico debe proporcionar una identificación concisa de los datos reflejados.

iii)   Uniformidad: Gráficos idéntidos deben ser proporcionados para datos similares dentro de los límites del estudio.

iv)   Información: Los gráficos deben proporcionar suficiente información relacionada con área para permitir una evaluación inmediata de sus características.

v)   Reproductibilidad: El gráfico debe ser diseñado para una reproducción fácil y económica.

vi)  Comunicabilidad: Las unidades gráficas deben ser distintivas, fáciles de identificar y de utilizar en conversaciones y publicaciones. De esta forma comunican una idea clara de la materia fundamental.

9.2  Orientaciones para el diseño gráfico

Para el diseño gráfico, deben considerarse las líneas maestras siguientes:

 i)   Las lineas medidas deben mostrarse mediante símbolos lineales contínuos (sólidos), en contraste con las interpolaciones (estimaciones), que deben presentarse por símbolos lineales discontínuos (trazos).

ii)   Los símbolos, que pueden ser definidos como un punto, una línea o un área (ver Sección 9.7), deben ser seleccionados para una fácil identificación sobre el gráfico, más que en la leyenda o en la carta de colores. Esto es particularmente importante en presentaciones estadísticas que utilizan repetidamente un único símbolo, modificando solo un aspecto, tal como el tamaño, para representar un nivel distinto del dato.

iii)   Un gráfico sencillo no debe uncluir más de tres variables (ver Sección 9.5).

iv)   La información que no contribuye directamente al mensaje, debe ser eliminada del gráfico.

v)   El sujeto principal debe ser distinguido claramente del fondo.

vi)   Un gráfico a un solo color debe contener tinta negra una cantidad total que oscile del 5–10% del área de la figura. Esto evita la creación de diseños que son demasiado claros o demasiado oscuros.

vii)   En general, deben evitarse las tramas sombreadas transversalmente y diseños dominantes similares. Las tramas dominantes, que son comunes en películas de transferencia disponibles comercialmente, tienen una tendencia a crear gráficos visualmente disturbadores y, “vibrantes” (Figura 9.1).

viii)   Los tonos oscuros o contínuos, y los colores intensos deben reservarse para pequeñas áreasd de la información más significativas. Los tonos más claros y los colores deben ser utilizados para información secundaria.

ix)   En cualquier gráfico estadístico, los datos pueden ser organizados para la percepción de su efecto visual, o la facilidad para tomar medidas físicas exactas a partir del gráfico.

x)   En la representación gráfica de datos, el umbral visual debe ser tenido en consideración: percepción, separación, diferenciación (Figura 9.2).

9.3  Lista de comprobación del diseño gráfico

Los gráficos bién diseñados son fáciles de ver y de obtenerles información. Algunas de las características de diseños “Amistosos para el usuario” y “Antipáticos para el usuario” son las siguientes:

“Amistosos para el usuario”¡“Antipáticos para el usuario”
Las palabras son claras. Las inusuales y crípticas deben ser evitadas.

Las palabras van de izquierda a derecha, lo que es normal en las lenguas occidentales.

Los mensajes cortos ayudan a descifrar los datos.

Se evitan las tramas, sombras, tonos, y colores elaboradamente codificados. Las etiquetas se colocan sobre el gráfico mismo. No es necesaria una leyenda.

El gráfico atrae al observador y provoca curiosidad.

Los colores están elegidos de forma que el gráfico tenga sentido para los los daltónicos y para los que no distingan los colores (el azul puede ser distinguido generalmente de otros colores).

El tipo de letra es claro, preciso, modesto. El texto puede hacerse a mano.

El tipo de letra está en mayúsculas y minúsculas.
La abreviaciones abundan, por e jemplo, el observador tiene que buscar a través del texto para descrifar las a eviaciones.

Las palabras se orientan verticalmente, especialmente sobre el eje de ordenadas. Las palabras están orientadas en varias direcciones distintas.

El gráfico es críptico, requiere repetidas referencias al texto.

La codificación poco clara obliga a ir continuamente de la leyenda al gráfico.

El gráfico es repelente, por ejemplo, relleno con adornos redundantes y otros embellecimientos.

El dibujo es insensible a observadores deficientes en relación con los colores. El rojo y el verde se emplean para los contrastes esenciales.

El tipo de letra est pesado, complejo y poco claro. El efecto es opresor.

El tipo de letras está todo en mayúsculas.

Figura 9.1   E1 efecto de vibración que se obtiene cuando los elementos gráficos ocupan el 50% en relación con el fondo blanco. (Según International Cartographic Association, 1984)

Figura 9.1

Figura 9.2   Los umbrales de la presentación gráfica: (a) percepción; (b) separación; (c) diferenciación. (Según International Cartographic Association, 1984)

Figura 9.2

Modificado de “La Presentación Visual de Información Cuantitativa” por Edward R. Tufte, 1983.

9.4  Organización del gráfico

Los gráficos pueden ser subdivididos dentros de tres niveles visuales organizativos distintos: el cualitativo, el ordenado y el cuantitativo. Estos nivel no son mutuamente exclusivos y muchos gráficos pueden utilizar dos, o incluso tres, de los niveles visuales disponibles:

 i)   El nivel cuantitativo incluye ilustraciones de dos o más conceptos diferentes - dos especies distintas, colores, productos, intercambios, etc. Estos pueden ser expuestos tanto esto es similar a eso” o “esto es diferente de eso”.

ii)   El nivel ordenado es una organización sistemática de elementos una jerarquía bién determinada, tal como la temperatura de caliente a fría o el tamaño el pequeño a grande.

iii)   El nivel cuantitativo ilustra la información mensurable o cuantitativa, “Esto es doble de”, “Esto es exactamente lo que medimos aquí,” etc.

9.5  Variables del gráfico

Hay ocho variables (dimensiones que pueden ser manipuladas), que están a disposición del cartógrafo, a fín de diferenciar aspectos del gráfico: las dos dimensiones del plano, más variaciones en tamaño,

valor, textura, color, orientación y forma. Estas variaciones se emplean para crear marcas visibles, signos o símbolos sobre gráficos y mapas. Un digujo efectivo utilizará más de una de estas variables; varias, si no todas, serán incorporadas en productos complejos. Esta comprobado que las variaciones cuantitativas, empleadas en solitario, son generalmente las más efectivas. Las variaciones usadas comunmente en orientación y forma, frecuentemente con color, son menos eficientes para comunicar información. Para enfatizar un mensaje, puede ser empleada la “redundancia gráfica”, utilizando simultaneamente dos variables gráficas. Por ejemplo, en las señales de tráfico, la luz vital de parada es mayor en tamaño, además de diferenciarse por el color. A continuación se expone una explicación más detallada de las ocho variables:

9.5.1  Las dos dimensiones del plano

Esto se refiere a las dimensiones x e y a lo largo de una hoja de papel, con la información dibujada frente a uno o a ambos de estos ejes. Este es el gráfico común y sus muchas variaciones tales como las matrices.

9.5.2  Tamaño

Cualquier símbolo o gráfico del mapa puede ser diseñado en varios tamaños utilizando la longitud, el área o medidas de volúmen. Estos diversos tamaños pueden ser jerarquizados u ordenados. Un acuerdo convencional cartográfico indica que los símbolos mayores representan los rasgos más grandes o más importantes, prescidiendo de que el símbolo sea un simple punto, una línea o un símbolo complejo. Muchos productos temáticos aplican una escala a los tamaños de los símbolos para expresar una detallada información cuantitativa.

9.5.3  Valor

El valor, también conocido como “luminosidad”, se refiere a la variación en intensidad de la luz tal y como es apreciada por el ojo. En dibujos en blanco y negro, este oscila del blanco al negro con sombras de gris (Figura 9.3). Al ser esta una medida de la cantidad de luz reflejada por una superficie, la noción del valor se aplica igualmente a gráficos coloreados y a mapas. Los colores, o tintes, amarillo y amarillo verdoso reflejan más luz que el rojo, marrón o púrpura y, de esta forma, se aprecian como de un valor más ligero. Esta variación y su control son importantes en la mayoría de las aplicaciones gráficas.

9.5.4  Textura

Este efecto también se llama grano (Figura 9.4). Está intimamente relacionado con el valor, y es una reflexión del tamaño de símbolos repetidos. Cuando una trama es ampliada fotográficamente, o reducido el valor (relación entre los elementos blancos a oscuros), aquella permanece invariable, pero la textura es afectada. Modificando la cantidad de tinta en el entramado, o cambiando la frecuencia de los elementos, también cambiará el valor, un efecto útil en muchos gráficos.

9.5.5  Color

El color, más exactamente denominado tinte, ha sido tradicionalmente muy utilizado como herramienta gráfica (ver Sección 10). El color, o tinte, se refiere a la longitud de onda dominante de la luz reflejada por el gráfico o la superficie del mapa. Los símbolos producidos en colores muy intensos son raramente tan obvio sobre el mapa o gráfico como podía haberse predecido de las muestras de color utilizadas para su selección. De nuevo es el control del contraste el que es vital; cada color debe ser visible en relación con el fondo real sobre el que aparecerá. Muchos colores oscuros son virtualmente indistinguibles unos de otros, particularmente cuando se resaltan sobre un fondo duro. El color es un instrumento muy útil, pero hay que prestar atención a su aplicación. Si los tonos dominantes o las tonalidades claras se reservan para amplias áreas, las pequeñas áreas de colores contínuos se volverán altamente visibles, si se superponen o se sitúan adyacentes tintes claros.

9.5.6  Orientación

El ángulo de cualquier símbolo distintivo (excepto tramas de puntos o líneas finas) pueden ser rotado, y darle a ese ángulo un significado o un cambio de sentido. Este puede ser un elemento útil de diseño, particularmente cuando se combina con otra variable gráfica. Empleado repetidamente en solitario, también puede producir gráficos que son visualmente molestos y extremadamente difíciles de comprender. Las amplias áreas de líneas finamente trazadas y tramas similares, no se ven generalmente como símbolos alineados sino como un tono. El mismo símbolo con diversos ángulos crea el mismo tono y de aquí la confusión visual. De nuevo es el contraste el es el efecto dominante deseado. Por las mismas razones visuales, las tramas de líneas regulares no deben trazarse a través de un símbolo lineal porque la frontera desaparecerá.

9.5.7  Forma

Idealmente, la forma de un símbolo debería representar claramente los rasgos que están siendo mostrados. Esto raramente es posible debido a tantos mapas y gráficos que están producidos a pequeñas escalas donde el tamaño verdadero del objeto estaría cercano al de un pequeño punto. Por ello, muchos símbolos tienen que ser exagerados en tamaño y simplificados en diseño con el fin de ser visibles.

El error más común es dibujar un gran número de pequeños símbolos, cercanos a puntos en tamaño, que varían solamente en la forma. Frente a la mayoría de los fondos, estas pequeñas variaciones no son aparentes a muchos usuarios. Por ello, la forma debe ser combinada con otro elemento, frecuentemente un cambio en tamaño.

9.6  Reducción a escala de los datos de gráficos o mapas

Los datos de gráficos o mapas pueden ser puestos a escala en cuatro niveles de medida. En orden de precisión estos son los siguientes:

Figura 9.3   Variación en “luminosidad”.(Según International Cartographic Association, 1984)

Figura 9.3

Figura 9.4   Variación en grano a textura. (Según International Cartograhic Association, 1984)

Figura 9.4

 i)   Escala nominal: una división de los datos basada en consideraciones cuantitativas, por ejemplo, un muelle, un faro.

ii)   Escala ordinal: una diferenciación de los datos dentro de una clase sobre la base del rango pero sin ningún valor numérico una diferenciación de los datos dentro de una categoría sobre la base del rango pero sin ningún valor numérico, por ejemplo puertos grandes y pequeños.

iii)   Escala de intervalos: una jerarquización de los datos en unidades normalizadas exactas con diferencias entre las clases expresadas en múltiplos de dicha unidad. El orígen es arbitrario como en la escala centígrada, donde 20 C° no es el doble de caliente que 10°C, simplemente 10 °C más caliente.

iv)   Escala fraccionaria: al igual que la escala de intervalos, las clases están exactamente definidas pero, como contraste, el orígen es absoluto; por ejemplo peso, distancia.

9.7  Clasificación de símbolos

Con el fin de simplificar su diseño o selección, los símbolos pueden subdividirse en tres clases diferentes: punto, línea y área. Las variaciones de estas clasificaciones son posibles por sutiles incrementos de los factores previamente descritos en variables gráficas (ver Sección 9.5).

 i)   Los símbolos de puntos son signos individuales tales como puntos, triángulos, pequeñas cruces, etc., que se usan para representar datos posicionales tales como ciudades, arrecifes, ubicación de muestras, sondas.

ii)   Los símbolos lineales son variaciones del tema de una línea única que representa una amplia variedad de datos. La información puede ser tanto lineal o no lineal. Comunmente, las vías de comunicación (carreteras, ferrocarriles), fronteras, ríos, etc. se dibujan de esta forma, además de las líneas de flujo, isolíneas, profundidades y muchas formas de datos volumétricos.

iii)   Los símbolos de superficie indican que un área tiene una característica común, que es generalmente mostrada mediante el empleo de un tono, color o trama a través del área designada.

9.8  Gráficos estadísticos

Los gráficos estadísticos pueden subdividirse en dos categorías (Figura 9.5):

 i)   gráficos mostrando relaciones entre cantidades.

ii)   gráficos indicando la porción del total formado por diversos componentes.

Figura 9.5

Figura 9.5   Ténicas gráficas para representar información estadística. (Según G.C. Dickinson, 1973)

9.8.1  Gráficos que muestran relaciones entre cantidades

 i)   Polígono de frecuencias (Figura 9.6): La variable independiente se dibuja normalmente sobre la escala horizontal, y la variable dependiente sobre la escala vertical.

ii)   Histograma (Figura 9.7): El histograma es similar al polígono de frecuencias, pero dirige la atención a las cantidades reales, mientras que el polígono de frecuencias dá más énfasis al aumento o disminución de los valores. Frecuentemente, los histogramas se “presentan de lado” con barras horizontales; esto proporciona más espacio para nombres, valores, etc.

iii)   Gráfico circular (Carta polar, Gráfico de reloj) (Figura 9.8): El gráfico circular puede ser utilizado para indicar una serie de valores relacionados con un estado recurrente de sucesos, una continuidad.

iv)   Gráfico logarítmico (Figura 9.9): Este gráfico es empleado para indicar una tasa de crecimiento más que la cantidad de incremento. Mostrará tasas de cambio iguales mediante líneas de igual pendiente, cualquiera que sea la base numérica de dicho cambio.

v)   Gráfico disperso (Diagrama de dispersión) (Figura 9.10). El gráfico de dispersión se usa para investigar la relación que existe entre dos variables que aparecen sobre una amplia área. La relación puede expresarse matematicamente por medio de análisis de regresión, con una línea recta o curva dibujada a través de los puntos sobre el gráfico.

9.8.2  Gráficos que muestran las proporciones formadas por las partes que los componen

Varios de estos gráficos son modificaciones de aquellos ya descritos:

 i)   Gráfico de barras apiladas (Figura 9.11): Este se utiliza para subdividir el área debajo la línea, o contenida dentro de la barra, en cierto número de componentes, si la línea vertical comienza en cero.

ii)   Gráfico de circulo dividido o de torta (Figura 9.11): Este es el diagrama estadístico más común. La cantidad total está representada por un círculo que se divide en segmentos proporcionales al tamaño de los componentes. Se pueden hacer comparaciones entre variaciones de estos componentes, en dos o más ejemplos, si si se dibuja un círculo, subdividido de esta forma, para cada una de las cantidades totales.

iii)   Rectángulo dividido (Figura 9.13): El rectángulo, cuya área puede ser proporcional al cantidad total, se emplea de una manera similar al círculo y puede ser subdividido en capas, representantes de los componentes.

Figura 9.6   Polígono de frecuencias mostrando los desembarcos de arenque de 1948 – 78 en dos distritos estadísticos. (Según S.N. Messieh et al., 1981)

Figura 9.6

Figura 9.7   Histograma de frecuencias mostrando las capturas por unidad de esfuerzo potencial por área estadística utilizando artes de enmalle. (Según D.G. Reddin and P.B. Short, 1981)

Figura 9.7

Figura 9.8   Gráficos circulares mostrando las características mensuales del viento. (Según MARTEC Limited, 1982)

Figura 9.8

Figura 9.9   Un polígono de frecuencias normal (a); y su equivalente logarítmico (b). (Según G.C. Dickinson, 1973)

Figura 9.9

Figura 9.10  Gráfico de dispersión mostrando la relación entre el tamanño de las clases de edad de bacalao observadas y estimadas. (Según P.F. Lett, 1980)

Figura 9.10

Figura 9.11   Histograma compuesto mostrando el valor de las exportaciones de productos marinos canadienses d1955 -72. (Según Canada, Department of the Environment, 1974)

Figura 9.11

Figura 9.12   Círculo dividido mostrando el porcentaje de la captura total (peso) por grupo principal.

Figura 9.12

iv)  Gráfico triangular (Figura 9.14): Este gráfico puede mostrar tres variables: tanto en su interpretación como en su uso tiene fuertes afinidades con el gráfico de dispersión. El gráfico consiste en un triángulo equilátero con lados de 100 unidades de longitud, portando cada uno una escala de 0° a 100.

9.9  Mapas estadísticos

El elemento importante de la posición en los mapas estadísticos, fuerza al cartógrafo a trabajar dentro de unos límites más ajustados que con los gráficos estadísticos. El espacio disponible para exponer alguna información detallada depende, no solo del tamaño general de todo el mapa, sino también del área del mapa dentro de la cual se pueda ubicar la información y todavía ser asociada con el área geográfica o rasgo apropiado. La información estadística puede ser mostrada por técnicas no cuantitativas o cuantitativas (Figura 9.5):

9.9.1  Mapas estadísticos no cuantitativos

Estos mapas indican los lugares o zonas donde suceden los rasgos de interés, sin necesidad de diferenciar de acuerdo con el tamaño o la importancia (Figura 9.15). Su mérito yace en su habilidad para resumir una situación.

9.9.2  Mapas estadísticos cuantitativos

Hay tres tipos principales de técnicas estadísticas que se usan para mostrar distribuciones cuantativas de acuerdo con su tamaño o importancia una serie de puntos, areas conocidas y una serie de líneas.

9.9.2.1  Magnitudes distribuidas en una serie de puntos:

Las técnicas siguientes se utilizan para mostrar cantidades distribuidas en series de puntos:

 i)   Símbolos repetidos (Figura 9.16): Los símbolos pueden ser de geométricos, gráficos o de naturaleza descriptiva. Lo atractivo de este método cuantitativo es su simplicidad; las cantidades pueden ser facilmente deducidas contando los símbolos y, si el símbolo empleado es de naturaleza representativa, el instrumento gráfico hace su mensaje facilmente comprensible.

ii)   Barras proporcionales (Figura 9.17): Las barras son fáciles de dibujar, flexibles de ordenar en áreas congestionadas y, debido a su simple forma lineal, fáciles de estimar visualmente.

iii)   Circulos proporcionales (Figura 9.18): El área del círculo es proporcional al cantidad representada. Desde que el área de la figura es proporcional al cuadrado del radio, un símbolo expresando 100 veces la cantidad de otro, es solamente 10 veces más largo; en consecuencia, se pueden representar una gran gama de valores si se eligen cuidadosamente escalones visuales distintivos en tamaño.

Figura 9.13   Rectángulo dividido mostrando el porcentaje de la captura total (peso) por grupo principal y composición de especies dentro de cada grupo principal.

Figura 9.13

Figura 9.14   Gráfico triangular mostrando la nomenclatura de los tipos de sedimentos.(Según F.P. Shepart, 1954)

Figura 9.14

Figura 9.15   Mapa estadístico no cuantitativo.(Según Maritime Resource Management Service Inc., 1986)

Figura 9.15

Figura 9.16   Cantidades distribuidas en una serie de puntos utilizando símbolos repetidos. (Según Canada, Department of Fisheries and Oceans, 1981)

Figura 9.16

Figura 9.17   Cantidades distribuidas en una serie de puntos utilizando barras proporcionales (datos simulados).

Figura 9.17

Figura 9.18   Candidades distribuidas en una serie de puntos utilizando circulos proporcionales (datos simulados).

Figura 9.18

iv)   Esferas y cubos proporcionales (Figura 9.19): Mediante la adición de una tercera dimensión, el rango de valores que puede ser considerado se incrementa tremendamente. El valor de estos símbolos es proporcional al cubo de su radio o longitud del lado; un símbolo 10 veces más grande que otro, representará un valor 1.000 veces mayor. (Nota: La información contenida en estos gráficos es extremadamente difícil de visualizar y creará problemas de interpretación para muchos usuarios).

v)   Un rango de símbolos graduados (Figura 9.20): Cada símbolo representa a un grupo especifico de valores, aumentando los símbolos en tamaño a medida que las cantidades que representan aumentan. Son preferibles a círculos proporcionales para la mayoría de usos.

9.9.2.2  Magnitudes contenidas en áereas determinadas:

Este método de mostrar una distribución cuantitativa es más común que cualquier otro tipo. Las estadísticas indican simplemente que dentro de una línea limítrofe se encuentran un cierto número de rasgos, auque la organización de los mismos no esté indicada. Para mostrar cantidades contenidas dentro de áreas determinadas, se emplean las técnicas siguientes:

i)  Mapas de puntos (Figura 9.21): Aunque simple en principio, esta técnica plantea cuestiones de diseño que necesitan ser contestadas antes de iniciar el mapa:
 
a)  ¿Cuanto o cuantos debe representar cada punto?
b)¿De que tamaño debe dibujarse vada categoría de puntos?
c)¿Deben solaparse los puntos, unirse o, de otra forma, estar separarados en áreas densas?
 
ii)  Mapas de matices (Mapa de coropletas) (Figura 9.22): El método de sombras presupone una distribución uniforme de la cantidad a través del área dada, lo que generalmente no está justificado. Cada matiz representará una diferente densidad por unidad de superficie. Si se dispone de colores, es recomendable limitar el número a dos o tres y contruir la variedad mediante el uso de tonos de cada color.
 
iii)  Mapas de matices proporcionales (Figura 9.23): Esta técnica, no solamente ubica un valor dentro del rango, sino que efectivamente lo representa en su “escala verdadera”. Auque estos mapas pueden ser contruidos con una exactitud estadística absoluta, son generalmente ineficientes en comunicar su información. Ellos sufren frecuentemente del defecto común perturbador de la “vibración visual”, causado por las bandas blancas y negras alternantes.
 
iv)  Mapas de isolíneas (Figura 9.24): Al igual que las técnicas de matices, las densidades medias se muestran para cada unidad, pero este valor esta considerado como típico de, más que limitado excatamente a, las áreas en consideración. De esta forma ello evita el efecto “irreal” que las líneas limítrofes producen en los mapas de matices.

Figura 9.19   Cantidades distribuidas en una serie de puntos utilizando cubos proporcionales (datos simulados).

Figura 9.19

Figura 9.20   Cantidades distribuidas en una serie de puntos utilizando símbolos graduados. (Según Nova Scotia Department of Development, 1973)

Figura 9.20

Figura 9.21  Cantidades distribuidas en una serie de puntos utilizando símbolos graduados. (Según Nova Scotia Department of Development, 1973)

Figura 9.21

Figura 9.22  Mapas de puntos mostrando las fronteras de las unidades de área, y la distribución geográfica y la magnitud relativa de los desembarcos de vieiras. (Según G.S. Jamieson et al., 1981)

Figura 9.22

Figura 9.23   Mapa sombreado proporcional. (Según G.C. Dickinson, 1973)

Figura 9.23

Figura 9.24   Mapa de isolíneas mostrando la abundancia de larvas de arenque (número en un área de 10 m²) en Miramichi Bay, New Brunswick, Canadá. (Según S.N. Messieh et al., 1981)

Figura 9.24

Figura 9.25   Gráficos estadísticos repetidos mostrando los desembarcos de langosta desde 1947 a 1977 en condados seleccionados de Nueva Escocia, isla de Prince Edward y New Brunswick, expresados como porcentajes de la media de desembarcos durante ese periodo. (Según Canada, Department of Fisheries and Oceans, 1981)

Figura 9.25

v)   Gráficos estadísticos repetitivos (Figura 9.25): Los gráficos estadísticos, descritos previamente en la Sección 9.8, se usan para illustrar las variaciónes de diversos factores a los largo de un área.

9.9.2.3  Magnitudes distribuidas a lo largo de líneas

La técnica para mostrar valores distribuidos a lo largo de líneas se usa comunmente en relación con flujos de tráfico a lo largo de rutas de diversas clases, por ejemplo, la anchura de la línea es proporcional a la cantidad de tráfico que pasa por la ruta (Figura 9.26). Igualmente puede aplicarse a temas tales como rutas migratorias, flujos de corriente, transporte de sedimentos, etc.

Figura 9.26   Cantidades distribuidas a lo largo de líneas mostrando las exportaciones internacionales de productos marinos de Nueva Escocia, Canadá. (Según Maritime Resource Management Service Inc., 1982)

Figura 9.26


Página precedente Inicío de página Página siguiente