Opening /docrep/005/y7044s/pays/afo.htm
FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.3, 06/02

FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.3, 06/02

ÁFRICA OCCIDENTAL

BENIN (3 de junio)

 Las primeras lluvias comenzaron en el sur a principios de abril, permitiendo la preparación de la tierra y la siembra de la primera cosecha de maíz. En abril avanzaron hacia el norte y a principios de mayo se extendieron por todas partes en un nivel superior a la media, permitiendo la siembra y el despunte de los cultivos de mijo y sorgo en el norte.

 Gracias a una cosecha de cereales de 2001 estimada en 900 000 toneladas, la situación global del suministro de alimentos sigue siendo satisfactoria. Las importaciones de cereales para el uso interno y para reexportaciones durante la campaña comercial 2002 se estiman en 144 000 toneladas, incluidas 14 000 toneladas de ayuda alimentaria.

BURKINA FASO (6 de junio)

 La estación de las lluvias ha comenzado a tiempo. Las primeras lluvias importantes se registraron en el sudoeste a principios de abril. En mayo avanzaron hacia el norte y cubrieron casi todo el país durante la última década. Sin embargo, en general las precipitaciones fueron inferiores a la media. Ahora ha comenzado la siembra del mijo y sorgo en el sur, oeste y sudoeste. En otras partes, se están realizando los preparativos de la tierra.

 No se señalan actividades de plagas. La disponibilidad de semillas es en general suficiente gracias a la cosecha récord de 2001.

 Las estimaciones definitivas sobre la producción de 2001 publicadas por los servicios de estadísticas indican que la producción total de cereales alcanzó un volumen sin precedentes de 3 110 000 toneladas, un 36 por ciento más que el año anterior y un 28 por ciento superior a la media.

 La situación del suministro de alimentos es en general satisfactoria, y los mercados están bien abastecidos. Sin embargo, los precios de los cereales son superiores a lo normal y es posible que persistan escaseces alimentarias localizadas en las zonas que obtuvieron malas cosechas debido a la interrupción temprana de las lluvias.

CABO VERDE (19 de junio)

 Predominan condiciones secas propias de la estación. Normalmente, la siembra del maíz comienza en julio con la llegada de las lluvias a las islas principales.

 La producción de maíz de 2001 (prácticamente el único cereal producido en el país) se ha estimado en 18 680 toneladas, un 23 por ciento menos que el año anterior pero unas 5 000 toneladas más que el nivel medio. A principios de enero de 2002, el país experimentó intensas lluvias e inundaciones no estacionales que causaron daños a la infraestructura y a las tierras de labrantío.

 En previsión de una difícil situación alimentaria en varias zonas, el gobierno ha formulado un llamamiento en el que pide asistencia alimentaria internacional, así como insumos agrícolas. A principios de junio, el PMA aprobó una operación de urgencia destinada a prestar asistencia a alrededor de 30 000 personas en todo el país. La FAO ha comenzado a proporcionar semillas y aperos a alrededor de 14 000 familias (más de 80 000 personas).

 La necesidad de importación de cereales en la campaña comercial de 2001/02 (noviembre/octubre) se pronostica en 93 000 toneladas, de las cuales la ayuda alimentaria representa más del 50 por ciento. Las promesas ascienden a 40 000 toneladas, de las cuales hasta ahora se han entregado 16 800 toneladas.

CÔTE D'IVOIRE (3 de junio)

 La siembra de la primera cosecha de maíz ha comenzado después que empezaron las lluvias a finales de febrero. Durante abril y mayo se recibieron precipitaciones abundantes en todo el país que beneficiaron la siembra y el despunte de los cultivos de mijo y sorgo en el norte.

 Gracias a una cosecha de cereales de 2001 superior a la media, la situación del suministro de alimentos es en general satisfactoria. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial de 2002 se estima en 1 025 000 toneladas, principalmente arroz y trigo. Quedan todavía en el país alrededor de 120 000 refugiados liberianos, principalmente en el oeste.

CHAD (19 de junio)

 Las primeras lluvias superiores a lo normal se registraron a mediados de marzo en el extremo sur y a mediados de abril en el sudoeste. Decrecieron significativamente y fueron inferiores a la media en mayo, pero se reanudaron a principios de junio.

 Tras la publicación de las estimaciones definitivas sobre la producción por parte de los servicios nacionales de estadísticas, la producción total de cereales de 2001 se estima en un volumen récord de 1 320 000 toneladas, un 49 por ciento más que el año anterior y un 24 por ciento más que la media. Como consecuencia, la situación alimentaria es en general satisfactoria, especialmente en las zonas crónicamente deficitarias de alimentos de la región saheliana que obtuvieron malas cosechas en 2000. Sin embargo, unas 143 000 personas de las zonas sudanesas corren riesgo de escaseces alimentarias como consecuencia de las inundaciones que afectaron a 140 000 hectáreas de tierras de cultivo.

 La necesidad de importación de cereales en la campaña comercial 2001/02 (noviembre/octubre) se estima en 71 000 toneladas, incluidas 13 000 toneladas de ayuda alimentaria.

GAMBIA (3 de junio)

 Predominan condiciones secas propias de la estación. Todavía no han comenzado las lluvias, y actualmente los agricultores están preparando sus campos. La siembra debería comenzar en las próximas semanas con la llegada de las lluvias. Gracias a la cosecha récord de 2001, se dispone de suficientes semillas de cereales.

 Después de tres cosechas excelentes consecutivas en 1999, 2000 y 2001, la situación del suministro de alimentos es en general satisfactoria. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 2001/02 (noviembre/octubre) se pronostica en 124 000 toneladas.

GHANA (19 de junio)

 Las primeras lluvias caídas a principios de marzo permitieron la siembra de la primera cosecha de maíz. Excepción hecha del extremo sur, las precipitaciones fueron en general muy superiores a la media hasta principios de junio cuando las inundaciones causadas por las lluvias intensas desplazaron a más de 2 000 personas de Accra, la capital, y de Kumasi, la segunda ciudad más grande ubicada en el centro. En el norte se han comenzado a sembrar los cereales secundarios.

 A principios de febrero, una misión conjunta FAO/PMA de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos visitó el norte de Ghana, donde unas condiciones atmosféricas excepcionalmente secas habían afectado a la producción agrícola. La misión estimó la producción de cereales de 2001 en un volumen inferior a la media de 1 520 000 toneladas. Sin embargo, la situación del suministro de alimentos está en general cercana a lo normal ya que la merma de la producción de cereales en las regiones septentrionales se cubrirá con una disponibilidad suficiente de otros cultivos alimentarios, con las importaciones comerciales previstas y con la ayuda alimentaria ya prometida.

 La misión estimó las necesidades totales de importación de cereales de 2002 (enero/diciembre) en 461 200 toneladas, incluidas 89 000 toneladas de ayuda alimentaria. Las zonas más afectadas y los grupos vulnerables necesitarán una asistencia alimentaria estimada en alrededor de 5 000 toneladas para compensar la mengua de sus cosechas.

GUINEA (3 de junio)

 En el sur, las primeras lluvias que cayeron en marzo posibilitaron la preparación de la tierra y las primeras siembras. Sin embargo, en el centro y el norte el tiempo sigue siendo en general seco. La situación global del suministro de alimentos es satisfactoria, gracias a las cosechas buenas de 2000 y 2001. Los mercados están bien abastecidos, excepto en el sudeste, donde las constantes incursiones de los rebeldes de Sierra Leona han afectado gravemente a las actividades agrícolas y comerciales.

 La presencia de una población grande de refugiados y la persistente inestabilidad de la subregión se han cobrado un alto tributo en el país. Los enfrentamientos armados dentro del país y en los alrededores han redundado también en el crecimiento del número de las personas desplazadas en el interior (PDI). La OACNUR se está preparando para abrir un nuevo campamento para refugiados liberianos en Laine, alrededor de 76 km. de la frontera, al haberse colmado ya los dos anteriores.

 La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial de 2002 se estima en 330 000 toneladas.

GUINEA-BISSAU (3 de junio)

 Todavía no han comenzado las lluvias. Hasta la primera década de junio el tiempo fue en general seco, circunstancia que puede afectar gravemente a la producción agrícola ya que el período vegetativo suele comenzar a finales de abril o principios de mayo. El tiempo seco no estacional ha causado muchas dificultades a las comunidades locales. Varios pozos se han secado, los animales domésticos se están muriendo y más del 40 por ciento de los niños menores de cinco años sufren de malnutrición.

 La necesidad de importación de cereales en 2001/02 (noviembre/octubre) se pronostica en 70 000 toneladas, incluidas 10 000 toneladas de ayuda alimentaria.

LIBERIA * (3 de junio)

 A principios de marzo cayeron las primeras lluvias en el sur, y al final del mes se extendieron por todas partes. Pero hasta principios de junio las precipitaciones fueron en general inferiores a la media.

 Debido a un empeoramiento de la situación general en materia de seguridad, el 8 de febrero de 2002 el gobierno declaró un estado de excepción, que a mediados de mayo el Parlamento extendió por otros seis meses.

 Los crecientes enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes en las regiones del norte, noroeste y central han desplazado a más de 100 000 personas. También han determinado la repatriación de más de la mitad de los 36 000 refugiados sierraleoneses de los campamentos de Monrovia y Sinje. La campaña agrícola se ha desorganizado y ahora muchas personas dependen de la ayuda alimentaria más que antes.

 Actualmente, el PMA está prestando asistencia a 85 000 PDI en todo el país.

MALÍ (6 de junio)

 En el sur ya ha comenzado el período vegetativo. En el extremo sur, las primeras lluvias significativas cayeron en abril, y durante la primera y segunda décadas de mayo avanzaron hacia el norte con un nivel superior a lo normal. Durante la última década decrecieron, pero en general fueron suficientes en mayo. Se están realizando los preparativos de la tierra, y en el sur ha comenzado la primera siembra de mijo y sorgo. La disponibilidad de semillas es suficiente gracias a la buena cosecha obtenida en 2001. A mediados de junio la situación de las plagas era calma, y en algunos lugares se ha señalado la presencia de langostas del desierto en fase solitaria y algunos grupos de aves granívoras.

 Gracias a la cosecha de cereales muy superior a la media de 2001, estimada en 2 870 000 toneladas (incluido el arroz cáscara), la situación del suministro de alimentos es en general satisfactoria. La necesidad de importación de cereales en 2001/02 (noviembre/octubre) se estima en 90 000 toneladas, incluidas 5 000 toneladas de trigo como ayuda alimentaria.

MAURITANIA (6 de junio)

 Predominan condiciones secas propias de la estación. La siembra comenzará con la llegada de las lluvias en julio. Durante la primera quincena de mayo se registró en algunos lugares la presencia de langostas del desierto en fase solitaria.

 Las sequías estacionales y la mala distribución de las precipitaciones durante el período vegetativo de 2001/02, combinadas con las lluvias excepcionalmente fuertes y los fríos registrados a mediados de enero, han creado el riesgo de una crisis alimentaria sin precedentes. Tras la publicación de las estimaciones definitivas sobre la producción por parte de los servicios nacionales de estadísticas, la producción total de cereales de 2001 se calcula en alrededor de 122 177 toneladas, un 9 por ciento menos que el año anterior. En la mayoría de los mercados los precios de los cereales han subido considerablemente.

 En abril, el PMA aprobó una operación de urgencia por 7,5 millones de dólares EE.UU. (16 230 toneladas de alimentos) y a mediados de mayo formuló un llamamiento urgente en el que pedía fondos para ayudar a 250 000 personas amenazadas por una grave escasez de alimentos.

NÍGER (3 de junio)

 En el sur cayeron las primeras lluvias a mediados de mayo, y permitieron la preparación de la tierra y las primeras siembras tempranas. Pero a principios de junio el tiempo fue en general seco. Se estima que al 29 de mayo sólo el 2 por ciento de las aldeas había sembrado, frente al 27 por ciento del año pasado. La disponibilidad de semillas es en general suficiente gracias a la cosecha superior a la media de 2001. No se han señalado actividades importantes en materia de plagas.

 Las estimaciones oficiales definitivas cifran la producción total de cereales de 2001 en 3 110 000 toneladas, un 49 por ciento más que la mala cosecha del año anterior y alrededor de una tercera parte más que la media. La mayor parte del incremento provino del mijo que aumentó en 750 000 toneladas a 2,4 millones de toneladas.

 Gracias a esa buena cosecha, la situación global del suministro de alimentos es satisfactoria. Sin embargo, se han señalado fuertes aumentos de los precios de los cereales en todos los mercados del país, fenómeno no estacional, que dificulta el acceso a los alimentos. Los precios de los cereales, superiores a lo normal, se deben principalmente a las actividades de los especuladores y a los flujos de salida hacia Nigeria.

 La necesidad de importación de cereales en 2001/02 (noviembre/octubre) se estima en alrededor de 345 000 toneladas, casi la mitad de las importaciones efectivas del año anterior.

NIGERIA (19 de junio)

 Las primeras lluvias caídas en el sur a finales de febrero y principios de marzo permitieron la preparación de la tierra y la siembra de la primera cosecha de maíz. En abril avanzaron hacia el norte, y en general fueron superiores a la media en abril y mayo. En el extremo nordeste predominan condiciones secas propias de la estación. Las lluvias tardías recibidas en gran parte del norte de Nigeria han suscitado el temor de probables pérdidas de cosechas y escaseces de alimentos en la región.

 La situación del suministro de alimentos es en general satisfactoria. Algunos grupos de pobladores, sin embargo, siguen siendo vulnerables debido a los conflictos desatados principalmente en los estados de Benue, Nasarawa y Taraba.

SENEGAL (19 de junio)

 En el extremo sudeste se registraron en mayo algunas lluvias tempranas limitadas que permitieron dar comienzo a los preparativos de la tierra y a las primeras siembras. En otras partes, predominan condiciones secas propias de la estación. La disponibilidad de semillas es en general suficiente y no se señalan actividades importantes de plagas.

 En general, la situación alimentaria es satisfactoria gracias a la cosecha de cereales superior a la media de 2001 y a las considerables importaciones efectuadas el año pasado. Los mercados están bien abastecidos.

 Las necesidades de importación de cereales en 2001/02 (noviembre/octubre) se pronostican en 850 000 toneladas, alrededor de 100 000 toneladas menos que las importaciones efectuadas el año anterior.

 Tras la reanudación de las hostilidades entre las tropas gubernamentales y los rebeldes en la provincia meridional senegalesa de Casamance, al menos 9 000 refugiados han cruzado a Gambia a principios de mayo.

SIERRA LEONA * (3 de junio)

 Las lluvias comenzaron al final de abril, pero en general fueron inferiores a la media. Este año la producción arrocera debería aumentar nuevamente gracias al mejoramiento de la situación de seguridad, al aumento de las siembras de los refugiados repatriados y de los agricultores que estaban desplazados, así como a una mejora comparativa de las condiciones necesarias para la distribución de insumos agrícolas. La producción de cereales en 2001 se estima en 348 000 toneladas.

 Con el afán de continuar ayudando al país, el 26 de noviembre de 2001 se lanzó un llamamiento unificado entre organismos de las Naciones Unidas, en el que se incluía un componente agrícola con cinco proyectos propuestos por la FAO para facilitar la recuperación de la producción de alimentos y reducir la dependencia respecto de la ayuda alimentaria.

 La necesidad de importación de cereales de Sierra Leona para 2002 se estima en 225 000 toneladas, incluidas 40 000 toneladas de ayuda alimentaria.

TOGO (3 de junio)

 A principios de marzo se recibieron las primeras lluvias en el sur y el centro, que permitieron la preparación de la tierra y la siembra de la primera cosecha de maíz. En abril avanzaron hacia el norte y se pudo sembrar el mijo y sorgo.

 Gracias a la cosecha de cereales de 2001, situada en un nivel medio de alrededor de 700.000 toneladas, la situación global del suministro de alimentos es satisfactoria.


Pagina anterior