Página precedente Indice Página siguiente


ITALIA

Introducción

Italia presenta un cuadro muy positivo en lo que respecta a la producción de frutas y verduras orgánicas, ya que cuenta con la ventaja de condiciones climáticas y agronómicas favorables y de la cercanía geográfica a los grandes mercados. El crecimiento de la agricultura orgánica en Italia es rápido y el mercado orgánico interno está comenzando a despegar. La ayuda financiera relativamente elevada destinada a los productores orgánicos ha jugado un papel importante en el rápido desarrollo de la producción.

Desafortunadamente, hasta ahora han habido impedimentos burocráticos que hacen muy difícil que los importadores puedan introducir frutas y verduras orgánicas directamente en Italia. Por lo tanto, la mayor parte del comercio de importación es triangular. Como el consumidor italiano no está aferrado solamente a la producción orgánica local, se ven oportunidades en este mercado de rápido crecimiento pero todavía pequeño. La certificación del Artículo 11 facilitaría mucho la tarea de los exportadores.

1. Agricultura orgánica en Italia

Desde 1998, Italia es el país de Europa que tiene la mayor superficie cultivada orgánicamente así como el número mayor de granjas orgánicas. El sector orgánico italiano ha mostrado una de las tasas medias anuales de crecimiento mayores en Europa en los últimos años: la superficie agrícola utilizada (SAU) para la agricultura orgánica certificada y en transición ha aumentado de alrededor de 5 000 hectáreas en 1985 a unas 960 000 hectáreas en 1999, casi 200 veces. Un ritmo semejante se observa en el número de las granjas orgánicas, que pasaron de 600 a más de 49 000 en el mismo período. Los datos correspondientes al año 2000 arrojan una superficie orgánica de 1 040 377 hectáreas.

Figura 1. El desarrollo de la agricultura orgánica en Italia

Fuente: Estimaciones de diversos autores correspondientes a 1985-1992; 1993-1999 GRAB-IT & FIAO.
El crecimiento del número de las granjas orgánicas y de la superficie de tierras orgánicas fue relativamente lento y constante en los primeros años, pero desde 1992 el crecimiento anual ha aumentado significativamente, con alguna disminución registrada en los últimos dos años. El crecimiento cada vez mayor parece relacionado con la aplicación del Reg. 2092/91 de la CE sobre certificación, que empezó en 1992 y se ultimó en 1995, así como del Reg. 2078/92 de la CE sobre la ayuda a la agricultura inocua para el medio ambiente - incluida la agricultura orgánica - que se aplicó entre 1993 y 1996 en las diferentes regiones de Italia. Aunque no toda la tierra certificada ha recibido ayuda conforme al Reg. 2078/92 de la CE, el apoyo dado a los agricultores orgánicos es una de las causas principales de la magnitud del sector orgánico de Italia. Recién hace poco se ha desarrollado un mercado interno para alimentos orgánicos, de manera que el crecimiento del número de los agricultores orgánicos italianos parece que se basa en parte en la ayuda financiera y en parte en las exportaciones. Cada una de las regiones de Italia se ha desarrollado de manera muy diferente: últimamente se ha producido un crecimiento importante en las regiones meridionales y en las islas, que en total representan alrededor del 70 por ciento del total de la SAU orgánica de Italia (INEA, 1999).

No se dispone de una información oficial detallada sobre la superficie y la producción de productos hortícolas orgánicos en Italia. El Ministerio de Agricultura proporciona datos, no desglosados por cultivos sino solamente por tipo de granja. En 1999, las propiedades hortícolas[4] representaban el 6,7 por ciento del total de la SAU orgánica.

En general, la horticultura orgánica no cuenta con el mismo respaldo normativo que la producción de cereales y forrajes. Pese a las pérdidas de ingresos debidas a la conversión a la agricultura orgánica, en general la horticultura no recibe pagos mayores que otras tierras. Por otro lado, los huertos de frutas orgánicas reciben por lo general subvenciones mayores que otros cultivos, pero muchas veces no cubren todas las pérdidas de ingresos relacionadas con la producción de frutas orgánicas. Sin embargo, sólo una parte de la producción total va a parar a los canales del mercado orgánico y, por lo tanto, se paga con sobreprecio. Es posible que los precios al productor desciendan en el futuro si aumenta la oferta en el mercado.

Las principales frutas orgánicas producidas en Italia son los cítricos (principalmente limones y naranjas), las manzanas y los duraznos, mientras que las verduras principales son los tomates, las zanahorias, la lechuga, el coliflor, las cebollas y el hinojo, si bien tampoco existen datos sobre su producción efectiva.

Más del 50 por ciento de los productores de frutas están en Sicilia; otras de las regiones especializadas en la producción de frutas orgánicas son Campania y Friuli, aunque en estas regiones el sector orgánico es débil. En Emilia Romania - una región productora de frutas tradicionalmente fuerte - todavía no se ha desarrollado mucho la producción de frutas orgánicas, aunque últimamente está creciendo su importancia con la entrada en el mercado orgánico de dos grandes cooperativas, Conerpo y Apofruit. La distribución geográfica de la producción de verduras es semejante, dado que la mayor parte de los productores de verduras orgánicas están situados en las regiones meridionales de Sicilia y Apulia, que en conjunto totalizan más de la mitad de las tierras de los productores de verduras (Zanoli, 2000). Las tendencias de la producción de frutas y verduras orgánicas son positivas, aunque últimamente las ventas minoristas están creciendo a tasas superiores a las de la producción (más del 40 por ciento anual).

1.1 Ayuda en materia de políticas

El apoyo a la agricultura orgánica está contemplado en el marco de la CE (Reg. 2078/92 de la CE hasta 2000; y Reg. 1257/99 de la CE a partir de 2001). En 1998[5], la medida de la ayuda orgánica representó el 27,5 por ciento de los gastos totales agroambientales del Reg. 2078/92 de la CE: por 539 528 hectáreas se pagaron 175,2 millones de euros (aproximadamente 325 euros por hectárea, por término medio).

Cabe señalar, sin embargo, que en la mayoría de los casos las subvenciones orgánicas desempeñaron la función de ayuda directa a los ingresos en regiones y zonas marginales, e impulsan la oferta de productos orgánicos vendidos como tales en el mercado. Esto explica también la desigual distribución de la agricultura orgánica en Italia y su concentración en las zonas marginales.

En general, las motivaciones que fundamentan los distintos niveles de adopción de la agricultura orgánica en las regiones pueden resumirse como sigue (INEA, 1999):

Últimamente el Gobierno italiano ha establecido un impuesto a los plaguicidas, cuya recaudación debería en parte dedicarse a la promoción del mercado (y específicamente la demanda interna) de productos orgánicos. Sin embargo, actualmente no existe ningún tipo de ayuda al mercado orgánico.

2. El mercado italiano de frutas y verduras orgánicas

2.1 Dimensión del mercado

No existen datos oficiales sobre el mercado de productos orgánicos en Italia, y la mayoría de las estimaciones existentes se basan en trabajos anteriores de los autores. Por lo tanto, no existen datos oficiales sobre las cantidades y los valores de las frutas y verduras orgánicas producidas, exportadas e importadas.

Los autores estiman el total de las ventas minoristas de alimentos orgánicos en Italia en 2 038 millones de liras (menos de 1,1 millones de euros) en 2000. Italia exporta principalmente materias primas (de las cuales las frutas y verduras representan alrededor del 50 por ciento) e importa principalmente alimentos orgánicos elaborados.

Se estima que en 2000 las frutas y verduras representaron el 27 por ciento del total de las ventas minoristas (véase el cuadro 1), aproximadamente 550 mil millones de liras. Se estima que el volumen de la producción interna de frutas y verduras es de 474 000 y 44 000 toneladas, respectivamente. Sólo una parte se destina al mercado orgánico; alrededor del 30 por ciento se vende todavía en el mercado convencional por diversas razones[6]. La mayor parte la comercializan operadores del mercado primario tales como BRIO (con un volumen de ventas de orgánicos de 31 mil millones de liras), ECOR (30 mil millones de liras), APOFRUIT (30 mil millones de liras), CONERPO (13 mil millones de liras), y MUSTIOLA (30 mil millones de liras), que también son agentes de importación/exportación. APOFRUIT y CONERPO comercializan también con productos convencionales; todos los demás se especializan en la agricultura orgánica. Los cítricos representan el 63 por ciento de la producción italiana de frutas, con más de 150 000 toneladas de naranjas y alrededor de 100 000 toneladas de limones.

Cuadro 1: Ventas minoristas de alimentos en Italia en 2000, por categoría

Categorías

Porcentaje (por ciento)

Valor Orgánico

Convencional

Orgánico

(Millones de liras)

Pan y cereales

16.3

39.5

804 966

Carne

23.2

2.0

40 758

Pescado

6.6

0.0

-

Productos lácteos y huevos

13.6

16.9

344 403

Frutas

6.4

19.0

387 199

Verduras

10.9

8.0


Aceites y grasas

5.2

4.0

81 516

Bebidas alcohólicas

4.9

0.5

10 189

Bebicas no-alcohólicas, incluidos los

4.8

3.0

61 137

zumos




Otras

8.2

7.1

144 690

TOTAL

100.0

100.0

2 037 888

Fuente: ISTAT & Estimaciones de los autores.
Un porcentaje de frutas y verduras orgánicas se exporta a otros países de la CE (principalmente Europa septentrional) y Suiza: el 50 por ciento de las verduras producidas y el 60 por ciento de las frutas. Michelsen y otros (1999) señalaron un porcentaje mayor para las frutas en 1997 (70-80 por ciento), pero desde entonces ha aumentado la demanda interna. En todo caso, los valores altos de las exportaciones de frutas se deben principalmente a las exportaciones de cítricos.

Las importaciones de frutas y verduras orgánicas se estiman en alrededor de 17 000 toneladas, de las cuales los bananos representan un 55 por ciento. El valor total de las importaciones es de aproximadamente 35 mil millones de liras a precios mayoristas.

2.2 Sistemas de distribución

Hasta 1993, las frutas y verduras orgánicas se vendían en Italia sólo en negocios orgánicos especializados (alrededor de 750, incluidas las herboristerías), a través de ventas directas en la granja, y en mercados orgánicos al aire libre. Pocos supermercados vendían alimentos orgánicos de fácil preparación, como pastas alimenticias integrales, salsa de tomates, etc.

En 1993, Brio (en ese entonces una sociedad de responsabilidad limitada perteneciente a cinco cooperativas orgánicas, y actualmente una empresa que tiene un volumen de ventas de alrededor de 31 mil millones de liras y un capital social de mil millones de liras en 2000) comenzó a vender frutas y verduras en un supermercado Coop cerca de Treviso, en la región nordoriental del Véneto. Con resultados positivos: después de algunos meses, las frutas y verduras orgánicas absorbieron el 10 por ciento del volumen de las ventas de frutas y verduras y alrededor del 1 por ciento del volumen total de ventas.

Coop (que es la mayor cadena de supermercados de Italia) amplió su línea orgánica (al principio “Coop naturali e biologici”, ahora “Coop Agricoltura Biologica”) a otros puntos de venta situados en el norte de Italia, seguida de sus principales competidores.

En 1996, había 130 supermercados (e hipermercados) con secciones dedicadas a productos orgánicos; en 1999 había 624. Actualmente hay alrededor de 1 400 (sobre un total de 6 200), la mayoría de los cuales con etiquetas privadas.

El mayor porcentaje de supermercados que venden frutas y verduras orgánicas se encuentra en el norte de Italia, que es la zona más rica del país (Tuttobio, 2001): el 71 por ciento, que equivale a un total de 1 005 puntos de venta (491 en 1999). En el centro de Italia hay 315 establecimientos (113 en 1999); en el sur, 67 (16 en 1999) y 52 en las islas (Sicilia y Cerdeña: ninguno en 1999).

Las cadenas más importantes son las siguientes: Auchan/SMA, A & O, cadena francesa; Billa, Colmark, Conad, Coop, Crai, Despar, Esselunga, austríacas; y GS, Il Gigante, Iper, Pam de propiedad francesa (Carrefour). No todas venden frutas y verduras orgánicas en toda su red de distribución.

Las políticas comerciales de las cadenas de supermercados varían de una a otra. Coop, Esselunga y Conad están invirtiendo en publicidad, comercialización y promoción; otras parecen haber elegido la política del “producto plagio”.

Los actores más importantes son Coop (que anunció su decisión de ir eliminando gradualmente de su gama de productos las frutas y verduras convencionales, eligiendo los orgánicos como línea de productos con sobreprecio y los de poco impacto como línea de alto consumo, y Esselunga, cuya gama orgánica incluye alrededor de 300 artículos (de fácil preparación, lácteos, frutas y verduras) y que llevó a cabo una importante campaña publicitaria.

En 2000, el número de los supermercados que disponían de un espacio para las frutas y verduras orgánicas rebasaba el número de los negocios especializados (menos de 1 000 en toda Italia, especialmente en el norte y el centro). Sin embargo, como en los supermercados la gama de productos orgánicos no supera los 300 artículos, queda confirmada la importancia de los negocios orgánicos especializados (con una combinación de 1 000 a 2 500 artículos), aunque han perdido su primacía en los sistemas de distribución. De hecho, los negocios especializados en productos orgánicos muestran una tendencia positiva tanto en las ventas como en nuevas aperturas: mientras los negocios convencionales están cerrando (en 1993, había 263 686 negocios de alimentos en Italia; en 2000, 141 000) y las ventas minoristas se concentran en los supermercados e hipermercados, los negocios orgánicos están aumentando en número y en dimensión. Además, en los últimos años se han inaugurado cadenas de concesionarios (Naturasì[7], Bottega y Natura) que ahora tienen alrededor de 40 puntos de venta ubicados principalmente en el centro y norte de Italia. Las figuras 2 y 3 muestran los principales sistemas de distribución de alimentos orgánicos en Italia así como de productos orgánicos. Actualmente, los supermercados no compran sus frutas y verduras directamente al productor, sino que se dirigen a mayoristas especializados o a consorcios de productores: que pueden ser objetivos válidos ambos para las empresas extracomunitarias que quieren ingresar en el mercado italiano.

Figura 2. Sistemas de distribución para los productos orgánicos en Italia (fuente: estimaciones de los autores)

Figura 3:Sistemas de distribución de las frutas y verduras orgánicas en Italia (estimaciones de los autores)

2.3 Consumo y demanda interna

El consumo orgánico representa un poco menos del 1 por ciento de los gastos familiares en alimentos.

Una encuesta no publicada, realizada últimamente por ISMEA-Nielsen CRA[8] utilizando su grupo telemático de 3 500 familias y haciendo preguntas específicas, ha dado un cuadro más realista de la dimensión del mercado. El 29 por ciento de los consumidores declaró que compraba uno o más productos orgánicos menos de una vez por semana, mientras que el 5,6 por ciento declaró que compraba 3 de las cinco categorías de productos de fácil preparación (cereales, frutas, verduras, leche y productos lácteos, carne) al menos una vez por semana. De éstos, sólo algunos están informados correctamente sobre la definición de productos orgánicos. Esto arroja un porcentaje del 1,3 por ciento de consumidores habituales de productos orgánicos que se declaran bien informados.

En efecto, uno de los principales obstáculos que impiden el aumento de la demanda de productos orgánicos en Italia es la falta de información y la confusión que existe entre los consumidores. En la encuesta mencionada, que utilizó una escala de siete artículos para clasificar el nivel de información de los consumidores, sólo el 15 por ciento de los encuestados está clasificados como “muy informado”; el 54 por ciento tiene un nivel muy bajo de información y confunde los productos orgánicos con los productos “naturales”, de “bajos insumos” o incluso con los productos “integrales” y “macrobióticos”. Entre estos, casi el 15 por ciento considera que los productos orgánicos se producen solamente en Italia, y el resto simplemente ignora si los productos importados podrían ser etiquetados como “orgánicos”.

2.4 Precios

El precio minorista medio de las frutas y verduras orgánicas es un 50 a 200 por ciento más alto que el convencional. En general, los consumidores pagan un sobreprecio más alto para las verduras que para las frutas (especialmente zanahorias, cebollas, ajos y papas); no obstante, algunas frutas importadas, como los bananos, se venden a precios que son de 100 a 200 por ciento más altos que los de las frutas no orgánicas.

Los precios son ligeramente más altos en los negocios especializados que en los hiper/supermercados, pero no necesariamente es siempre así y en algunos casos la calidad difiere.[9]

Los precios dependen mucho de factores estacionales - lo cual vale también para los productos convencionales - aunque la mayoría de los negocios especializados tiende a evitar la acumulación de productos fuera de temporada, tanto por razones comerciales como ecológicas.[10]

Los precios mayoristas se registran semanalmente en el sitio web de la E-BIO; y para la zona nordoccidental, en el sitio web de la Municipalidad de Turín. En el anexo V pueden encontrarse las direcciones web. En el cuadro 2 figura un muestreo de los precios mayoristas.

Cuadro 2: Precios mayoristas de las frutas y verduras orgánicas en Italia - 2000

Productos, cultivares, calibre

Promedio de octubre a diciembre*

Orgánico

Convencional

Sobreprecio (%)

Naranja (cv. Tarocco)

1 800

950

89

Limón

1 800

1 050

71

Manzana (cv. Golden) 75-80

1 700

990

72

Pera (cv. William) 22-24

3 000

1 900

58

Zanahoria, lavada

2 000

800

150

Cebolla (golden)

1 600

650

146

Lechuga (cv. Romana)

2 500

1 450

72

Papa (almidón blanco)

1 450

700

107

Tomate

3 400

1 800

89

* todos los precios en Lira/kilo
Fuente: E-BIO & ISMEA.
2.5 Desarrollo del mercado

En los últimos dos años, la demanda interna ha crecido a tasas muy elevadas. Las frutas y verduras son el sector de la demanda orgánica de mayor crecimiento, lo que se relaciona con la decreciente demanda de carne y productos lácteos, tras los recientes problemas provocados por la EEB. Se debe recuperar la confianza de los consumidores y se prevé un incremento del vegetarianismo y del consumo de frutas y verduras que, incluso, son sugeridos por las autoridades sanitarias. En su conjunto, esto ha influido positivamente en la demanda de productos orgánicos en los últimos meses. El Banco de datos (2000) registra un incremento del 200 por ciento en las ventas minoristas de frutas y verduras en los hiper/supermercados entre 1997 y 1999, y de un 133 por ciento en 1998/99. Estas tasas son incluso más elevadas en el año 2000, según los mayoristas entrevistados. A nivel mundial, según las estimaciones de los autores, las ventas minoristas de frutas y verduras han crecido a una tasa del 80-90 por ciento anual en 1998-2000, como se refleja también en el crecimiento de las ventas orgánicas totales de las principales empresas mayoristas, cuyos balances pueden verse fácilmente en http://www.cerved.it También están creciendo los negocios especializados de productos orgánicos, pero no tan rápidamente. En el futuro, se prevé una expansión de las cadenas minoristas especializadas, como Naturasì y Bottega e Natura, así como una entrada más decidida de otros importantes minoristas modernos, como Auchan y Carrefour.

La mayor parte de las amenazas que atentan contra el crecimiento de la demanda proviene del lado de la información de los consumidores, que como ya se ha mencionado constituye una de las principales limitaciones para el aumento de la cuota de mercado de los productos orgánicos. El Gobierno lanzará dentro de poco una campaña promocional e informativa, con objeto de incrementar la demanda interna de alimentos orgánicos. De ser eficaz, es probable que un porcentaje mayor de consumidores (los más escépticos, no informados o dudosos de la real inocuidad de los alimentos orgánicos) frecuente más el mercado. Es posible que para 2010 se alcance una cuota de mercado de 5 por ciento (alrededor de 10 mil millones de liras a los precios constantes de 2000).

3. Importaciones

3.1 Reglamento para las importaciones

Italia sigue el reglamento básico de la CE sobre productos alimentarios orgánicos (Reglamento No. 2092/91 de la CE). Sólo pueden importarse y comercializarse los productos orgánicos procedentes de países no pertenecientes a la CE si se producen (elaboran) y son certificados conforme a procedimientos equivalentes a los de la CE.

Con la Carta Circular n. 3 (16 de junio de 2000), el Ministerio de Políticas Agrarias (el organismo italiano competente) estableció nuevos procedimientos para el etiquetado de los alimentos importados como orgánicos. El importador debe enviar una solicitud para ser incluido en la “lista nacional de importadores de productos orgánicos” a la autoridad competente (el mismo Ministerio) y al organismo de inspección seleccionado (en Italia hay nueve organismos nacionales de inspección autorizados y supervisados por el Ministerio).

Si el país exportador no perteneciente a la CE está incluido en la lista (artículo 11), la importación puede comenzar inmediatamente, de lo contrario el importador tiene que presentar un formulario especial. Si el organismo de inspección está dentro de la CE, se deben presentar pruebas de que goza de autorización dentro de su país; si no está dentro de la CE, tiene que presentar un certificado en el que se declare que las normas de producción son equivalentes a las establecidas por el Artículo 6 del Reg. 2092/91 y cuál es la autoridad competente para establecer las normas y ejercer la vigilancia sobre la actividad del organismo. El organismo de inspección debe presentar un informe sobre la producción (o recolección de productos silvestres, o elaboración), la ubicación geográfica y los caminos de acceso, el tipo de actividades comerciales y a quiénes pertenecen. En el informe se deben incluir: mapas en los que se especifiquen las parcelas orgánicas, no orgánicas y no cultivadas; una descripción de los cultivos y de las técnicas de producción utilizadas (incluidos fertilizantes, productos de protección fitosanitaria); una lista de las instituciones y organismos públicos relacionados con el productor; la fecha de ingreso en el sistema de control; una declaración en la que conste que por lo menos durante tres años antes de la recolección se han utilizado sólo productos compuestos y sustancias indicados en los anexos I y II del Reg. 2092/91 de la CE; una declaración en la que conste que el cultivo de productos silvestres no es pernicioso para el medio ambiente ni para las especies.

Por último, se debe presentar una exposición pormenorizada de las instalaciones utilizadas para la elaboración, la manipulación y el almacenamiento. Una vez adquiridos todos estos documentos, el Ministerio examina si las normas de producción, recolección y elaboración, así como el sistema de inspección y certificación, cumplen con los requisitos del Reg. 2092/91 de la CE. El organismo de certificación seleccionado no puede ayudar al importador en los trámites ni puede revelar ninguna información sobre el procedimiento. Desde 1994 a 2000, se presentaron 118 solicitudes de importaciones orgánicas, pero se aprobaron sólo 59. Lo que ocurre es que el procedimiento relativo a las importaciones es muy burocrático, de manera que el Ministerio italiano ha acumulado un volumen de trabajo de seis meses y todavía le faltan otros tres para terminarlo. Además, la autorización es válida sólo por un año. Con objeto de evitar estos trámites burocráticos, la mayoría de los mayoristas italianos compra triangularmente: las empresas italianas no compran pasas de uva de Turquía ni bananos de Uganda, sino de Alemania, los Países Bajos y otros países en los que las autoridades competentes facilitan la labor de los importadores.

El auge del mercado orgánico italiano aumenta la necesidad de las importaciones, y algunas empresas han empezado programas de cooperación con países no pertenecientes a la CE; los operadores están presionando al Ministerio para que simplifique los procedimientos, pero hasta ahora sin resultados a la vista.

3.2 Estimaciones de las actuales importaciones totales por volumen y valor

Las importaciones directas son principalmente de bananos de Colombia. Fuera de este caso, las importaciones procedentes de los países productores se hacen por lo general en forma triangular con otros países europeos (principalmente los Países Bajos).[11] Las razones de esto son múltiples:

Las dificultades burocráticas que existen para obtener certificados de importación orgánica del Ministerio italiano de Políticas Agrarias: más de seis meses de demora y, en algunos casos, el rechazo de la solicitud, según refieren los operadores.

La mayoría de los organismos certificadores que han estado operando en Italia en los últimos años se han concentrado demasiado en el auge orgánico italiano y no han prestado una atención particular al comercio de importación de terceros países. Últimamente, sin embargo, hay signos de que algo está cambiando, y algunos certificadores han establecido empresas conjuntas, especialmente en los países mediterráneos (es decir Egipto), para certificar las importaciones de productos orgánicos.

La dimensión del mercado orgánico interno italiano es todavía relativamente pequeña, y la mayoría de los mayoristas prefieren soluciones triangulares porque ello permite importar cantidades más pequeñas (volúmenes de existencias más reducidos/mayor rotación de las existencias) y pueden organizarse en asociaciones con operadores que son frecuentemente compradores de exportaciones italianas (transacciones no monetarias).

Los autores realizaron una encuesta de los siete principales importadores/mayoristas de productos orgánicos en Italia, utilizando cuestionarios enviados por correo electrónico, seguidos de entrevistas telefónicas o personales. El objetivo era evaluar los niveles actuales de las importaciones de frutas y verduras orgánicas en Italia, así como percibir las futuras tendencias y perspectivas para el crecimiento del mercado en los próximos años. En base a esa encuesta, se estima que en Italia se han importado en el año 2000 poco menos de 17 000 toneladas pero, como ya se dijo, la mayor parte de esas importaciones no se han hecho directamente desde los países productores sino que han sido reexportadas a Italia por otros países de la CE.

Con respecto a las importaciones de frutas, los bananos ocupan el segundo lugar, seguidos de las manzanas y kiwis. En cantidades mucho menores están las fresas, las paltas, los mangos, las papayas, las piñas y otras frutas. Las nueces secas y las pasas sultana representan menos del 2 por ciento del volumen de las importaciones totales y alrededor del 30 por ciento de su valor.

Entre las verduras, las zanahorias y las cebollas representan más del 75 por ciento de las importaciones en cantidad, seguidas de las papas. En cantidades menores se importan coles, coliflor y berenjenas.

3.3 Importadores italianos de frutas y verduras orgánicas

Los principales importadores de frutas y verduras coinciden con los tres principales operadores del mercado primario (ECOR, BRIO y APOFRUIT), que también son importadores, salvo ADRIAFRUIT, que se especializa en bananos, y ORGANICSUR, que se especializa en importaciones procedentes de Colombia y Argentina. También las industrias transformadoras realizan algunas de las importaciones restantes. En el anexo figura una lista de los mayoristas y de las industrias transformadoras que también importan.

Excluidas las importaciones de Colombia (bananos) y Argentina (manzanas y peras, cebollas y cítricos fuera de estación), la mayor parte de los productos no se importan directamente desde los países productores sino en forma triangular a través de otros países de la CE.

El mayor importador italiano es ADRIAFRUIT, que comercializa en bananos y dirige la marca ‘Bio Adria’ para su línea orgánica. La empresa registra un aumento continuo y constante de la demanda de productos orgánicos. Importa un promedio de cinco contenedores por semana (1 000 cajones por contenedor, de un peso promedio de 18,14 kilos por cajón, que hace un total de 90,7 toneladas por semana); importa en forma triangular desde Ecuador y Perú a través de otros países de la CE (los grandes importadores de bananos convencionales). Mientras el precio de los bananos no orgánicos fluctúa entre 20 000 y 30 000 liras por cajón, el de los bananos orgánicos está fijado en 38 000 liras por cajón (con inclusión de derechos y tasas), con un sobreprecio de 43 a 82 por ciento. ADRIAFRUIT también importa de Argentina peras fuera de estación (43 toneladas al año) a través de otros importadores convencionales italianos y está interesada en comenzar la importación de piñas, mangos y tomates cereza.

Cuadro 3: Importaciones de las frutas y verduras orgánicas más importantes en Italia por producto - 2000

Productos

toneladas

valor*

Verduras



Ajo

120

720

Zanahorias

1 840

2 400

Cebollas

1 360

1 560

Pimientos

120

400

Papas

800

960

Otras verduras

40

64

Total de verduras

4 280

6 104

Frutas



Naranjas

60

60

Albaricoques (incl. las secas)

28

146

Ciruelas (incl. las secas)

20

144

Manzanas

495

1 485

Peras

1 350

3 900

Kiwis

950

3 800

Bananos

9 235

18 470

Almendras

72

228

Avellanas

66

224

Otras frutas secas

148

724

Otras frutas

60

240

Total de frutas

12 484

29 421

Total de frutas y verduras

16 764

35 525

*Millones en liras
Fuente: Estimaciones de los autores.
Como ya se mencionó anteriormente, el Ministerio Italiano de Políticas Agrarias complica la importación directa desde el país de origen; por lo tanto, ADRIAFRUT actualmente está importando triangularmente desde otros países de la CE, y ha hecho un juicio al Ministerio por no haber emitido a tiempo los certificados solicitados.

Otros volúmenes más pequeños de productos orgánicos los importa ORGANICSUR, que comercializa con muchos países (véase la página web para acceder a la lista completa) pero se especializa en las importaciones de bananos de Colombia (alrededor de 1 300 toneladas al año) y Argentina (donde posee una granja de 155 hectáreas). ORGANICSUR es el mayor importador directo italiano especializado en productos orgánicos. Sólo comercializa productos orgánicos y posee certificados de importación directa obtenidos del Ministerio Italiano de Políticas Agrarias, así como licencias de importación de determinados productos. En los dos últimos años la empresa ha ido creciendo a una tasa de 50 por ciento anual y está interesada en nuevos contactos.

Otro importador grande es VEROBIOFRUTTA, que compró una granja de frutas en Argentina (alrededor de 10 hectáreas), y produce alrededor de 400 toneladas de manzanas y 200 toneladas de peras. Dado que hay una gran demanda en el mercado italiano, debido al manejo relativamente difícil de los huertos de peras, la empresa está examinando la posibilidad de aumentar la producción de peras a expensas de sus manzanares. Las importaciones principales de ECOR consisten en bananos (400 toneladas por año), manzanas (200 toneladas al año) y cantidades más pequeñas de peras y zanahorias, mientras que las de BRIO son principalmente de bananos (580 toneladas al año), zanahorias (460 toneladas al año), cebollas (340 toneladas al año), papas (200 toneladas al año) y peras (450 toneladas al año). Ni ECOR ni BRIO importan directamente. Un pequeño importador directo es SWEET, que sólo importa nueces y otras frutas secas (especialmente pasas sultanas y albaricoques).

3.4 Proveedores

La mayoría de los importadores declara que importan de otros países de la CE. Algunas verduras, por ejemplo repollo, coliflor, se importan directamente de los países de la CE, otros desde Egipto (por ejemplo lechugas, zanahorias). Según la encuesta de los autores, la mayor parte de las importaciones procede de fuera de la CE y se importan a Italia a través de la asociación triangular con otros importadores de la CE. Los principales países proveedores son los siguientes:

Africa: Egipto, Sudáfrica, Camerún y Angola;

Asia: Turquía, Israel;

América Latina y El Caribe: La República Dominicana, Argentina, Colombia y Perú; y

Oceanía: Nueva Zelandia.

Proveedores menores son otros países de la CE, como España (paltas), Austria (cebollas), y los Países Bajos (zanahorias, papas).

Algunas importaciones tienden a concentrarse en algunos países importadores, debido a ventajas comparativas (como el clima y los costos más bajos de la mano de obra) y para reducir los costos del transporte. Por ejemplo, la mayoría de las manzanas, peras y naranjas provienen de la Argentina; los pomelos de Israel; las zanahorias y el ajo de Egipto[12]; el repollo y el coliflor de Polonia. Los bananos provienen del Ecuador, la República Dominicana, Perú y Colombia; las piñas[13] del Camerún y la República Dominicana. La Argentina y el Ecuador representan los volúmenes totales mayores.

3.5 Reexportaciones

La situación específica de las importaciones orgánicas italianas y sus limitaciones jurídicas y burocráticas no hacen atractivas las reexportaciones para las empresas comerciales. Sin embargo, en virtud de los acuerdos de asociación, algunas manzanas y peras que se importan directamente de los países que figuran en la “lista del Art. 11” se reexportan a otros países de la CE (principalmente Alemania), junto con otras frutas y verduras producidas en el país. Con todo, esta práctica se refiere solamente a volúmenes marginales.

3.6 Tendencias y limitaciones al crecimiento de las importaciones

Los importadores declaran que la tendencia es a aumentar las importaciones, especialmente de aquellos productos cuya demanda rebasa la producción interna (cebollas, zanahorias, papas, pimientos, pepinos, berenjenas, lechugas, por lo que se refiere a las verduras; y por lo que se refiere a las frutas, los kiwis, las manzanas, las peras y el melón), así como de las frutas tropicales típicas (piñas, mangos, paltas, cocos). A partir de los resultados de la encuesta realizada por los autores a importadores y mayoristas, en los próximos años se prevé una tasa de crecimiento anual que oscila entre el 30 y el 50 por ciento. Las importaciones de nueces secas y pasas aumentarán más lentamente (alrededor de un 20 por ciento en los próximos 3 años), en base especialmente a la demanda de las industrias transformadoras.

Como ya se ha dicho, la limitación mayor a las importaciones en Italia para los países “que no figuran en el art. 11” es la burocracia. Los certificados de importación pueden llevar hasta ocho meses para ser entregados, y en algunos casos no son concedidos. Por esta razón, algunos países mediterráneos no europeos (por ejemplo Egipto) ya están trabajando para la equivalencia con objeto de aumentar las capacidades de exportación orgánica, especialmente de verduras. La IMC (uno de los organismos italianos de certificación) ha establecido una empresa conjunta en Egipto para la certificación de equivalencia en un futuro cercano. Sin embargo, si se simplifica el procedimiento, el aumento de las importaciones podría beneficiar particularmente a los países mediterráneos vecinos que pueden proveer a los importadores italianos de productos fuera de estación y con alto valor añadido.

En segundo lugar, algunos productos nunca ingresarán en el mercado durante el período productivo italiano debido a las grandes cantidades producidas en Italia; esto vale para los cítricos (el limón es el producto más exportado según la BRIO). Al mismo tiempo, las industrias transformadoras están buscando materia prima importada más barata que la producida en Italia; esto se aplica a los tomates, zanahorias y apio y, en el futuro, posiblemente también a los zumos de cítricos concentrados.

En tercer término, aunque los consumidores italianos no tienen preferencias particulares por los alimentos producidos en el país, muchos gerentes de negocios especializados prefieren comercializar productos locales (especialmente verduras), por razones ecológicas.

En cuarto lugar, aparte de las normas orgánicas, las normas tradicionales sobre la calidad (por ejemplo el calibre, los niveles de maduración) constituyen cada vez más un requisito previo para entrar en el mercado. La mayoría de los importadores - incluso los triangulares - quieren asegurarse la total posibilidad de encontrar los productos y muchas veces necesitan poder hacer sus propias inspecciones además de las ofrecidas por los organismos de certificación.

Por último, actualmente las cadenas de hiper/supermercados no operan directamente en el mercado de importación, sino que se valen de los principales mayoristas como intermediarios. En un futuro cercano, podrían decidir entrar ellos mismos en el mercado de importación y esto podría cambiar algunas asociaciones de importación que existen desde hace mucho tiempo. Hasta ahora, los importadores BRIO y ECOR han favorecido a las cooperativas de productores y establecido contratos a medio y largo plazo, sin exigir una cuota de entrada; pero en el futuro los grupos minoristas podrían seguir una estrategia diferente basada en una mayor competencia, cuotas de ingreso iniciales y compras al contado.

4. Conclusiones: oportunidades de mercado para los países en desarrollo

En Italia, que cuenta con el sector orgánico más grande y la mayor potencialidad en materia de oferta en la CE, la demanda interna ha comenzado últimamente a aumentar significativamente. Unas proyecciones prudentes indicarían que para el año 2010 el 5 por ciento del total del consumo de alimentos podría ser orgánico, dado el gran aumento de las ventas minoristas registrado en los últimos meses y las conclusiones de las encuestas más recientes realizadas entre consumidores (muestreo) sobre las intenciones de compra de los posibles consumidores orgánicos[14]: alrededor del 12 por ciento de los consumidores informados compran ocasionalmente productos orgánicos y las intenciones de volver a comprar son bastante altas. Actualmente, el 30 por ciento de la producción orgánica italiana sigue yendo todavía al mercado convencional sin sobreprecios; el 50 por ciento del 70 por ciento restante se exporta. Ello no obstante, una parte del aumento de la demanda probablemente se satisfará a través de las importaciones porque algunos de los productos más solicitados (por ejemplo cebollas, zanahorias, manzanas y peras) no es fácil producirlos orgánicamente en zonas de agricultura intensiva debido a la falta de conocimiento técnico de los agricultores, así como a la insuficiencia de los servicios de asesoramiento en materia de agricultura orgánica. Las zonas marginales pueden producir productos de alta calidad (por ejemplo papas) pero a costos más altos, debido a su baja productividad y a las escasas posibilidades de acceder a ellas.

Es muy probable que las importaciones orgánicas continúen estando entre los productos arriba mencionados, así como los productos tropicales (bananos, piñas, paltas, cocos). En Italia también está teniendo lugar la globalización de los hábitos alimentarios, lo que se traduce en un aumento de la demanda de productos tropicales, que anteriormente sólo se vendían en las ciudades principales y durante ciertos períodos del año. Con respecto a esto, los países mediterráneos (especialmente Turquía, Egipto, Túnez y Libia) tienen buenas perspectivas para exportar a Italia (si se resuelven los problemas burocráticos a nivel de Ministerio) debido a las relaciones comerciales de larga data con otros sectores alimentarios (por ejemplo, aceite de oliva) y no alimentarios (por ejemplo, fibras). En algunos casos, las exportaciones podrían incluso desarrollarse en la forma de productos preelaborados (zumos concentrados) o elaborados (tomates envasados), que en general llevarán la marca de Italia o de otros países de la CE. Para otros países en desarrollo puede resultar más difícil exportar a Italia, especialmente en comparación con otros países de la CE que tienen una larga tradición de comercio de importación de productos agrícolas (tales como los Países Bajos o Francia). Estas oportunidades de exportación se ven en parte compensadas por algunos problemas actuales o posibles referentes a:

La necesidad de certificados específicos para la importación de orgánicos y los procedimientos largos y burocráticos que deben enfrentar los posibles exportadores (para los países que no figuran en “la lista del Art. 11”.

La fase inicial del mercado orgánico interno de Italia lo convierte en un mercado riesgoso debido a la dimensión relativamente pequeña (incluso en términos financieros) de la mayoría de los operadores de mercado y a la gran inestabilidad de los precios y de la demanda (especialmente por las alarmas periódicas provocadas por problemas como la crisis de la EEB, la dioxina, etc).

Es probable que la expansión de los organismos modificados genéticamente (OMG) en el sector agrícola sea mayor en los posibles países exportadores que en Italia y Europa. Algunos consumidores italianos y europeos están particularmente preocupados por la presencia de los OMG en sus alimentos y, aunque las normas orgánicas de la CE prohíben expresamente la utilización de OMG en la producción orgánica, siempre existe el riesgo de la contaminación genética, especialmente en las grandes superficies al aire libre que predominan en los países en desarrollo.

En el futuro, la rastreabilidad será un requisito fuerte para la mayoría de los importadores de la CE, así como la ausencia absoluta de contaminación de OMG en las importaciones.

Dado que la producción agrícola orgánica (no necesariamente la elaboración) requiere en general un coeficiente de mano de obra más intensivo que la agricultura convencional, a largo plazo los terceros países en desarrollo podrían tener algunas ventajas comparativas para la venta de sus productos a Italia y Europa, especialmente aquéllos que pueden certificar la equivalencia según el Art. 11[15]. Pero la dimensión relativamente pequeña del mercado orgánico, combinada con las posibles barreras no arancelarias, tales como los requisitos de rastreabilidad, la ausencia de residuos de OMG y otras preocupaciones semejantes, podrían reducir esas oportunidades y rentabilidad para los exportadores orgánicos.

Referencias

Agricesena (eds.) (1998): L’ortofrutta biologica in Italia: dati di produzione e mercato. Mecanografiado, Agrobiofruit, Cesena.

Bagnara G.L. (1994): Il consumatore di prodotti biologici: analisi della domanda e potenzialità del mercato. Rivista di frutticoltura, 4.

Compagnoni A., Pinton R., Zanoli R. (2000): “Organic Farming in Italy”, in GRAF S., WILLER H. (eds.): “Organic Agriculture in Europe: Current Status and Future Prospects of Organic Farming in Twenty-five European Countries”, SÖL, Bad Durkheim.

Crescimanno M., Guccione G., Schifani G. (1998): Contributo alla conoscenza del ruolo dell’agricoltura biologica nel settore primario della Sicilia. Economia Agro-alimentare, 3(1).

Michelsen J., Hamm U., Wynen E., Roth E. (1999): The European market for organic products: growth and development. Informe técnico del Proyecto “La agricultura orgánica y la PAC” de FAIR3-CT96-1794, mecanografiado, South Jutland University Centre.

Naspetti S. (2000): L’analisi motivazionale nel marketing ecologico: il caso dei prodotti biologici, Tesis Doctoral no publicada, Ancona.

Pinton R., (2000): “Sempre complicate le importazioni di biologico”, Informatore Agrario, Nov.

Santucci F.M., Marino D., Zanoli R: (1996): Canali di commercializzazione e comportamenti d’acquisto dei prodotti alimentari biologici in Italia. Actos del Congreso sobre “La agricultura biológica: problemas y perspectivas”, Università degli Studi di Cassino, 17-18 de mayo de 1996. Kappa, Roma.

Varios Autores (2001): TUTTOBIO 2001, Organic Yearbook, Distilleria, Forlì.

Zanoli R (1999): Economic performance & potential of organic farming. Comunicación al Congreso sobre la “Agricultura orgánica en la Unión Europea” - Perspectivas para el siglo XXI”, 27-28 de mayo de 1999, Baden/Austria.

Zanoli R. (1997): L’agricoltura biologica. En INEA (a cura di), Annuario dell’agricoltura italiana, Vol. L (1996), il Mulino, Bolonia.

Zanoli R. (1998): L’agricoltura biologica. In INEA (a cura di), Annuario dell’agricoltura italiana, Vol. LI (1997), il Mulino, Bolonia.

Zanoli R. (1999):The organic boom in Italy”, Ecology & Farming, 22.

Zanoli R. (2001): Fattori di sviluppo dell’agricoltura biologica, in Marino D., Zanoli R. (eds.) Innovazione e ambiente. Figure professionali e fabbisogni formativi per l’agricoltura biologica. Tellus, Roma, publicado.

Zanoli R. (2001): 66) “Prodotti biologici e mercato alimentare” (Atti del Convegno della Società Italia di Economia Agro-alimentare: “Il sistema agro-alimentare nazionale alla vigilia del terzo millennio”, Ancona, 30 de junio - 1 de julio de 1999), Ancona, publicado.

Anexo I

Lista de importantes importadores actuales o posibles

Adria Fruit
Piazza Rossetti 2/8
16129 Genova
tel. ++39 010 5767229
fax ++39 010 5767249
E-mail: info@adriafruit.it
Bananas

Apofruit Scarl
Via Ravennate 1345
47023 CESENA (FO)
tel. ++39 0547 643111
fax ++39 0547 643166
E-mail: info@apofruit.it
Web: http://www.apofruit.it

Baule Voiante SRL
Via Mattei 48/11H
40138 BOLOGNA
tel. ++39 051 534104
fax ++39 051 538869
E-mail: baule@alinet.it
(sólo nueces, frutas secas,
productos elaborados)

Besana SPA
Via Ferrovia 206
80040 SAN GENNARO
VESUVIANO (NA)
tel.++39-081-86.59.111
fax 0039-081-865.76.51
(sólo nueces y frutas secas)

Brio SPA
Via Manzoni 99, 37050
Campagnola di Zevio (VR)
tel. ++39/045/8951777
fax ++39/045/8731744
E-mail: brio@briospa.com
Web: http://www.briospa.com
(actividad en curso en 02.15.2001)

Ecor SPA
Via Palù 27
San Venedemiano TV
tel. ++39 0438 7704
fax ++39 0438 770447
E-mail: info@ecor.com

Ki Group SPA
Via Marchesi 9
10093 COLLEGNO TO
tel. ++39-011-717.67.00
fax ++39-011-725.983
E-mail: acquisti@kigroup.com
Web: http://www.kigroup.com/
(sólo nueces, frutas secas,
productos elaborados)

Mustiola International SRL
Via Ravennate 801
47023 Cesena FO
tel. ++39 0547 632020
fax ++39 0543 631518
E-mail: mustiolainternational@mbox.que en.it

Noberasco SPA
Regione Bagnoli 5
17031 ALBENGA (SV)
tel. ++39.0182-5631
fax ++39.0182.5400
(sólo nueces y frutas secas)

Organicsur
Via Andrea Costa, 112/2
40067 RASTIGNANO (BO)
tel. ++39.051.626.0361
fax ++39.051.626.5252
E-mail: francodepanfilis@organicsur.it
Web: www.organisur.it

Sweet
Via Duchessa Isabella 6
10011 AGLIÈ (TO)
tel. ++39.0124.429.011
fax ++39.0124.429.928
E-mail: sweet@rivarolo.alpcom.it
(sólo nueces y frutas secas)

Veritas Biofrutta SPA
Via San Francesco 5
36060 MAROSTICA (VI)
tel. ++39.0424-471.920
fax ++39.0424.471.921
E-mail: verybio@verybio.it

Verona Bio Frutta Scarl
Via dell’industria 3
37059 Zevio VR
tel. ++39 045 7851701
fax ++39 045 7851576
E-mail: veronabiofrutta@iol.it

Industrias transformadoras

Abafoods SRL
Via Ca’ Mignola vecchia 1775
45021 Badia Polesine RO
tel. ++39 0425 594489
fax ++39 0425 594496
E-mail: abafoods@libero.it
(necesita zumos concentrados)

Cotrapo Scarl
Via Trento 778-2
45024 Fiesso Umbertiano RO
tel. ++39 0425 740274
fax ++39 0425 741322
E-mail: cotrapo@cotrapo.it

Confruit
Via Emilia Ponente 4
48018 Faenza RA
tel. ++39 0546 623411
fax ++39 0546 621548
E-mail: info@ilpuntog.it
Web: www.ilpuntog.it

Hans Zipperle SRL
Via M. Valier 3
39012 Merano BZ
tel. ++39 0473 274100
fax ++39 0473 274222

Hero Italia SPA
Via E. Fermi 6
37135 Verona
tel. ++39 045 8097111
fax ++39 045 8097200

Servicios comerciales

Biofoodtrading
Via Moretto, 17
25082 - BOTTICINO (BS)
tel. ++39 030.2691796
fax 0039 030 2191026
E-mail: info@biofoodtrading.com
Web:http://www.biofoodtrading.c om

Principales cadenas de supermercados e hipermercados que venden productos orgánicos[16]

Billa Italia SRL
Via Postumia 15
35010 CARMIGNANO
DI BRENTA (PD)
tel. ++39.049.942.34.44
fax ++39.049.943.02.44

Conad-Consorzio Nazionale Dettaglianti scarl
Via Michelino 59
40127 BOLOGNA (BO)
tel. ++39.051.508.111
fax ++39.051.508.247 -++39.051.508.414
E-mail: olg@conad.it
Web: www.conad.it

Coop Italia scrl
Via del Lavoro 6-8
40033 CASALECCHIO
DI RENO (BO)
tel. ++39.051.596.111
fax ++39.051.596.304 -++39.051.596.218
Web: http://www.e-coop.it

Despar Italia scrl
Via Caldera 21
20153 MILANO (MI)
tel. ++39.02.409.091
fax ++39.02.409.18.177

Esselunga
Via Giambologna 1
20090 LIMITO (MI)
tel. ++39.02.92.367
fax ++39.02.926.72.02

Finiper
Via Mameli 19
27054 MONTEBELLO
DELLA BATTAGLIA (PV)
tel. ++39.0383.894.511
fax ++39.0383.592.257

Grandi Magazzini e Supermercati Il Gigante SPA
Via Clerici 342
20091 BRESSO (MI)
tel. ++39.02.240.42.51
fax ++39.02.26.22.43.02

GS SPA - Carrefour
Via Caldera 21
20153 MILANO (MI)
tel. ++39.02.48.251
fax ++39.02.482.02.325

PAM
Via delle Industrie 8
30038 SPINEA (VE)
tel. ++39.041.549.51.11
fax -39.041.999.393

Rinascente/Gruppo Auchan
Strada 8, Palazzo N - Milanofiori
20089 ROZZANO (MI)
tel. ++39.02.575.81
fax ++39.02.57.51.24.38

Selex Commerciale Markant Italia SPA
Via Cristoforo Colombo 51
20090 TREZZANO SUL NAVIGLIO (MI)
tel. ++39.02.484.571
fax ++39.02.48.45.77.00

Anexo II

Cadenas minoristas orgánicas especializadas

NATURASÌ SRL
Via Mura S. Bernardino, 1
37123 VERONA (VR)
tel. ++39-045-8030021
fax ++39-045-8031371
E-mail: naturasi@naturasi.com
Web page: www.naturasi.com
23 puntos de venta

BOTTEGA E NATURA
Via Crea, 10
10095 GRUGLIASCO (TO)
tel. ++39-011-77708948
E-mail: info@bottegaenatura.com
15 puntos de venta

Anexo III

Organizaciones de comercio equitativo[17]

Comercio Alternativo
Via Darsena 176/a
44100 Ferrara (FE)
tel. ++39.0532.772.009
fax ++39.0532.52.845

CTM
Via Macello 18
39100 Bolzano (BZ)
tel. ++39.0471.975.333
fax ++39.0471.977.599

Equoland
Via Pantano 5
50013 Campi Bisenzio (FI)
tel.++39.055.890.382
fax ++39.055.890.266

Equomercato
Via Brighi 21
22603 Cantù (CO)
tel.++39.031.706.857
fax ++39.031.711.912

Macondo
Via Giovanni da Verrazzano 6/b
90142 Palermo (PA)
tel. ++39.091.547.771
fax ++39.091.541.443

Ram
Via E. Figari 76
16032 Camogli (GE)
tel. ++39 0185.773.061
fax ++39.0185.773.061

Roba dell’altro mondo
Via Rizzo 17
16035 Rapallo (GE)
tel.++39.0185.54.830
fax ++39.0185.53.619

Anexo IV

Organismos de certificación y otras organizaciones del sector orgánico

AIAB
Organismos de certificación
Strada Maggiore, 29
40125 BOLOGNA
tel. ++39-051-272986
fax ++39-051-232011
E-mail: aiab@aiab.it
Web page: www.aiab.it

Ass Suolo e Salute
Organismos de certificación
Via Abbazia, 17
61032 FANO (PS)
tel. ++39-0721-830373
fax ++39-(0)721-830373
E-mail: suoloesa@tin.it
Web page: www.suoloesalute.it

BIOAGRICOOP
Organismos de certificación
Via Fucini 10
40033 CASALECCHIO
DI RENO (BO)
tel. ++39-051-6130512
fax ++39-(0)51-6130224
E-mail: bioagri@mail.asianet.it
Web: www.bioagricoop.it

BIOS
Organismos de certificación
Via Monte Grappa, 7
36063 MAROSTICA (VI)
tel. ++39-0424-471125
fax ++39-0424-476947
E-mail: itbios@tin.it

CODEX
Organismos de certificación
Strada Naviglia, 11/A
43100 PARMA (PR)
tel. ++39-0521-7759001
fax ++39-0521-775900

CCPB
Organismos de certificación
Via Barozzi, 8
40126 BOLOGNA
tel. ++39-051-254688
fax ++39-051-254842
E-mail: ccpb@ccpb.it
Web: www.ccpb.it

ECOCERT
Organismos de certificación
C.so delle Province, 60
95127 CATANIA
tel. ++39-095-442746
fax +39-095-505094
E-mail: ecocertitalia@ctonline.it

IMC
Organismos de certificación
Via Pisacane, 53
60019 SENIGALLIA (AN)
tel. ++39-071-7928725
fax ++39-071-7910043
E-mail: imcert@tin.it
Web: http://www.imcdotcom.com

QC&I
Organismos de certificación
Villa Parigini, Loc. Basciano
53035 MONTERIGGIONI (SI)
tel. ++39-0577-327234
fax ++39-0577-327234
E-mail: lettera@qci.it
Web: www.qci.it

GRAB-IT
Investigación orgánica,
Investigación de mercado
c/o DIBIAGA-University of Ancona
Via Brecce Bianche 60125 ANCONA (IT)
tel. ++39-071-2204929
fax ++39-071-2204858
E-mail: grabit@agrecon.unian.it

Pinton Organic Consulting
Consultores del mercado orgánico
Via Falloppio, 5
35121 PADOVA (PD)
tel. ++39-049-8764648
fax ++39-049-652664
E-mail: r.pinton@greenplanet.it

Associazione per l’agricoltura Biodinamica
Asociación biodinámica
Via Privata Vasto, 4
20121 MILANO (MI)
tel. ++39-02-29002544

FIAO
Organismo principal que agrupa
a la mayoría de los organismos
de certificación
Via Barozzi, 8
40126 BOLOGNA
tel. ++39-051-254688
fax ++39-051-254842
E-mail: fiao@greenplanet.net

IFOAM Italy Group
Movimiento orgánico
Via dei Tigli 2
33034 FAGAGNA (UD)
tel. ++39-0432.800.371
fax ++39-0432.800.371
E-mail: cddab@iol.it

Anexo V

Otras fuentes de información

a. Sitios web

BIOFOODTRADING.COM

Se presenta como un banco de datos relacionado con una especie de “pizarrón” virtual que se puede observar en Internet. Una de las pocas entradas al comercio electrónico en Italia, que tiene por objeto establecer contactos entre la oferta y la demanda. En cuanto a la demanda, Biofoodtrading también puede prestar una ayuda práctica durante las negociaciones nacionales e internacionales gracias a:

http://www.biofoodtrading.com

NATURABELLA

En la página inicial se lee: “Naturabella es una empresa comercial en Internet centrada en el sector de alimentos orgánicos y productos naturales. Estamos utilizando instrumentos innovadores y aprovechando el poder de Internet con objeto de satisfacer la demanda con la mejor oferta disponible “. Un mercado virtual para alimentos y bebidas orgánicos, posee un catálogo extenso que va de alimentos para niños a las frutas y verduras en envasadas.

http://www.naturabella.com.

AGRICOLTURA BIOLOGICA

Uno de los primeros sitios de comercio electrónico, aunque no demasiado rico en cuanto a base de datos de empresas. Sin embargo, tiene una muy buena presentación y proporciona abundantes informaciones generales.

http://www.agricolturabiologica.com.

BIOMARKET

Otro sitio de comercio electrónico tanto para productos orgánicos como para otros productos “ecológicos” (jabones, hierbas, etc.).

http://www.biomarket.it

BIONET

Un sitio web útil por su sección sobre reglamentos orgánicos.

http://bionet.tbg.it:80/stbg/BioNews/news.

COMUNE DI TORINO - OSSERVATORIO PREZZI PRODOTTI ORTOFRUTTICOLI BIO

Un sitio dirigido por la Municipalidad de Turín Municipality, con los precios del mercado orgánico mayorista actualizados hasta el mes anterior.

http://www.comune.torino.it/mercati/listinobiologico/

E-BIO

El sitio ofrece semanalmente análisis de los precios orgánicos mayoristas, con sus tendencias. Dirigido por Edagricole, editor italiano de libros y revistas relacionados con la agricultura (propiedad de la Confederación General Confederation de la Industria Italiana mediante Il Sole 24 Ore, el mejor periódico de economía en circulación).

http://www.edagricole.it/

ORGANISMOS DE CERTIFICACION

Leyes y reglamentos, noticias, informaciones (pero sólo en italiano) pueden encontrarse en los sitios www.aiab.it, www.ccpb.it, www.amab.it, www.suoloesalute.it,

b. Directorios

TUTTOBIO

Está ahora en su sexto año, es el directorio más completo y renombrado de productos orgánicos en Italia. Desafortunadamente está publicado sólo en italiano. Contiene una lista de más de 2 400 empresas que producen o comercializan productos orgánicos, con inclusión de procesadores e importadores. Tiene también secciones informativas útiles, principalmente para el consumidor. Está publicado por Distilleria EcoEditoria, que también publica un boletín quincenal por fax así como un sitio web con informaciones generales.

http://www.biobank.it

BIOPUGLIA

Un sitio muy completo dirigido por IAM-CIHEAM con abundante información sobre mercado orgánico y muchos documentos, publicaciones académicas y una base de datos sobre investigación y desarrollo.

http://www.biopuglia.iamb.it/


[4] Definidas en función de la calidad por los mismos agricultores y por organismos de inspección de la certificación como “dedicadas primordialmente a la producción de frutas y verduras”. Esto significa que las cifras indicadas no representan necesariamente la tierra utilizada sólo para la horticultura, sino que incluyen también otros usos (principalmente cereales y pastizales).
[5] Para 1999 no se dispone de datos sobre los gastos del Reg. 2078/92 de la CE, medida por medida.
[6] Muchos agricultores que tienen propiedades marginales y pequeñas sólo producen productos orgánicos para redondear los ingresos (ayuda orgánica) y tienen cantidades demasiado pequeñas para vender a mayoristas que muchas veces no se encuentran en las mismas zonas. Además, el costo de la certificación (además del de la inspección) puede ser demasiado alto para estos agricultores, que prefieren vender en el lugar sin necesidad de certificación.
[7] La misma cadena ha lanzado el emblema CarneSì, carnicerías orgánicas especializadas. En conjunto, los negocios de NaturaSì/CarneSì llegan a 25.
[8] Esta encuesta fue supervisada por Raffaele Zanoli en representación de INIPA-AGER, el organismo de investigación del principal sindicato nacional de agricultores italianos (Coldiretti).
[9] Muchas veces los negocios especializados tienden a ofrecer productos locales de calidad superior o biodinámicos para distinguirse de los supermercados.
[10] Algunos minoristas especializados en productos orgánicos evitan el consumo de energía relacionado con las importaciones de larga distancia y tratan de “educar” al consumidor para que compre productos estacionales.
[11] Sin embargo, las peras y las manzanas se importan de la Argentina, y algunos pomelos y dátiles de Israel (países con regímenes de equivalencia según el Reg.2092/91 de la CE).
[12] Egipto está creciendo como proveedor de verduras que requieren el máximo coeficiente de mano de obra: zanahorias, ajos, cebollas, papas, etc., tanto estacionales como fuera de estación.
[13] Hasta que una nota oficial de la CE bloqueó las importaciones de piñas debido a los productos químicos utilizados en la fase del cuajado y desarrollo del fruto.
[14] Se trata de las encuestas ya mencionadas y no publicadas del telepanel de ISMEA - NielsenCRA y de la encuesta telefónica hecha a 800 familias italianas elegidas al azar llevadas a cabo por el equipo del profesor Zanoli en la Universidad de Ancona.
[15] En efecto, la equivalencia reduce los costos de certificación: aparte de otras consideraciones, la inspección es también una actividad que exige un coeficiente intenso de mano de obra, y hacerla en el país exportador por inspectores locales es más barato que si la realizan inspectores de la CE, especialmente los que vienen de países importadores, que reciben honorarios más altos.
[16] Actualmente ningún supermercado italiano importa directamente frutas y verduras orgánicas. Si no se producen cambios en las leyes de importación orgánica, los terceros países tendrán pocas oportunidades para aumentar mucho sus volúmenes de venta.
[17] Hay alrededor de 400 puntos de venta de productos de comercio equitativo, vinculados con las organizaciones importadoras arriba mencionadas, que compran directamente o por medio de empresas europeas asociadas. Venden solamente alimentos envasados (dulces, mermeladas, jugos, frutas secas, etc.). Los precios minoristas suelen ser más bajos que los de los negocios orgánicos especializados, que son dirigidos por voluntarios.

Página precedente Inicìo de página Página siguiente