FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.1, febrero 2002

OCEANIA

AUSTRALIA (6 de febrero)

En Australia, la cosecha de trigo de 2001 se estima en alrededor de 23 millones de toneladas. Aunque la campaña comenzó mal en Australia occidental y en Queensland, debido al tiempo seco, en la primera las condiciones fueron mejorando a medida que avanzaba la campaña. Como consecuencia, los rendimientos medios en este estado han sido mucho mayores de lo previsto. Se estima que la producción de cereales secundarios de enero (principalmente cebada y avena) se ha mantenido en torno al nivel del año anterior de alrededor de 8 millones de toneladas. Las temperaturas frías registradas a principios de la campaña en octubre del año pasado y también en enero han retrasado el desarrollo de las plantas de arroz para la campaña de 2002 en Australia. Como consecuencia, se prevé que los rendimientos serán significativamente inferiores a los de 2001. Si se añade una contracción del 10 por ciento de la superficie a 167 000 hectáreas, la producción debería alcanzar un volumen de alrededor de 1,4 millones de toneladas, frente a casi 1,8 millones de toneladas en 2001.

ISLAS COOK (31 de enero)

El país se ha visto afectado por diversos desastres naturales en los últimos meses. A principios de diciembre, la tormenta tropical “Trina” castigó las islas de Avarua y Mangaia, causando fuertes precipitaciones e inundaciones costeras, particularmente en la última isla. Las inundaciones destruyeron los cultivos de frutas y raíces, principalmente taro, así como el ganado, y comprometió la situación del suministro de alimentos en la isla. El Gobierno y las instituciones locales e internacionales de la isla están proporcionando asistencia alimentaria de urgencia y otros tipos de asistencia de socorro. Se ha solicitado a la comunidad internacional que contribuyera a la rehabilitación del sector agrícola.

El país se ve también amenazado por la presencia de la mosca de la fruta, descubierta en noviembre de 2001 en las zonas circundantes de la capital Rarotonga. Este insecto es considerado una de las plagas más destructivas de las frutas y hortalizas (se encuentra en peligro entre el 80 y el 90 por ciento de los cultivos). El Gobierno ha emprendido un programa de vigilancia y las informaciones oficiales más recientes indican que la amenaza puede estar cediendo.

También se han descubierto en la capital casos de fiebre dengue, y el Gobierno está realizando un programa de erradicación en las zonas afectadas.

SAMOA AMERICANA (31 de enero)

La isla se vio afectada por las intensas lluvias y los fuertes vientos del 27 y 28 de diciembre de 2001, que dejó una secuela de árboles caídos y de viviendas y carreteras inundadas, y causó daños a la infraestructura del país, incluidos los conductos de drenaje de algunas zonas.

TONGA (31 de enero)

En los primeros días del año la isla se vio gravemente afectada por el ciclón tropical “Waka”. Vientos fuertes y violentas marejadas provocaron inundaciones devastadoras en la costa y en el interior que destruyeron o perjudicaron gravemente tanto la infraestructura urbana como rural y causaron daños de consideración al sector agropecuario. En diversas zonas quedaron totalmente destruidos los cultivos alimentarios y comerciales, y los árboles frutales de muchas aldeas. También se señalan graves daños a las propiedades y a la infraestructura de las islas vecinas, principalmente el grupo de islas de Vava’u. En un llamamiento dirigido a la comunidad internacional el Gobierno pidió ayuda para las actividades de rehabilitación de la economía y, en colaboración con instituciones nacionales e internacionales, ha proporcionado asistencia de socorro de urgencia.

VANUATU (31 de enero)

El país se vio castigado por un fuerte terremoto el 3 de enero de 2002, que causó daños a los edificios, los puentes, los muelles y otras infraestructuras. Puede que esto haya afectado a la situación alimentaria, particularmente en Port Vila, la capital, que ha sido el lugar más damnificado. El Gobierno no ha pedido asistencia internacional.