FAO/SMIAR - Perspectivas Alimentarias No. 1, Febrero 2000 p. 9

Previous PageTable Of ContentsNext Page


CARNE Y PRODUCTOS CÁRNICOS

En 1999, el mercado mundial de la carne se ha visto influenciado por los precios bajos de los piensos, la recuperación de la demanda asiática de importaciones de carne, las grandes fluctuaciones de los tipos de cambio, particularmente del real brasileño, y la utilización creciente de programas de exportación (subvenciones a la exportación, ayuda alimentaria y facilidades de crédito) por parte de los países desarrollados. Las cuestiones relativas a las enfermedades de animales y la seguridad alimentaria tuvieron sólo un efecto limitado en la economía mundial de la carne en 1999 ya que la producción y el consumo totales de carne aumentaron en un 2 por ciento a 227 millones de toneladas, sostenidos por los continuos aumentos registrados en el sector avícola y el crecimiento moderado de los sectores bovino, porcino y ovino.

Dos terceras partes del crecimiento de la producción de carne en 1999 tuvieron lugar en los países en desarrollo, cuya parte en la producción total pasó de 33 por ciento en 1970 a 54 por ciento. El consumo de carne per cápita de los países en desarrollo en 1999, estimado en 26,6 kg, ha subido sólo un poco con respecto a 1998; pero los niveles totales de los países en desarrollo ocultan las diferencias significativas que existen de una región a otra, dado que en América del Sur, zona importante como productora de carne, la disponibilidad per cápita ha crecido en un 2 por ciento a 62 kg en 1999 mientras que en Africa se estancó en 14,5 kg. En los países desarrollados, pese a la disminución registrada en la ingesta de carne per cápita durante un decenio, el consumo aumentó en un 2 por ciento a 79 kg.

Tras el estancamiento que caracterizó al mercado internacional de la carne en 1998, en 1999 el comercio mundial de carne se recuperó en un 5 por ciento a 15,8 millones de toneladas gracias al aumento de dos dígitos de la demanda asiática. A diferencia de los 8 años anteriores, en los que la carne de aves de corral aportó más del 50 por ciento del crecimiento del comercio, en 1999 se experimentó una reactivación de las exportaciones tanto de la carne bovina como de la carne de cerdo inducida por la recuperación económica asiática y por los programas de exportación que facilitaron el movimiento de los productos, concretamente las elevadas subvenciones a la exportación de la CE, los programas de ayuda alimentaria de la CE y los Estados Unidos, y las facilidades de crédito otorgadas por los Estados Unidos a la República de Corea para la compra de importaciones de carne roja.

Producción mundial de carne

  1998 1999 2000 estim.
  ( . . millones de toneladas .. )
TOTAL MUNDIAL 222.3 227.1 229.2
Carne de ave 61.3 63.7 65.6
Carne de cerdo 87.4 89.1 89.5
Carne bovina 58.2 58.7 58.2
Carne ovina y      
caprina 11.4 11.5 11.7
Otras carnes 4.0 4.1 4.2
PAÍSES EN DE-      
SARROLLO 119.0 122.0 124.9
Carne de ave 30.8 32.1 33.0
Carne de cerdo 50.0 50.9 52.1
Carne bovina 27.8 28.4 29.0
Carne ovina y      
caprina 8.0 8.2 8.4
Otras carnes 2.4 2.4 2.5
PAISES DESA-      
RROLLADOS 103.3 105.1 104.3
Carne de ave 30.5 31.6 32.5
Carne de cerdo 37.4 38.2 37.4
Carne bovina 30.4 30.3 29.3
Carne ovina y      
caprina 3.3 3.3 3.3
Otras carnes 1.6 1.7 1.7

El índice de la FAO para los precios internacionales de la carne experimentó una inflexión, tímida pero sostenida, respecto a la tendencia descendente que había caracterizado a los precios de la carne desde mediados de los años noventa. Sin embargo, los aumentos variaron según los tipos de carne, y ninguno de ellos, salvo la carne de vacuno destinada a la elaboración, se recuperó a los niveles medios de 1998. A lo largo del año hubo una presión al alza sobre los precios a medida que se fortalecía la demanda de importaciones a raíz de la recuperación económica asiática y se contraían gradualmente los suministros de carne roja en los países exportadores. Se prevé que la recuperación de los precios de la mayoría de las carnes se verá sostenida en el 2000 por la escasez de los suministros.

La producción de carne de bovino creció marginal-mente a 58,7 millones de toneladas en 1999, a pesar de que al principio del año se preveía que la dismi-nución y reconstitución de las cabañas de los princi-pales países productores, junto con la continua reduc-ción estructural registrada en los países de la CEI, darían lugar a una merma general de la producción. La expansión de la producción en los países en desarrollo compensó con creces el descenso de la de los países desarrollados. El crecimiento negativo registrado en estos últimos, pese a la producción récord de carne de vacuno obtenida en América del Norte, se debió principalmente a la aplicación, desde 1996, de medi-das encaminadas a combatir la encefalopatía espon-giforme bovina (EEB) en Europa y al ajuste estructural de las industrias de la carne en la CEI y en los países de Europa central y oriental.


Carne de bovino

La recuperación económica registrada en Asia y los envíos inopinadamente grandes destinados a la Federación de Rusia, que sigue siendo uno de los mercados de carne de bovino más importantes, respaldaron en 1999 una expansión del 6 por ciento del comercio de carne de bovino, a 5,4 millones de toneladas. Las importaciones de la República de Corea subieron vertiginosamente, mientras que los altos precios de la carne de vacuno destinada a la elaboración hicieron aumentar las de los Estados Unidos. Según las estimaciones, las expediciones de carne de bovino destinadas a la Federación de Rusia en 1999, que se preveía estarían limitadas a las 270 000 toneladas programadas a finales de 1998 en los paquetes de ayuda alimentaria de la CE y los Estados Unidos, han alcanzado los niveles de 1998 (535 000 toneladas), debido a que el aumento de las subvenciones a la carne de vacuno de la CE permitió a los importadores rusos con apuros económicos acceder a envíos comerciales baratos. El aumento de las exportaciones se vio respaldado por el nivel sin precedente de los suministros de los Estados Unidos y el Canadá y por los envíos a precios más competitivos de Australia y el Brasil. Los envíos de ayuda alimentaria de la CE a Rusia y el incremento de las restituciones a la exportación respaldaron el aumento brusco de las exportaciones de la CE (30 por ciento). Es improbable que este fenómeno se repita en el 2000, debido especialmente a que las ventas voluminosas de 1999 han agotado notablemente las existencias de intervención. Entre tanto, las expediciones de otros exportadores tradicionales, tales como Nueva Zelandia y el Uruguay, se vieron limitadas por la disminución de los suministros exportables y, en el caso del Uruguay, también por la disminución de la demanda de los mercados vecinos del Mercosur. Es probable que los precios internacio-nales de la carne de vacuno se vean presionados al alza en el 2000 debido a la reconstitución de las cabañas de algunos países exportadores.


Carne de cerdo

Más de un año después de que los precios de la carne de cerdo habían disminuido un 20 por ciento hasta alcanzar a finales de 1998 niveles bajos sin precedentes, últimamente una reducción muy gradual de las piaras de cría de los grandes países exportadores está indicando una desaceleración del crecimiento de la producción mundial, que pasará de un aumento del 6 por ciento en 1998 a uno más moderado del 2 por ciento en 1999, para situarse en 89,1 millones de toneladas. La contracción industrial, particularmente en la CE y los Estados Unidos, se retrasó por los precios bajos de los piensos y el aumento de la concentración y de la integración vertical que permitieron a los productores mantener la producción pese a los precios bajos de la carne de cerdo. Aunque los precios muy bajos vigentes al principio del año indujeron a reducir en la CE y los Estados Unidos los animales para reproducción, el incremento del número de cerdos por camada y del peso mantuvieron los aumentos de la producción. Entretanto, en el Canadá la producción pudo aumentar en un 11 por ciento gracias a una rápida expansión de la capacidad de faena y elaboración. Los aumentos de producción de los países en desarrollo, que representan el 57 por ciento de la producción mundial, disminuyeron en 1999 a menos del 2 por ciento. En el cuadro de las perspectivas tanto de los países en desarrollo como del mundo, se destaca la estimación de que la producción de carne de cerdo de China ha aumentado menos del 2 por ciento, limitada por el bajo nivel de los precios debido a que la compra de los consumidores se vio debilitada por la incertidumbre económica. En otras partes de Asia, la recuperación económica que tuvo lugar en Filipinas, la República de Corea y Tailandia se vio acompañada por una recuperación de la producción sólo ligeramente atemperada por la matanza de cerdos en Malasia a causa de las enfermedades.

Caracterizado por el alto grado de concentración de los importadores y exportadores, el comercio mundial de la carne de cerdo se vio marcado en 1999 por la recuperación económica en Asia y la utilización intensiva de programas de exportación encaminados a transportar productos a la Federación de Rusia. Se estima que el comercio mundial de carne de cerdo ha superado los 3 millones de toneladas en 1999, un 7 por ciento más que en 1998. En Asia, el mercado regional de carne de cerdo más grande, las importaciones registraron un aumento notable de más del 20 por ciento, sostenido por las fuertes compras realizadas por el Japón y la República de Corea, que también contribuyeron a aumentar los precios internacionales de la carne de cerdo como se refleja en el incremento del 12 por ciento, desde enero de 1999 en los Estados Unidos, de los valores de exportación por unidad de la carne de cerdo congelada. También los programas de exportación desempeñaron una función decisiva en el sostenimiento del comercio de la carne de cerdo en 1999. En particular, las entregas a la Federación de Rusia, el segundo mercado de importación de carne de cerdo más importante, se vieron respaldadas por los programas de ayuda alimentaria tanto de la CE como de los Estados Unidos y el recurso a las restituciones a la exportación de la CE. La reactivación de las subvenciones a la exportación de todos los cortes de carne de cerdo al final de 1998, la casi duplicación de las subvenciones a la exportación de los productos destinados específicamente a la Federación de Rusia, y la aplicación del privilegio de reinversión sancionado por la OMC, permitieron que los envíos de la CE a este mercado superara el nivel récord de los envíos de 1997. Las exportaciones del Canadá aumentaron un 30 por ciento, beneficiándose de la fuerte demanda asiática, mientras que el crecimiento de los envíos de los Estados Unidos se frenó con respecto a las ganancias del 11 por ciento experimentadas en 1998 debido a la moneda fuerte de la CE y a sus productos baratos subvencionados.

Exportaciones mundiales de carne 1/

  1998 1999 2000 pronós.
  (.miles de toneladas.)
TOTAL MUNDIAL 15 097 15 835 15 846
Carne de ave 6 163 6 395 6 483
Carne de cerdo 2 882 3 080 2 983
Carne bovina 5 126 5 417 5 423
Carne ovina y      
caprina 676 690 691
Otras carnes 251 252 266

Carne de oveja y de cabra

Según las estimaciones, la producción mundial de carne ovina en 1999 ha aumentado menos del 2 por ciento a 11,5 millones de toneladas. Las disminu-ciones de los suministros de los países desarrollados se vieron compensadas con creces por los aumentos de la producción de los países en desarrollo, especialmente de Asia, una región que representa casi el 50 por ciento de los inventarios y la producción mundiales de ovejas y cabras. En China, el mercado de carne ovina más grande, el crecimiento de la producción disminuyó con respecto a los fuertes aumentos registrados en los dos años anteriores, mientras que el Pakistán, el segundo mercado más grande, registró aumentos de producción moderados, lo mismo que la India, Bangladesh y la República Islámica del Irán. Los aumentos de la producción de Africa, una región en la que las industrias ovinas y ca-prinas desempeñan un papel importante en la segu-ridad alimentaria, se vieron sostenidos por el cre-cimiento registrado en Argelia y Nigeria. El crecimiento de la producción total de los países desarrollados estuvo bajo presión debido a que la constante contracción del sector de la carne ovina en los países de la CEI se reflejó en los Estados Unidos debido a los precios bajos de la lana. Pese a los inventarios de 1999 reducidos por la sequía, la producción de Nueva Zelandia disminuyó sólo marginalmente gracias a un tiempo favorable y a unas tasas de nacimiento de corderos casi sin precedente, mientras que en la CE y Australia aumentó.

Se estima que el comercio mundial de carne de carnero y de cordero aumentó en un 2 por ciento en 1999 a 690 000 toneladas. El carnero y el cordero se comercializan muy poco, destinándose al mercado internacional sólo el 6 por ciento de la producción mundial. Aunque tres cuartas partes de la producción total están en los países en desarrollo, el comercio mundial se produce principalmente en los países desarrollados y se caracteriza por un alto grado de concentración. Las importaciones de la CE, que representan una tercera parte de las importaciones mundiales, disminuyeron en 1999 a causa del aumento de la producción interna y los bajos precios internos. También disminuyeron las compras de los Estados Unidos, mercado de ganado lanar de alto valor, debido a que las entregas se redujeron tras la aplicación de las medidas de salvaguardia en julio de 1999 debidas a un supuesto aumento de sus importaciones. Sin embargo, en 1999 aumentó la demanda de importaciones de los países en desarrollo, particularmente del Oriente Medio. Los envíos de los dos exportadores más grandes, Nueva Zelandia y Australia, aumentaron un poco en 1999, mientras que se recuperaron las exportaciones del Sudán, destinadas en su mayor parte a los países africanos adyacentes. Entretanto, el movimiento de los productos del Uruguay descendió como efecto de la disminución de los suministros exportables y la de-bilidad de la demanda de importaciones de los países vecinos causada por la recesión.


Carne de ave

Impulsada por los precios bajos de los cereales, la producción mundial de carne de aves de corral aumen-tó un 4 por ciento en 1999 a 63,7 millones de tonela-das. Aunque más lento que el crecimiento medio del 6 por ciento anual registrado en el período de 1990-1998, el aumento de la producción de carne de ave su-peró al de las otras carnes, ampliando su parte de la producción total a 28 por ciento frente al 23 por ciento registrado desde comienzos de los años noventa. Tanto los países desarrollados como los países en de-sarrollo acusaron grandes aumentos de la producción; sin embargo, los países en desarrollo se expandieron más rápidamente, haciendo subir su parte de la pro-ducción total a más del 50 por ciento. El Brasil au-mentó en dos dígitos la producción ya que la deva-luación de su moneda fortaleció la demanda de otros países. Entretanto, la recuperación económica en mu-chas partes de Asia, particularmente en Indonesia, la República de Corea y Tailandia, se vio acompañada de un aumento de la producción. Pero el crecimiento regional global de Asia fue limitada debido a la desa-celeración de la producción de China como efecto de la disminución de los precios de todas las carnes y de una demanda fluctuante de los consumidores. Unos márgenes favorables al productor en los Estados Unidos, ayudados por el alza de los precios de la car-ne roja, dio lugar a un aumento de la producción de casi un 6 por ciento en 1999, mientras que el creci-miento en la CE fue menos del 2 por ciento, debido a que en general los precios de la carne se mantuvieron bajos y la demanda sufrió los efectos del problema de la dioxina 1/. El aumento de los precios de los cereales y legumbres en la Federación de Rusia provocó una disminución de la producción, pese al aumento de las inversiones extranjeras y de los precios del producto interno a raíz de la devaluación de la moneda.

El volumen del comercio internacional 2/ de la carne de aves de corral, que se aumentó artificialmente en 1999 debido al movimiento mayor de productos rea-lizado a través de puntos de trasbordo, alcanzó los 6,4 millones de toneladas, o sea un 3 por ciento más que en 1998. Sin embargo, las corrientes comerciales a destinos finales revelaron una falta de crecimiento real en el mercado mundial de la carne de ave. De hecho, los envíos de los Estados Unidos, que aportan el 40 por ciento del comercio internacional, descendieron por segundo año consecutivo. Mientras los envíos del Brasil aumentaron a raíz de la devaluación de su mo-neda, las exportaciones de la CE acusaron el impacto de la competencia mayor del Brasil en los mercados del Oriente Medio y de la disminución de los topes aplicados por la OMC en 1999 a las exportaciones subvencionadas. Por lo que respecta a las impor-taciones, las compras de la Federación de Rusia des-cendieron más de una cuarta parte, comprimidas por la disminución de los ingresos de los consumidores y la posibilidad de comprar carne de cerdo de la CE a precios competitivos. Esta disminución se vio compen-sada, sin embargo, por el aumento de las compras efectuadas por muchos mercados, particularmente China, el Japón y México, inducidos por los precios de las piezas de carne de las aves de corral que son un 24 por ciento más bajos que los del año anterior. Ade-más, tanto las importaciones como las exportaciones de la Región Administrativa Especial de Hong Kong y de Letonia/Estonia aumentaron considerablemente ya que estos mercados se utilizaron cada vez más como puntos de trasbordo para los productos destinados a China y Rusia.

Precios internacionales de la carne

  Indice de la FAO de los precios internacionales de la carne Promedio de los precios internacionales de la carne  
Pollo 1/ Cerdo 2/ Vacuna 3/ Carnero 4/ Cordero 5/
  (. . 1990-92=100 . .) (. . . . .. . . . . dólares EE.UU./tonelada . . .. . . . . . .)
1994 103 921 2 659 2 384 . . . 2 975
1995 90 922 2 470 1 947 . . . 2 621
1996 88 978 2 733 1 741 1 119 3 296
1997 88 843 2 724 1 880 1 072 3 393
1998 79 760 2 121 1 754 901 2 750
1999 81 6/ 602 6/ 2 067 6/ 1 895 815 7/ 2 610 6/

Perspectivas de la carne para el 2000

Pese a las previsiones de un crecimiento económico fuerte en el 2000, las proyecciones indican que el consumo de carne aumentará sólo ligeramente ya que las perspectivas de una producción limitada de carne roja en los principales países productores y exportadores hacen subir los precios. Aunque es probable que haya un fuerte aumento de la producción en el sector de las aves de corral, probablemente los suministros totales de carne se verán limitados por la disminución de las piaras de cerdos en los países desarrollados, y por la continuación de la reconstitución de las cabañas, que presagia la primera disminución de la producción mundial en el sector ganadero desde 1992. Las perspectivas para la producción de carne no están muy claras debido a los cambios estructurales que se están realizando actualmente, particularmente en los sectores de la carne de cerdo de la CE y los Estados Unidos, lo cual, combinado con el descenso previsto de los precios de los piensos, podría dar lugar a operaciones de gran envergadura, como en 1999, para mitigar la posible contracción de la producción.

Es probable que las perspectivas comerciales se vean atenuadas en el 2000 por las previsiones que señalan una reducción de los suministros de carne en los países desarrollados, que en 1999 representaron casi tres cuartas partes de los envíos de carne, un ligero aumento de los precios de la carne roja y unas perspectivas limitadas para la nueva ayuda alimentaria en forma de carne destinada a la Federación de Rusia.

Es probable que se mantengan fuertes las importa-ciones asiáticas de carne en el 2000, pero no al nivel del crecimiento experimentado en 1999. Análogamen-te, es probable que aumenten los envíos a América del Norte, el segundo mercado de importación más grande después de Asia, a causa de la disminución prevista de la producción interna de carne. Sin em-bargo, el crecimiento en estos mercados no debería compensar la disminución de las importaciones rusas. Se prevé que las exportaciones de los Estados Unidos disminuirán por primera vez desde los comienzos de los años ochenta a causa de la reducción de los sumi-nistros y del aumento de los precios internos. Asimis-mo, las exportaciones de la CE se verán compro-metidas por la reducción del límite fijado por la OMC para todas las exportaciones de carne y por la prohi-bición de reinvertir las subvenciones que no se hayan utilizado para julio del 2000. En cambio, el descenso de los precios relativos en América del Sur, generado por la devaluación de la moneda brasileña en 1999 y mantenido por los fuertes vínculos comerciales que existen entre los países del Mercosur, debería facilitar las exportaciones de esta región en el 2000. El movi-miento de productos de esta región hacia los Estados Unidos podría verse ulteriormente alentado por la me-jora del estado sanitario de los animales, particular-mente en las regiones del Brasil que probablemente serán declaradas exentas de fiebre aftosa en el 2000.


Servicio de intercambio de informaciones por correo electrónico para el sector de la carne

La Dirección de Productos Básicos y Comercio ha creado una nueva red electrónica para el intercambio de informaciones sobre la evolución del mercado mundial de la carne intitulada Red de Mercados de Carne y Ganado. Para suscribirse a esta red (que es un servicio gratuito), dejar en blanco la parte referente al Asunto y enviar un mensaje a: mailserv@mailserv.fao.org: Subscribe Meat-L

La finalidad primordial de este servicio es ofrecer un foro para intercambiar ideas sobre cuestiones pertinentes a los mercados nacional e internacional de carne y ganado. Se invita a los usuarios registrados a que aporten artículos, publicaciones e informes estadísticos sobre el sector de la carne de sus propios países/regiones, a la vez que se les alienta a plantear preguntas y ofrecer respuestas sobre temas de interés relacionados con este producto. Dado que la característica esencial de este servicio es la de llegar a todo el mundo, los usuarios pueden enviar sus mensajes en inglés, francés o español.

En resumen, los objetivos de este nuevo servicio de la FAO son:

a. Intercambiar informaciones sobre el mercado de carne y ganado entre los miembros de la lista por intermedio del servidor de correo de la FAO;
b. Difundir informes de la FAO referentes a la evolución actual del mercado mundial de la carne.

Comience a participar en este sistema de intercambio enviando alguna información sobre los sectores de la carne y el ganado a los que tenga acceso y que considera de interés para otros. Una vez suscrito, puede dirigir sus contribuciones a: Meat-L@mailserv.fao.org


Previous PageTable Of ContentsNext Page