Página precedente Indice Página siguiente


INTRODUCCIÓN


Los ecosistemas montañosos, que cubren una cuarta parte de la superficie de la Tierra y donde vive por lo menos una de cada 10 personas, son centros inigualables de diversidad cultural y reservas imprescindibles de biodiversidad, además de ser origen de los grandes ríos del mundo y fuentes de agua dulce. Con todo, los pueblos de las montañas son de los más pobres y que más hambre sufren en el mundo, y las regiones montañosas son de las más expuestas a la degradación ambiental, la urbanización y el cambio climático.

A pesar de la importancia de estas regiones a lo largo de la historia, y de la abundancia de sus recursos, es reciente la atención de las autoridades y los responsables de la planificación económica a las mismas. Los legisladores nacionales e internacionales tampoco se habían interesado antes en las zonas de montañas. En 1991, con el Convenio Alpino, por fin se produjo el primer acuerdo internacional referente a una cordillera, y las primeras leyes de esta esfera se habían promulgado apenas unos años antes. De esta manera, el derecho de las montañas sigue en pañales: sólo están vigentes hoy en día algunos instrumentos jurídicos específicos de las montañas, nacionales e internacionales.

La primera parte de este trabajo se ocupa de la trayectoria de este tipo de legislación. Describe en general los textos jurídicos específicos de las regiones montañosas, primero los del ámbito internacional y a continuación los de la esfera nacional. Si bien existen numerosas leyes que repercuten en la situación jurídica de las montañas, por ejemplo las que tienen como objeto la agricultura, los bosques, los suelos, las cuencas hidrográficas, el medio ambiente, los impuestos y la ordenación del territorio, este estudio sólo se ocupa de los marcos jurídicos específicos para las montañas.

La segunda parte de la publicación contiene seis breves estudios de caso de: Bulgaria, Osetia del Norte-Alania (Federación de Rusia), Francia, Georgia, Italia, y Suiza, donde se han promulgado o elaborado leyes específicas para las zonas montañosas. Los estudios de los países tienen como propósito ilustrar en detalle las principales características del derecho de las montañas que se describe en la primera parte.


Página precedente Inicìo de página Página siguiente