FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.5, noviembre 2001

ASIA

AFGANISTAN* (6 de noviembre)

La reciente escalada del conflicto y de las actividades militares ha desplazado a un gran número de personas y agudizado las graves dificultades alimentarias. Se necesita urgentemente asistencia alimentaria y otro tipo de asistencia humanitaria. Ya antes de los acontecimientos del 11 de septiembre, el Afganistán se hallaba paralizado por una grave crisis alimentaria después de tres años consecutivos de sequía y de una intensificación de los problemas económicos debida a los continuos conflictos civiles. Una misión FAO/PMA que visitó el país en mayo de este año observó indicios de hambruna generalizada en muchas partes del país, en las que la población había agotado sus estrategias de supervivencia vendiendo sus bienes y emigrando a otras partes dentro y fuera del país en busca de alimentos. A partir del 7 de octubre, las operaciones militares han desencadenado nuevas oleadas de desplazamientos de la población, agravando una situación humanitaria ya de por sí calamitosa.

Aunque la mayoría de los 23 millones, aproximadamente, de afganos está atravesando graves dificultades alimentarias, hay alrededor de 7,5 millones de personas muy afectadas que necesitan desesperadamente ayuda alimentaria. El PMA prevé entregar 52 000 toneladas de ayuda alimentaria por mes para la población más vulnerable del Afganistán, tanto refugiados (1,5 millones) como residentes (6 millones). Ahora bien, las dificultades en materia de transporte y distribución están impidiendo la entrega de los volúmenes necesarios. Algo de los alimentos tendría que transportarse por avión hasta las zonas inaccesibles del país, en particular a las tierras altas centrales, antes de que comience a sentirse el rigor del invierno a mediados de noviembre.

La actual situación de hostilidades coincide con la temporada de siembra del trigo que representa el 80 por ciento del total de la producción cerealera del país. Teniendo en cuenta el desplazamiento de la población, la grave escasez de insumos y el trastorno de las actividades agrícolas debido a las operaciones militares, se prevé que en 2001/02 la producción de cereales disminuirá significativamente. Lo cual agudizaría ulteriormente la situación del suministro de alimentos ya de por sí grave.

Este escenario preocupante se produce en un momento en el que también la situación alimentaria de los países vecinos se halla gravemente amenazada por una sequía prolongada. La producción alimentaria de este año en el Pakistán, la República Islámica del Irán, Tayikistán, Uzbekistán y Turkmenistán ha sufrido una merma considerable debido a una grave sequía. Por lo tanto, la situación desfavorable del suministro de alimentos, que ha obligado a una asistencia alimentaria de urgencia en algunos de esos países, contribuye poco a aliviar la situación de millones de afganos desplazados y residentes que hasta ahora habían podido satisfacer una parte de sus necesidades alimentarias con suministros de los países vecinos. El Pakistán y la República Islámica del Irán han estado ayudando a millones de refugiados a raíz de conflictos anteriores, pero su capacidad para absorber las nuevas llegadas se ve gravemente comprometida debido a la insuficiencia de recursos.

Durante los últimos tres años el país ha experimentado una sequía devastadora que agravó el efecto de años de conflicto y llevó a una parte de la población al borde de la inanición. La producción cerealera de 2001, estimada en alrededor de 2 millones de toneladas, es alrededor de la mitad de la de 1998. Como consecuencia de la mengua de la producción en 2001, las necesidades de importación de cereales en la actual campaña comercial de 2001/02 (julio/junio) se pronosticaron en un volumen casi sin precedentes de alrededor de 2,2 millones de toneladas, de los cuales se preveían al principio 760 000 toneladas de importaciones comerciales. Dada la situación actual, puede que éstas terminen siendo sólo una tercera parte del volumen estimado. Suponiendo que para junio de 2002 se haya entregado toda la ayuda alimentaria de urgencia prevista en 494 000 toneladas, es probable todavía que el déficit total en 2001/02 (julio/junio) sea del orden de los 1,5 millones de toneladas de cereales. Sólo una movilización impresionante de asistencia alimentaria y de otro tipo de socorro, y su distribución particularmente a los grupos vulnerables alejará la amenaza de hambruna que pesa sobre el país.

Una vez resuelto el conflicto, será necesario que las medidas a mediano plazo que se adopten en el Afganistán para la rehabilitación o reconstrucción de la agricultura aborden la reconstrucción de los sistemas de riego, el suministro de insumos a los agricultores, la rehabilitación de los subsectores de horticultura, ganadería y actividades forestales, las actividades de extensión y educación y de desarrollo de la capacidad institucional. La FAO ha dirigido un llamamiento pidiendo 200 millones de dólares EE.UU., aproximadamente, para la ejecución del programa nacional de socorro de urgencia y rehabilitación del sector agropecuario.

ARABIA SAUDITA (6 de noviembre)

Ahora se están plantando los cultivos de trigo que recogerán en abril y mayo del próximo año. La producción de trigo en 2001 se estima en 1,8 millones de toneladas, volumen semejante al del año pasado que, junto con las existencias, será suficiente para satisfacer las necesidades del país. Puede que haya algunas langostas del desierto adultas dispersas y reproduciéndose en las llanuras costeras del Mar Rojo cerca de Jizan. Pero no se prevén actividades significativas. La importación total de cereales en 2001/02 (julio/junio) se estima actualmente en alrededor de 6,2 millones de toneladas, con inclusión de cerca de 5 millones de toneladas de cebada.

ARMENIA* (5 de noviembre)

La cosecha de cereales de 2001, situada en 417 000 toneladas, es casi el doble de la cosecha menguada a causa de la sequía de 2000 (225 000 toneladas). En la producción de cereales de este año, superior en cerca de 131 000 toneladas a la media de los últimos cinco años, se incluyen 340 000 toneladas de trigo (151 000 toneladas en 2000), y 74 000 toneladas de cereales secundarios (71 000 toneladas en 2000). Dadas la sequía y escasez de agua registradas a nivel regional, los esfuerzos desplegados para aumentar la superficie plantada con cultivos de verano y, por ende, la producción no han sido muy satisfactorios, particularmente en las provincias meridionales que limitan con el Irán y Azerbaiyán.

La producción de papas, un importante cultivo alimentario básico, situada este año en 287 000 toneladas, es semejante a la mala cosecha de 2000 pero inferior en más de un 25 por ciento al nivel medio de la producción de los últimos cinco años. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial de 2001/02 se estima en alrededor de 303 000 toneladas, incluida una necesidad de ayuda alimentaria de 71 000 toneladas.

Desde diciembre de 2000, el PMA ha venido prestando asistencia alimentaria a las víctimas de la sequía en las seis regiones septentrionales del país en el marco de la operación de urgencia "Asistencia a las víctimas de la sequía" (EMOP 6310.00).

En vista de las limitaciones logísticas experimentadas en la entrega de los alimentos y de la sequía actualmente en curso, la operación se ha extendido hasta mayo de 2002, reorientando los esfuerzos hacia la población damnificada por la sequía en las regiones meridionales de Vayots Dzor y Syunik, en las que el trigo de invierno, los cultivos forrajeros, la papa y la producción pecuaria se vieron gravemente afectados. Al mismo tiempo, el PMA continuará satisfaciendo en el norte las enormes necesidades nutricionales relacionadas con la sequía.

Desde finales de 2000 hasta junio/julio de 2001, la asistencia alimentaria del PMA en el norte supuso el suministro de 12 100 toneladas de alimentos para un total de 217 000 víctimas de la sequía en el marco de las actividades de ayuda alimentaria de socorro y de creación de bienes.

Actualmente, el PMA está realizando también una operación prolongada de socorro y recuperación (OPSR) destinada a los grupos vulnerables y a los refugiados. Estos últimos comprenden 140 000 beneficiarios de ayuda alimentaria.

AZERBAIYAN (5 de noviembre)

La producción de cereales y legumbres en 2001 se estima en 1,6 millones de toneladas, volumen semejante a la cosecha mejorada del año anterior. La sequía y las condiciones atmosféricas cálidas imperantes a nivel regional no afectaron a la cosecha, ya que la mayor parte de los cereales y legumbres se producen en invierno. La producción incluye 1,3 millones de toneladas de trigo, 200 000 toneladas de cebada y 100 000 toneladas de maíz.

La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial de 2001/02 se estima en 800 000 toneladas, incluidas 780 000 toneladas de trigo y 20 000 toneladas de arroz. Casi todas las importaciones necesarias se comprarán comercialmente. Las personas desplaza-das en el interior del país y los grupos vulnerables continúan dependiendo de una asisten-cia alimentaria selectiva. El PMA ha comprometido alrededor de 48 161 toneladas de ayuda alimentaria en el marco de un proyecto trienal (operación prolongada de socorro y re-cuperación) que comenzó en julio de 1999 para prestar apoyo a unos 485 000 beneficiarios.

BANGLADESH (6 de noviembre)

Un violento ciclón azotó el norte de Bangladesh en octubre provocando inundaciones localizadas y daños a la cosecha de arroz Aman.

Recién se ha comenzado a recoger la cosecha principal de arroz Aman que se planta en junio/julio. Además de la pequeña cosecha Aus que se planta principalmente en abril/mayo y se recoge en torno a agosto, la otra cosecha de arroz es la Boro de invierno que se planta en diciembre/enero y se recoge en abril/mayo.

Pese a los daños sufridos, en general las condiciones atmosféricas han sido favorables y la pro-ducción arrocera en 2001 debería de estar en torno a los 36,6 millones de toneladas (24,4 millones de toneladas de arroz elaborado), volumen muy semejante al de 36,5 millones de toneladas del año pasado.

La producción total de cereales de 2001, pronosticada en 26,5 millones de toneladas (incluido el arroz elaborado), es semejante a la del año pasado, gracias a que este año el monzón no causó daños importantes a los cultivos. Según las estimaciones, las importaciones de cereales para la campaña comercial de 2001/02 (julio/junio) estarán en torno a los 1,7 millones de toneladas, de los cuales 1,4 millones de toneladas son de trigo.

CAMBOYA (6 de noviembre)

Unas precipitaciones suficientes caídas al final de septiembre beneficiaron a los cultivos. En la parte meridional del país continúan las iniciativas de socorro en Svay Rieng, Takeo y Kompot, localidades afectadas por las inundaciones de agosto. Se señala que necesitan asistencia alrededor de 500 000 personas afectadas por las inundaciones registradas en las partes meridionales y occidentales del país.

Según las estimaciones más recientes, 14 400 hectáreas de plántulas de arroz de la cosecha de la estación seca se perdieron ya sea por la sequía de julio con los niveles de precipi-taciones más bajos de los últimos 30-40 años, o por las intensas inundaciones registradas durante el mes de agosto. Según las estimaciones oficiales, las inundaciones de este año han afectado un total de 114 000 hectáreas, de las cuales 104 000 hectáreas eran de arroz.

La principal cosecha de arroz de la estación húmeda se recoge a partir de finales de noviem-bre y aporta alrededor del 80 por ciento de la producción arrocera total del país. El arroz es el cultivo alimentario principal, ya que representa alrededor del 84 por ciento de la produc-ción total de cultivos alimentarios mientras que el resto viene de la producción de la estación seca.

A pesar de los daños sufridos en las zonas afectadas por las inundaciones, y suponiendo condiciones atmosféricas favorables durante el período restante de la cosecha de arroz de la estación húmeda, la producción total de cereales de este año se estima en torno a los 2,8 millones de toneladas (arroz elaborado), frente a la producción superior a la media del año pasado (2,7 millones de toneladas) y a la media quinquenal (2,4 millones de toneladas).

En el año civil 2001 el país ha recibido de la comunidad internacional alrededor de 26 000 toneladas de cereales en ayuda alimentaria, principalmente arroz.

A raíz de las últimas inundaciones la FAO ha prestado asistencia de urgencia con semillas de arroz para la próxima temporada de siembra.

COREA, REPUBLICA DE (6 de noviembre)

Casi todo el trigo y el maíz es importado, mientras que el país produce por término medio alrededor de 5 millones de toneladas de arroz (elaborado) por año, durante la temporada principal que va de alrededor de mayo hasta octubre.

A pesar de unas condiciones atmosféricas favorables, el pronóstico oficial relativo a la cosecha principal de arroz, que se está recolectando actualmente, se ha rebajado a 7,4 millones de tonela-das (5,5 millones de toneladas en equivalente de arroz elaborado) tras una revisión a la baja de la superficie plantada. La producción es superior a la media de los últimos cinco años, que es de 7,1 millones de toneladas (5,3 millones de toneladas en equivalente de arroz elaborado). Con esta cosecha voluminosa se pronostica que las existencias finales alcanzarán los 1,8 millones de toneladas.

COREA, REPUBLICA POPULAR DEMOCRATICA DE* (6 de noviembre)

Una misión conjunta de evaluación de cultivos y suministros alimentarios de la FAO y el PMA que visitó el país estimó la producción total de cereales en alrededor de 4 260 000 toneladas (3 540 000 toneladas en forma elaborada), más que el año pasado y una de las mejores cosechas desde 1995/1996.

Entre los factores que explican esta enérgica recuperación figuran el comportamiento favorable de las lluvias desde mediados de junio hasta agosto, la ayuda internacional con el suministro de fertilizantes, una disponibilidad mayor y recibida en el momento oportuno de maquinaria agrícola y otros insumos, y la intensificación de los esfuerzos hechos en el país, por ejemplo el aumento de la asignación presupuestaria para la agricultura y la movilización de la población.

Sin embargo, pese a la considerable recuperación alcanzada, la producción interna será insuficiente para satisfacer las necesidades alimentarias mínimas del país.

El déficit de cereales para 2001/02 (noviembre/octubre) se estima en 1 470 000 toneladas, comparados con los 2,2 millones de toneladas del año anterior. Dado que las importaciones comerciales se prevén en 100 000 toneladas, será necesario cubrir 1 370 000 toneladas con ayuda alimentaria y otras importaciones de alimentos en condiciones de favor. Partiendo del análisis de vulnerabilidad y de las capacidades en materia de intervención, la misión recomendó la movilización de 525 000 toneladas de ayuda alimentaria en cereales y 85 000 toneladas de otros artículos alimentarios durante 2001/02 para los grupos de población particularmente en riesgo.

CHINA (6 de noviembre)

Debido a unas condiciones atmosféricas favorables, la producción de trigo de 2001 se pronostica en alrededor de 93,9 millones de toneladas, 5,7 por ciento menos que en 2000, incluidos 87,5 millones de toneladas de la cosecha de invierno y 6,3 millones de toneladas de la de primavera.

La cosecha de arroz de este año, estimada en alrededor de 180 millones de toneladas (122,6 millones de toneladas de arroz elaborado) será la más pequeña en siete años debido a unas condiciones atmosféricas desfavorables y a los precios bajos. La superficie cultivada con arroz, 28,2 millones de hectáreas, es la más reducida hasta ahora y menor en un 6 por ciento a la del año pasado. La sequía retrasó la siembra y la germinación, y en muchas zonas afectó a los rendimientos. Los rendimientos de los cultivos de este año se estimaron en 6,34 toneladas por hectárea, semejantes a los del año pasado y sólo ligeramente inferiores a la media quinquenal.

La producción de maíz de China en 2001se ha pronosticado en 110,2 millones de toneladas, es decir superior en un 4 por ciento a la del año pasado pero muy inferior a la media de los últimos cinco años (120 millones de toneladas).

Es probable que el país importe un total de 5,8 millones de toneladas de cereales para 2001/02, de los cuales 2,2 millones de toneladas de cebada y unos 2 millones de toneladas de trigo, además de centeno y arroz.

CHIPRE (6 de noviembre)

Se han comenzado a sembrar los cultivos de trigo y cebada de 2002. La producción total de cereales en 2001 se estima en 129 000 toneladas, volumen superior a la media de los últimos cinco años.

Las importaciones de trigo en 2001/02 (mayo/abril) se pronostican en 100 000 toneladas, mientras que las importaciones agregadas de cebada y maíz se pronostican en unas 540 000 toneladas, cifra inalterada respecto al año pasado.

FILIPINAS (6 de noviembre)

Murieron más de 200 personas cuando a principios de noviembre el tifón Lingling atravesó el país provocando riadas repentinas y aludes de lodo. La zona más castigada fue la isla de Camiguin, donde murieron más de 100 personas. También resultaron muy damnificadas las provincias vecinas. En octubre las crecidas anegaron algunas partes de Zamboanga, ciudad portuaria situada en el sur de Filipinas. Todavía no se han evaluado los daños causados a los cultivos.

La recolección del arroz de la temporada principal está muy avanzada y se prevé que, pese a las inundaciones de julio, la producción de 2001 será de 12,8 millones de toneladas (8,4 millones de toneladas en equivalente de arroz elaborado), alrededor de un 14 por ciento más que la media de los últimos cinco años (11,2 millones de toneladas).

Se supone que la producción de maíz en 2001 alcanzará un nivel superior a la media de 4,5 millo-nes de toneladas. Filipinas tiene un déficit anual de 800 000 a un millón de toneladas de maíz, que las empresas locales colman mediante importaciones de maíz, trigo forrajero y otros productos sucedáneos.

GEORGIA* (5 de noviembre)

En 2001, la producción de cereales y legumbres casi se duplicó en comparación de la cosecha reducida a causa de la sequía del año anterior, situándose en 719 000 toneladas. En la cosecha de este año se incluyen 306 000 toneladas de trigo, 350 000 toneladas de maíz y 50 000 toneladas de cebada. En las partes occidentales del país la sequía comprometió gravemente la producción agrícola de primavera y muchos agricultores afectados por la sequía están necesitando asistencia de urgencia.

La necesidad de importación de cereales en la campaña comercial de 2001/02 se estima en 460 000 toneladas, que incluyen 450 000 toneladas de trigo. La necesidad de ayuda alimentaria para la campaña comercial de 2001/02 se estima en 81 000 toneladas.

Debido a una grave sequía que afectó a Georgia el año pasado, el PMA dirigió un llamamiento pidiendo unas 66 000 toneladas para satisfacer hasta la próxima cosecha principal, o sea durante un período de ocho meses (noviembre de 2000-junio de 2001) las necesidades básicas de 696 000 víctimas muy vulnerables afectadas por la sequía.

Una evaluación de la economía de la alimentación familiar emprendida en noviembre de 2000 determinó los criterios de selección y recomendó reducir la cifra de los beneficiarios a 540 300, lo que fue aprobado. Debido a la llegada tardía de los productos alimenticios, las distribuciones comenzaron con un retraso de cuatro meses. La OU debía terminar el 22 de octubre de 2001, pero debido a una segunda sequía que afectó a algunas zonas se ha prorrogado hasta el 30 de abril de 2002. Hasta ahora se han distribuido más de 24 000 toneladas de alimentos.

En julio de 2001, por segundo año consecutivo la sequía castigó la región de Imereti situada en el oeste de Georgia, afectando principalmente al maíz y el frijol, que son los cultivos básicos. Durante la prórroga de su operación, el PMA se propone satisfacer las necesidades mediante la ejecución de actividades de alimentos comunitarios por trabajos en las regiones afectadas por la sequía, incluida Imereti.

INDIA (6 de noviembre)

Un violento ciclón que castigó el estado sudoriental de Andhra Pradesh en octubre causó, según informes oficiosos, la muerte de 59 personas y la desaparición de otras 200. Unas 46 000 personas tuvieron que ser evacuadas y llevadas a campamentos de socorro.

La insuficiencia del monzón en los estados meridionales de Karnataka y Andhra Pradesh se traducirá en una producción de maíz semejante a la de alrededor de 12 millones de toneladas del año anterior. En otras partes del país el monzón ha sido superior a lo normal pero los estados meridionales recibieron menos lluvias en la primera fase de la campaña.

Según los primeros indicios, la cosecha de arroz para la campaña de 2001/02 será superior a la media. Se prevé que la producción total de cereales en 2001 será de 187 millones de toneladas (arroz elaborado), lo que representa un nivel medio ligeramente inferior a la producción superior a la media del año pasado (192 millones de toneladas).

INDONESIA* (6 de noviembre)

Recién se han comenzado a plantar los cultivos de la cosecha principal de arroz. Las estimaciones oficiales indican para la campaña de 2001 una producción arrocera de 50 millones de toneladas. Se prevé que la producción de cereales secundarios, principalmente maíz, estará cercana a la producción media de 9,2 millones de toneladas.

La producción total de cereales para 2001 se pronostica en 59,2 millones de toneladas (40,7 millones de toneladas de arroz elaborado), volumen inferior al del año pasado pero cercano a la producción media de 59,8 millones de toneladas (41,3 millones de toneladas de arroz elaborado).

IRAN, REPUBLICA ISLAMICA DE (6 de noviembre)

La sequía de este año ha afectado a 20 de las 28 provincias del país. Actualmente se está racionando el agua en la mayoría de las ciudades principales, entre ellas Teherán, la capital. Sin embargo, se prevé que podrá cumplirse el pronóstico anterior que establecía la producción de trigo para 2001 en 7,5 millones de toneladas, y la Organización de las Cooperativas Agrarias ha comprado alrededor de 4,7 millones de toneladas de trigo a los agricultores locales en lo que va de la actual campaña comercial. Lo que es, sin embargo, un volumen muy inferior a la media quinquenal (9,7 millones de toneladas).

Las estimaciones oficiales indicaron que debido a las continuas sequías registradas durante tres años consecutivos, la cosecha de arroz de 2001 debería ser de 2,2 millones de toneladas (1,4 millones de toneladas de arroz elaborado), 4 por ciento menos que el año pasado. La producción arrocera ha ido disminuyendo durante los últimos tres años debido a la escasez de agua para riego que redujo la superficie plantada.

Como consecuencia del empeoramiento de la situación humanitaria en el vecino país del Afganistán, la OACNUR estima que alrededor de 400 000 personas más podrían buscar refugio en la República Islámica del Irán además de los que ya están en el país (más de 2 millones). Para reducir el número a niveles controlables, se señala que el gobierno está instalando campamentos dentro del Afganistán a lo largo de su frontera de 900 km de largo.

Las estimaciones actuales indican las importaciones de trigo en 2001/02 (abril/marzo) en alrededor de 7 millones de toneladas.

IRAQ* (6 de noviembre)

Ha comenzado la siembra de los cultivos de invierno, que normalmente empieza en la se-gunda quincena de octubre. Sin embargo, es probable que la producción se vea limitada por la grave escasez de insumos agrícolas. Tres años consecutivos de grave sequía y la insufi-ciente disponibilidad de insumos agrícolas esenciales han afectado gravemente a la produc-ción agropecuaria. El año pasado, una misión FAO/PMA/OMS de evaluación de suministros alimentarios y nutrición observó que en las zonas más afectadas del centro y el sur no sólo se había reducido la superficie plantada sino también que el 75 por ciento aproximadamente de la superficie cultivada con trigo y cebada había sufrido daños graves. La producción total de cereales en 2000, estimada en unas 796 000 toneladas, fue inferior en alrededor del 47 por ciento a la de 1999 y en un 60 por ciento a la media de los últimos cinco años.

En 2001, los informes de los tres distritos septentrionales indican un incremento de la cosecha de cereales en comparación con el año pasado debido a unos rendimientos mejores. Algunas partes, sin embargo, de los distritos de Suleimaniyah y Erbil se vieron afectadas por una sequía que determinó una reducción de la cosecha.

Las importaciones de cereales efectuadas en el marco del tratado 'petróleo por alimentos' de la RCS 986 ha dado lugar a importantes mejoras de la situación del suministro de alimentos. No parece, sin embargo, que hayan mejorado sensiblemente las tasas de malnutrición infantil en el centro y sur del país, y los problemas nutricionales siguen siendo graves y generalizados.

ISRAEL (6 de noviembre)

Se han comenzado a plantar los cultivos de trigo y cebada del año 2002 que se recogerán en abril y mayo del próximo año. La producción de la cosecha de trigo en 2001 se pronostica en 170 000 toneladas, más del doble de la cosecha del año pasado afectada a causa de una grave sequía. Las importaciones de cereales en 2001/02 (julio/junio) se pronostican en unos 2,9 millones de toneladas.

JAPON (6 de noviembre)

El poderoso tifón Danas pasó por el Japón a principios de septiembre azotando las islas con lluvias torrenciales y vientos fuertes, causando dos víctimas y la desaparición de al menos dos personas.

Mientras se va recogiendo la cosecha principal de arroz de 2001, las estimaciones oficiales indican un rendimiento superior a la media de 6,7 toneladas por hectárea debido al tiempo favorable imperante desde julio. Pese a los altos rendimientos, se prevé que debido a la reducción, en el año civil 2001, de la superficie sembrada con arroz a 1,7 millones de hectáreas (70 000 hectáreas menos que el año anterior) la producción arrocera total disminuirá cerca de un 5 por ciento a 11,3 millones de toneladas.

JORDANIA (6 de noviembre)

Se han comenzado a sembrar los cultivos de trigo y cebada de 2002, que se recogerán en mayo y junio del próximo año. Tres años consecutivos de grave sequía han perjudicado seriamente a los cultivos cerealeros y hortícolas. En 2001, la producción agregada de trigo y cebada, estimada en 20 000 toneladas, fue menos de la mitad de la producción inferior a la media del año pasado. También resultó afectado el sector ganadero y muchas haciendas de ovejas se vieron gravemente perjudicadas.

KAZAJSTAN (3 de noviembre)

La recolección de los cereales y legumbres está prácticamente terminada y la producción total se estima en 16,5 millones de toneladas, frente a 11,6 millones de toneladas en 2000. La producción de los cereales y legumbres, superior en 5,2 millones de toneladas a la media de los últimos cinco años, incluye 13,5 millones de toneladas de trigo, 2 millones de toneladas de cebada y 260 000 toneladas de maíz. Los rendimientos de los cereales y legumbres en 2001 son, por término medio, superiores en 366 kg por hectárea a los del año 2000, y la superficie sembrada excede a la de ese año en 425 000 hectáreas. Unas condiciones atmosféricas favorables y los cultivos prácticamente libres de enfermedades han contribuido al aumento de la producción de este año, pero algunos informes indican que la calidad del trigo podría ser inferior debido a las intensas lluvias caídas durante octubre.

Se prevé que Kazajstán exportará 4,6 millones de toneladas durante la campaña comercial de 2001/02 (julio/junio), de los cuales cerca de 4,2 millones de toneladas serán de trigo. El año pasado el país exportó unos 4 millones de toneladas de cereales, principalmente trigo. El Gobierno proyecta aumentar la cuantía de las existencias de 1,5 millones de toneladas en la campaña comercial de 2000/01 a alrededor de 3,2 millones de toneladas en la de 2001/02.

KIRGUISTAN, REPUBLICA DE (5 de noviembre)

La cosecha de cereales y legumbres de este año se estima en más de 1,7 millones de toneladas (2000: 1 570 000 toneladas), incluidos 1,2 millones de toneladas de trigo, 320 000 toneladas de maíz, 150 000 toneladas de cebada y 15 000 toneladas de arroz. La necesidad de importación de cereales en la campaña comercial de 2001/02 se estima en 159 000 toneladas, incluida una necesidad de ayuda alimentaria estimada en 50 000 toneladas. En la campaña comercial de 2000/01, Kirguistán importó unas 136 000 toneladas principalmente de países de la CEI.

LAOS* (6 de noviembre)

Mientras se recoge la cosecha de arroz de la estación húmeda de 2001, los pronósticos siguen siendo superiores a la media en torno a los 2,2 millones de toneladas (1,3 millones de toneladas en equivalente de arroz elaborado), debido a unas condiciones atmosféricas en general favorables.

El arroz de tierras bajas se produce en la cuenca del río Mekong, mientras que en las tierras altas se cultiva una cosecha monzónica menor de bajo rendimiento. Aunque en conjunto la producción arrocera para 2001 es satisfactoria, escasean los alimentos para las familias afectadas por las devastadoras inundaciones del año pasado que destruyeron 43 000 de un total de 520 000 hectáreas de arroz.

LIBANO (6 de noviembre)

Se han comenzado a plantar los cultivos de trigo y cebada, pero la producción interna de cereales cubre normalmente sólo alrededor del 10 por ciento de las necesidades de consumo. La producción agregada de las cosechas de trigo y cebada de 2001 se estima en 88 000 toneladas, casi como el año pasado. Las importaciones de trigo en 2001/02 (julio/junio) se pronostican en alrededor de 0,5 millones de toneladas, volumen semejante al del año pasado.

MALASIA (6 de noviembre)

Todavía se debe recolectar la cosecha principal de arroz ya que en la mayor parte del país se recibieron precipitaciones superiores a lo normal, lo que aumenta la probabilidad de que se alcance el pronóstico de 2,3 millones de toneladas (1,5 millones de toneladas en equivalente de arroz elaborado)

Normalmente, el país importa una tercera parte de las necesidades de consumo interno de arroz, mientras que todo el trigo y el maíz son importados.

MONGOLIA* (6 de noviembre)

Unas condiciones atmosféricas difíciles imperantes en los últimos años han causado la progresiva disminución de la producción agropecuaria. El exceso de calor y la escasez de precipitaciones durante el verano han provocado sequías en un 30 por ciento del país y situaciones extremas de sequedad en otro 40 por ciento.

En previsión de otro invierno riguroso, el gobierno está preparando planes para hacer frente a situaciones de emergencia en los meses venideros. Con temperaturas extremadamente frías de hasta 35 grados centígrados bajo cero, se prevé que más de 22 000 familias ganaderas en 80 distritos necesitarán alimentos y otro tipo de ayuda material de los organismos internacionales durante el período crítico de preparación para el invierno. Durante el período comprendido entre octubre y diciembre de 2001, un total de 35 000 beneficiarios de las 11 provincias más damnificadas recibirán de la comunidad internacional ayuda alimentaria complementaria de urgencia. En 2000/01 (octubre/septiembre) el país ha recibido 63 300 toneladas de trigo en ayuda alimentaria.

MYANMAR (6 de noviembre)

La recolección de la principal cosecha monzónica de arroz de 2001 está a punto de terminar. El arroz de la temporada principal representa normalmente alrededor del 85 por ciento de la producción total, y el restante 15 por ciento proviene de la segunda cosecha, o sea de la cosecha de la estación seca, que se planta en octubre/noviembre y se recoge en abril/mayo del año siguiente. Según los pronósticos actuales, la producción arrocera de la campaña comercial de 2001 será de 20,6 millones de toneladas (13,1 millones de toneladas en equivalente de arroz elaborado), volumen superior a la media de los últimos cinco años. Las precipitaciones recibidas en septiembre fueron inferiores a lo normal.

NEPAL (6 de noviembre)

Las lluvias torrenciales de la estación monzónica causaron inundaciones y daños cuantiosos en los llanos, y desprendimientos de tierra en las regiones montañosas. Han comenzado los preparativos para la recolección de la cosecha de arroz de 2001. La producción se pronostica provisionalmente en 4,2 millones de toneladas (2,8 millones de toneladas en equivalente de arroz elaborado), volumen superior a la media.

En los últimos cinco años, también la cosecha de maíz de la misma estación ha sido superior a la media (1,5 millones de toneladas).

PAKISTAN (6 de noviembre)

El país hace frente a una nueva afluencia de numerosos refugiados, ya que la OACNUR estima que más de 100 000 afganos ya han entrado en el Pakistán después de los acontecimientos del 11 de septiembre en los Estados Unidos. El país alberga ya a 2millones de refugiados afganos, aproximadamente. Se señala que en el Afganistán corren peligro de morir de inanición durante el invierno alrededor de 7,5 millones de personas debido a la escasez de alimentos. Aunque los precios de los principales artículos alimentarios se mantuvieron estables después de la crisis, la comunidad internacional está comprando y obteniendo en préstamo en el Pakistán el trigo destinado a la ayuda alimentaria, lo cual podría ejercer una presión sobre los suministros locales si persistiera la crisis.

La producción de trigo en 2001 se estima en 19 millones de toneladas, frente a unas proyecciones iniciales de 20 millones de toneladas. La merma de este año se debe a una situación casi de sequía imperante durante la temporada de siembra en noviembre, pero las existencias remanentes de la cosecha del año pasado deberían de dejar un excedente exportable de 1 millón de toneladas. El año pasado, el país obtuvo una excelente cosecha de 21 millones de toneladas, que superó su demanda interna de 19 millones de toneladas.

Se señala que las perspectivas para los cultivos de arroz ya sembrados son satisfactorias en la provincia de Punjab, mientras que en esta provincia y en la de Sindh ya se han comenzado a recoger las variedades de arroz temprano, y las variedades finas se encuentran en la fase de maduración. Al ir desapareciendo los efectos de la sequía gracias a las lluvias benéficas del monzón de este año, se pronostica una producción de alrededor de 5,8 millones de toneladas de arroz (3,9 millones de toneladas en forma elaborada) en la campaña de 2001, frente a la estimación anterior de 3,9 millones de toneladas y a los 7,2 millones de toneladas obtenidos en el año 2000.

Se ha comenzado a recoger la cosecha de maíz Kharif, mientras se están haciendo los preparativos para la siembra del trigo Rabi. El gobierno ha fijado el objetivo de producción de trigo para la próxima campaña Rabi en 20,1 millones de toneladas.

SIRIA (6 de noviembre)

Unos chaparrones caídos últimamente en algunas partes del país permitieron la siembra de los cereales de invierno. Se prevé que la siembra de los cultivos de trigo y cebada de 2002 continuará hasta mediados de enero del próximo año. En 2001, la producción agropecuaria se ha recuperado de la cosecha reducida a causa de la sequía de los dos años anteriores. La producción de trigo de 2001, estimada en 4,5 millones de toneladas, supera en un 67 por ciento a la cosecha del año pasado y es superior a la media. La de cebada, casi toda de secano, se estima en 1,3 millones de toneladas, muy superior a la magra cosecha del año pasado y superior en alrededor de dos terceras partes a la media de los últimos cinco años.

SRI LANKA (6 de noviembre)

Una sequía prolongada imperante en siete distritos meridionales durante tres campañas consecutivas ha provocado pérdidas de cosechas, afectado a 1,6 millones de personas, y sumido en una situación de inseguridad alimentaria a 300 000 agricultores. La mayoría de las víctimas son trabajadores sin tierra, agricultores en pequeña escala y familias agrícolas de subsistencia. Según una misión de evaluación de las sequías y de formulación de proyectos, muchos agricultores de subsistencia han perdido casi todas sus cosechas Maha (estación húmeda) y Yala (estación seca) de 2000 y las cosechas Yala de 2001. Nada más que en el distrito de Hambantota, los cultivos de arroz han disminuido de 49 000 hectáreas a 27 000 hectáreas, lo que representa un descenso de 45 por ciento. También ha disminuido el rendimiento del arroz en las zonas de secano, de 2,5 toneladas por hectárea a 0,8 toneladas por hectárea.

La siembra de los cultivos Maha (de la temporada monzónica) comenzó en octubre. En 2001, la producción agrícola Maha debería ser de alrededor de 1,6 millones de toneladas (1,1 millones de toneladas en forma elaborada). La siembra de los cultivos Yala tiene lugar en abril, y se recogen en septiembre. La producción arrocera total para 2001 se pronostica en 2,6 millones de toneladas (1,8 millones de toneladas en forma elaborada).

Las importaciones de cereales para el año 2001 se estiman en 1,1 millones de toneladas. De un total de alrededor de 115 000 toneladas prometidas se han recibido de la comunidad internacional alrededor de 56 000 toneladas de cereales, principalmente trigo, en forma de ayuda alimentaria.

TAILANDIA (6 de noviembre)

Se ha comenzado a recolectar la cosecha de arroz de 2001. Las lluvias e inundaciones de agosto no han afectado a la cosecha actual, cuya producción se pronostica en 24,2 millones de toneladas (16 millones de toneladas en equivalente de arroz elaborado), un volumen cercano al de la cosecha del año pasado. El país es el mayor exportador mundial de arroz, con un objetivo de exportación para 2002 fijado en 6,5 millones de toneladas, frente a los 7 millones de toneladas estimados, debido a la coyuntura económica mundial y a la fuerza de la competencia.

TAYIKISTAN* (5 de noviembre)

Una misión de evaluación de cultivos y suministros alimentarios de la FAO y el PMA, que visitó el país entre junio y julio de 2001, estimó la producción total de cereales en alrededor de 300 000 toneladas, frente a las 352 000 toneladas de 2000. La producción de trigo, el principal cultivo básico, de este año se estima en 233 000 toneladas, frente a las 283 000 toneladas del año pasado y 366 000 toneladas en 1999. La sequía, la escasez de agua, la dilapidación de los sistemas de riego y los problemas estructurales han empeorado este año la situación del suministro de alimentos con respecto al año pasado, en el que hubo un gran déficit de alimentos y los suministros escasearon mucho durante todo el año. El caudal de los dos ríos principales, Amu y Syr, que alimentan todo el sistema de riego del país, se ha reducido a alrededor del 50 por ciento de su nivel medio. Se estima que, en particular durante los meses cruciales de marzo y abril para la cosecha de trigo, los niveles de las precipitaciones alcanzan alrededor de un 60 por ciento de sus niveles medios anuales. Los insumos agrícolas, particularmente las semillas de calidad, los fertilizantes minerales y la maquinaria, escasean y son insuficientes para satisfacer la demanda. Además, está fuera de servicio alrededor del 40-50 por ciento de los equipos de elevación de agua y el 60 por ciento de la maquinaria pesada que se utiliza para el drenaje de los canales, lo cual ha reducido notablemente la eficacia del sistema de riego.

La necesidad de importación de cereales (principalmente trigo) para la campaña comercial de 2001/02 (julio/junio) se estima en 788 000 toneladas. Habida cuenta de una capacidad de importaciones comerciales prevista en alrededor de 400 000 toneladas y de las promesas de 76 000 toneladas de ayuda alimentaria, el déficit no cubierto se estima en 312 000 toneladas que, de no resolverse, tendría consecuencias tremendas para la seguridad alimentaria de este país tan empobrecido. Debido a una situación semejante experimentada el año pasado y a la falta de otras fuentes de ingresos, muchas familias han agotado sus estrategias de subsistencia y necesitan ayuda alimentaria de urgencia. En algunas zonas persiste una situación de hambruna, y la gente ha estado buscando alimentos en lugares totalmente insólitos.

Desde octubre de 2000 el PMA ha estado prestando asistencia alimentaria de urgencia a 1 160 000 personas en el marco de programas de alimentación de grupos vulnerables (600 000 personas) y mediante el suministro de alimentos para la rehabilitación del activo (500 000 personas, de las cuales 100 000 participan directamente en los proyectos). Desde enero hasta octubre de 2001, el PMA, junto sus asociados en la ejecución, distribuyeron en total unas 56 000 toneladas de productos alimenticios mixtos. La actual operación de urgencia, que debía terminar en diciembre, se extenderá hasta junio de 2002 en vista de la sequía de este año, la tercera consecutiva, que está afectando a alrededor de un millón de personas en Tayikistán.

TIMOR ORIENTAL (6 de noviembre)

Se han comenzado a plantar los cultivos de arroz y maíz de la temporada principal de 2001/02. Las perspectivas son favorables debido a unas precipitaciones suficientes, al aumento de la superficie plantada y a la disponibilidad de semillas mejoradas. La recolección de la cosecha de maíz de la temporada principal comienza en febrero/marzo del próximo año.

TURKMENISTAN (5 de noviembre)

La sequía y la escasez de agua para riego durante dos años consecutivos han afectado a la producción agrícola. Los embalses alimentados por el Amu Darya, que abastece cerca del 90 por ciento de las necesidades de riego del país, han estado considerablemente más bajos que el año anterior, mientras que el río Murghab que proporciona agua para riego a la provincia de Mary ha estado prácticamente seco durante la mayor parte de la campaña agrícola de este año.

La FAO pronostica provisionalmente la producción de cereales y legumbres en alrededor de 1,7 millones de toneladas, semejante a sus estimaciones de 2000, en los que se incluyen 1,6 millones de toneladas de trigo, 50 000 toneladas de cebada, 20 000 toneladas de maíz y 20 000 toneladas de arroz. Los niveles de producción de cereales y legumbres se mantuvieron, debido a un cierto incremento de la superficie sembrada con trigo. Las zonas más damnificadas son una vez más la provincia de Mary (que limita con la República Islámica del Irán y el Afganistán) y Dashagouz (que limita con la región de Karakalpakstan en Uzbekistán). La necesidad de importación de cereales para 2001/02 se estima en alrededor de 61 000 toneladas. Pese a los informes preliminares sobre la escasez de alimentos y a las preocupaciones por la difícil situación del suministro alimentario en el país, el Gobierno no ha formulado llamamientos para pedir asistencia internacional.

TURQUIA (6 de noviembre)

Se han comenzado a sembrar los cultivos de trigo de 2002. La producción de trigo de 2001 se estima en 16 millones de toneladas, alrededor de un 11 por ciento menos que el año pasado debido a un tiempo desfavorable imperante en algunas partes. Análogamente, la cosecha de cebada, estimada en alrededor de 6,6 millones de toneladas, es casi un 17 por ciento inferior a la media de los últimos cinco años.

Está previsto que las importaciones de trigo de la actual campaña comercial de 2001/02 (julio/junio) estarán en torno a los 1,5 millones de toneladas y las de maíz en 950 000 toneladas.

UZBEKISTAN* (5 de noviembre)

La producción total de cereales y legumbres de este año se estima en alrededor de 3,5 millones de toneladas, unas 500 000 toneladas menos que la magra cosecha de 2000 y alrededor de 0,9 millones de toneladas menos que en 1999 cuya producción fue de nivel medio. La producción de trigo se estima en 3,2 millones de toneladas y la de arroz en 90 000 toneladas, lo que se compara con los niveles de 3,6 millones de toneladas de trigo y 421 000 toneladas de arroz en 1999. Las zonas más afectadas son las regiones autónomas de Karakalpakstan y Khorzam, en las que la superficie sembrada con cultivos de primavera y su producción se redujeron a la mitad. Según los pronósticos, la producción de algodón, el principal cultivo de exportación, será muy inferior al objetivo oficial de 3,9 millones de toneladas (semillas de algodón). Una grave escasez de agua y una sequía durante dos años consecutivos son los factores que contribuyen a una producción agrícola considerablemente baja. Se señala que en las dos fuentes principales de riego, los ríos Amu Darya y Syr Darya, los caudales de agua se encuentran en alrededor del 40 por ciento de la media, en un momento en el que las condiciones sumamente calurosas y secas han incrementado la demanda de agua para riego. Además, la escasa agua disponible está contaminada con niveles altos de salinidad.

La necesidad de importación de cereales en 2001/02 se estima provisionalmente en alrededor de un millón de toneladas, aproximadamente 398 000 toneladas más que el año anterior. La necesidad de ayuda alimentaria se estima en alrededor de 121 000 toneladas, incluidas 60 000 toneladas de trigo, 51 000 toneladas de arroz, y 10 000 toneladas de maíz. El Gobierno ha dirigido un llamamiento para pedir asistencia internacional destinada a la rehabilitación de los sistemas de riego, al equipo de desalinización y a la ayuda alimentaria selectiva en algunas zonas. La Oficina de las Naciones Unidas de Coordinación de la Asistencia Humanitaria en Afganistán (UNOCHA) estima que cerca de 600 000 personas, particularmente en Karakalpakstan y Khorzam, podrían tener que hacer frente a una situación de escasez de alimentos si no reciben ayuda. En octubre de 2000 una misión FAO/PMA observó que nada más que en Karakalpakstan 45 000 personas habían experimentado una grave escasez de alimentos.

VIET NAM (6 de noviembre)

Al final de octubre, las inundaciones del Delta Mekong han afectado a 1,3 millones de personas, aproximadamente, en las nueve provincias centrales. Más de 250 000 viviendas y casi 40 000 hectáreas de tierras agrícolas han sufrido daños o han quedado destruidas. El gobierno ha pedido con urgencia ayuda internacional de emergencia para las comunidades damnificadas. Las condiciones atmosféricas negativas continuaron con el tifón Lingling, el peor que castigó a Viet Nam en 15 años, causando daños a la infraestructura principalmente en las provincias de Phu Yen y Quang Ngai.

Las inundaciones de este año siguen a las peores inundaciones en decenios registradas el año pa-sado, que causaron daños cuantiosos a las propiedades y a la infraestructura y muchas víctimas.

Las estimaciones oficiales cifran la producción arrocera de 2001 en torno a los 31,8 millones de toneladas (20,7 millones de toneladas en equivalente de arroz elaborado). Para 2002, el gobierno ha establecido un objetivo de exportación de arroz de 4,0 millones de toneladas, lo que representa un incremento del 8 por ciento con respecto al objetivo de este año.

Por conducto de su programa PCT, la FAO ha prestado asistencia de emergencia para el suministro de semillas de arroz que se distribuirán inmediatamente en las regiones damnificadas por las inundaciones en las partes meridionales de Viet Nam.

YEMEN (6 de noviembre)

Unas lluvias buenas recibidas en julio y agosto han beneficiado a los cultivos de cereales de la temporada principal de 2001. La producción de la cosecha de sorgo, que se está recogiendo ahora, se pronostica en alrededor de 410 000 toneladas, 2 por ciento más que la media de los últimos cinco años. Según se prevé, se darán condiciones favorables para la reproducción de la langosta del desierto en los wadis y, en menor medida, en las llanuras costeras del Mar Rojo donde ha llovido en forma regular desde julio.