FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.3, octubre 2005

Página anteriorInicioPágina siguiente

NOTICIAS MÁS IMPORTANTES

ÁFRICA: En África oriental, pese al mejoramiento de las perspectivas para las cosechas de la campaña actual en algunos países, necesitan asistencia alimentaria más de 18 millones de personas. En África occidental, no obstante las perspectivas en general mejoradas para las cosechas en el Sahel, la situación de la seguridad alimentaria constituye todavía un motivo de preocupación en el Níger, Malí y Burkina Faso. En el África austral, empeora la seguridad alimentaria para unos 12 millones de personas debido a la merma de las cosechas en 2005, a la escalada de los precios de los alimentos y al alza de los costos de la energía. Independientemente de la situación de las precipitaciones, las perspectivas para las cosechas de la temporada principal de 2006 son desfavorables en Zimbabwe, debido a una grave escasez de insumos agrícolas. En Malawi, el Gobierno ha declarado el país “en estado de desastre” debido al empeoramiento de la escasez de alimentos.

ASIA/CERCANO ORIENTE: El reciente terremoto en Asia meridional causó 50 000 víctimas y destruyó viviendas y medios de subsistencia de millones de personas en el Pakistán y la India. En las zonas afectadas por el tsunami hace nueve meses, la mayoría de las personas desplazadas dependen todavía de la ayuda alimentaria. Continúan las actividades de recuperación y reconstrucción. En la RPD de Corea se prevé una buena cosecha que alivie la necesidad de ayuda alimentaria del país. Las perspectivas para las cosechas y la seguridad alimentaria son malas en Laos, el Nepal, y Timor-Leste debido al mal tiempo. En los países de la CEI asiática se han terminado de recoger los cereales con una producción ligeramente superior al volumen medio del año pasado, debido principalmente a unas condiciones atmosféricas favorables. En el Afganistán, se ha recogido una cosecha excelente.

AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE: En Guatemala, una evaluación provisional de los daños causados por el huracán Stan indica que la mayoría de las familias de los departamentos de San Marcos, Sololá, Huehuetenango y Quetzaltenango no sólo ha perdido la mayor parte de sus cosechas sino también entre un 40 y 60 por ciento de sus tierras debido a los aludes de lodo. En Haití y Cuba, la producción agrícola se ha visto gravemente afectada por un tiempo seco seguido de lluvias excesivas debidas a los huracanes. En el Ecuador y en algunas partes de Bolivia la sequía ha perjudicado los cultivos alimentarios y la producción pecuaria.

EUROPA: Se estima que la producción de cereales de 2005 en la UE está muy por debajo de la cosecha abundante del año pasado y por debajo de la media de los últimos cinco años. En las partes septentrionales de la UE ya se han sembrado los cereales de invierno que se cosecharán en 2006, y en el centro las siembras se están desarrollando en condiciones generalmente satisfactorias. En la Península ibérica afectada por la sequía se necesitan con urgencia unas precipitaciones buenas para evitar la obtención de otra cosecha reducida. En la CEI europea ya se han terminado de recoger los cereales, cuya producción se estima en un volumen semejante al nivel medio del año pasado.

AMÉRICA DEL NORTE: La siembra de la cosecha de trigo de invierno está marchando según lo previsto en los Estados Unidos, y las plantas se están desarrollando bien en condiciones generalmente favorables. La cosecha de maíz está muy avanzada, y se pronostica una producción buena de 276 millones de toneladas. En el Canadá, la recolección de cereales de 2005 avanza algo más lentamente de lo normal debido a las temperaturas frías y a las precipitaciones, pero los rendimientos han sido generalmente buenos y se prevé otra producción superior a la media.

OCEANÍA: En algunas partes de Australia la recolección de los cereales de invierno está apenas comenzando. Aunque los pronósticos todavía varían algo debido a los regímenes pluviales tan variados que existen en las diferentes partes del país, y cuyas repercusiones ha sido difícil evaluar en algunas partes, se prevé que la producción de trigo, el cereal de invierno principal, alcance por lo menos los 20 millones de toneladas, volumen cercano al del año pasado. Las perspectivas para las cosechas de cereales secundarios de verano (principalmente sorgo y maíz), sembrados en septiembre y octubre para la cosecha de 2006, son algo inciertas debido al tiempo predominantemente seco que continuó durante todo el mes de septiembre en Queensland, donde se produce una gran parte de los cultivos de verano.


Página anteriorInicioPágina siguiente