Página precedente Indice Página siguiente


CAPITULO 6: Transporte del ganado


La necesidad de transportar animales destinados al sacrificio se presenta esencialmente en las operaciones comerciales y en menor grado en el sector rural o de subsistencia. Estos animales tienen que ser desplazados por diferentes motivos, incluyendo el transporte a los mercados, a los mataderos, a las áreas de reabastecimiento o de pastoreo, o simplemente por haber cambiado de propietario. Los animales pueden ser transportados a pie, por camión, por tren, por barco, o por avión.

En los países en desarrollo, se acostumbra desplazar el ganado a pie, en camiones o en trenes. El método tradicional ha sido a pie, pero con la urbanización de la población y la comercialización de la producción pecuaria, el transporte de ganado por carretera y por ferrocarril ha superado este método.

El transporte de ganado es sin lugar a dudas la etapa más estresante y peligrosa en toda la cadena de operaciones entre la finca y el matadero, y contribuye significativamente al maltrato del animal y a las pérdidas de producción.

Efectos del transporte

Un mal transporte puede tener efectos muy graves y dañinos para el bienestar del ganado, y repercutir en una pérdida significativa de calidad y producción.

Los efectos del transporte y movimiento incluyen:

a.

Estrés

Resulta en DFD en carne de res y en PSE en carne de cerdo (Figura 1)

b.

Hematomas

Posiblemente la pérdida de producción más significativa e insidiosa en la industria cárnica (Figuras 2, 3)

c.

Pisotones

Se presentan cuando los animales se caen debido a pisos resbaladizos, o por hacinamiento (Figuras 36 - 39)

d.

Asfixia

Esto generalmente es la consecuencia del hacinamiento.

e.

Fallo cardiaco

Se presenta más en cerdos que han comido demasiado antes de ser cargados y transportados.

f.

Estrés por calor

Los cerdos son muy susceptibles a altas temperaturas y a la humedad.

g.

Insolación

La exposición al sol afecta gravemente a los cerdos.

h.

Distensión estomacal

Es causada por la práctica de amarrar las patas de los rumiantes sin darles la vuelta.

i.

Envenenamiento

Los animales pueden morir por envenenamiento al comer plantas venenosas durante el transporte a pie.

j.

Depredación

Los animales no vigilados y transportados a pie pueden ser atacados por depredadores.

k.

Deshidratación

Los animales obligados a caminar largas distancias sin suficiente agua tendrán pérdida de peso y hasta pueden morir.

l.

Extenuación

Puede presentarse por muchos motivos, incluyendo animales gestantes o muy débiles.

m.

Lesiones

Patas y cuernos rotos (Figura 4).

n.

Peleas

Se presentan en su mayor parte entre ganado bovino con cuernos y sin cuernos, o cuando se detiene un vehículo cargado de cerdos.

Métodos de transporte

Ganado Bovino

Los métodos más apropiados para mover el ganado bovino son a pie, en camiones o en vagones de ferrocarril. Mover ganado a pie (desplazamientos a pie) (Figura 28) es apropiado únicamente donde no exista una infraestructura de carreteras y vías férreas, o cuando la distancia entre la finca y su destino es muy corta. Este método es lento, y lleno de riesgos para el bienestar y valor de los animales. El transporte en vagones de tren es práctico en viajes cortos, cuando hay buenas rampas de carga disponibles en las paradas, y una vía directa hasta el destino. El transporte en camiones es mucho más versátil, y es el método de preferencia.

El método más satisfactorio para transportar ganado bovino es por camión (Figuras 29, 30). Desplazarlos en vagones de ferrocarril requiere de un manejo más cuidadoso. En cuanto al transporte a pie, es satisfactorio siempre y cuando los tramos estén bien planificados.

Figura 28: Transporte de ganado vacuno a pie.

Figura 29: El vehículo automotor para el transporte de ganado vacuno (con piezas transversales en el piso del camión para impedir que se resbalen).

Figura 30: Camión grande para el transporte de ganado vacuno en la plataforma de descargue

Figura 31: Vagón de tren para el transporte de ganado vacuno

Ovinos/Caprinos

De todos los animales destinados al sacrificio, estos son los más fáciles de transportar y generalmente viajan bien a pie, en ferrocarril o en camión. Los camiones de dos pisos también son apropiados. (Figura 32).

Figura 32: Camión de dos pisos para el transporte de ovinos/caprinos

Cerdos

Los cerdos son difíciles de transportar y la única manera indicada es por carretera, aunque el vagón de ferrocarril también se puede usar si se siguen ciertas precauciones.

Aves

Las aves de corral, incluyendo los pavos, gansos y patos, se deben transportar por carretera. Las aves se colocan en cajas (Figura 33). Se recomiendan cajas de plástico, las cuales pueden apilarse unas encima de las otras en un vehículo, y son fáciles de lavar después del uso. La tapa de las cajas se aprovecha para cargar las aves, mientras que la apertura en el costado de la caja permite sacarlas fácilmente.

Figura 33: Caja para el transporte de aves

Avestruces

La piel y la carne del avestruz son especialmente valiosas. Por lo tanto, un cuidadoso transporte por carretera es la única opción apropiada.

Habiendo seleccionado el método preferido de transportar los animales destinados al sacrificio, es necesario tener en cuenta numerosos factores para garantizar su salud y bienestar.

Tipos de vehículo

Todo vehículo utilizado para el transporte de ganado destinado al sacrificio debe tener una ventilación adecuada, un piso antideslizante y un drenaje apropiado. Además, debe tener algún tipo de protección contra el sol y la lluvia, especialmente en el caso de los cerdos. Las superficies de los costados deben ser lisas, y sin protuberancias ni bordes afilados. Ningún vehículo debe ser completamente cerrado.

Ventilación - Los vehículos de transporte jamás deben ser completamente cerrados, ya que la falta de ventilación causa un estrés indebido y hasta la asfixia, especialmente en climas calientes. Una mala ventilación puede permitir la acumulación de los gases del escape del motor, con el posible envenenamiento de los animales. Los cerdos son especialmente susceptibles al calor excesivo, a la mala circulación de aire, al exceso de humedad y al estrés respiratorio. Requieren de vehículos bien ventilados (Figuras 29, 30, 34). El flujo libre de aire a nivel del piso es importante para agilizar el retiro del amoníaco de la orina.

Figura 34: Camión bien ventilado para el transporte de cerdos. El calor y los rayos solares hacen necesaria una cubierta (techo) para el vehículo.

Pisos - Se requieren pisos antideslizantes para reducir el riesgo de caídas. Lo más apropiado es una rejilla de madera o metal (Figura 29). Esta rejilla se puede retirar cuando se usa el vehículo para otros propósitos. Otros tipos de superficies antideslizantes, como la paja o el aserrín, no son apropiados. Para facilitar el equilibrio de los animales, se subdivide el interior del vehículo, ya sea con postes de madera o metal, o tablas sólidas. Las hendiduras y fracturas del piso pueden causar lesiones en las patas (Figura 35). Los pisos del vehículo deben estar al nivel de las plataformas de descarga (Figura 16). De lo contrario, los animales se pueden lesionar al bajar del vehículo o ser tratados bruscamente con el fin de hacerlos bajar (Figura 36).

Espacio en el piso - El ganado requiere de suficiente espacio en el piso para que cada animal pueda estar de pie cómodamente, sin hacinamiento. De lo contrario, se pueden presentar lesiones o inclusive la muerte (Tabla 3, Figuras 37, 38 y 39).

Figura 35: Pata de una vaca saliendo a través del piso roto de un camión.

Figura 36: Instalaciones de descargue mal diseñadas causan lesiones a los animales.

Figura 37: Hacinamiento de caprinos en un camión

Figura 38: Caprinos pisados por otros en el cajón de un camión.

Figura 39: Sobrecarga de búfalos de agua en un camión.

TABLA 3 Espacio del piso aproximado para el transporte de diferentes tipos de animales

Clase de animal

Área de piso/animal (m2)

Vacunos adultos

1.0 - 1.4*

Terneros pequeños

0.3

Cerdos

Porker

0.3

Baconer

0.4

Hembra/macho adulto

0.8

Ovinos/caprinos

0.4

Avestruces

0.8

*50-60 cm del largo del vehículo/cabeza, cargados transversalmente.

Se debe tener en cuenta la especie del animal y el tamaño de su cuerpo. Si el área del piso es excesiva para el número de animales, se deben colocar divisiones para que los animales no se desplacen de un lugar a otro.

Barandas - Los costados de los vehículos deben ser lo suficientemente altos para impedir que los animales, en especial, los cerdos, salten por encima y se lastimen. Se debe proteger el interior de la caja a nivel de los cuartos traseros, con llantas viejas, por ejemplo, para evitar golpes al ganado y a los avestruces. No se deben dejar hendijas o huecos a través de los cuales pueda caber una pata y se quiebre. Las puertas de entrada muy angostas pueden lesionar los cuartos traseros. Los vagones de ferrocarril deben tener un acoplamiento con amortiguador con el fin de suavizar los movimientos bruscos.

Techo - No hacen falta techos en los vehículos de transporte para bovinos y pequeños rumiantes, siempre y cuando los animales no estén expuestos al sol por muchas horas. (Figura 29, 30). Los vehículos para transportar cerdos deben tener techos, a no ser que los cerdos se transporten a primera hora de la mañana, o en las horas de la tarde. Las aves deben estar protegidas del sol y de la lluvia. Su transporte en cajas o jaulas (Figura. 33) las protegerá de lesiones traumáticas. Las jaulas deben ser lo suficientemente grandes para permitir que todas las aves puedan echar y mover libremente sus cabezas. La ventilación debe ser adecuada.

En las operaciones de pequeña escala en condiciones primitivas, los animales a menudo se transportan de manera muy inapropiada. Pueden sufrir mucho dolor y hasta la muerte por asfixia, estrés por calor, deshidratación, etc. (Figuras 40, 41, 42, 71)

Figura 40: Manera inapropiada de transportar un cerdo en un canasto

Figura 41: Manera inapropiada de transportar patos en una moto

Figura 42: Manera inapropiada de transportar pollos en una carretilla

Precauciones antes de la carga

Hay diversos procedimientos sencillos que se pueden implementar antes de cargar el ganado, y que reducirán considerablemente el riesgo de lesiones o estrés.

1. Mezclar previamente los bovinos o cerdos que viajarán juntos. Al familiarizarse, viajarán mejor que aquellos animales que no han sido mezclados. El ganado se debe mezclar en un corral, 24 horas antes de ser cargado. Los animales maltratados o demasiado ariscos se deben retirar durante este período. Es muy común que se presenten peleas entre cerdos extraños, lo cual resulta en lesiones de piel, heridas y estrés. Se deben mezclar los cerdos de diferentes corrales antes de cargarlos, embadurnándolos con paja o excrementos del mismo corral para que los olores sean similares.

2. La mayoría de los animales puede beber agua y ser alimentados antes de transportarlos, ya que esto tiene un efecto calmante. No obstante, los cerdos no se deben alimentar antes del transporte porque su comida se fermenta y los gases les oprimen el corazón dentro de la cavidad torácica, lo cual puede conducir a infartos y a la muerte.

3. No hay que mezclar los animales con y sin cuernos, ya que éstos últimos les pueden causar hematomas y lesiones a los primeros. Tampoco se deben mezclar diferentes especies, aunque los ovinos, los caprinos y los terneros menores de seis meses sí se pueden mezclar o transportar individualmente en un costal amplio amarrado en el cuello. Las patas no se deben atar, y los animales se deben voltear cada 30 minutos. Los cerdos no deben viajar con otras especies, a no ser que estén separados por divisiones (Figura 43). Los toros no se deben transportar con otros animales, a no ser que los separe una divisoria robusta.

4. No se deben transportar animales enfermos o lesionados, a los que sufran emaciación o en avanzado estado de gestación. Tampoco se deben transportar largas distancias a los animales débiles o a los muy pesados, ya que no podrían aguantar los rigores del viaje.

5. Los vehículos deben estar provistos de una rampa portátil para agilizar la descarga de emergencia en caso de averías.

Figura 43: Forma inadecuada de cargar cerdos, caprinos y ovinos en el mismo camión

Operaciones de transporte

Se han de tener en cuenta diversas precauciones durante el viaje con el fin de que los animales no sufran lesiones o se mueran.

1. Desplazamientos a pie - Tan sólo el ganado vacuno, el ovino y el caprino se pueden desplazar con éxito a pie, aunque también hay ciertos riesgos. El viaje se debe planear con especial atención a las distancias, las oportunidades de pastoreo, disponibilidad de agua y descanso nocturno. Los animales sólo deben caminar durante las horas más frescas del día. Si tienen que caminar cierta distancia hasta la estación del ferrocarril, deben llegar con suficiente tiempo para descansar y tomar agua antes de cargarlos. La distancia máxima que pueden caminar depende de diversos factores como el tiempo, la condición de los animales, su edad, etc. En ningún caso se deben exceder las distancias dadas en la Tabla 4.

TABLA 4 Distancias máximas para los desplazamientos a pie

Especie

Desplazamientos a pie de un sólo día

Desplazamientos a pie de más de un día

Primer día

Días siguientes

Vacunos

30 km

24 km

22 km

Ovinos/caprinos

24 km

24 km

16 km

2. Hora del día - Las altas temperaturas ambientales incrementan el riesgo de estrés de calor y mortalidad durante el transporte. Es importante transportarlos durante las horas más frescas de la mañana o la tarde, o inclusive en la noche. Esto es especialmente importante en el caso de los cerdos. La combinación de altas temperaturas y demasiada humedad es particularmente nociva para los cerdos. El calor se puede acumular hasta alcanzar niveles mortales en un vehículo estacionado. Rociarlos con agua ayuda a mantenerlos frescos.

3. Duración de la jornada[2] - Toda vez que sea posible, los viajes deben ser cortos, directos y sin paradas. Si el vehículo se detiene, los cerdos tienden a pelear. Bovinos, ovinos y caprinos no deben viajar por más de 36 horas y se deben bajar después de 24 horas para alimentarlos y que tomen agua, en caso de que el viaje se prolongue. Los cerdos deben tener acceso al agua frecuentemente durante viajes largos, especialmente en condiciones calientes y húmedas.

4. Conducción - Los vehículos deben ser conducidos suavemente, sin movimientos ni paradas bruscas. Las curvas se deben tomar suave y lentamente. Debe haber una segunda persona pendiente de los animales que se caigan, para que el vehículo se detenga y se puedan volver a cargar. Los conductores de tren deben evitar los movimientos bruscos de los vagones con ganado.

5. Enfriamiento por el viento - El viento que sopla sobre animales mojados, transportados en clima frío, causa un enfriamiento excesivo. La temperatura del cuerpo baja considerablemente, resultando en un estrés severo y hasta la muerte.


[2] Ha habido iniciativas recientes en países desarrollados, buscando limitar la duración del transporte del ganado a 8 horas o menos.

Página precedente Inicìo de página Página siguiente