FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.3, junio 2001

EUROPA

CE (11 de junio)

Las condiciones para los cultivos de cereales de 2001 son variadas. En abril y principios de mayo, las partes septentrionales de la comunidad se caracterizaron en general por unas precipitaciones abundantes que impidieron la plantación de los cultivos de primavera y verano y otras actividades de campo de primavera como la aplicación de fertilizantes. A mediados de mayo, sin embargo, un período de condiciones más secas y calurosas alivió los problemas de exceso de humedad, y las condiciones del suelo mejoraron. En cambio, en la Península Ibérica la falta de precipitaciones y las temperaturas superiores a lo normal registradas en abril afectaron a los cultivos más avanzados. De todos modos, a mediados de mayo las condiciones para los cultivos de verano recién plantados mejoraron gracias a unas temperaturas más frías y a la llegada de algunos chaparrones ligeros.

Las informaciones más recientes confirman las previsiones de un decrecimiento de la producción de cereales en la CE en 2001, debido principalmente a una significativa contracción de la superficie sembrada con trigo blando de invierno. La producción total de trigo se pronostica ahora en 97,5 millones de toneladas, algo menos que el pronóstico señalado en el informe anterior y 7,5 por ciento menos que la cosecha abundante del año pasado. Además de la gran reducción de la superficie, las perspectivas para los rendimientos han disminuido algo en los dos últimos meses a causa de unas condiciones de crecimiento no óptimas registradas en muchas partes. Con respecto a los cereales secundarios, aunque el resultado de la plantación de los cultivos de primavera y verano sigue siendo incierto, los pronósticos provisionales anuncian una merma general de la producción a poco menos de 108 millones de toneladas, lo que se compara con los 108,3 millones de toneladas de 2000. Mientras la producción de cebada puede disminuir ligeramente, la de maíz podría aumentar en el caso de concretizarse la expansión de la superficie prevista en Francia, el principal productor de la Comunidad. La campaña arrocera de 2001/02 está en marcha pero las intenciones de siembra siguen siendo en general inciertas. En espera de más información, se pronostica que la producción de la CE se recuperará de la contracción del 11 por ciento experimentada el año pasado a raíz de las pérdidas provocadas en Italia por las inundaciones. Los límites máximos nacionales impuestos por la Política Agrícola Común (PAC) continúan limitando las posibilidades de un aumento importante de las plantaciones. En España, sin embargo, el año pasado se superaron dichos límites máximos. La abundancia de agua disponible en el país, combinada con unos aumentos constantes de la productividad, podría inducir a los agricultores a superar nuevamente el límite nacional impuesto por la PAC, a pesar de las sanciones previstas para los productores que exceden de los límites establecidos.

ALBANIA (11 de junio)

Según los pronósticos, la cosecha de cereales de este año aumentará ligeramente con respecto al año pasado debido a unas condiciones atmosféricas en general más favorables. La producción total podría ser de alrededor de 600 000 toneladas, incluidas unas 350 000 toneladas de trigo.

BELARUS (7 de junio)

La plantación de los cultivos de primavera ha terminado mucho antes que el año pasado. Unas condiciones atmosféricas propicias y una humedad del suelo suficiente han favorecido en general a los cultivos tanto de primavera como de invierno. Se prevé que los granos (cereales y legumbres) de primavera cultivados en 2001 abarcarán aproximadamente 1,6 millones de hectáreas, semejante a la superficie sembrada el año pasado, con una producción de 2,8 millones de toneladas aproximadamente (2000: 2,6 millones de toneladas). Hay indicios de que la cosecha de granos podría alcanzar los 5 millones de toneladas, peso limpio, frente a los 4,8 millones de toneladas estimados en 2000.

BOSNIA Y HERZEGOVINA* (4 de junio)

Las perspectivas para la cosecha de cereales de 2001 son variadas. Por el momento la situación de los cereales de invierno es satisfactoria, pero el resultado definitivo del maíz de primavera dependerá fundamentalmente de que las precipitaciones continúen recargando las reservas de humedad del suelo tras la sequía del verano y el otoño pasados. Las importaciones de trigo han ido aumentando constantemente para satisfacer la demanda interna y el país también ha importado maíz a raíz de la producción menguada a causa de la sequía del año pasado.

BULGARIA (11 de junio)

En los dos últimos meses las condiciones atmosféricas han sido en general satisfactorias para el desarrollo de los cultivos de cereales, y se pronostica una recuperación de la producción de cereales de este año, tras la cosecha menguada del año pasado. La producción total de cereales en 2001 se pronostica ahora en alrededor de 5,4 millones de toneladas, en torno a un 18 por ciento más que en 2000, de los cuales corresponderán alrededor de 3,2 millones de toneladas al trigo.

CROACIA (4 de junio)

Las perspectivas iniciales para la cosecha de cereales de 2001 son variadas. Tras la producción menguada a causa de la sequía del año pasado, las precipitaciones recibidas hasta ahora han sido abundantes para los cultivos de cereales de invierno pero las reservas de humedad del suelo todavía no se han recargado del todo. La cosecha de trigo de 2001, sembrada en una superficie de 215 000 hectáreas, se pronostica oficialmente en 0,95-1,0 millones de toneladas, algo más que las 929 000 toneladas del año pasado y un volumen superior a la media. La superficie que se sembrará con cultivos de primavera será algo menor que la del año pasado, debido a las disminuciones previstas en el girasol, la remolacha y la cebada. Se prevé que la superficie del maíz aumentará marginalmente a 386 000 hectáreas (2000: 379 000 hectáreas) para contribuir a reponer los suministros de maíz tras la cosecha menguada a causa de la sequía en 2000, que fue de sólo 1,3 millones de toneladas frente a los 2,1 millones de toneladas de 1999. Pese a las malas cosechas y a una difícil situación de los suministros alimentarios, se está exportando maíz a la vecina Bosnia y Herzegovina. El país necesita anualmente unas 650 000 toneladas de trigo, lo que deja un excedente exportable. Las entregas de trigo de las reservas del estado han moderado el alza de los precios internos de este producto.

ESTONIA (4 de junio)

Las perspectivas iniciales para los cereales de invierno son satisfactorias. Unas precipitaciones suficientes recibidas en abril y mayo y las temperaturas superiores a lo normal de abril han permitido comenzar temprano las plantaciones de primavera. Es probable que la cosecha de cereales de invierno de 2001 esté cercana al buen nivel del año pasado y, si las condiciones de crecimiento siguieran siendo favorables hasta la terminación de las cosechas en septiembre, la producción total podría estar cercana al nivel excelente del año pasado (0,6 millones de toneladas, peso limpio), superior en un 25 por ciento aproximadamente al de 1999. En el primer trimestre de 2001 continuó la recuperación de la producción lechera y decreció la tasa de los sacrificios de animales.

EX REPUBLICA YUGOSLAVA DE MACEDONIA (11 de junio)

Las perspectivas para las cosechas de cereales de 2001 siguen siendo algo inciertas tras las condiciones invernales excepcionalmente secas imperantes especialmente en las partes orientales del país. En particular, la producción del trigo de invierno se vio gravemente afectada en algunos distritos y, como consecuencia, la producción total de este año podría ser inferior a la media.

El PMA continúa proporcionando raciones básicas a los refugiados que viven con familias anfitrionas y en centros comunitarios. Desde finales de mayo, la creciente tensión y los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad macedonias y los grupos armados de etnia albanesa en la región de la municipalidad de Lipkovo han dado lugar a una nueva afluencia de personas desplazadas dentro y fuera del país. Todas las PDI se alojan con familias anfitrionas.

FEDERACION DE RUSIA (30 de mayo)

La plantación de primavera procede a un ritmo más rápido que el año pasado. Para mediados de mayo, se había sembrado más de la mitad de la superficie de granos (cereales y legumbres) prevista. Las condiciones de crecimiento para los cultivos tanto de invierno como de primavera han sido en general buenas, con buenas precipitaciones en la mayoría de las zonas. Hay indicios de que la superficie total sembrada con granos (de invierno y primavera) aumentará más de 2 millones de hectáreas a cerca de 48 millones de hectáreas, incluidos 35 millones de hectáreas de granos de primavera. En la cuenca del río Volga y en las regiones centrales se espera el aumento más acentuado de la siembra de granos. Los cultivos de granos de invierno se sembraron en 14,7 millones de hectáreas. La destrucción invernal se limitó a una media de alrededor de 1,2 millones de hectáreas.

En su conjunto, las perspectivas para la cosecha de granos de 2001 son buenas hasta ahora. Los pronósticos oficiales cifran la cosecha de granos de 2001 en 65-70 millones de toneladas, hasta 5 millones de toneladas más que en 2000 (65,4 millones de toneladas). La FAO pronostica provisionalmente la cosecha de granos de este año en alrededor de 74 millones de toneladas, 3 millones de toneladas más, aproximadamente, que su estimación para 2000 (71 millones de toneladas), alrededor de 10 por ciento más que las estimaciones oficiales. La Junta de Granos estima que alrededor del 10-20 por ciento de las operaciones del mercado de granos se realizan en el mercado sombra. En Yakutia, unas grandes inundaciones han causado dificultades y pérdidas, pero es improbable que afecte al nivel general de la producción.

Gracias a la cosecha relativamente buena de 2000, se prevé que las importaciones de cereales en la campaña comercial de 2000/01 descenderá a 2,4 millones de toneladas, frente a los 8,4 millones de toneladas del año anterior. Esto incluye 1,4 millones de toneladas de trigo y 0,7 millones de toneladas de cereales secundarios (cebada, maíz y centeno). Se estima que las exportaciones de cereales alcanzarán los 1 240 000 toneladas, frente a las 670 000 toneladas del año anterior. Según informes oficiales, al 1° de mayo las existencias totales de granos estaban en 16,3 millones de toneladas, cerca de 4 millones de toneladas (29 por ciento) más que en el período correspondiente del año anterior. También se señala que las existencias de granos del país serán suficientes para satisfacer las necesidades de consumo hasta la próxima cosecha.

Los informes oficiales indican que el objetivo fijado para la superficie plantada con cultivos de primavera en Chechenia es de 116 000 hectáreas, incluidas 63 000 hectáreas de granos. Al 15 de mayo ya se habían cultivado cerca de 38 000 hectáreas (33 por ciento de lo previsto). La cifra comparable del año pasado era de 29 000 hectáreas. Ahora bien, los problemas de seguridad y la falta de insumos agrícolas suficientes continúan comprometiendo la producción.

En Chechenia y la vecina Ingushetia, las personas desplazadas o afectadas de otra manera por los conflictos continúan dependiendo del PMA y las ONG para la asistencia alimentaria básica y complementaria.

Durante la segunda quincena de mayo el PMA distribuyó en total 1 900 toneladas de productos alimenticios a aproximadamente 131 000 beneficiarios de ambas Repúblicas. Las limitaciones de financiación continúan restringiendo las actividades del PMA.

HUNGRIA (11 de junio)

El clima seco de abril favoreció la siembra de los cultivos de primavera. Unos chaparrones aislados recibidos a principios y mediados de mayo contribuyeron a mejorar los abastecimientos de agua del suelo que han estado en general bajos desde el verano pasado, pero todavía se necesita más humedad para asegurar un desarrollo satisfactorio de los cultivos hasta la cosecha. Según los pronósticos actuales, la producción de trigo se recuperará a alrededor de 4,5 millones de toneladas, después de las producciones menguadas obtenidas en los dos últimos años. También se prevé una recuperación significativa de la producción de maíz si continuaran recibiéndose precipitaciones en cantidades satisfactorias.

LETONIA (4 de junio)

Las perspectivas iniciales para la cosecha de cereales de 2001 son satisfactorias. Las buenas precipitaciones recibidas en el invierno y la primavera han proporcionado reservas suficientes de humedad del suelo. Es probable que la superficie sembrada se haya mantenido en un nivel medio. Si continuaran las condiciones de crecimiento favorables, la producción de cereales podría acercarse a las 924 000 toneladas del año pasado, 18 por ciento más que la mala cosecha de 1999. Con una producción pecuaria deprimida y el número de los animales en constante disminución, las importaciones de cereales de los últimos años se limitaban a alrededor de 50 000-70 000 toneladas por año, principalmente de trigo panificable para mezclar con la producción local. Hay indicios de crecimiento de la productividad del sector pecuario.

LITUANIA (4 de junio)

Las perspectivas iniciales para la cosecha de cereales de invierno de 2001 son satisfactorias, pero el desarrollo de los cultivos en el ángulo nordoriental del país que limita con Letonia es algo menor que el año pasado. Este año las condiciones de hibernación han sido satisfactorias y, si predominaran condiciones favorables durante todo el período vegetativo, la cosecha de cereales de 2001 podría acercarse al nivel superior a la media de 2,7 millones de toneladas alcanzado en 2000. Las exportaciones de carne (de vacuno) se han visto afectadas por la EEB, pero las de productos lácteos aumentaron.

MOLDOVA (4 de junio)

La plantación de los cultivos de primavera está prácticamente terminada, habiéndose beneficiado de unas condiciones atmosféricas en general satisfactorias y de una humedad del suelo suficiente. Se prevé que la superficie sembrada con maíz y legumbres, los principales cultivos de cereales de primavera, se mantendrá estable en cerca de 500 000 hectáreas. Las perspectivas para el trigo de invierno, plantado en 350 000 hectáreas estimadas, son mejores que el año pasado. Como consecuencia, se pronostica provisionalmente que la producción total de cereales alcanzará los 2,4 millones de toneladas aproximadamente, obtenidos en una superficie de cerca de un millón de hectáreas. Ello representaría un aumento de alrededor de 0,3 millones de toneladas con respecto a las cosechas menguadas a causa de la sequía de 1999 y 2000.

POLONIA (11 de junio)

Las condiciones atmosféricas del invierno y la primavera han sido excelentes para los cultivos de cereales de 2001. Como consecuencia, aunque es probable que la superficie total sembrada con cereales se mantenga cercana al nivel del año pasado, una mejora de los rendimientos debería redundar en un aumento significativo de la producción. Según los pronósticos actuales, la producción total de cereales se recuperará a casi 26 millones de toneladas, 15 por ciento más que la cosecha menguada del año pasado, de los cuales corresponderían al trigo 9 millones de toneladas.

REPUBLICA CHECA (11 de junio)

Este año se espera una producción de cereales de nivel medio gracias a unas condiciones de siembra y de crecimiento en general satisfactorias. Se estima que la superficie sembrada con cereales en 2001 será semejante al nivel del año anterior, situado en torno a 1,6 millones de hectáreas, y la producción se pronostica en alrededor de 6,7 millones de toneladas.

REPUBLICA ESLOVACA (11 de junio)

En la República Eslovaca, las perspectivas para los cultivos de cereales de invierno son satisfactorias y la producción debería recuperarse después de la menguada cosecha del año pasado.

RUMANIA (11 de junio)

Las perspectivas para los cultivos de cereales de 2001 han mejorado en los dos últimos meses gracias a unas lluvias benéficas que contribuyeron a reponer las reservas de agua del suelo, que estaban casi agotadas. Es probable que los rendimientos se recuperen después de los niveles bajos del año pasado, y la producción total de cereales se pronostica provisionalmente en casi 14 millones de toneladas, 4 millones de toneladas más que el año pasado pero todavía muy por debajo de la media de los cinco años anteriores a la grave sequía del año 2000.

UCRANIA (31 de mayo)

La plantación de los cultivos de primavera ha terminado mucho antes que el año pasado. Unas condiciones atmosféricas favorables así como el acceso mejorado a los insumos agrícolas han permitido que para el 16 de mayo los agricultores hubieran sembrado 16 millones de hectáreas de tierra con cultivos de primavera, cuando en el período correspondiente del año pasado se habían sembrado sólo 12,6 millones de hectáreas. También aumentó, en 0,6 millones de hectáreas, la superficie sembrada con granos de invierno. De alcanzarse los objetivos, lo que es probable dadas las condiciones actuales, la superficie total sembrada con granos para la cosecha de 2001 podría alcanzar los 14,6 millones de hectáreas, cerca de 700 000 hectáreas menos que el año pasado. A esta altura, las previsiones relativas a los rendimientos son, por término medio, superiores a las del año pasado y la producción total de cereales en 2001 podría alcanzar los 31 millones de toneladas, cerca de 8 millones de toneladas más que la estimación de la FAO para el año pasado. Si las condiciones atmosféricas siguieran siendo favorables hasta la terminación de las cosechas, se pronostica que la producción incluirá 18 millones de toneladas de trigo (2000: 11 millones de toneladas) y 13 millones de toneladas de cereales secundarios (2000: 12 millones de toneladas).

Si se concretizaran los pronósticos relativos a la producción, se prevé que las importaciones de cereales en 2001/02 disminuirán a menos de 200 000 toneladas frente a cerca de 900 000 toneladas en la actual campaña comercial. En cambio, las exportaciones podrían llegar en 2001/02 a cerca de 5 millones de toneladas, alrededor de 3,5 millones de toneladas más que en 2000/01, incluidos 3 millones de toneladas de trigo y cerca de 2 millones de toneladas de cereales secundarios.

YUGOSLAVIA, REP. FED. DE (SERBIA Y MONTENEGRO)* (4 de junio)

La cosecha del trigo de invierno, cuya recolección comenzará este mes, se desarrolló bastante bien gracias a unas precipitaciones en general buenas recibidas desde diciembre y a pesar de las condiciones secas imperantes en el otoño, las plantaciones tardías, la escasez de fertilizantes y la desarticulación general del sector a raíz del cambio de gobierno. Es difícil calcular la superficie sembrada y la cosecha venidera dada la incertidumbre de los parámetros sobre los cuales basar los pronósticos. Los informes anteriores que indicaban que la superficie sembrada con cereales de invierno (principalmente trigo) había alcanzado las 700 000-750 000 hectáreas previstas, no obstante las condiciones secas imperantes en el otoño y la escasez de insumos y de dinero, están perdiendo credibilidad y se piensa que es más realista la cifra de 670 000 hectáreas sembradas con trigo para la cosecha de 2001. Hasta finales de mayo, las imágenes de satélite indicaban que el desarrollo de los cultivos era igual que el año pasado, salvo mejoras observadas en Voyvodina oriental, zona gravemente afectada por las inundaciones y los prolongados anegamientos del año pasado. Habida cuenta de la estimación derivada de la evaluación de las cosechas de la FAO, situada entre 1,7 y 1,8 millones de toneladas de trigo obtenidas en una superficie de 600 000-640 000 hectáreas, y de la escasez de combustible, fertilizantes y otros insumos en 2000, la producción de trigo de 2001 se pronostica en alrededor de 2 millones de toneladas. Cifra inferior a la de las previsiones oficiales que señalan 2,9 millones de toneladas en 800 000 hectáreas.

Con respecto a los cultivos de primavera, las perspectivas siguen siendo inciertas. Las reservas de humedad del suelo se están recuperando gracias a las buenas lluvias recibidas en primavera, pero todavía no se han repuesto del todo. Los rendimientos de los cultivos continuarán dependiendo de la regularidad de las lluvias que se reciban durante todo el período vegetativo hasta octubre. Según los pronósticos oficiales, la superficie sembrada con maíz alcanzará los 1,4 millones de hectáreas. Los precios del maíz siguen siendo más atractivos que los del trigo, lo cual da a los agricultores incentivos para plantar maíz (producto menos sujeto que el trigo a las disposiciones que regulan el mercado). Sin embargo, aún cuando se alcanzara la superficie prevista, el objetivo oficial de producción fijado en 6 millones de toneladas parece exagerado, dada la escasez de combustible y de productos agroquímicos. Hay indicios de que probablemente disminuirá la superficie plantada con remolacha y soja.

El PMA está prestando ayuda actualmente a alrededor de 700 000 refugiados y personas socialmente vulnerables, número que prevé reducir a la mitad para mediados de 2002. Además, la CICR presta asistencia a 200 000 PDI con una ración alimentaria individual, y a 100 000 personas (casos sociales) mediante una comida caliente distribuida en el marco de su programa de comedores gratuitos.


Previous Page