FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.2, junio 2003

Paginà anteriorInicioPaginà siguiente

INFORMES POR PAISES1/

1/ Aparecen en negrita los países con malas perspectivas de cosecha, y/o con déficit de suministros de alimentos durante la campaña comercial en curso, que tienen necesidad de ayuda excepcional o de urgencia. Los países afectados o amenazados por malas cosechas sucesivas y/o escasez de alimentos se indican con un asterisco (*).

________________________

ÁFRICA

ÁFRICA DEL NORTE

ARGELIA (30 de mayo)

Unas lluvias entre normales y copiosas recibidas durante la siembra y durante la fase de desarrollo han beneficiado a los cultivos de cereales de invierno de 2003. Está por comenzar la recolección de la cosecha de trigo, el cereal principal, cuya producción se pronostica provisionalmente en 2,2 millones de toneladas, volumen muy superior a la media de los últimos cinco años, lo que representa una recuperación apreciable con respecto a la cosecha afectada por la sequía de 2002 (1,5 millones de toneladas). También se pronostica provisionalmente una producción media de cebada de aproximadamente 450 000 toneladas.

Las importaciones de trigo en la campaña comercial de 2003/04 (julio/junio) deberían de decrecer con respecto a los 5,3 millones de toneladas del año anterior, situándose en alrededor de 4,7 millones de toneladas. También se prevé una disminución de las importaciones de maíz, de 1,7 millones de toneladas a alrededor de 1,6 millones de toneladas.

EGIPTO (30 de mayo)

Se ha comenzado a recoger la cosecha de trigo de 2003 mientras que la del maíz comenzará en junio. Las perspectivas son buenas ya que durante la siembra y el crecimiento los cultivos se beneficiaron de unas lluvias entre normales y abundantes. Se pronostica una producción de alrededor de 6,6 millones de toneladas de trigo, lo que se compara con una media quinquenal de 6,4 millones de toneladas. Lo cual se debe a un leve incremento de la superficie sembrada con trigo, en consonancia con el programa gubernamental de ayuda al aumento de la producción. También se pronostica una producción media de maíz, y una producción arrocera superior a la media, que aumentará las exportaciones de arroz del país.

Pese a la buena producción de trigo prevista, en la campaña comercial 2003/04 (julio/junio) las importaciones de trigo deberían de aumentar con respecto a los 6,5 millones de toneladas del año pasado a alrededor de 6,6 millones de toneladas, en atención a una demanda fuerte. También deberían de aumentar las importaciones de maíz, en aproximadamente 100 000 toneladas, con respecto a los 5,3 millones de toneladas importados en 2002/03 (julio/junio).

MARRUECOS (26 de mayo)

Unas lluvias entre normales y abundantes caídas durante la siembra y la fase de desarrollo de los cultivos beneficiaron a las cosechas de invierno de 2003. Las lluvias fueron regulares y bien distribuidas durante toda la temporada, salvo en algunas zonas del sur y del sudeste y en algunas partes del Sahara, zonas cuya producción de cereales constituye sólo una pequeña parte de la producción total del país. Se señala que las plantaciones totales de cereales aumentaron en el país alrededor del 13 por ciento con respecto a 2002 y en un 6 por ciento respecto de la media de los últimos cinco años. Ha comenzado la recolección de la cosecha de trigo de 2003, y está a punto de comenzar la de la cebada. Los pronósticos iniciales relativos a la producción apuntan a un nivel récord de 5,4 millones de toneladas de trigo y 2,6 millones de toneladas de cebada, debido principalmente a una mayor utilización de fertilizantes y otros insumos.

Según los pronósticos, en la campaña comercial 2003/04 (julio/junio) las importaciones de trigo pasarán de los 2,7 millones de toneladas del año pasado a alrededor de 2 millones de toneladas, mientras se prevé que las de maíz se mantendrán en el mismo nivel de 850 000 toneladas de la campaña comercial de 2002/03 (julio/junio).

TÚNEZ (26 de mayo)

Está a punto de comenzar la recolección de la cosecha de trigo de 2003, en tanto que la de cebada ya ha comenzado. Los cultivos se han beneficiado de unas lluvias entre normales y abundantes recibidas durante la siembra, que hicieron subir el agua de los embalses agua hasta niveles suficientes. Las perspectivas son buenas y la producción de trigo se pronostica en 1,2 millones de toneladas, frente a la media de 1 millón de toneladas de los últimos cinco años y a la escasa cosecha de 423 000 toneladas obtenida el año pasado. La producción de cebada de 2003 sería casi el doble del volumen medio de los últimos cinco años.

Se pronostica que en la campaña comercial de 2003/04 (julio/junio) las importaciones de trigo decrecerán sensiblemente del alto nivel de 1,8 millones de toneladas del año anterior a 1 millón de toneladas, y que las de maíz pasarán de 750 000 toneladas a alrededor de 700 000 toneladas.

ÁFRICA OCCIDENTAL

BENÍN (30 de mayo)

En el sur, las primeras lluvias llegaron en marzo, lo cual permitió la siembra de la primera cosecha de maíz. A partir de mediados de abril cubrieron todo el país, sobre todo en el norte, donde fueron superiores a la media y beneficiaron a los cultivos de mijo y sorgo que estaban despuntando. En mayo, disminuyeron algo en el sur.

Gracias a una cosecha de cereales superior a la media obtenida en 2002, la situación en el suministro de alimentos es en general satisfactoria en Benin. Los mercados están bien abastecidos y los precios de los cereales se mantienen en general estables. Las importaciones de cereales para la utilización interna y para las reexportaciones en la campaña comercial de 2003 se estiman en 140 000 toneladas, y las necesidades de ayuda alimentaria en 15 000 toneladas.

BURKINA FASO (29 de mayo)

La estación de las lluvias ha comenzado a tiempo en el sur y el sudoeste, donde a principios de abril se registraron las primeras lluvias importantes. En mayo, las precipitaciones avanzaron hacia el norte y durante la última década cubrieron casi todo el país. En el sur, el oeste y el sudoeste se están sembrando mijo y sorgo. En otras partes, han comenzado los preparativos de la tierra.

Las estimaciones finales de la producción de cereales de 2002 indican una cosecha récord de 3 120 000 toneladas, o sea un 22 por ciento más que la media de los últimos cinco años. Como consecuencia, la situación en el suministro de alimentos es en general satisfactoria. Sin embargo, los repatriados y refugiados de Côte d'Ivoire, así como las personas que viven en las zonas septentrionales y sahelianas deficitarias de alimentos continuarán necesitando ayuda alimentaria.

CABO VERDE (29 de mayo)

Predominan condiciones secas propias de la estación. La siembra del maíz comienza normalmente en julio cuando empieza a llover en las islas principales. Es probable que la disponibilidad de semillas constituya un problema debido a la mala cosecha de 2002.

Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO enviada en octubre de 2002 estimó la producción de maíz en aproximadamente 5 000 toneladas, sólo una cuarta parte de la buena cosecha de 2001 y un volumen semejante al de las malas cosechas obtenidas en 1997 y 1998. La misión estimó las necesidades de importación de cereales para la campaña comercial de 2002/03 (noviembre/octubre) en 108 518 toneladas, de las cuales se importarían comercialmente 33 250 toneladas, quedando una necesidad de ayuda alimentaria de 75 268 toneladas.

Una misión complementaria conjunta FAO/CILSS enviada en enero de 2003 observó que el gobierno había emprendido programas de alimentos por trabajo para mejorar el acceso de la población pobre a los alimentos, pero no cuenta con la financiación necesaria. Cabo Verde es uno de los beneficiarios de la OU regional del PMA acometida en diciembre de 2002 a favor de 5 países afectados por la sequía en el oeste del Sahel, y cuenta con una asignación de 2 400 toneladas de alimentos.

CÔTE D'IVOIRE (29 de mayo)

Las lluvias comenzaron al final de febrero, y durante el mes de abril fueron abundantes y cubrieron todo el país. En mayo disminuyeron y se mantuvieron en general en un nivel inferior a la media, lo cual puede haber afectado al desarrollo del maíz en el sur y a la siembra y el despunte de los cultivos de mijo y sorgo en el norte. La producción agrícola no debería de alcanzar este año los niveles anteriores a la crisis debido a un desplazamiento de la población en gran escala y a la probabilidad de que escaseen las semillas debido a la guerra civil.

Aunque la situación de seguridad ha comenzado a mejorar en general, la situación alimentaria sigue siendo crítica en el país, principalmente en las zonas septentrionales y occidentales controladas por los rebeldes. En el norte, el acceso a los alimentos es muy difícil para los productores de algodón que no pudieron vender sus cultivos a causa del conflicto. En el oeste, que en los últimos meses ha sufrido ataques continuos contra los civiles y nuevos desplazamientos de la población, y donde la reanudación de las hostilidades en Liberia ha provocado una nueva afluencia de personas desplazadas, las familias agrícolas tienen un acceso limitado a sus campos a causa de la inseguridad y de los pocos canales de comercialización que existen para sus cultivos comerciales.

Más de un millón de personas se ha desplazado a causa del conflicto. Al menos 800 000 del norte y del centro huyeron hacia el sur y alrededor de 300 000 se desplazaron hacia el oeste ubicándose en los alrededores de la ciudad de Man. Otras 200 000, principalmente trabajadores procedentes de Burkina Faso, Guinea, Liberia y Malí, abandonaron el país. El PMA ha emprendido una operación de urgencia regional para prestar asistencia a 588 600 personas en Côte d'Ivoire y a 275 000 personas en tránsito que regresan a los países vecinos (Ghana, Burkina Faso y Malí) durante un período de 8 meses (mayo-diciembre de 2003). Para los organismos humanitarios sigue siendo un problema importante la seguridad para poder acceder a las PDI en Côte d'Ivoire, sobre todo en la parte occidental.

CHAD (29 de mayo)

El período vegetativo ha comenzado a tiempo en la zona sudanesa. Tras las primeras lluvias esporádicas caídas a finales de marzo, a mediados de abril se registraron en el sur lluvias importantes. Pero la estación de las lluvias comenzó fundamentalmente a finales de mayo en la zona sudanesa, donde ahora se están sembrando los cereales secundarios. En la zona saheliana se están comenzando los preparativos de la tierra. La situación de los pastizales sigue siendo buena, y gracias a una cosecha media de 2002 se dispone de semillas suficientes.

La estimación oficial definitiva de la producción total de cereales de 2002 es del orden de 1 210 000 toneladas, es decir un 8 por ciento menos que el año pasado pero un volumen ligeramente superior a la media. La necesidad de importación de cereales en 2002/03 (noviembre/octubre), principalmente arroz y trigo, se pronostica en 98 100 toneladas, incluidas alrededor de 7 000 toneladas de ayuda alimentaria.

La situación en el suministro de alimentos es en general satisfactoria. Los precios de los cereales bajaron después de la cosecha, pero las personas de las zonas afectadas por las inundaciones y las que viven en las zonas deficitarias de alimentos de Kanem y Bahr El Ghazel continuarán necesitando ayuda alimentaria. Además, se han observado señales de malnutrición en unas 41 000 personas que han entrado en el país huyendo de las hostilidades desatadas en la República Centroafricana.

GAMBIA (30 de mayo)

Predominan condiciones secas propias de la estación. Los agricultores están actualmente preparando sus campos para comenzar a sembrar en las próximas semanas cuando comiencen las lluvias.

La producción de cereales en 2002 se estima oficialmente en alrededor de 139 000 toneladas, un 30 por ciento menos que el año pasado y un 7 por ciento por debajo de la media de los últimos cinco años. Los precios del mijo, que el año pasado subieron de forma exorbitante, se mantienen altos debido a la mala cosecha obtenida en 2002/03 no sólo en Gambia sino también en todo el Sahel occidental. Los altos precios del mijo hacen excesivamente difícil el acceso de las familias, particularmente de las zonas rurales, a este alimento básico.

Gambia es uno de los beneficiarios de la operación de urgencia del PMA emprendida en diciembre de 2002 a favor de 5 países afectados por la sequía en el oeste del Sahel y cuenta con una asignación de 2 340 toneladas de cereales.

GHANA (30 de mayo)

Las primeras lluvias caídas en el sur a finales de febrero y principios de marzo permitieron comenzar los preparativos de la tierra y la siembra de la primera cosecha de maíz. En abril las lluvias avanzaron hacia el norte, donde permitieron la siembra y el despunte de los cultivos de mijo y sorgo. Las imágenes del satélite indican que las precipitaciones disminuyeron a finales de abril y que en mayo fueron inferiores a la media.

La producción total de cereales de 2002 se estima en alrededor de 1 620 000 toneladas, un 5 por ciento menos que la media de los últimos cinco años. La necesidad de importación de cereales para 2003 se estima en 520 000 toneladas, de las cuales se prevé que alrededor de 460 000 toneladas se cubrirán con importaciones comerciales. Este año el gobierno ha aumentado de 20 a 25 por ciento el derecho de importación del arroz, con objeto de sostener la producción interna y reducir la dependencia con respecto al arroz importado.

En Ghana, los efectos de la crisis de Côte d'Ivoire se han manifestado principalmente en la afluencia de nacionales de terceros países en tránsito hacia sus países de origen, en la petición de asilo por parte de nacionales de Côte d'Ivoire y en el retorno de nacionales ghaneses. Desde septiembre de 2002, se estima que 70 000 personas han entrado a Ghana procedentes de Côte d'Ivoire, y se señala que la capacidad del gobierno, de la comunidad humanitaria y de las comunidades anfitrionas para responder a sus necesidades se encuentra sometida a una presión fuerte. El país es uno de los beneficiarios de la OU regional del PMA emprendida en mayo a favor de Côte d'Ivoire y de los países vecinos afectados.

GUINEA* (30 de mayo)

A finales de marzo se registraron en el sur las primeras lluvias, que en mayo cubrieron todo el país y permitieron comenzar con los preparativos de la tierra y las primeras siembras.

La primera estimación oficial de la producción de cereales de 2002, principalmente arroz, se cifra en torno a un nivel medio 1 040 000 toneladas. La presencia de una población grande de refugiados y la persistente inestabilidad que reina en la subregión se ha cobrado un alto tributo en el país, que actualmente hospeda a más de 100 000 refugiados liberianos y sierraleoneses. Desde que comenzó la guerra civil en Côte d'Ivoire en septiembre de 2002, decenas de miles de personas han entrado en el país, con inclusión de nacionales guineos repatriados, y de personas procedentes de Côte d'Ivoire y Liberia. Además, todavía hay alrededor de 82 000 personas desplazadas en el interior del país a raíz del conflicto armado que duró desde septiembre de 2000 hasta marzo de 2001. A principios de marzo el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) pidió en un llamamiento otros 3,1 millones de dólares EE.UU. para ayudar a los refugiados presentes en Guinea y a los guineos desplazados dentro de su propio país, en vista del debilitamiento de la economía y de los continuos conflictos registrados en los vecinos países de Côte d'Ivoire y Liberia.

GUINEA-BISSAU (30 de mayo)

Las lluvias todavía no han comenzado.

La producción total de cereales de 2002 se estima oficialmente en 151 400 toneladas, un 8 por ciento menos que la cosecha del año anterior y un volumen ligeramente inferior a la media. La situación en el suministro de alimentos es en general satisfactoria, pero las personas que viven en las zonas crónicamente deficitarias de alimentos de la frontera septentrional con el Senegal continúan necesitando ayuda alimentaria.

LIBERIA* (30 de mayo)

La persistencia de los enfrentamientos armados que restringen el acceso a la mayor parte de las zonas agrícolas y provocan un desplazamiento masivo de la población constituye la causa principal de la inseguridad alimentaria en el país. La campaña agrícola actual se está viendo trastornada por la reanudación de las hostilidades, que apuntan a una ulterior merma de la producción arrocera de este año. Alrededor de 200 000 personas desplazadas en el interior desde las regiones septentrionales, nordoccidentales y centrales están viviendo en campamentos en otras partes del país, mientras que miles de personas han huido a Sierra Leona tras un recrudecimiento de los disturbios civiles registrado desde septiembre. Al menos 10 000 personas han pasado a Côte d'Ivoire huyendo de las hostilidades manifestadas en torno a la ciudad portuaria liberiana de Harper, en el condado de Maryland, que a mediados de mayo cayó en manos de los rebeldes. El PMA está prestando ayuda alimentaria en el país a 182 347 personas.

MALI (30 de mayo)

Las primeras lluvias importantes se registraron a mediados de abril en el extremo sur, desde donde fueron avanzando hacia el norte. En el sur fueron en general suficientes, lo que permitió comenzar con los preparativos de la tierra y las primeras siembras de mijo y sorgo.

La estimación oficial definitiva de la producción de cereales de 2002 se cifra en un nivel medio de alrededor de 2,5 millones de toneladas. Las necesidades de importación de cereales en 2002/03 (noviembre/octubre) se pronostican en 279 000 toneladas, de las cuales se prevé que alrededor de 261 000 toneladas, o sea un 93 por ciento, se cubrirán comercialmente. La situación en el suministro de alimentos es en general satisfactoria, salvo en el oeste, donde están escaseando los alimentos y el retorno de aproximadamente 130 000 malienses procedentes de Côte d'Ivoire está ejerciendo una presión considerable sobre los suministros disponibles.

MAURITANIA (31 de mayo)

Predominan condiciones secas propias de la estación. La siembra comenzará con la llegada de las lluvias al final de junio o en julio. Para que las familias agrícolas afectadas por la sequía puedan reanudar su producción agrícola, será necesario un suministro de emergencia de insumos agrícolas, por ejemplo semillas.

La producción total de cereales de 2002 se estima oficialmente en 116 200 toneladas, alrededor de un 31 por ciento menos que la media de los últimos cinco años y un volumen inferior en un 5 por ciento al de la mala cosecha de 2001. Las necesidades de importación de cereales (incluidas las reexportaciones) para la campaña comercial de 2002/03 (noviembre/octubre) se estiman en aproximadamente 323 000 toneladas, de las cuales se estima que 258 000 toneladas serán de importaciones comerciales, que dejan una necesidad de ayuda alimentaria de 65 000 toneladas. En toda Mauritania hay aproximadamente 420 000 personas que necesitan ayuda alimentaria. En marzo de 2002, el PMA inició una OU por un valor de 7,5 millones de dólares EE.UU. (16 230 toneladas de alimentos) para prestar asistencia a 250 000 personas muy amenazadas por una grave escasez de alimentos. Una OU regional aprobada conjuntamente por la FAO y el PMA a mediados de diciembre a favor de 5 países afectados por la sequía en el oeste del Sahel (Cabo Verde, Gambia, Malí, Mauritania, el Senegal) incluía una asignación de 43 632 toneladas de alimentos para Mauritania. Hasta finales de mayo, se había cubierto con promesas más del 81 por ciento de esta cantidad.

Las distribuciones de ayuda alimentaria de urgencia y las ventas de trigo subvencionadas contribuyeron a mejorar la situación en el suministro de alimentos en Aftout, el valle del río Senegal y las zonas de la meseta central de Hodh El Chargui y Hodh El Gharbi donde se han señalado una situación cercana a la hambruna y altas tasas de malnutrición y enfermedades conexas. La falta de pastizales, sin embargo, está acelerando la venta de animales vivos a precios desfavorables. Los precios de los animales continúan bajando no obstante el programa de piensos subvencionados ejecutado por el gobierno. Los pequeños ganaderos y los productores de monocultivos de esas zonas son considerados como grupos afectados de un alto nivel de inseguridad alimentaria.

NIGER (12 de junio)

Tras las primeras lluvias caídas en el extremo sudoeste a principios de abril, el tiempo se mantuvo en general seco hasta la tercera década de mayo en la que las lluvias fueron avanzando hacia el norte y permitieron que comenzaran los preparativos de la tierra y las primeras siembras. Se estima que para el 20 de mayo alrededor del 9 por ciento de las aldeas había terminado sus siembras, frente a sólo un 2 por ciento del año pasado y un 28 por ciento en 2001. Las semillas disponibles son en general suficientes gracias a la cosecha récord de 2002. No se señala la presencia de plagas importantes.

Las estimaciones definitivas de la producción de cereales de 2002 indican una cosecha sin precedentes de 3 340 000 toneladas, lo que representa un incremento de alrededor del 8 por ciento con respecto a la cosecha récord de 2001 y del 31 por ciento con respecto a los cinco años anteriores. Gracias a esta buena cosecha, la situación en el suministro de alimentos es en general satisfactoria. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial de 2002/03 se estima en 377 000 toneladas. Las ventas subvencionadas de 12 000 toneladas de cereales y 2 000 toneladas de piensos han contribuido a mejorar el acceso de las familias pobres a los alimentos así como la situación del ganado, afectado por una disponibilidad limitada de los pastizales.

NIGERIA (30 de mayo)

Las lluvias comenzaron en el sur a principios de marzo, permitiendo la iniciación de los preparativos de la tierra y la siembra de la primera cosecha de maíz. A finales de abril y principios de mayo llegaron a las zonas septentrionales donde permitieron la siembra de los cereales secundarios. Según los pronósticos, la producción arrocera de este año aumentará gracias al alza de los precios al productor debido a un aumento de los derechos de importación impuesto por el gobierno, que también creó un grupo especial para la seguridad nacional en materia de producción arrocera con objeto de acrecentar la producción local.

La situación del suministro de alimentos se mantiene en general estable. Pero algunos grupos de la población, estimados en aproximadamente en 750 000 personas en los estados de Benue, Nasarawa y Taraba, siguen aquejados de inseguridad alimentaria debido a los conflictos étnicos y religiosos de los dos últimos años.

SENEGAL (2 de junio)

En la mayor parte del país predominan condiciones secas propias de la estación.

La producción total de cereales en 2002 se estima en alrededor de 851 300 toneladas, un 11 por ciento menos que el año anterior y un 8 por ciento menos que la media de los últimos cinco años. Debido a esta cosecha relativamente mala, los suministros de cereales secundarios son muy escasos, principalmente en las zonas rurales. Como consecuencia, los precios de los cereales se mantienen todavía en los niveles marcadamente altos alcanzados el año pasado, lo cual hace muy difícil el acceso de muchas familias a los alimentos.

Ante la difícil situación del suministro de alimentos, el gobierno entregó 15 000 millones de francos CFA (23 millones de dólares EE.UU.) para la compra y distribución de alrededor de 54 000 toneladas de arroz a las familias rurales más afectadas. El Senegal es uno de los beneficiarios de la OU regional del PMA iniciada en diciembre de 2002 a favor de 5 países afectados por la sequía en el oeste del Sahel, con una asignación de 3 000 toneladas de alimentos para 23 300 personas muy afectadas.

SIERRA LEONA* (31 de mayo)

Las imágenes del satélite indican que las precipitaciones han sido en general inferiores a la media y que reina un tiempo seco en la mayor parte del país, lo cual puede haber afectado a la siembra del arroz. Sin embargo, la producción arrocera debería de aumentar ulteriormente este año, debido a una situación de seguridad mejorada y al incremento de la superficie plantada por los refugiados repatriados y los agricultores desplazados.

La producción de cereales en 2002 se estima en aproximadamente 417 000 toneladas, un 20 por ciento más que el nivel del año pasado. La situación en el suministro de alimentos es satisfactoria, gracias a esta buena cosecha. También ha mejorado notablemente en el país la situación humanitaria después de la guerra. En 2002, más de 100 000 refugiados sierraleoneses y 124 000 PDI volvieron a sus lugares de origen. Pero por lo menos 40 000 liberianos entraron en el país debido a la reanudación de los disturbios civiles en Liberia.

TOGO (31 de mayo)

Tras unas lluvias superiores a lo normal recibidas en abril y a unas precipitaciones suficientes caídas en mayo, la primera cosecha de maíz se está desarrollando satisfactoriamente en el sur y el centro. En el norte, los cereales secundarios están despuntando.

Gracias a unas condiciones de crecimiento en general favorables registradas durante la estación de las lluvias de 2002, la producción total de cereales de 2002 se estima en 740 519 toneladas, volumen ligeramente superior al del año pasado pero superior en un 7 por ciento al nivel medio. La situación en el suministro de alimentos es en general satisfactoria. Las importaciones de cereales para el uso interno y para las reexportaciones durante la campaña comercial de 2003 se estiman en 160 000 toneladas, que se cubrirán comercialmente.

ÁFRICA CENTRAL

CAMERÚN (31 de mayo)

Las lluvias comenzaron en marzo en el sur, y en abril llegaron a ser particularmente copiosas en el sur y el centro, permitiendo la preparación de la tierra y las primeras siembras. En cambio, en mayo las precipitaciones fueron en general inferiores a la media.

Tras la producción de cereales de 2002, estimada en un nivel medio de alrededor de 1,3 millones de toneladas, la situación en el suministro de alimentos es en general satisfactoria. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial de 2003 se estima en aproximadamente 367 500 toneladas, que, según se prevé, se cubrirán principalmente con importaciones comerciales.

CONGO, REPÚBLICA DE (2 de junio)

Las condiciones de crecimiento para los cultivos de maíz y las raíces son en general satisfactorias, pero la inseguridad continúa trastornando las actividades agrícolas y de rehabilitación. El recrudecimiento de las hostilidades registrado en marzo de 2002 en la región de Pool (en los alrededores de Brazzaville, la capital) provocó el desplazamiento de al menos unas 74 000 personas, cuyo número exacto no se conoce ya que los organismos humanitarios no han podido acceder a la región. Tras un acuerdo de paz estipulado entre el gobierno y los rebeldes a mediados de marzo de 2003, una misión humanitaria en gran escala visitó la región desde el 28 de mayo hasta el 7 de junio, con objeto de identificar las principales necesidades humanitarias para facilitar el retorno de las PDI. El PMA está haciendo frente a un grave déficit de recursos y ha interrumpido todos los programas de rehabilitación con objeto de concentrarse en la ayuda de urgencia a las personas más vulnerables.

CONGO, REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL* (30 de mayo)

Pese a las condiciones atmosféricas favorables imperantes en las partes orientales, la producción agrícola continúa viéndose trastornada por la escalada de las hostilidades interétnicas. En particular, en la región nordoriental de Ituri miles de personas desplazadas por la violencia étnica se han ubicado en los alrededores de Bunia, la ciudad principal. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha autorizado el aumento de la presencia militar de las Naciones Unidas en la región y están llegando refuerzos de tropas. El PMA ha terminado últimamente el registro de 50 000 personas desplazadas en el interior (en la provincia de Kivu Norte), muchas de las cuales habían huido de las hostilidades desatadas en Bunia. Otras 100 000 PDI desplazadas a causa de las hostilidades desencadenadas en marzo en la región de Kivu Norte se encontraban en Lubero, al norte de la ciudad de Goma. La situación alimentaria de esas personas constituye un motivo de grave preocupación, porque la inseguridad persistente, unida a la escasez de la ayuda alimentaria, continúa impidiendo las distribuciones.

Mientras en las provincias orientales es grave la situación alimentaria y nutricional, en otras regiones también se registra un aumento de la malnutrición. En Lubumbashi, la ciudad principal de la provincia de Katanga con 1,5 millones de habitantes, las evaluaciones recientes indican que la disminución de los ingresos en efectivo y de los alimentos disponibles ha provocado una crisis nutricional, que se manifiesta en el hecho de que un 20 por ciento de la población come una vez cada dos días y el 50 por ciento una vez al día. En una encuesta nutricional realizada en enero de este año se comprobó que el 5,3 por ciento de los niños menores de cinco años que viven en Lubumbashi sufría una malnutrición grave. En esta región se necesita con urgencia ayuda humanitaria para evitar una crisis de grandes proporciones.

GABÓN (31 de mayo)

Las condiciones de crecimiento son en general satisfactorias. Los cultivos alimentarios principales son la yuca y los plátanos, pero también se produce algo de maíz (un promedio de 31 000 toneladas). El país importa comercialmente la mayor parte de los cereales que necesita, estimados en alrededor de 88 000 toneladas en 2003.

GUINEA ECUATORIAL (31 de mayo)

Desde marzo se han recibido precipitaciones abundantes casi en todas partes. Los cultivos básicos son la batata, la yuca y los plátanos. El país importa un promedio de 5 000 toneladas de arroz y 10 000 toneladas de trigo.

REPÚBLICA CENTROAFRICANA (31 de mayo)

A partir de marzo se recibieron precipitaciones abundantes casi en todas partes, lo que permitió comenzar con los preparativos de la tierra y las primeras siembras. Sin embargo, la producción de alimentos no debería de aumentar este año debido a la persistencia de la inseguridad, principalmente en el norte, y a una probable escasez de semillas. Una misión conjunta PMA/FAO/UNICEF de evaluación de emergencias que visitó las zonas más afectadas a principios de mayo estimó que se había sembrado solamente el 50 por ciento de los campos que suelen sembrarse en años normales.

La situación de la seguridad alimentaria sigue siendo inestable después de los disturbios civiles registrados entre octubre de 2002 y marzo de 2003. La destrucción generalizada de los bienes materiales, los saqueos y el desplazamiento de la población han trastornado las actividades agrícolas y económicas. A mediados de marzo, el PMA volvió a solicitar 6,1 millones de dólares EE.UU., al no haber recibido promesas después del llamamiento formulado dos meses antes. Se estima que las personas desplazadas son más de 230 000, incluidas unas 41 000 que se han refugiado en el Chad.

SAO TOMÉ Y PRÍNCIPE (5 de junio)

Los cultivos alimentarios básicos son las raíces, los plátanos y los tubérculos. La seguridad alimentaria no corre peligro.

ÁFRICA ORIENTAL

BURUNDI* (28 de mayo)

Está a punto de comenzar la recolección de los cultivos alimentarios de la segunda temporada de 2003, principalmente sorgo y frijoles. Las perspectivas han mejorado gracias a unas lluvias generalizadas, abundantes y regulares recibidas en la segunda quincena de abril. A pesar del retraso de la estación de las lluvias, se esperan cosechas casi normales.

La intensificación de las hostilidades en los dos últimos meses ha provocado nuevas oleadas de desplazamientos de la población en busca de zonas seguras, principalmente en los bosques y las montañas donde las condiciones de vida son duras. La inseguridad ha impedido la distribución de ayuda alimentaria a 262 000 personas muy vulnerables, de entre las 566 000 personas que necesitan asistencia.

ERITREA* (2 de junio)

La campaña agrícola principal de 2003 ya ha comenzado en algunas de las zonas de la meseta central. Si se exceptúan algunas lluvias aisladas caídas en la parte septentrional de las mesetas centrales, las lluvias de primavera (azmera) recibidas entre marzo y mayo fueron en general insuficientes. Estas lluvias cortas son beneficiosas para la preparación temprana de las tierras y la reposición de los pastizales.

La escasez de alimentos causada por la sequía del año pasado afecta hasta a dos terceras partes de la población del país. Se estima que 1,4 millones de personas necesitan ayuda alimentaria de urgencia y, además, sigue necesitándose asistencia humanitaria para un gran número de personas desplazadas en el interior debido a la reciente guerra con Etiopía, así como para los refugiados que vuelven del Sudán y para los niños beneficiarios del programa de alimentación escolar de urgencia del PMA.

La lenta respuesta a los llamamientos en pro de una asistencia alimentaria de urgencia sigue siendo un motivo de gran preocupación tanto para el gobierno como para los organismos humanitarios. En total, el gobierno de Eritrea pidió aproximadamente 476 000 toneladas de ayuda alimentaria de urgencia al final del año pasado. Hasta el 9 de mayo de 2003, se habían prometido sólo alrededor de 195 000 toneladas (41 por ciento) y se habían entregado solamente 68 000 toneladas. La temporada de carestía ya ha comenzado, y se necesitan más promesas de ayuda alimentaria y una entrega más rápida para mitigar la grave escasez de alimentos. En marzo de 2003 la FAO y el PMA aprobaron conjuntamente una operación de urgencia (OU) por un valor de 46,5 millones de dólares EE.UU. para prestar asistencia a alrededor de 900 000 personas durante un período de 10 meses (mayo de 2003-febrero de 2004).

ETIOPÍA* (2 de junio)

Las perspectivas para los cultivos de la temporada corta “belg” son variadas, ya que algunas de las zonas de la meseta central han tenido lluvias buenas mientras que otras, sobre todo en la parte nordoccidental del país, han recibido lluvias esporádicas o experimentado rachas secas prolongadas. Normalmente, las lluvias de la temporada belg se extienden desde febrero a mayo y la cosecha representa alrededor de un 10 por ciento de la producción total de cereales, pero en algunas zonas constituye la mayor parte de la producción anual de cereales. Unas lluvias intensas caídas últimamente en algunas partes han causado graves inundaciones localizadas que dieron lugar al desplazamiento de un gran número de personas y a la destrucción de bienes de producción y viviendas. Las personas más afectadas son las que viven en las tierras bajas de las márgenes del río Shabelle, en la zona Gode de la región Somalí. Las operaciones de socorro en favor de las víctimas de las inundaciones comenzaron no bien los caminos fueron transitables.

Sigue señalándose una grave escasez de alimentos en algunas partes del país afectadas por la sequía del año pasado, particularmente en la Región de las naciones, nacionalidades y pueblos del Sur (SNNPR). La situación nutricional de los niños de esa zona sigue siendo mala, por lo cual es necesario mejorar las distribuciones de alimentos generales y complementarios. Tras un examen de la situación de la seguridad alimentaria llevado a cabo en varias de las zonas principales, el gobierno y un equipo de las Naciones Unidas en el país han revisado las necesidades de ayuda alimentaria para 2003 llevándolas a 1 520 000 toneladas (estimación anterior: 1 440 000 toneladas). El número de las personas que necesitan ayuda se estima actualmente (mayo y junio) en alrededor de 12,5 millones; en julio seguirán siendo un número grande de más de 11 millones, y en agosto y septiembre serán entre 9 y 10 millones. Es posible que la evaluación de la temporada belg de finales de junio comporte un ulterior ajuste de las cifras correspondientes a las personas que necesitan ayuda alimentaria hasta fin de año. Además, la ayuda no alimentaria, que incluye suministros de semillas, agua y material zoosanitario, ha pasado de 75 millones de dólares EE.UU. a 81 millones de dólares EE.UU. Ante estas necesidades, en marzo de 2003 la FAO y el PMA aprobaron conjuntamente una operación de urgencia por un valor de 205,5 millones de dólares EE.UU. para prestar asistencia a 4,6 millones de pequeños agricultores y ganaderos, durante un período de 12 meses (abril de 2003-marzo de 2003). Además, en el llamamiento dirigido a obtener semillas para 2003 el gobierno pedía 23 300 toneladas de cereales y 7 200 toneladas de legumbres, lo que representa un costo de alrededor de 10 millones de dólares EE.UU. Aunque varios donantes han hecho promesas elevadas, queda todavía un gran déficit por cubrir.

KENYA* (2 de junio)

En abril y mayo de 2003, unas lluvias fuertes e inundaciones desplazaron a decenas de miles de personas dejándolas en situación de indigencia. También quedaron destruidas extensas superficies cultivadas. Las zonas más afectadas fueron las de las tierras bajas cercanas al Lago Victoria en el oeste de Kenya, donde los ríos salieron de madre y anegaron los campos, y el distrito de Río Tana en el este. Estas pérdidas de cosecha unidas a las previsiones de un final prematuro de las lluvias largas indujeron a rebajar el pronóstico relativo a la producción de maíz a 1,8 millones de toneladas, frente a un promedio a largo plazo de 2,2 millones de toneladas.

En abril y mayo la mayor parte de las zonas ganaderas recibieron también lluvias superiores a la media que causaron algunas inundaciones. Sin embargo, continúa habiendo graves problemas alimentarios, particularmente en los distritos de Turkana, Baringo y West Pokot, donde los efectos de unas sequías prolongadas se siguen sintiendo todavía. Además, el aumento de los conflictos y el cuatrerismo están agravando los problemas relacionados con el suministro de alimentos.

RWANDA (6 de junio)

Las perspectivas para los cultivos alimentarios de la segunda temporada de 2003, que están a punto de cosecharse son en general favorables, pese a un retraso de la estación de las lluvias. En abril y mayo se recibieron precipitaciones abundantes en la mayor parte del país que permitieron la recuperación de las cosechas de cereales y legumbres afectadas por rachas secas anteriores. Sin embargo, la producción de la cosecha principal de sorgo podría ser inferior a la media debido a una reducción de la superficie plantada como consecuencia del retraso de las lluvias. En cambio, es probable que el aumento de la superficie sembrada con frijoles se traduzca en una cosecha buena. Aunque a nivel nacional la cosecha debería de alcanzar un nivel medio, en algunas partes de la provincia centromeridional de Kigali rural, particularmente en la región de Bugesera, donde las lluvias llegaron demasiado tarde para impedir las pérdidas de cosecha, se prevé para la presente campaña una producción escasa. En las provincias de Kibungo y Umutara, el virus mosaico de la yuca ha afectado gravemente a la cosecha de este producto.

Es probable que necesiten una ayuda alimentaria continua los grupos vulnerables de las zonas afectadas por el tiempo seco, en las que ya en los meses anteriores se experimentaban dificultades alimentarias.

SOMALIA* (2 de junio)

En Somalia, las perspectivas iniciales para las cosechas principales de cereales “gu”, que en años normales representan aproximadamente el 70-80 por ciento de la producción anual, son variadas debido, por un lado, a las lluvias fuertes y las inundaciones y, por otro, a una sequía localizada.

La producción de la cosecha de cereales de la temporada secundaria “deyr” recogida últimamente se estima en alrededor de 164 600 toneladas, casi un 80 por ciento más que la media posterior a la guerra (1995-2001). Por lo tanto, la producción total de cereales en 2002/03 se estima en alrededor de 376 000 toneladas, aproximadamente un 35 por ciento más que la media posterior a la guerra. La situación con respecto al suministro de alimentos en el sur de Somalia ha mejorado en general gracias a las cosechas “gu” y “deyr”, pero las encuestas sobre la nutrición siguen indicando tasas altas de malnutrición. En el noroeste (Somaliland) y en el nordeste (Puntland), todavía se señala una situación de grave escasez de agua y de alimentos a pesar del mejoramiento de las precipitaciones. La situación es más grave en las regiones de Togdheer, Sool, Sanaag y Hawd, así como en algunos distritos de Bari y en algunas partes de la región de Nugal.

SUDÁN* (2 de junio)

La recolección de la cosecha de trigo de 2003 ha terminado y la producción se pronostica en 296 000 toneladas, alrededor de un 27 por ciento más que la media de los últimos cinco años. La producción total de cereales de 2002/03, estimada en el orden de los 3,8 millones de toneladas, es inferior en casi un 30 por ciento a la cosecha del año anterior y en alrededor de un 14 por ciento a la media de los últimos cinco años.

En algunas partes del país escasean gravemente los alimentos, y los precios, particularmente del sorgo, son más altos de lo normal en este período del año. Las evaluaciones de la seguridad alimentaria realizadas a partir de enero han confirmado que en el sur del Sudán hay 1,9 millones de personas que necesitarán ayuda alimentaria, estimada en 101 000 toneladas hasta la próxima cosecha de septiembre de 2003. Unas 700 000 personas, clasificadas como expuestas a una grande inseguridad alimentaria, han estado recibiendo ayuda alimentaria desde enero. En abril de 2003, la FAO y el PMA aprobaron conjuntamente una operación de urgencia por un valor de alrededor de 130 970 000 dólares EE.UU., para prestar asistencia alimentaria a cerca de 3 250 000 personas durante un período de doce meses (desde abril de 2003 hasta marzo de 2004). Además, se estima que 300 000 familias necesitan insumos agrícolas por un valor de cerca de 3,7 millones de dólares EE.UU. para reanudar sus actividades agrícolas en la próxima campaña que comenzará en julio de 2003.

TANZANÍA (2 de junio)

Los pronósticos provisionales relativos a la producción de cultivos alimentarios en 2002/03 indican una disminución del 10 por ciento en comparación con el año pasado debido principalmente a un período seco imperante en las partes orientales, centrales y meridionales entre febrero y mediados de marzo. Muchas zonas experimentaron más de tres semanas de sequía en una fase crítica del desarrollo de los cultivos. Las precipitaciones mejoradas caídas en torno a mediados de marzo pueden haber llegado demasiado tarde para impedir que se produjeran pérdidas de rendimiento importantes. La merma de la producción se prevé a pesar de un aumento grande de las superficies correspondientes a la mayor parte de los cultivos alimentarios (hasta en un 39 por ciento con respecto al año pasado), en atención principalmente a que los precios del año pasado fueron más altos.

Pero en conjunto, la situación alimentaria nacional se mantiene estable a pesar del alza, excepcional para este período del año, observada recientemente en los precios de los alimentos básicos. Se señala también que en algunas zonas los precios del ganado están descendiendo a pesar de la disponibilidad suficiente de agua y forraje. Los precios de los alimentos básicos seguramente comenzarán a bajar cuando empiecen a llegar a los mercados las cosechas actuales.

UGANDA (2 de junio)

Las perspectivas para las cosechas de cereales de la temporada principal de 2003 son inciertas debido a unas lluvias inferiores a lo normal recibidas en febrero y marzo que retrasaron en algunas zonas los preparativos de la tierra y la siembra de los cultivos de la temporada principal. Sin embargo, una vez estabilizadas las lluvias en la mayor parte del país, la siembra de los cultivos principales está casi terminada. Según los informes, las granizadas causaron daños en algunas partes sudoccidentales del país, mientras que en el oeste de Uganda una racha seca ha afectado a los cultivos en fase de maduración. En una gran parte del país el ganado tiene acceso suficiente al agua potable y a los pastizales. Pero en la región de Karamoja (distritos de Kotido, Moroto y Nakapiripirit) la situación de los pastizales no es satisfactoria todavía pero el acceso al agua ha mejorado.

La situación en el suministro de alimentos se mantiene en general estable. En la región de Karamoja, sin embargo, la situación alimentaria es inestable y se prevé que mejorará recién después de julio cuando comience el período de la recolección. Durante el mes de abril de 2003 los precios de los cereales continuaron subiendo hasta alcanzar un promedio de 410 chelines por kilogramo de sorgo, alrededor de 100 chelines más que en marzo y más del doble del promedio correspondiente al mes de abril. También es probable que la mala cosecha de bananos obtenida en el centro de Uganda afecte a los ingresos familiares y a los suministros de alimentos.

La insurrección continúa desplazando a cientos de personas principalmente en los distritos de Gulu, Kitgum y Pader, en el norte de Uganda. Una evaluación realizada últimamente en el distrito de Pader constató que cerca de tres cuartas partes de la población se encontraba desplazada. Una encuesta nutricional llevada a cabo en el hospital principal del distrito descubrió que el 14 por ciento de los niños menores de cinco años sufría de malnutrición grave, mientras que el 29 por ciento corría el riesgo de incurrir en ella. Estos resultados son semejantes a los comprobados por otra evaluación realizada en el distrito de Gulu en enero de 2003. Una evaluación realizada en marzo de 2003 en Uganda oriental señaló que los nuevos ataques lanzados por los ganaderos de Karamoja habían desplazado a alrededor de 89 000 personas del distrito de Katakwi. Las PDI están concentradas en campamentos, en los que disponen de un acceso limitado a los servicios hídricos, higiénicos y sanitarios. Además, la situación alimentaria de muchas familias de los distritos nordorientales de Kotido, Moroto y Nakapiripirit es inestable debido a las malas cosechas de la campaña anterior. El PMA está distribuyendo alimentos a las familias más afectadas.

ÁFRICA AUSTRAL

ANGOLA* ( 2 de junio)

Se han comenzado a recoger las cosechas de cereales de 2003. Se pronostica que la producción aumentará considerablemente con respecto a la del año pasado debido al incremento de la superficie plantada y de los rendimientos. La finalización de la guerra civil en abril de 2002 permitió a un gran número de personas desplazadas en el interior y de refugiados regresar a sus lugares de origen y cultivar la tierra. Pese a un retraso en el comienzo de las lluvias, durante el período vegetativo las precipitaciones fueron copiosas y regulares, lo cual benefició el desarrollo de los cultivos. Esta circunstancia, unida a una distribución amplia y oportuna de insumos agrícolas por parte del gobierno y de la comunidad internacional, dio lugar a una mejora de los rendimientos. Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO está actualmente en el país.

Casi tres decenios de guerra civil han devastado la economía y la infraestructura del país dejando a grandes sectores de la población en necesidad de ayuda alimentaria prolongada. También se necesita ayuda alimentaria para la rehabilitación del sector agrícola, incluida la remoción de minas en las zonas rurales. El gobierno lanzó un llamamiento en febrero de 2003 pidiendo asistencia internacional.

BOTSWANA (2 de junio)

Las cosechas de cereales de 2003, principalmente sorgo, resultaron muy escasas a causa del tiempo seco. Unas lluvias tardías e inferiores a la media caídas durante el período vegetativo redundaron en una reducción de la superficie sembrada y de los rendimientos. Los pronósticos provisionales indican una producción de 13 000 toneladas, un 42 por ciento menos que la cosecha normal del año anterior. Sin embargo, la situación en el suministro de alimentos se mantiene estable, ya que incluso en años buenos el país importa comercialmente la mayor parte de los cereales que necesita para el consumo.

Al limitar las posibilidades de pastoreo, el tiempo seco ha perjudicado también al importante sector ganadero. En las zonas más afectadas el gobierno ha ampliado las intervenciones de socorro contra la sequía.

LESOTHO (30 de mayo)

Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO, que visitó al país desde el 22 de abril hasta el 1 de mayo de 2003, estimó la producción de cereales de 2002/03 en 89 100 toneladas. La producción de maíz se estima en 61 400 toneladas, la del trigo en 24 300 toneladas y la de sorgo en 3 400 toneladas. En comparación con las cifras de la misión de evaluación de la FAO y el PMA del año pasado, la producción de este año será superior en un 66 por ciento. La misión estimó el total de la superficie cultivada en 178 300 hectáreas, alrededor de un 84 por ciento de la superficie sembrada en años normales y un 33 por ciento más que el año pasado. Algunas tierras no se sembraron a causa de la llegada tardía de los insumos subvencionados y de la falta de tractores y maquinaria.

Al estimarse el suministro total interno de cereales en 118 200 toneladas, y la necesidad total de utilización en 438 900 toneladas, para la campaña comercial de 2003/04 el país se enfrenta con un déficit de alrededor de 321 000 toneladas. Las importaciones comerciales se pronostican en 288 700 toneladas, lo que dejaría un déficit de 32 000 toneladas que deberá colmarse con ayuda alimentaria. Frente a esta necesidad, la ayuda alimentaria del PMA para la campaña comercial actual se cifra en 12 000 toneladas. Queda, por consiguiente, una necesidad descubierta de 20 000 toneladas que ha de satisfacerse mediante una adicional ayuda alimentaria exterior.

Una producción interna de cereales mejor, aunque inferior a lo normal, conjugada con una capacidad mejorada de importaciones comerciales, induce a pensar que en el plano nacional no escasearán los cereales de manera preocupante. Al principio de este año el precio de los cereales empezó a bajar a medida que mejoraban las perspectivas para la cosecha. Se prevé que seguirán bajando durante el curso de la campaña comercial debido también a una buena producción de maíz obtenida en Sudáfrica. Sin embargo, la cuestión principal sigue siendo el acceso material y económico a los alimentos por parte de ciertos sectores de la población. En efecto, las altas tasas de desempleo y de inflación, particularmente en las zonas rurales, unidas a los efectos del VIH/SIDA, hacen que algunos sectores no tengan el poder adquisitivo para comprar alimentos aún cuando se los pudiera conseguir en el mercado.

La misión estimó que será necesario distribuir como ayuda alimentaria a las familias beneficiarias 38 000 toneladas de productos alimenticios compuestos, incluidas 32 000 toneladas de cereales. El número de los beneficiarios variará de alrededor de 125 000 a aproximadamente 270 000 durante el período de carestía.

MADAGASCAR (30 de mayo)

El ciclón Manou, que castigó la costa oriental de Madagascar a principios de mayo, provocó pérdidas de vidas humanas y daños a las viviendas y a la infraestructura y anegó los arrozales. Hasta finales de mayo muchas comunidades todavía estaban aisladas. Se necesita socorro de urgencia en las zonas afectadas.

Pese a una producción arrocera en general satisfactoria de 2003, la sequía registrada durante el período vegetativo en las provincias meridionales, habitualmente expuestas a la inseguridad alimentaria, dio lugar a malas cosechas de maíz y yuca, los principales alimentos básicos de la región. Según estimaciones oficiales, necesitan ayuda de urgencia aproximadamente 600 000 personas de 18 distritos distribuidos entre Toliara, en el sudoeste, y Tolagnaro en el sudeste. Los informes locales indican que en los últimos meses se han duplicado los casos de malnutrición grave entre los niños pequeños.

A pesar de que la situación se haya agravado, las promesas de ayuda alimentaria siguen siendo muy inferiores a las necesidades. Hace falta con urgencia el envío oportuno de otras contribuciones para evitar que empeoren las condiciones nutricionales de la población afectada.

MALAWI (2 de junio)

Una cosecha aceptablemente buena obtenida en 2003, el gran volumen de las existencias remanentes y unos precios de mercado actualmente bajos para el maíz constituyen un cuadro mejor que el de los dos últimos años en lo que se refiere al suministro de cereales en Malawi durante la campaña comercial de 2003/04.

Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO, que visitó Malawi desde el 6 hasta el 26 de abril de 2003, estimó la producción del maíz, el alimento básico principal, en 1 900 350 toneladas, o sea un 22 por ciento más que la menguada cosecha del año pasado. El incremento se explica principalmente por las precipitaciones mejores recibidas este año y una mayor utilización de semillas de maíz mejoradas y de fertilizantes. En total, la disponibilidad de cereales en la campaña comercial de 2003/04 (abril/marzo) se estima en 2,3 millones de toneladas, frente a una necesidad de utilización prevista en 2,4 millones de toneladas. Continúan entrando en Malawi grandes cantidades de importaciones extraoficiales de maíz y arroz de los países vecinos a causa de los precios relativamente más altos vigentes en el país. Dichas importaciones, junto con las cuantiosas existencias que posee el gobierno y la producción de otros cultivos, deberían asegurar un suministro suficiente de alimentos y obviar las importaciones oficiales de cereales en la campaña comercial de 2003/04, fuera de las compras habituales de trigo. Durante la visita de la misión, el precio de mercado del maíz era más bajo que el precio de venta del gobierno (17 Kwacha por kilogramo). Según las estimaciones, la producción de raíces y tubérculos de Malawi ha aumentado considerablemente con respecto al nivel del año anterior. Estos productos se están convirtiendo en factores importantes para la seguridad alimentaria de las familias.

Aunque en general la producción de alimentos ha aumentado considerablemente, en algunos lugares se han obtenido malas cosechas por tercer año consecutivo. La misión estimó que a partir de julio de 2003 necesitarán ayuda alimentaria aproximadamente 131 500 personas, que en enero de 2004 llegarán a ser 400 000, con una necesidad total de cereales de 30 600 toneladas. En vista de las cuantiosas existencias de maíz que posee el país, la ayuda alimentaria debería de adquirirse en el lugar. El acceso insuficiente a los alimentos disponibles por parte de una proporción apreciable de la población constituye un problema importante en materia de seguridad alimentaria. Las personas infectadas con VIH/SIDA, los indigentes y las familias que obtuvieron malas cosechas son las que más necesitarán asistencia.

MOZAMBIQUE (13 de junio)

Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO, que visitó Mozambique en abril y mayo de 2003, estimó la producción de cereales de la campaña agrícola de 2002/03 en 1,8 millones de toneladas, aproximadamente un 2,5 por ciento más que el año pasado. En este total se incluyen 1,2 millones de toneladas de maíz que sobraron de la buena cosecha del año pasado. Más de la mitad de los cereales (56 por ciento) se produjo en las provincias centrales, el 38 por ciento en el norte y sólo un 6 por ciento en la zona meridional afectada por la sequía. La producción de yuca se pronostica en 6,1 millones de toneladas, lo que representa un incremento del 3,8 por ciento respecto del año pasado. Sin embargo, unas rachas secas prolongadas y unas temperaturas altas registradas durante la campaña en la mayor parte de las provincias meridionales y en algunas de las provincias centrales malograron casi totalmente la cosecha de maíz. En otras partes la situación fue normal, como en Zambezia (centro) y en todas las provincias septentrionales, en las que se ha obtenido una cosecha excelente.

La distribución asimétrica de la producción de cereales entre las distintas regiones se traducirá en una grave escasez de alimentos en las provincias meridionales y en una abundancia de suministros en el norte y el centro. Al final de la campaña comercial de 2002/03 los precios de los cereales eran más bajos que hace un año, pero en los mercados meridionales eran apreciablemente más altos. Se supone que en el norte se mantendrán bajos, pero que subirán en el sur, como reflejo de una situación excedentaria, en un caso, y deficitaria, en el otro. Es probable que los altos costos del transporte interno necesario para trasladar la cosecha de maíz desde el norte hacia el sur, unidos a las escasas oportunidades de exportación debidas a un mejoramiento de las cosechas de cereales en los vecinos países de Zambia y Malawi, den lugar a una acumulación de existencias en las regiones septentrionales y centrales. Según se prevé, el déficit en el sur y en algunas partes del centro se colmará con ayuda alimentaria e importaciones comerciales.

La misión estima que 949 000 personas de 40 distritos del sur y del centro de Mozambique necesitarán ayuda alimentaria hasta marzo de 2004, debido a la pérdida casi total de la cosecha de 2003 como consecuencia de una serie de factores, tales como la sequía, el efecto acumulativo de cuatro cosechas menguadas, la frecuencia de enfermedades de los animales, las repercusiones de las enfermedades crónicas y del VIH/SIDA, y las limitaciones económicas estructurales. Este grupo representa el 30 por ciento de la población total de las dos regiones pero solamente el 5 por ciento de la población total del país. La mayor parte de la ayuda alimentaria necesaria tendrá que importarse debido a problemas actuales en materia de comercialización, pero la misión recomienda que en el norte y el centro se promuevan las compras locales para apoyar a los agricultores de esas regiones.

NAMIBIA (30 de mayo)

La recolección de la cosecha de cereales de 2003 ha apenas terminado. Las estimaciones oficiales provisionales indican una producción de cereales de 119 000 toneladas, un 61 por ciento más que el nivel bajo del año pasado y un volumen superior a la media, que incluye 77 600 toneladas de mijo y sorgo, 31 800 toneladas de maíz y 9 500 toneladas de trigo. Pese a las lluvias tardías e irregulares caídas durante la campaña, en febrero unas precipitaciones copiosas sostuvieron la recuperación de las cosechas de cereales en algunas partes. Sin embargo, aunque se pronostica una buena producción para las regiones centroseptentrionales (Oshikoto, Ohangwena, Omusati y Oshana), en la región de Caprivi se obtuvo otra mala cosecha debido a unas rachas secas prolongadas durante toda la campaña que redujeron las siembras y los rendimientos de la cosecha de maíz. Las lluvias tardías mejoraron los pastizales y, según se informa, la situación del ganado es en general buena, excepto en las regiones de Omaheke, Karas y Hardap, en las que la situación de los pastizales es mala. Como consecuencia, han aumentado las ventas de ganado pero los precios están bajando.

Según los pronósticos, el país necesita importar comercialmente 108 000 toneladas de cereales. Aunque a nivel nacional la situación en el suministro de alimentos debería de ser satisfactoria en la campaña comercial de 2003/04 (mayo/abril), en las zonas afectadas por una segunda mala cosecha consecutiva seguirá siendo difícil, sobre todo en la región de Caprivi.

SUDÁFRICA (30 de mayo)

La recolección de las cosechas principales de cereales secundarios de 2003 principalmente maíz, está muy avanzada. El cuarto pronóstico oficial relativo a la cosecha indica una producción de maíz de aproximadamente 9,2 millones de toneladas, o sea un 9 por ciento (855 000 toneladas) menos que el año pasado, pero un volumen todavía superior a la media. La superficie sembrada aumentó ligeramente con respecto a 2002, pero los rendimientos han disminuido debido a las rachas secas registradas en las partes septentrionales de la zona del maíz. Según se prevé, los excedentes exportables de maíz se mantendrán en torno a los niveles del año pasado debido a un aumento de la producción del maíz blanco y a una disminución de la del maíz amarillo.

Está a punto de comenzar la siembra de la cosecha de trigo de 2003. Las intenciones de siembra apuntan a una disminución del 11 por ciento de la superficie sembrada a 841 000 hectáreas, en atención a la baja de los precios. Se prevé que la producción será inferior a la de 2002.

SWAZILANDIA (30 de mayo)

Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO visitó el país desde el 1 hasta el 10 de mayo de 2003, y estimó la producción de la cosecha principal de maíz en alrededor de 73 000 toneladas, un 6 por ciento más que el año pasado pero un 30 por ciento menos que la media de los últimos cinco años. Ello se debe a un incremento del 19 por ciento de la superficie sembrada con respecto al año pasado, en atención principalmente al alza de los precios y a una disminución de los rendimientos. Los rendimientos se vieron perjudicados por el comienzo tardío de la estación de las lluvias y la acusada disminución de las precipitaciones en enero, a lo que se sumó una ola de calor registrada a mediados del mes. Esto coincidió con la fase crítica de la floración de los cultivos tardíos del maíz sembrado en Lowveld, Lubombo Plateau y el Middleveld seco, donde la producción es escasa. En general, el suministro interno de cereales en 2003/04 se estima en 78 100 toneladas, mientras que la necesidad total del consumo nacional se estima en 205 800 toneladas, lo que se traduce en una necesidad de importaciones de 127 700 toneladas. Las importaciones comerciales se pronostican en 103 400 toneladas y la ayuda alimentaria en 24 300 toneladas, que se cubrirán con las existencias actuales del gobierno y del PMA y con las existencias en circulación. Los precios de los cereales han bajado debido a una producción interna relativamente mejor y a una buena cosecha de maíz obtenida en Sudáfrica. Aunque con una producción interna de cereales mejor, si bien inferior a la media, y una capacidad mejorada de importación de cereales inducen a pensar que no habrá escasez de cereales en el plano nacional, el acceso económico a los alimentos sigue siendo muy difícil para algunos sectores de la población. Swazilandia está atravesando una grave crisis socioeconómica debida a la pandemia del VIH/SIDA que está exasperando los efectos ya graves del alto índice de desempleo, la desigualdad de los ingresos y la pobreza. La misión estima que necesitan ayuda alimentaria inmediatamente 132 250 personas, que en el segundo semestre (julio-diciembre) aumentarán a 157 750, y nuevamente a 217 000 durante el período de carestía (enero-marzo). El volumen total de la ayuda alimentaria necesaria será del orden de las 24 300 toneladas, cubiertas totalmente por las existencias actuales del gobierno y del PMA y por las existencias en circulación.

ZAMBIA (1 de junio)

Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO, que visitó el país desde el 21 de abril al 10 de mayo de 2003, observó que había habido una recuperación considerable en la producción de cereales de 2003 con respecto a los niveles bajos de los dos últimos años. La producción de maíz, el principal cultivo básico del país, se estimó en alrededor de 1 160 000 toneladas, casi el doble de la de 2002 (602 000 toneladas) y alrededor de un 28 por ciento de la media de los últimos cinco años. También fue satisfactoria la producción de otros cultivos, principalmente la yuca y la batata. En equivalente de cereales, la producción total de la cosecha se estima en 1,5 millones de toneladas, marcadamente mejor que la obtenida durante 2002/03 (1 millón de toneladas). Ello se debe a unas precipitaciones más favorables recibidas en una gran parte del país, a un programa de distribución de fertilizantes muy eficaz llevado a cabo por el gobierno (con una subvención del 50 por ciento) y a los esfuerzos concertados desplegados por diversas ONG nacionales e internacionales y el gobierno en el suministro de semillas de diversos cultivos. En la provincia meridional, afectada por rachas secas e inundaciones durante el período vegetativo, la producción del maíz se recuperó con respecto a los niveles muy bajos del año pasado al nivel más normal de alrededor de 210 000 toneladas obtenido en 2001. Hay, sin embargo, focos localizados en los que se obtuvieron malas cosechas debido tanto a la falta de precipitaciones suficientes como a las inundaciones. El PMA se propone prestar asistencia alimentaria a 128 044 personas, o sea aproximadamente 20 000 familias. Las necesidades se satisfarán mediante compras locales

ZIMBABWE* (1 de junio)

Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO, que visitó el país desde el 21 de abril hasta el 10 de mayo de 2003, estimó la producción de cereales en 980 000 toneladas, un 41 por ciento más que la mala cosecha del año pasado. La producción de maíz, el alimento básico principal, se estimó en 803 000 toneladas, un 61 por ciento más que el año pasado, pero un 46 por ciento menos que en 2000/01. Entre las causas principales de que la producción de cereales de este año haya sido muy inferior a lo normal cabe mencionar la irregularidad de las precipitaciones, la disponibilidad limitada de semillas y fertilizantes, particularmente en vista de las dos o tres resiembras que fueron necesarias en muchas zonas, y los nuevos colonos que no pudieron utilizar todas sus tierras debido a la falta de capital e insumos suficientes o a la falta de garantía para adquirirlos. A raíz del programa de reforma agraria, el sector comercial en gran escala produce ahora sólo alrededor de una décima parte de lo que producía en los años noventa.

Aunque la producción nacional de cereales es considerablemente superior a la del año pasado, queda todavía un importante déficit de alimentos, que afecta sobre todo a los que perdieron sus cosechas debido principalmente a las condiciones atmosféricas irregulares imperantes en diferentes partes del país. Los mecanismos de supervivencia se han reducido gravemente o se han agotado tras el acentuado déficit del año pasado. Las necesidades de importación de cereales para la campaña comercial de 2003/04 se estiman en 1,3 millones de toneladas (980 000 toneladas de maíz). Teniendo en cuenta la importación comercial de cereales prevista en 677 000 toneladas (370 000 toneladas de maíz, 298 000 toneladas de trigo y 9 000 toneladas de arroz) queda un déficit de 610 000 toneladas para cubrir con ayuda alimentaria. Frente a esta necesidad, la ayuda alimentaria en cartera asciende a 140 000 toneladas. Para cubrir las 470 000 toneladas restantes, todas de maíz, se necesitan promesas adicionales. Hay una grave escasez de semillas de maíz en Zimbabwe que, si no se resuelve, limitará mucho la superficie sembrada en la próxima campaña. Se requiere el suministro inmediato de variedades apropiadas de maíz y también de semillas de cereales pequeños para su distribución en septiembre de 2003.

ASIA

AFGANISTÁN (3 de junio)

En colaboración con el gobierno del Afganistán y el PMA, la FAO llevó a cabo una encuesta sobre la siembra y está en proceso de realizar otra antes de la recolección. El análisis inicial de la información obtenida indica que la cosecha de este año será significativamente superior a la del año pasado debido principalmente a una mejora de las precipitaciones recibidas en la mayor parte del país y a un aumento de la superficie sembrada con cereales. En particular, la superficie sembrada con trigo de secano aumentó considerablemente este año en vista de unas condiciones de crecimiento favorables para los cereales de secano y a expensas, según se informa, de algunas tierras de pastoreo y tierras marginales. La FAO y el PMA están preparando una misión que comenzará a partir de mediados de junio, a la que seguirá poco después la publicación de un informe.

Pese a una cosecha buena prevista para este año, un gran número de familias vulnerables sigue encontrando dificultad para conseguir alimentos. Por lo tanto, para cubrir las necesidades alimentarias en el próximo año será necesaria una ayuda alimentaria selectiva, conjuntamente con el despliegue de esfuerzos concertados con el fin de incrementar la producción de alimentos en el país. En colaboración con la FAO, diversos organismos gubernamentales y otras partes interesadas, el PMA está a punto de emprender una evaluación nacional de los riesgos y de la vulnerabilidad para obtener una información actualizada sobre las necesidades alimentarias e identificar la población más vulnerable que necesita ayuda.

ARABIA SAUDITA (2 de junio)

La producción total de trigo y cebada de 2002 se pronostica en 1 890 000 toneladas, volumen ligeramente superior al del año pasado. Las importaciones de cereales secundarios (principalmente cebada y maíz) en 2002/03 (julio/junio) se pronostican en 6,7 millones de toneladas.

ARMENIA* (2 de junio)

La producción total de cereales de este año se estima en alrededor de 337 000 toneladas, cerca de 80 000 toneladas menos que en 2002. La producción de trigo se estima en 260 000 toneladas, frente a las 340 000 toneladas del año pasado. Según se prevé, la producción de papas, el segundo cultivo básico más importante después del trigo, disminuirá 80 000 toneladas este año en comparación con 2002. Un invierno excepcionalmente frío y con fuertes heladas afectó a los rendimientos del trigo; y en la mayor parte del país los huertos, que en algunas zonas constituyen la fuente principal del sustento, sufrieron daños importantes. Por lo tanto, para un sector grande de la población se verá comprometido el acceso a los alimentos así como la capacidad de importarlos. La necesidad total de utilización de cereales se estima en alrededor de 820 000 toneladas, lo que deja un déficit de 354 000 toneladas. Para colmarlo y recuperar la capacidad de conseguir alimentos hará falta ayuda alimentaria y asistencia para rehabilitar los huertos.

AZERBAIYÁN (2 de junio)

Las perspectivas para las cosechas de este año son favorables pese a algunos daños causados por las inundaciones al comienzo de la primavera. La producción total de cereales se estima ahora en alrededor de 2,3 millones de toneladas, aproximadamente 140 000 toneladas menos que la cosecha muy mejorada de 2002. Azerbaiyán continúa sembrando cereales en superficies cada vez más grandes con el fin de alcanzar la autosuficiencia alimentaria. La producción total de cereales estimada incluye alrededor de 1,8 millones de toneladas de trigo, 242 000 toneladas de cebada y 150 000 toneladas de maíz. La utilización total de cereales se estima en alrededor de 3,5 millones de toneladas, de los cuales se importarán 574 000 toneladas, principalmente en forma comercial.

BANGLADESH (27 de mayo)

La producción arrocera de 2002 se estima en 39,5 millones de toneladas, un 8,5 por ciento más que el año anterior, como consecuencia del aumento de cultivos de variedades de alto rendimiento, el ininterrumpido suministro de fertilizantes, la ausencia de problemas de riego, y unas condiciones atmosféricas favorables. Según los pronósticos, la de 2003 aumentará ligeramente a 39,6 millones de toneladas.

En mayo, una tormenta estacional causó la muerte de algunas personas y el derrumbe de centenares de casas. Dichas tormentas son frecuentes en Bangladesh, uno de los países más pobres del mundo, y los meteorólogos están pronosticando tres o cuatro más todavía con la probabilidad de ciclones. Hace falta ayuda alimentaria continua para reemplazar las importaciones de cereales no cubiertas.

CAMBOYA (1 de junio)

Se han terminado de recoger las cosechas de arroz de la temporada seca y está en curso la siembra o el trasplante del arroz de la temporada húmeda (principal) que se recogerá a partir de octubre y noviembre. La producción total de arroz en 2002 se estima en 3 740 000 toneladas, lo que representa una merma de alrededor del 9 por ciento con respecto a un año antes debido a una disminución de la superficie sembrada y de los rendimientos. El Ministerio de Agricultura indicó el objetivo de producción arrocera para 2003 en 4,5 millones de toneladas. El gobierno de Camboya está dispuesto a desarrollar el sector arrocero y aumentar las exportaciones de arroz como un componente decisivo de la estrategia de desarrollo del país. Actualmente, alrededor del 80 por ciento de la población participa en la producción agrícola, que representa cerca del 40 por ciento del producto interno bruto del país.

COREA, REPÚBLICA DE (29 de mayo)

Se ha comenzado a sembrar la cosecha de arroz, el cereal más importante que se produce en el país. Según se prevé, la superficie sembrada para la cosecha de 2003 se contraerá a 1 003 000 hectáreas, es decir un 4,7 por ciento y 6 por ciento menos que el año pasado y que la media de los últimos cinco años, respectivamente, debido principalmente a las políticas oficiales. A partir de 2003, el gobierno coreano comenzó un programa de reducción de la superficie sembrada con arroz que consiste en ofrecer pagos directos a los agricultores que no cultivan productos comerciales en superficies dedicadas anteriormente al cultivo del arroz.

En calidad de segundo importador mundial de maíz, después del Japón, se supone que las importaciones de maíz de Corea aumentarán a 9,2 millones de toneladas en 2003/04 con respecto a los 8,6 millones de toneladas del año anterior, para satisfacer la demanda interna de piensos.

Las importaciones de trigo en la campaña comercial de 2003/04 se pronostican en 3,5 millones de toneladas, un 6,7 por ciento menos que el año anterior.

COREA, REPÚBLICA DEMOCRÁTICA POPULAR DE* (2 de junio)

Las principales actividades agrícolas actuales consisten en el trasplante del arroz y la siembra y escarda del maíz. La mayoría de las provincias informaron que el trigo y la cebada están creciendo bien, aunque la campaña agrícola se ha retrasado alrededor de dos semanas en comparación con el año pasado. La producción de trigo y cebada de 2002 se estima provisionalmente en 204 000 toneladas, un 2,5 por ciento más que la cosecha del año anterior (199 000 toneladas). La producción total de cereales de que se dispone para el consumo durante la actual campaña comercial que termina en octubre de 2003 se estima en 3,4 millones de toneladas, un 9 por ciento más que el año pasado. La producción de papas de 2002 se estima en alrededor de 500 000 toneladas.

A pesar de la cosecha aceptablemente buena obtenida en 2002, un número importante de familias de la RPD de Corea todavía no puede satisfacer sus necesidades alimentarias. Alrededor de 6 millones de personas necesitan aproximadamente 500 000 toneladas de ayuda alimentaria. En mayo, la ración del sistema público de distribución se mantuvo en 250 gramos por persona y por día. Esta ración de cereales cubre solamente alrededor de un 42 por ciento de la necesidad mínima diaria de energía, y se prevé que continuará hasta la próxima cosecha principal que se recogerá en septiembre y octubre.

CHINA (1 de junio)

La cosecha de trigo de invierno de China, que normalmente comienza a finales de mayo, se ha retrasado debido a una primavera extremadamente fría y a la insuficiencia de luz solar. Un tiempo húmedo y frío reinó en la mayor parte de las principales regiones productoras de trigo durante abril y principios de mayo cuando el trigo de invierno se encontraba en la fase final de crecimiento. En el norte, noroeste y nordeste de China las temperaturas descendieron entre 5 y 9 grados centígrados. En el nordeste se registraron vendavales y tormentas. El tiempo frío y húmedo perjudicó el potencial de rendimiento del trigo de invierno y aumentó la frecuencia de plagas y enfermedades de las plantas. Se estima que la producción del trigo de invierno es ligeramente inferior a la del año anterior. Es probable que vuelva a disminuir este año la producción del trigo de primavera, que representa solamente una pequeña parte de la producción total (menos del 10 por ciento). Según los pronósticos, la producción total de trigo para 2003 disminuirá en un 5,2 por ciento con respecto al año anterior.

Se ha terminado de sembrar la cosecha temprana de arroz, la más pequeña de las tres cosechas de arroz del país, y se estima que la superficie sembrada ha descendido en un 1,2 por ciento. La siembra de la cosecha intermedia debería de terminar dentro de poco. En conjunto, la superficie sembrada con arroz en 2003 debería de contraerse en aproximadamente un 4 por ciento.

La siembra del maíz en las principales provincias productoras del nordeste de China se ha visto afectada por una sequía extremadamente grave registrada en el mes de mayo, y una parte de la superficie tuvo que resembrarse. La producción de maíz de 2003/04 se pronostica provisionalmente en 119 millones de toneladas, un 3,3 por ciento menos que el año pasado debido a la contracción de la superficie y a una reducción de los rendimientos.

CHIPRE (2 de junio)

La producción total de trigo y cebada de 2003, que se están recogiendo ahora, se pronostica en 97 000 toneladas, volumen ligeramente inferior a la media de los cinco años anteriores. Normalmente, la producción de cereales cubre menos de una tercera parte de las necesidades internas totales.

Las importaciones de cereales de 2003/04 (mayo/abril), principalmente trigo y cebada, se pronostican en alrededor de 645 000 toneladas, volumen semejante al del año anterior.

FILIPINAS (5 de junio)

Se han empezado a recoger las cosechas secundarias de arroz y maíz. La producción arrocera de 2003 se estima en 13,5 millones de toneladas, un 2,3 por ciento más que el año anterior debido a un aumento de la superficie sembrada. La producción de maíz en 2003 se estima en 4 610 000 toneladas, un 6,7 por ciento más que el año anterior.

Las necesidades de importación de trigo, arroz y maíz en 2003/04 se estiman en 3,2 millones de toneladas, 1,1 millones de toneladas y 400 000 toneladas, respectivamente.

La tormenta tropical Chedeng ha causado la muerte de 18 personas en Filipinas y daños por un valor de 630 000 dólares EE.UU. Sin embargo, la cosecha de arroz no sufrió daños ya que había apenas terminado la recolección. La tormenta puso término a una racha seca prolongada causada por el fenómeno de El Niño.

GEORGIA (2 de junio)

Los informes más recientes apuntan a una producción total de cereales de alrededor de 667 000 toneladas, poco menos que la de 2002. Esta estimación es provisional y depende mucho de las condiciones atmosféricas imperantes durante los meses críticos del comienzo del verano. La insuficiencia de las precipitaciones, la escasez de agua para riego y los vendavales suelen causar daños en grandes superficies sembradas con maíz, que junto con el trigo constituye el cultivo básico más importante de Georgia. La producción total de maíz se pronostica provisionalmente en 400 000 toneladas y la de trigo en 206 000 toneladas. La necesidad total de utilización de cereales se estima en 1 270 000 toneladas. La necesidad de importación de cereales se calcula en 545 000 toneladas, que se cubrirán con importaciones comerciales y ayuda alimentaria.

La actual OPSR del PMA comenzó en abril de 2003 y terminará en marzo de 2006. Cuando haya terminado, se habrán distribuido 50 493 toneladas de alimentos a 209 500 personas vulnerables. Los beneficiarios de la OPSR actual son los refugiados chechenios del este de Georgia (Pankisi Gorge) así como los jubilados y otros grupos vulnerables. Cerca del 70 por ciento de la ayuda alimentaria total se distribuirá a 160 000 personas vulnerables a través de actividades de alimentos por trabajo realizadas en seis regiones del país.

INDIA (8 de junio)

El monzón, que cubre el período de junio a septiembre, es decisivo para la actividad económica de la India ya que la producción agrícola depende mucho de la llegada de las lluvias en el momento oportuno y de su distribución. Las lluvias monzónicas, que constituyen el 80 por ciento de las precipitaciones anuales, suelen comenzar en el estado meridional de Kerala hacia el 1 de junio. Este año el monzón se retrasó alrededor de una semana y la parte oriental de la India ha sufrido durante tres semanas una ola de calor que causó la muerte de alrededor de 1 400 personas.

En 2002/03, la India fue el segundo exportador mundial de arroz con exportaciones de aproximadamente 4 millones de toneladas, y se prevé que en 2003/04 exportará otros 3 millones de toneladas.

INDONESIA (2 de junio)

Ha terminado la recolección de la cosecha principal de arroz de 2003. La producción arrocera de 2003 se pronostica en 51,4 millones de toneladas, volumen ligeramente superior al del año anterior. Con el fin de alentar a los productores a que aumenten la producción, el gobierno ha subido los precios al productor, se han subvencionado los fertilizantes, y el derecho de importación ha pasado de 0 por ciento a 30 por ciento.

La recolección de la cosecha de maíz de 2003 terminó en abril, con una producción estimada en 9 660 000 toneladas, un 1,5 por ciento más que el año anterior debido a un leve aumento de la superficie y de los rendimientos.

En general, la situación en el suministro de alimentos continúa estabilizándose en el país. Las importaciones de arroz en 2003/04 se pronostican en 3,4 millones de toneladas, 0,1 millón de toneladas más que el año anterior. Las de maíz se prevén en 1,4 millones de toneladas, según proyecciones basadas en la creciente demanda del sector ganadero.

IRAN, REPÚBLICA ISLÁMICA DEL (5 de junio)

En el Irán se ha comenzado a recoger el trigo y a sembrar la cosecha de arroz que se recogerá a partir de agosto. La producción de trigo de 2003 se estima en 12,8 millones de toneladas, un 2,8 por ciento y 26,4 por ciento más que el año anterior y que la media de los últimos cinco años, respectivamente, debida principalmente a unas condiciones atmosféricas favorables que redundaron en un aumento de los rendimientos. Dos buenas cosechas consecutivas después de varios años de sequía han mejorado sensiblemente la situación del suministro de trigo del país. Las importaciones de trigo en 2003/04 se pronostican en 2,2 millones de toneladas, frente a una media de 6,5 millones de toneladas obtenida entre 1999/2000 a 2001/02.

También deberían de ser favorables en 2003 las perspectivas para el arroz, la cebada y el maíz, cuya producción se pronostica en 2,8 millones de toneladas, 3 millones de toneladas y 1 250 000 toneladas, respectivamente. La necesidad de importación de cereales en 2003/04 se pronostica en 4 130 000 toneladas, frente a los 4 430 000 toneladas de un año antes y a los 8 930 000 toneladas de hace dos años.

IRAQ* (2 de junio)

En el Iraq, la recolección de los cereales de invierno (principalmente trigo y cebada) comienza normalmente en mayo/junio. Los resultados de la cosecha de 2003 son todavía inciertos hasta que termine una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO prevista para junio/julio de 2003.

La producción de cereales (principalmente trigo y cebada) de 2002 se estimó en alrededor de 1,7 millones de toneladas, aproximadamente un 7 por ciento más que el año anterior debido a unas condiciones atmosféricas mejoradas, que también en la actual campaña agrícola fueron favorables. La producción total de cereales del Iraq ha alcanzado en los últimos cinco años un promedio inferior a los 2 millones de toneladas, menos de la mitad del volumen obtenido en 1990. La productividad agrícola, particularmente en las principales regiones productoras del centro y del sur del país, ha continuado sufriendo las consecuencias de la limitación de las inversiones, la escasez de insumos y el estado de deterioro de la infraestructura de riego. Tres años consecutivos de grave sequía (1999-2001) también han devastado la producción agrícola. El mejoramiento de las condiciones atmosféricas en 2002 se tradujo en un aumento de la producción de cereales.

Los cereales importados en el marco del acuerdo “petróleo por alimentos” determinaron mejoras importantes en la situación general del suministro de alimentos. Pero las deficiencias nutricionales siguen siendo un problema serio. Una Resolución del Consejo de Seguridad aprobada el 22 de mayo de 2003 levantó las sanciones impuestas contra el Iraq y prorrogó las disposiciones de resoluciones anteriores por un período de seis meses durante el cual terminará el programa ‘petróleo por alimentos’ cuya responsabilidad pasará a las autoridades del Iraq.

El 11 de junio de 2003, la FAO y el PMA aprobaron conjuntamente una operación de urgencia revisada para ampliar la ayuda de urgencia prestada al sistema público de distribución, los refugiados, las PDI y los grupos vulnerables iraquíes a un total de 2 180 000 toneladas por un valor total de alrededor de 1 480 millones de dólares

ISRAEL (2 de junio)

La recolección de la cosecha de trigo de 2003 está casi terminada y la producción se pronostica en alrededor de 170 000 toneladas, un 38 por ciento más que la media de los últimos cinco años, como consecuencia de unas condiciones atmosféricas favorables.

Las importaciones totales de cereales en la campaña comercial de 2002/03 (julio/junio) que está apenas terminando se estima en aproximadamente 2 880 000 toneladas, volumen ligeramente inferior al del año anterior.

JAPÓN (2 de junio)

Según las estimaciones oficiales, la producción arrocera descenderá en 2002 un 1,9 por ciento con respecto al año anterior a 11 110 000 toneladas, debido a una reducción del 1,1 por ciento de la superficie sembrada y a una leve disminución de los rendimientos. La siembra de la cosecha de arroz de 2003 comenzó en mayo y se recogerá en octubre y noviembre.

Se pronostica que la utilización de maíz aumentará en 2003/04 a 16,4 millones de toneladas respecto a los 16,3 millones de toneladas del año anterior debido a un ligero aumento registrado en la demanda del sector ganadero. Sin embargo, se prevé que las importaciones de maíz en 2003/04 disminuirán a 16,2 millones de toneladas, frente a los 16,5 millones de toneladas del año pasado, debido a la gran cantidad de existencias que quedan en el país. Japón es el principal importador mundial de maíz.

JORDANIA (2 de junio)

La producción total de trigo y cebada de 2003 se pronostica en 147 000 toneladas, alrededor de un 20 por ciento más que la cosecha del año pasado y casi el triple de la media de los cinco años anteriores debido principalmente a unas condiciones atmosféricas favorables, a pesar de que las lluvias fuertes, inundaciones y temporales de nieve de principios de año causaron graves daños a los cultivos. Normalmente, la producción interna de cereales cubre solamente una pequeña parte de las necesidades de consumo, y el resto se colma con importaciones.

Las importaciones de trigo en 2002/03 (julio/junio) se pronostican en 840 000 toneladas, volumen ligeramente inferior al del año pasado. Las de cereales secundarios, en 800 000 toneladas, casi igual que en 2001/02.

KAZAJSTÁN (2 de junio)

Los informes más recientes indican una menguada producción de cereales de 13,4 millones de toneladas, casi 2,5 millones de toneladas menos que en 2002. La producción total de trigo se estima ahora en 10,8 millones de toneladas, cerca de 2 millones de toneladas menos que en 2002. La de cebada pasará de 2,2 millones de toneladas en 2002 a 1,8 millones de toneladas en 2003. Una importante destrucción invernal debida al crudo invierno experimentado en las nuevas tierras septentrionales del país y la disminución de la superficie sembrada con trigo han contribuido a la cosecha relativamente escasa de este año. Las exportaciones totales de cereales durante la campaña comercial de 2003/04 se pronostican en alrededor de 4,4 millones de toneladas, incluidos 4 millones de toneladas de trigo y 389 000 toneladas de cebada. Kazajstán ha estado exportando a mercados nuevos como los del Oriente Medio, África del Norte y Brasil. Las exportaciones totales de cereales en la campaña comercial de 2002/03 se estiman ahora en alrededor de 5,7 millones de toneladas.

KIRGUISTÁN, REPÚBLICA DE (2 de junio)

Las estimaciones provisionales indican para este año una producción de alrededor de 1 850 000 toneladas de cereales, lo que se compara con la producción notablemente mejorada obtenida en 2002 (1,9 millones de toneladas). En el total indicado se incluyen aproximadamente 1,2 millones de toneladas de trigo y 573 000 toneladas de cereales secundarios (cebada y maíz). El gobierno había esperado una cosecha excelente para este año, pero las crudas condiciones atmosféricas invernales comprometieron grandes extensiones de tierras sembradas con cereales, principalmente trigo. La necesidad de importación de cereales en la campaña comercial de 2003/04 se estima en 179 000 toneladas, principalmente trigo para molienda, que se adquirirá comercialmente. Las exportaciones de cereales se estiman en 40 000 toneladas.

LAOS (30 de mayo)

Laos tiene una economía estable, y en 2003 el PIB del país debería de crecer más del 6 por ciento.

La producción total del arroz en cáscara de 2002 se estima en 2 410 000 toneladas, 3,3 por ciento más que el año anterior debido a unas condiciones atmosféricas buenas. La producción total de arroz en equivalente de arroz elaborado, estimada en 1 560 000 toneladas, prácticamente cubre las necesidades del consumo humano del país. Se ha comenzado a sembrar la cosecha principal del arroz de secano de 2003, cuya producción se pronostica en 2,5 millones de toneladas, debido a una recuperación de la superficie sembrada.

LÍBANO (2 de junio)

Según se prevé, la producción de trigo y cebada de 2003, que se están recogiendo ahora, será de aproximadamente 84 000 toneladas, volumen ligeramente inferior al del año pasado. Para satisfacer la demanda de arroz, azúcar y leche el polvo, el país depende casi totalmente de las importaciones (alrededor de un 90 por ciento).

Las importaciones de cereales, principalmente trigo, en 2002/03 (julio/junio) se pronostican en aproximadamente 760 000 toneladas, volumen ligeramente superior al del año anterior.

MALASIA (31 de mayo)

Se ha terminado de recoger la cosecha principal de arroz, que normalmente representa el 60 por ciento de la producción total, y de sembrar la cosecha secundaria del arroz de regadío. La producción total del arroz de 2003 se estima en 2,4 millones de toneladas, un 14,8 por ciento más que en 2002, debido a un aumento de la superficie y de los rendimientos.

Normalmente, se importa una tercera parte del arroz que se necesita para el consumo interno, mientras que el trigo y el maíz se importan casi totalmente. La necesidad de importación de arroz en 2003 ha disminuido en 140 000 toneladas con respecto al año anterior, situándose en 500 000 toneladas, debido a un aumento de la producción.

Según las proyecciones, en 2003/04 las importaciones de trigo serán de 1 350 000 toneladas, como el año anterior, mientras que las de maíz se prevén en 2,5 millones de toneladas, volumen ligeramente superior al del año pasado debido a las variaciones registradas en la demanda interna.

MONGOLIA* (29 de mayo)

Hace poco se ha terminado de sembrar el trigo de 2003, el cereal principal que produce el país.

La producción de trigo en 2002 se estima en 159 000 toneladas, 20 000 toneladas más que el año anterior, caracterizado por un invierno crudo, pero todavía 79 000 toneladas menos que en 1997. La producción total de cereales, situada en 161 000 toneladas, cubre solamente alrededor de un 41 por ciento de las necesidades internas de cereales, quedando una necesidad de importación de 238 000 toneladas.

Mongolia necesita ayuda internacional para cerca de 665 000 personas afectadas por la sequía del último verano y las condiciones atmosféricas extremas registradas en el invierno.

MYANMAR (31 de mayo)

La siembra del arroz de la campaña principal, que representa alrededor del 85 por ciento de la producción total, comenzará con la llegada de las lluvias monzónicas sudoccidentales. El restante 15 por ciento de la producción arrocera proviene de la segunda cosecha, la de la temporada seca. La producción total de arroz de 2002 se estima en 22,8 millones de toneladas, aproximadamente un 4 por ciento más que el año anterior, debido a un aumento de la superficie y de los rendimientos. También aumentaron las exportaciones de arroz, de 950 000 toneladas a 1,1 millón de toneladas. Según las proyecciones, tanto la producción como las exportaciones de arroz aumentarán ulteriormente en 2003.

La producción de trigo de 2002 se estima en 103 000 toneladas, prácticamente sin modificaciones respecto al año anterior. La de cereales secundarios se estima en 837 000 toneladas, un volumen sin precedentes en los últimos cinco años como consecuencia del aumento de la superficie sembrada. Las importaciones de trigo y las exportaciones de maíz en 2002/03 se estiman en 30 000 toneladas y 168 000 toneladas, respectivamente.

NEPAL (31 de mayo)

Ha comenzado la siembra de la cosecha principal de arroz. La producción arrocera de 2002 se estima en 4 130 000 toneladas, alrededor de un 1 por ciento menos que el año anterior a causa de unas condiciones atmosféricas desfavorables. La cosecha de trigo recogida en abril de 2003 se estima en 1,3 millones de toneladas, un 7 por ciento más que el año pasado debido a un aumento de los rendimientos.

PAKISTÁN (9 de junio)

La recolección de la cosecha de trigo de 2003 ha terminado y se han empezado a sembrar las cosechas de arroz y cereales secundarios. La producción de trigo de 2003 se estima provisionalmente en 19,5 millones de toneladas, alrededor de 1,5 millones de toneladas menos de lo previsto anteriormente debido a una mala cosecha de trigo obtenida en Punjab y Sindh a causa de la sequía. Las importaciones de trigo necesarias para cubrir el déficit se estiman en 3 millones de toneladas. Los daños causados a los cultivos de trigo en Punjab han sido de mayores proporciones que en Sindh. El PMA continúa prestando asistencia a las personas afectadas por la sequía, que son 157 000 en Sindh y 108 000 en Baluchistán.

SIRIA (2 de junio)

La producción de trigo en 2003, que se está recogiendo ahora, se pronostica en 4,5 millones de toneladas, alrededor de un 6 por ciento menos que la buena cosecha del año pasado pero un 16 por ciento más que la media de los últimos cinco años. La cosecha de cebada también se estima en un nivel superior a la media de 1 millón de toneladas.

Las importaciones de cereales, principalmente trigo, en la campaña comercial de 2002/03 (julio/junio) que está terminando ahora se pronostican en un total de 1,8 millones de toneladas, volumen superior en más de una cuarta parte al del año anterior.

SRI LANKA (22 de mayo)

La producción del arroz Maha de 2003 recogido en marzo se estima en 1,3 millones de toneladas, volumen muy superior a la cosecha de 1,1 millón de toneladas del año anterior debido a unas condiciones atmosféricas favorables. Ya han terminado los preparativos de la tierra y la siembra de la cosecha de arroz Yala (temporada seca), principalmente de regadío, y los rendimientos dependerán de las condiciones atmosféricas imperantes en los próximos meses.

Debido a unas lluvias torrenciales y fuertes vendavales, las partes occidentales y meridionales de Sri Lanka han experimentado en los últimos días graves inundaciones, las peores en 50 años, y derrumbes que han provocado la muerte de más de 200 personas y dejado sin vivienda a más de 177 000 familias. Las consecuencias en la producción arrocera y ganadera deberían de ser graves, pero todavía no se han evaluado. Es posible que la necesidad de ayuda alimentaria de urgencia sea cuantiosa. La FAO está previendo ayudar a los agricultores a recuperar la cosecha perdida mediante el suministro de los insumos necesarios, como semillas, fertilizantes y aperos.

TAILANDIA (31 de mayo)

Se han comenzado a sembrar las cosechas de la temporada principal de 2003 y a recoger la cosecha de arroz de la segunda temporada. La producción de arroz en 2003 se pronostica en 27 millones de toneladas, alrededor de 1,1 millón de toneladas más que el nivel máximo alcanzado en 2001, debido principalmente a las condiciones atmosféricas normales de este año y a un aumento de la superficie sembrada, determinado por los precios. Según se prevé, Tailandia, el mayor exportador mundial de arroz, exportará 7,5 millones de toneladas de arroz en 2002/03, prácticamente como el año anterior.

La cosecha de 2003 se estima en 4 280 000 toneladas, un 1,6 por ciento más que la anterior debido a un tiempo favorable y al abandono de cultivos poco rentables como la caña de azúcar. Tailandia solía ser un importante exportador de maíz, pero últimamente se ha convertido en un pequeño exportador, o bien importador, debido a la merma de la producción y al aumento de la demanda interna de piensos.

TAYIKISTÁN* (2 de junio)

Los informes más recientes indican que Tayikistán podrá obtener una cosecha de cereales semejante a la cosecha considerablemente mejorada del año pasado estimada en 614 000 toneladas. El gobierno había esperado una cosecha incluso mayor que la cosecha mejorada de 2002, pero los aludes que se produjeron a principios de primavera en las partes meridionales del país comprometieron algo la producción de cereales de este año. La producción total incluye 530 000 toneladas de trigo y 53 000 toneladas de cereales secundarios. Pese a una producción de cereales mejorada, Tayikistán necesita importar aproximadamente 440 000 toneladas de trigo, incluidas 100 000 toneladas de ayuda alimentaria, para satisfacer la necesidad interna de cereales.

TIMOR-LESTE, REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DE (26 de mayo)

Se ha terminado de recoger el maíz, el principal cultivo alimentario básico del país, y se estima que en 2003 su producción disminuirá alrededor de un 34 por ciento a 70 000 toneladas con respecto a las 106 000 toneladas del año anterior, debido a una grave sequía registrada al comienzo de la campaña. La producción de maíz se vio afectada por el retraso de las lluvias, la escasez de semillas y de otros insumos, la reducción de la superficie sembrada y unas precipitaciones en general desfavorables.

Se estima que una parte del déficit de producción de maíz se verá compensada por el aumento de la producción arrocera previsto en un 12 por ciento a 40 000 toneladas, debido principalmente a un aumento de la superficie dotada de riego.

Como consecuencia de la disminución de la producción total de cereales, las importaciones necesarias para la campaña comercial de 2003/04 se estiman en 68 000 toneladas. Todo el arroz que se necesita importar (alrededor de 33 000 toneladas) lo importará el sector privado. Se prevé que el déficit de maíz se cubrirá por partes iguales con importaciones privadas e importaciones públicas. Según estimaciones formuladas por la misión de la FAO y el PMA enviada a Timor Leste en abril y mayo de 2003, se necesitan 20 000 toneladas de ayuda alimentaria para satisfacer las necesidades de 150 000 personas vulnerables.

TURKMENISTÁN (2 de junio)

Las perspectivas para la cosecha de cereales de este año son favorables, debido en gran parte a las precipitaciones recibidas que mejoraron notablemente la disponibilidad de agua. La producción total de cereales se estima en alrededor de 2,1 millones de toneladas, alrededor de 100 000 toneladas menos que el año pasado. En este total se incluyen aproximadamente 2 millones de toneladas de trigo, 20 000 toneladas de maíz y 60 000 toneladas de cebada. La superficie sembrada con cereales ha ido aumentando constantemente en los últimos años a expensas del algodón y del avance de las tierras vírgenes. De cumplirse los pronósticos, Turkmenistán podrá satisfacer las necesidades internas de cereales y exportar una cantidad limitada de trigo.

TURQUÍA (2 de junio)

La producción de la cosecha de trigo de 2003 se estima provisionalmente en 21 millones de toneladas, frente a los 20 millones de toneladas de 2002. Unas lluvias buenas recibidas durante el invierno y una cubierta de nieve suficiente han contribuido a aumentar los rendimientos.

Las importaciones de trigo en 2002/03 (julio/junio) se pronostican en 800 000 toneladas, volumen semejante al del año anterior. En cambio, las de maíz disminuirán en cerca de 400 000 toneladas con respecto al año anterior, a 800 000 toneladas. Las exportaciones de trigo y cebada en la campaña que termina en junio de 2003 deberían de aumentar en más de 300 000 toneladas a 1,7 millones de toneladas.

UZBEKISTÁN (2 de junio)

Los informes más recientes apuntan a otra cosecha récord de cereales estimada en alrededor de 5,4 millones de toneladas, semejante a la del año pasado, que incluyen aproximadamente 4,9 millones de toneladas de trigo, 150 000 toneladas de cebada, 130 000 toneladas de maíz y 103 000 toneladas de arroz. Los cereales de verano, como el arroz y el maíz, y el trigo de primavera dependerán de las precipitaciones y del agua para riego de que se disponga. Para aumentar la producción de cereales con objeto de satisfacer las necesidades del consumo interno, Uzbekistán ha desplegado grandes esfuerzos tendientes a aumentar la superficie sembrada con cereales a expensas de la sembrada con algodón. La necesidad de importación de cereales, principalmente trigo para molienda y arroz, durante la próxima campaña comercial, se estima en 268 000 toneladas.

VIET NAM (31 de mayo)

En las provincias meridionales se está recogiendo la cosecha de arroz de invierno y primavera, mientras que en las septentrionales se ha terminado de sembrarla.

Según se prevé, la producción agrícola aumentará como consecuencia del mayor uso de insumos y de la dedicación de tierras arroceras marginales a otros cultivos o a la acuicultura. Según las proyecciones, la producción total de arroz en 2003 será de 34,2 millones de toneladas volumen ligeramente superior al del año pasado y una producción sin precedentes en los últimos cinco años.

Viet Nam es el tercer exportador mundial de arroz después de Tailandia y la India. El objetivo de exportaciones de arroz para este año es de 4,0 millones de toneladas, frente a los 3,9 millones de toneladas exportados en 2002. En los cinco primeros meses se exportaron 1 910 000 toneladas, un 47,4 por ciento más que el año pasado.

YEMEN (2 de junio)

Ya está casi terminada la siembra de las cosechas principales de sorgo y mijo que se recogerán hacia fin de año. Las lluvias buenas recibidas en algunas partes han aumentado la humedad del suelo. La producción de la cosecha de sorgo de 2002 se estima en aproximadamente 268 000 toneladas, alrededor de un 30 por ciento menos que el año anterior. También disminuyó un poco la producción de la cosecha de trigo a 150 000 toneladas. La producción de maíz, estimada en 50 000 toneladas, fue semejante a la de 2001. Las importaciones de cereales en 2003, principalmente trigo, se pronostica en 2,4 millones de toneladas, volumen ligeramente inferior al del año anterior.

AMÉRICA CENTRAL (incluído el Caribe)

COSTA RICA (30 de mayo)

La llegada temprana de las torrenciales lluvias estacionales ha provocado algunas inundaciones localizadas, particularmente en la ciudad de Limón y alrededores, en el litoral atlántico, con consiguientes daños a las viviendas y a la infraestructura vial. También se señalan lluvias fuertes e inundaciones en la provincia nordoccidental de Guanacaste. En las próximas semanas se esperan otras lluvias abundantes. Se han comenzado a sembrar las cosechas de cereales y frijoles de la primera temporada de 2003/04. Según los pronósticos, la siembra del maíz blanco aumentará con respecto al nivel bajo del año pasado, situándose en un nivel medio, así como se prevén también plantaciones de arroz situadas en torno a la media de los últimos cinco años.

Las importaciones de trigo en la campaña comercial de 2003/04 (julio/junio) se pronostican en alrededor de 200 000 toneladas, volumen semejante al del año anterior. Las de maíz, principalmente amarillo, también deberían de mantenerse cercanas a las 565 000 toneladas de 2002/03. Las importaciones de arroz deberían ascender a aproximadamente 75 000 toneladas en 2003 (enero/diciembre). Según los pronósticos, las importaciones de frijoles, un importante alimento básico de la dieta popular, se situarán en 2003/04 (julio/junio) en torno a las 30 000 toneladas, volumen cercano al importado en 2002/03.

CUBA (30 de mayo)

En abril se registraron lluvias superiores a lo normal, particularmente en las provincias orientales más alejadas y en las partes centrales de la isla, que contribuyeron a reponer la humedad del suelo en diversas zonas afectadas durante mucho tiempo por la sequía. Pero algunas partes no se beneficiaron del todo de las lluvias de abril, particularmente en la provincia occidental de Pinar del Río y las provincias de Holguín, Las Tunas y Santiago. Zonas castigadas por la sequía desde los comienzos del año, que causó daños cuantiosos a los cafetales.

Las lluvias intensas trastornaron las operaciones de la zafra de 2002/03. Un verdadero golpe para una cosecha ya afectada por una serie de problemas, principalmente la escasez crítica de insumos agrícolas. Se considera que la producción azucarera ha descendido de forma pronunciada con respecto a la cosecha ya escasa obtenida en 2001/02 (3,3 millones de toneladas).

La siembra de las cosechas de arroz y maíz de primavera (principales) de 2003 se ha beneficiado de la abundancia de las lluvias, pronosticándose para ambos cultivos superficies de nivel medio.

EL SALVADOR (30 de mayo)

Con la llegada de las primeras lluvias a partir de mediados de mayo se comenzaron a sembrar las cosechas de arroz y frijoles de la primera temporada (principal) de 2003/04. La superficie sembrada con maíz, el cereal principal, y sorgo debería estar cercana a la media de los últimos cinco años. Se pronostican lluvias fuertes para las próximas semanas, y en diversas localidades se han adoptado medidas de contingencia para hacer frente a los posibles derrumbes e inundaciones. El país continúa viéndose afectado por la crisis internacional del café que ya entra en el tercer año consecutivo. Las autoridades locales indican la pérdida de alrededor de 90 000 empleos en el sector y la acumulación de ingentes deudas por parte de los agricultores. Se señala que algunos niños han muerto por malnutrición, y la causa se atribuye principalmente a que los padres desempleados no pueden comprar la cantidad mínima de alimentos necesaria para sus hijos. La comunidad internacional, en colaboración con las autoridades nacionales, continúa prestando asistencia alimentaria y sanitaria, particularmente en apoyo de los niños afectados.

GUATEMALA (30 de mayo)

Con la llegada de la estación de las lluvias se han registrado fuertes precipitaciones en diversas partes del país, particularmente en las zonas centrales y en el litoral meridional. El gobierno está adoptando medidas de emergencia, especialmente en las proximidades de las cuencas fluviales de Escuintla, Suchitepéquez, Retalhuleu, Santa Rosa y algunas otras, en previsión de lluvias más intensas y de las probables inundaciones pronosticadas actualmente. Ha comenzado la siembra de las cosechas de cereales secundarios de 2003/04, principalmente maíz, pronosticándose una superficie media de aproximadamente 610 000 hectáreas. La producción no alcanza para satisfacer la demanda interna de maíz, y las importaciones para la campaña comercial de 2003/04 (julio/junio) se pronostican en alrededor de 620 000 toneladas, frente a unas 590 000 toneladas importadas en la campaña comercial de 2002/03 (julio/junio). Todavía se sigue prestando asistencia alimentaria a los trabajadores cesantes de los cafetales, afectados por la crisis de los precios internacionales que durante tres años ha perjudicado al sector cafetero. Se señalan casos de niños que sufren de malnutrición grave. Entre febrero de 2002 y marzo de 2003, el Programa Mundial de Alimentos ha estado prestando ayuda a aproximadamente 25 000 niños, así como a sus familias. En las últimas semanas, se ha dispensado una asistencia particular a los niños malnutridos de algunas municipalidades de los departamentos de Chiquimula y Alta Verapaz.

HAITÍ (30 de mayo)

Unas lluvias entre normales y superiores a lo normal recibidas en abril beneficiaron la siembra de las cosechas de maíz y arroz de secano de la primera temporada de 2003, así como la siembra del frijol y de otros cultivos alimentarios menores. La recolección de la cosecha de maíz comenzará a partir de junio, mientras que la de la cosecha de arroz de secano dará comienzo en septiembre. Las perspectivas son buenas y se prevé alguna recuperación con respecto a las cosechas afectadas por la sequía de 2002. También son buenas las perspectivas para la importante cosecha de arroz de regadío que se recogerá a partir de junio.

Las importaciones de trigo en la campaña comercial de 2003/04 (julio/junio) deberían de ser semejantes al volumen de 295 000 toneladas importado el año anterior, mientras que las de maíz disminuirían ligeramente con respecto a las 70 000 toneladas importadas en 2002/03 (julio/junio). También se prevé una disminución de las importaciones de arroz en 2003, a alrededor de 230 000 toneladas, con respecto a las 250 000 toneladas importadas en 2002.

HONDURAS (30 de mayo)

Con la llegada de las primeras lluvias estacionales en torno a mediados de mayo comenzó la siembra de las cosechas de cereales y frijoles de la primera temporada de 2003/04. Las lluvias han sido particularmente intensas en la capital y alrededores, con consiguientes daños a las viviendas y a la infraestructura urbana. Se ha prestado socorro de urgencia a la población afectada y se han adoptado medidas para hacer frente a otras probables lluvias fuertes e inundaciones que se pronostican para las próximas semanas. La superficie plantada con maíz, el cereal principal, debería estar en torno a la media de los últimos cinco años. Pese al apoyo financiero prestado por el gobierno a los pequeños productores de café, un gran número de trabajadores de los cafetales están cesantes como consecuencia de la crisis de los precios internacionales que está afectando al sector por tres años consecutivos. Se continúa distribuyendo ayuda alimentaria de la comunidad internacional a las familias más afectadas.

JAMAICA (30 de mayo)

La siembra de las cosechas de maíz y arroz de 2003 comenzaron en abril con la llegada de las primeras lluvias estacionales. Se pronostican provisionalmente producciones medias, siempre que predominen condiciones atmosféricas normales. Las condiciones de crecimiento son satisfactorias para los otros cultivos alimentarios como el ñame, la malanga, las frutas y las hortalizas, que son alimentos básicos importantes de la dieta popular.

Las importaciones de trigo en la campaña comercial de 2003/04 (julio/junio) deberían estar en torno a las 230 000 toneladas, volumen semejante al de las importaciones del año anterior, mientras que las de maíz deberían de aumentar ligeramente con respecto a las 195 000 toneladas importadas en 2002/03. Se prevé que las importaciones de arroz en 2003 (enero/diciembre) serán del orden de las 90 000 toneladas, volumen semejante al de las importaciones de 2002.

MÉXICO (30 de mayo)

Se ha comenzado a recoger la cosecha de trigo de regadío de 2003 en las grandes zonas productoras nordoccidentales. La producción se pronostica en un volumen ligeramente inferior a los 3 millones de toneladas, que se comparan con una media quinquenal de 3,3 millones de toneladas. La merma se debe principalmente a los abastecimientos insuficientes de agua en los principales estados productores de Sinaloa y Sonora, que se tradujeron en plantaciones ligeramente inferiores a la media en esos estados y en rendimientos considerablemente inferiores a lo normal. En cambio, unas lluvias entre normales y abundantes están beneficiando la siembra de la importante cosecha de maíz de primavera y verano, que se recogerá entre octubre y diciembre, en los principales estados productores de Jalisco, México, Michoacán, Chiapas y Puebla. Según los informes, como un incentivo a los productores el gobierno de algunos estados ha alentado a la pequeña industria a efectuar contratos de compra a plazo. Se ha comenzado a recoger la cosecha de maíz de otoño e invierno de 2002/03 (sembrada entre octubre y febrero) en los principales estados productores de Sinaloa, Sonora y Chihuahua. Las perspectivas son malas, dado que el 40 por ciento de la cosecha es de regadío y los niveles de agua de los embalses han sido extremadamente bajos durante el período de siembra. Sin embargo, se prevé que la merma de la producción de la cosecha de maíz de otoño e invierno de 2002/03 se verá compensada por el volumen de la cosecha de primavera y verano de 2003. En conjunto, se pronostica provisionalmente para 2003 una producción de maíz de nivel medio situado en torno a los 19 millones de toneladas. También ha comenzado en los principales estados productores centrooccidentales de Guanajuato, Jalisco y Michoacán la siembra de la cosecha de sorgo de 2003, que se recogerá en otoño. La mayor parte de la producción otoñal se produce en estos estados. Según los pronósticos, la superficie sembrada disminuirá ligeramente con respecto a la media de los últimos cinco años, debido principalmente a la decisión de los agricultores de pasar del sorgo al maíz que es más rentable. El otro estado que produce más sorgo en el país es el de Tamaulipas, en el nordeste, donde se siembra entre febrero y marzo y se recoge al comienzo del verano. Según los informes, se dispone de agua suficiente y se prevé un aumento de la producción con respecto a 2002. Sin embargo, como probablemente el aumento de la producción en Tamaulipas no compensará la merma de la producción prevista en los estados centrooccidentales, se pronostica provisionalmente una producción total de sorgo en 2003 ligeramente inferior a la media.

NICARAGUA (30 de mayo)

A partir de mediados de mayo se han registrado unas lluvias estacionales tempranas, pero irregulares y mal distribuidas. Está a punto de comenzar la siembra de las cosechas de cereales y frijoles de la primera temporada de 2003/04, pronosticándose provisionalmente una superficie sembrada con sorgo y maíz, el cereal principal, entre media y superior a la media. También se prevé superior a la media la superficie sembrada con arroz. La comunidad internacional continúa prestando asistencia alimentaria a las familias rurales afectadas por la crisis del sector cafetero. Un gran número de los trabajadores de los cafetales continúan cesantes. La ayuda internacional se orienta también a impedir que aumente la malnutrición entre los niños.

PANAMÁ (30 de mayo)

A partir de mediados de mayo se han registrado lluvias fuertes e inundaciones estacionales con consiguientes daños a las viviendas y a la infraestructura. Alrededor de 1 000 personas se han visto afectadas en la ciudad costera de Colón y alrededores, y se ha prestado asistencia de socorro a la población local. Las lluvias torrenciales han afectado también a otras localidades cercanas a la frontera con Costa Rica. En otras comunidades se están adoptando medidas de emergencia ante la posibilidad de las lluvias intensas pronosticadas para las próximas semanas. Se han comenzado a sembrar las cosechas de maíz y arroz de 2003 y se pronostica provisionalmente una superficie sembrada de nivel medio.

REPÚBLICA DOMINICANA (30 de mayo)

Unas lluvias normales y bien distribuidas recibidas en abril beneficiaron a la cosecha de maíz de la tercera temporada, que se está recogiendo actualmente, así como a la siembra de la cosecha de maíz de la primera temporada de 2003/04. Las lluvias han sido particularmente beneficiosas en el norte, el noroeste y en las partes orientales del país. La producción de maíz en 2002 se estima provisionalmente en un volumen superior a la media de 42 000 toneladas. Se ha empezado a recoger la cosecha principal de arroz de 2003 cuya producción se pronostica provisionalmente en un nivel superior a la media, cercano al de la producción sin precedentes del año pasado. También se prevén resultados buenos para los otros cultivos alimentarios de menor importancia como las raíces, los plátanos y las frutas.

Las importaciones de trigo en la campaña comercial de 2003/04 se pronostican en 325 000 toneladas, volumen cercano al del año anterior. En la campaña comercial de 2003/04 (julio/junio) debería importarse un volumen elevado de 700 000 toneladas de maíz, en atención a la fuerte demanda de la industria forrajera. En 2003 se importarán alrededor de 30 000 toneladas de frijoles para satisfacer la grande demanda de este alimento básico que junto con el arroz constituyen los artículos alimenticios básicos de la dieta popular.

AMÉRICA DEL SUR

ARGENTINA (30 de mayo)

La siembra de la cosecha de trigo de 2003 está a punto de comenzar en las principales zonas productoras del centro y del sur, en una superficie pronosticada provisionalmente entre 6 y 6,3 millones de hectáreas, comparada con una media de 6,2 millones de hectáreas sembradas en los últimos cinco años. Para este año se prevé un uso de fertilizantes más intensivo que en 2002. El año pasado los productores de trigo, ante la incógnita sobre la situación del mercado, se abstuvieron en gran medida de comprar insumos agrícolas, lo que dio lugar a la producción de trigo más reducida desde la campaña de 1996/97. En las últimas semanas unas lluvias fuertes trastornaron las operaciones de recolección de la cosecha de maíz de 2003. Para mediados de mayo se había recogido alrededor del 74 por ciento de la cosecha. La producción debería de ser de alrededor de 15 millones de toneladas, frente a los 14,7 millones de toneladas del año pasado, lo que representa un volumen inferior en aproximadamente un millón de toneladas a la media de los últimos cinco años, de resultas principalmente de la disminución de la superficie sembrada. La producción de sorgo de 2003 debería de ser ligeramente inferior a la media. La producción arrocera de este año se estima provisionalmente en 770 000 toneladas, que se comparan con una media quinquenal de un millón de toneladas. La merma se debe principalmente a una superficie sembrada inferior a la media, como trasunto de la decisión de los agricultores de pasar a cultivos más rentables. Los programas de socorro del gobierno, ejecutados en colaboración con organismos internacionales de bienestar social, han contribuido a aliviar la difícil situación alimentaria que estaban atravesando algunas partes de la población debido a los problemas económicos que han afectado al país.

BOLIVIA (30 de mayo)

Las lluvias fuertes caídas al final de marzo en Larecaja, en el Departamento nordoccidental de La Paz, provocaron derrumbes y graves daños a las viviendas aldeanas, resultando afectadas alrededor de 700 familias. Las organizaciones internacionales, con la colaboración de las autoridades locales, han prestado ayuda de socorro. En el principal Departamento productor de Santa Cruz, situado en la parte oriental del país, se ha terminado de recoger la cosecha de trigo de verano (sembrada en octubre y diciembre de 2002), mientras que está muy avanzada la siembra de la cosecha de invierno que se recogerá a partir de septiembre. Los pronósticos iniciales indican que se obtendrá una producción total de trigo (ambas cosechas) de nivel medio. La recolección de la primera cosecha de maíz de 2003, sembrada en otoño de 2002, está prácticamente terminada con buenos resultados, mientras que la siembra de la cosecha de la segunda temporada está a punto de comenzar. Los pronósticos iniciales indican una producción total de maíz (ambas cosechas) superior a la media.

Se pronostica que en la campaña comercial de 2003/04 (julio/junio) el volumen de las importaciones de trigo será semejante al del año anterior (250 000 toneladas).

BRASIL (30 de mayo)

Las condiciones atmosféricas están favoreciendo la siembra de la cosecha de trigo en los grandes estados productores del sur, en los que se prevé un aumento de la superficie sembrada y la utilización de semillas de mejor calidad. En consonancia con el programa oficial de aumento de la producción de trigo, la cosecha que comenzará a partir de agosto debería de arrojar una producción récord de 4,1 millones de toneladas, muy superior a la media quinquenal de 2,5 millones de toneladas. El incremento previsto contribuirá a reducir la dependencia del país respecto de las importaciones de trigo, estimadas en un promedio de alrededor de 7 millones de toneladas por año. Se ha comenzado a recoger la cosecha de maíz de la segunda temporada (“zafrinha”), de la que se prevé una producción excelente de aproximadamente 9 millones de toneladas. La producción de maíz para 2003 (primera y segunda campaña agrícola) debería alcanzar un volumen sin precedente de 42,8 millones de toneladas, como consecuencia de un aumento de la superficie sembrada con respecto a la media y, principalmente, de un incremento de los rendimientos obtenidos hasta ahora con respecto a lo normal. La recolección de la cosecha de arroz ha terminado hace poco con la obtención de 11,1 millones de toneladas, que se comparan con la media de 10,5 millones de toneladas de los últimos cinco años y con el volumen de 10,7 millones de toneladas obtenido en 2002.

COLOMBIA (30 de mayo)

Unas lluvias entre normales y copiosas recibidas principalmente en las zonas costeras del Caribe y en el noroeste favorecieron la siembra de las cosechas de cereales de la primera temporada de 2003/04 actualmente en curso. Según los pronósticos, la superficie sembrada de trigo será semejante a la del año anterior (17 000 hectáreas).

Se ha comenzado a sembrar la primera cosecha de maíz (principal) de 2003, y se pronostica provisionalmente un leve aumento tanto de la superficie sembrada como de los rendimientos con respecto al nivel medio alcanzado en 2002. En el departamento central de Tolima y en el departamento nordoccidental de Córdoba ha terminado hace poco la recolección de las cosechas de arroz de regadío de 2003. La otra cosecha importante de arroz, la de secano que se produce en Los Llanos (en la parte oriental del país) se recoge hacia el final del verano. La producción total de arroz en 2003 se pronostica provisionalmente en un volumen ligeramente superior a la media de 2,4 millones de toneladas.

Se continúa distribuyendo ayuda alimentaria de la comunidad internacional a la población desplazada en diversas partes del país, víctimas de los disturbios civiles que afectan al país desde hace mucho tiempo.

Las importaciones de trigo en la campaña comercial de 2003 (enero/diciembre) deberían aumentar un poco con respecto al año anterior en que se importó 1,1 millón de toneladas. También se prevé un aumento de las importaciones de maíz en 2003 (enero/diciembre), de 2,1 millones de toneladas a 2,2 millones de toneladas. Las de arroz deberían de ser semejantes a las 160 000 toneladas importadas en la campaña comercial de 2002 (enero/diciembre).

CHILE (30 de mayo)

Se ha comenzado a sembrar la cosecha de trigo de 2003 en condiciones atmosféricas en general secas, y se pronostica una superficie sembrada ligeramente superior a la media, cercana a la de 2002. Está casi terminando la recolección de la cosecha de maíz de 2003, cuya producción se estima provisionalmente en un volumen superior a la media de 920 000-940 000 toneladas.

Las importaciones de trigo en la campaña comercial de 2002/03 (diciembre/noviembre) se pronostican en alrededor de 300 000 toneladas, volumen cercano al del año anterior, mientras que las importaciones de maíz en la campaña comercial de 2003/04 /febrero/enero) deberían estar entre 1,2 millones de toneladas y 1,3 millones de toneladas.

ECUADOR (30 de mayo)

Se ha comenzado a recoger la cosecha de maíz de la primera temporada (principal) de 2003, principalmente amarillo. Las perspectivas son malas debido a que las plantaciones se vieron afectadas por el tiempo seco imperante entre finales de 2002 y enero de 2003 y por las lluvias intensas caídas posteriormente, durante febrero y marzo. La siembra de la cosecha del maíz blanco comenzará a partir de junio. El mal tiempo ha afectado a las cosechas de maíz durante tres años consecutivos. Para 2003 se prevé también una producción total de maíz de nivel bajo.

Según los pronósticos, las importaciones de trigo en la campaña comercial de 2003/04 pasarán de las 460 000 toneladas del año anterior a aproximadamente 475 000 toneladas. Las de maíz deberían mantenerse en el mismo nivel alto de 350 000 toneladas de 2002 (enero/diciembre).

PARAGUAY (30 de mayo)

La siembra de la cosecha de trigo de 2003 se ha retrasado debido a la falta de lluvias suficientes y regulares. Está prevista una siembra de trigo superior a la media de 250 000 hectáreas, debido principalmente a que los precios resultan interesantes para los agricultores. En algunas zonas productoras se había comenzado a sembrar, pero al cesar las lluvias la siembra se ha interrumpido, y las perspectivas son inciertas. A finales de mayo sólo quedaban entre 15 y 20 días aptos para la siembra. La falta de agua es grave en algunas de las zonas afectadas, como los departamentos de Alto Paraguay, Boquerón y Presidente Hayes, en los que las organizaciones internacionales están prestando ayuda de socorro.

PERÚ (26 de mayo)

La recolección de la cosecha de trigo de 2003 ha comenzado, principalmente en las sierras meridionales, donde se produce para el consumo local directo. Se pronostica una producción media de cerca de 190 000 toneladas. La recolección de la cosecha de maíz de 2003 está casi terminada, mientras que ha empezado la mayor parte de las operaciones de recolección de la importante cosecha del maíz amarillo (que representa alrededor de un 80 por ciento de la producción interna de maíz). También se pronostica provisionalmente una producción de maíz (blanco y amarillo) superior a la media. Se continúa recolectando la importante cosecha de arroz en los principales departamentos productores de Lambayeque y Piura, en el norte, y en Arequipa, en el sur. Se supone que la producción estará cercana a la media de los últimos cinco años.

Según los pronósticos, las importaciones de trigo en 2003 (enero/diciembre), principalmente para la producción de harina y de pastas alimenticias, aumentarán un poco con respecto al volumen relativamente grande importado en 2002 (aproximadamente 1 250 000 toneladas), debido a la fuerte demanda. El país es el segundo consumidor mayor de pastas alimenticias de la subregión. Las importaciones deberían de mantenerse en el mismo nivel de 2002 (600 000 toneladas), principalmente para colmar la demanda de la industria avícola.

URUGUAY (30 de mayo)

Unas lluvias entre normales y copiosas caídas en abril han favorecido la siembra de las cosechas de trigo y cebada, recién comenzada, mientras que la recolección de las cosechas de maíz y sorgo está a punto de terminar. Se pronostican provisionalmente producciones de cereales secundarios de nivel medio. También está por terminar la recolección de la importante cosecha de arroz de 2003, cuya producción se estima también provisionalmente en alrededor de un millón de toneladas, frente a la media de 1,1 millón de toneladas de los últimos cinco años.

VENEZUELA (30 de mayo)

La siembra de las cosechas de maíz y sorgo de 2003 que se recogerán a partir de septiembre ha apenas comenzado. Las perspectivas son malas como consecuencia principalmente de la falta de fertilizantes y de semillas de calidad causada por los problemas financieros de los agricultores. El maíz blanco se produce principalmente para el consumo humano, y se prevé una probable disminución del consumo por habitante en vista del descenso previsto de la producción. Las importaciones de maíz, principalmente amarillo, son para la industria forrajera. No se prevén grandes cantidades de importaciones de maíz blanco en vista de la difícil situación económica por la que atraviesa el país. Se ha comenzado a sembrar la importante cosecha de arroz de regadío, con perspectivas también malas debido a una insuficiente disponibilidad de agua en las principales zonas productoras, de resultas de una sequía trienal.

EUROPA

UE (2 de junio)

Las informaciones más recientes continúan indicando una merma de la producción de trigo en 2003, pero producciones semejantes a las del año anterior para la mayor parte de los cereales secundarios. Sin embargo, mucho dependerá todavía de las condiciones atmosféricas imperantes en las semanas venideras. La llegada de algunas lluvias importantes en mayo en los países septentrionales benefició a los cultivos que habían sufrido las consecuencias de la sequía. La FAO mantiene su pronóstico anterior para la producción total de trigo de la UE en alrededor 103 millones de toneladas, aproximadamente 1 millón de toneladas menos que en 2002. Mientras es casi seguro que la superficie sembrada será menor este año, teniendo en cuenta las apreciables reducciones previstas en Francia y, sobre todo, Alemania, los dos productores mayores, y los informes sobre daños importantes causados por las heladas en algunas partes septentrionales, las perspectivas para los rendimientos siguen siendo muy inciertas. La producción total de cereales secundarios en la UE se pronostica en casi 107 millones de toneladas, cifra prácticamente igual a la del año pasado. La campaña del arroz está comenzando en los países productores de la UE. Se pronostica provisionalmente un aumento de la superficie total, debido principalmente al incremento previsto en Italia. En los países afectados por la sequía del año pasado, a saber Francia, Portugal y España, se pronostica una recuperación de la producción. En consecuencia, la producción total para la UE se pronostica ahora en 2,7 millones de toneladas, un 2,4 por ciento más que en 2002.

ALBANIA (2 de junio)

Unas precipitaciones superiores a lo normal caídas en otoño e invierno han favorecido en general a la cosecha de trigo de invierno, tras las condiciones excepcionalmente secas imperantes el año pasado, y es probable que la producción de trigo de 2003 se recupere a un nivel más cercano a la media de los últimos cinco años. Pero es verosímil que la disminución de las precipitaciones a partir de marzo haya tenido efectos negativos en los cereales de primavera. En el marco de la operación de urgencia a favor de la región balcánica, en 2003 el PMA continuará prestando ayuda alimentaria a las personas aquejadas de inseguridad alimentaria en el país.

BELARÚS (28 de mayo)

Los informes más recientes indican que la producción total de cereales será de poco más de 5 millones de toneladas, o sea alrededor de un millón de toneladas menos que en 2002. Un invierno y una primavera relativamente fríos han comprometido la producción de cebada y centeno, los dos cereales principales. En la producción total de cereales estimada se incluyen aproximadamente 1,8 millones de toneladas de cebada, 1,4 millones de toneladas de centeno y más de 1 millón de toneladas de trigo.

BOSNIA Y HERZEGOVINA (3 de junio)

Los informes más recientes apuntan a una producción de cereales algo menguada para este año, situada en 1,2 millones de toneladas, frente a los 2,3 millones de toneladas de 2002. Los rendimientos del trigo son relativamente inferiores a los del año pasado, y se prevé una producción de 195 000 toneladas, unas 100 000 toneladas menos que la cosecha sin precedentes del año pasado. El maíz es el cereal principal que se cultiva, cuya producción, prevista en 908 000 toneladas, depende de las inundaciones y precipitaciones que se registren en el verano, que muy a menudo afectan a los cultivos de toda la región. La utilización total de cereales se estima en alrededor de 1,9 millones de toneladas. El déficit, estimado en 510 000 toneladas, se colmará con importaciones comerciales y con 100 000 toneladas de ayuda alimentaria.

BULGARIA (2 de junio)

Las perspectivas para las cosechas de cereales de invierno son malas debido a una siembra menguada y tardía y a unas condiciones atmosféricas desfavorables que determinaron niveles de destrucción invernal superiores a lo normal. La producción de trigo se pronostica en sólo 2,4 millones de toneladas, frente a los 3,6 millones de toneladas del año pasado. Análogamente, también se prevé una cosecha de cebada de invierno sensiblemente reducida de alrededor de 520 000 toneladas (2002:1,1 millón de toneladas).

CROACIA (3 de junio)

Las informaciones más recientes indican que la producción total de cereales de este año, estimada en poco más de 3 millones de toneladas, es inferior en unas 650 000 toneladas a la de 2002. Según los pronósticos, la producción de maíz disminuirá a 2 millones de toneladas, o sea unas 500 000 toneladas menos que el año pasado. El pronóstico provisional relativo al maíz se basa sobre unas superficies relativamente menores sembradas con maíz y una primavera tardía. Pero mucho dependerá de las condiciones atmosféricas y de los rendimientos. La producción de trigo se estima en 840 000 toneladas, frente a las 988 000 toneladas del año pasado.

ESTONIA (2 de junio)

Los informes más recientes apuntan a una producción total de cereales de 525 000 toneladas, volumen ligeramente inferior al del año pasado. En esta cifra se incluyen unas 150 000 toneladas de trigo y 375 000 toneladas de cereales secundarios, principalmente cebada. La necesidad total de importación de cereales para la siguiente campaña comercial se estima en 243 000 toneladas, incluidas 104 000 toneladas de trigo y 139 000 toneladas de cereales secundarios.

EX REPÚBLICA YUGOSLAVA DE MACEDONIA (2 de junio)

Las perspectivas iniciales para la próxima campaña de los cereales de invierno de 2002/03 son satisfactorias gracias a unas precipitaciones abundantes recibidas durante una parte del verano que aseguraron la reconstitución de los niveles de humedad del suelo tras el período de seca anterior.

FEDERACIÓN DE RUSIA (29 de mayo)

Los informes más recientes apuntan a una producción total de cereales de este año sensiblemente inferior (de no más de 70,5 millones de toneladas), que se compara con la producción mejorada de los dos últimos años (de 85 millones de toneladas en 2002). Se prevé que la producción total de trigo ascenderá a alrededor de 36,5 millones de toneladas, o sea aproximadamente un 28 por ciento menos que en 2002. La producción de cebada, pronosticada en 17,5 millones de toneladas, es inferior en alrededor de un millón de toneladas a la del año anterior. Las razones principales que explican la merma de la producción de cereales son el invierno extremadamente frío y la insuficiente cubierta de nieve registrada durante diciembre y enero, así como el retraso de la primavera. Según las estimaciones, la destrucción invernal afectó a 3 millones de hectáreas de cereales y la siembra tardía de primavera tendrá repercusiones en los rendimientos.

Se pronostica que las exportaciones de cereales en la campaña comercial de 2003/04 no superarán, en el mejor de los casos, los 5 millones de toneladas, incluidos 3 millones de toneladas de trigo y 2 millones de toneladas de cebada. En cambio, las exportaciones totales durante la campaña comercial que está terminando se estiman ahora en alrededor de 16,8 millones de toneladas, incluidos 13,5 millones de toneladas de trigo y casi 3,2 millones de toneladas de cebada.

Se continúa necesitando ayuda alimentaria selectiva para las personas desplazadas y para la población vulnerable de Chechenia, en vista de los disturbios civiles y de las operaciones militares en curso. El PMA ha comenzado a distribuir unas 34 041 toneladas de productos alimenticios básicos a aproximadamente 290 500 personas desplazadas y personas vulnerables en Chechenia e Ingushetia.

HUNGRÍA (2 de junio)

La superficie sembrada con trigo de invierno se estima cercana al nivel del año anterior, y se señala que la situación de los cultivos al final del invierno es satisfactoria. Pese al retraso de la primavera, los rendimientos pueden mejorar algo respecto de los niveles reducidos a causa de la sequía del año pasado, y la producción se pronostica en 4,2 millones de toneladas (2002: 3,9 millones de toneladas). Se supone, sin embargo, que el comienzo tardío de la primavera afectará sensiblemente al volumen de la cosecha de cereales de este año. Las largas demoras registradas en la terminación de los trabajos de campo de primavera, que en muchos casos superaron la fecha última para la siembra de la cebada, inducirá con toda probabilidad a pasar del cultivo de cebada al cultivo de maíz, aunque todavía no se dispone de cifras definitivas sobre la siembra.

LETONIA (2 de junio)

Los informes más recientes indican para este año una producción de cereales ligeramente menguada, de 980 000 toneladas, que se compara con la de poco más de un millón de toneladas de 2002. Las condiciones atmosféricas extremas imperantes durante el invierno comprometieron algunas tierras de cultivo. La utilización total de cereales se estima en 1,3 millones de toneladas y la necesidad de importación de cereales para la campaña comercial de 2003/04 en 151 000 toneladas.

LITUANIA (2 de junio)

La producción total de cereales de este año se estima en 2,4 millones de toneladas, o sea aproximadamente 100 000 toneladas menos que en 2002. El trigo de invierno se vio comprometido por las condiciones rigurosas del tiempo, y la producción de este año pasará de las 900 000 toneladas de 2002 a 800 000 toneladas. Según se prevé, la producción total de cereales secundarios ascenderá a 1,6 millones de toneladas, volumen semejante al del año pasado. Las exportaciones de cereales durante la campaña comercial de 2003/04 se estiman en 168 000 toneladas, mientras que las importaciones en 105 000 toneladas.

MOLDOVA (3 de junio)

Los informes más recientes del gobierno señalan cuantiosas pérdidas de cereales de invierno a causa de las heladas, a la vez que un invierno excepcionalmente largo impidió la siembra de primavera y la resiembra del trigo, la cebada y el maíz. Además, durante los dos últimos meses decisivos ha habido una sequía que afectó a los cultivos de cereales de invierno y retrasó notablemente la siembra de primavera. El gobierno estima que en esos meses se perdió casi toda la cebada de invierno y tres cuartas partes del trigo de invierno a causa de las heladas y la sequía. Por lo tanto, la producción total de cereales se estima en menos de un 50 por ciento de la del año pasado, que fue de 2,3 millones de toneladas. La producción de maíz se pronostica provisionalmente en 900 000 toneladas, pero dependerá mucho de las precipitaciones que se reciban en el verano y de los insumos disponibles. Las heladas invernales perjudicaron también grandes extensiones de árboles frutales, que son una fuente importante de divisas y una fuente de ingresos para un gran número de familias. Lo cual comprometerá sensiblemente su acceso a los alimentos y la capacidad de importarlos. Se necesitará ayuda para neutralizar las repercusiones de dichas pérdidas en una gran parte de la población.

POLONIA (2 de junio)

Como en algunas otras partes de la región, los cereales de invierno sufrieron las consecuencias de un crudo y prolongado tiempo invernal. Según estimaciones, la superficie sembrada con trigo de invierno se ha reducido en alrededor de un 3 por ciento respecto del año anterior, y las pérdidas debidas a las heladas podrían representar un 5 por ciento de dicha reducción. El incremento de la superficie sembrada con trigo de primavera puede que compense algo la reducción de la superficie de invierno, pero la superficie total sembrada en 2003 será con toda probabilidad algo menor que en 2002. También se prevé una disminución de los rendimientos, pronosticándose actualmente la producción de trigo en 8,4 millones de toneladas, frente a los 9,3 millones de toneladas del año pasado. Con respecto a los cereales secundarios, deberían de disminuir las cosechas de centeno y cebada de invierno por las mismas razones que el trigo. En cambio, debería de aumentar la superficie sembrada con cebada y maíz de primavera en compensación por las pérdidas sufridas en la superficie sembrada con cereales de invierno y gracias a los precios interesantes de los cereales forrajeros. Se pronostica que la producción total de los cereales secundarios se mantendrá cercana al volumen de alrededor de 17,1 millones de toneladas de los años anteriores.

REPÚBLICA CHECA (2 de junio)

La superficie sembrada con cereales de invierno descendió, y algunas zonas sufrieron daños causados por el mal tiempo imperante en el invierno y, principalmente, las inundaciones. Según se prevé, la producción de cereales será algo inferior a la media de los últimos años.

REPÚBLICA ESLOVACA (2 de junio)

Las perspectivas para los cereales de invierno en la República Eslovaca son semejantes a las de las otras partes de la región, en las que se prevé una producción menguada, pero la siembra de primavera ha sido en general favorable.

RUMANIA (2 de junio)

En Rumania, las perspectivas para las cosechas de invierno de 2003 han empeorado tras un comienzo prometedor de la campaña durante el período de siembra. El mal tiempo imperante durante el invierno ha hecho rebajar el pronóstico de la producción de trigo con respecto a los 6 millones de toneladas previstos. Volumen que igualmente sería muy superior a la producción reducida por la sequía del año anterior. Aunque la siembra de primavera se ha retrasado notablemente debido a la prolongación de las condiciones atmosféricas invernales, las abundantes reservas de humedad del suelo favorecerán este año el desarrollo de los cultivos de maíz.

SERBIA Y MONTENEGRO (3 de junio)

Según se prevé, la producción total de cereales disminuirá en más de 400 000 toneladas con respecto a la buena cosecha del año pasado, estimada en alrededor de 8,2 millones de toneladas. Debido a un invierno relativamente frío y a una primavera tardía, la cosecha de trigo se estima en 2 millones de toneladas, que se comparan con los 2 240 000 toneladas de 2002. Mientras que la de maíz se pronostica en alrededor de 5 millones de toneladas, unas 500 000 toneladas menos que el año pasado. Las estimaciones del maíz son provisionales y dependen mucho de las precipitaciones e inundaciones del verano.

Actualmente, el PMA está prestando asistencia a unos 96 844 refugiados en Serbia y Montenegro, mientras que la CICR está ayudando actualmente a unas 59 000 personas desplazadas en el interior del país (PDI).

UCRANIA (28 de mayo)

Un invierno excesivamente frío, una cubierta de nieve insuficiente y una primavera más bien fría y tardía han comprometido seriamente la cosecha de este año. En el último invierno se perdieron cerca de 3,7 millones de toneladas a causa de las heladas. La cosecha total de cereales se estima ahora en poco más de 29 millones de toneladas, frente a los 36 millones de toneladas del año pasado. La FAO calcula la producción total de trigo en alrededor de 10,5 millones de toneladas, o sea un volumen inferior en más del 46 por ciento a la cosecha del año pasado. En cambio, la producción de cebada, estimada en 11,3 millones de toneladas, es superior en alrededor de un millón de toneladas a la del año pasado, en vista de su resistencia a las condiciones atmosféricas relativamente frías de la primavera y del aumento de las superficies sembradas con cebada de primavera. La producción de maíz, pronosticada en alrededor de 4,2 millones de toneladas, ha crecido en más de 1,1 millón de toneladas.

Las exportaciones totales de cereales durante la campaña comercial de 2003/04 se pronostican en alrededor de 6,6 millones de toneladas, o sea sólo un 54 por ciento de las exportaciones efectuadas durante la campaña comercial que está terminando. Las exportaciones de trigo en la próxima campaña comercial se estiman en 2,5 millones de toneladas, que se comparan con los 8 millones de toneladas exportados durante la campaña comercial de 2002/03.

AMÉRICA DEL NORTE

CANADÁ (2 de junio)

Se pronostica que la producción de cereales se recuperará de forma pronunciada en 2003 tras la producción menguada a causa de la sequía del año anterior. La encuesta oficial efectuada en marzo sobre las intenciones de siembra apunta a un incremento marginal de la superficie sembrada con trigo en 2003. Una superficie récord de trigo de invierno sembrada en Ontario compensaría con creces el decrecimiento previsto en las plantaciones de trigo de primavera en la parte occidental del Canadá. Ahora bien, la superficie total cosechada debería de aumentar en un 25 por ciento debido a un menor abandono de tierras, y se prevé que los rendimientos medios aumentarán un 32 por ciento. Por consiguiente, la producción se pronostica en 24,6 millones de toneladas, un 57 por ciento más que en 2002. También debería recuperarse de forma pronunciada en 2003 la producción de los cereales secundarios pese a una reducción de la superficie sembrada. El menor abandono de tierras debería traducirse en un aumento apreciable de la superficie cosechada con respecto a 2002, y también se prevén rendimientos mejorados. La producción total de cereales secundarios se pronostica en 27,4 millones de toneladas.

ESTADOS UNIDOS (2 de junio)

Según pronósticos oficiales, la producción de trigo de los Estados Unidos en 2003 se recuperará fuertemente a 57,5 millones de toneladas, un 31 por ciento más que el año anterior debido a un aumento tanto de la superficie sembrada como de los rendimientos. El pronóstico más reciente basado en las encuestas indica un aumento del 37 por ciento de la producción de trigo de invierno con respecto a 2002, a causa del aumento de la superficie sembrada, la disminución del abandono de tierras y un incremento de los rendimientos. Además, los rendimientos medios y la relación media entre la superficie sembrada y la superficie cosechada, supuestos para los últimos cinco años, dan como resultado una producción mayor del trigo de primavera, pese a que en el informe del 31 de marzo de ‘Prospective Plantings’ las intenciones de siembra arrojan un resultado contrario. Lo mismo que para el trigo, también se pronostica que la producción de los cereales secundarios se recuperará, con respecto al volumen reducido a causa de la sequía del año pasado, a 278,5 millones de toneladas, casi un 14 por ciento más que el año anterior. De este total, se pronostican para el maíz 255,5 millones de toneladas, debido a un aumento tanto de la superficie cosechada como de los rendimientos. También se prevén cosechas mayores de sorgo, cebada y centeno. Ya se ha sembrado la mayor parte de la cosecha de arroz de 2003, aunque ha habido informes sobre algunos retrasos registrados en California, el principal estado productor. El pronóstico más reciente del USDA cifra la producción en poco más de 9 millones de toneladas, casi un 6 por ciento menos que en 2002, debido a un fuerte descenso de la superficie sembrada con arroz de grano largo. El descenso registrado en la superficie total sembrada con arroz se debió principalmente a unos precios al productor nada atrayentes.

OCEANÍA

AUSTRALIA (2 de junio)

Después de las lluvias caídas en mayo se han comenzado a sembrar los cultivos de trigo y cereales secundarios de invierno de 2003. Ahora bien, aunque los informes meteorológicos más recientes indican una estación de las lluvias normal, dado que ya no existe el fenómeno de El Niño que en la campaña anterior provocó sequías, a principios de junio algunas zonas todavía aguardaban la llegada de precipitaciones suficientes. Los primeros indicios sobre las intenciones de siembra de los agricultores apuntan a un incremento apreciable de la superficie sembrada este año con cereales de invierno para compensar la escasa producción y magros ingresos obtenidos el año pasado a causa de la sequía. Dado el comienzo satisfactorio de la siembra, y suponiendo condiciones atmosféricas normales en lo que resta de la campaña, se pronostica una cosecha de trigo de unos 24 millones de toneladas, cercana a la cosecha sin precedentes de 2001. También se prevé una fuerte recuperación de la cosecha de cereales secundarios de invierno con respecto al nivel bajo del año anterior. La cosecha de arroz de 2003, cuya recolección está casi terminada, resultó muy damnificada por la sequía del año pasado. La producción se pronostica oficialmente en apenas 370 000 toneladas, volumen inferior en más del 70 por ciento al de 2002, y una de las cosechas menores que se hayan obtenido en el país.


Paginà anteriorInicioPaginà siguiente