FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.1, febrero 2002

AFRICA OCCIDENTAL

BENIN (5 de febrero)

La recolección de la cosecha secundaria de maíz ha terminado con una producción prevista de nivel medio. Han comenzado los preparativos de la tierra para la primera cosecha de maíz que se sembrará en marzo, cuando comiencen las lluvias. Gracias a unas condiciones de crecimiento favorables, la co-secha de cereales de 2001 (principalmente maíz y sorgo) se estima en 900 000 toneladas, alrededor de 100 000 toneladas menos que el volumen sin precedente del año anterior pero ligeramente superior a la media.

La situación del suministro de alimentos sigue siendo en general satisfactoria; los mercados están bien abastecidos y los precios han bajado un poco. Las importaciones de cereales en 2001 destinadas al consumo interno y a las reexportaciones se han estimado en 138 000 toneladas, incluidas 11 000 toneladas de ayuda alimentaria.

BURKINA FASO (5 de febrero)

Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos ha estimado la producción total de cereales de 2001 en 2 800 000 toneladas, 22 por ciento más que el año anterior y 15 por ciento más que la media.

En algunas zonas debería mejorar la difícil situación del suministro de alimentos registrada en 2001 debido a las malas cosechas obtenidas en 2000. Según se prevé, las reservas nacionales de seguridad alimentaria que se habían agotado en 2001 se reconstituirán a un nivel ideal de 35 000 toneladas. Pero puede que sigan registrándose escaseces localizadas de alimentos en algunas zonas que han obtenido malas cosechas debido a una terminación temprana de las lluvias.

La necesidad de importación de cereales en 2001/02 (noviembre/octubre), principalmente arroz y trigo, se pronostica en 170 000 toneladas, incluidas 20 000 toneladas de ayuda alimentaria.

CABO VERDE (5 de febrero)

A mediados de octubre una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos ha estimado la producción de maíz (prácticamente el único cereal producido en el país) en 18 680 toneladas, 23 por ciento menos que el año anterior pero unas 5 000 toneladas más que la media.

Previendo una escasez de alimentos en algunas zonas, el Gobierno ha pedido una asistencia internacional a base de alimentos e insumos agrícolas.

La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 2001/02 se pronostica en 93 000 toneladas, de las cuales la ayuda alimentaria absorbería más del 50 por ciento.

A principios de enero de 2002 el país experimentó un período de intensas lluvias e inundaciones no estacionales, y se están evaluando a nivel local los daños causados a la infraestructura y las tierras de labranza.

CÔTE D'IVOIRE (5 de febrero)

En el sur han comenzado los preparativos de la tierra para la siembra de la cosecha principal de maíz que tendrá lugar en marzo. La producción de cereales (principalmente maíz y arroz) de 2001 se estima provisionalmente en 1,8 millones de toneladas, volumen ligeramente superior al del año anterior y superior a la media.

La situación del suministro de alimentos es en general satisfactoria. Quedan todavía unos 120 000 refugiados liberianos en el país, principalmente en el oeste.

CHAD (5 de febrero)

Gracias a unas lluvias superiores a la media recibidas en septiembre, las perspectivas para los cultivos de aluvión de la cosecha secundaria de sorgo, que se recogerá dentro de poco, son buenas y los pastizales son abundantes.

Las condiciones de crecimiento favorables de 2001 se tradujeron en una excelente cosecha de ce-reales, estimada por una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos en 1 240 000 tone-ladas, superior en más de una tercera parte a la del año anterior y en un 16 por ciento al nivel medio.

Como consecuencia, la situación del suministro de alimentos debería mejorar, especialmente en las zonas deficitarias de alimentos de la región saheliana que en 2000 obtuvo malas cosechas. En la zona sudanesa, sin embargo, unas 143 000 personas están expuestas a la escasez de alimentos a raíz de las inundaciones que anegaron 144 000 hectáreas de tierras cultivables.

La necesidad de importación de cereales (trigo y arroz) en la campaña comercial 2001/2002 (no-viembre/octubre) se estima en 65 000 toneladas, incluidas 10 000 toneladas de ayuda alimentaria.

GAMBIA (5 de febrero)

El país obtuvo una excelente cosecha de cereales por segundo año consecutivo. Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos estimó la producción de cereales de 2001 en 198 600 toneladas, 13 por ciento más que en 2000 y 49 por ciento más que la media de los últimos cinco años. El aumen- to de la producción se debió a unas condiciones de crecimiento en general favorables y a un aumento notable de la superficie sembrada con cereales. También se señala un aumento de la producción de los principales cultivos comerciales. La de maní aumentó un 8 por ciento a alrededor de 149 600 toneladas.

Después de tres años consecutivos de cosechas excelentes, la situación del suministro de alimentos es en general satisfactoria y los mercados están bien abastecidos. Igual que Cabo Verde, el país re-gistró lluvias torrenciales no estacionales e inundaciones cuyos daños se están tratando de evaluar en cada lugar.

La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 2001/02 (noviembre/octubre) se pronostica en 123 000 toneladas.

GHANA (5 de febrero)

Han comenzado los preparativos de la tierra para la cosecha principal de maíz, que se recogerá a partir de julio. El tiempo seco imperante desde agosto de 2001 en algunas zonas, principalmente en el norte, afectó gravemente a la cosecha de cereales de la temporada principal recogida en octubre del año pasado. También se vio perjudicada la cosecha de cereales de la temporada secundaria, recogida últimamente. Las perspectivas alimentarias para 2002 son desfavorables, particularmente para los grupos vulnerables de las zonas rurales del norte.

Una misión de evaluación de cultivos y suministros alimentarios de la FAO y el PMA está actualmente en el país para evaluar la producción de alimentos de 2001/02 y la situación del suministro de alimentos en general, y para estimar las necesidades de importaciones comerciales y de ayuda alimentaria en 2002.

GUINEA (5 de febrero)

En general, la situación del suministro de alimentos es satisfactoria gracias a unas cosechas igualmente satisfactorias obtenidas en 2000 y 2001. Los mercados están bien abastecidos, excepto en el sudeste, donde las periódicas incursiones de los rebeldes de Sierra Leona continúan afectando a las actividades agrícolas y comerciales.

La presencia de una nutrida población de refugiados y la persistente inestabilidad de la subregión han dejado un saldo de numerosas víctimas en el país. Los enfrentamientos armados dentro del país y en los alrededores también han dado lugar a un número creciente de personas desplazadas en el interior. El 26 de noviembre de 2001 se lanzó un llamamiento institucional unificado de las Naciones Unidas para salir al paso de una grave situación humanitaria.

GUINEA-BISSAU (5 de febrero)

En octubre pasado una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos estimó la producción de cereales de 2001 en alrededor de 164 000 toneladas, 3 por ciento menos que el año anterior pero 3 por ciento más que la media.

La necesidad de importación de cereales en 2001/02 (noviembre/octubre) se pronostica en 70 000 toneladas, incluidas 10 000 toneladas de ayuda alimentaria.

LIBERIA* (8 de febrero)

Gracias a un tiempo en general favorable y a una situación de seguridad relativamente calma, la producción de la cosecha de arroz de 2001 se estima en un volumen ligeramente superior a las 183 000 toneladas producidas el año anterior. Sin embargo, la producción no se ha recuperado totalmente después de varios años de guerra civil y el país continúa necesitando asistencia alimentaria.

En las últimas semanas la situación de seguridad ha empeorado, razón por la cual el Gobierno declaró el estado de emergencia el 8 de febrero de 2002. Aumenta el número de las personas desplazadas, y correlativamente la necesidad de asistencia.

MALI (5 de febrero)

Predominan condiciones secas estacionales. Las perspectivas para los cultivos de regadío o de aluvión fuera de temporada son favorables y los pastizales son abundantes. Gracias a unas condiciones de crecimiento adecuadas, una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos estimó la producción total de cereales de 2001 en 2 860 000 toneladas, 20 por ciento más que el año anterior y un volumen apreciablemente superior a la media. La producción de maíz casi duplicó las 223 000 toneladas cosechadas el año anterior, mientras que las producciones de sorgo y arroz aumentaron 17 y 13 por ciento, respectivamente, a 695 000 y 840 000 toneladas.

La situación del suministro de alimentos es en general satisfactoria. Los mercados están bien abastecidos y los precios se mantienen estables.

La necesidad de importación de cereales en 2001/02 (noviembre/octubre) se estima en 90 000 toneladas, incluidas 5 000 toneladas de trigo como ayuda alimentaria.

MAURITANIA (5 de febrero)

Unas lluvias fuertes y un tiempo frío no estacionales que afectaron a las regiones de Brakna, Trarza y Gorgol el 9-11 de enero causaron víctimas y dejaron a miles de personas sin vivienda. Murieron más de 120 000 cabezas de ganado y se echaron a perder 3 000 toneladas de arroz recién recogidas. Los precios de los cereales, que ya eran más altos que hace un año, han subido considerablemente en esas regiones.

En octubre de 2001, una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos estimó la producción total de cereales en 2001 en alrededor de 160 000 toneladas, inferior tanto a la del año anterior como a la media. La merma se debió principalmente a la falta de agua para riego debida al bajo nivel del río Senegal que recién a principios de septiembre alcanzó el nivel de crecidas. En cambio, en las zonas bajas la producción ha aumentado en comparación con el año 2000, ya que todos los embalses operativos superaron el 70 por ciento de su capacidad.

La situación del suministro de alimentos continúa siendo muy difícil, a la vez que se señalan disturbios civiles, principalmente en el valle del río Senegal y en el Aftout. En Gorgol, Brakna, Takant, Adrar, Trarza y Hodh El Chargoui ya se han identificado 79 comunas en riesgo de escasez de alimentos.

Para la campaña comercial que termina en octubre de 2002 la necesidad de importación de cereales, incluidas las reexportaciones, se estima en 279 000 toneladas, con 22 000 toneladas de ayuda alimentaria.

NIGER (5 de febrero)

Gracias a unas condiciones de crecimiento favorables y a la disponibilidad de insumos agrícolas, una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos estimó la producción de cereales en 2001 en un nivel récord de 3,2 millones de toneladas, 48 por ciento más que la mala cosecha del año anterior y alrededor de una tercera parte más que la media. La mayor parte del incremento se debió al mijo, que aumentó alrededor de 750 000 toneladas a 2,4 millones de toneladas.

En consecuencia, la situación del suministro de alimentos debería de mejorar después de la cosecha desfavorable obtenida el año anterior y los agricultores deberían poder reconstituir sus existencias. Los precios de los cereales han bajado significativamente. También el Gobierno debería estar en con-diciones de reconstituir la reserva nacional de seguridad alimentaria al nivel ideal de 35 000 toneladas.

La necesidad de importación de cereales en 2001/02 (noviembre/octubre) se estima en unas 320 000 toneladas, casi la mitad del volumen importado el año anterior.

NIGERIA (5 de febrero)

En el sur han comenzado los preparativos de la tierra para la siembra de la primera cosecha de maíz que comenzará en marzo cuando comiencen las lluvias. La producción de cereales en 2001 se estima provisionalmente en alrededor de 24 millones de toneladas, un volumen superior tanto al del año anterior como a la media.

La situación del suministro de alimentos es difícil en algunas zonas, principalmente en los estados de Benue, Nasarawa y Taraba, como consecuencia de los conflictos comunales. Siendo éstas unas de las zonas más importantes que producen alimentos, la situación podría constituir una amenaza para la seguridad alimentaria nacional.

SENEGAL (5 de febrero)

Unas lluvias fuertes y un tiempo frío que afectaron a las regiones septentrionales de Saint Louis y Louga entre el 9 y el 11 de enero causaron víctimas y dejaron a miles de personas sin vivienda. Además, resultaron damnificadas más de 2 000 hectáreas de tierras de labrantío y murieron unas 470 000 cabezas de ganado. También se señalan pérdidas cuantiosas de cultivos alimentarios, como arroz y hortalizas. El 17 de enero el Gobierno dirigió un llamamiento internacional pidiendo asistencia para satisfacer las necesidades de la población de las regiones afectadas. Para el 11-13 de febrero de 2002 está prevista una evaluación de la situación alimentaria organizada localmente.

En conjunto, la situación alimentaria es satisfactoria gracias a la cosecha superior a la media de 2001 y a las cuantiosas importaciones efectuadas a finales del año pasado. Los mercados están bien provistos y los precios del mijo y el sorgo han bajado al llegar a los mercados la producción nueva.

Las necesidades de importación de cereales en 2001/02 (noviembre/octubre) se pronostican en 840 000 toneladas, volumen ligeramente inferior al de las importaciones efectivas del año anterior.

SIERRA LEONA* (5 de febrero)

Según se estima, la producción de cereales de 2001 fue mayor que la del año anterior, debido a un aumento de la superficie sembrada por los refugiados repatriados y los agricultores que estaban desplazados, así como al mejoramiento de las condiciones para la distribución de insumos agrícolas.

Los informes se refieren a una situación de seguridad relativamente calma. El 18 de enero el Presidente declaró la terminación del proceso de desarme y anunció la supresión del toque de queda que había estado en vigencia durante cuatro años.

Con el afán de continuar ayudando al país, el 26 de noviembre de 2001 el Secretario General de las Naciones Unidas dirigió un llamamiento interinstitucional unificado de las Naciones Unidas. El componente agrícola del llamamiento comprende cinco proyectos propuestos por la FAO con el fin de facilitar la transición de la dependencia de la ayuda alimentaria a la autosuficiencia en producción de alimentos y la mejora de la seguridad alimentaria.

TOGO (5 de febrero)

Están por comenzar en el sur los preparativos de la tierra para la siembra de la primera cosecha de maíz. No obstante la irregularidad de las lluvias recibidas durante todo el período vegetativo, la producción total de cereales de 2001 se estima en alrededor de 0,7 millones de toneladas, lo que representa un nivel medio. La situación del suministro de alimentos es satisfactoria.