FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.1, febrero 2005

Página anteriorInicioPágina siguiente

NOTICIAS MÁS IMPORTANTES

ÁFRICA: En el África oriental, constituye un motivo de grave preocupación la situación alimentaria en Eritrea, donde años consecutivos de lluvias insuficientes han socavado gravemente la producción agropecuaria. También se estima una producción inferior a la media para el Sudán debido a los conflictos y a la sequía. En Etiopía, en cambio, la situación alimentaria ha mejorado como consecuencia de una buena cosecha. La mala cosecha de maíz de la segunda temporada de Kenya agudizará el problema de la escasez de alimentos en algunas partes, mientras que la buena cosecha secundaria “deyr” de Somalia mejorará los suministros de alimentos en las principales zonas agrícolas. En el África austral, las perspectivas para las cosechas de la temporada principal de 2005 son variadas, debido a las precipitaciones retrasadas, irregulares y generalmente inferiores a lo normal recibidas durante la primera mitad de la campaña. Durante estos meses de carestía es inestable la situación de la seguridad alimentaria, particularmente de las poblaciones de Zimbabwe, Lesotho y Swazilandia. En el África occidental, la situación alimentaria sigue siendo crítica en Mauritania, mientras en Côte d’Ivoire la inseguridad continúa trastornando las actividades agrícolas y comerciales.

ASIA/CERCANO ORIENTE: En la CEI asiática y el Afganistán las perspectivas para este año apuntan a una buena cosecha, debido principalmente a unas condiciones atmosféricas favorables. En el Iraq, las condiciones atmosféricas son favorables para el desarrollo de los cultivos de invierno. El terremoto y el tsunami registrados recientemente en el Océano Índico causaron numerosas víctimas y destruyeron los medios de vida de millones de personas en varios países. Entre los más afectados figuran Indonesia, Sri Lanka, Maldivas, la India y Tailandia. Más de 1,3 millones de personas han recibido asistencia alimentaria; las operaciones de socorro han entrado en la fase de recuperación y reconstrucción. Pese a una recuperación de la producción de alimentos, la RPD de Corea necesita todavía asistencia internacional para satisfacer sus necesidades alimentarias mínimas.

AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE: En América Central, las cosechas de maíz y frijoles de la primera y segunda temporada han resultado damnificadas por la sequía y se está proporcionando ayuda alimentaria a las familias afectadas. En Guyana, las lluvias torrenciales han hecho desbordar los ríos, causando graves inundaciones. En Haití se continúa distribuyendo asistencia alimentaria a las familias afectadas por las recientes inundaciones y sequías. En América del Sur, las perspectivas para las cosechas de trigo, maíz y arroz son favorables, salvo en el Ecuador y el Perú, donde la producción del maíz y el arroz puede verse afectada por el tiempo seco imperante durante la siembra.

EUROPA: En la UE se prevé una merma de la producción de cereales en 2005 tras la excelente cosecha del año pasado, debido a un aumento de la retirada de tierras, de la producción que reducirá la superficie sembrada, y a la probabilidad de que los rendimientos desciendan respecto de los niveles elevados alcanzados el año pasado. También se prevé una merma de la producción en los países balcánicos donde los rendimientos no deberían alcanzar los niveles excepcionalmente buenos del año pasado. En la CEI Europea, la cubierta de nieve reduciría las perdidas invernales y las perspectivas apuntan a una buena cosecha en toda la región.

AMÉRICA DEL NORTE: Pese a unas condiciones atmosféricas generalmente favorables en lo que va del invierno, la información más reciente apunta a una producción menguada de trigo en 2005 en los Estados Unidos, ya que la superficie sembrada con la cosecha principal de invierno se ha reducido en un 4 por ciento en comparación con el año anterior. En Canadá todavía no se han sembrado las cosechas de 2005, pero los primeros indicios apuntan a una posible disminución de la producción de este año debido a una reducción de la superficie plantada y de los rendimientos previstos.

OCEANÍA: La producción de cereales de Australia en 2004 se mantuvo en torno a la media pero muy por debajo del nivel sin precedentes del año anterior a raíz de la sequía que afectó a algunas zonas productoras importantes. Las perspectivas iniciales para la cosecha de cereales secundarios de verano de 2005 son muy favorables, gracias a unas lluvias recibidas durante la siembra en las principales zonas productoras.


Página anteriorInicioPágina siguiente