Previous PageTable of Contents Next Page

ANEXOS

El cuento del hilo de agua (3.1.)

Era un hilo de agua que salto de la roca y comenzó a correr cuesta abajo. Un pájaro bajo a bebérselo y él dijo:

-No me tomes todavía, que soy muy pequeño y me consumirás todo.

-Pero, ¿qué más quieres? Así te llevaré volando por el aire, mientras que arrastrándote como gusanillo, nunca llegarás a ninguna parte.

-Llegaré. Ahora mismo estoy en camino hacia el mar.

-¡Pero qué optimismo! ¿No comprendes que el mar está a miles de kilómetros de aquí, que hay que atravesar montañas, desiertos, en fin, toda la tierra?

-No importa, ya llegaré.

El pájaro no quiso escuchar más y echó a volar.

El hilo de agua siguió arrastrándose centímetro a centímetro. En todo el día sólo logró avanzar unos metros y luego la tierra se lo chupó.

Sin embargo, él siguió tironeando hacia arriba para salir a la superficie. Tuvo que humedecer el camino para que la tierra lo dejara seguir adelante.

Así fue hilvanando el camino con reflejos plateados. Tenía que aprovechar las noches para caminar con mayor soltura.

Ya pasaba un mes que andaba por el camino, ya había crecido bastante, aunque estaba tan delgado por el esfuerzo, que en algunas partes se cortaba. Un día encontró en el camino a otro hilo de agua, que se detuvo a preguntarle.

-¿Adónde vas tan apurado?

-Voy al mar.

-¿Cómo te atreves a pensarlo siquiera si eres tan pequenño?

-Llegaré.

Iba a seguir adelante, cuando se detuvo y le dijo:

- ¿Por qué no me acompañas tú? Unidos seremos má s fuertes y llegaremos más pronto.

El nuevo hilito, después de unas cuantas vacilaciones, se unió. Y los dos continuaron el camino. De pronto, retrocedieron espantados, al borde de un precipicio.

-¡Cuidado, que nos desbarrancamos!...

-¡Adelante, que no hay otro camino!...

-¡Entonces no voy contigo!

-¡Ya es tarde!... ¡Salta!

En efecto, ya era tarde. Y los dos hilos de agua, abrazados y temblando del susto, cayeron barranca abajo, hasta tocar el fondo. Allá se quedaron toda la tarde, tratando de encontrar una salida. Por fin la hallaron y se lanzaron al campo abierto. Caminaron un día más y de pronto vieron un nuevo hilo que se adelantaba tímidamente hacia ellos.

-¿Adónde es el viaje? - le dijeron.

-Vengo de la hacienda, perseguido por las ovejas, que me beben y no me dejan seguir adelante.

-Te nemos preguntado adónde te diriges.

-A cualquier parte, pero quiero viajar...

-Pues no lo pienses dos veces y vente con nosotros.

Ahora eran tres y formaban una pequeña corriente. Más allá encontraron un pantano.

- ¿Qué haces aquf, perezoso?

-Me eché a descansar, hace algunos años y ya no tengo deseos de ir a ninguna parte.

-Mira que por no moverte, te estás quedando paralítico.

-Ven con nosotros.

Después de mucho esfuerzo, por fin movieron al agua estancada que se puso en camino lentamente.

-¡Pero qué sucia está y qué mal hueles! - le dijeron a poco de andar.

-Eso es por haber estado tanto tiempo ociosa.

Pero a medida que caminaban, el agua estancada se iba poniendo más ligera y pura, porque dejaba todas las suciedades en el camino.

-Ahora veo que moverme me hace bien. - admitió ella.

Al otro día hallaron a todo un arroyo, que se dedicaba a saltar por entre las peñas.

-Si convencemos a éste de que nos acompañe, seremos invencibles.

Y el arroyo juguetón no se hizo rogar para unirse con los viajeros.

Ydespués del arroyo vino un pequeño río. Luego otro más grande y otro más.

Ahora formaban una corriente colosal que pasaba rugiendo por los campos. De pronto todos los viajeros lanzaron un grito:

-¡¡EI mar...!!

Y era el mar soberbio y majestuoso.

-¡Este es el triufo soñado! - dijo el hilito inicial.

-¿Dónde estará ahora el pájaro que se burló de mí, cuando aprendía a caminar?

-Estoy aquí y confieso mi error - dijo el ave, apareciendo en el cielo.

-Pero tienes que reconocer que sin unirte a los otros, jamás hubieras llegado.

-Claro que no. Sólo la unión hace las grandes cosas. Esto lo saben los hombres mejor que yo - dijo el hilo de agua y se lanzó al mar.

Margarita tiene sed (4.2.)

Adaptación de una obra de Bianca Colonna.

Esta obra tiene como finalidad enseñar a los niños la importancia del agua para las plantas y otros seres vivos.
El personaje del sol forma parte del decorado (sol de cartón).
Margarita, la flor, es un títere de guante.
La mariposa puede ser de guante o varilla, armado sobre un alambre flexible.
El gusano es de varilla (doble) o puede ser de media (calcetín).
Pueden variarse los personajes de acuerdo a necesidades o disposición de muñecas.
Tenemos como elemento de utilería la manguera en la que se coloca papel picado
y se sopla imitando agua cayendo.

Al comenzar la obra brota lentamente la flor.
Puede acompañarse con música al comienzo, intermedios y final de la obra...

Margarita:

(como si despertara) ¡Ahhh! Buenos días sol, buenos días aire, nubes, pajaritos. buenos días madre tierra. ¡¡Buenos días chicos!! (Mira)
Soy Margarita y estoy muy contenta de despertarme con un día tan lindo, de tanta luz y con el calorcito del sol. Pero para que todo sea perfecto vendría bien tomar un poco de agua. (Entra gusanito)

Gusanito :

¡Hola Margarita! ¡Qué linda estás!

Margarita:

Vos También estás muy lindo, con ese caminar tan elegante. ¿No querrías hacerme un favor?

Gusanito :

Con mucho gusto.

Margarita:

Busca a la Señora Nube y pedile que me mande un poco de agua. Tengo harta sed.

Gusanito :

Ya voy, a toda máquina. (Sale)

Margarita:

¿Saben chicos?
Es una suerte que las nubes sean amigas de nosotras, las flores, porque ellas están
llenitas de agua, y cuando tenemos sed podemos pedirles un poco.
Creo que Gusanito viene por allí. ¿Viene chicos?
(Respuesta de los niños)
Apúrate Gusanito. ¿Y? ¿Qué te dijo?

Gusanito :

Disculparme Margarita. Ya estaba por alcanzar a una nube pero ella va más rápido que
yo. Además el sol está tan fuerte, creo que todas las nubes se fueron a
dormir la siesta. Y yo estoy tan cansado...

Margarita:

¡Qué calor! A mi También el sol me está calentando y mucho!!
Gusanito, cada vez tengo mas ganas de tomar agua. Y vos no tienes más fuerza para ir a perseguir
nubes... Entonces... ¿Quién podrá ayudarme?

Gusanito :

¿ Sabes Margarita? Cuando venia para acá vi a la Señora Mariposa. Si Los chicos la llaman ella vendrá y te ayudará.
Volando alcanzará a la Sra. Nube. Yo tengo que descansar. ¿Chicos, por favor, llamarían a la Sra.
Mariposa? (Sale Gusanito) (Entra Mariposa)

Mariposa :

¡Oh! Una Margarita... y tan solita. ¿Pero por qué estás tan caí da en un
dí a tan precioso? ¿Vos me llamabas?

Margarita:

Si, tengo sed y no puedo encontrar a la Sra. Nube para que me mande un poco de agua.

Mariposa :

¡Mira, mira! ¡¡Allá está!! Voy a ayudarte. Vuelo a buscarla.

Margarita:

¡Qué buenos son todos mis amigos! ¡Cómo quieren ayudarme! ¡Alli vuelve Mariposa!

Mariposa :

No pude alcanzarla. ¿Sabes?
Vino el Señor Viento y soplando, soplando se la llevó muy lejos.
¿Chicos, ustedes saben cómo sopla el viento?
(Hace que los chicos soplen y los títeres se corren lentamente hacia
atrás, como si los llevara el viento)
Si, si, Así soplaba, y se llevó a la Sra. Nube.

Margarita:

¡Ay de mi! Ahora ya nadie podrá ayudarme. (Llora y se marchita)

Mariposa :

No llores por favor. Margarita... Margarita.
Tengo una súper idea. ¿Cómo no se me ocurrió antes?

Margarita:

¿Qué cosa?

Mariposa :

Cuando venia volando para aquí vi que estaba Carmelito (u otro nombre de un niño)
regando las flores de su jardín.
El te va a ayudar. ¿Por qué no lo llamamos? ¿Chicos, quieren llamarlo? Voy a buscarlo.
(Sale Mariposa... entra Carmelito)

Carmelito:

¿Quién me llama? ¿Qué quieres Margarita? Se te ve muy triste.

Margarita:

Por favor Carmelito, quiero un poco de agua.
(También hay contestación por parte de los niños)

Carmelito:

Por supuesto que te ayudaré. Voy a buscar la manguera.

Margarita:

¡Qué suerte que aquí al lado vive Carmelito! ¡El si sabe cuidar las flores! El me ayudará.

Carmelito:

(Se escucha desde atrás como tirando la manguera)
¡Ay! Espero que llegue la manguera. Por aquí, por ací, se atrancó en una piedra. Ya llegué. (Sale)
Agüita fresca para Margarita.
¿Te sentís mejor Margarita?
(Se sopla la manguera y cae lluvia de papel picado, se puede hacer
También con una pequeña regadera, u otro)

Margarita:

¡Qué rica! ¡Qué rica agua! (Reanimándose y riendo)
¡Gracias Carmelito! Ahora si me siento feliz. ¡Gracias chicos!
(TELON)

Puede presentarse la obra con otro títere que hable sobre la importancia del agua, o con palabras de la maestra alusivas. Al finalizar puede reabrirse el telón y volver el presentador y conversar con los niños acerca de los resultados de la obra.

(Analía y Hugo Serna)

El árbol que se convirtió en música (4.5.a.)

Mi vida comenzó muchos, muchos años, cuando el viento dejó caer una semilla aquí.
Al poco tiempo, Ia semilla se abrió y comenzó a germinar.
Pasó todo un verano y todo un invierno. Cuando llegó la primavera, yo ya era un hermoso brote de... cedro.
Al año siguiente fui un arbolito.
Dos niños me cuidaron mucho.
Me regaban cuando no llovía suficiente, y hasta me ataron una estaca para que creciera derechito y
no me
doblara con el viento. También me curaban si las hormigas hacían su hormiguero entre mis raíces.
Y me hice un cedro.
¡Para qué contar los banquetes y las reuniones que hacían en mi sombra! Así pasaron muchísimos veranos. Mis raíces se fueron haciendo más y más grandes. Mi tronco se puso mucho más grueso. Empecé a sentirme un poco cansado y hacia algunos años que ya no daba semillas.
Un día me asuste mucho cuando vi una sierra...
Pensé que mi vida terminaba.
Pero no fue Así.
Me han transformado en una hermosa guitarra. He vuelto a ser útil.
Y aquí estoy de nuevo.

Conservar el Medio Ambiente: Una Tarea de Todos

Al que pasa (4.5.b)

Tú que pasas y levantas contra mi tu brazo, antes de que me hagas daño óyeme bien:
“Soy el calor de tu hogar en las frías noches de invierno, soy Ia sombra amiga que encuentras cuando caminas bajo el sol de enero, y mis frutas son la frescura apetecible que te sacia la sed en los caminos.”

“Soy Ia armazón amiga de tu casa, Ia tabla de tu mesa, Ia cama donde tu descansas, y Ia madera de tu barco.”

“Soy el mango de tu azadón, la puerta de tu morada, la madera de tu cuna y la envoltura de tu ataúd.”

“Soy el pan de la bondad y la flor de la belleza.”

Tú, que pasas, óyeme bien, y...

No me hagas daño: Soy el árbol.

Sociedad Luz

La Docena Maldita 5.4

  1. Clordano / Heptacloro
  2. Galecrón , clordimeformo
  3. EDB Etilendibromuro
  4. Tocofeno, canfecloro
  5. Dibromocloropropano DBCP
  6. DDT
  7. Aidrin/OleIdrin/Endrin
  8. Lindofor/ Lindano, HCH
  9. Methil Parathion, folidol
  10. Paraquat, Gramoxone
  11. 245-T
  12. Pentaclorofenol, PCF

5.4 Obra de Bichos y Granjeros

Narradora
Varios Bichos (4 bichos regulares, y un Superbicho)
Granjero Juan

N :

Un día, el granjero Juan estaba caminando por su terreno de tomates, cuando encontró algo raro.

G :

(silbando) Mieeeér-coles! Mira tantos bichos, y están comiendo mis cultivos!

B-1:

(comiendo) Hola.

B-2:

¿Que pasa?

B-3:

Mmmm, son rico.

B-4:

Hola Juan, gracias por la comida.

N :

Y era Ia verdad. Habla varios bichos en su huerto, y estaban comiendo todos los tomates. El granjero decidió usar un veneno para resolver el problema.

G :

A ver. ¿Que tengo para matar estos malditos bichos? ¡Ah! Este funcionará.

N :

Juan encontró un veneno débil. Pero habla un pequeño problema.

G :

¡Oh! Este no es lo que necesito usar para este tipo de bicho. (Suspira) Pero hay tanto. Y algo comprado es mejor que algo en Ia tienda, ,no ye?

N :

Y empezó a aplicarlo.

B-1:

Oye Che, algo huele mal. ,Que será? ,Que esta pasando? ¡Oye, amigos!

B-2:

Cállate por favor, estoy comiendo.

B-1:

No, de verdad, yo creo que (tos)... ay... creo que... (muere)

B-2:

Oye, que paso.

B-3:

Ah, no sé.

B-4:

¿Pero que importa? ¡Más para nosotros! (continua comiendo)

N :

El pesticida que aplico no tuvo el efecto que querría, porque mató pocos bichos. El granjero estaba muy infeliz.

B-2:

¡Nyah nyah nun nyah nan!

B-3:

Estamos muy bien, gracias.

B-4:

Hola, que tal. (Todos de los bichos bailan y cantan y se ríen).

G :

Voy a encontrar algo mas fuerte. (busca) Ah! Este fuerte debe hacerlo. ¡Ahora si!

N :

Y fue a aplicar agroquímicos de nuevo.

B-2:

Oye, siento mareado (muere)

B-3:

Oh, me voy a desmayar... Ay, el dolor! (muere)

B-4:

(husmeando) Hm. ¡Uf! Tengo que descansar. Pero estaría bien.

N :

Y esta vez, casi todos de los bichos murieron.

G :

Ah, estoy muy feliz. Casi no hay bichos en mi terreno. Voy a usar este para siempre.

N :

Y paso 10 años usando el pesticida fuerte. Pero después de 10 años, algo paso. Los bichos estaban sobreviviendo, la población creciendo, y los bichos no fueron susceptibles como antes...

G :

¿,Que habría pasado? Estoy usando el mismo pesticida pero hay mas bichos que antes

SB :

¡ja, ja, ja! Que tonto eres. Mis abuelos han resistido tu pesticida, y mis padres también. Crecíamos mas fuerte y resistentes cada generación- hasta yo ¡el SUPER BICHO! ¡Nunca vas a poder matarme!

N :

El granjero trato de matar los súper bichos, pero no pudo.

G :

No me asustas Superbicho, tengo confianza en mis agroquímicas.

SB :

Ah, es como perfume. No, como una ducha fresca. ¡Más, más, mas por favor!

G :

¡Aaaarrrggghh! Voy a matarte ¡Vas a ver!

N :

Juan fue a buscar todos los venenos que tuvo, y los mezcló.

G :

Un poco de esto, y este, y este, y eso... ¡A ver si pueden resistir éste!

N :

Pero mientras estaban poniendo el veneno a las plantas, el veneno estaba entrando en su cuerpo.

SB :

Ay, me has matado... ohhhh (muere)

G :

¡Ja Ja Ja! Ohhh, (se desmaya)

N :

Pobre Juan. Ha envenenado los bichos, su tierra, y su propio cuerpo. Debiera haber sabido que las agroquímicas son peligrosas y fuertes. ¿Cuándo va a aprender que hay otras soluciones que se puede implementar para proteger los cultivos?

G :

(a la audiencia) ¿por qué no me dijo mas antes? (desmaya de nuevo)

por Heidi Forssell, Andrés Kampen y Guillermo Jaimes

Literatura

  1. Schlegel, Friedrich M., Chiappini, Alicia; Ecología y enseñanza rural, Roma, 1996.
  2. de Morales, Cécile B.; Manual de ecología, La Paz, 1988.
  3. de Morales, Cécile B.; Bolivia - Medio ambiente y ecología aplicada, La Paz, 1990.
  4. Bojanic, Canedo, Gianotten, Morales, Ranaboldo, Rijssenbeek; Demandas campesinas, La Paz, 1994.
  5. Montero, Carmen; La escuela rural, Variaciones sobre un tema, Lima, 1990.
  6. Ansiòn, Juan; La escuela en la comunidad campesina, Lima,
  7. Sánchez, Quinteros, Basagoitia, Fernández, Rodríguez, Georg; Manual de Biología y ecología Experimental, Sucre, 1995.
  8. Javna, John (The Earth Works Group); 50 cosas que los niños pueden hacer para salvar la tierra, Buenos Aires, 1991.
  9. de Bóo, Max; Erste tolle Ideen, Forschen und Entdecken, Mûhlheim an der Ruhr, 1993.
  10. Ministerio de Educación Pública Honduras; Manual de Educación Ambiental para Nivel Pre-escolary Primario, 1992.
  11. Centra Interdisciplinario de Estudios Comunitarios CIEC; Mejoremos Nuestra Salud, La Paz, 1988.
  12. Secretaria Nacional de Educación; Nuevos Programas de Estudio de la Reforma Educativa, La Paz, 1995.
  13. Unidad Nal. de Servicios Técnicos Pedagógicos; Organización Pedagógica, La Paz, 1995.
  14. Dirección General de Educación; Programas para las Escuelas Multigrado, La Paz, 1977.
  15. Instituto Cultural Boliviamo-Alemán, manual de Biología y Ecología Experimental, Sucre, 1995
  16. Van Matre, Steve, Sunship Earth.Martinsville, 1979
  17. Van Marte, Steve, Earth Education, Greenville, 1990
  18. CARE, Conociendo los animales del Amboró, Santa Cruz, 1999
  19. Cuerpo de Paz, Environmental Education Handbook, La Paz, 1998

Previous Page Top of Page Next Page