Página precedente Indice Página siguiente


JAPON

Introducción

Al intentar hacer un análisis apropiado del mercado orgánico japonés se tropieza con la dificultad de que hasta hace poco no existía una definición clara de lo que se entiende por “producto orgánico”. Además, las directrices optativas (es decir, no obligatorias) para la agricultura sostenible publicadas en 1992 por el Ministerio de Agricultura, Forestación y Pesca (MAFF) del Japón y aplicadas hasta el año 2000 no exigían una certificación orgánica independiente.

La traducción japonesa de “alimento orgánico” es “Yuki Shokuhin”. Ahora bien, “Yuki Shokuhin” es un producto alimentario en cuyo proceso de producción no se han utilizado productos químicos o se han utilizado en poca cantidad (Agriculture and Agri-Food Canada, 1997), y puede subdividirse en las siguientes categorías:

1. Orgánico: No se han utilizado productos químicos durante más de tres años;

2. Orgánico en transición: No se han utilizado productos químicos durante un período comprendido entre seis meses y tres años;

3. Ausencia de plaguicidas: No se han utilizado plaguicidas químicos;

4. Uso reducido de plaguicidas: La utilización de plaguicidas químicos se ha reducido en más del 50 por ciento con respecto a la aplicación media;

5. Productos sin fertilizantes químicos: No se utilizan fertilizantes químicos en la producción; y

6. Uso reducido de fertilizantes: La utilización de fertilizantes químicos se reduce a menos del 50 por ciento con respecto a la utilización media.

Dichas categorías dieron lugar a una gran confusión sobre lo que puede realmente llamarse agricultura orgánica o productos obtenidos y procesados conforme a normas orgánicas apropiadas como las determinadas en la mayoría de los otros países. Una encuesta realizada por el MAFF a principios de los años noventa indicó que sólo el 32 por ciento de las 1 459 familias así llamadas de agricultura orgánica practicaba una agricultura exenta de productos químicos; el 68 por ciento restante entraba en la categoría de las que recurrían a “un uso reducido de productos agroquímicos” (OTA, 2001).

En abril de 2000, se implementó una nueva ley de normas agrícolas japonesas (JAS) para la agricultura orgánica. La ley de JAS revisada incluía también normativas sobre el etiquetado de productos orgánicos perecederos, que entraron en vigor el 1 de junio de 2000, y sobre el etiquetado de productos alimentarios procesados, que entraron en vigencia el 1 de abril de 2001. La legislación se adoptó para proteger al consumidor frente a los muchos productos que aparecían en el mercado japonés usando indebidamente el nombre de “orgánico”. Por consiguiente, recién últimamente se tiene una definición clara y se ejerce un control sobre los productos verdaderamente orgánicos y, por lo tanto, se cuenta con datos acerca de la producción orgánica genuina. Al redactarse el presente informe (junio de 2001) no se disponían de datos sobre las ventas e importaciones.

En este informe, por “productos verdes etiquetados” se entienden todos los productos que en japonés se llaman “Yuki Shokuhin”, pero que no responden a la definición de “orgánico” dada por la ley de JAS. Por lo tanto, los “productos verdes” son los que entran en las categorías 2 y 6 mencionadas al principio. El lector deberá tener en cuenta constantemente la dificultad de las definiciones en el mercado orgánico japonés.

1. Agricultura orgánica en Japón

1.1 Panorama general

Producir cultivos orgánicos en el Japón es difícil debido a la escasez de las tierras cultivables, combinada con las condiciones climáticas calurosas y húmedas propias del país. Sin embargo, se produce orgánicamente una amplia gama de productos agrícolas, a saber: arroz, yerba mate, verduras, batatas, taro, pepino, papas, cítricos y muchas otras frutas. De las conversaciones con diferentes organismos certificadores orgánicos se deduce que en el Japón hay alrededor de 3 500 productores orgánicos que cultivan una superficie total de menos de 1 000 hectáreas. Las tendencias en materia de producción de frutas y verduras orgánicas parecen estar orientándose hacia líneas de productos de valor añadido, como las ensaladas mixtas preenvasadas. El proceso de certificación de grupos, previsto en las nuevas normativas de JAS, permite que grupos de administradores de varias propiedades unan sus productos y los vendan en determinados mercados.

La mayoría de las granjas japonesas (tanto convencionales como orgánicas) son pequeñas (menos de media hectárea), y alrededor del 85 por ciento de los agricultores tiene un promedio de edad de 65 años y trabaja a tiempo parcial. La producción de las granjas convencionales japonesas está declinando, pero se prevé que los productos certificados orgánicamente aumentarán en lo que se refiere tanto a la superficie cultivada como a la gama de productos presentados al mercado.

1.2 Política del Gobierno

Las nuevas normativas de JAS sobre el etiquetado de los productos formuladas por el MAFF han entrado en vigencia el 1 de abril de 2001. En el recuadro 1 puede verse la secuencia de los principales eventos que llevaron a la legislación.

Recuadro 1: Normas orgánicas en el Japón: desde el reglamento optativo a la legislación.

En abril de 2001 entró en vigencia en el Japón la Ley de etiquetados “orgánicos”. En este recuadro se ofrece la secuencia de los principales eventos que desembocaron en la legislación actual.

Abril de 1992:

El MAFF emanó directrices sobre el etiquetado orgánico. Como no se trataba de una ley, no estaban previstas sanciones por incumplimiento.

1998:

El MAFF decidió incluir en la ley de JAS una normativa de certificación orgánica.

Julio de 1999:

El Parlamento (Congreso) aprobó la idea de una Ley de JAS revisada.

Junio de 2000:

Entró en vigencia la Ley de JAS revisada. Los productores y comerciantes que no cumplían las normativas podían ser sancionados.


Abril de 2001: Entró en vigencia el control de la etiqueta “orgánica”

Fuente: The Organic Standard, mayo de 2001.
La Ley de JAS se basa en las directrices del CODEX para la agricultura orgánica. En virtud de la nueva normativa, los organismos de certificación orgánica deben estar registrados (acreditados) ante el MAFF y se llaman ahora Organizaciones de Certificación Registradas (OCR) (véase la Figura 1).

En la tercera sección del presente capítulo figuran las normativas específicas sobre importaciones y requisitos de etiquetado.

El personal del programa de JAS está integrado por 3 personas y un director. En la página web del MAFF http://www.maff.go.jp se ofrecen informaciones sobre las normativas de JAS, y es posible bajar los documentos principales. Para conocer el proceso de certificación, se puede consultar la página web del MAFF o tomar contacto con uno de los certificadores japoneses registrados (que figuran en el Anexo II). Estos organismos pueden ofrecer informaciones actualizadas sobre las agencias japonesas y sobre las agencias certificadoras extranjeras aprobadas.

La política gubernamental trata de alentar a los consumidores a que compren en lo posible productos nacionales. No existe una política de ayuda ni de financiación específica para la agricultura orgánica.

Figura 1: Sistema de inspección orgánica en el Japón

Fuente: www.embargentina.or.jp
2. El mercado japonés de frutas y verduras orgánicas

Debido a que durante mucho tiempo no se disponía de una definición clara de lo que se entendía por productos orgánicos, es difícil estimar el valor de mercado de las ventas orgánicas del Japón. Muchas fuentes dan números diferentes, a veces con una diferencia de factor diez. Dado que el término orgánico se interpretaba en sentido amplio, los datos obtenidos sobre las frutas y verduras frescas se refieren a todas las ventas sin hacer distinción de los productos orgánicos certificados. No hay datos oficiales sobre las importaciones o ventas locales de productos orgánicos certificados. Las normativas de JAS, sin embargo, exigen que a partir del 1° abril de 2001 se compilen los datos sobre los productos orgánicos certificados, y proponen el mecanismo para ello. Se estima que el impacto de las normativas de JAS se ha traducido en una disminución de hasta 99 por ciento de los productos presentados al mercado como “orgánicos”.

El Centro de Comercio Internacional UNCTAD/OMC (CCI, 1999) estima el valor de las ventas minoristas orgánicas del Japón en 1998 en 1,3-1,5 mil millones de dólares Estados Unidos. Un estudio de la Asociación de Comercio Orgánico (ACO) publicado a principios de 2001 se refiere a otras dos fuentes: i) un informe anónimo que estima el valor minorista total del mercado orgánico japonés en 1999 en una cifra cercana a los 3 mil millones de dólares EE.UU., incluidas las 6 categorías descritas en la introducción (productos orgánicos y productos obtenidos con una cantidad reducida de fertilizantes químicos y un nivel bajo de plaguicidas); y ii) la Organización Japonesa de Comercio Externo (JETRO), que estima que el valor minorista del mercado orgánico subió de aproximadamente mil millones de dólares EE.UU. en 1995 a 1,8 mil millones de dólares EE.UU. en 1996 y a 2,5 mil millones de dólares EE.UU. en 1997 (ACO, 2001). Cabe señalar que todas estas estimaciones son anteriores a la implementación de la legislación de JAS, y por lo tanto incluyen las 6 categorías de “Yuki Shokuhin” (véase la Introducción).

Partiendo de las informaciones obtenidas de las fuentes de mercado, se estima que el valor minorista de los productos orgánicos certificados gira en torno a los 350 millones de dólares EE.UU., o sea alrededor del 1 por ciento del total de las ventas de alimentos en Japón. Dos fuentes confirman este número: un documento técnico presentado a la Federación Internacional de la Conferencia Científica de Agricultura, Basel 2000 (Tokue, 2000), y el estudio de la ACO mencionada anteriormente. Este último utiliza el valor de la producción interna orgánica a nivel minorista, más el valor de las importaciones en 1999, ajustándolo a la tasa de crecimiento prevista en 2000. Sin embargo, en el informe se dice que (en comparación con el valor mucho mayor dado en las fuentes arriba mencionadas) existe una amplia zona gris de productos que pueden ser producidos con pocos insumos de plaguicidas y fertilizantes químicos pero que no cumplen con las normas orgánicas estrictas) (ACO, 2001).

Por lo tanto, las ventas totales de productos “verdes” en el Japón se estiman en alrededor de 2,5 mil millones de dólares EE.UU., mientras que los productos orgánicos certificados genuinos representan 350 millones de dólares EE.UU. (o sea, el 12 por ciento del total de las ventas “Yuki”).

Aunque las ventas orgánicas actuales se estiman en alrededor del 1 por ciento del total de las ventas de alimentos, algunas fuentes comerciales prevén que para 2005 el porcentaje de las ventas orgánicas aumentará a alrededor de 5 por ciento sobre el total de las ventas de alimentos. Sin embargo, la implementación de las nuevas normativas de JAS ha reducido algo el impulso de la producción orgánica y de su promoción. Se considera que las nuevas normativas han creado un dilema para los comerciantes, que durante el decenio pasado habían estado vendiendo como orgánicos grandes volúmenes de productos “verdes”, es decir con pocos insumos químicos. En cambio, según las nuevas normas esos productos “verdes” no entran dentro de la categoría de los productos orgánicos. Muchas de las principales empresas del Japón han hecho grandes inversiones para colocar en los alimentos la etiqueta verde, pero esto podría servir para que los productores pasen después a la categoría de orgánicos certificados.

2.1 Ventas de frutas y verduras orgánicas

En las ventas orgánicas predominan el arroz, los productos basados en el trigo, la soja y una amplia gama de productos elaborados. Las frutas y verduras frescas y congeladas comprenden menos del 5 por ciento del total del comercio orgánico certificado.

No se dispone de datos exactos sobre los volúmenes de las ventas de productos orgánicos certificados, debido al problema de la definición de “orgánico” mencionado anteriormente.

Entre los principales productos orgánicos frescos vendidos en el Japón figuran los siguientes:

Aunque se prevé un crecimiento del mercado orgánico en su conjunto, es improbable que las ventas de frutas y verduras frescas orgánicas aumenten su cuota de mercado en un futuro cercano, a causa principalmente del obstáculo que representan las fumigaciones realizadas en forma aleatoria por los oficiales del puerto sobre todos los productos alimentarios frescos que ingresan en el Japón. En virtud de la Ley de JAS, un producto orgánico que ha sido fumigado no puede llevar la etiqueta de orgánico. Algunas fuentes de mercado indican que la fumigación se realiza sobre más de un 70 por ciento de la remesa, independientemente del hecho de que el envío contenga o no plagas de cuarentena.

2.2 Promedio de los precios minoristas

El sobreprecio de los productos orgánicos con respecto a los productos convencionales varía, pero generalmente oscila entre 20 y 30 por ciento, y a veces puede llegar hasta 100 por ciento. Esta tendencia se observa en la mayoría de las líneas de productos, sobre todo kiwi y pepinos importados. Por ejemplo, en un supermercado JUSCO de Chiba los precios del jengibre fresco se diferenciaban de la siguiente manera: orgánico importado, 198 yen; nacional, 178 yen; y no orgánico importado de China, 100 yen (enero de 2001). Además, las papas provenientes de Hokkaido con etiqueta verde tenían un sobreprecio de 50 por ciento (JUSCO) con respecto a las papas importadas.

2.3 Sistemas de distribución

Los tres sistemas principales a través de los cuales se venden los productos orgánicos a los consumidores son: i) el sistema Teikei; ii) los supermercados; iii) la entrega a domicilio.

Cuando comenzaron a comercializarse productos orgánicos, prácticamente todas las ventas se hacían a través del sistema Teikei de entrega directa (en cajas). El sistema Teikei, que promueve la distribución directa ‘de la granja al consumidor’, se basa en el principio del “darse la mano” y ayudarse mutuamente entre los productores y los consumidores. En algunos casos, un distribuidor que representa a los productores coordina las ventas, mientras que en otras situaciones los agricultores envían o entregan los productos directamente a los consumidores. Las primeras experiencias del sistema Teikei se realizaron bajo la coordinación de dos grupos: i) la Asociación Japonesa de Agricultura Orgánica, establecida en 1971; y ii) la Fundación Internacional de Investigación sobre la Agricultura Natural.

Los supermercados que venden productos orgánicos los reciben de corredores, comerciantes y mayoristas. Las cooperativas de consumidores han vendido siempre productos orgánicos. Tienen alrededor de 18 millones de socios en todo el país y representan en torno al 15 por ciento de la población del Japón. Las cooperativas, como la Cooperativa Kobe de Osaka, ha comprado durante muchos años productos orgánicos certificados. Con la implementación de la Ley de JAS, las importaciones orgánicas de las Cooperativas Kobe se limitan a pepinos y pomelos.

Los supermercados constituyen un fenómeno relativamente nuevo en el Japón; aunque poseen productos certificados orgánicamente, los productos con etiqueta verde van ganando cada vez más terreno en ellos. Empresas, como Dole Japan y JUSCO, y grandes cooperativas como la SEN-NOH (Federación Nacional de la Asociación de Cooperativas Agrícolas), han elaborado un etiquetado verde sofisticado y desarrollado estrategias de promoción relacionados con los programas de producción supervisada. Con respecto a los productores de pequeños volúmenes de productos certificados orgánicamente que pretenden sobreprecios por los productos de calidad, es improbable que los supermercados les ofrezcan los beneficios que pueden obtener a través de almacenes especializados.

Según el Japanese Economic Newspaper, se prevé que Nichirei, un gran importador de alimentos congelados en el Japón, comenzará a mediados de 2001 a vender verduras orgánicas congeladas procedentes de China en los supermercados de todo el país. Nichirei ha podido bajar los precios haciendo contratos con los productores locales de verduras chinas y elaborando el producto final en China. Análogamente, JUSCO, el principal supermercado minorista, empezó al final de 2000 a vender espinaca, espárrago verde, cebollas y brécol congelados, importados de China, como parte de su marca privada “Ojo Verde de Máximo Valor”, FAS, 2001).

A nivel mayorista, se estima que:

Entre las últimas novedades figuran las ventas de orgánicos a través de Internet. Actualmente, hay 2 400 sitios de Internet que ofrecen a la venta productos verdes y orgánicos. El valor total de las ventas de orgánicos por Internet en Japón no se conoce.

2.4 Actitudes de los consumidores ante los productos orgánicos

Los distribuidores y minoristas entrevistados para este estudio consideraban que la gran mayoría de los consumidores no conocía realmente la diferencia entre productos alimentarios orgánicos y productos etiquetados como verdes. Por consiguiente, cuando ven un producto con la etiqueta verde sienten por lo general que sus preocupaciones acerca de la inocuidad de los alimentos están resueltas. De ahí que las encuestas sobre el mercado orgánico en el Japón no han distinguido entre productos certificados orgánicamente y otros productos etiquetados como verdes, con el resultado de que los datos obtenidos han sobreestimado las cifras de la producción y las tendencias de la demanda de los productos orgánicos certificados en el Japón.

Otra fuente (FAS 2000) afirma que según algunos representantes de supermercados, el típico consumidor orgánico es el ama de casa de clase media alta de 30 a 40 años y con hijos. Estas mujeres suelen tener una educación universitaria y les preocupa más la salud que los beneficios ambientales de los productos orgánicos.

Los consumidores japoneses prefieren comprar productos nacionales. Se tiende cada vez más a comprar teniendo en cuenta los precios y las garantías de inocuidad de los alimentos. La perfección de la forma y el color de un producto es importante pero ya no constituye el factor determinante de una venta. Lo que interesa principalmente ahora a los consumidores es la inocuidad de los alimentos y la rastreabilidad del producto.

Una encuesta realizada a consumidores en 1997 indicó que muchos preferían comprar productos orgánicos producidos localmente antes que productos importados (Betteridge y Otros, 1997). Las razones para ello son, en orden de prioridad, las siguientes:

En el caso de tener que comprar alimentos orgánicos importados, los encuestados preferían Australia y Nueva Zelandia, seguidas de otros países que los consumidores percibían como los más limpios y verdes.

Los minoristas y distribuidores señalaron también algunos cambios que se fueron produciendo en la forma de comprar de muchos consumidores. Señalaron que los consumidores más jóvenes (menores de 30 años), particularmente parejas en las que los dos trabajaban, estaban comprando más alimentos congelados y procesados de fácil preparación.

Cuadro 1: Tendencia de las ventas de verduras orgánicas congeladas


Total de verduras orgánicas congeladas (toneladas)

Papas fritas orgánicas (toneladas)

Tasa global de crecimiento %

1997

627

241


1999

744

267

15

2000

750

300

1

Fuente: Basado en entrevistas a fuentes comerciales.
Nótese que las papas fritas comprenden alrededor del 40 por ciento de las ventas de verduras orgánicas congeladas certificadas. El resto de las ventas consiste en una mezcla de brécol y zanahoria y de maíz dulce congelado. La importación de verduras congeladas en vez de verduras frescas evita los riesgos comerciales de la fumigación aleatoria.

2.5 Limitaciones al desarrollo del mercado

Una de las limitaciones principales al desarrollo del mercado de productos orgánicos frescos es la falta de conocimiento por parte de los consumidores sobre la diferencia que existe entre productos orgánicos y productos “verdes”. En los últimos años, el 85 por ciento de los consumidores que compran alimentos orgánicos lo hacen principalmente por razones relacionadas con la inocuidad de los alimentos sin caer en la cuenta de la diferencia que existe entre un producto orgánico certificado y un producto etiquetado como verde (Tokue, 1999). Los productos con etiqueta verde se promocionan como exentos de elementos químicos, inocuos para el medio ambiente y sanos, lo que hace difícil que los consumidores los distingan de los alimentos certificados orgánicamente.

Otro factor limitante del desarrollo del mercado orgánico es el elevado sobreprecio de los productos. Los consumidores están dispuestos a pagar sobreprecios de 10 a 20 por ciento con respecto a los precios convencionales (FAS, 2000), pero muchas veces superan ese margen. Además, existe una cierta desconfianza entre los grupos de consumidores sobre la legitimidad de los productos orgánicos, especial-mente los productos certificados que son importados. Cabe añadir que el surtido de los productos es pequeño y están ausentes las marcas orgánicas más conocidas (FAS, 2000).

Por último, la información dada al consumidor sobre el nuevo logotipo de JAS ha sido insuficiente y una fuente sostiene que hay un gran peligro de que durante el primer año se produzca una confusión entre las normas orgánicas y el logotipo de JAS y los consumidores pierdan interés y confianza en la certificación orgánica de JAS (The Organic Standard, 2001).

3. Importaciones de frutas y verduras orgánicas certificadas en el Japón

3.1 Acceso a los mercados: requisitos de regulación, certificación y etiquetado

En virtud de la nueva ley de JAS (abril de 2001), todos los productos etiquetados como orgánicos deben estar certificados por una OCR, y deben exhibir el logotipo de JAS (figura 2), así como el nombre de la OCR. Desde que comenzó a implementarse la nueva legislación, se han registrado como OCR 38 organizaciones. Aunque es posible que se registren certificadores extranjeros, hasta ahora todas las OCR son japonesas (The Organic Standard, Mayo de 2001).

Figura 2: Logotipo orgánico de JAS

Fuente: http://www.pure-foods.co.jp/index2.html
Para los extranjeros que exportan productos orgánicos al mercado japonés hay tres formas de obtener el permiso de utilizar el logotipo de JAS.
i) Aprobación del país: que se concede a países que tienen un sistema de certificación equivalente a la ley orgánica japonesa. El proceso de aprobación lo realiza el MAFF, que antes de dar su aprobación examina las normas y los sistemas de certificación de cada país cotejándolos con el JAS. Los organismos de certificación de un país extranjero “aprobado” tienen que estar registrados en el MAFF, para poder certificar a los productores de conformidad con la ley de JAS. Una vez registrado, el productor orgánico “extranjero” puede colocar el logotipo de JAS en el paquete del producto orgánico antes de exportarlo al Japón.

ii) Como en el caso anterior, el requisito fundamental es haber sido aprobado como país cuyas normas son equivalentes a la ley orgánica japonesa. Pero la diferencia consiste en que el organismo de certificación extranjero (que no es necesario que esté registrado ante el MAFF) certifica que el producto es “orgánico conforme a las normas orgánicas nacionales”. El producto puede importarse en el Japón con el logotipo orgánico del país de origen, pero sin el logotipo de JAS. El logotipo de JAS lo coloca el importador antes de que el producto llegue al mercado.

iii) Cuando el sistema de certificación de un país no ha sido aprobado por el MAFF como equivalente a las normas de JAS, se puede obtener la certificación ya sea a través de una agencia de certificación orgánica presente en el Japón y acreditada ante el MAFF, que realiza en el país de origen comprobaciones sobre la producción y las granjas, o bien a través de una agencia de certificación local que tiene un acuerdo de reciprocidad con una OCR registrada ante el MAFF.

Para una actualización sobre modificaciones que puedan haberse introducido en estas normativas, véase en Internet el sitio http://www.pure-foods.co.jp/index2.html

Los nuevos requisitos en materia de etiquetado han creado algunos problemas complicados en el sector de los alimentos orgánicos elaborados. Las industrias transformadoras que utilizan productos importados tienen que tener una OCR que verifique que los materiales cumplen con las normas de JAS. La fecha en que éstas debían entrar en vigencia era inicialmente el 31 de marzo de 2001, pero a raíz de las protestas de las industrias transformadoras el MAFF lo postergó hasta el 31 de marzo de 2002. Por lo tanto, todas las plantas elaboradoras disponen de un año más para presentarse ante una OCR y recibir la verificación de equivalencia para sus materias primas (The Organic Standard, mayo de 2001).

En la producción y preparación de productos orgánicos para el mercado japonés, se aconseja colaborar estrechamente con los importadores japoneses para asegurar el cumplimiento de todos los requisitos sobre empaque, etiquetado y cuarentena. Para los nuevos productos o marcas, es importante el nombre. Hay que tener cuidado de evitar nombres que no sean convenientes en el Japón. Es fundamental llevar a cabo una investigación exhaustiva de mercado para cualquier producto nuevo que se quiera exportar al mercado japonés. Las empresas importadoras y distribuidoras, que tienen conocimiento de los requisitos específicos del mercado, son de la máxima utilidad para evitar sorpresas desagradables.

Los requisitos fitosanitarios para cada producto pueden obtenerse del importador o del Departamento de Cuarentena del MAFF (véase la página web del MAFF). Es importante señalar que el cumplimiento de estas disposiciones no garantiza que el producto no será fumigado, ni siquiera en el caso de que ya haya sido tratado con aire caliente y sometido a cuarentena en el país de exportación.

3.2 Total de la importaciones de productos orgánicos

No se conocen las cifras de las importaciones totales de frutas y verduras frescas que el JAS reconocería como productos certificados orgánicamente. En base a las fuentes de mercado, el valor de las importaciones de los productos “Yuki” (con etiquetado verde y orgánico) se estima en 8.000 millones de yen (cifra de 1999). Según otra fuente (Sogo, empresa de investigaciones de mercado), el valor total de las importaciones orgánicas del Japón en 1999 se estima en 90 millones de dólares EE.UU. (OTA, 2001).

3.3 Importaciones de frutas y verduras orgánicas y países de origen

No se dispone de datos sobre las importaciones de frutas y verduras frescas orgánicas del Japón. El cuadro 2 presenta los volúmenes de las frutas y verduras frescas convencionales importadas, así como estimaciones sobre el porcentaje orgánico de dichas importaciones (porcentajes deducidos de las informaciones facilitadas por importadores y distribuidores).

Cuadro 2: Principales frutas y verduras frescas importadas (volumen en toneladas)

Frutas

Importaciones de 2000

% de orgánicos

Importaciones de 1999

Verduras

Importaciones totales

% de orgánicos

Importaciones de 1999

Mango

9 606

<1

8 829

Brécol

80 365

0

96 029

Papaya

5 671

0

5 005

Pimiento

8 543

0


Piña

10 015

0

8 8608

Apio

6 567

0

6 490

Palta

14 237

<1

7 158

Tomate

14 141

0

6 173

Naranja

13 1596

<1

91 267

Espárrago

24 492

<1

24 710

Limas

72

0

20

Cebolla

260 999

<.01

163 629

Pomelo

268 954

<1

265 567

Lechuga

2 060

0

3 217

Kiwi

42 159

5

41 840

Pepino

143 401

2

144 360

Bayas

5 518

0

4 733

Ajo

28 646

0

25 624

Cerezas

16 727

0

18 198

Zanahoria

38 827

<1

59 162

Melones

34 632

0

36 427

Coles

18 943

0

71 207

Banana

1 100 115

8 000*

947 841





<1% es un dato aproximativo deducido de conversaciones con distribuidores.

*Importaciones de bananos orgánicos estimadas en 8.000 toneladas, pero situación desconocida en cuanto a certificación.

3.4 Proveedores

Nueva Zelandia exporta al Japón unas 1 500 toneladas de pepinos orgánicos y 2 300 toneladas de kiwi orgánico. Las exportaciones de productos orgánicos frescos de Australia incluyen 100 toneladas de zanahorias frescas, 60 toneladas de espárragos frescos y una cantidad pequeña de mangos.

Se han vendido al Japón bananos etiquetados como orgánicos procedentes de Colombia, México y la República Dominicana. Actualmente se pueden conseguir sólo bananos orgánicos no certificados (de las variedades cavendish y deliciosa), principalmente de Filipinas, que cubre más del 70 por ciento del consumo de bananos orgánicos del Japón. Un gran porcentaje de estos bananos se comercializa con etiqueta verde (uso reducido de productos químicos). A causa de la publicidad hecha sobre la función del Gobierno japonés en la financiación de la producción de bananos “inocuos” en Filipinas durante los últimos 12 años, muchos consumidores compran esos bananos creyendo que son orgánicos.

El cuadro 3 presenta estimaciones sobre las importaciones de productos hortícolas orgánicos realizadas por el Japón en 2001, en base a la información suministrada por importadores y distribuidores.

Cuadro 3: Pronóstico de las importaciones de frutas y verduras frescas orgánicas certificadas, 2001

Frutas

Volumen de orgánicos (toneladas)

Verduras

Volumen de orgánicos (toneladas)

Mango

10

Espárragos

100

Palta

50

Cebollas

200

Naranja

135

Pepinos

2 000

Pomelo

300

Zanahorias

400

Kiwi

2 300

Jengibre

50

Banano

11 000



Total

13 795

Total

2 750

Fuente: Basado en entrevistas a fuentes comerciales
Entre los principales países que proveen productos hortícolas orgánicos certificados figuran los siguientes (clasificados en base a los volúmenes exportados al Japón):
1. Estados Unidos (cítricos, palta, verduras congeladas, frutas secas, soja);
2. China (verduras congeladas, soja);
3. Australia (zanahorias, espárragos, trigo para fideos, arroz, mangos); y
4. Nueva Zelandia (pepinos, verduras congeladas, maíz dulce....).
Entre los países que exportan frutas y verduras frescas orgánicas al Japón pueden señalarse, entre otros, Filipinas (bananos y otras frutas con etiqueta verde), Chile (kiwi), Argentina (frijoles) y la República Dominicana (bananos).

3.5 Principales importadores

En el anexo IV pueden verse las direcciones de los principales importadores de frutas y verduras orgánicas del Japón.

3.6 Precios de importación

Al establecer un precio deben examinarse muchos factores (pérdidas por fumigación, calidad, volumen, oferta estacional, necesidad de promoción, almacenamiento, costos locales de certificación, costos de transporte). Por lo tanto, los exportadores, importadores y distribuidores se resisten a conversar sobre los precios pagados. Les resulta más cómodo indicar los porcentajes pagados de más con respecto a los productos convencionales. En general, se indica que el sobreprecio pagado por los productos orgánicamente certificados está en torno al 20 por ciento. Este dato lo confirma una fuente, que sostiene que las verduras orgánicas se venden con un sobreprecio de 20-30 por ciento con respecto a las verduras convencionales (Agriculture and Agri-Food Canada, 1998).

3.7 Tendencias

Para reducir los riesgos comerciales, algunas empresas están exportando productos frescos certificados como orgánicos pero los venden con una etiqueta “verde” no orgánica. El etiquetado verde forma parte de una estrategia de comercialización desarrollada por muchas empresas japonesas para comercializar frutas y verduras frescas como alimentos inocuos. Estas empresas han promovido sus propias prácticas de producción de alimentos (no reguladas) y sus propios criterios de gestión ambiental con los que tratan de reducir al mínimo los plaguicidas y promover entre los agricultores el cuidado del ambiente. Los programas son supervisados por el personal de campo de la empresa para tener la seguridad de que los agricultores cumplan con las prácticas establecidas en materia de producción verde.

Los procedimientos de producción de los productos etiquetados como verdes no se atienen a los requisitos orgánicos de JAS. Pero tienen la ventaja de que si son fumigados en el puerto de importación no es necesario volver a etiquetarlos. Muchos de esos productos “verdes” se importan de los Estados Unidos, la República de Corea y China. Antes de la aplicación de la nueva ley de JAS, muchos de estos productos que ahora están etiquetados como verdes se etiquetaban y vendían como orgánicos.

3.8 Limitaciones al crecimiento de las importaciones

Las importaciones de frutas y verduras frescas orgánicas del Japón se encuentran con algunas limitaciones, de las cuales las más importantes se describen a continuación.

i) Las normas de alta calidad y los requisitos fitosanitarios para las frutas y verduras frescas importadas tienen un efecto limitante en las importaciones orgánicas del Japón. La fumigación de los productos orgánicos frescos que entran en el país constituye un importante desincentivo para las exportaciones al Japón. La fumigación hace que el producto orgánico fresco pierda su carácter de “orgánico” y, por consiguiente, el producto ya no pueda venderse con un sobreprecio orgánico. Por lo tanto, mientras no se obtengan tratamientos fitosanitarios más sofisticados compatibles con la legislación de JAS, una gran parte del potencial de mercado de las frutas y verduras frescas orgánicas quedará sin realizarse.

ii) Los potenciales exportadores de productos hortícolas orgánicos al Japón deben realizar una cuidadosa investigación de mercado antes de introducir nuevos productos en el mercado japonés. El acceso al mercado puede obtenerse más fácilmente una vez conquistada la confianza de algún importador y distribuidor japonés. Un proceso que debe realizarse con respeto y paciencia.

iii) La confusión entre productos certificados como genuinamente orgánicos y otros productos “verdes” o “sanos” ha llevado a la mayoría de los consumidores japoneses a pensar que “verde” y “orgánico” son totalmente sinónimos y que ambos tipos de productos se producen utilizando las mismas prácticas agrícolas. Se prevé que pasará bastante tiempo antes de que la mayoría de los consumidores entiendan la diferencia. Entre tanto, podría ser difícil vender un producto orgánico a un precio más alto que el de un producto “verde”.

4. Conclusiones y oportunidades de mercado

Muchos comerciantes orgánicos (potenciales) ven en el Japón un mercado orgánico interesante para sus exportaciones. Su población de más de 126 millones de habitantes tiene un ingreso medio alto, y un porcentaje significativo de ese ingreso (20 por ciento) se invierte en alimentos. La población está envejeciendo rápidamente, y las preocupaciones por la salud han impulsado la demanda de productos “inocuos” y “limpios”. Además, la producción orgánica interna es escasa debido a la dificultad de producir alimentos sin productos químicos en el período productivo cálido y húmedo. Aunque se prevé que la producción interna aumentará en los próximos años, la demanda de productos orgánicos será siempre muy superior a la oferta interna, lo que abre la posibilidad de volúmenes considerables de importaciones.

En el presente informe se ha mostrado, sin embargo, que existen problemas importantes que limitan el crecimiento del mercado orgánico e impiden las importaciones de frutas y verduras orgánicas frescas. La limitación más importante consiste en ciertos requisitos fitosanitarios exigentes, que obligan a fumigar los productos orgánicos importados con la consiguiente pérdida de su etiqueta orgánica. Además, debido a la confusión que existió durante el último decenio sobre la definición de “alimento orgánico”, en el Japón ha crecido la demanda de productos “verdes”. Sin embargo, con la nueva ley orgánica de JAS de abril de 2001, dichos productos verdes no pueden seguir comercializándose como orgánicos. Por lo tanto, aunque el mercado de productos “verdes” está bien desarrollado (con un valor de ventas estimado en 2.5 mil millones de dólares EE.UU.), el valor de las ventas de productos orgánicos certificados se estima en sólo 350 millones de dólares EE.UU.

Además, es menester llevar a cabo una cuidadosa investigación de mercado antes de que un nuevo producto o marca entre en el mercado japonés. El acceso al mercado puede lograrse mejor a través de un importador o distribuidor japonés, pero hay que estar conscientes de las dificultades que pueden surgir a raíz del idioma y de las diferencias culturales.

Para los productos orgánicos certificados por organismos certificadores extranjeros, la nueva ley de JAS no añade dificultades de carácter técnico, aunque los mecanismos para la entrada en Japón varían según la situación de dichos organismos. En la sección 3 de este capítulo se ofrecen detalles sobre las normas de importación.

Los periódicos japoneses han señalado que el impacto de las nuevas normativas de JAS puede reducir las ventas internas de productos orgánicos a causa de que muchos productores orgánicos japoneses pueden no estar en condiciones de cumplir ciertas normas estrictas, lo cual aumentaría la demanda de importaciones (FAS 2000).

Pese a estos factores limitantes, las entrevistas a distribuidores y minoristas han suministrado informaciones útiles sobre las oportunidades de mercado. La siguiente lista tiene por objeto suministrar un panorama general de las oportunidades que presenta el mercado japonés pero de ninguna manera pretende ser exhaustiva en cuanto a las oportunidades que se presentan en el Japón para productos nuevos:

La ventaja mayor que tienen los productos congelados y elaborados es que no se fumigan al llegar al Japón y pueden venderse sin ningún problema como orgánicos certificados.

Si se pudieran resolver los problemas relativos a la fumigación, habría muchas oportunidades para las frutas y verduras orgánicas frescas. El tratamiento con calor (como se hace por ejemplo en Australia, Hawaii, Fiji, Tonga, Islas de Cook y otros países), que utiliza el aire caliente para tratar la cáscara de diversas frutas y verduras con el fin de eliminar las plagas y los gérmenes patógenos, podría reemplazar a la fumigación.

Es probable, sin embargo, que los exportadores extranjeros se encuentren con una competencia fuerte de parte de los países cercanos al Japón (por ejemplo China y la República de Corea). Estos países, cuyos costos de producción son en general bajos y están muy cerca del Japón (factor importante para asegurar la frescura del producto) han estado expandiendo rápidamente su producción orgánica fresca en los últimos años. La soja de China certificada como orgánica es una importante exportación orgánica al Japón. Una calidad mejor del producto y la percepción por parte del consumidor japonés de una ordenación mejorada del medio ambiente contribuyen también a promover los productos orgánicos provenientes de la República de Corea y China.

Referencias

Agriculture and Agri-Food Canada, Study on Japanese Organic Food Market, 1997
http://ats-sea.agr.ca/public/htmldocs/e1524.htm

Agriculture and Agri-Food Canada, The Japanese Market for fresh Vegetables, 1998
http://ats-sea.agr.ca/public/htmldocs/e1988.htm

Betteridge K., Gendall P., Bailey B., The Japanese Market for Organic Fruit and Vegetables, Massey University, Nueva Zelandia, 1997.

FAS 2000, Organic Foods in Western Japan, Embajada de los EE.UU. japón, septiembre de 2000

FAS 2001, Organic Perspectives, May 2001, Foreign Agricultural Service, Horticultural & Tropical Products Division,
http://www.fas.usda.gov/htp/organics/2001/may01.htm

ITC, Organic Food and Beverages: World Supply and Major European markets, International Trade Centre UNCTAD/WTO (CCI-UNCTAD/OMC), Ginebra, 1999

OTA (ACO), Export Study, carried out by Organic insights Inc. for the Organic Trade Association,
http://www.ota.com/export_study/export_study_toc.htm, 2001

The Organic Standard, Japanese organic rules and implementation, mayo de 2001
http://www.organicstandard.com

Sitios web

http://www.embargentina.or.jp

http://www.maff.go.jp

http://www.pure-foods.co.jp/index2.html

Anexo I

JAS Regulations

The Law Concerning Standardisation and Proper Labeling of Agricultural and Forestry Products (July 1999).

Japanese Agricultural Standard of Organic Agricultural Product Processed Foods (January 2000).

Japanese Agricultural Standard of Organic Agricultural Products (MAFF Notification No.59, January 2000).

Technical Criteria of Certification of Manufacturers Concerning Organic Agricultural Products Processed Foods (MAFF Notification 818, June 2000).

Technical Criteria of Certification of Production Process Management Director Concerning Organic Agriculture Products (MAFF Notification No. 819, June 2000).

Technical Criteria of Certification of the Importer Concerning Organic Agricultural Products and Organic Agricultural Product Processed Foods (MAFF Notification No. 821, June 2000).

Inspection Methods Concerning Production Processes of Organic Agriculture Products and Organic Agricultural Product processed Foods (MAFF Notification No. 830 June 2000).

Technical Criteria of Certification of the Subdivider Concerning the Organic Agriculture Products and the Organic Agricultural Products Processed Food (MAFF Notification No. 829, June 2000).

Anexo II

Organismos certificadores japoneses registrados ante el MAFF que certifican para productores extranjeros

AISAC

Dirección: 10-6 Sannohcho,
Morioka-City, Iwate, Japan
Teléfono +81-19-626-3870

ICS (International
certification Services) Japan
Dirección: 45-14 Chigasaki-Chuo,
Tsuzuki-ku, Kanagawa, Japan
Teléfono + 81-45-949-4620

JONA (Japan Organic and
Natural Food Association)
Dirección: 3-5-3 Kyobashi,
Chuo-ku, Tokyo, Japan
Teléfono +81-3-3538-1851

NOAPA (Nihon Organic
Agricultural Products Association)
Dirección: 2-7 Kanda-Tsukasacho,
Chiyoda-ku, Tokyo, Japan
Teléfono +81-3-3295-5448

OCIA (Organic Crop Improvement
Association) Japan
Dirección: 3-28-2
Kanda_Ogawacho, Chiyoda-ku,
Tokyo, Japan
Teléfono +81-3-5283-0187

OMIC (Overseas Material
Inspection Co Ltd)
Dirección: 15-6 Nihinbashi-Kabutocho,
Choku, Tokyo, Japan
Teléfono +81-3-3669-5184
Fax: +81-3-3669-5282

QAI Japan
Dirección: KSP Building, 3-2-1 Sakado,
Takatsu-ku, Kawasaki-City,
Kanagawa-City, Kanagawa, Japan.
Teléfono +81-3-5413-7330

Toyo B-net
Dirección: 2-3-13 Kyobashi,
Chuo-ku, Tokyo, Japan
Teléfono +81-3-3272-3741

Conexiones a iniciativas de comercialización verde en Internet

Wize-system Co Ltd
Mr Kenji Yamamoto
http://www.wise-system.co.jp

e-yuki-seikatsu Co
Ltd Mr Takahiro Ito
http://www.eu-ki.com

Saibai-net Co Ltd
Mr Hirotoshi Eto
http://www.saibai.net

Oisix Co Ltd
Mr Eiji Fukui
http://www.oisix.com

Empresas que trabajan con productos orgánicos verdes

Chikita Fruity Japan Co Ltd
Plaza Monznen-Naka-Cho Building 3F,
1-4-8 Monzen-Naka-Cho, Koto-ku,
Tokyo 135-0048
Teléfono (03) 52458287

Daiei Co Ltd
Hamamatsu-cho Office Centre building, 9F,
2-4-1, Shiba-koen, Minato-ku,
Tokyo 105-8514
Teléfono (03) 3433-9684

Dole Japan Ltd (main importer Ito
Chu Trading Company)
Sanbancho Yayoikan 6-2 Sanbancho
Chiyoda-Ku
Tokyo 102-0075
Teléfono (03) 32371492
http://www.dole.co.jp/

Japan Produce Co, Ltd
Daiichi-Nakamira Building 5F, 2-8-10
Shinkawa, Chou-ku,
Tokyo 104-0033
Teléfono (03) 3297-6211

JUSCO Co Ltd (Food Commodity Division)
5-1,1-Chome, Nakase, Mihama-ku,
Chiba-shi, Chiba, 261-8515 Japan
Teléfono (03) 432126164

Global Fruits Co Ltd
Ikaida Building 7F, 3-14-8 Hacchobori,
Chuo-ku,
Tokyo 104-0032
Teléfono (03) 3553-5444

Itochu Corp (Food Department)
2-5-1 Kita-Aoyama, Minato-ku
Tokyo 107-8077
Teléfono (03) 3497-6255

Anexo III

Principales importadores de frutas y verduras orgánicas del Japón

Mitsubishi Corporation
(Food handling division) Mitsubishi
Shoji Building Bekkan 2-3-1 Maranouchi,
Chiyoda-ku,
Tokyo 100-8086 Japan
Teléfono (03) 32106786

Mitsui & Co Ltd
2-1 Ohtemachi 1 Chome Chiyoda-ku,
Tokyo 100-0004
Teléfono (03) 32855668
http://www.mitsui.co.jp

National Federation of Agricultural
Co-operative Associations (ZEN-HO)
1-8-3 Otemachi Chiyoda-ku
Tokyo 100-0004 (JA Building)
Teléfono (03) 32457126
http://www.zennoh.or.jp/

Nissho Iwai Corporation
(Food Department) 2-5-8 Imabashi,
Chou-ku, Osaka-shi, Osaka, 541-8558
Teléfono (6) 6209-2860

Nissho Iwai Shokuryo Co Ltd
(Food Division)
17-16 Nihonbashi Kozuma-cho, Chou-Ku,
Tokyo 103-0016
Teléfono (03) 5641-4070

Nikko Shoji Co. Ltd
JAL Building 9F,
2-4-11, Higashi-Shinagawa, Shinagawa-ku,
Tokyo 140-8638
Teléfono (03) 5460-7177

Royal Co. Ltd
Keika-kaikan Building, 1-1, Sunkist Pacific
Co Ltd Zenkyoren Kojimachi Kaikan Building
3-5-1 Kojimachi, Chiyoda-ku,
Tokyo 102-0083
Teléfono (03) 52109300

Sumisho Fruit Co. Ltd.
CN Building
8F 2-8-3 Kiba, Kot-ku
Tokyo 1350042

Sujaku Seikai-Cho
Simogyo-ku, Kyoto-shi
Kyoto 600-8841
Teléfono (75) 344-8550

Union Co.Ltd
Tojin Building 7F,44, Akashi-cho,
Chou-ku, Kobe-shi,
Hyogo 650-0037
Teléfono (78) 392-4930

Tominaga Boeki Co. Ltd
KDD Kobe Building, 12F, 83 Kyo-machi,
Chou-Ku, Kobe-shi,
Hyogo 650-0034
Teléfono (78) 393-1200

Tomen Co. Ltd (Food Department)
Kokusai-Akasaka Building, East, 2-14-27
Akasaka, Minato-ku,
Tokyo 107-8677
Teléfono (03) 3588-6826

Takanabe & Co.Ltd
2-20-6 Ebie
Fukushima-ku, Osaka
Teléfono (06) 64517616

Nichirei Corporation
Nichirei Higashi-Ginza building
6-19-20 Tsukiji, Chuo-ku
Tokyo, 104-8402, Japan

Sun Globe Food Inc
OHTA Status Building 7F 3-9-1 Tohkai,
OHTA-ku, Tokyo 143-0001 Japan
Teléfono (03) 54923962
http://www.sgfd.co.jp/

Watari Co Ltd Kobe Office
Sannamiya-kokusai Building 5F, 2-1-30,
Hamabe-dori, Chuo-ku, Kobe-shi,
Hyogo 651-0038
Teléfono (78) 231-1467

Zennikku Trading Co. Ltd
(Food department)
Shinagawa Inter city Building B 6F,
2-15-2, Konan, Minato-ku,
Tokyo 108-6160
Teléfono (03) 57698230

Empresas transformadoras interesadas en productos orgánicos

Muso Co Ltd
3-7-22 Nishitenma, Kita-ku,
Osaka 5300047 Japan
Teléfono (06) 63166104

Mitoku Co Ltd
Room 257 Tokyo Building 2-7-3
Maranouchi, Chiyoda-ku, Tokyo
Correo: C.P.O Box 780 Tokyo, Japan 100-91
Teléfono (03) 32016701

Los servicios de asesoramiento los prestan las organizaciones certificadas, así como también:

Agriculture and Food Audit System Co Ltd
Ginza 5-10-13 TOYO Seimaiki Building 7F
Chuo-ku Tokyo, Japan
Teléfono (03) 35721103
tokue@afas.co.jp

ABC Food System
5-12-9-302 Nishsi Ikebukuro, Toshima-ku
Tokyo, 171-0021, Japan
Teléfono (03) 59534888
maruyama@abc-food.co.jp


Página precedente Inicìo de página Página siguiente