Previous PageTable Of ContentsNext Page

RESUMEN

La finalidad de este documento es examinar y revisar la terminología y definiciones que se utilizan en la FAO y en otras bases de datos sobre los combustibles de madera y proponer procedimientos destinados a perfeccionar la metodología para definir, clasificar, compilar y presentar los datos y la información sobre los combustibles de madera utilizando la Terminología Unificada sobre Dendroenergía (UWET).

Se compara la UWET con los sistemas terminológicos y de clasificación actuales, en particular, el sistema de la FAO para compilar estadísticas sobre combustibles de madera para su base de datos FAOSTAT y su reproducción posterior en el Anuario de Productos Forestales, así como porla Agencia Internacional de Energía (AIE), EUROSTAT y la Clasificación Uniforme para el Comercio Internacional (CUCI) de las Naciones Unidas. La principal diferencia con estos sistemas es que la UWET hace hincapié en los aspectos de la oferta y la demanda de los productos dendroenergéticos y en el flujo de dendroenergía desde la fuente de procedencia para satisfacer las necesidades de los usuarios.

Los combustibles de madera se clasifican como directos, indirectos o recuperados, según el "trayecto" que sigan desde su suministro hasta el usuario final; la inclusión de agrocombustibles, como el bagazo, la paja, los tallos, entre otros y el uso de subproductos de origen municipal (fango, desechos municipales, gas, etc.) representan otras innovaciones en la propuesta de clasificación de la UWET. El documento ofrece unas definiciones de trabajo y reseña los parámetros y unidades de medición que se han tenido en cuenta. Se proporcionan factores de conversión y contabilidad de los biocombustibles para obtener el valor energético de una masa o volumen de un determinado biocombustible.

La UWET se preparó y elaboró en cooperación con un gran número de instituciones, con el objetivo común de evaluar adecuadamente la cantidad de energía producida a partir de los biocombustibles y facilitar el intercambio de bases de datos sobre bioenergía entre organizaciones nacionales e internacionales. Obviamente, esta terminología y conjuntos de definiciones nuevos no son la panacea para los numerosos problemas relacionados con los datos sobre dendroenergía, pero pretenden ser un paso adelante importante para solventarlos.

En el futuro se prestará también más atención a la definición de diferentes tipos de agrocombustibles a los que hasta ahora apenas se les ha dado importancia, no sólo por lo que respecta a la terminología utilizada, sino a la creación de bases de datos más adecuadas.

Las estadísticas nacionales e internacionales sobre cuestiones energéticas rara vez incluyen el mismo nivel de información detallada sobre el consumo de biocombustibles y combustibles de madera que el que entregan otras fuentes convencionales de energía y de productos forestales. Además, la información existente sobre los combustibles de madera en la mayor parte de los bancos de datos forestales nacionales e internacionales es muy limitada y de carácter global para poder analizar qué cantidad de ese tipo de combustible y dónde y por quién se utiliza. Por otra parte, la escasa información disponible se recoge, compila y presenta utilizando una terminología distinta sin definiciones precisas, y las unidades y factores de conversión utilizados para calcular las cifras hacen que la comparación, agregación e intercambio de los datos sea una labor difícil y tediosa.

Asimismo, la información existente sobre biocombustibles y combustibles de madera se centra en el consumo de biomasa y no presta la debida atención a otros aspectos conexos como la producción y las fuentes de suministro. Además, los datos relativos a los biocombustibles, y a los combustibles de madera en particular, tienen que insertarse en la estructura de las estadísticas sobre energía y cuestiones forestales que son la base principal para la tarea de elaboración de modelos y de proyección que realizan las diferentes organizaciones técnicas.

En consecuencia, existe un interés creciente en disponer de datos mejores y más detallados sobre bioenergía, para comprender adecuadamente los sistemas bioenergéticos y planificar la producción y utilización sostenibles de la biomasa, tanto para los usos tradicionales como modernos. Hasta la fecha, los de la FAO son considerados como una referencia para muchas instituciones, pero es cada vez más necesario perfeccionar la metodología utilizada por la Organización para compilar, organizar y presentar la información referente a la dendroenergía.

Para dar respuesta a la necesidad de perfilar y reestructurar la forma en que se presentan los datos sobre dendroenergía en las estadísticas de la FAO, y teniendo en cuenta las metodologías utilizadas en otras bases de datos sobre bioenergía, este documento presenta un nuevo marco para la clasificación y contabilización de la dendroenergía. Este enfoque comprende los siguientes aspectos básicos:

1. creación de la categoría combustible de madera para abarcar todos los tipos de material energético procedente de la madera;

2. inclusión de nuevos tipos de productos bioenergéticos, incluso agrocombustibles y subproductos de origen municipal;

3. un desglose más adecuado, tanto por lo que respecta a la oferta como a la demanda.

Es importante señalar que la UWET se preparó y elaboró en cooperación con un gran número de instituciones, con el objetivo común de evaluar adecuadamente la cantidad de energía producida a partir de los biocombustibles y facilitar el intercambio de bases de datos sobre bioenergía entre organizaciones nacionales e internacionales.

Obviamente, esta terminología y conjuntos de definiciones nuevos no son la panacea para los numerosos problemas relacionados con los datos relativos a la dendroenergía, pero pretenden ser un paso adelante importante para solventarlos.

Previous PageTable Of ContentsNext Page