Previous PageTable Of Contents

VIII. ESTADO ACTUAL DE LA INFORMACION SOBRE RECURSOS
FORESTALES Y CAMBIO EN EL USO DE LA TIERRA

(DAVID MORALES,CARLOS CALVO, CONSULTORES FAO)

Introducción

Un país con apenas una superficie terrestre de 51.100 Km2 y 589.000 km2 de mar territorial, aunque su tamaño es el 0.01 % de la superficie terrestre, alberga el 4 % de la biodiversidad mundial, tiene una longitud de costas de 210 km en el Caribe y 1106 km en él Pacifico.

Esto se considera por la posición geográfica en el trópico, que formo un puente entre dos masas continentales, las costas y su sistema montañoso, que permitió una variedad de numerosos microclimas.

Costa Rica tiene una topografía muy variable con una cadena de montañas de origen volcánico que divide al país en dos, con elevaciones que llegan a 3819 metros sobre el nivel del mar, valles intermontanos y planicies costeras en el Caribe y en el Pacífico. La precipitación promedio anual varia entre l700 mm en la costa Pacífica en Guanacaste a más de 3000 mm en la costa Caribe y en las llanuras del Norte. Las temperaturas promedio en la costa Caribe es de 26 ° C, 27.8 ° C en la Pacífica y 22 ° C en el Valle Central.

En el país hay 12 zonas de vida, identificadas de acuerdo al Sistema del Dr. L. Holdridge, aunque también hay 11 zonas que se ubican en transición entre una y otra zona de vida (CCT 1993).

La economía del país desde los tiempos coloniales ha estado ligada al desarrollo agropecuario principalmente cultivos básicos, ganadería y más recientemente a cultivos de exportación no tradicionales (flores, helechos entre otros), esto siempre incentivó la tala de bosques acción que causo el deterioro de los suelos; en el año 1970 había un 55 % cubierto de bosques (CCT 1992) y para el año 1983 los bosques representaban el 26,10 % (Junkov l985), de acuerdo a los datos del FRA – 2000 de FAO, el bosque en el país es de 2.066 millones de hectáreas un 40.43 %, mostrándonos una reversión del proceso de deforestación, resultado de las políticas de incentivos a la reforestación, manejo del bosque y conservación (servicios ambientales).

El país ha desarrollado un Sistema Nacional de Áreas de Conservación, bajo el cual se protegen diferentes áreas de gran importancia por la biodiversidad que en ella se encuentran, está compuesto de 33 parques nacionales, 8 reservas biológicas, 31 zonas protectoras, 11 reservas forestales, 49 refugios de vida silvestre, 14 humedales, 1 monumento nacional, 2 reservas naturales absolutas y 9 de otras áreas, estas representan el 25.56 % del total del país.

Costa Rica ubicado en el Istmo Centroamericano se divide en 7 provincias, con una población cercana a los 4 millones de habitantes, de la cual un 50 % reside en el Valle Central que tiene el 4 % de la superficie del país, la ciudad capital es San José.

Tiene una estabilidad social reconocida en el mundo, con indicadores de desarrollo humano sostenible de países desarrollados.

Descripción de los recursos forestales en el país

• Superficie forestal, bosques naturales y plantados.

En Costa Rica, de acuerdo a varios autores y así lo establece el PNDF (2001), el 62.8 % del territorio del país debe estar bajo cubierta boscosa sean de uso forestal ó de protección absoluta. Esto nos indica que se debe recuperar un 22,37 % alrededor de 11.431.07 Km2 del territorio nacional, que actualmente están dedicadas a usos agrícolas, ganaderos u otros usos, situación que genera degradación de los suelos.

La cobertura boscosa, experimentó en la década de 1990 a 1999 un cambio favorable con respecto a la tendencia de decrecimiento que esta mostró entre los años 1961 y 1987. Esto producto de cambios en la política forestal que le fueron asignados al Ministerio de Recursos Naturales Energía y Minas en l986; que luego paso a llamarse el Ministerio de Ambiente y Energía.

Dentro de los instrumentos que permitieron esa recuperación de la cobertura, se encuentran los incentivos forestales hasta el año 1996 con los que se logró reforestar 147.257.55 hectáreas, de ahí en adelante el Sistema de Pago de Servicios Ambientales, el cual ha promovido la recuperación de áreas que fueron dedicadas a la ganadería y que habían sido abandonadas principalmente por la poca rentabilidad de esta actividad.

Con el cuadro siguiente se mostrará datos de cobertura boscosa hasta el 1997, para el cual se utilizaron diversas fuentes y con el fin de cumplir con el análisis, se estandarizó la información bajo las clasificaciones de la tierra, definidas en el esquema de la FAO (FRA – 2000, Términos y Definiciones) debido a que en los estudios más viejos el nivel de clasificación era muy general, para hacer la comparación se unieron las clases bosque y otras formaciones leñosas para presentarlas como bosque, esto en el caso de los datos FAO, 1997.

Cuadro 1.

Áreas de Bosque y otras Áreas en Hectáreas de 1977 a 1997

Año

Bosque

Porcentaje

Otras Áreas

Porcentaje

1977

2.087.946

40.86

3.022.054

59.14

1979 *

3.680.085

72.86

1.428.337

27.70

1983

1.333.710

26.10

3.776.290

73.90

1987

1.476.279

28.89

3.633.729

71.11

1992 *

2.760.707

54.08

2.344.575

45.92

1997 **

2.065.551

40.44

2.557.370

50.50

1997

2.066.000

40.43

3.044.000

59.57

Fuente: Elaboración propia, con datos de IMN (1996), Castro, R. (1997) y FRA - 2000 de FAO.

* La información de 1979 y 1992 del IMN (1996), se incluyeron como registros históricos, pero no son representativos de la tendencia de cobertura boscosa

** Para el año 1997 FONAFIFO, CCT y CIEDES (1997), 462.791 hectáreas, quedaron fuera de análisis, debido a que eran nubes, sombras y no había cobertura satelital.

En el cuadro se muestra que el año con mayor cobertura forestal fue en 1977, entre 1970 y 1987 el área de bosque fue de un promedio de 27 % del país, pero ya para el año 1997 vuelve a situarse en 40.44 % mostrando esto que se revertió el proceso de disminución de la cobertura boscosa, que había sido causado principalmente por la política de gobierno que fomentaba el desarrollo de la ganadería en detrimento de los bosques.

Diferentes estudios realizados en el país, desde 1977 han valorado la cobertura boscosa así como los cambios sufridos por esta debido a la deforestación tradicional de tumba de árboles y quema, motivada por las políticas de gobierno de fomento a la ganadería entre los años 1960 a 1990, aparte de que en esos años muchos pobladores del Valle Central, empezaron a migrar a áreas forestales para convertirlas a otros usos, principalmente a que la población y la pobreza rural habían experimentado un aumento.

Estos procesos generaron mucha degradación en el ambiente, lo que generó preocupación en los gobernantes y dio como resultado la implementación de incentivos forestales y nuevas leyes forestales.

El cuadro siguiente nos muestra la tasa de deforestación, para varios años, determinada por diferentes estudios, entre ellos Sylvander (1977); Perez y Protty (1977); Junkov (1985); Garita (1987); y Cyrus (1992), citados por Castro, R. 1997.

Cuadro 2.

Tasas de Deforestación entre Años 1977 y 1996

Año

Tasa de Deforestación (Hectáreas)

1977

52.000

1977

42.000

1983

43.550

1985

42.000

1987

32.000

1992

17.947

1996

18.000

De acuerdo a los datos del FRA – 2000, de F.A.O. la cobertura de la tierra existente en el país, se presenta en el siguiente cuadro.

Cuadro 3.

Cobertura Boscosa de Costa Rica para el Año 1997

Cobertura de la Tierra

Área ( Km. 2)

Porcentaje

Bosque

Cerrado

18.800

36.79

 

Plantaciones

1.780

3.48

Otras Formaciones

Arbustos

80

0.16

Otras Tierras

30.440

59.57

TOTAL

51.100

100

Los bosques naturales en el país cubren una superficie de 1.888.000 hectáreas, de estas 1.144.527 hectáreas se encuentran en manos de propietarios privados y 743.473 hectáreas en poder del estado, bajo diferentes categorías de áreas protegidas.

En Costa Rica de 1964 a 1978 se habían reforestado 285.1 hectáreas (CCT 1992), de 1979 en adelante se inicia la reforestación comercial, como parte del sistema de incentivos forestales que contemplaba la Ley Forestal N º 4465 de l969.

Desde ese año principalmente por el desconocimiento del manejo silvicultural de las especies nativas, se utilizaron especies exóticas como Eucalipto, Melina, Teca, Laurel, Terminalia ivorensis, Jaúl y Coníferas. Las áreas de mayor desarrollo en cuanto a la reforestación son las zonas Norte, Caribe, Sur y Chorotega.

En los años 90, empiezan a utilizarse especies nativas para la reforestación, producto de diversas investigaciones que la Organización de Estudios Tropicales, Instituto Tecnológico de Costa Rica, la Universidad Nacional y el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza, habían implementado en la década del ochenta.

Desde l979 al año 2000, el estado costarricense fomento la reforestación con incentivos forestales y más recientemente con el sistema de pago de servicios ambientales, en una superficie de 154.018 hectáreas, esta inversión es del orden de 135.3 millones de dólares. De esta área, 42.461 hectáreas fueron reforestadas de 1988 a 1996, por pequeños campesinos ó sus organizaciones, dentro del Programa Desarrollo Campesino Forestal del MINAE.

Dentro de los esfuerzos realizados, está el establecimiento de 69 fuentes semilleras con una superficie de 270.73 hectáreas, ubicadas en todo el territorio nacional.

Las plantaciones forestales establecidas con recursos propios, tienen un área de 23.982 hectáreas, principalmente establecidas por compañías transnacionales como Stone Forestal, Flora y Fauna S.A. y Bosques de Puerto Carrillo, quienes las han establecido con mejores técnicas silviculturales.

Hay 14.741 hectáreas de plantaciones, que están certificadas por la Forest Stewardship Council (2001), no está el dato de FUNDECOR (17551 has. ), ya que es de plantaciones y bosque, no encontrándose separado.

Desde l995 los bosques plantados, generan un volumen considerable de madera, que se ha venido utilizando en construcción, mueblería y en embalajes de productos agrícolas, generándose con esto nuevas actividades, como cosecha, industrialización, transporte y construcción de aserraderos para procesar madera de diámetros pequeños.

Después del esfuerzo realizado por el estado en el fomento de la reforestación, el país se enfrenta a un reto muy importante que es inyectar la inversión necesaria para industrializar esta madera, para luego colocarla en los mercados nacional e internacional.

FONAFIFO (2000), estima que la industria forestal requerirá de una inversión cercana a los 17 millones de dólares, para el procesamiento de diámetros menores provenientes de plantaciones.

El cuadro que se presenta a continuación detalla el área plantada por especie.

Cuadro 4.

Plantaciones Establecidas hasta el año 2000

Especie

Área (Hectáreas)

Porcentaje

Eucaliptos

16.600

9.3

Melina

63.500

35.7

Teca

30.300

17.0

Otras latifoliadas

48.900

27.5

Pinos

6.200

3.5

Otras Coníferas

6.400

3.6

No reportada

6.100

3.4

TOTAL

178.000

100

Del cuadro observamos que las especies más plantadas han sido la Melina con un 35.7 %, seguida por otras latifoliadas 27.5 % y Teca con un 17 %, es importante resaltar que los datos existen en forma general, pero no se pueden separar por regiones ó por años, ni tampoco hay mapas con las áreas reforestadas.

Bosques del Estado, privado y comunal

El estado ha protegido un área de 1.307.304 hectáreas que representan el 25.56 % del territorio nacional, bajo diferentes categorías de manejo, entre ellas parques nacionales, reservas biológicas, zonas protectoras, reservas forestales, humedales y refugios de vida silvestre, principalmente algunos de estos tienen categoría de Sitio de Patrimonio de la Humanidad como el Parque Internacional La Amistad, Parque Nacional Isla del Coco, Área de Conservación Guanacaste, ó de Reservas de la Biosfera la Cordillera Volcánica Central y de la Amistad, hay humedales reconocidos como Sitios Ramsar a nivel mundial tal es el caso de los Parques Nacionales Palo Verde, Isla del Coco, Refugios Nacionales de Vida Silvestre Caño Negro, Tamarindo, Gandoca - Manzanillo, Humedales Nacional Térraba - Sierpe, Caribe Noreste, Cuenca Embalse Arenal.

Debido a que en las áreas protegidas, todavía se encuentran fincas en manos privadas, el área que efectivamente está en poder del estado o sea son bosques estatales de acuerdo a (SINAC l999) es de 743.473 hectáreas que es un 14.55 % del área del país, en el siguiente cuadro se presenta por categoría de manejo que superficie pertenece al estado y a propietarios privados, las tierras privadas tienen limitaciones al uso de los recursos forestales, debido a la categoría de manejo en que se ubican.

Cuadro 5

Tenencia de Tierras Estatales

Categoría de Manejo

Área Total (Ha)

Propiedad Estatal

Propiedad Privada

   

Área (Ha)

Porcentaje

Área (Ha)

Porcentaje

Parques Nacionales

567.941

481.190

85

86.751

15

Reservas Biológicas, Monumento Nacional y Reservas Naturales Absolutas

23.300

12.660

54

10.640

46

Zonas Protectoras

157.097

37.687

24

119.410

76

Reservas Forestales

282.660

73.107

26

209.553

74

Refugios Nacionales de Vida Silvestre

175.466

71.744

41

103.722

59

Humedales (incluye manglares)

76.177

67.085

88

9.092

12

TOTAL

1.282.641

743.473

56

539.168

44

Fuente: SINAC (1999)

Hay otras tierras de bosque que son del estado y que están bajo administración del Instituto de Desarrollo Agrario, estas áreas son los bosques de los asentamientos campesinos que protegen nacientes de agua, que abastecen a las comunidades cercanas, pero no hay información de cuánta es el área que cubren estos bosques.

Las tierras cubiertas por bosque que son de propiedad privada abarcan una superficie de 1.322.527 hectáreas el 25.9 % del país, de esta área si no tomamos en cuenta las plantaciones (178.000 hectáreas) el área de bosque nativo es de 1.144.527 hectáreas un 22.4 %.

Los propietarios han destinado estos bosques a protección (bajo el Sistema de Pago de Servicios Ambientales, Reservas Indígenas y las tierras protegidas por la Red de Reservas Privadas) o manejo sostenible para el año 1999 el SINAC autorizó el aprovechamiento de 7.805 hectáreas de bosque, para un volumen de 56.878 metros cúbicos bajo planes de manejo y en el año 2000 se autorizó el aprovechamiento de 5.517 hectáreas con un volumen de 52.650 metros cúbicos, otra actividad importante es la reforestación que ha generado nuevas alternativas de producción y desarrollo.

La Forest Stewardship Council (2001), ha certificado bosques de varias compañías y fundaciones, que los tienen bajo manejo sostenido, en un área de 12.552 hectáreas.

En Costa Rica el tipo de propiedad comunal, no se desarrolló mucho pues los gobiernos promovieron la propiedad individual a través de leyes tales como la de Cabezas de Familia (N ° 29) de 1934, la de Informaciones Posesorias (N ° 139) de 1941, la de Terrenos Baldíos (N ° 500) de 1949 y la del Instituto de Tierras y Colonización (N ° 2825) del año 1961, que permitían a cualquier campesino hacerse de una finca ó parcela, a través de la deforestación para así demostrar que estaban “mejorando” las tierras, estas facilidades legales dieron como resultado una mayor proporción de tierras en manos privadas que comunales.

Solo los territorios de reservas indígenas son propiedad comunal, y sobre estos quienes toman las decisiones son las Asociaciones de Desarrollo Indígena, el uso que le dan a estas tierras es principalmente la protección de bosques, en menor proporción áreas agrícolas de subsistencia (barbechos) y de pastoreo.

Las reservas indígenas del país, abarcan una superficie de 323.868 hectáreas, los mayores territorios indígenas, se localizan en la Cordillera de Talamanca.

Distribución de los recursos forestales y su accesibilidad física y legal.

La gestión del Gobierno en cuanto a servicios ambientales, autorización del uso de los recursos, la investigación, el disfrute de las áreas protegidas, actividades como la reforestación y el manejo de los bosques, se realizan en 11 áreas de conservación, estas son las zonas geográficas en que el país administra sus recursos, pero si es importante llamar la atención en que no se conoce que tipo de cobertura, ubicación y superficie hay en cada zona, ya que el mapa de cobertura es a nivel del país y no se ha hecho el esfuerzo de conocer los datos por cada una de ellas.

En el siguiente cuadro, se presentan cuales son las áreas de conservación y su superficie.

Cuadro 6.

Áreas de Conservación que integran el SINAC

Áreas de Conservación

Superficie (Hectáreas)

Guanacaste

347.800

Huetar Norte

647.900

Cordillera Volcánica Central

556.100

Tortuguero

305.000

Tempisque

752.000

Arenal Tilarán

261.800

La Amistad Caribe

620.700

Pacifico Central

547.800

La Amistad Pacifico

631.900

Osa

430.900

Marino Isla del Coco

2.300

Con respecto a Zonas Ecológicas, Gómez (1986), en su libro Vegetación de Costa Rica, identificó los siguientes tipos de vegetación:

- Vegetaciones Estacionales, encontrándose Bosques Semideciduos y Deciduos; Bosque Semideciduo; Bosque Deciduo, Sabana, Sabana Abierta; Sabana Arbolada; Sabana Húmeda.

- Ambientes Acuáticos Sabaneros, Bosque Siempreverde Estacional; Bosque Ombrofito de Bajura

- Variantes y Asociaciones; Selva Anegada Igapoide; Yolillal.

- Bosques Riparios y de Galería; Manglar; Otros Ambientes Acuáticos y Anfibios de las Bajuras

- Vegetación de la Zona Intermedia

- Vegetación de las Tierras Frías; Bosque Nuboso; Bosque Nuboso Enano; Turbera de Altura; Paramos, Puna Húmeda o Sabana Punoide de Altura.

En Costa Rica hay doce zonas de vida, aunque también hay áreas ubicadas en zonas de transición por sufrir cambios en pisos altitudinales, por precipitación, provincias de humedad, según el Sistema de Clasificación de Zonas de Vida del Mundo del Dr. L. R. Holdridge (l967), de acuerdo al CCT (l993).

Seguidamente se describen las principales zonas de vida:

Bosque Seco Tropical

Se localiza en la parte baja del Rió Tempisque, es apenas seca. Esta rodeada de una zona variable de bosque transicional húmedo fresco, que ocurre en forma de una angosta franja alrededor del Golfo de Nicoya. Es bajo y semideciduo con solo dos estratos de árboles, que generalmente son de 20 a 30 metros de altura, de fuste bajo y macizo y grandes copas planas y extendidas.

Bosque Húmedo Tropical

Hay grandes áreas que se encuentran en la Península de Nicoya, en los valles bajos del Río Grande de Tarcoles, al sur del Lago de Nicaragua, en el Valle del General y el Delta del Río Grande de Térraba, cerca de la entrada del Golfo Dulce, en las llanuras litorales al sur de Puerto Limón y en los Valles de la Estrella y Sixaola. Los bosques son altos, semideciduos o siempre verdes y de varios estratos. Los árboles del dosel tienen de 40 a 50 metros de altura y por lo general copas amplias, presentan un fuste delgado.

Bosque Muy Húmedo Tropical

Es la segunda zona de vida más extensa, hay una gran área ocupada por estos bosques: en el noreste, están las llanuras de Sarapiquí y Tortuguero y en el suroeste, las llanuras alrededor del Golfo Dulce. Este bosque es alto, siempre verde y de varios estratos. El dosel tiene unas pocas especies arbóreas que son brevemente deciduas, pero ello no cambia el característico aspecto siempre verde del bosque, los árboles del dosel que alcanzan entre 45 y 55 metros de altura, tienen las copas redondas.

Bosque Húmedo Premontano Tropical

Se encuentran en dos áreas de Costa Rica, estas dos son valles intermontanos: el Valle de San Ramón y el densamente poblado Valle Central, desde San José hasta Turrucares. Es un bosque estacional, semideciduo, de dos estratos y de mediana altura. Sus árboles del dosel son principalmente deciduos durante la estación seca y de unos 25 m de alto.

Bosque Muy Húmedo Premontano Tropical

Esta zona de vida no-transicional, ocurre, en tres áreas de Costa Rica: en las laderas más bajas del Valle de El General periféricas al Bosque Húmedo Tropical; en la región de Turrialba; y en un amplio arco sobre las laderas inferiores del Valle Central, siguiendo en una franja angosta sobre el flanco pacífico de las Cordilleras de Tilarán y Guanacaste. El bosque es entre mediano y alto, semideciduo, de dos o tres estratos, con unas pocas especies deciduas en la estación seca. Los árboles del dosel en su mayoría con de 50 a 40 m de altura, con copas desde redondas hasta extendidas, y de fuste limpio y relativamente corto.

Bosque Pluvial Premontano Tropical

Se encuentra a lo largo de la vertiente atlántica de las Cordilleras de Talamanca, Central y Tilarán; rodea completamente cada volcán de la Cordillera de Guanacaste; y existe en bandas relativamente angostas sobre la vertiente pacífica de la Cordillera Talamanca y la Fila Costeña. Es un bosque siempreverde de altura intermedia, de dos o tres estratos. Los árboles del dosel son en su mayoría de 30 a 40 m de altura, de copas redondas o en forma de paraguas, y de ramas rectas.

Bosque Húmedo Montano Bajo Tropical

Ocurre en tres áreas pequeñas de Costa Rica: al norte y al suroeste de Cartago y alrededor del pueblo de Zarcero. Estas tres áreas se consideran cercanas a la asociación climática de esta zona de vida. Este es siempreverde, abierto, de altura intermedia y con dos estratos de árboles. La mayoría de los árboles del dosel son Quercus, de 50 a 55 m de altura, con ramas grandes, y fustes gruesos y torcidos, de corteza gruesa y escamosa o áspera.

Bosque Muy Húmedo Montano Bajo Tropical

Se localiza principalmente en el centro de Costa Rica; la mayor parte está a lo largo de la ladera suroeste de la Cordillera Central, al sur de San José y Cartago, y en el valle de Dota. Este es un bosque siempreverde de altura intermedia y de dos estratos de árboles. Los del dosel son en su mayoría de 20 a 25 m de altura, aunque hay algunos Quercus que son más altos.

Bosque Pluvial Montano Bajo Tropical

Esta zona de vida ocupa grandes áreas de las laderas de barlovento de la Cordillera Central, ambas laderas de la Cordillera de Talamanca, la cima de la Cordillera de Tilarán, y alrededor de las cumbres volcánicas de la Cordillera de Guanacaste. Es un bosque siempreverde de altura que varía entre baja e intermedia con dos estratos de árboles, en su mayoría miden entre 25 y 50 m de altura, aunque el Quercus a veces alcanza 50 m.

Bosque Muy Húmedo Montano Tropical

Se encuentra en Costa Rica únicamente en la cumbre y en la ladera superior suroeste del Volcán Irazú La mayoría de la vegetación cerca del cráter fue destruida o severamente dañada por las erupciones volcánicas de 1963-1965.

Bosque Pluvial Montano Tropical

Existe extensamente en la alta Talamanca, con pequeños afloramientos alrededor de las cumbres de los Volcanes Turrialba, Irazú, Barba y Poás. Es un bosque siempreverde de altura que varía entre baja e intermedia y con dos estratos. Los árboles del dosel tienen 25 a 30 m de altura y sus fustes son bajos, macizos, sin gambas y de corteza rugosa.

Páramo Pluvial Subalpino Tropical

Esta zona de vida aquí en Costa Rica, es la representación más septentrional del páramo andino; originalmente sólo se encontraba en los picos más altos de Talamanca (Chirripó); pero ahora debido a la interferencia humana, se extiende hacia abajo en el área del Cerro de La Muerte. Es un paisaje frío, inhóspito y húmedo, arriba de los límites de la vegetación arbórea.

Cuadro 7.

Zonas de Vida de Costa Rica

Zona de Vida

Área Km2

Porcentaje

Bosque Seco - Tropical

1185.52

2.32

Bosque Húmedo - Tropical

7189.77

14.07

Bosque Muy Húmedo – Tropical

8380.40

16.40

Bosque Húmedo - Premontano

843.15

1.65

Bosque Muy Húmedo – Premontano

4317.95

8.45

Bosque Pluvial – Premontano

4394.60

8.60

Bosque Húmedo – Montano Bajo

235.06

0.46

Bosque Muy Húmedo – Montano Bajo

1124.20

2.20

Bosque Pluval - Montano Bajo

3367.49

6.59

Bosque Muy Húmedo - Montano

15.33

0.03

Bosque Pluvial - Montano

1175.30

2.30

Paramo Pluval - Subalpino

40.88

0.08

Bosque Seco - Tropical, Transición Humedo

342.37

0.67

Bosque Húmedo - Tropical, Transición Seco

1093.54

2.14

Bosque Húmedo - Tropical, Transición Perhúmedo

1543.22

3.02

Bosque Húmedo - Tropical, Transición Premontano

786.94

1.54

Bosque Húmedo - Premontano, Transición Basal

4655.21

9.11

Bosque Muy Húmedo - Tropical, Transición Premontano

2493.68

4.88

Bosque Muy Húmedo - Premontano, Transición Basal

6402.83

12.53

Bosque Muy Húmedo - Premontano, Transición Pluvial

1333.71

2.61

Bosque Pluvial - Premontano, Transición a Basal

71.54

0.14

Bosque Muy Húmedo - Montano Bajo Transición Humedo

10.22

0.02

Bosque Pluvial - Montano, Transición Montano Bajo

5.11

0.01

TOTAL

51.008.02

99.82

Fuente: CCT 1993.

Nota: El área total no concuerda con la del país, porque (91.98 Km2) son lagos.

De acuerdo al FRA - 2000 de la FAO, el país tiene principalmente las siguientes zonas ecológicas: Pluviselva Tropical; Bosque Deciduo Húmedo Tropical; Bosque Seco Tropical y Montaña Tropical.

La accesibilidad física a los bosques y plantaciones forestales del país, es por caminos lastreados y posteriormente por caminos rústicos de tierra, mucho del aprovechamiento forestal se realiza en época seca ( primeros meses del año) debido a que en época de lluvias, la condición de los caminos no permite él tránsito de camiones y otros medios de transporte.

Solo tienen acceso legal al uso de los recursos forestales, aquellos que tienen titulo de propiedad debidamente inscrito ante el Registro Público de la Propiedad, los beneficiarios de asentamientos campesinos y las Asociaciones de Desarrollo Indígenas. Si se encuentra en un área silvestre hay limitación legal para usar los recursos, si es parque nacional o reserva biológica, no pueden aprovechar nada, si es en refugio de vida silvestre, reserva forestal se debe cumplir con lo del plan de ordenamiento ambiental, preparado por SINAC (2000).

Relación de los recursos forestales y la población.

• Concentración y Potencial de los Recursos Forestales

Costa Rica desde los años cuarenta, experimentó una colonización de tierras boscosas que eran de las reservas del Estado, promovidas por las leyes que en esa época los gobiernos aprobaron para desarrollar al país, motivados por la cooperación internacional que fomentaba la ganadería.

Las principales zonas de concentración del recurso forestal, fueron las Zonas Huetar Norte, Atlántica y Sur, por lo tanto los principales asentamientos poblacionales se desarrollaron dentro de estas zonas, ya que no había bosque en el Valle Central y en la zona de Guanacaste.

Después de la preocupación sobre la problemática ambiental, que se había generado por la deforestación de 50.000 hectáreas / año en las décadas de los años sesenta y setenta, de acuerdo a Sylvander l977, Pérez y Protty l977, Junkov l985, se formularon políticas para revertir esa situación, entre estas incentivos forestales, nuevas alternativas de producción (exportación de productos no tradicionales como flores, helechos y otros) y dar la responsabilidad del sector recursos naturales a un ministerio (MIRENEM).

Debido a estos cambios generados en los años 80, esas áreas de colonización agrícola, se convirtieron en polos de desarrollo forestal, tierras reforestadas, bosques manejados, tierras de conservación bajo la red de reservas privadas (dedicadas al ecoturismo), bosques protegidos bajo el sistema de pago de servicios ambientales, o tierras bajo sistemas agroforestales.

De acuerdo al estudio de cobertura boscosa del CCT y CIEDES (l997), se puede apreciar que tanto las Zonas Huetar Norte, Atlántica y Sur, aumentaron la cobertura boscosa que en décadas anteriores perdieron, sino que se les unió el área de la provincia de Guanacaste, donde por la poca rentabilidad de la actividad ganadera, muchos dueños de fincas abandonaron sus tierras, las cuales se recuperaron naturalmente. Estas zonas son núcleos de desarrollo forestal muy importantes, que han sido gestados por diversas organizaciones nacionales y regionales, entre las que podemos citar:

- Junta Nacional Forestal Campesino;

- Cámara Costarricense Forestal;

- Asociación para el Desarrollo Agroforestal de la Región Brunca;

- Corporación de Desarrollo Forestal de San Carlos;

- Asociación de Industriales y Reforestadores del Atlántico;

- Asociación Guanacasteca de Desarrollo Forestal;

- Asociación Regional Agroforestal del Pacifico Central;

- Asociación Forestal Campesina de la Región Huetar Norte;

- Asociación Unión Forestal de Talamanca;

- Fundación para el Desarrollo de la Cordillera Volcánica Central

Con respecto a problemas de tenencia, el tipo de tenencia de tierra que domina sobre bosques, plantaciones forestales y árboles fuera de bosque, varia entre derechos de propiedad legítimos, debidamente inscritos en el Registro Público de la Propiedad, que les permite a sus propietarios solicitar a la Administración Forestal del Estado la corta de árboles en bosque, reforestar, o gozar del pago de servicios ambientales; derechos de información posesorias bajo la Ley de Informaciones Posesorias (N ° 139) de 1941, que no están inscritos, pero de acuerdo a la Ley Forestal N ° 7575 y su Reglamento, no pueden solicitar autorizaciones de uso de recursos; también muchos bosques se encuentran en régimen de tenencia por carta de venta protocolizada (documento de venta donde se indica la descripción de la tierra que se vende y los años que ha permanecido en el predio) a estos propietarios el estado no les permite aprovechar los árboles, debido a la falta de documento de inscripción en el Registro Público de la Propiedad; la otra categoría es la que el Instituto de Desarrollo Agrario otorga a un parcelero, esta es beneficiario de un asentamiento campesino, la que le permite solicitar a la AFE el aprovechamiento de árboles, aunque si se les da pero con restricciones.

Otro tipo de tenencia es la de los indígenas, que es una tierra comunal, quienes a través de las Asociaciones de Desarrollo Indígena en forma grupal, solicitan a la AFE la autorización de corta de árboles, la asignación de pago de servicios ambientales, entre otros.

El Estado también puede declarar de interés publico un bosque privado o comunal, con lo que traería procesos de expropiación y movilización a otras zonas, dificultando el acceso a los recursos forestales.

• Principales usos de los recursos por parte de la población

En las décadas de 1960 a 1980, el país tenia como principal uso comercial de los recursos forestales, la madera de aserrío de especies valiosas, como Cedrela odorata, Bombacopsis quinata, Cordia alliodora, Enterolobium ciclocarpum, Pithecolobium saman, Swietenia humilis y Terminalia oblonga, que provenían de áreas deforestadas, muchas otras especies eran quemadas en los campos pues estorbaban para la agricultura y ganadería.

Después de l980, hasta la fecha al haber disminuido el recurso forestal por la deforestación, la variedad de especies utilizadas para el aserrío se amplio, tal es el caso de Pentaclethra macroloba, Ceiba pentandra, Brosimum utile, Dussia cuscatlanica, Vochysia ferruginea, entre otras.

La industria forestal disminuyó, pero los aserraderos que quedaron son más modernos empleando equipos mas sofisticados y han introducido cambios que han elevado su rendimiento en la utilización de la troza, permitiendo utilizar especies que antes no se utilizaban y hoy día sean de alta demanda.

El uso principal ha sido el de madera para aserrío, pero unido a esto por la escasez del recurso, se gestaron procesos de integración bosque - industria, que ha permitido utilizar madera residual, con lo que se le ha dado un mayor valor al recurso forestal.

La madera aserrada, se utiliza para la elaboración de muebles de oficina, cocinas, dormitorios, construcción.

También se han usado en la industria de contrachapado, especies como Caobilla (Carapa guianensis), Cativo (Prioria copaifera), Ceiba (Ceiba pentandra) y Fruta Dorada (Virola koschnyi). Para enchapados decorativos son utilizadas el Cenízaro (Pithecolobium saman), Guanacaste (Enterolobium cyclocarpum) y Surá (Terminalia oblonga).

Un uso de la madera muy importante en el país por el auge del turismo internacional, es la industria de tornería que produce muchos artículos de artesanía que dependen de maderas llamativas como Cocobola (Dalbergia retusa), Ron-ron (Astronium graveolens), Guapinol (Hymenaea courbaril) y Nazareno (Peltogyne purpurea).

Otro uso de la madera es para palillos mondadientes, paletas para helados o uso medico, las especies utilizadas son el Jaúl (Alnus acuminata), Papayillo (Didymopanax pittieri Marchal), Guácimo blanco (Goethalsia meiantha).

Al tener que realizar raléos a las plantaciones forestales, mucho de este material se le ha dado uso en postería curada con productos químicos y existe una industria que construye cabañas o cabinas con material rollizo curado de diámetros menores a diez centímetros.

Muchos de los residuos del aprovechamiento de los árboles, se han utilizado como fuentes dendroenergéticas, en el beneficiado del café, panaderías tradicionales, pequeñas fabricas de productos de arcillas (ladrillos, losetas y otros).

Actualmente un uso muy diseminado, es la utilización de madera de plantaciones, para la construcción de cajas de embalaje o tarimas para productos agrícolas y otros.

La población local consume, madera de aserrío para construcción de viviendas, construcción de puentes sobre ríos o en obras comunales, iglesias, salones de asambleas y otras, ya que es normal que los aserraderos estacionarios, se ubiquen a bastante distancia de las comunidades rurales, el aserrío lo realizan con motosierras y aserraderos portátiles. Pues del total de aserraderos según Harsthorn (l982) y SINAC (1996) existentes en el país, aproximadamente el 60 % se ubican en el Valle Central.

Las familias en las áreas rurales, utilizan madera aserrada para construcción de viviendas, muebles rústicos, corrales para cuido de ganado vacuno, equino, porcino y caprino, postería para cercas, el aserrío lo realizan con motosierra, en algunos casos los finqueros no solicitan permiso a la AFE, porque no tienen titulo de propiedad sobre sus tierras, pero como necesitan construir la infraestructura propia de las fincas, asierran las trozas en forma ilegal.

Muchos otros productos son utilizados por las familias en el campo, como son plantas medicinales, productos alimentarios, especias, artesanías que representan un elemento importante en la economía familiar y en la economía nacional, por el auge del turismo internacional, colorantes naturales, materiales de construcción (usados por comunidades indígenas en fabricación de techos, paredes y viviendas).

FAO (2000) menciona que en el país se utilizan 500 plantas medicinales, de estas l33 se comercializan, el 82 % de estas se producen localmente (extracción o cultivo), con una producción de l70 toneladas de materia prima.

Ammour et al (l994), citado por FAO (2000), refiere que se transforman y / ó comercializan l67.37l kilogramos de plantas medicinales, el 35 % de estas provienen de la recolección de especies silvestres en hábitat naturales.

La venta de plantas medicinales, se hacen en locales de mercados municipales y también en la feria del agricultor realizada los fines de semana, en las principales ciudades del Valle Central y en cabeceras de provincia.

FAO (2000) cita que de los bosques sale mas del 90 % de los productos utilizados en la construcción de viviendas indígenas, un 86 % de ellos corresponden a productos no madereros y que se exportaron musgos y líquenes para los años l994 en un volumen de l0.492 kilogramos y en l995 12.721 kilogramos.

Un producto que es una buena fuente de ingreso para las familias que se ubican en las partes altas de las Cordilleras de Talamanca y Volcánica Central es la extracción de musgo y líquenes para la época navideña, según datos de SINAC para el año 1999 se autorizó la extracción de 2.050 sacos de lana y para el 2000 se autorizaron 10.000 sacos.

Al amparo de la Ley N ° 7317 de Vida Silvestre, en el país se han venido utilizando las plantas ornamentales que provienen de los bosques naturales, como bromelias, orquídeas y cicadas, de acuerdo a SINAC (l997) y (2001), en el periodo de l994 a l997, se autorizó el establecimiento de 31 viveros y 16 viveros en el 2000, para aprovechamiento de plantas ornamentales, que provienen de los bosques bajo manejo, esto como una forma de utilizar las plantas que se encontraban en los árboles cortados para que no se pierdan, esto representa un ingreso adicional para los finqueros.

La fauna es una fuente de dinero importante para los campesinos, porque muchos incentivados por la actividad ecoturística, se han dedicado a la construcción de zoocriaderos para el período de l994 a l997, se autorizó establecer l30 locales y para el 2000 45 locales, las especies mas criadas son el tepezcuintle (Agouti paca), venado cola blanca (Odocoileus virginianus), e iguana (Iguana iguana).

Otro producto que los finqueros utilizan es el carbón, que se produce de residuos de árboles de roble (Quercus costaricensis), provenientes de los bosques de altura de la cordillera de Talamanca; hay un caso de una asociación de finqueros en Villa Mills, que con la asistencia técnica del CATIE se organizaron para mercadear el carbón en bolsas, con el propósito de ser usado en parrilladas por los habitantes de las ciudades del Valle Central.

También un producto importante es la leña proveniente de árboles de especies forestales, según Ballestero (2000) para los años de 1998 se consumieron de leña 2092 Terajulios en residencias y 161 Terajulios en la industria, lo que representa un 31 % de la energía primaria y en el año 1999, 2346 Terajulios en consumo residencial y 160 Terajulios en consumo industrial, representando un 32.6 % de la energía primaria. Esto nos indica la gran importancia que tiene la leña como fuente de energía y su participación en el sector energético.

• Ocupación de la población en la actividad forestal.

Debido a que en el Sistema de Cuentas Nacionales, la valoración del aporte del sector forestal al producto interno bruto, no es apropiada pues solo se registra la madera, no ha existido información sobre este tema.

McKenzie, (2000) realizó el estudio “Actualización de la Metodología Estadística para el Sector Forestal Industrial de Costa Rica” con el auspicio de MINAE, COSEFORMA, FONAFIFO y ONF, estableció una metodología que permitiría valorar el aporte del sector forestal a la economía costarricense; los datos que se presentan en el siguiente cuadro fueron estimados por McKenzie en dicho estudio.

Cuadro 8.

Número de Empresas y Empleos, por Clase de Producción

Clase de Producción

Cantidad

 

Empresas

Empleos

Sector Primario:

 

7051

Vivero

40

 

Aprovechamiento Forestal Plantaciones

10

 

Aprovechamiento Bosque Natural

176

 

Aserraderos de Madera de Plantación

12

 

Aserraderos de Madera Bosque Natural

85

 

Aserraderos Portátiles

90

 

Fabricas de Paneles

2

 

Consultores y Regentes

338

 

Sector Secundario:

 

5244

Fabricación de Aserraderos

2

 

Fabricación de Molduras

50

 

Muebles (Incluye Artesanía)

1400

 

Tarimas

19

 

Sector Transporte:

 

468

Transporte

200

 

Sector Comercio:

   

Depósitos de Madera

34

 

Sector Gubernamental:

 

220

MINAE

 

150

Otros Gobierno

 

50

Universidades

 

20

TOTAL

 

12983

Si bien el sector forestal actualmente genera pocos empleos, si se compara con el agropecuario (252.700), pero apenas tiene 20 años de venir realizando esfuerzos en reforestación y manejo de bosques, que todavía no han sido consolidados.

• Contribución de los recursos forestales a la economía regional, local y familiar

El aporte del sector forestal a la economía nacional, no esta bien identificado porque el sistema de cuentas nacionales, solo toma en cuenta la madera, dejando por fuera otros rubros del sector.

McKenzie (2000), para el año l998 presenta la balanza comercial forestal del país, en cuanto a importación (CIF US $) su valor fue de $ 278.369.807 y la exportación (FOB US $) de $ 126.178.280, lo que hace negativa esta balanza comercial son las pastas de madera, papel y cartón en $ l96.906.089 donde no es autosuficiente, mientras que los productos de los grupos de madera y muebles de madera generan una balanza comercial positiva de $ 49 millones, mostrando que en estos productos se genera un mayor valor agregado.

El aporte del sector forestal al producto interno bruto, según CCT (l99l) entre los años l978 y l987 en promedio fue de l.74 % y McKenzie (2000) menciona que es equivalente al 5.36 % del PIB para l998, mientras que con los datos del Sistema de Cuentas Nacionales del BCCR, para ese mismo año el aporte del sector forestal es equivalente al 0.76 % del PIB.

De la información existente en el país, se muestra en el siguiente cuadro datos del volumen en metros cúbicos de madera autorizados por SINAC en las áreas de conservación.

Cuadro 9.

Volumen Promedio de Madera Autorizado, entre l999 y 2000,

Áreas de Conservación

Volumen Promedio (m3.)

Porcentaje

Guanacaste

24.378.63

8.97

Huetar Norte

46.739.02

17.21

Cordillera Volcánica Central

37.092.94

13.66

Tortuguero

49.700.76

18.30

Tempisque

29.819.11

10.98

Arenal Tilarán

9.248.27

3.40

La Amistad Caribe

25.654.67

9.44

Pacifico Central

8.870.83

3.27

La Amistad Pacifico

16.573.56

6.10

Osa

23.556.49

8.67

TOTAL

271.634.28

100

El cuadro anterior nos muestra por área de conservación el volumen promedio en metros cúbicos que se autorizó para ser aprovechados en los años l999 y 2000, siendo estos datos con los que se podría relacionar la contribución de cada zona a la economía del país, esta es la única información disponible que se maneja en el SINAC en la cual se llevan los registros oficiales. Esta información no concuerda en nada con McKenzie (2000) y MINAE (2001), que aceptan que para el año l998 se industrializaron 814.028 metros cúbicos, de los cuales el 25 % ( 208.684 m3) proviene de tala ilegal.

Debido a estas inconsistencias, no se pueden hacer análisis de cuanto es la contribución de los recursos forestales a la economía nacional, regional y familiar, ya que la información registrada es el volumen en metros cúbicos a ser aprovechado y no lo que realmente se extrajo, aparte de que otros datos se encuentran en poder del SINAC, CIA, CCF, JUNAFORCA, ONF, lo que no ha permitido hasta la fecha, conocer la contribución de los recursos forestales a la economía.

• Flujo de los productos forestales

El flujo de los productos forestales en Costa Rica, es similar al resto de países, que se inicia con la extracción desde la finca en el caso de áreas de recursos forestales de origen natural o en el caso de las plantaciones forestales con viveros y establecimientos de estas.

Las principales actividades del campo forestal se pueden agrupar, en el siguiente orden, como una forma de mostrar el flujo de los productos:

- Establecimiento de plantaciones y extracción maderera

- Industria primaria de madera

- Industria secundaria de madera

- Servicios: transporte, comercio, gubernamentales, investigación.

- Construcción

Dentro de cada actividad general, hay acciones o actividades más especificas.

El establecimiento de plantaciones y extracción maderera, incorpora producción de semillas, viveros forestales, la siembra de plántulas, los tratamientos silviculturales (podas, raleos) y la extracción de trozas de las áreas boscosas y no boscosas, o provenientes de raleos o corta final de plantaciones.

La industria primaria de madera, considera el aserrío de trozas, obteniéndose así otros productos que pasaran a otras etapas. También esta la fabricación de paneles y el aprovechamiento de madera residual con aserraderos portátiles, con los que se obtienen blocks de madera que luego pasan a la industria secundaria.

En la industria secundaria de madera, se contempla la fabricación de muebles; todo lo que se refiere a las artesanías; elaboración de tarimas para transporte de productos agrícolas; fabricación de molduras.

Dentro de los servicios podemos encontrar, lo que corresponde al transporte de los productos (trozas, madera aserrada, muebles, paneles, artesanías y tarimas); comercio de la madera en depósitos o almacenes, así como la venta de los productos terminados.

Con respecto a servicios gubernamentales están los que brindan los Ministerios del Ambiente y Energía (autorizaciones para uso y transporte), Hacienda (Dirección de Aduanas, importación), Promotora del Comercio Exterior (permisos de exportación de productos).

La investigación se refiere a los servicios que brindan las universidades, en generar las tecnologías para el uso del recurso.

Lo que es construcción, se encuentra inmersa en las actividades que anteriormente se describieron, como también lo que es vivienda.

En el siguiente cuadro se muestra el aporte de la importación y exportación de productos forestales en la balanza comercial para el año l998, los productos citados son de los que se lleva registro en el Sistema de Cuentas Nacionales de Banco Central de Costa Rica.

La balanza comercial es negativa, en 152 millones de dólares.

Cuadro 11.

Balanza Comercial Forestal, Año 1998.

Partida N °

Producto

Importación (CIF US $)

Exportación (FOB US $)

Balance

(US $)

44

Grupo Madera

9.369.579

37.650.102

28.280.523

94

Grupo Muebles de Madera

4.106.231

24.748.514

20.642.806

47

Pastas de Madera

4.954.679

746.435

(4.208.244)

48

Papel y cartón

259.939.318

63.033.229

(196.906.089)

TOTAL DE PRODUCTOS

278.369.807

126.178.280

(152.191.527)

Los recursos forestales y la biodiversidad, servicios ambientales y desarrollo regional.

• Principales áreas de concentración de biodiversidad

Costa Rica es considerada uno de los países con mayor biodiversidad del mundo, posee gran variedad de ecosistemas, se han agrupado en boscosos, humedales, marinos y agrícolas.

Se estima que alrededor del 5 % de todas las especies que se encuentran en el mundo, existen en este pequeño país cerca de 500.000 especies, únicamente se han identificado un l7.4 % (un poco más de 87.000 especies), dentro de estas un grupo mayoritario es el de las plantas alrededor de 10.979 especies (91 % de las esperadas) han sido descritas.

El conocimiento taxonómico de l992 a l998, fue de apenas un 0,7 % mayor, aunque no se ha actualizado la información de las especies identificadas por que la investigación esta dispersa y a pesar de los avances, falta información sobre estudios ecológicos, monitoreo de estado de poblaciones, usos sostenibles y taxonomía. La biodiversidad terrestre es más conocida que la marina.

Las áreas silvestres protegidas del país son la posibilidad de que la biodiversidad permanezca para el disfrute de futuras generaciones. Debido a la variedad de objetivos de estas y de los recursos naturales ahí existentes, estas fueron agrupadas en categorías de manejo a saber Parques Nacionales, Reservas Biológicas, Monumento Nacional, Refugios Nacionales de Vida Silvestre, Humedales, Reservas Forestales y Zonas Protectoras.

En el siguiente cuadro se presentan las áreas silvestres del país, que cubren un 25.56 % del territorio y que en los últimos años se han declarado nuevas áreas o ha habido un cambio de categorías.

Cuadro 12.

Áreas Silvestres Protegidas de Costa Rica

Categoría de manejo

Cantidad

Área Total

(Km2)

Porcentaje

del País

Parques Nacionales

33

6.263.22

12.26

Reservas Biológicas

8

214.29

0.42

Zonas Protectoras

31

1.571.28

3.07

Reservas Forestales

11

2.177.30

4.26

Refugios Nacionales de Vida Silvestre

49

1.749.71

3.42

Monumento Nacional

1

2.32

0.0045

Reservas Naturales Absolutas

2

13.29

0.0260

Humedales (incluye manglares)

14

924.95

1.81

Otras áreas (fincas y estaciones experimentales)

9

156.68

0.3066

TOTAL

147

13.073.04

25.56

Como parte de la protección de la biodiversidad deben incluirse, también los terrenos dedicados a otras categorías, como es el caso de las reservas privadas, que agrupan 104 reservas y tienen una superficie de 65.000 hectáreas de bosque primario y secundario ó la superficie cubierta por incentivos forestales y el pago de servicios ambientales, que es un área de 487.173.20 hectáreas, 9.53 por ciento del país.

El país esta dividido en 11 áreas de conservación como parte del SINAC, donde se han venido haciendo esfuerzos de inventarios de la biodiversidad y de definición de estrategias regionales, que permitió formular la Estrategia Nacional de Conservación y Uso Sostenible de la Biodiversidad.

Costa Rica es considerada un país de endemismo moderado, de acuerdo con la investigación y la información que se tiene, hay datos de endemismo para algunos grupos, los mas conocidos son: mamíferos, aves, reptiles, peces, anfibios y plantas.

Se estima que cerca de un diez por ciento de las plantas son endémicas (l200 especies), de estas por lo menos 150 árboles son endémicos la mayoría de los cuales no se utilizan por su madera, están distribuidos en diferentes áreas en todo el territorio nacional.

En el país se han identificado cuatro áreas de endemismo: la zona de las tierras altas de la Cordillera Volcánica Central, la de Talamanca, la de Golfo Dulce y la Isla del Coco, comprenden estas zonas el 20 % de la superficie del país. Se podría considerar la Zona del Pacifico Central como de alto endemismo por el componente florístico.

El proceso de deforestación es el principal factor que ha generado extinción acelerada en todo el planeta, esto producirá aislamiento geográfico de la flora, siendo inevitable la extinción de miles de plantas.

Nations & Komer (l983), citado por Jiménez (l995), mencionan que la presión sobre los bosques de Costa Rica ha sido tan intensa que se estima una perdida entre 3.6 % y 3.9 % anual de los bosques lluviosos; una consideración aproximada a las 50.000 hectáreas anuales.

De acuerdo a Jiménez y Lobo (1999), en el país están siendo muy explotadas 35 especies maderables, cuya madera es muy utilizada, pero sus poblaciones tienen amplia distribución y son de especies de dosel más frecuentes en su hábitat.

El MINAE mediante el Decreto Ejecutivo N ° 25700 publicado en La Gaceta N ° 11, del jueves 16 de enero de 1997, decretó en veda total el aprovechamiento de 18 especies arbóreas que se encuentran en peligro de extinción.

Jiménez (l995) menciona que a l99l más de 40 árboles maderables poseen algún grado de amenaza y determinó con su investigación que las siguientes especies se encuentran amenazadas:

- Jovillo, Ron Ron; Astronium graveolens Jacq.

- Corteza, Guayacán; Tabebuia guayacan (Seem.) Hemsl.

- Camíbar; Copaifera aromatica Dwyer

- Cativo, Guapinol Negro; Cynometra hemitomophylla (Donn. Sm.) Britton & Rose

- Alcornoque; Mora oleifera (Triana) Ducke

- Nazareno; Peltogyne purpurea Pittier

- Cativo; Prioria copaifera Griseb.

- Alazan, Plomo, Reseco; Tachigali versicolor Standl. & L. O. Williams

- Ajo, Ajillo, Manú; Caryocar costaricense Donn. Sm.

- Cocobola, Cocobolo; Dalbergia retusa Hemsl.

- Sangregao, Targuayugo; Dussia macroprophyllata (Donn. Sm.) Harms

- Balsamo, Chirraca; Myroxylon balsamum (L.) Harms

- Cachimbo, Cristobal; Platymiscium pinnatum (Jacq.) Dugand

- Chiricano, Lorito; Humiriastrum diguense Cautrec.

- Campano, Carocolillo; Vantanea barbourii Standl.

- Gavilan, Gavilán Blanco; Oreomunnea pterocarpa Oerst.

- Cachimbo, Copo Hediondo; Couratari guianensis Aubl.

- Jicaro, Olla de Mono; Lecythis ampla Miers

- Cedro dulce; Cedrela tonduzii C.DC.

- Caoba; Swietenia macrophylla King

- Cuajada Negra, Palo de Piedra; Minquartia guianensis Aubl.

- Tempisque; Sideroxylon capiri (A.DC.) subsp. Tempisque

- Areno; Qualea paraensis Ducke

Y en peligro de extinción, las siguientes especies:

- Laurel Negro; Cordia gerascanthus L.

- Camibar; Copaifera camibar Poveda, Zamora & P. E. Sánchez

- Ajo Negro; Anthodiscus chocoensis Prance

- Sangrillo, Sangrillo Colorado; Paramachaerium gruberi Briz.

- Cristobal, Ñambar; Platymiscium pleiostachyum Donn. Sm.

- Quira; Caryodaphnopsis burgeri Zamora & Poveda

- Cachimbo, Matasano; Couratari scottmorii Prance

- Caoba; Swietenia humilis Zucc.

- Tamarindo, Tamarindo Gigante; Parkia pendula (Wild.) Benth. ex Walp.

- Cipresillo, Pinillo; Podocarpus guatemalensis Standl.

- Guayacan Real; Guaiacum sanctum L.

• Principales servicios ambientales de los bosques

Costa Rica desarrolló su sistema de pago de servicios ambientales, a través de la experiencia generada en la implementación de los incentivos fiscales desde l979 hasta l995, que tuvieron el respaldo de varias leyes aprobadas por parte de la Asamblea Legislativa, estas son: Forestal N º 4465 (l969) se creó el incentivo de deducir del impuesto sobre la renta las inversiones realizadas en reforestación; Forestal N º 7032 (l986) en la que se crearon dos sistemas de incentivos: un incentivo directo para subsidiar las inversiones denominado CAF y un incentivo indirecto de apoyo a la inversión privada, conocido como el articulo 87; Forestal N º 7174 (l990) mantiene la política de incentivos forestales mediante CAF; Forestal N º 7575 (l996) se introducen conceptos novedosos como es el pago de servicios ambientales (PSA).

Con la Ley N º 7575 y su reglamento se establece una serie de alternativas para los dueños de bosque que deseen protegerlo o manejarlo de una manera adecuada, permitiendo también que los terrenos de aptitud forestal denudados sean recuperados a través de la regeneración natural o el establecimiento de plantaciones forestales.

De acuerdo al inciso K del articulo 3 de la Ley Forestal N º 7575, se definen los servicios ambientales como “los que brindan los bosques y plantaciones forestales en la protección y mejoramiento del medio ambiente” estos son los siguientes:

- Mitigación de gases de efecto invernadero (reducción, absorción, fijación y almacenamiento de carbono).

- Protección de agua para uso urbano, rural o hidroeléctrico.

- Protección de la biodiversidad para conservarla y uso sostenible científico y farmacéutico, investigación y mejoramiento genético, protección de ecosistemas y formas de vida.

- Belleza escénica natural para fines turísticos y científicos.

Entre los beneficiarios de dichos servicios, se encuentran el dueño del bosque, los habitantes del país y la sociedad mundial.

Después de aprobarse la Ley Forestal N º 7575, en la que se contempla que un tercio del impuesto selectivo de consumo de combustible, debe financiar el Sistema de Pago de Servicios Ambientales, se implementó el Pago de Servicios Ambientales, pagándose a los finqueros por espacio de cinco años tres modalidades que son: Reforestación (US $510 por ha.), Manejo de bosques (US $310 por ha.) y Protección de bosques (US $230 por ha.).

Otras fuentes de ingreso a nivel internacional y que han fortalecido al FONAFIFO, ha sido el mercado de carbono, para esto se ejecutó el primer proyecto de venta internacional de servicios de fijación CO2, vendiéndose en forma de títulos el equivalente a 200 mil toneladas de carbono al Gobierno y sector privado de Noruega, por un monto de 2 millones de dólares, con lo cual Costa Rica inicio la exploración de un nuevo mercado mundial bajo la Convención Marco del Cambio Climático.

El FONAFIFO ha realizado varias alianzas estratégicas con compañías privadas a nivel del país, que están pagando por cada hectárea compensada dentro de su área de influencia, entre estos acuerdos podemos citar:

- Acuerdo contractual FUNDECOR - Energía Global, con un área de 904.6 ha.

- Convenio Compañía Nacional de Fuerza y Luz - FONAFIFO, con una superficie de 687.5 hectáreas.

- Contrato FUNDECOR - Compañía Hidroeléctrica Platanar S.A., pagando $l5 por año a cada hectárea que reciba el pago de los servicios ambientales

- Internalización del costo de producción y protección del recurso agua, en la estructura tarifaría de Servicios Públicos de Heredia. Los recursos económicos generados se destinaran a la conservación de los bosques existentes en el norte de Heredia.

El país ha venido buscando otros mecanismos o fuentes de fondos para darle sostenibilidad al sistema de pago de servicios ambientales, formulándose así proyectos que buscan identificar nuevas formas para el financiamiento del pago de servicios ambientales por parte del Estado.

Como reconocimiento y apoyo al esfuerzo que Costa Rica ha realizado en este campo, el Banco Mundial aprobó el proyecto ECOMERCADOS, que es un préstamo al país por US $ 32.6 millones, para atender las inversiones mínimas programadas en el sistema de pago de servicios ambientales durante los próximos 5 años, además de una donación de US $ 8 millones del GEF para el pago del servicio ambiental de biodiversidad. Con este proyecto se abre la posibilidad de que el país sea uno de los primeros países en vender al Fondo Prototipo de Carbono (PCF), Reducciones de Emisiones Certificadas de Carbono (CERs), teniendo acceso a vender US $ 10 millones en CERs producidos en Costa Rica.

También esta el Proyecto KFW del Gobierno Alemán, donación por un monto aproximado a US $ 10 millones.

Entre los anteriores proyectos se podrá incorporar 70.000 hectáreas adicionales a lo establecido con los recursos que el gobierno aporta para el sector. En el siguiente cuadro se muestra el total de áreas incentivadas en el país desde l979.

Cuadro 13.

Superficie en Hectáreas de las Áreas Incentivadas o bajo Pago de Servicios Ambientales

Modalidad

Períodos

Total

 

1979 - 1996

1997 - 2000

 

Protección

55.846.95

222.726.37

278.573.32

Reforestación

147.257.55

15.894.63

163.152.18

Manejo de Bosques

24.097.40

213.50.30

45.447.70

TOTAL

227.201.90

259.971.30

487.173.20

El pago de los servicios ambientales ha generado una importante demanda de parte de los dueños de los bosques.

En el cuadro posterior se presenta la demanda por el pago de los servicios ambientales, que se ha generado por parte de los dueños de bosques, en el periodo l997 - 2000, la demanda total fue de 768.694.58 ha.

Esto nos muestra que el Programa del Pago de Servicios Ambientales, ha tenido bastante aceptación dentro de la sociedad, pues representa una alternativa de ingresos que no la obtienen con actividades agrícolas y ganaderas, lo que redunda en beneficio para la existencia del bosque.

Cuadro 14.

Área de Demanda en Hectáreas, por Modalidad de ServicioAmbiental, desde 1997

Modalidad

Años

 

1997

1998

1999

2000

Acumulado

Protección

146.098

214.477

195.097.98

95.811.76

651.484.74

Reforestación

17.218

17.050

24.645.48

4.905.02

63.818.50

Manejo de Bosques

9.677

24.104

18.122.04

1.488.30

53.391.34

TOTAL

172.993

255.631

237.865.50

102.205.08

768.694.58

Otro servicio ambiental que la sociedad costarricense y la internacional han disfrutado, son las bellezas escénicas que se albergan en las áreas silvestres protegidas, entre estas: 33 parques nacionales, 8 reservas biológicas, 1 monumento nacional, 2 reservas naturales absolutas, que han generado ingresos ($ 17.560.562) al Fondo de Parques Nacionales, lo cual ha permitido financiar a las áreas protegidas.

El cuadro 15, nos muestra la visitación a las áreas silvestres desde el año 1989.

Cuadro 15.

Visitación a las Áreas Silvestres Protegidas

Período

Número de Visitantes

Ingresos Totales en Dólares

1989 - 2000

Nacionales

Extranjeros

 
 

4.279.567

3.590.403

17.560.562

Una actividad importante que se ha venido impulsando aparte de las áreas silvestres del estado, es el ecoturismo en las reservas privadas, que han permitido conservar 65.000 hectáreas de bosques y generar nuevas fuentes de ingresos para los propietarios de tierras boscosas.

Consideraciones políticas y económicas del gobierno central, regional y local

En Costa Rica desde l969 se establecieron incentivos a la conservación de la biodiversidad, como una medida para reducir la degradación ocasionada, principalmente por la deforestación; con el fin de revertir este proceso en lo que fuera posible.

Desde l996 y en concordancia con los acuerdos de la Convención sobre la Diversidad Biológica y la de Cambio Climático, se inicia el reconocimiento de que el bosque produce otros beneficios además de producir madera.

Siendo así como se inicia en el país, el reconocimiento de esos beneficios adicionales y se estableció en la Ley Forestal N º 7575 el concepto de servicios ambientales provenientes de los bosques y las plantaciones forestales. Con el pago de los servicios ambientales promueve una distribución más equitativa de costos y beneficios asociados a la conservación.

El país al establecer el sistema de pago de servicios ambientales, se enfrentó con la dificultad de la valoración económica del servicio ambiental debido fundamentalmente a la ausencia de mercados para servicios ambientales, información deficiente para estimar el costo de ofrecer el servicio, entre otros.

Barrantes (2000), menciona que Costa Rica da un paso importante en el proceso de internalización de los costos ambientales y reconoce que el bosque es un proveedor de servicios que van mas allá de la madera misma. Estos elementos han ayudado a que la sociedad costarricense alcance un mayor nivel de conciencia sobre la conservación y uso sostenible de la biodiversidad. El hecho de que en la actualidad, el bosque ofrezca una mayor productividad económica, hace que los propietarios tengan una valoración distinta de los mismos y por lo tanto, realicen esfuerzos importantes por apoyar las acciones estatales en la comercialización de servicios ambientales. Hay que añadir la redistribución de los costos y beneficios que ofrece la conservación de la biodiversidad, ya que se transfieren recursos financieros desde los demandantes del servicio a los propietarios de los bosques.

El Gobierno de Costa Rica, se ha destacado por sus esfuerzos en la conservación de la biodiversidad, entre los cuales podemos citar:

A partir de l994 se comenzó a desarrollar una política oficial de implementación conjunta, se formo un Comité Consultivo sobre Cambio Climático de alto nivel, para formular las políticas de Implementación Conjunta, en el marco del Inventario Nacional de Emisiones de Efecto Invernadero. Costa Rica y Estados Unidos de América firmaron un acuerdo bilateral de cooperación para el Desarrollo Sostenible e Implementación Conjunta, surgiendo la Evaluación Cooperativa de Bases y el Certificado Negociable y Transferible de Reducción de Emisiones GEI (Certifiable and Tradable Greenhouse Gas Emissions Offsets), conocido como CTO.

La Oficina Costarricense de Implementación Conjunta (OCIC) se estableció en l996 como dependencia del MINAE, esta oficina estableció criterios de aprobación de proyectos y asistió en la propuesta de mas de quince proyectos, reconocidos entre los mejores diseños de la primera generación. Más recientemente, la estrategia de la OCIC ha sido promover tres proyectos a escala nacional, conocidos como Proyecto de Áreas Protegidas, Proyecto Forestal Privado y el de Energía Renovable.

Costa Rica también formó un Fondo de Carbono que es depositario de los fondos nacionales (un tercio del impuesto a la venta de combustibles) ó internacionales, actuando como agente financiador de los proyectos nacionales de implementación conjunta.

En l996, se aprobó la Ley Forestal N º 7575, con la cual se reconocen los servicios ambientales que brindan los bosques y plantaciones forestales en la protección y mejoramiento del medio ambiente, con esta ley se actualizó el marco jurídico para el fomento de la actividad forestal considerando aspectos de sostenibilidad económica y ambiental en el desarrollo y la conservación.

En el año 1998 al promulgarse la Ley de Biodiversidad N º 7788, se da un impulso al pago por servicios ambientales, reconociendo nuevamente la importancia de la biodiversidad en el contexto del desarrollo nacional.

De 1998 a la fecha, el Gobierno ha realizado diferentes foros regionales y nacionales, que han resultado en diferentes instrumentos de políticas valiosos para la conservación de los recursos naturales, también como parte de los compromisos adquiridos por el país bajo la Convención del Cambio Climático y la Diversidad Biológica, entre los cuales tenemos:

• Plan Nacional de Desarrollo Humano l998 - 2002.

El gobierno estableció que el ordenamiento territorial debe ser una política de estado y un instrumento de planificación y desarrollo. También incorporando con especial atención la protección del ambiente y la creación de mecanismos que incentiven el uso racional de los recursos naturales, así como que permitan su verdadera valoración.

• Estrategia Nacional de Conservación y Uso Sostenible de la Biodiversidad. Año 2000.

Esta se considera como el marco integral orientador, a largo plazo, de políticas para la conservación y el uso sostenible de los recursos biológicos, se integran los valores de participación, equidad, responsabilidad, respeto, compromiso y solidaridad, cuyo punto central es la mejora de la calidad de vida de la sociedad costarricense. Conlleva el uso racional de la biodiversidad, su protección y conocimiento, para lograr su conservación a perpetuidad. Es un marco congruente con los esfuerzos nacionales que se han venido realizando desde hace muchos años e involucra a todos y cada uno de los sectores sociales y económicos, tanto públicos como privados.

Seguidamente se citan algunos asuntos estratégicos:

- Fortalecimiento de los mecanismos requeridos para la prevención y mitigación del impacto adverso de actividades productivas sobre la biodiversidad.

- Fortalecimiento de procesos nacionales y regionales de planificación y ordenamiento territorial.

- Fortalecimiento de las acciones de internalización de costos de los servicios ambientales e incentivos para la utilización sostenible de la biodiversidad.

• Políticas Forestales, Plan Nacional de Desarrollo Forestal, Año 2000

Dentro de este documento, se definieron varias políticas, de las cuales podemos citar:

- El ordenamiento territorial para el desarrollo de actividades de manejo, conservación y desarrollo sostenible de los bienes y servicios relacionados con los bosques, será la herramienta para garantizar las inversiones públicas y privadas con miras al mantenimiento y valoración del capital natural del país.

- Se consolidará un sistema de información geográfica que sirva como plataforma para mantener un registro actualizado de la situación de los recursos forestales, la incorporación adecuada de los resultados de la actividad en el sistema de cuentas nacionales.

- Se fortalecerán los mecanismos e instrumentos económicos (fiscales, monetarios y crediticios) para la adecuada promoción, valoración, internalización, retribución y financiamiento de las actividades relacionadas con la producción de bienes y servicios derivados del bosque.

• Estrategia Nacional de Investigación en Biodiversidad y Recursos Culturales, Año 2000

Esta tiene como objetivo, que la investigación básica y aplicada este orientada al conocimiento, valoración y uso sostenible de la vida silvestre, contribuye a la restauración de hábitat para su conservación y manejo y genera nuevas alternativas de desarrollo para las comunidades locales.

• Plan Nacional de Desarrollo Forestal, 2001 / 2010

Este será la guía para catapultar al sector forestal costarricense hacia una mayor organización, competitividad y productividad. El plan constituye la herramienta fundamental que plantea el estado para llevar adelante la planificación, seguimiento y evaluación de las políticas en este campo, con miras a garantizar el manejo y desarrollo sostenible de los recursos derivados de los bosques del país.

El PNDF se divide en seis grandes áreas, la primer área esta dirigida a realizar el ordenamiento territorial forestal en un plazo de diez años; la segunda esta concebida para promover una mayor competitividad y proyección nacional e internacional del sector forestal, la tercera proyecta el diseño y operatividad de lo que debe ser el seguimiento, control y evaluación de las actividades forestales del país, de manera que se garantice un desarrollo sostenible del sector. Las otras tres áreas son los instrumentos y mecanismos financieros, los sistemas de información, así como el proceso de fortalecimiento y coordinación de las entidades públicas y privadas vinculadas a la actividad forestal del país.

Todo este esfuerzo logrado en definición de políticas y leyes, ha sido por la renovación de la estructura institucional con la Ley Forestal N ° 7575, se ha orientado a la especialización, de acuerdo con el papel asignado a cada institución u organización. El estado cambia su papel de único actor que tenia en el pasado, cuando hacia todo y se responsabilizaba de todo.

Hoy las responsabilidades están delegadas y existen instituciones y organizaciones que se han especializado en hacer mejor lo que se le asigna y que complementan la acción del estado, tales como:

- Sistema Nacional de Áreas de Conservación: Se responsabiliza de desarrollar las áreas protegidas estatales, proteger la biodiversidad, y facilitar y promover el desarrollo del sector privado.

- Fondo Nacional de Financiamiento Forestal: Financia a través de créditos y pago de servicios ambientales, los proyectos del sector privado.

- Oficina Nacional Forestal: Representa al sector forestal privado en la toma de decisiones políticas y en la definición de estrategias globales para el desarrollo del sector.

- Oficina Costarricense de Implementación Conjunta: Le corresponde mercadear y comercializar el Pago de Servicios Ambientales a nivel internacional.

Colección y administración de información sobre los recursos forestales

• Unidades y sistemas de acopio de información

En Costa Rica los recursos forestales estuvieron en administración de la Dirección General Forestal de l969 a l996, por lo tanto las estadísticas que se generaban estaban centralizadas. A partir de la promulgación de la Ley Forestal N ° 7575 en l996, se cambiaron y asignaron funciones a la administración forestal del estado, otras fueron trasladadas como por ejemplo: Promotora de Comercio Exterior (permisos de exportación), Dirección General de Aduanas del Ministerio de Hacienda (importación de productos forestales), Oficina Nacional Forestal (información de mercados, costos, precios, tendencias, compradores, existencias y otros), FONAFIFO (información de crédito forestal, pago de servicios ambientales), JUNAFORCA (información forestal del sector campesino). Por lo que la información de recursos forestales, se distribuyó en diferentes instituciones, generándose varias bases de datos, que no se integran.

En el país los centros de documentación están mas relacionados a las universidades e instituciones de gobierno, pues el sector privado no publica su información, el acceso es muy difícil y tiene un alto costo.

Entre los centros de documentación se encuentran:

- Centro Internacional de Política Económica, de la Universidad Nacional

- Ministerio de Ambiente y Energía

- Promotora del Comercio Exterior

- Instituto Nacional de Biodiversidad

- Instituto Nacional de Estadística y Censos

- Unión Internacional de Conservación para la Naturaleza

- Centro Científico Tropical

- Organización de Estudios Tropicales

Las bibliotecas que cuentan con documentos de recursos forestales son muy específicas y entre estas podemos encontrar:

- Biblioteca Conmemorativa Orton (IICA/CATIE)

- Biblioteca de la Universidad Nacional

- Biblioteca del Instituto Tecnológico de Costa Rica

- Biblioteca del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas

- Biblioteca de la Universidad EARTH

- Sistema de Bibliotecas de la Universidad de Costa Rica

Son muy utilizadas por estudiantes universitarios, docentes, investigadores y consultores internacionales, ya que cuentan con buenas colecciones están integradas a través de Internet con otras bibliotecas a nivel mundial y los presupuestos son buenos, lo que les permite brindar un buen servicio.

En cuanto a bases de datos, en el país las instituciones llevan registros de sus datos en tablas de Microsoft Excel, que en el caso del SINAC se tiene un Sistema de Mejoramiento de la Calidad (SEMEC) en donde la información de las regiones se traslada por correo electrónico ó en diskettes a las oficinas centrales, para luego procesarla y disponerla a los usuarios.

En el Instituto Nacional de Estadística y Censos se tienen datos de importación y exportación en hojas electrónicas.

La Cámara Costarricense Forestal, tienen bases de datos en tablas MS - Excel de precios de madera en pie por especie y clases (dura, semidura, suave), en las distintas regiones del país. Aparte de contar con datos de los asociados, sobre empresas, productos forestales, consumo de las industrias.

El FONAFIFO tiene datos de áreas de pago de servicios ambientales, por modalidad de financiamiento (reforestación, manejo y protección de bosques), proyectos con crédito forestal, tienen una base de datos desarrollada con Visual Fox Pro, que permite el trabajo en red.

La JUNAFORCA cuenta con datos de asociados, organizaciones, áreas plantadas, especies, volumen (M3), ubicación de plantaciones y precio de venta de la madera.

El Colegio de Ingenieros Agrónomos, no tienen bases de datos, manejan datos en listados sobre aprovechamiento de las plantaciones, producción de viveros forestales y los profesionales que están ejerciendo, los que guardan en archivos comunes.

Así que bases de datos con software especializado son muy pocas, entre las que podemos citar:

- El Sistema de Información y Documentación Agropecuario de América del IICA, cuenta con Agri 2000, que es una Metabase de datos agropecuaria de América Latina y el Caribe, que se dispone en línea en la siguiente dirección http://orton.catie.ac.cr.

- El Instituto Nacional de Biodiversidad, tiene una base de datos relacional conocida como "Atta", con más de dos millones de registros, cada uno de los cuales corresponde a un especímen, sobre este se almacena ubicación (georeferenciación con coordenadas precisas), cuando, como, quien lo recolectó y que es. Incluye módulos para generación, consulta, edición y análisis de información taxonómica, geográfica, ecológica y de usos potenciales de especies de plantas y otros. Tiene un sistema de información geográfica básico e interfaces para intercambiar información con herramientas como Arc. View © MS - Excel © y el www.

- La Promotora de Comercio Exterior cuenta con el Sistema de Información Estadístico, es una base de datos que se dispone en la siguiente dirección http://www.procomer.com y que está integrada a una Metabase de Bibliografía en Red para Centroamérica, donde se disponen datos de exportación, por totales, destinos, desde enero de 1996 a diciembre del 2000, por partida arancelaria, por sectores y los reportes que genera los puede dar en forma mensual.

Con respecto a sistemas de información geográfica y equipo de sensores remotos podemos citar:

- En el Sistema Nacional de Áreas de Conservación, el Componente de Sistemas de Información, tiene personal ( dos funcionarios) y equipo especializado para trabajar con imágenes de satélite (sensores remotos) ó sistemas de información geográfica, se dispone de información de los recursos forestales a nivel nacional de diferentes años, cuencas hidrográficas, áreas de tierras estatales y privadas en las áreas protegidas, infraestructura, zonas vida, áreas protegidas y otros, con los que se preparan diversos mapas, que se utilizan en diferentes documentos institucionales o presentaciones a la prensa, o en folletos que se distribuyen entre los turistas donde se les muestra los diferentes servicios que hay en las áreas silvestres. A nivel regional son pocas oficinas entre ellas Cordillera Volcánica Central, Arenal Tilarán, Osa y Guanacaste, que tienen equipo para sistemas de información geográfica, estos manejan información de la región como: recursos forestales, infraestructura, cuencas hidrográficas, áreas protegidas, servicios para los turistas, ordenamiento territorial en las áreas silvestres.

- En el FONAFIFO, desde 1998 se estableció un Sistema de Información Geográfica, con el fin de establecer un sistema de monitoreo de proyectos Pago de Servicios Ambientales en todo el país. Establecieron alianzas con diferentes instituciones como ITCR, SINAC, IDA, MAG, Fundación Neotrópica, se dispone de la siguiente información: cantones, carreteras, zonas de vida, uso de la tierra 1992, Cobertura Forestal 1996 - 1997, Asentamientos IDA, Tipo de Suelos, Capacidad de Uso del Suelo, Áreas Protegidas, Áreas de Conservación, Geología y Corredores Biológicos.

- El Instituto Nacional de Estadística y Censos, cuenta con equipo, para manejo de un sistema de información geográfica, que se está utilizando en el Proyecto "Apoyo al Programa de Encuestas Agropecuarias", en el que colabora FAO, Ministerio de Agricultura y Ganadería, y el Ministerio del Ambiente y Energía, en el que sé esta definiendo el espacio muestral, para realizar el Censo Agropecuario Nacional.

- El Ministerio de Agricultura y Ganadería, Departamento de Suelos y Evaluación de Suelos, cuenta con un sistema de información geográfica, se dispone de mapas de capacidad de uso; suelos; características de las tierras; las áreas principales son: georeferenciación, evaluación de tierras, entre otros.

- En el Centro Científico Tropical, hay una Unidad de Sistema de Información Geográfica, ha desarrollado múltiples estudios para el gobierno del país, instituciones internacionales y fuera del país, teniendo mapas de capacidad uso de las tierras forestales a escala 1 : 50.000, zonas de vida, mapa de uso de la tierra a 1966, entre otros, brinda servicios al público.

- El Instituto Nacional de Biodiversidad, ejecuta el Proyecto ECOMAPAS que consiste en la recolección de datos ecológicos y en el mapeo de la distribución de los ecosistemas y su vegetación en cinco áreas de conservación: Osa, Amistad Pacífico, Amistad Caribe, Arenal Tilarán y Tempisque. Los mapas muestran la distribución de ecosistemas, cobertura de la tierra y vegetación, estos junto con las diferentes capas temáticas, están incorporados en un Sistema de Información Geográfica, que servirán como base para el monitoreo de los cambios de la biodiversidad durante el tiempo.

- El Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza, cuenta con la Unidad de Análisis de Información Geográfica y Laboratorio de Sistemas de Información Geográfica y Teledetección, ha venido trabajando desde 1986, brindando asesoría técnica a las organizaciones de la región centroamericana, apoyo técnico a los proyectos del CATIE, brindan capacitación en servicio a través de cursos de postgrado y cursos cortos, participan en proyectos internacionales conjuntos.

- El CIEDES de la Universidad de Costa Rica, tiene equipo de teledetección remota y laboratorio de sistema de información geográfica, realiza proyectos conjuntos con instituciones de gobierno, brinda capacitación, apoyo mayormente a tesiarios de la universidad.

- El Laboratorio de Percepción Remota y Aplicaciones Espaciales, de la UCR trabaja en aplicaciones de sensores remotos, uso y evaluación de recursos naturales y prevención y mitigación de desastres naturales, contando con equipo especializado para ello, brindan capacitación y servicios a quien lo requiera.

- FUNDECOR tiene un sistema de información geográfica y el equipo para trabajar con sensores remotos, que le permite realizar análisis de información del área de influencia, generando mapas de uso actual de 1986, 1992, 1996 y cambio de uso para esos años de imágenes LANDSAT, además de áreas protegidas y bosque, también catastro de fincas bajo manejo del bosque ó reforestación.

- La Escuela de Ingeniería Forestal del I. T. C. R., cuenta con un SIG que se utiliza en la enseñanza a los estudiantes de grado y en capacitación a egresados ó particulares.

- El Laboratorio TELESIG de la Universidad Nacional, tiene 10 años de existencia, cuentan con equipo para teledetección, posicionamiento global y sistemas de información geográfica, promueven oportunidades de educación, capacitación y entrenamiento a profesionales y estudiantes de Mesoamérica y el Caribe.

Tipos de Información Acopiada y Procesada

Se acopia y procesa la cobertura forestal, dentro de esta se consideran los bosques y plantaciones, se generan diferentes análisis en el caso del Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero, por parte del Instituto Meteorológico Nacional, Ministerio del Ambiente y Energía y el Ministerio de Agricultura y Ganadería ó para conocer los cambios ocurridos en la cobertura y así definir políticas.

De los productos naturales no se acopia información, porque es una economía informal y de pequeña escala, solo se lleva registro de la ipecacuana que es un producto de exportación.

Las diferentes instituciones gubernamentales y organizaciones, como MINAE, IMN, MAG, INEC, UNA, UCR, ITCR, FONAFIFO, Laboratorio de TELESIG, FUNDECOR, INBIO, CCT y CATIE producen mapas a diferentes escalas, algunos son disponibles en formato digital. La información nacional se ha procurado estandarizarla a escala l : 200.000, encontrándose mapas de cobertura boscosa, suelos, capacidad de uso, zonas de vida, pendientes, geología, infraestructura, cuencas hidrográficas, entre otros. Muchos otros mapas se trabajan a escalas de 1 : 500.000 que es información muy general y hay otros que se producen a escalas mas detalladas l : 50.000 de áreas específicas a: microcuenca, de un proyecto, tesis de grado ó postgrado.

En las estadísticas la información no es muy detallada y en algunos casos no hay cobertura sobre todo lo correspondiente a los recursos forestales, aparte de encontrarse dispersa. Podemos mencionar que el SINAC, hace un informe anual de labores donde se incluyen datos de volumen de madera autorizado por bosque, áreas de repasto ó agrícolas, por área de conservación, así como de los servicios ambientales colocados por finca y por región, incendios forestales, permisos para instalar zoocriaderos, datos de la industria forestal siendo información general que en algunos casos es parcial, dichos datos se disponen en el sitio web de la institución.

El sistema de información estadística en comercio exterior, acopia la información de productos exportados por año desde 1996, esta es una base de datos en red, que se dispone en la siguiente dirección http://www.procomer.com y que está integrada a una Metabase de Bibliografía en Red para Centroamérica por totales, destinos, por partida arancelaria, por sectores y los reportes que genera los puede dar en forma mensual.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos, prepara un "Boletín de Estadísticas de Comercio Exterior" datos de exportación de productos forestales, estos rubros ocupan dos filas, de un documento de dos paginas, ó sea la información es muy general.

JUNAFORCA prepara boletines semanales con precios de venta de madera en la plaza o sitio de venta central, además tienen datos de organizaciones campesinas, especies plantadas, volumen (M3) y ubicación de plantaciones.

La Cámara Costarricense Forestal, publica listas de precios de madera en pie, en troza en patio de industria y madera aserrada sin cepillar, por especie y región, en forma bimensual que acopia de sus asociados en las zonas del país.

En cuanto a recursos humanos que trabajan en el campo de los recursos forestales, es una información que es muy propia de cada institución, organización ó empresa y no existen datos integrados que permitan conocer cual es la fuerza laboral que está en el sector y como consecuencia cual es su aporte a la economía, también los datos de población rural, empleo y otros que por años no se conocían fue hasta el año 2000 que nuevamente se realizo un censo nacional de población. Con respecto al empleo en el sector forestal, Mckenzie (2000) hizo una estimación que se presenta en el cuadro 8 de este documento.

Los datos económicos son los que están registrados en el sistema de cuentas nacionales del BCCR, información que se dispone por año, la cual ya se ha discutido anteriormente que no refleja la realidad de los aportes del sector forestal a la economía costarricense.

Principales usuarios de la información

En cuanto a conocer quienes son los usuarios de la información, realmente no se llevan registros detallados en las instituciones, los datos que se reportan es la cantidad de visitantes, pero no se conoce que actividad representan ó a que se dedican.

Los usuarios de la información en las oficinas públicas, centros de documentación (Ministerio de Hacienda, Instituto Nacional de Estadística y Censos, PROCOMER, MINAE, Instituto Meteorológico Nacional, Universidades, Centro Científico Tropical, Unión Internacional de Conservación para la Naturaleza y otros) en su mayoría son estudiantes de colegio o universidades, que debido a la asignación de trabajos por sus profesores, utilizan las fuentes de información de oficinas públicas más accesibles que se encuentran en la ciudad capital ó ciudades cabeceras de provincia, en una menor proporción son visitados por funcionarios de otros ministerios ó consultores.

La utilización de datos del sector privado, es por usuarios del mismo sector, que en ocasiones pagan un alto costo por información muy específica. Los funcionarios públicos tienen acceso a datos de empresas, cuando estas requieren de un servicio del estado, pues tienen que declarar alguna información básica de sus actividades.

En los centros de investigación y enseñanza, la información disponible es más técnica y amplia, con bibliotecas muy especializadas y con fuertes presupuestos, este es el caso de la Biblioteca Conmemorativa Orton del CATIE ó la del INCAE. Los usuarios son investigadores públicos y privados, consultores, estudiantes de postgrado y funcionarios de instituciones públicas u organismos internacionales, que requieren de información más confiable, de mayor cobertura, para así realizar sus investigaciones.

Interacción entre los acopiadores, generadores y usuarios de la información.

En Costa Rica los ministerios, oficinas semipúblicas, institutos, centros de investigación y de documentación, fundaciones, universidades, por lo general realizan el acopio de datos en el accionar de la institución, cuando los dueños del bosque, plantación ó industria, realizan trámites administrativos para obtener permisos de uso de los recursos; de sus proyectos ó investigaciones. Ellos mismos acopian ó generan esos datos, por lo que no existe interacción.

Pero se da el caso que alguna institución requiere información de otra y la interacción entre estas es formal, pues en muchas se requieren notas de justificación de los jerarcas, esto se da principalmente porque existe un celo institucional, ya que se gastan recursos escasos y sucede que en ocasiones no se dan los reconocimientos a las fuentes de información.

Dependiendo del tipo de usuarios de la información, así será la interrelación con acopiadores ó generadores.

Se da el caso de estudiantes de escuela, colegio ó universidades a nivel de grado, que solo interactúan con los generadores de información, pues los trabajos de investigación que elaboran no requieren de analizar datos y procesarlos pues buscan información ya preparada, que es más de uso público y para obtenerla no ocupan de tanta formalidad (cartas u otros), así que la interacción es muy informal.

También sucede con los investigadores públicos y privados, estudiantes de postgrado, consultores internacionales, que necesitan datos primarios, para luego hacer sus análisis, en donde la interrelación es en ocasiones formal ó informal y a la vez utilizan la información disponible preparada por los generadores, siendo la interacción informal, pues los datos están a disposición de cualquiera en sus oficinas o en internet.

Algo importante es que muy poco se toma en cuenta las interacciones entre acopiadores, generadores y usuarios, para identificar la demanda real de información, que permita orientar las investigaciones ó los servicios a brindar por parte de las instituciones.

Flujo de la información

En el siguiente diagrama de flujo se presenta en forma general, de que manera ocurren los procesos de generación de datos, su acopio, el procesamiento, así como la generación de productos como: boletines, mapas temáticos, bases de datos y documentos entre otros, para que luego los jerarcas de las instituciones, organismos internacionales, investigadores, productores y periodistas. tomen las decisiones apropiadas para el desarrollo del sector y del país.

Capacitación en el acopio de datos y su uso

• Nivel Escolar, Universitario, Técnico, Empresarial, Sector Público

En Costa Rica se ha venido realizando capacitación en el área de Sistemas de Información Geográfica, manejo de bases de datos, teledetección, inventarios forestales entre otros, en los últimos diez años con mayor auge por el desarrollo de tecnologías más novedosas, al inicio los técnicos y profesionales, tuvieron que ser capacitados en el extranjero ya que no existían centros especializados en el país, pero actualmente se capacitan en el país en el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza y en el Laboratorio de Teledetección y Sistemas de Información Geográfica de la UNA, el CIEDES de la UCR los cuales luego han capacitado al personal de sus oficinas, para prepararlos en el manejo de los sistemas de información geográfica y sensores remotos.

En escuelas primarias no se da capacitación en el acopio de datos y su uso.

El Instituto Tecnológico de Costa Rica y la Escuela de Ciencias Ambientales en la carrera de ingeniería forestal, dentro de los cursos de Ordenamiento de Cuencas Hidrográficas y Planificación del Uso de la Tierra, incorporan la utilización de los sistemas de información geográfica, pero no hay cursos específicos de este tema.

Las Escuelas de Geografía de la UCR y de la UNA, imparten cursos específicos de Sistemas de Información Geográfica entre los programas académicos. Dentro de la UCR el CIEDES ó el Laboratorio de Percepción Remota, imparten cursos de Sistemas de Información Geográfica y de Teledetección.

A nivel técnico están el Instituto Nacional de Aprendizaje y la Fundación Escuela de Reforestación de Costa Rica, que capacitan a personal de campo en reforestación, ebanistería y corta dirigida de árboles, pero no tanto en acopio y procesamiento de datos.

En el sector empresarial forestal, no se conoce de que tengan equipos de computadoras capaces de operar sistemas de información geográfica, ya que su costo es alto y se requiere personal capacitado, recurriendo a universidades, centros de investigación ó profesionales que brindan servicios en ese campo.

En el sector público la utilización de sistemas de información geográfica y los sensores remotos han tenido un auge bastante fuerte, debido a la gran versatilidad de almacenar información y a la posibilidad de generar información valiosa para la toma de decisiones.

Las instituciones y organizaciones relacionadas con los recursos forestales, tienen poca integración entre sí, lo que dificulta aprovechar la capacidad instalada de equipo tan valioso, así como el personal capacitado y a la vez generar mayor información, para los usuarios.

• Programas Curriculares, Cursos, Seminarios

La Universidad Nacional por medio de:

- La Escuela de Ciencias Geográficas , imparte los cursos de Sistemas de Información Geográfica I y II, Sensores remotos, Diseño de Planes Reguladores y Aplicación de SIG, dentro de la carrera de Geografía

- La Escuela de Ciencias Ambientales, dentro de la carrera de Ingeniería en Ciencias Forestales, ofrece los cursos de Teledetección y Sistemas de Información Geográfica y Geografía del Paisaje.

- El Laboratorio TELESIG, ofrece cursos de Sistemas Integrados de Información Geográfica, IDRISI para Windows, Arc/Info Versiones PC y NT, Arc View GIS, Análisis Espacial con Arc View GIS, MGEI : Introducción al Ambiente SIG Modular de Intergraph, Principios y Aplicaciones de la Teledetección a los Recursos Naturales y Análisis Digital de Imágenes.

La Universidad de Costa Rica a través de:

- La Escuela de Geografía, en su carrera de geografía, imparte cursos de Sistemas de Información Geográfica, Percepción Remota y Fotointerpretación.

- El Centro de Investigaciones en Desarrollo Sostenible, ofrece tres cursos del SIG IDRISI para Windows y cursos personalizados en el manejo del SIG Arc View.

- El Laboratorio de Percepción Remota y Aplicaciones Espaciales, ofrece Curso Especial en Percepción Remota.

- El Instituto Tecnológico de Costa Rica, con su Escuela de Ingeniería Forestal, imparte el Curso de Sistemas de Información Geográfica con IDRISI, durante un semestre y es parte del programa de educación continuada, no esta en el programa de la carrera de ingeniería forestal.

- El Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza, ofrece un Curso de Sistemas de Información Geográfica en cuatro módulos, que dura 2 meses, es un curso de carácter internacional, en el Modulo I Básico (IDRISI 32 para Windows, Cartalinx y Arc View); Modulo II: Aplicaciones en Recursos Naturales con IDRISI 32 para Windows y Arc View; Modulo III: Introducción a la Teledettección I (IDRISI 32 y ERDAS IMAGINE); Modulo IV: Aplicaciones de la Teledetección en Monitoreo y Manejo de Recursos Naturales con IDRISI 32 y ERDAS IMAGINE.

• Materiales y equipos

Esta información es muy detallada y los responsables de las unidades de sistemas de información geográfica, no brindan datos sobre esto, en otros casos la información está disponible en los sitios web de la institución u organización.

El SINAC, tiene computadoras con procesadores Pentium de 200 Mhz, mesa digitalizadora, impresora de inyección de carro ancho (doble carta), escaner, manuales de Arc View y Arc Info, el presupuesto disponible es escaso y viene del presupuesto del gobierno central.

FONAFIFO tiene escaner de alta resolución, mesa digitalizadora, GPS, cámara digital, graficador de 36 pulgadas, impresora de inyección de carro ancho, un monitor de 21 pulgadas, cuentan con manuales de Arc View, IDRISI y Arc Info, se financian con aportes del gobierno y de cooperación internacional.

El Laboratorio TELESIG, tiene computadoras con procesadores Pentium de 120 a 133 Mhz, computadoras portátiles, impresora HP Pin Jet, digitalizadores y graficador de plumillas Calcomp entre otros, la fuente de financiamiento es de la UNA y proyectos de cooperación internacional. Desarrollan el Proyecto Monitoreo Forestal por Satélite y Manejo Integrado de Cuencas Hidrográficas en Costa Rica, con fondos de la Comunidad Europea.

El Centro de Investigaciones en Desarrollo Sostenible de la UCR, cuenta con base de datos espacial (Mapas temáticos digitales del país), imágenes Landsat MSS de 1976 y 1977, e imágines Landsat TM de 1986, 1987, 1991,1994,1996,1997 y 1998, tienen 12 computadoras Pentium, con velocidades entre 166 a 750 Mhz, tres impresoras de inyección de tinta de 36 ", escaner y dos mesas digitalizadoras, el Software es IDRISI, ERDAS IMAGINE, Arc Info y Arc View, con los módulos Spatial Analyst, 3D Analyst, Network Analyst y Arc Press.

El Centro Científico Tropical, tienen computadoras Pentium, mesa digitalizadora, impresora de inyección de carro ancho de 19” x 21”, el Software es IDRISI, Arc Info y Arc View.

El CATIE, cuenta con microcomputadores, mesas digitalizadoras de 36 " x 48 ", ploteadores, impresoras, escaner, el software es IDRISI, ERDAS, Arc Info, Arc View. Desarrollan proyectos con los estudiantes de postgrado, en diferentes áreas de Costa Rica, así como en los diferentes países miembros del CATIE.

• Inventario de Recursos Humanos

Sobre este punto la información de personal que labora en este campo, es difícil obtenerla ya que muchas instituciones no brindan esos datos, en el sector privado no se conoce de empresas que acopien o generen información por lo que no fue tomada en cuenta. Pero alguna se puede encontrar en los diferentes sitios de internet de cada institución, otra se consiguió a través de visitas a las instituciones y otra por consulta telefónica.

La información que se presenta en el siguiente cuadro, es sobre sistemas de información geográfica y sensores remotos, para las instituciones que se pudieron contactar y las más importantes en el sector.

Cuadro 16.

Recurso Humano del Sector Institucional

INSTITUCIÓN

PERSONAL

 

PROFESIONAL

TÉCNICO

SINAC

8

3

CATIE

13

2

UNA, TELESIG, Escuela de

Ciencias Ambientales

4

3

UNA, Escuela de Geografía.

2

2

UCR, CIEDES

5

8

UCR, Escuela de Geografía,

Laboratorio de Percepción Remota, Laboratorio de Fotointerpretación, Unidad de Investigación en

Fronteras Centroamericanas

8

2

FONAFIFO

2

 

INBIO

6

2

ITCR

1

 

INEC

2

 

CCT

3

 

FUNDECOR

2

 

TOTAL

56

22

Conclusiones

La elaboración de este documento ha permitido conocer la situación de los recursos forestales:

• El país cuenta con una superficie de bosque de 2.066.000 has, un 40,43 %, dentro de estas se consideran 178.000 has. De plantaciones (datos de FRA – 2000)

• Las tierras que son propiedad del estado es de 743.473 hectáreas, 1.144.527 has. Se encuentran en manos de propietarios privados, hay bajo áreas silvestres protegidas 1.307.300.40 has., un 25.56 %.

• Se estima que cerca de 1.200 especies son endémicas, de estas 150 son árboles, hay 34 especies que están amenazadas y en peligro de extinción y 18 especies que ha sido vedado su aprovechamiento.

• En protección de la biodiversidad se han realizado esfuerzos de protección de 65.000 has. En 104 reservas privadas, desde 1979 con incentivos forestales y el pago de servicios ambientales, se tiene un área de 487.173.20 has.

• El sector forestal aporta al PIB 5.36%, somos deficitarios en pastas de madera y papel, resultando en una balanza comercial negativa de $152 millones, mientras que en madera y muebles, la balanza es positiva en $48.9 millones

• Desde 1989 el 2000, las ASP han sido visitadas por 7.869.970 turistas, generando $ 17.5 millones.

• En el país se utilizan 500 plantas medicinales, el 35 % de estas provienen de la recolección de especies silvestres en hábitat naturales, .l33 se comercializan, con una producción de l70 toneladas de materia prima. De los bosques sale mas del 90 % de los productos utilizados en la construcción de viviendas indígenas, un 86 % de ellos corresponden a productos no madereros.

• El consumo de leña proveniente de árboles de especies forestales como energía, para 1998 representa un 31 % y en el año 1999 un 32.6 % de la energía primaria..

Que el país ha generado:

• Instrumentos legales novedosos como el concepto de Pago de Servicios Ambientales.

• Planes Nacionales de Desarrollo Humano y Forestal, Políticas Forestales, Estrategias de Biodiversidad y de Vida Silvestre.

Costa Rica ha realizado esfuerzos en desarrollo de tecnologías de bases de datos, bibliotecas en red, aplicaciones de sistemas de información geográfica, teledetección remota, también ha capacitado en estos campos al personal de las instituciones, organizaciones, público en general, permitiendo contar con una base humana bien capacitada, pero se reconoce la falta de integración en pos de un objetivo nacional.

Recomendaciones

• Mejorar los sistemas de acopio y procesamiento de información, dentro de instituciones, organizaciones, universidades y fundaciones; definir una política de producción de boletines y anuarios estadísticos en cada órgano que acopie datos, para brindar información necesaria por el público en general.

• Implementar como país el sistema de información, propuesto dentro del Plan Nacional de Desarrollo Forestal para solucionar en parte los problemas de falta de información actual, oportuna y confiable, con la que podemos conocer el estado del sector forestal

• Cambiar las variables que están en el Sistema de Cuentas Nacionales, del Banco Central de Costa Rica, para valorar con mayor exactitud el aporte del sector forestal al PIB.

• Formular una estrategia nacional en información y análisis del sector, que permita mejorar las deficiencias señaladas en este estudio.

Bibliografía consultada

Ballestero, L. 2000. Balance Energético Nacional 1998 – 1999. Revista Energía no. 31. : 17 –30.

Barrantes, G. 2000. Curso Capitalización y Sostenibilidad de los Activos Naturales y sus Servicios Ambientales. SINAC. IPS. Fondo de Canje Deuda Costa Rica - Canadá. Guanacaste, C. R. iii, 179 p.

Calvo S., C. 2000. Informe de la Situación Forestal en Costa Rica, para el Periodo 1998 - 1999. SINAC. San José, C. R. s. p.

________. 2000. Informe sobre el Estado de la Información Forestal en Costa Rica. SINAC. San José, C. R. s. p.

Castro, R; Tattembach, F; Arias, G. 1997. Costa Rica: Hacia la Sostenibilidad de sus Recursos Naturales. Ministerio del Ambiente y Energía. San José, C. R. 24 p.

CCAD. (Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo, E. S). 1998. Incendios Forestales y Agrícolas en Centroamérica. Balance de 1998. San Salvador, SV. 11 p.

CCT. (Centro Científico Tropical, CR). 1991. La Depreciación de los Recursos Naturales en Costa Rica y su Relación con el Sistema de Cuentas Nacionales. World Resource Institute. Eds. R. Woodward, J. Echeverría, R. Solórzano. San José, C. R. ix, 160 p.

________. 1993. Mapa Ecológico de Costa Rica. Esc. 1 : 200.000. 9 h. Color.

Centro de Investigaciones en desarrollo Sostenible de la UCR. 2001. Cursos y Capacitación (en línea). San José, C. R. Consultado 14 may. 2001. Disponible en http://cariari.ucr.ac.cr/%7Eciedes/Principal/Cursos.htm.

Current, D.; Lutz, E.; Scherr, S. 1995. Costs, Benefits, and Farmer Adoption of Agroforestry. Project Experience in Central America and the Caribbean. World Bank Environment Paper Number 14. Washington, USA. xviii, 212 p.

Escuela de Ingeniería Forestal, ITCR, CR. 2001. Que hay de Nuevo (en línea). Cartago, C. R. Consultado el 11 may. 2001. Disponible en http://www.itcr.ac.cr/carreras/forestal/cursos.html.

Espinoza, N.; Gatica, J.; Smyle, J. 1999. El Pago de Servicios Ambientales y el Desarrollo Sostenible en el Medio Rural. Ed. R Romero. San José, C. R. xii, 53 p. Serie de Publicaciones de Ruta N º 2.

Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales 2000. 2001. Cobertura forestal en el último año de referencia (en línea). Roma, IT. Consultado el 22 may. 2001. Disponible en http://www.fao.org/forestry/fo/country/is.jsp?geoid=172&lang-id=3&page-id=413

FAO ( Organización de la Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, IT). 1998. FRA 2000, Términos y Definiciones. Documento de Trabajo no. 1. Programa de Evaluación de los Recursos Forestales. Roma, IT. 17 p.

________. 2000. Anuario de Productos Forestales 1994 - 1998. Roma, IT. lvii, 243 p. Colección FAO: Montes no. 33 y Estadística no. 155.

________. 2000. El Desarrollo Forestal y la Ejecución de las Propuestas de Acción del Grupo Intergubernamental de Bosques (GIB). en los Países Centroamericanos. Serie GIB / FIB. Ed. Vergara, M. Santiago, Chile. 224 p.

________. 2000. Bibliografía Comentada Cambios en la Cobertura Forestal, Costa Rica. Documento de Trabajo no. 36. Programa de Evaluación de los Recursos Forestales. Roma, IT. 54 p.

________. 2000. Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales 2000. Evaluación de los Productos Forestales no Madereros en América Central. Documento de Trabajo no.22, Programa de Evaluación de los Recursos Forestales. Roma, IT. viii, 99 p.

FONAFIFO(Fondo Nacional de Financiamiento Forestal, CR).1999. El Sistema de Información Geográfica de FONAFIFO. San José, CR. 12 p.

________. 2000. Los Bosques y el Servicio Ambiental de Protección del Recurso Hídrico en Costa Rica. San José, C. R. 57 p.

________.2000. Los Incentivos Forestales y Pago de Servicios Ambientales. San José, C. R. (15 p.)

________.2000. El Desarrollo del Sistema de Pago de Servicios Ambientales en Costa Rica. San José, C. R. 64 p.

________. 2000. Necesidades de Inversión en la Industria Forestal Costarricense. San José, C. R. 9 p.

________.s. f. El Sistema de Información de Incentivos Forestales y Pago de Servicios Ambientales de FONAFIFO. San José CR.12 p.

FSC. (Forest Stewarship Council, MX). 2001. Lista de Bosques Certificados (en línea). Consultado 11 may. 2001.Disponible en http://fscoax.org/html/5-3-3_esp.html

Gómez, L. D. 1986. Vegetación de Costa Rica. Apuntes para una Biogeografía Costarricense. Editorial UNED. San José, C. R. 327 p.

Hartshorn, G. 1982. Perfil Ambiental; Estudio de Campo. Costa Rica. Centro Científico Tropical. San José, C. R. 151 p.

IMN. (Instituto Meteorológico Nacional, CR). 1995. Inventario Nacional de Fuentes y Sumideros de Gases con Efecto Invernadero en Costa Rica. Proyecto: GF / 4102 - 92 - 42 (PP / 3011). San José, C. R. xii, 50 p.

________. 1996. Evaluación del Cambio de Cobertura de la Tierra en Costa Rica, 1979 - 1992. San José, CR. s. p.

Información para el Sector Agropecuario Costarricense, CR. 2001. Estadísticas Ambientales (en línea). San José, C. R. Consultado 11 may. 2001. Disponible en http://www.estanacion.or.cr/Compendio/est-ambi.html.

Instituto Nacional de Biodiversidad, CR. 2001. Manejo de Información, Proyecto ECOMAPAS (en línea). Heredia, C. R. Consultado 23 may. 2001. Disponible en http://www.inbio.ac.cr/es/mi/ecomapas.html.

Jiménez, Q. 1995. Árboles Maderables en Peligro de Extinción en Costa Rica. Instituto Nacional de Biodiversidad. The Nature Conservancy. San José, C. R. 121 p.

________; Lobo, J. 1999. Zonas Geográficas y Árboles Maderables Claves.. Propuesta Subcomisión INTECO. San José, C. R. s. p.

Laboratorio de Teledetección y Sistemas de Información Geográfica de la UNA. CR. 2001. Personal (en línea). Heredia, C. R. Consultado 11 may. 2001. Disponible en http://www.una.ac.cr/ambi/telesig/perso.html/

McKenzie, T. 2000. Actualización de la Metodología Estadística para el Sector Forestal Industrial de Costa Rica. MINAE. COSEFORMA. FONAFIFO. San José, C. R. 38 p.

MINAE (Ministerio del Ambiente y Energía, CR).2000. Estrategia Nacional de Conservación y Uso Sostenible de la Biordiversidad San José, C. R. Ed. V Obando. 82 p.

________. 2000. Estrategia Nacional de Investigación en Biodiversidad y Recursos Culturales. Eds. Chavarria, M.; Jiménez, M. San José, C. R. ix, 104 p.

________. 2000. Políticas Forestales, Plan Nacional de Desarrollo Forestal. Integración y participación activa del sector forestal en el desarrollo humano sostenible. San José, C. R. 22 p.

________. 2001. Plan Nacional de Desarrollo Forestal 2001 - 2010. El Sector Forestal del Tercer Milenio en Costa Rica. San José, C. R. 80 p.

Promotora del Comercio Exterior, CR: 2001. Estadísticas (en línea). San José, C. R. Consultado 22 may. 2001. Disponible en http://procomer.com/b43004c7f11e9dea00d297044ec33e9f/estadisticas/

Seminario - Taller en Sistemas de Información Geográfica, Teledetección y Sistemas de Posicionamiento Global en Costa Rica. (1995, Heredia, CR). 1995. Ed. Fallas, J. Heredia, CR. Laboratorio de Teledetección y Sistemas de Información Geográfica, Programa Regional en Manejo de Vida Silvestre para Mesoamérica y el Caribe. 75 p.

SINAC (Sistema Nacional de Áreas de Conservación, CR) 1996. Información Estadística Relevante sobre el Sector Forestal. 1972 - 1995. San José, C. R. s. p.

________. 1997. Informe Memoria Cuatrienal (1994 - 1997). San José, C. R., 34 p.

________.1999. Tenencia de la Tierra en las Áreas Silvestres Protegidas de Costa Rica. Versión Actualizada. San José, C. R. 46 p.

________. 2000. Plan de Ordenamiento Ambiental. San José, C. R. viii, 203 p.

________. 2000. Informe Anual 1999. San José, C. R. 49 p.

________. 2000. Evolución y Perspectivas. San José, CR. 29 p.

________. 2000. Informes del I y II Semestre de Labores. San José, CR. s. p.

________. 2000. Servicios a la Sociedad. San José, C. R.22 p.

Previous PageTable Of Contents