Página precedente Indice Página siguiente


BELGICA

Introducción

Las primeras experiencias de conversión de la agricultura convencional a la agricultura orgánica tuvieron lugar durante los años sesenta, pero un número significativo de agricultores sólo comenzó la agricultura orgánica en los últimos diez años aproximadamente.

La mayoría de los agricultores orgánicos se encuentran en la región de Valón, donde ya se practica una agricultura convencional extensiva en la región montañosa (principalmente pastizales para la producción lechera), lo que permite a los agricultores obtener la certificación como productores orgánicos sin necesidad de introducir cambios importantes en sus prácticas agrícolas. En la región de Flandes, en la parte septentrional del país, las prácticas agrícolas convencionales son más bien intensivas, especialmente en el caso de la producción de frutas y verduras. Aunque en esa parte son menos los agricultores que hasta ahora han pasado a la agricultura orgánica, se prevé que gracias a un reciente ajuste de políticas, por el que las subvenciones por hectárea de producción de verduras orgánicas se han triplicado con creces en Bélgica, el número de los agricultores orgánicos de la región de Flandes aumentará significativamente en los próximos años.

En 1999, los agricultores orgánicos eran 550 (cuadro 1), y aumentaron a 636 durante el año 2000 (un incremento de casi 16 por ciento) (Ministerio de Agricultura, 2001). Además de estos agricultores orgánicos, hay 571 empresas orgánicas certificadas: 529 entre mayoristas, embaladoras, distribuidoras, etc. y el resto, importadoras (42).

Pese al ritmo de crecimiento observado durante el último decenio (tasa media de crecimiento anual de alrededor del 20 por ciento), la agricultura orgánica es todavía un sector reducido en Bélgica, que representa alrededor del 1 por ciento de la superficie total destinada a la producción agrícola.

Cuadro 1: Número de las granjas (orgánicas) por región, y su porcentaje en el total de las granjas (1999)


Región de Flandes

Región de Valón

Bélgica (total)

Número total de granjas

42 289

21 558

63 848

Número de granjas orgánicas

172

378

550

Porcentaje

0.41

1.75

0.86

Fuente: Heuschen, 2000
Durante el año 2000, la superficie total destinada a la producción orgánica pasó de 18 515 hectáreas a 20 663 hectáreas (lo que representa un incremento de casi 12 por ciento). El crecimiento mayor se registró en las tierras de pastizales orgánicos. La superficie dedicada a la producción hortícola orgánica (incluida la floricultura) representa el 3,6 por ciento de la superficie orgánica total (751 hectáreas (cuadro 2)) (Ministerio de Agricultura, 2001).

Cuadro 2: Superficie de producción orgánica (incluida la que está en proceso de conversión a la agricultura orgánica) e incremento porcentual, por región (2000)



Total de la agricultura orgánica (incluidos los pastizales)

De la cual, la agricultura orgánica (incluida la floricultura)

Superficie (ha)

Aumento en % (comparado con la cifra de 1999)

Superficie (ha)

Aumento en % (comparado con la cifra de 1999)

Región de Valón

16 905

6.8

205

34.6

Región de Flandes

3 758

43.5

546

12.6

Total de Bélgica

20 663

11.4

751

17.9

Fuente: Ministerio de Agricultura, 2001.
1. Agricultura orgánica en Bélgica

La parte principal de la superficie orgánica certificada está dedicada a pastizales para la producción lechera (alrededor del 75 por ciento), y en segundo lugar viene la producción de cereales (9 por ciento de la superficie orgánica total). La producción orgánica de frutas y verduras es moderada (3 por ciento), y se encuentra principalmente en la región de Flandes. En el cuadro 3 figura la distribución de la superficie dedicada a la producción de frutas y verduras orgánicas por región (1999).

Cuadro 3: Superficie de frutas y verduras (en conversión, orgánica y acumulada) por región 1999

Año 1999


En conversión (ha)

Orgánica (ha)

Acumulada (ha)

Región de Flandes


Frutas

55.5

139.4

194.9

Verduras

32.1

257.1

289.2

Región de Valón


Frutas

12.4

47.6

60.0

Verduras

1.4

66.6

68.0

TOTAL

Frutas y verduras

101.4

510.7

612.1

Fuente: Ministerio de Agricultura, 2001.
Las verduras más comunes son las papas, las zanahorias, las coles y las cebollas, en tanto que la manzana es la principal fruta orgánica que se produce, seguida a distancia de las peras. No ha sido posible obtener las cantidades por producto.

1.1 Política gubernamental en materia de agricultura orgánica

En Bélgica, el Reglamento del Consejo (CEE) No. 2092/91 se aplica a los agricultores, a las industrias transformadoras, a los comerciantes, etc. orgánicos. La autoridad estatal para la agricultura orgánica es el Ministerio de Agricultura (la Dirección General 4, para la producción vegetal; y la Dirección General 5, para la producción pecuaria). El Ministerio reconoce dos organismos de inspección: Blik y Ecocert, ambos acreditados de conformidad con EN 45005 y EN 45011.

Los agricultores y las industrias transformadoras que, además de las normas oficiales relativas a la producción orgánica, cumplen las normas privadas de Biogarantie y de Nature & Progrès, pueden utilizar las etiquetas Biogarantie® (que se utiliza principalmente en la región de Flandes) y de Nature & Progrès (que se utiliza en la región de Valón, véase la Figura 1) (Heuschen, 2000).

Figura 1: El logotipo de Nature & Progrès y de Biogarantie

Desde 1994, el Gobierno belga ha venido prestando ayuda directa a los agricultores orgánicos. En 2001, la subvención anual por hectárea de producción de verduras se triplicó con creces, pasando de 300 € por hectárea a 930 € (promedio durante los primeros dos años de conversión) (véase el cuadro 4). Las otras cantidades no han cambiado.

Entre otras actividades de ayuda estatal cabe señalar la cofinanciación de dos centros de investigación sobre agricultura orgánica: (i) Proefcentrum voor de biologische teelt (PCBT) (en la región de Flandes); y (ii) Centre technique pour le développement de l’agriculture et de l’horticulture biologique (CEB) (en la región de Valón). Estos centros se concentran en experimentos de agricultura orgánica sobre el terreno.

Cuadro 4: Ayuda gubernamental por hectárea (2001)

Uso de la tierra

1er. y 2° año de conversión (en €)

3 años siguientes (años 3-5) (en €)

Cultivos anuales habilitados para pagos

180.52

111.55

por superficie cultivable (cereales y



semillas oleaginosas)



Otros cultivos anuales

300.87

223.10

Pastizales

297.47

173.52

Cultivos de verduras

1er. año: 991.57

743.68


2° año: 867.63


Cultivos perennes (frutales)

842.46

743.68

Fuente: Ministerio de Agricultura (2001).
1.2 Limitaciones a la producción

Como ya se ha aclarado anteriormente, a pesar de las cifras notables relativas al crecimiento registrado en los últimos años, en Bélgica la agricultura orgánica representa todavía sólo el 1 por ciento de la producción agrícola total. En la región septentrional de Flandes, para convertir la gestión agrícola en agricultura orgánica habría que introducir cambios importantes en los métodos de la producción convencional intensiva. La subvención por hectárea aprobada por el Gobierno belga no ha sido suficiente para atraer a muchos agricultores. En 2001, a subvención a la producción de verduras por hectárea se triplicó con creces. Ahora se prevé que también la parte septentrional del país llegará a ser más orgánica.

Ahora bien, la producción orgánica es inferior a la demanda. Habida cuenta de que el período de conversión es de tres años, la producción nacional de verduras orgánicas no podría alcanzar el nivel de la demanda antes de 2004. Por lo tanto, es probable que continúe importándose un porcentaje significativo de las verduras orgánicas consumidas en Bélgica.

Uno de los problemas identificados por diversos operadores de mercado es la falta de ‘espíritu orgánico’ en los agricultores. Se dice que muchos de los agricultores que están interesados en el cambio lo están sólo por la subvención por hectárea y no por el deseo sincero de dedicarse a prácticas agrícolas alternativas. Muchos ven en la subvención una forma interesante de obtener ingresos a corto plazo, pero no se proyectan a un plazo más largo. Esta falta de compromiso podría dar lugar a que un gran número de nuevos agricultores orgánicos no prosiguieran la agricultura orgánica después de unos años.

2. El mercado belga de frutas y verduras orgánicas

El valor total de las ventas orgánicas en Bélgica se estima en 6 mil millones de francos (2000), de los cuales alrededor de una cuarta parte corresponde a las ventas de frutas y verduras orgánicas.

2.1 Ventas de frutas y verduras orgánicas en valor y volumen

Aunque los productos orgánicos se han vendido en las granjas y en algunos negocios orgánicos especializados desde que los primeros agricultores comenzaron a producir orgánicamente en los años sesenta, la mayoría de los consumidores comenzó a tomar conciencia sobre la existencia de frutas y verduras orgánicas cuando, hace diez años aproximadamente, las principales cadenas de supermercados incluyeron esos productos en sus surtidos. El primer supermercado minorista que comenzó a vender productos orgánicos fue Delhaize, en 1989, seguido en 1991 de Colruyt y GB (que ahora pertenecen a la cadena minorista francesa Carrefour). Estos supermercados exigieron que los productos orgánicos fueran de la misma calidad (por lo menos) que los productos no orgánicos, y no aceptaron que los productos tuvieran una apariencia de nivel inferior. Además, el gusto de los productos orgánicos debía ser tan bueno (o mejor) que el de los productos convencionales.

Al principio, sólo se exponían algunos productos, a saber los que se podían conseguir fácilmente después de la temporada de la producción interna (principalmente las verduras cuyo tiempo de conservación es más largo, como las papas, las zanahorias y las cebollas). A lo largo de los últimos diez años se han ido incluyendo gradualmente cada vez más productos y variedades, y ha aumentado la posibilidad de conseguirlos a lo largo de todo el año (incluyendo las importaciones realizadas durante el período fuera de estación), lo que dio lugar a la oferta anual actual de más de 50 frutas y verduras frescas. Sin embargo, los primeros productos mencionados anteriormente (papas, zanahorias, cebollas) siguen siendo los que tienen los volúmenes de venta más altos.

El crecimiento más vigoroso del mercado orgánico belga se ha observado en la segunda mitad de los años noventa, especialmente durante los últimos tres años (1998-2000). Las grandes alarmas provocadas en el sector alimentario, sobre todo a raíz de la crisis de la dioxina que afectó mucho a Bélgica, redundaron en un auge del mercado orgánico. Inmediatamente después del brote de la crisis de la dioxina en 1999, en la que se encontraron niveles elevados de dioxina y de otros elementos tóxicos en la carne de pollo y los huevos y, posteriormente, también en otros productos alimenticios, las ventas orgánicas subieron un 80 por ciento respecto al año anterior. Durante el período de 1998-2000 se registraron tasas medias de crecimiento anual de 50 por ciento.

No se dispone de datos estadísticos sobre la elaboración y comercialización de productos orgánicos, ni sobre su evolución (Heuschen, 2000). Por lo tanto, lo que sigue se basa en informaciones obtenidas a través de entrevistas personales y telefónicas a comerciantes y minoristas.

En 2000, las ventas totales de frutas y verduras orgánicas se estimaron en 1,5 mil millones de francos (€37,2 millones). Esta es una estimación más bien fidedigna, confirmada por la mayoría de las personas entrevistadas, tanto mayoristas como minoristas. El volumen total se estima en alrededor de 15 000 toneladas, de las cuales la mayor parte (70-80 por ciento) son verduras (producidas localmente o importadas de países vecinos, como los Países Bajos o Francia). El principal punto de venta son los supermercados, seguidos a una cierta distancia de los negocios orgánicos especializados, y en último lugar están los otros sistemas de distribución (véase la sección 2.3).

Entre los productos principales figuran los siguientes (en orden decreciente de magnitud): las papas, las manzanas, las cebollas, las zanahorias, las coles (rojas y blancas), los tomates, los brécol, el coliflor, los bananos, y el kiwi (véase el cuadro 5).

2.2 Precios medios a nivel minorista

Es difícil obtener las cifras de los precios minoristas y de los sobreprecios con respecto a los productos convencionales, que difieren mucho entre los diferentes productos y durante las diferentes temporadas del año. Sin embargo, las informaciones anecdóticas obtenidas de fuentes comerciales y algunas muestras no representativas obtenidas por el autor inducen a pensar que el sobreprecio medio de los productos orgánicos con respecto a los convencionales oscila entre 30 y 50 por ciento, salvo algunos casos que superan ese margen. Estas observaciones confirman los cálculos realizados anteriormente en Bélgica (Michelsen y otros, 1999) en los que los sobreprecios de las verduras se habían estimado en un 40 por ciento, y en un 50 por ciento el de las frutas.

Cuadro 5: Mercado de frutas y verduras orgánicas por producto

Producto

Cantidad (en toneladas)

Verduras

Papas

1 600 - 1 700

Cebollas

1 100 - 1 200

Coles (blanca/roja)

850 - 900

Coliflor

700 - 750

Brécol

800 - 850

Zanahorias

1 000 - 1 100

Puerro

450 - 500

Apio

350 - 400

Lechuga

500 - 550

Pepino

450 - 500

Tomates

750 - 800

Pimientos

650 - 700

Otras

n.d.

Frutas

Manzanas

1 350 - 1 400

Bananos

800 - 850

Kiwi

650 - 700

Naranjas

550 - 600

Bayas

200 -225

Peras

850 - 900

Otras

n.d.

TOTAL

14 000 - 15 500

Fuente: Cálculos del autor basados en informaciones obtenidas de fuentes comerciales.
Durante algunas de las entrevistas quedaba la sensación de que por término medio los sobreprecios habían disminuido en los últimos diez años. Muchos expresaron la esperanza de que en vista del aumento del volumen del mercado y del creciente número de los productores, los mayoristas y los puntos de venta orgánicos, durante los próximos años continúen disminuyendo las diferencias de precios entre los productos orgánicos y los convencionales.

2.3 Sistemas de distribución

Los circuitos de distribución son por lo general cortos: son pocos los manipuladores necesarios para trasladar el producto desde el campo (o el puerto de importación) a los puntos de venta finales. Dos mayoristas (Biofresh y Biomarché) representan el 70-80 por ciento de las ventas mayoristas de todas las frutas y verduras orgánicas frescas. Biofresh, que además de frutas y verduras orgánicas frescas comercializa otros productos frescos (productos lácteos, carne y especialidades vegetarianas), abastece exclusivamente a los negocios especializados (no a los supermercados). Biofresh abastece el 50 por ciento de estos 700 puntos de venta.

Biomarché, especializado en frutas y verduras, es el único proveedor de Delhaize, una cadena de supermercados. Biomarché tiene algunas líneas de empaque en las que los productos comprados a granel se empacan en sacos, mallas y bandejas (la legislación exige que se empaquen por separado los productos orgánicos vendidos en negocios en los que se venden también productos convencionales). Entre los otros distribuidores figuran Brava (una cooperativa de alrededor de 50 agricultores contratados) y algunas empresas pequeñas.

Figura 2: El mercado orgánico de fruts y verduras

Fuente: Cálculos del autor basados en informaciones obtenidas de fuentes comerciales.
En 2000, en las cadenas de supermercados se vendió un 60-70 por ciento de todas las frutas y verduras orgánicas (casi 10 000 toneladas, por un valor estimado de €24 millones, o sea 975 millones de francos, véase la Figura 2). La mayor parte de este volumen es vendida por Delhaize, que representa un 30 por ciento del total de frutas y verduras orgánicas vendidas en Bélgica. Las otras dos principales cadenas de supermercados que venden productos orgánicos son GB y Colruyt. Estas tres cadenas de supermercados tienen sus propias marcas orgánicas, cuyos logotipos se muestran en la Figura 3.

Figura 3: Marcas biológicas de las cadenas de supermercados Delhaize, Colruyt y GB (Carrefour)

Fuentes: www.delhaize-le-lion.be, www.colruyt.be y www.gb.be
El 25 por ciento de las frutas y verduras orgánicas se vende en negocios especializados (3 750 toneladas, por un valor estimado de €9,3 millones, o sea 375 millones de francos). El resto se vende en granjas, a través de planes de subscripción, en ferias semanales y en los así llamados ‘equipos alimentarios’ (consumidores, principalmente vecinos, que compran productos orgánicos en grupo).

Lo nuevo en Bélgica es el ‘supermercado orgánico’, que vende exclusivamente productos orgánicos. En marzo de 2001, se inauguró el primer supermercado orgánico llamado ‘Bio Square’ en Uckel, un barrio de Bruselas económicamente más acomodado. Este negocio relativamente pequeño (120 metros cuadrados), que trabaja con el logotipo de Delhaize, debería ser el primero de una serie de cinco mercados exclusivamente orgánicos, que empezarán a funcionar antes de finales de 2002. En el momento de redactar este informe (mediados de 2001), Bio Square ya llevaba alrededor de cuatro meses funcionando, con ventas 4 a 5 veces superiores a lo previsto. El problema principal que enfrenta es el problema logístico del abastecimiento. Según los informes, también Colruyt, otra cadena de supermercados, emprenderá próximamente una iniciativa semejante.

2.4 Actitudes de los consumidores

Todavía no se ha estudiado el perfil de los consumidores orgánicos (Heuschen, 2000); o por lo menos, no se dispone de estudios publicados. Sin embargo, en un número de Bio Visie (Blivo, 2000), la revista trimestral del sector orgánico en la región de Flandes, se citan dos cuestionarios sobre productos alimentarios orgánicos (no solamente frutas y verduras!). Aunque los resultados de la investigación no necesariamente reflejan la actitud de todos los consumidores belgas frente a los productos orgánicos (respondieron 1 000 y 750 personas, respectivamente), ofrecen sí algunos indicios útiles.

El informe llega a la conclusión de que probablemente el número de los clientes orgánicos no está aumentando muy rápidamente, y que el crecimiento del mercado se debe principalmente al hecho de que los que compran adquieren volúmenes mayores.

Por las informaciones anecdóticas obtenidas de fuentes comerciales se deduce que el típico consumidor orgánico pertenece a los estratos más cultos y de mayores ingresos, y con hijos pequeños. No por nada el nuevo supermercado orgánico Delhaize ‘Bio Square’ está situado en Uckel, un barrio de Bruselas económicamente acomodado, donde viven muchos de estos típicos consumidores orgánicos.

2.5 Tendencias

El mercado orgánico ha ido creciendo con un coeficiente de crecimiento de hasta 50 por ciento respecto de los últimos años. Dicho crecimiento, impulsado por las alarmas suscitadas por los productos convencionales, es el efecto de una combinación de factores: el aumento de las cantidades de productos orgánicos vendidos (debido en parte a la oferta presente a lo largo de todo el año gracias a las importaciones), así como la introducción de nuevas variedades orgánicas.

Entre los nuevos productos que se han lanzado últimamente en el mercado orgánico figuran, entre otros, los tomates cereza (importados de Israel e Italia), los pomelos rojos, y el maíz y la remolacha roja envasados al vacío.

Las revistas mensuales publicadas por los principales supermercados dedican cada vez más espacio a los alimentos orgánicos. Con objeto de crear mayor conciencia entre los consumidores sobre los productos orgánicos, estas revistas contienen informaciones acerca de los nuevos productos y explicaciones sobre el significado de las etiquetas orgánicas, y ofrecen recetas para cocinar productos orgánicos. Algunos negocios orgánicos especializados se han unido a esta campaña de ‘educación de los consumidores’ e imprimen conjuntamente folletos semejantes.

Otra de las tendencias observadas es el empaque biodegradable utilizado para muchos productos orgánicos (véase la Figura 4). (Poirier, 1999)

Figura 4: Empaque biodegradable: un punto de venta especial para el consumidor de alimentos orgánicos con conciencia ecológica

Fuente: www.colruyt.be
2.6 Principales limitaciones al desarrollo del mercado

Se prevé que el mercado orgánico continuará expandiéndose rápidamente, y que la demanda continuará siendo superior a la oferta interna. Las alarmas alimentarias principales que han afectado al continente europeo en general y a Bélgica en particular en los últimos años han ido minando permanentemente la confianza en los productos convencionales entre los grupos de consumidores.

Sin embargo, como se afirma en el párrafo 2.3, alrededor de la mitad de los encuestados no estaban familiarizados con la etiqueta de Biogarantie y más del 55 por ciento de las personas entrevistadas no distinguen un producto orgánico. Además, más del 60 por ciento considera que los productos orgánicos son demasiados caros. Partiendo de estas informaciones, parece válido llegar a la conclusión de que el auge de las ventas orgánicas en Bélgica en los últimos años es el resultado de que un grupo de compradores compra cantidades grandes, mientras que otros grupos de consumidores no están (todavía) familiarizados con los productos orgánicos y no los compran por diversas razones, entre las cuales la gran diferencia de precios que hay entre las frutas y verduras orgánicas y convencionales.

Por lo tanto, entre las limitaciones que existen para un ulterior desarrollo del mercado cabe mencionar la falta de conciencia de algunos grupos de consumidores combinada con la diferencia de precios entre los productos orgánicos y convencionales. Las cadenas de supermercados están en condiciones de asumir un papel importante en la educación del consumidor a través de sus revistas mensuales, pero una campaña promocional a nivel nacional también contribuiría a crear mayor conciencia entre los consumidores acerca de los productos orgánicos, colmando el vacío actual y aclarando malentendidos.

Además, el déficit de oferta de frutas y verduras orgánicas, debido a la baja producción interna, tiende a debilitar el crecimiento del mercado. En la tercera sección se analizará en qué medida la escasez de la oferta interna ofrece oportunidades a los países exportadores de productos orgánicos, en particular los países en desarrollo, para satisfacer la demanda belga de dichos productos.

3. Importaciones de frutas y verduras orgánicas

3.1 Acceso al mercado

Para las importaciones de frutas y verduras orgánicas en Bélgica se aplica el Reglamento del Consejo (CEE) No. 2092/91. Sin embargo, la certificación orgánica es sólo uno de los requisitos necesarios para entrar en el mercado. Como ha podido observarse en la sección anterior, las cadenas de supermercados (que en Bélgica son con mucho el principal punto de venta de las frutas y verduras orgánicas) tienen normas muy exigentes para los productos y no aceptan calidades o gustos inferiores. Por lo tanto, son fundamentales las actividades posteriores a la cosecha - manipulación y transporte - y la garantía de que el producto llegue al consumidor con una calidad óptima.

3.2 Total de las importaciones de frutas y verduras orgánicas

Como en la mayoría de los otros países en los que se han realizado estudios de mercado para esta publicación, en Bélgica no existen datos oficiales sobre las importaciones de frutas y verduras orgánicas.

En febrero de 2001, se comenzó un nuevo proyecto con el título “Bio-theek”, coordinado por BioForum, la principal organización belga del sector orgánico. El objetivo del proyecto es reunir y difundir gratuitamente los datos más recientes disponibles sobre la producción, el consumo, las importaciones y las exportaciones de productos orgánicos. Ahora bien, dado que no se dispondrá de esa información antes de principios de 2002, lo que sigue de esta sección es un análisis de las importaciones de frutas y verduras orgánicas basado en las entrevistas a importadores y comerciantes.

Durante el análisis, se tropezó con una amplia gama de incertidumbres y otras dificultades, a saber:

Estos puntos, combinados con la resistencia que ponen algunos comerciantes e importadores a facilitar una información pormenorizada, hacen que la presente sección se base en estimaciones aproximadas. Por lo tanto, a la hora de sacar conclusiones basadas en las informaciones proporcionadas, se debe proceder con cautela.

El cuadro 6 presenta las escalas estimadas de las cantidades de importaciones de frutas y verduras orgánicas (año 2000), así como los principales países de origen. Para algunos productos (por ejemplo, las papas, cebollas, zanahorias, manzanas, peras, etc.), las importaciones representan el 50 por ciento de la oferta, mientras que para otros el porcentaje importado se sitúa entre el 70 y 80 por ciento (por ejemplo, brécol, apio, tomates). Las tasas de importación de algunas frutas como el kiwi, las naranjas y los bananos, etc., son lógicamente del 100 por ciento, ya que no hay producción interna.

Según las estimaciones, las importaciones totales oscilan entre 10 000 y 11 000 toneladas, o sea alrededor de dos terceras partes de todas las frutas y verduras orgánicas consumidas en el país.

Cuadro 6: Importaciones de frutas y verduras orgánicas por producto (año 2000)

Producto

Cantidad (en toneladas)

Países de origen

Verduras

Papas

800 - 850

Países Bajos, Italia, España, Egipto

Cebollas

550 - 600

Países Bajos, Francia, Italia, España

Coles (blancas/rojas)

650 - 675

Países Bajos, Francia,

Coliflor

500 - 550

Países Bajos, Italia, Francia, España

Brécol

575 - 625

Países Bajos, Italia, España

Zanahorias

500 - 550

Países Bajos, Francia, España

Puerro

225 - 275

Italia, España, Francia

Apio

300 - 350

Italia, España, Francia,

Lechuga

375 - 425

Italia, España, Francia,

Pepino

450 - 500

Países Bajos,

Tomates

600 - 650

Italia, España, Marruecos, Israel

Pimientos

600 - 650

Países Bajos, España, Marruecos

Ajo

75 - 100

Argentina

Espárrago

< 25

Argentina

Otras

n.d.

n.d.

Frutas

Manzanas

650 - 700

Países Bajos, Argentina, Nueva Zelandia

Bananos

800 - 850

República Dominicana, Ecuador, Perú, Colombia, Burundi, Rwanda

Kiwi

650 - 700

Italia, Nueva Zelandia

Naranjas

550 - 600

España, Italia, Israel

Bayas

150 - 175

Francia, Italia, España

Peras

500 - 550

Países Bajos, Argentina, Nueva Zelandia

Otras

n.d.

n.d.

TOTAL

10 000 - 11 000

-

Fuente: Cálculos del autor basados en informaciones obtenidas de fuentes comerciales.
Las importaciones desde países no pertenecientes a la CE que no figuran en la lista del Artículo 11 del Reglamento del Consejo (CEE) No. 2092/91, están registradas en el Ministerio de Agricultura. En la información se describen el producto importado, el país de origen y los organismos de certificación pertinentes, pero no las cantidades (cuadro 7).

Cuadro 7: Importaciones de frutas y verduras frescas de terceros países en 2000

Producto

País de origen

Organismo de control en terceros países

Organismo de control en Bélgica

Pomelos

Sudáfrica

Ecocert International

Ecocert Bélgica

Bananos






Colombia

Ecocert International

Ecocert Bélgica

Perú

BCS-Öko Garantie

Ecocert Bélgica

Ecuador

Q.A.I

Blik vzw

República Dominicana

BCS - Ökogarantie

Blik vzw

Burundi

Ecocert International

Ecocert Bélgica

Rwanda

Ecocert International

Ecocert Bélgica

Manzanas (orgánicas y en conversión)

Nueva Zelandia

S.G.S-Países Bajos

Blik vzw

Piñas

Togo

Ecocert International

Ecocert Bélgica Bélgica

Palta

Burundi/Sudáfrica/México

Ecocert International

Ecocert Bélgica

Granadilla

Burundi

Ecocert International

Ecocert Bélgica

Papayas

Burundi

Ecocert International

Ecocert Bélgica

Mango

Rwanda/Sudáfrica/Mexico

Ecocert International

Ecocert Bélgica

Calabacines

Burundi

Ecocert International

Ecocert Bélgica

Berenjena

Burundi

Ecocert International

Ecocert Bélgica

Puerros

Burundi

Ecocert International

Ecocert Bélgica

Espárrago

Burundi

Ecocert International

Ecocert Bélgica

Ciruelas

Sudáfrica

Ecocert International

Ecocert Bélgica

Lima

México

Ecocert International

Ecocert Bélgica

Fuente: Ministerio de Agricultura, 2001 y fuentes comerciales.
3.3 Reexportaciones

En algunos países de Europa occidental, entre ellos Francia, los Países Bajos y Bélgica, se reexportan frutas y verduras orgánicas. Como Bélgica importa algunos productos de Francia y los Países Bajos, es difícil verificar, especialmente en lo que atañe a los productos de zonas templadas, si se trata de productos reexportados de esos países, o de productos que se producen en Francia o los Países Bajos.

Un ejemplo de la dificultad que se presenta para analizar las corrientes comerciales es el del kiwi importado por Bélgica. Las informaciones facilitadas por el Ministerio de Agricultura de Bélgica, la autoridad estatal responsable de las licencias de importación de productos orgánicos procedentes de países que no figuran en la lista del Artículo 11 (descrito en el Reglamento del Consejo (CEE) 2092/91), no mencionan las importaciones de kiwi orgánico procedentes de Nueva Zelandia, aunque existe en el mercado.

Zespri, un productor e importador de kiwi neozelandés de Bélgica, señala que vende alrededor de una quinta parte de su producción orgánica de kiwi en los Países Bajos, mientras que un mayorista belga afirmó que ‘todas las importaciones no pertenecientes a la CE’ las compraba a Eosta, una empresa mayorista de productos orgánicos de los Países Bajos. Por lo tanto, parece probable que una parte del kiwi de Nueva Zelandia se importa en los Países Bajos por conducto de las oficinas belgas de productores/importadores neozelandeses, desde donde continúa su trayectoria (vuelve) a Bélgica. La fruta de Nueva Zelandia se consume finalmente en Bélgica, pero en el Ministerio de Agricultura de Bélgica no hay constancia de licencias de importación concernientes a las importaciones procedentes de países que no figuran en el Artículo 11.

3.4 Principales importadores

Entre los principales importadores cabe mencionar las empresas mayoristas Biofresh y Biomarché (véase la sección 2). Otros de los importadores importantes son empresas extranjeras como Zespri (Nueva Zelandia), Enzafruit (Nueva Zelandia) y Capespan (Sudáfrica). Aunque tienen su sede en Bélgica, sus actividades abarcan todos los principales mercados europeos. De Grieck y Havenbedrijf Noord figuran entre los mayores importadores internos. En el Anexo I figuran las direcciones de los principales importadores.

3.5 Limitaciones al crecimiento de las importaciones

A primera vista, no existen limitaciones importantes a las importaciones. Se prevé que en el mercado belga de productos orgánicos la demanda continuará excediendo de la oferta interna y, por lo tanto, es probable que las importaciones sigan teniendo un lugar importante en la oferta de frutas y verduras orgánicas. Además, algunos comerciantes se refirieron al debate actual sobre el equilibrio energético que representa cada producto orgánico (toda la energía utilizada durante el ciclo vital del producto: la producción, el transporte, el almacenamiento, la refrigeración, etc.) señalando que ello no necesariamente redunda en perjuicio de los productos importados. Algunas fuentes de mercado indicaron una clara preferencia por los productos orgánicos frescos (fuera de estación) importados de países lejanos más bien que por productos nacionales que se conservan congelados durante algunos meses (‘Mejor una pera fresca del hemisferio sur, que una pera nacional que ha estado cuatro meses almacenada’).

Pese a los altos porcentajes de frutas y verduras orgánicas importadas, habría que tener en cuenta que la parte principal de las importaciones procede de otros países europeos. Por lo tanto, existen perspectivas para las exportaciones de terceros países al mercado belga, pero algunos productos y durante algunos meses se tropezará con la fuerte competencia de la oferta de productos orgánicos europeos.

4. Conclusiones y oportunidades de mercado para los países en desarrollo

Las grandes alarmas alimentarias que han afectado al continente europeo en general y a Bélgica en particular en los últimos años han ido minando constantemente la confianza de los consumidores en los productos convencionales, lo que se tradujo en un rápido crecimiento del mercado de productos hortícolas orgánicos en los últimos tres años, que alcanzó un coeficiente de crecimiento anual del 50 por ciento. En el último decenio la demanda de frutas y verduras orgánicas ha superado la oferta interna, dando lugar a importaciones significativas. Hasta ahora, un número relativamente pequeño de agricultores belgas ha abandonado las prácticas agrícolas convencionales, y aunque se prevé que aumentará la oferta de productos nacionales debido a un reciente ajuste de política, por el que las subvenciones por hectárea de producción de verduras orgánicas se han triplicado con creces, es probable que las importaciones sigan siendo la fuente principal de frutas y verduras orgánicas frescas.

Pese al porcentaje en general elevado de los productos orgánicos importados en Bélgica, la mayor parte se importa de otros países europeos, como los Países Bajos, Francia, Italia y España. Las importaciones de países no pertenecientes a la CE son mucho menores, y proceden de países como Marruecos, Egipto, Israel, Nueva Zelandia, Argentina, la República Dominicana, Burundi y Rwanda, entre otros.

Las exportaciones de productos hortícolas orgánicos de los países en desarrollo que tienen mejores perspectivas comerciales son las de los productos templados fuera de estación, así como las de las frutas exóticas.

Cabe destacar que las exigencias de certificación orgánica, con los controles que implica, y los requisitos de alta calidad en lo que se refiere al gusto y a la presentación externa, hacen que sea de fundamental importancia el nivel profesional de la manipulación postcosecha, el almacenamiento y el transporte, para lograr que el consumidor belga reciba productos orgánicos frescos de óptima calidad.

Referencias

Biogarantie (2000), Liste des operateurs par code postal, Biogarantie_, St. Joris Weert, noviembre de 2000

Blivo (2000a), BioVisie, revista trimestral, diversos números (septiembre de 1999, diciembre de 1999, marzo de 2000, octubre de 2000 y diciembre de 2000), Blivo, Berchem, 1999 y 2000

Blivo (2000b), Evolutie biologische landbouw, Blivo, Berchem, 2000

Boer&Tuinder (2001), Nog heel wat werk aan de ‘bio’winkel, and Bioconsumptie in stroomversnelling, 16 de febrero de 2001

CELCAA (1999), Minutes of the first meeting of the Standing Group on <<Organic Farming>> of the Advisory Committee on <<Agricultural Product Qualtity and Health>>, 13 de octubre de 1999, Comité Européen de Liaison des Commerces Agro-Alimentaires, Bruselas, 1999

Heuschen, C. (2000), Organic farming in Belgium,
http://www.organic-europe.net/country_reports/belgium/default.asp

Michelsen, J. et al (1999), The European Market for Organic Products: Growth and Development, Organic Farming in Europe: Economics and Policy, volumen 7, 1999

Ministerio de Agricultura (2001), L’agriculture biologique, Ministerio de Agricultura, Bruselas, febrero de 2001

Poirier, J. (1999), The Agri-Food Market in Belgium, Embajada de Canadá en Bélgica, agosto de 1999

USDA (1999), Belgium-Luxembourg Organic, The number of Organic Farmers in Belgium has the Potential to Increase Ten-fold, Embajada de los Estados Unidos, Bruselas

www.colruyt.be

www.delhaize-le-lion.be

www.gb.be

Anexo I

Organización central para el sector orgánico

Bioforum
Chemin de la Haute Baudecet 1,
B-1457 Walhain
Tel. 32-81-601540
Fax 32-81-600521

Organizaciones de agricultores orgánicos

Belbior
Statiestraat 164 C
2600 Berchem
Tel. 32-3-287 37 72
Fax 32-3-287 37 71
wim.vdb@agris.be

UNAB
Union Nationale des Agrobiologistes Belges
Secretariaat: Philippe Loeckx,
Le Quesniau 14,
7870 Montignies-Lez-Lens,
Tel./Fax 32-65-227260
unab@skynet.be

Organizaciones de industrias transformadoras orgánicas

Probila-Unitrab
Kerkplein 5
9667 Horebeke
Tel. 32-55-456741
Fax 32-55-456742
Secretariaat: Leuvensebaan 368,
B-3040 Sint-Agatha-Rode
Tel. 32-16-470198
Fax 32-16-470199
hugo.baert@skynet.be

Biogarantie
BP1, Stationstraat 24
B-3051 Sint-Joris-Weert
Tel. 32-16-470198
Fax 32-16-470199
hugo.baert@skynet.be

Organizaciones de consumidores

Nature et Progrès
Rue de Dave 520
5100 Jambes
Tel. 32-81-303690
Fax 32-81-310306
natpro@skynet.be

VELT
Uitbreidingstraat 392c
2600 Berchem
Tel. 32-3-2817475
Fax 32-3-2817476
velt@village.uunet.be
http://gallery.uunet.be/velt/

Servicios de extensión orgánica e información

BLIVO vzw
Instituut voor Voorlichting en Onderzoek vzw,
Statiestraat 164 c te
2600 Berchem
Tel. 32-3-287 37 70,
Fax 32-3-287 37 71
blivo@agris.be

Carab asbl
Chem. de la Haute Baudecet 1,
B-1457 Walhain
Tel. 32-81-601540
Fax 32-81-600521
http://users.swing.be/carab/

Certificación

ECOCERT Belgium bvba
Schermlaan 85
B-1150 Brussels
Tel. 32-2-7794721
info@ecocert.be
http://www.ecocert.be

BLIK vzw
Statiestraat 164 B
B - 2600 Berchem
Tel. 32-3-2873750
Fax 32-3-2873751
info@blik.be
www.blik.be

Otros

Vlaams Informatiecentrum
Over Land- En Tuinbouw
Leuvenseplein 4 te
1000 Brussels
Tel. 32-2-5106391
Fax 32-2-5106393
info@vilt.be
http://www.vilt.be

Importadores y mayoristas

Belfruco N. V.
Rostockweg 1
2030 Antwerpen
Tel. 32-3-540 5990,
Fax: 32-3-541 6543
(importaciones de frutas)

Biofresh N. V.
Dirk Thienpont
Fortsesteenweg 40
2860 St. Katelijne Waver
Tel. 32-15-56 0160
Fax 32-15-56 0185
info@biofresh.be
www.biofresh.be
(embalador e importador)

Biomarché
Dirk van den Broek
Z.l. rue de la Basse Sambre 24
B-5140 Sombreffe
Tel. 32-71-82 31 00
Fax 32-71-82 31 09
info@biomarche.be

Capespan Continent
(North) Atlantic Houses 10th floor
Noorderlaan 147
2030 Antwerpen
Tel. 32-3-546 0900
Fax 32-3-546 0909
www.capespan.be
BenTaieb@capespan.be
(importador de frutas)

Döhler België GCV,
Schuurhovenveld 1131
3800 Sint-Truiden
Tel. 32-11-69 01 11
Fax 32-11-69 01 90
(importaciones de frutas)

Mondi Foods
Gammel 91 Rijkevorsel Ms Schellekens
Tel. 32-3-314 65 55
Fax 32-3-314 89 56
Sr. Paul Vieftsema (Importador)

Havenbedrijf Noord
Stadswaag 7/8
2000 Antwerpen
Sr. Frederic Claeys
Tel. 32-3-541 31 06
Fax 32-3-542 3368 (importador)

S-In-O bvba
Postbus 4
2860St. Kateline Waver
Tel. 32-15-55 59 08
Fax 32-15-55 01 54 Sr Isag (importador)

Atalanta CV
Vlaanderenlaan 4A
8970 Poperinge
Tel.: 32 -57-33 55 99
Fax; 32-57-33 43 00
(importador de verduras)

Bio-DS nv
Rechtervaartoever 49-51
9800 Deinze
Tel. 32-93-81 85 55
Fax 32-93-81 85 60
(importador de papas)

Degrieck nv
Igor Donckels
Werkenstraat 43
B-8600 Vladslo
Tel. 32-51-51 01 84
Fax 32-51-50 15 19
igor.donckels@degrieck.be
(importador de verduras)

Enzafruit New Zealand
Tongersesleenweg 135
3800 St. Truiden
Tel. 32-11-68 99 99 41
Fax 32-11-67 39 56
(importador de manzanas/peras)

Maya
Oude Kuringerbaan 2
3500 Hasselt
Tel. 32-11-87 30 64
Fax 32-11-87 30 64
(importador de especialidades hortícolas)

Zespri International nv
De Keyserlei 5
Postbus 43
B-2018 Antwerpen
Tel. 32-32-31 13 24
Fax 32-32-317411 or 32-32-010891
parmenv@zespri.co.nz
(importador de kiwi)

Minoristas

Delhaize
Alain Hautman
Broekooi 5
1731 Asse (Zellik)
Tel. 32-24-812614
Fax 32-24-812618
ahautman@delhaize.be
www.delhaize-le-lion.be

Colruyt
Sra. Martine van Schoorisse Brussels
Tel. 32-2-236 01040
www.colruyt.be

GB (Carrefour)
www.gb.be

Gobierno

Ministerio de Agricultura, DG 4
Sr. Ch. Papeians or Mr Olivier Wastiaux
WTC3 - Simon Bolivarlaan 30, 6th floor
1000 Brussels
Tel. 32-2-208 32 11
Fax 32-2-208 37 05

Otros

EUCOFEL
Unión europea de comercio
mayorista, importación y
exportación de frutas y verduras
Sr. Luc Hellebuyck, Secretary General a.i.
29 Rue Jenneval
B - 1000 Brussels
Tel. 32-2-736 1584
Fax 32-2-732 1747
eucofel.fruittrade.org@skynet.be

Haest Consultancy for the Organic Sector
Sr Carol Haest
Parvis Saint-Roch 1
B-1325 Chaumont-Gistoux
Tel. 32-10-68 1387
Fax 32-10-68 112
carol.haest@euronet.be


Página precedente Inicìo de página Página siguiente