ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA AGRICULTURA Y LA ALIMENTACIÓN
PROGRAMA MUNDIAL DE ALIMENTOS

I N F O R M E   E S P E C I A L

MISIÓN FAO/PMA DE EVALUACIÓN DE COSECHA Y SEGURIDAD ALIMENTARIA EN GUATEMALA

23 de febrero de 2010

-------

Resultados generales

  • La campaña agrícola 2009/10 se vio afectada por niveles totales de lluvia acumulada muy por debajo del promedio histórico en los departamentos centrales y orientales (El Progreso, Baja Verapaz, Jalapa, Jutiapa, Chiquimula y Sacapa en el Corredor Seco).
  • Sin embargo, precipitaciones bien distribuidas en los departamentos claves agrícolas aseguraron una mayor producción con altos rendimientos promedio en comparación con la estación agrícola 2008/09.
  • Pérdidas localizadas (hasta el 100 por ciento de la producción) se reportan en el área del Corredor Seco.
  • La producción de maíz, fríjoles y arroz de 2009/10 (ambas temporadas) se estima en 1.7 millones de toneladas, 147 000 toneladas y 17 000 toneladas respectivamente, o sea un 1.5 por ciento menos del resultado del 2007 (último dato oficial disponible).
  • Las necesidades totales de importación de granos básicos para el año 2009/10 se prevén en alrededor de toneladas 766 000 que se estima serán cubiertos por importaciones comerciales formales y informales.
  • El total de las familias afectadas por la irregularidad de las lluvias y que necesitan asistencia alimentaria de urgencia se estima en 145 400.

1. INTRODUCCIÓN

La Misión conjunta FAO/PMA de Evaluación de Cosecha y Seguridad Alimentaría (CFSAM) visitó Guatemala desde el 3 hasta el 23 de noviembre de 2009. La Misión tuvo como objetivo la evaluación de la producción de los granos básicos (maíz, fríjol y arroz), localmente afectados por eventos climáticos adversos en las áreas denominadas del corredor seco sobre todo en la Región Oriente del país.

La Misión se benefició de la colaboración con la Unidad de Operaciones Rurales (UOR) del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA). Fue posible elaborar un recorrido de campo que permitió optimizar el tiempo a disposición visitando la mayoría de las áreas afectadas por la sequía y una parte suficientemente representativa de las áreas de producción comercial y excedentaria del país. En todas las fases de la Misión (desde la preparación y el recorrido de campo hasta la presentación de los resultados preliminares) participaron activamente funcionarios del MAGA y la Misión contó con el apoyo logístico de las divisiones centrales del Ministerio, así como de las coordinaciones locales y departamentales cuyos aportes fue fundamental para el buen éxito del trabajo.

Durante los primeros días de trabajo y antes de empezar el recorrido de campo, los equipos de la Misión se reunieron con diferentes actores institucionales (MAGA, Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutrición (SESAN), Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología y Hidrológica (INSIVUMEH) organización FONTIERRAS así como con organismos internacionales (UNICEF, PNUD, OCHA, Cooperación Italiana, USDA, MFEWS), para la recolección de la información disponible sobre la situación socio-económica, datos meteorológicos actualizados, Encuestas Nacionales Agropecuarias (ENAS del 2005 hasta el 2008), previsiones de producción y pérdidas en área sembrada en la campaña 2009 y datos de precios, entre otros.

La visita de campo tuvo una duración de 8 días desde el 6 hasta el 13 noviembre de 2009. Fueron visitados 9 de los 21 departamentos que forman el país. Entrevistas directas a grupos focales, lideres comunitarios, funcionarios del gobierno y otros informantes claves fueron realizadas para recoger información sobre los eventos climáticos adversos que afectaron la producción, las expectativas de producción para el año en curso y en comparación con el año pasado, la disponibilidad de insumos y relativos precios, el estado de salud de los animales de patio y del ganado, las ocurrencias de enfermedades. Asimismo la Misión recogió informaciones sobre la situación de la seguridad alimentaria de los hogares, sus medios de vida, posibilidades alternativas de generación de ingreso en las diferentes áreas visitadas, y disponibilidad de servicios básicos.

En total la Misión recorrió aproximadamente 2000 kilómetros. Además se visitó el área de mercadeo más grande de la ciudad capital donde se entrevistaron directamente mayoristas y acopiadores y se registraron sus proyecciones para el abastecimiento del mercado en los próximos meses.

2. El contexto socio económico

2.1 Población y pobreza

Guatemala ocupa la posición 122 entre 182 países del Índice de Desarrollo Humano (IDH). Es un país de ingresos medianos bajos, con un producto interno bruto (PIB) per cápita de USD 2.576 y un índice de Gini de 55, figurando entre los países en los que la distribución de la riqueza es menos equitativa. Cuenta con alrededor de 14 millones de habitantes (13 830 968), el 34 por ciento de su población es menor de 14 años.

El país está constituido por 23 comunidades lingüísticas. El 51 por ciento de la población está en pobreza y el 15 por ciento en extrema pobreza. Los grupos más vulnerables están conformados por mujeres, niñas y niños, e indígenas que viven en el altiplano y en el corredor seco.

El 72 por ciento de la pobreza, que afecta en un 75 por ciento a la población indígena, está concentrado en el área rural. De hecho, 1.3 millones de hogares son rurales, equivalentes a la mitad (52%) de la población total del país. De estos hogares, el 83 por ciento depende como fuente de ingreso de la actividad agropecuaria y el 38 por ciento no posee tierra para uso agrícola.

2.2 La situación macroeconómica

En la década de los años 90 y en seguida a los negociados de paz del 1996, Guatemala ha tratado de conseguir una estabilización económica a través de diferentes ajustes estructurales orientados a controlar la inflación, el fortalecimiento de la balanza de los pagos y crear las condiciones para un crecimiento económico sostenible. El país hizo un progreso gradual hacia la estabilidad de precios y la reducción de la inflación a niveles de un dígito en la segunda mitad de la década. La economía creció, aunque no logró alcanzar la necesaria y sostenida expansión para abordar los problemas de la pobreza y de la marginación. Los resultados esperados no se realizaron a pesar del acceso del país a las donaciones externas como parte del proceso de paz y a la inversión directa de grandes empresas extranjeras a través del programa de privatización.

En 2001, no obstante una mayor estabilidad macroeconómica, la tasa de crecimiento económico subió una fuerte reducción y se situó por debajo de la tasa de crecimiento de la población.

Sin embargo, la recuperación económica comenzó en 2004, gracias a una mayor confianza de los inversores extranjeros en la política económica de la administración Bergen, la subida de los precios de las materias primas y la expansión de la economía de los Estados Unidos, destino de muchos guatemaltecos que trabajan al extranjero.

Por lo tanto, la expansión del consumo privado superó el crecimiento global del PIB en 2001-05 sostenida por los crecientes niveles de las remesas de los guatemaltecos que trabajan en los Estados Unidos. Estos factores han contribuido a una aceleración constante de crecimiento del PIB, que alcanzó en 2007 la más rápida tasa de expansión en 12 años de 5.7 por ciento.

2.2.1 Política comercial

En los últimos años, la política comercial de Guatemala se ha volcado hacia la firma de los Tratados de Libre Comercio (TLC), así como a tratar de alcanzar la unión aduanera centroamericana. Sin embargo, las estadísticas del Banco de Guatemala muestran que la balanza comercial del país continua siendo negativa y que hubo un aumento considerable del saldo negativo de USD 5,118 millones en 2005 a USD 6,780 millones en 2008.

2.2.2 Política cambiaria

Con la crisis financiera mundial generada a partir de la explosión de la burbuja hipotecaria en Estados Unidos, el tipo de cambio (Q/USD), que se había mantenido fluctuando alrededor de 7.5, experimentó un alza hasta alrededor de 8.3 (de noviembre 2008 a noviembre 2009). El alza del tipo de cambio tiene consecuencias directas en los costos de producción agrícola, produciendo un incremento en los precios de insumos agrícolas importados como fertilizantes, semillas, insecticidas, fungicidas, herbicidas. Por otra parte también encarece las importaciones de granos alimenticios como maíz y fríjol, que eventualmente puedan hacerse.

2.2.3 Presupuesto del gobierno

El presupuesto del gobierno, en términos nominales, subió de GTQ 42.5 miles de millones en 2008, a GTQ 49.7 miles de millones para el año 2009. Es equivalente a un aumento del 15 por ciento al 15.6 por ciento del PIB, registrando el nivel de presupuesto más alto de la historia del país.

La principal fuente de financiamiento del presupuesto del gobierno ha sido la recaudación tributaria que representa alrededor del 12 por ciento del PIB, uno de los porcentajes más bajos de toda la región centroamericana. Por lo tanto una serie di medidas aisladas han sido aprobadas desde el 2000 sin alcanzar el resultado esperado de una reforma orgánica del sistema tributario nacional. Entre las medidas más importantes cabe destacar que en el agosto de 2001 se elevó la tasa de impuesto al valor agregado (IVA) de 10 a 12 por ciento.

Asimismo, dada la crisis financiera mundial, la recaudación tributaria proyectada para 2009 se contrajo en alrededor de GTQ 3 000 millones. La falta de los resultados deseados en la política fiscal ha implicado el aumento en el endeudamiento público tanto interno como externo. Ello genera, en el presupuesto del gobierno, aumento en el monto destinado al pago del servicio de la deuda, lo que eventualmente reduce posibilidades de atención de necesidades como la seguridad alimentaria.

3. El sector agrícola

3.1 Características de la agricultura y de la producción de alimentos

La agricultura es un subsector importante en la economía guatemalteca ya que genera alrededor del 14 por ciento del producto interno bruto (PIB), emplea entre el 40 y el 50 por ciento de mano de obra y contribuye con el ingreso de más del 50 por ciento de las divisas a través de las exportaciones. En términos generales, la producción agrícola puede ser dividida en dos topologías:

La producción de maíz y fríjol se desarrolla en todo el territorio nacional. El proceso productivo se realiza aún en áreas marginales en función de las condiciones climáticas y de suelo debido a que Guatemala presenta una gran de variabilidad climática. Toda la producción es a secano, por consiguiente los cultivos son altamente vulnerables a las variaciones climáticas, principalmente en las zonas de recurrencia de las sequías.

En Guatemala existen dos estaciones agrícolas principales: la estación agrícola “de primera” que empieza en abril-mayo y se cosecha en agosto-septiembre mientras que la campana agrícola “de postrera”, que inicia en agosto-setiembre, se recoge a partir de noviembre.

La producción de granos básicos es generada básicamente por cuatro topologías de agricultores, cuya productividad dependen de la extensión, ubicación y calidad de la tierra que cultivan:

Guatemala es un país deficitario en la producción de alimentos para consumo interno siendo un importador neto de maíz, fríjol negro, arroz, carne de res, carne de pollo, carne de cerdo, huevos de gallina y leche. Hasta el momento, políticas subsectoriales (como la distribución de fertilizantes y el programa de arrendamiento de tierras) no han logrado plenamente los impactos esperados en términos de reducción del déficit en la producción interna de alimentos.

3.2 Regiones del país estructuralmente deficitarias

Las regiones estructuralmente deficitarias en la producción de maíz y fríjol negro son:

En esas áreas existen asentamientos de productores de subsistencia e infra-subsistencia que, en general, practican agricultura en terrenos de ladera.

En los altiplanos los suelos poseen mejores características físicas que en la región semiárida donde son poco profundos y pedregosos. Además, en las áreas de la región semiárida la producción ocurre en pequeñas parcelas de tierra que, en promedio, no llegan a una manzana (cerca de 7 000 metros cuadrados). Esto dificulta el aprovechamiento de economías de tamaño (en la compra de insumos y venta de excedentes). En la región norte del país la producción ocurre en terrenos cársticos poco profundos y pedregosos, a excepción de áreas muy localizadas de suelos aluviales a las orillas de los ríos más importantes (como el caso de Playitas, Chisec, Alta Verapaz y los productores de las márgenes del río Salinas, Sayaxché, Petén). En estas zonas las extensiones de tierra por productor son mayores aunque los rendimientos por unidad de área se mantienen bajos y no se aprovecha todo el potencial productivo del suelo.

3.3 Situación de la inseguridad alimentaria en el país

La prevalencia de desnutrición crónica en Guatemala es del 43.4 por ciento (ENSMI 2008-2009), siendo la tasa más alta de América Latina y El Caribe y una de las más altas del mundo. La región con mayor prevalencia es la nor-occidental (64.8 por ciento), presentando igualmente tasas significativas la región norte (51.1 por ciento) y sur occidental (47.1 por ciento).

La desnutrición crónica infantil es el principal efecto de la inseguridad alimentaria en la que viven los hogares vulnerables que son afectados por eventos naturales adversos. Su costo, debido a la incidencia en la salud, crecimiento y desarrollo cognoscitivo del ser humano, equivale en Guatemala al 11.4 por ciento del PIB anual (PMA-CEPAL)1.

La desnutrición aguda presenta una prevalencia del 0.9 por ciento (ENSMI 2008-2009), siendo las regiones con mayor prevalencia la nor-oriental (1.3 por ciento), sur-occidental (1.2 por ciento) y norte (1.1 por ciento).

En general se determina que la desnutrición aguda afecta con más frecuencia y gravedad la Región Oriente del país, especialmente en el Corredor Seco, mientras que la desnutrición crónica tiene mayor prevalencia en la Región Occidental.

En este contexto, es en los hogares más vulnerables, resultantes de las grandes desigualdades y disparidad de ingresos y marginación, que en su mayoría no tienen capacidad de respuesta, ni mecanismos para reestablecer sus medios de subsistencia.

Entre las causas estructurales que intensifican las afectaciones por ocurrencia de eventos naturales y limitan la capacidad de las poblaciones para reestablecer sus medios de vida, se sintetizan en:

Cuadro 1. Variación del precio de la canasta básica en comparación al salario agrícola desde el 2006 hasta el 2009

3.4  Flujos comerciales, reservas de maíz y por región

En Guatemala existen tres mercados que funcionan como centrales mayoristas en la comercialización de maíz y que son ubicados en la ciudad Capital: La Terminal, la Central de Mayoreo (CENMA) y el mercado de granos de la 21 calle. En estos mercados se concentra la producción proveniente de las áreas excedentarias (parcelamientos de la costa sur, algunas áreas del oriente del país y las áreas del norte de Alta Verapaz y Quiché, así como el sur de Petén), para luego ser trasladada hacia las áreas deficitarias (principalmente el altiplano occidental del país). Flujos menores ocurren interregionalmente, directamente de las áreas excedentarias hacia las deficitarias, sin pasar por los mercados mayoristas de la ciudad Capital. Además, existen también flujos internacionales (la mayoría no registrados) principalmente con México y con El Salvador.

4. PRODUCCIÓN DE GRANOS BÁSICOS 2009/10

4.1  Disponibilidad de insumos agrícolas

Semillas

La mayoría de productores de maíz de los altiplanos central y occidental de Guatemala son familias de subsistencia e infra-subsistencia, que acostumbran sembrar materiales no mejorados. Normalmente guardan semilla de la cosecha anterior para la siguiente temporada. En el Corredor Seco los productores también son de subsistencia e infra-subsistencia y acostumbran guardar la semilla de cosechas anteriores. Reportan el utilizo desde varios años de semillas de variedades mejoradas liberadas por el Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícolas (ICTA), como ICTA B-1 y B-5. Al no practicar métodos de selección de variedades, es probable que las características originales de dichas variedades hayan sido alteradas por la forma de polinización del maíz. Los productores de maíz del Corredor Seco enfrentan serias dificultades de acceso a semilla de maíz ya que al haber perdido toda o un alto porcentaje de la cosecha, las posibilidades de guardar semilla se han fuertemente reducido. La situación se complica debido a la dificultad en conseguir emplear su mano de obra para generar fuentes alternativas de ingresos.

Diferente es el caso de los productores excedentarios y comerciales de maíz ya que utilizan principalmente semillas híbridas (especialmente HB-83, DK 357, Valle Verde, Del Trópico). Por consiguiente, deben comprar la semilla a ser plantada en cada ciclo de producción siendo la principal dificultad el acceso por el alto costo de esta semilla.

Los productores de fríjol negro utilizan material no mejorado (local) y en alguna medida variedades liberadas por el ICTA (principalmente ICTA Ligero, Ostúa, Tamazulapa). Los productores de fríjol del Corredor Seco acuden a materiales de Ipala, Chiquimula, Morazán y El Progreso, cuando quieren renovar la semilla que siembran. Dada la forma en que se accede a la semilla, en general no se prevén dificultades en la disponibilidad, a excepción de algunos productores del Corredor Seco ya que en algunos casos no fue posible la recuperación de la semilla plantada debido a que la pérdida de las cosechas fue total. Ese factor, aunado a la dificultad para conseguir emplear la mano de obra para agenciarse de algunos ingresos, hace prever la necesidad de implementación de un programa de apoyo en la provisión de semilla para ser plantada en la temporada 2010/2011.

Fertilizantes

En general, los productores de maíz, utilizan fertilizantes químicos granulados. Emplean especialmente las fórmulas 15-15-15 (iguales proporciones de nitrógeno, fósforo y potasio), 46-0-0 y 20-20-0. En el caso de los fertilizantes, no ha habido reducción alguna de la disponibilidad ya que las importaciones han mantenido la tendencia normal. Sin embrago, los productores lamentan un incremento de los precios de los agroquímicos en los últimos años (hace tres años un quintal de fertilizante se cotizaba a un nivel máximo de GTQ 180.00 mientras que en noviembre 2009 el precio ascendió a GTQ 240-250/q), el que ha ocurrido en una proporción mucho mayor que el incremento del precio del maíz en el nivel de productor.

Por consiguiente, los productores de subsistencia e infra-subsistencia de maíz han reducido la cantidad aplicada de fertilizantes con una notoria reducción en los rendimientos. De lo contrario los productores excedentarios y comerciales han tratado de continuar aplicando cantidades recomendadas, con el consiguiente aumento de los costos de producción.

En el caso del fríjol, no se utilizan fertilizantes granulados sino más bien foliares. Aparentemente, la disponibilidad de fertilizantes foliares sigue siendo normal en el mercado interno

Mano de obra

Los productores de subsistencia e infra-subsistencia no contratan mano de obra para la producción de maíz y fríjol. En varias de las regiones con este tipo de producción se utiliza el “trueque”, llamado en algunos casos “cambio de manos”. Los productores se ayudan mutualmente en las actividades críticas de la producción, especialmente en la siembra y cosecha.

Los productores excedentarios y comerciales contratan mano de obra. Los precios pagados por jornal varían entre GTQ 33.00 y GTQ 51.00. La percepción de la Misión, con base en la visita de campo, es que existe suficiente disponibilidad de mano de obra ya que la oferta ha subido, al menos en el Corredor Seco. Se observa también una leve reducción en la demanda, especialmente en la producción de melón que usualmente absorbe grandes cantidades de trabajadores agrícolas, dada la utilización de híbridos que maduran más homogéneamente y reducen el número de cortes de fruta al momento de la cosecha. Otras fuentes empleadoras como la producción de caña de azúcar y café no prevén aumento de la cantidad demandada de mano de obra para la próxima campaña.

Cuadro 2. Comparativo de jornales con y sin alimentación contra salario mínimo agrícola

  PRECIO JORNAL RELACIÓN CON SALARIO MÍNIMO VITAL
  CON ALIMENTACIÓN SIN ALIMENTACIÓN CON ALIMENTACIÓN (%) SIN ALIMENTACIÓN (%)
PROMEDIO NACIONAL 36.00 47.00 69 2 90 4
R. ORIENTE 33.00 43.00 63 5 82 7
R. COSTA SUR 39.00 49.00 75 0 94 2
R. OCCIDENTE 39.00 51.00 75 0 98 1
R. NORTE 38.00 49.00 73 1 94 2
SALARIO MÍNIMO DÍA 52.00      
Fuente. Misión de evaluación CFSAM Guatemala 2009

4.2 Condiciones metereológicas

4.2.1 A nivel nacional

La estación seca, o verano, abarca desde el mes de noviembre hasta abril, y la época de lluvias, o invierno, se extiende durante los meses de mayo a octubre. Las lluvias y otros factores climáticos durante la campaña agrícola 2009/10 fueron, por lo general, favorables para los cultivos en las áreas agrícolas más importantes y a nivel nacional se estima una producción de granos básicos alrededor del buen nivel del 2007/08 (último año para el que se disponen de estadísticas de producción oficiales) aunque menor que el nivel pronosticado al inicio de la campaña 2009/10.

En áreas de producción excedentaria y comercial de maíz, como la zona sur del departamento de Petén (municipio de Sayaxché) y Alta Verapaz (Chisec) se registraron volúmenes de lluvia adecuados e inferiores a los niveles excedentarios del 2008 que ocasionaron fuertes inundaciones y pérdidas de producción de maíz. Las expectativas de producción en estas áreas son favorables. De las entrevistas realizadas se evidenció que los agricultores esperan una cosecha del 2009/10 por arriba de lo normal.

En los altiplanos central y occidental del país, aunque la cantidad de lluvia fue menor que la normal y la distribución no adecuada, el efecto no fue notorio sobre el rendimiento de maíz y fríjol, ya que la falta de humedad ocurrió en periodos fenológicos en que los requerimientos hídricos de los cultivos son menores. Además, los suelos de los altiplanos son más profundos y con mejores características físicas que favorecen una buena retención de la humedad. Complementariamente, las temperaturas son generalmente menos rígidas lo que reduce la intensidad de la evapotranspiración de las plantas. Las temperaturas bajas extremas ocurren en meses en que no afectan la producción de maíz y fíjol. Las entrevistas realizadas en el campo permiten inferir que en 2009 los vientos no fueron un factor que causó daños significativos en las plantaciones de maíz y fríjol.

4.2.2 Corredor Seco

La campaña agrícola 2009/2010 se caracterizó en la Región Oriente y algunas áreas del Occidente del país (en particular en las áreas del denominado “Corredor Seco”) por precipitaciones que iniciaron puntualmente en la primera semana de mayo, pero que a partir del mes de julio y hasta el inicio de la cosecha en setiembre, se volvieron progresivamente erráticas y escasas. Hubo períodos hasta de seis semanas sin lluvia que coincidieron con etapas fenológicas críticas de los cultivos de maíz y frijol.

La baja cantidad de lluvia combinada con la mala distribución y altas temperaturas afectó negativamente tanto las siembras de primera como las de postrera. Por consiguiente, no obstante la buena producción a nivel nacional, se registraron perdidas consistentes en las zonas del Corredor Seco.

Un número exiguo de agricultores realizaron la siembra de maíz en las fechas comprendidas entre el 5 y el 12 de mayo. De lo contrario, la gran mayoría, como se acostumbra tradicionalmente, sembró en la segunda mitad de mayo. Los efectos de la prolongada sequía fueron menos severos para los agricultores que sembraron a inicios de mayo, ya que cuando se presentó la interrupción de las lluvias las plantas de maíz ya estaban en la etapa de fructificación avanzada (elote sazón). En esta época los requerimientos hídricos del grano, ya en pleno desarrollo, se reducen. Igualmente las plantas de fríjol estaban en la fase de fríjol maduro necesitando relativamente poca humedad en el suelo.

En cambio, las pérdidas de cosecha fueron severas para las familias que sembraron a finales de mayo. Cuando ocurrió la sequía, el maíz sembrado se encontraba en la etapa de fructificación, pero en jilote y elote tierno en el primer desarrollo del grano. En esta fase el cultivo necesita humedad constante para permitir y completar el desarrollo optimal (en tamaño y calidad del grano). Igualmente las plantas de fríjol, en la delicada etapa de floración, sufrieron dramáticamente la carencia de aporte hídrico. En áreas específicas del Corredor Seco la Misión pudo constatar que hay agricultores que perdieron la totalidad de la producción de fríjol negro tanto de las siembras de primera, como de la segunda. En algunas áreas los rendimientos de maíz bajaron de 30-35 a 7-5qq/manzana (aproximadamente el 80 por ciento) y los de de primera de 20 a 4qq/manzana (80 por ciento).Inclusive, existen productores que no lograron recuperar la semilla para poder sembrar en la siguiente temporada. Por lo tanto se prevén considerables dificultades para la adquisición de semillas en la próxima campaña agrícola a partir de mayo del 2010.

La secunda cosecha de frijoles, que normalmente se siembra en agosto, este año se retrasó a la primera década de septiembre a causa de la prolongada falta de lluvia y de la mínima humedad acumulada en el suelo que no permitió empezar las labores de siembra. Los rendimientos esperados, en las áreas mas afectadas específicamente localizadas en las partes altas de las micro cuencas del corredor seco, son de 5 quintales/manzana promedio, es decir el 75 por ciento menos de lo que serían bajo condiciones climáticas favorables (20 quintales/manzana).

El Corredor Seco del Oriente y Sur de Guatemala

Se le denomina Corredor Seco del Oriente de Guatemala, a una faja de terreno que se caracteriza por ser una zona semiárida, con periodos de sequías recurrentes en el invierno, suelos degradados, bajos rendimientos y en la cual la mayoría de familias cultivan en terrenos de ladera. La región, en su gran mayoría, está conformada por terrenos con suelos deteriorados por procesos localizados de degradación, escasez de agua, lluvia errática, y consiguiente incidencia de plagas y enfermedades en muchos de los cultivos.

El Corredor Seco está comprendido por los departamentos de El Quiché, Baja Verapaz, Chiquimula, Zacapa, El Progreso, Jutiapa y Jalapa. En el área del Corredor Seco del oriente de Guatemala residen aproximadamente unos 300,000 hogares, que representan el 18.7 por ciento de la población del País. La población rural en los departamentos de esta región es del 70 por ciento, la pobreza también alcanza el 70 por ciento.

En la Región Sur de Guatemala se le denomina Corredor Seco a una faja costera de territorio de aproximadamente 6 kilómetros de ancho, el cual se encuentra a la orilla del mar en el litoral Pacífico. Similarmente al Corredor Seco de la Región Oriente, en estas áreas se presentan sequías recurrentes y prolongadas que interrumpen la época lluviosa, al igual que inundaciones de ríos que provienen de la parte alta del Occidente. Aquí se encuentran asentadas familias de pequeños agricultores provenientes del Occidente y Oriente del país, quienes se dedican a la producción de maíz y cuentan con extensiones de tierra que oscilan entre 3 y 20 hectáreas.

Según datos del INSIVUMEH, tomando como referencia el promedio de las precipitaciones registradas en los últimos 30 años en Guatemala, durante el mes de agosto de 2009, a nivel nacional se manifestó un déficit de lluvia del 13 por ciento, siendo en el departamento de El Progreso – dentro del círculo rojo -, donde se presentó el mayor déficit, el cual fue del 87 por ciento.

4.3 Producción

A nivel nacional, la producción de maíz (blanco y amarillo) de la campaña agrícola 2009/10 se estima en 1.7 millones de toneladas, alrededor de 1.5 por ciento menos que el buen nivel registrado en el 2007/08, último año para el que se cuenta con datos de producción oficiales recabados por la última Encuesta Nacional Agropecuaria. Sin embargo, la producción de maíz es 9 por ciento menor que el nivel esperado al inicio de la campaña. Para el fríjol la producción se estima en 147 000 toneladas, nivel por encima de la producción del 2007/08 pero 8 por ciento por debajo que el pronóstico inicial.

Los estimados de área cosechada, rendimientos y producción de granos básicos en 2009/10 elaborados por la Misión se presentan en los siguientes cuadros 3, 4, 5 y 6. Con base a los datos de las Encuestas Nacionales Agropecuarias (ENA) de los años 2005, 2006, 2007 y 2008 y a las observaciones de campo de la Misión, se estimaron las áreas plantadas con maíz y frijol así como los volúmenes de producción, en el ciclo agrícola 2009/10 (de mayo 2009 a abril de 2010, campañas de primera y de postrera). Las estimaciones de superficie plantada, producción y rendimientos fueron complementadas con estimaciones de áreas perdidas de ambos cultivos. Las estimaciones de las áreas perdidas en las siembras de primera fueron elaboradas por la Unidad de Operaciones Rurales (UOR) del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA). Las estimaciones de áreas perdidas en las siembras de postrera fueron realizadas por la Misión, utilizando información sobre áreas plantadas en postrera en el ciclo 2007/08 (ENA, 2008).

Cuadro 3. Producción de maíz (blanco y amarillo) campaña 2009/2010 (quintales/manzana)

Departamentos Superficie
plantada
(manzanas)
Pérdidas
primera
(manzanas)
1
Pérdidas
segunda
(manzanas)
Pérdida total
(manzanas)
Producción
perdida

(quintales)2
Rendimiento
promedio
(quintales/ manzanas)
Producción
cosechada
GUATEMALA 38 997.50 2 629.20 408.8 3 038.00 118 614.20 36 1 403 985.70
PROGRESO 24 150.00 4 870.60 1 870.40 6 741.00 220 296.70 24 568 928.40
SACATEPÉQUEZ 6 349.90 5.6 0 5.6 173.5 31 196 567.80
CHIMALTENANGO 26530.7 1.4 0 1.4 37.2 27 704 962.80
ESCUINTLA 46 934.40 0 0 0 0 56 2 639 687.30
SANTA ROSA 24 098.50 637 377 1 014.00 68 399.20 65 1 557 161.30
SOLOLÁ 31 808.30 0 0 0 0 28 901 496.60
TOTONICAPÁN 15 354.30 3 168.20 0 3 168.20 160 679.70 40 618 035.30
QUETZALTENANGO 37 524.00 2.8 0 2.8 98.9 35 1 325 401.10
SUCHITEPÉQUEZ 60 028.00 3 182.20 306.7 3 488.90 89 663.40 24 1 453 034.10
RETALHULEU 38 088.20 1 180.20 66.8 1 247.00 83 495.90 65 2 466 794.40
SAN MARCOS 87 452.80 490 244.8 734.8 10 102.00 14 1 192 197.90
HUEHUETENANGO 112 475.00 1 876.00 1 282.60 3 158.60 87 970.30 27 3 044 575.70
QUICHÉ 93 080.00 11 915.40 6 800.30 18 715.70 519 271.00 22 2 063 253.20
BAJA VERAPAZ 42 502.30 9 290.40 2 605.70 11 896.10 126 763.60 8 326 136.40
ALTA VERAPAZ 210 221.50 2 219.00 1 736.80 3 955.80 133 757.40 33 6 974 459.80
PETÉN 130 807.70 217 195.2 412.2 10 551.90 26 3 337 983.10
IZABAL 40 244.20 644 466.4 1 110.40 24 048.20 21 847 531.90
ZACAPA 37 373.70 14 729.40 5 232.00 19 961.40 349 893.80 8 305 211.90
CHIQUIMULA 38 201.20 21 973.00 8 669.00 30 642.00 562 807.80 4 138 841.40
JALAPA 54 676.20 735 20 755 18 809.30 25 1 343 339.70
JUTIAPA 120 077.70 19 261.20 2 602.30 21 863.50 902 898.90 34 4 055 960.80
TOTALES 1 316 976.10 99 027.60 32 884.80 131 912.40 3 488 332.90 31 37 465 546.60
1Una manzana es equivalente a 0.7 hectáreas
2Un quintal es equivalente a 45 kilogramos

Cuadro 4. Producción de maíz (blanco y amarillo) campaña 2009/2010 (toneladas/hectáreas)

Departamentos Superficie
plantada
(hectáreas)
Pérdidas
primera
(hectáreas)
Pérdidas
segunda
(hectáreas)
Pérdida total
(hectáreas)
Producción
perdida
(toneladas)
Rendimiento
promedio
(toneladas/
hectáreas)
Producción
cosechada
(toneladas)
GUATEMALA 27 298.25 1 840.44 286.16 3 038.00 5 377.63 2 63 684
PROGRESO 16 905.00 3 409.42 1 309.28 6 741.00 9 987.63 2 25 806
SACATEPÉQUEZ 4 444.93 3.92 0 5.6 7.87 2 8 916
CHIMALTENANGO 18 571.49 0.98 0 1.4 1.69 2 31 977
ESCUINTLA 32 854.08 0 0 0 0.00 4 119 735
SANTA ROSA 16 868.95 445.9 263.9 1 014.00 3 101.03 4 70 632
SOLOLÁ 22 265.81 0 0 0 0.00 2 40 892
TOTONICAPÁN 10 748.01 2 217.74 0 3 168 .20 7 284.76 3 28 034
QUETZALTENANGO 26 266.80 1.96 0 2. 8 4.48 2 60 120
SUCHITEPÉQUEZ 42 019.60 2 227.54 214.69 3 488.90 4 065.08 2 65 909
RETALHULEU 26 661.74 826.14 46.76 1 247.00 3 785.47 4 111 893
SAN MARCOS 61 216.96 343 171.36 734.8 458.00 1 54 078
HUEHUETENANGO 78 732.50 1 313. 20 897.82 3 158.60 3 988.32 2 138 101
QUICHÉ 65 156.00 8 340.78 4 760.21 18 715.70 23 542.28 1 93 589
BAJA VERAPAZ 29 751.61 6 503.28 1 823.99 11 896.10 5 747.10 0.50 14 793
ALTA VERAPAZ 147 155.05 1 553.30 1 215.76 3 955.80 6 064.18 2 316 359
PETÉN 91 565.39 151.9 136.64 412.2 478.39 2 151 410
IZABAL 28 170.94 450.8 326.48 1 110.40 1 090.28 1 38 444
ZACAPA 26 161.59 10 310.58 3 662.40 19 961.40 15 863.19 1 13 844
CHIQUIMULA 26 740.84 15 381.10 6 068.30 30 642.00 25 516.11 0.24 6 298
JALAPA 38 273.34 514.5 14 755 852.76 2 60 933
JUTIAPA 84 054.39 13 482.84 1 821.61 21 863.50 40 934.88 2 183 977
TOTALES 921 883.27 69 319.32 23 019.36 131 912.40 158 151.15 2 1 699 426

Cuadro 5. Producción de fríjoles campaña 2009/2010 (quintales/manzana)

Departamentos Área sembrada (manzanas) Área perdida primera (manzanas)1 Área perdida segunda (manzanas) Área perdida total (manzanas) Producción perdida (quintales)2 Rendimiento promedio (quintales) Producción cosechada (quintales)
GUATEMALA 35 499.50 0 0 0 0 11 397 652.10
PROGRESO 14 716.70 466.2 4 260.00 4 726.20 50 670.00 7 107 109.10
SACATEPÉQUEZ 4 431.70 0 0 0 0 9 37 909.30
CHIMALTENANGO 21 944.70 1.4 0 1.4 9.9 7 156 132.80
ESCUINTLA 385.7 0 0 0 0 12 4 641.20
SANTA ROSA 16 325.20 0 0 0 0 9 154 142.80
SOLOLÁ 10 185.00 0 0 0 0 4 36 569.40
TOTONICAPÁN 7 960.50 0 0 0 0 1 10 820.70
QUETZALTENANGO 4 462.80 0 0 0 0 4 19 725.60
SUCHITEPÉQUEZ 1 299.00 0 0 0 0 17 21 776.50
RETALHULEU 655 0 0 0 0 1 574
SAN MARCOS 5 560.50 148.4 506.5 654.9 3 497.20 5 26 195.90
HUEHUETENANGO 42 323.90 977.2 493.6 1 470.80 11 442.80 8 317 837.10
QUICHÉ 75 420.80 3 313.80 8 538.30 11 852.10 41 829.70 3 224 353.70
BAJA VERAPAZ 14 346.20 5.6 2.3 7.9 44.7 6 81 117.60
ALTA VERAPAZ 4 791.50 0 0 0 0 5 25 981.60
PETÉN 12 190.00 0 0 0 0 13 161 438.10
IZABAL 4 856.60 0 0 0 0 4 21 021.30
ZACAPA 7 890.80 0 0 0 0 13 106 289.10
CHIQUIMULA 31 452.40 56 367.2 423.2 5 235.30 12 383 852.40
JALAPA 26 026.00 3 444.00 8 621.20 12 065.20 110 517.20 5 127 880.90
JUTIAPA 96 812.20 1 040.20 3 305.20 4 345.40 38 617.30 8 821 747.60
TOTALES 439 536.75 9 452.80 26 094.30 35 547.10 261 864.30 7 3 244 768.90
1Una manzana es equivalente a 0.7 hectáreas 2Un quintal es equivalente a 45 kilogramos

Cuadro 6. Producción de fríjoles estimada campaña 2009/2010 (toneladas/hectáreas)

Departamentos Área sembrada
(hectáreas)
Área perdida
primera
(hectáreas)
Área perdida
segunda
(hectáreas)
Área perdida total (hectáreas) Producción
perdida
(toneladas)
Rendimiento
promedio
(toneladas/
hectáreas)
Producción
cosechada
6
(toneladas)
GUATEMALA 24 849.65 0 0 0 0 0.7 18 037.38
PROGRESO 10 301.69 326.34 2 982.00 3 308.34 61 235.55 0.5 4 858.44
SACATEPÉQUEZ 3 102.19 0 0 0 0 0.6 1 719.55
CHIMALTENANGO 15 361.29 0.98 0 0.98 9.9 0.5 7 082.14
ESCUINTLA 269.99 0 0 0 0 0.8 210.52
SANTA ROSA 11 427.64 0 0 0 0 0.6 6 991.87
SOLOLÁ 7 129.50 0 0 0 0 0.2 1 658.78
TOTONICAPÁN 5 572.35 0 0 0 0 0.1 490.82
QUETZALTENANGO 3 123.96 0 0 0 0 0.3 894.75
SUCHITEPÉQUEZ 909.30 0 0 0 0 1.1 987.78
RETALHULEU 458.5 0 0 0 0 0.1 26.04
SAN MARCOS 3 892.35 103.88 354.55 458.43 158.55 0.3 1 188.24
HUEHUETENANGO 29 626.73 684.04 345.52 1 029.56 518.78 0.5 14 417.00
QUICHÉ 52 794.56 2 319.66 5 976.81 8 296.47 1 896.44 0.2 10 176.62
BAJA VERAPAZ 10 042.34 3.92 1.61 5.53 202 657.13 0.4 3 679.47
ALTA VERAPAZ 3 354.05 0 0 0 0 0.4 1 178.52
PETÉN 8 533.00 0 0 0 0 0.9 7 322.78
IZABAL 3 399.62 0 0 0 0 0.3 953.52
ZACAPA 5 523.56 0 0 0 0 0.9 4 821.24
CHIQUIMULA 22 016.68 39.2 257.04 296.24 237.35 0.8 17 411.43
JALAPA 18 218.20 2 410.80 6 034.84 8 445.64 5 010.54 0.3 5 800.64
JUTIAPA 67 768.54 728.14 2 313.64 3 041.78 1 750.80 0.6 37 274.23
TOTALES 307 675.69 6 616.96 18 266.01 24 882.97 11 872.18 0.5 147 181.75

El cuadro 4 presenta los datos estimados de superficie plantada, rendimiento y volumen de producción cosechada, para el cultivo de maíz, en la temporada 2009/10. Se evidencia que los departamentos con mayor contribución a la producción total del país son Alta Verapaz, Jutiapa, Petén y Huehuetenango (45 por ciento del total). Por su parte, los departamentos con territorio en el Corredor Seco contribuyen con 21 por ciento de la producción total. Los datos muestran que las áreas con mayor reducción de la producción son los que poseen parte del territorio dentro del Corredor Seco. Sin embargo, dada su relativamente baja contribución no influyen fuertemente en el volumen agregado de la producción nacional.

A pesar que a nivel nacional las pérdidas son relativamente bajas, en las áreas específicas del corredor seco hay agricultores que perdieron la totalidad de la producción de maíz tanto de las siembras de primera, como de segunda. Inclusive, existen productores que no lograron recuperar la semilla para poder sembrar en la temporada 2010/11.

Cabe destacar que, aunque la sequía ha sido el principal factor de pérdida de cosechas en el ciclo 2009/2010, existen otros factores que amenazan la producción de este grano. Según datos de la UOR (Unidad de Operaciones Rurales) del MAGA, corroborados durante la visita de campo de la Misión, la enfermedad fungosa llamada mancha de asfalto afectó específicamente plantaciones de maíz de los departamentos de Quiché, Huehuetenango e Izabal.

La acelerada ampliación del área cultivada con especies no alimenticias constituye también un riesgo para la producción de granos básicos y la seguridad alimentaria del país. En la Región Norte del país el avance en cobertura del cultivo de palma africana ya ha sustituido un área notoria de cultivo de maíz mientras que en la Región Sur son el cultivo de caña de azúcar y de tabaco que registran una fuerte expansión a expensas de áreas de maíz.

Finalmente, también se considera una amenaza el incremento de los precios de los fertilizantes, semillas mejoradas y otros insumos utilizados para la producción de maíz. Se considera que el incremento sufrido por dichos precios desde el 2007 no fue compensado con un incremento equivalente del precio del maíz. En consecuencia, los costos de producción se han incrementado en mayor proporción que los ingresos de los productores excedentarios y comerciales, lo que implica un desestímulo para la producción de maíz. Durante la visita de campo de la Misión, se observó que, en general en las áreas de producción excedentaria y comercial, el costo medio de producción está por encima del precio de venta del maíz. Asimismo los productores se ven obligados a vender la producción en el momento de la cosecha, dado que no cuentan con facilidades para el almacenamiento del grano, en la espera de mejores precios estacionales. Además, no se cuenta con apoyo en investigación y transferencia de tecnología para mejorar la eficiencia de producción.

El cuadro 6 presenta los datos estimados para superficie plantada, producción esperada, rendimiento, área perdida en siembras de primera, área perdida en siembras de segunda, área total perdida, volumen de producción perdida y volumen de producción cosechada, para el cultivo de fríjol negro, en la temporada 2009/10. Se evidencia que los departamentos con mayor contribución a la producción total del país son Jutiapa, Guatemala, Chiquimula, Huhuetenango, Quiché y Jalapa (71 por ciento del total). Por su parte, los departamentos con territorio en el corredor seco contribuyen con 64 por ciento de la producción total. Se nota una situación diferente con la de la producción de maíz. En la producción de fríjol, la importancia del Corredor Seco es mayor. Los datos muestran que las áreas con mayor reducción en la producción son los que poseen parte del territorio dentro del Corredor Seco. A pesar del elevado numero de familias afectadas por los efectos de la prolongada sequía, loa agricultores en estas zonas cuentan con un extensión mínima de tierra cultivable con un promedio de 0.35 hectáreas/familia por lo que la disminución total de producción solo llega a alrededor del 8 por ciento de la producción esperada a inicio campaña agrícola 2009/10 (261 864.3 quintales).

5. SITUACIÓN DE OFERTA Y DEMANDA DE GRANOS BÁSICOS

5.1 Maíz blanco y amarillo

A partir de diciembre 2006, según datos de precios al mayorista proporcionados por la Unidad de Políticas e Información Estratégica del Ministerio de Agricultura (UPIE), las cotizaciones por quintal (45.5 kg) de maíz blanco y maíz amarillo han venido progresivamente aumentando.

El precio de este cereal ha alcanzado un pico de GTQ 14/q y 143/q de maíz blanco y amarillo en los meses de julio y agosto del año 2007. En el 2008, durante el mes de septiembre, se observa nuevamente una fuerte alza en el precio del maíz amarillo que subió hasta GTQ 153/q.

Durante el año 2009 se registró un progresivo aumento en los niveles de precio del cereal (blanco y amarillo), aunque desde agosto se evidencia una marcada baja de las cotizaciones que en diciembre 2009 se fijaron a GTQ 102/q para maíz blanco y GTQ 120/q para maíz amarillo.

Fig. 1. Precios al mayorista de maíz blanco y amarillo en el mercado de la 21 calle de la ciudad capital

5.2 Fríjol negro

Datos de la UPIE a partir del año 2006, sobre los precios al mayorista del fríjol negro en los mercados de la Ciudad capital, manifiestan un incremento de este grano a partir de abril del año 2008, cuando se cotizaba a GTQ 307/q.

En el mes de julio del 2008, el precio de este grano alcanzó su pico máximo (GTQ 494.00 por quintal). Durante el año 2009, las cotizaciones han seguido manteniéndose en niveles por arriba de la crisis del 2008. Se puede inferir que entre los factores responsables del alza de los precios de este grano se sitúan las perdidas en la Región Oriente del país.

Fig. 2. Precios al mayorista del fríjol negro en el mercado de la 21 calle de la ciudad capital

Las principales causas del aumento de precio del maíz y fríjol en los años 2007 y 2008, están relacionadas con: i) un aumento de la demanda mundial de alimentos; ii) una reducción de disponibilidad global de alimentos; iii) una atracción hacia el cambio de destino de productos agrícolas; iv) un aumento de costos de insumos externos y energía para transporte y procesamiento de alimentos; y v) movimientos financieros especulativos.

Los precios de los granos básicos en Guatemala varían fuertemente en el curso del año agrícola debido a la estacionalidad de las cosechas. Dependiendo de la mayor oferta que se presenta en estas temporadas, el maíz se cotiza en su nivel más bajo durante la recolección de la cosecha del ciclo de primera en las regiones Sur y Norte (agosto a noviembre) y Oriente (octubre y diciembre). Igualmente, la llegada al mercado de la cosecha del ciclo de segunda proveniente de las regiones Sur y Norte (febrero-marzo) marca otra baja significativa en el nivel de precio del cereal.

Por consiguiente, durante los meses de junio a septiembre la menor oferta de maíz en los mercados causa un aumento en el precio del cereal. Cabe destacar que en 2008 y principalmente en 2009 esta fluctuación de precios no fue tan marcada, debido al ingreso de maíz procedente de México, el cual ingresó de forma informal. Entrevistas realizadas por la Misión en el mercado de la 21 calle evidenciaron que el precio nacional del grano regula la mayor o menor entrada de maíz procedente de México. En particular, cuando las cotizaciones del maíz llegan a los G 120/q este nivel de precio favorable provoca la entrada de maíz de los países vecino, especificadamente México.

De manera muy similar al maíz, los precios del fríjol fluctúan según la disponibilidad del grano en el mercado.

Las cotizaciones son mas bajas durante la temporada de cosecha, la cual se realiza en los meses de agosto y septiembre (primer ciclo) en las Regiones Oriente y Norte, en los meses de noviembre y diciembre en la región Oriente y en el mes de marzo en la Región Norte (segundo ciclo).

Al país ingresan de manera informal pequeñas cantidades de fríjol negro procedente de México, el cual es comercializado principalmente en las áreas fronterizas con este país. Esto contribuye, conjuntamente con las importaciones comerciales formales especificadamente de Argentina y de Nicaragua, a estabilizar los precios del grano durante la época de escasez en los mercados.

5.3 Balance de oferta y demanda maíz 2009/10 (agosto/julio)

Tomando en cuenta las estimaciones y supuestos de la Misión una versión desagregada de la hoja de balance nacional de granos básicos, considerando separadamente arroz, maíz blanco, maíz amarillo y frijoles negros se encuentra resumida en el cuadro 7.

En la elaboración de la hoja de balance de maíz para el 2009/10 se tomaron en cuenta los siguientes parámetros y supuestos:

Población: se utilizó como base el Censo Nacional de Población 2002 (11 237 196). Aplicando una tasa de crecimiento anual de 2.63 por ciento, la población total para el 2010 se estima en 13 830 968.

Variación de existencias: se asume que durante el año comercial en curso no se presentarán cambiamientos en el nivel de existencia nacionales para el maíz. Para el fríjol negro y el arroz, se prevé que las existencias iniciales, calculadas sobre la disponibilidad de estos granos en el mercado (arroz 3 meses y fríjol 1 mes), se reduzcan significativamente a causa de la reducción de producción.

Producción: la fuente para los datos de producción de maíz (blanco y amarillo) está constituida por las estimaciones 2009-2010 de la Misión de Evaluación de Cosecha y Seguridad Alimentaria (CFSAM). Para determinar la cantidad respectiva de maíz blanco y maíz amarillo, se les aplico el porcentaje derivados de la ENA 07/08.

Consumo humano: se establece teniendo en cuenta un consumo aparente de 102 kg de maíz (entre blanco y amarillo) per capita/año, 10kg de fríjoles negros per capita/año y aproximadamente 5kg de arroz per capita/año.

Los cereales provén casi al 60 por ciento de los requerimientos calóricos diarios mientras que el 40 por ciento restante está cubierto por azúcar, aceite y en proporción mínima por huevos, carne, fruta y verdura.

Consumo animal: para el maíz amarillo los datos se refieren básicamente a la utilización para la producción de alimentos balanceados para animales, con cantidades menores destinas al consumo animal en finca.

Semilla: se utilizaron los coeficientes técnicos por área de la ENA.

Pérdidas post-cosecha: para el maíz blanco y el maíz amarillo se consideró una perdida post cosecha del 15 por ciento considerando los diferentes procesos (cosecha, transporte, almacenamiento y manipulación) y en base a los datos de la entidad oficial vinculada al tema post-cosecha. Para el arroz las perdidas han sido calculadas al 15 por ciento mientras que en el caso del fríjol este porcentaje asciende al 20 por ciento.

Exportaciones: las estimaciones se basan en el promedio de los últimos tres años, según registros consignadas por BANGUAT 06-08.

Necesidades de Importaciones: las necesidades de importación de maíz en el año de mercadeo 2009/10 (agosto/julio) se calculan en alrededor de 670 000 toneladas que incluye unas 595 000 toneladas de maíz amarillo destinado a la industria de piensos. Las importaciones de maíz blanco y de fríjol negro se estiman en niveles elevados de alrededor de 73 000 toneladas y 31 500 toneladas respectivamente. En el caso del arroz, las importaciones se estiman en 66 000 toneladas, nivel ligeramente superior al promedio de los últimos años. La Misión considera que las importaciones estimadas, aunque más elevadas que los últimos años, serán cubiertas totalmente por el sector comercial formal e informal.

Cuadro 7. Balance de oferta y demanda maíz 2009/10 (Agosto/Julio)

  Arroz Maíz Blanco Maíz Amarillo Maíz B + A Fríjol negro Total granos
DISPONIBILIDAD INTERNA 21 420 1 455 927 243 499 1 699 426 159 446 1 880 292
Variación de existencias 4 284       12 265 16 549
Producción 17 136 1 455 927 243 499 1 699 426 147 181 1 863 743
UTILIZACIÓN TOTAL 87 625 1 528 990 838 815 2 367 804 190 898 2 646 327
Consumo Humano 80 220 1 286 280 128 628 1 414 908 136 927 1 632 055
Consumo animal     671 000 671 000 4 319 675 319
Semillas   14 000 2 662 16 834 19 937 36 771
Perdida Post-cosecha 187 218 389 36 525 254 914 29 436 284 537
Exportación 1 748 10 321   10 321 279 12 348
Exportaciones efectuadas 5 470 10 321   10 321 279 16 070
Exportaciones programadas 5 470         5 470
NECESIDAD TOTAL DE IMPORTACIÓN 66 205 73 062 595 316 668 378 31 452 766 035
Importaciones comerciales 66 205 71 062 595 316 666 378 31 392 763 975
Ayuda alimentaria en reserva y en tramitación   2 000   2 000 60 2 060

5.4 Situación alimentaria

La producción de maíz que los agricultores del Corredor Seco obtuvieron en la campaña agrícola 2009/10 no va ser suficiente para cubrir las necesidades de consumo a partir de enero/febrero del 2010.

Además, los precios relativamente altos de los granos básicos, conjuntamente con la disminución de los ingresos de las familias debido a cosechas reducidas de cultivos de renta, tales como el maní, y a la drástica disminución de las remesas, limita considerablemente el acceso a los alimentos de los grupos más vulnerables de la población.

6. Situación de los medios de vida

6.1 Activos

6.1.1 Capital Humano

Las afectaciones por la ocurrencia de fenómenos naturales y eventos socio-económicos se reflejan principalmente en la pérdida de los medios de subsistencia, siendo la población en extrema pobreza y pobreza la que no cuenta con mecanismos de respuesta para reestablecer sus medios de vida.

De la información levantada en campo por la Misión, se ha diferenciado tres tipos de productores para el análisis, estos son los productores de granos básicos del corredor seco, los productores de subsistencia, que cultivan los dos un promedio de 0.35 ha y los productores excedentarios y comerciales, qué en promedio destinan 5 ha a la producción agrícola. La observación se centro en agricultores en general con algún grado de organización y productores de maíz y fríjol. Estos hogares en general están compuestos por familias extensas, entre 5 y 10 miembros por familia para el caso de los productores de granos básicos del corredor seco y de 6 y 8 miembros por familia para los otros dos casos. Por lo general en cada familia se puede encontrar entre 2 y 4 niños/as menores de 5 años.

En la mayoría de comunidades, a pesar de tener un puesto de salud, son visitadas por médicos y/o enfermeros una vez al mes. Esta situación es más grave en el caso de algunas comunidades dónde ni siquiera se encuentra un puesto de atención y el médico pasaba cada mes o cada 2 meses.

Finalmente el servicio de educación es aceptable ya que en todas las comunidades existen escuelas primarias y en algunas hasta básico. Sólo en el caso de la comunidad de Roto Nuevo, frontera con México indicaron que pasaban a los niños/as a la escuela en México.

Sin embargo a nivel nacional el 31 por ciento de las mujeres mayores de 15 años es analfabeta; entre las mujeres indígenas la tasa es del 40 por ciento3. El potencial productivo de las mujeres se ve limitado por las desigualdades de género en cuanto al acceso a los recursos y el control de los mismos, y por unas normas socioculturales discriminatorias.

6.1.2 Capital Físico

Con base en los tres tipos de productores, se ha encontrado que, para el caso de productores de granos básicos del corredor seco y para los productores de subsistencia, cultivan en suelos degradados, mientras que los productores excedentarios cultivan en suelos fértiles. Por lo general, en el área rural se encontró vías de tercer orden, el acceso físico a las comunidades es limitado, en el caso de ciertas comunidades del corredor seco, no disponían de transporte público y tenían que caminar hasta una hora para llegar a la población más cercana. Por otro lado el servicio de transporte se suspende por lo general a partir de las 18h00, sólo en el caso de algunas comunidades de frontera el servicio de transporte se suspende alrededor de las 15h00.

En relación al acceso a servicios básicos, el 95 por ciento de las comunidades visitadas dispone de luz eléctrica, a diferencia de lo que se observó con respecto a agua segura, ya que la mayoría de las comunidades dispone en el mejor de los casos de agua entuba, en los otros casos tomaban agua desde pozos artesanales y vertientes, inclusive de ríos que están contaminados, caracterizándose esta población en riesgo de salud.

Cuadro 8. Tasa de analfabetismo en la población de Guatemala

Hay que considerar las altas tasas
de analfabetismo 25.2por ciento
, en especial en mujeres y en
indígenas.
ANALFABETISMO (%)6
  Total Mujeres Indígenas
Tasa de analfabetismo (mayores de 15 años) 25.2 31.1 40.4
Tasa de analfabetismo (de 15 a 24 años) 12.2 15.2 19.7
Inasistencia a la educación primaria 9.9 10.8 12.6

6.1.3 Capital Económico

El análisis del capital económico se ha orientado a la disponibilidad de activos que constituyan una fuente alterna de generación de ingresos para compra de alimentos en los hogares de pequeños agricultores, pues la mayoría de familias del corredor seco y productores de subsistencia son familias en pobreza y extrema pobreza, con pocas oportunidades laborables.

En base a los tres grupos de productores considerados, lo que se identificó es que los hogares de productores excedentarios cuentan con ganado vacuno, de hasta 35 cabezas, constituyendo esta actividad una fuente adicional de ingresos. Cabe indicar que los precios por cabeza de ganado varían en el mercado y presentan una ligera tendencia a la baja. Además del ganado, también cuentan con animales de patio de 30 a 50 entre gallinas, cerdos, pavos, patos, otros. Los otros dos grupos apenas cuentan con uno o dos cerdos por familia y entre 4 a 14 gallinas los del corredor seco y entre 12 a 20 gallinas los productores de subsistencia.

6.2 Medios de vida

6.2.1 Fuentes de ingreso y empleo

La percepción de los agricultores sobre la causa de reducción de rendimientos o pérdida de cultivos y/o de animales se centra en las afectaciones climáticas como son la Depresión Tropical (DT) 16 y la irregularidad de las lluvias. Para el caso de los productores del corredor seco, sus parcelas fueron fuertemente afectadas por la falta de lluvia, consideran que la intensidad de éste fenómeno sólo se le puede comparar a la sequía de hace unos 30 años. Como efecto de las altas temperatura, se incrementaron las plagas, lo que unido a los escasos insumos agrícolas utilizados y a los suelos degradados, provocaron la pérdida de cultivos y la muerte de animales de patio.

Para el caso de los productores de subsistencia, hay grupos poblacionales afectados tanto por la irregularidad de las lluvias como por la DT 16, hay otros que sólo fueron afectados por un evento o por el otro. En el momento actual, los que fueron afectados por la DT 16 perdieron las cosechas y no almacenaron suficiente alimento para cubrir los requerimientos del año. En este año han tenido bajos rendimientos y esperan cosechar al menos algo que les apoyará hasta inicios del año.

Para el grupo de productores excedentarios, si bien la irregularidad de lluvias ha causado un leve descenso de los rendimientos, hay agricultores que el período de falta de lluvia les ha favorecido al no presentarse las inundaciones típicas de la temporada. En general son agricultores que si pierden en maíz y tienen otras alternativas de cultivos y el manejo de ganado para generar ingresos.

6.2.2 Incidencia de pérdidas agropecuarias en el ingreso familiar

Para determinar la incidencia de pérdidas agropecuaria en el ingreso de los hogares se contrastó la información proporcionada por los informantes claves con los resultados de las dos evaluaciones disponibles de la DT 16 (en 2008) y de la irregularidad de las lluvias (en 2009). En síntesis, se determinó:

6.2.3 Alternativas fuentes de ingresos y empleo

Debido a que la actividad agropecuaria es la principal fuente de ingresos de estos hogares, las afectaciones en los cultivos les obligan a contar con fuentes alternativas de ingresos. Por lo general se mantienen dentro de la misma actividad, a través del jornaleo como fuente de ingresos insuficiente e inestable, siendo los principales centros receptores de esta oferta laboral creciente las plantaciones de melón, tabaco, caña de azúcar y café para el grupo de productores del corredor seco. En tanto en los hogares de los productores de subsistencia, los hijos mayores migran temporalmente al interior del país o a México para jornalear en las plantaciones bananeras y plataneras.

De acuerdo a las estadísticas presentadas en el Informe Nacional de Desarrollo Humano 2007/08, Volumen II, del PNUD, se puede observar que el 15 por ciento de la población ocupada en Guatemala se encuentra subempleada y aumenta a 17 por ciento en el caso de las mujeres. De la misma manera el 83 por ciento del total se ocupa sin contrato y en agricultura el 97 por ciento de los empleos son sin contrato.

En el caso de los productores excedentarios también informaron que hay costumbre de ir a jornalear en plantaciones al interior del país o temporalmente en México y en Belice. Sin embargo esta fuente de ingresos es inestable y, al momento muy inseguro, ya que frente a la demanda, la oferta normal es insuficiente.

Para los productores excedentarios las alternativas de producción son otros cultivos y la producción ganadera. Por el tipo de suelos, perciben que pueden constituirse en los abastecedores de alimentos de todo el país. Este grupo de hogares no se ve afectado por la falta de oferta laboral.

Considerando las diferentes estrategias de medios de vida de los hogares se deduce que tanto los productores de granos básicos del corredor seco, así como los productores de subsistencia presentan limitadas alternativas de generación de ingresos y de alimentos. Para los dos grupos, la principal actividad es la agropecuaria, sea como pequeño productor o como jornalero. Para inicios del próximo año estos hogares no dispondrán de reservas de alimentos y tendrán que esperar la producción de la primera cosecha que se estima sería en agosto 2010. Su alternativa de generación de ingresos a través del jornaleo es inestable e insegura, la oferta laboral es insuficiente. Las remesas han disminuido drásticamente a raíz de la crisis económica global.

Cuadro 9 y 10. Medios de vida y tasa de desempleo y subempleo en mujeres, indígenas y en el área rural, según tipos de agricultores identificados

NIVEL DE ACCESO DE LOS HOGARES GRUPOS CONSIDERADOS
PRODUCTORES GRANOS BÁSICOS CORREDOR SECO PRODUCTORES DE SUBSISTENCIA PRODUCTORES EXCEDENTARIOS Y COMERCIAL
Categorización de acuerdo a
su capacidad de acceso a alimentos
Fuente inestable de ingresos y alimentos Fuente inestable de ingresos y alimentos Fuente relativamente estable y confiable de ingresos
EMPLEO Tasa de desempleo Tasa de subempleo
Total 1,8 15,2
Mujer 2,4 17,2
Indígena 0,8 11,3
Área rural 0,9 13,6

Fuente: PNUD. Guatemala: ¿una economía al servicio del desarrollo humano? Informe Nacional de Desarrollo Humano 2007/08, Volumen II. – Guatemala: Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, 2008

Fuentes de alimentos

El maíz y son los dos productos básicos que forman parte de la dieta regular de los hogares. Así, estos cultivos se destinan mayormente al autoconsumo y un excedente para la venta. Estos dos cultivos, junto con el sorgo y yuca, de acuerdo con el estudio de valoración del corredor seco, son los cuatro cultivos que sufrieron pérdidas de 50 por ciento a totales debido a la irregularidad de las lluvias. En el caso de los hogares de agricultores del corredor seco, indicaron que debido a la pérdida de cultivos, al momento algunos hogares ya han tenido que comprar maíz, su principal componente de la dieta desde mayo.

En el caso de las familias afectadas por la DT 16, la principal fuente de obtención de alimentos después del evento fue la compra. Alrededor del 10 por ciento de las familias que antes obtenían sus alimentos de su propia producción, tuvieron que comprarlos luego de la DT 16.

Reservas de alimentos

Uno de los resultados más importantes encontrados durante la observación de campo de esta Misión es la falta de reservas de alimentos de las familias más vulnerables, lo que agudiza la inseguridad alimentaria de los hogares, pues las reservas de alimentos de la cosecha del año sirven para cubrir los requerimientos de consumo del hogar, de los animales y para el uso de semilla del siguiente año. Para el caso de los productores del corredor seco, debido a la pérdida de cultivos, en general no lograron almacenar nada este año, para cubrir sus requerimientos en el año 2010. Las reservas logradas en el año 2008 les cubrieron hasta mayo de 2009, por lo que a partir de esa fecha han tenido que comprar maíz en el mercado.

Uno de los impactos directos de la sequía, fue la reducción de la existencia y cantidad de reservas de los alimentos dentro de los hogares. Antes de la sequía aproximadamente el 58 por ciento de los hogares tenía reservas de alimentos, sin embargo, al momento de la encuesta este porcentaje se redujo al 22 por ciento. Esta tendencia fue mayor en Jutiapa (donde pasó del 85 al 33 por ciento), Jalapa (del 67 al 18 por ciento) y Chiquimula (del 60 al 23 por ciento). En contraste, Izabal y Zacapa son los lugares donde la disminución de reservas de alimentos afectó en menor proporción5.

Para el caso de los productores de subsistencia, los que perdieron sus cosechas el año anterior a causa de la DT 16, no pudieron mantener sus reservas, algunas de las familias lograron almacenar una cantidad inferior a la normal que tuvieron que dividir para todo el año, reduciendo los montos normalmente consumidos. Para el caso de los productores excedentarios, si bien algunos perciben una reducción en los rendimientos, ellos tienen reservas para su autoconsumo, considerando que se afectaron sus excedentes.

Contrastando lo señalado con los resultados determinados en el estudio de valoración del corredor seco la mayoría de hogares (77 por ciento) no dispone de reservas alimenticias, y aquellos que sí las tienen pueden cubrir sólo 8 semanas, a diferencia de las 24 semanas de reservas mantenidas en un período normal. Estas cifras pueden agravarse en el mediano plazo, debido a que el período de siembra incia en el mes de mayo y la próxima cosecha se espera en el mes de agosto 2010.

Por otro lado, los daños causados en los cultivos por la DT 16 y los altos niveles de lluvia durante varias semanas después de ocurrido el evento, incidieron en el incremento de las plagas, así como en una reducción de superficie sembrada y en una baja de rendimientos. En este contexto, los pequeños productores de subsistencia están logrando resultados marginales con sus cosechas, lo que les permitiría tener reservas sólo para inicios del próximo año.

Guatemala cuenta con dos períodos principales en los cuales las cosechas salen a los mercados: la cosecha de septiembre y la cosecha de marzo. Por lo tanto de abril a agosto es el período crítico de escasez de alimentos.

Fig. 3. Reservas de alimento por familia en las diferentes áreas de producción del país

Remesas

El 31 por ciento de la población guatemalteca tiene familiares en el extranjero, el 45 por ciento de hombres y el 55 por ciento de mujeres. La mayor emigración internacional es de la población masculina. Más de la mitad de los hogares que reciben remesas residen en las áreas rurales y alrededor del 80 por ciento es indígena6. En general, los estudios realizados sobre el tema identifican que las remesas apoyan a los hogares a comprar alimentos, ropa, vivienda, transporte, educación de los niños, entre otros. Sin embargo, las tendencias para el año 2009 no son favorables, de acuerdo a informantes claves, en la actualidad el monto por remesas se ha reducido y en ciertos casos se han suspendido debido a que los familiares no tienen para cubrir sus necesidades allá e incluso hay casos en que ni siquiera tienen dinero para regresar.

Fig. 4. Disminución y cambios en el envío de remesas

   
Fuente: Evaluación de seguimiento de la situación de seguridad alimentaria y nutricional en las zonas afectadas
por la depresión tropical No.16 y disminución de remesas-Guatemala. PMA

7. Estado de la seguridad alimentaria y nutricional a nivel de hogar

7.1 Categorización de la inseguridad alimentaria

7.1.1 Consumo de alimentos

De acuerdo a los resultados de la valoración de la inseguridad alimentaria presentados por la Red Humanitaria, en lo referente a consumo de alimentos, el 5 por ciento de los hogares encuestados tuvo que reducir el número de comidas, tanto para adultos como de menores. Por ejemplo, en Jalapa, la proporción de hogares en las que los adultos consumen entre 1 a 2 comidas por día se incrementó del 9 al 23 por ciento; en este mismo departamento la proporción de menores que consumieron menos de 3 comidas por día se incrementó del 7 al 17 por ciento. Adicionalmente se identificó una limitada variedad en el patrón de consumo de alimentos. Los productos de origen animal, las frutas y verduras no formaron parte de la dieta de la mayoría de los hogares encuestados, probándose una situación de vulnerabilidad y riesgo nutricional de las familias por una limitada variedad y poco consumo de alimentos que aporten una adecuada dosis de micronutrientes y proteínas de origen animal.

Debido a la reducción de reservas de maíz y frijol, los hogares se vieron en la necesidad de comprar en los mercados, manteniendo el consumo de estos productos que son base en su dieta diaria, reduciendo significativamente el consumo de productos que contienen proteína animal, como es la carne. Se identificó limitado acceso a fuentes alternativas de alimentos.

Cuadro 11. Patrón de consumo de alimentos en los diferentes grupos encuestados por la Misión, según tipos de agricultores identificados

RESULTADOS DE OBSERVACIÓN DE CAMPO GRUPOS CONSIDERADOS
PRODUCTORES GRANOS BÁSICOS CORREDOR SECO PRODUCTORES DE SUBSISTENCIA PRODUCTORES EXCEDENTARIOS Y COMERCIAL
Principales productos consumidos Muy poca diversidad de la dieta: maíz, y azúcar Poca diversidad en su dieta: maíz, , azúcar y proteína animal una vez al mes Dieta variada, que incluye casi todos los grupos de alimentos, se observó deficiencia en el consumo de leche

7.2 Seguridad Alimentaria

Para categorizar la situación de seguridad alimentaria de los hogares se consideran las amenazas que afectan a la producción agropecuaria, así como la calificación del estado de consumo de alimentos como la de acceso a alimentos. Los hogares de productores de granos básicos del corredor seco, así como los de productores de subsistencia presentan inseguridad alimentaria severa y moderada, en tanto los hogares de los productores excedentarios y comerciales son hogares que, debido a las afectaciones que tuvieron a causa de eventos naturales, de momento pueden presentar inseguridad alimentaria leve, lo que se sintetiza en el siguiente cuadro:

Cuadro 12. Categorización de la seguridad alimentaria de acuerdo a zonas de vida de mfews 7

 
CATEGORIZACIÓN DE LA INSEGURIDAD ALIMENTARIA GRUPOS CONSIDERADOS
PRODUCTORES GRANOS BÁSICOS CORREDOR SECO PRODUCTORES DE SUBSISTENCIA PRODUCTORES EXCEDENTARIOS Y COMERCIAL
ZONAS MEDIOS DE VIDA Zona 8 y 9 Zona 16 y 13 Zona 1 y 2
Principal amenaza que afecta la producción agropecuaria Irregularidad en lluvias, sequías, vientos, incendios y plagas. Sequías e inundaciones, plagas, heladas y vientos Lluvias irregulares, inundaciones, tormentas tropicales, incendios
Sequía, disminución del caudal de los ríos, mercados para hortalizas limitados Productores de hortalizas, frutas de altura y de agricultura de subsistencia y pesca Tierras con vocación agrícola, dedicadas a agricultura de granos básicos y con alta productividad
Estado de consumo de alimentos Hogares con consumo de alimentos límite Hogares con consumo de alimentos límite Hogares con consumo de alimentos aceptable
Acceso a alimentos Hogares con acceso pobre a promedio Hogares con acceso pobre a promedio Hogares con buen acceso a alimentos
Seguridad Alimentaria Hogares con inseguridad alimentaria severa a moderada Hogares con inseguridad alimentaria severa a moderada Hogares con seguridad alimentaria a inseguridad alimentaria leve

Cuadro 13. Focalización de hogares en inseguridad alimentaria

DEPARTAMENTOS Familias afectadas por la DT 16 Familias afectadas por la irregularidad de las lluvias Familias en inseguridad alimentaria severa Familias en inseguridad alimentaria moderada Total de familias en inseguridad alimentaria
Alta Verapaz 7 635   840 2 886 3 726
Baja Verapaz   45 104 5 413 9 021 14 433
Chiquimula   37 972 6 076 15 189 21 264
El Progreso   23 346 2 568 3 502 6 070
Izabal 8 806 66 634 4 465 16 975 21 440
Jalapa   60 351 12 070 12 674 24 744
Jutiapa   44 965 10 792 13 040 23 831
Petén 7 186   417 1 516 1 933
Quiché 2 440 33 489 1 479 5 428 6 906
Santa Rosa   52 360 3 142 7 330 10 472
Zacapa   36 338 3 634 6 904 10 538
Total 26 067 400 559 50 893 94 465 145 358
Total familias afectadas 426 626  
Total familias en inseguridad alimentaria severa 50 893 11,9%
Total familias en inseguridad alimentaria moderada 94 465 22,1%
Total familias en inseguridad alimentaria 145 358 34,1%

7.3 Estado nutricional y de salud

El mayor impacto de las afectaciones por la DT 16 y la sequía es en el estado nutricional y de salud de los niños y niñas menores de 5 años de los hogares de productores de granos básicos del corredor seco y de los productores de subsistencia. Si bien no se dispone de una cifra para el caso de las familias afectadas por la depresión tropical No.16, para el caso del corredor seco se determinó en el estudio de valoración del corredor seco el 11 por ciento de desnutrición aguda 4.9 por ciento aguda severa y 6.1 por ciento aguda moderada (utilizando el indicador del perímetro brachial), cifra muy superior al 0.9 por ciento de desnutrición a nivel nacional (utilizando el indicador peso para talla).

Durante la observación de campo se constató la existencia de antecedentes de desnutrición, casos a los que no se les dio seguimiento, sin embargo para el caso de los productores del corredor seco, ellos informaron sobre la persistencia de diarreas, deshidratación, bronconeumonía, daños en la piel y vista en niños y niñas menores de 5 años. En el mes de julio 2009 se captaron 14 casos de niños y niñas menores de 5 años con desnutrición aguda con complicaciones, lo que ameritó la apertura de un Centro de Recuperación Nutricional (CRN) anexo al departamento de pediatría del hospital de Jalapa. En los siguientes cuatro meses se atendieron más de 125 casos, sin tomar en cuenta la mortalidad. El problema que expresan las mismas madres, es que cuando salen no pueden mantener los niveles de calidad y cantidad de alimentos que requieren los niños y niñas y casi todas las madres informan que tienen que regresar al poco tiempo con sus hijos e hijas.

Si bien en la valoración de la seguridad alimentaria y nutricional del corredor seco por efectos de la irregularidad de las lluvias se determina que el 61 por ciento de los niños y niñas estudiados presentan enfermedades asociadas, tales como infecciones respiratorias agudas y diarreas. Durante la observación de campo se constató que la población percibe mayor recurrencia de este tipo de enfermedades no sólo en el área afectada por la falta de lluvia, sino también para el caso de los hogares de los productores de subsistencia.

En relación a los hogares de productores de subsistencia, se percibió que hay un problema que está persistiendo, indicaron que hubo casos de niños y niñas hospitalizados por desnutrición. Hay niños y niñas en la comunidad con estómagos hinchados presentando síntomas de desnutrición, además que también han sido más recurrentes las infecciones de vías respiratorias agudas. Inclusive en el caso de los hogares de productores excedentarios indicaron que se han presentado casos de niños y niñas menores con anemia, además de las gripes, fiebres y diarreas que son normales.

Otro indicador determinado en el estudio de valoración es la desnutrición aguda encontrada en 13 por ciento de las mujeres en edad fértil, siendo el grupo más afectado el de las jóvenes menores de 19 años. Durante la visita de observación, en el corredor seco, los informantes claves indicaron que se han presentado casos de mujeres que han perdido sus bebes por falta de atención en el parto. Asimismo, en el caso de las comunidades de los productores de subsistencia, no se cumple con las metas del programa de salud a niños y niñas menores, mujeres embarazadas y lactantes, incrementando el riesgo en la nutrición y salud de los niños y niñas menores de 5 años.

Estos antecedentes permiten deducir que los indicadores determinados para el caso del corredor seco pueden ser considerados para el caso de los productores de subsistencia.

Al no contar con reserva de alimentos, en los dos grupos considerados de productores de granos básicos de subsistencia, contrastando la observación de campo y el análisis presentado en puntos anteriores, se deduce que de suspenderse la ayuda alimentaria (54 por ciento) y la transferencia condicionada de dinero (30 por ciento), la situación de estos hogares sería crítica, estimando que se encontrarán con un acceso pobre el 61 por ciento de los hogares que fueron afectados por la sequía y el 36 por ciento de los hogares que fueron afectados por la depresión tropical No.16.

7.4 Estrategia de sobrevivencia

Según las alternativas de generación de fuentes de ingresos y de alimentos, manteniendo el enfoque de medios de vida, los informantes clave indicaron que sus actuales mecanismos de sobrevivencia son:

7.5 Programas de asistencia alimentaria

Los programas de asistencia alimentaría se han implementado desde el gobierno y desde la cooperación; en los dos casos hay una respuesta de emergencia con una distribución de alimentos y también con una distribución condicionada a acciones de reestablecimiento de los medios de vida comunitarios y de los hogares. Desde el Gobierno los principales programas son:

Los programas de asistencia alimentaria de la cooperación lo están implementando al momento PMA, USAID a través de CRS, Save The Children, Mercy Corps y Share y, finalmente hay que indicar acciones del sector privado y población en general.

7.6 Calendario estacional y períodos cíclicos de disponibilidad de alimentos

Fig. 5. Periodos de escasez de reservas según observaciones de la Misión

Fuente: Observación de campo Misión CFSAM-Guatemala 2009.

8. Conclusiones

A nivel del Corredor Seco una combinación de factores climáticos, económicos y sanitarios han afectado los cultivos de los pequeños productores de granos básicos, resultando en:

Todo lo anterior limita la capacidad de los hogares para generar ingresos y proveerse de alimentos el año 2010.

9. Recomendaciones

9.1 Recomendaciones especificas por regiones

Región Oriente

Región Sur

Región Occidente

Región Norte

ANEXO 1

Descripción detallada del las regiones y de los efectos de la sequía según clasificación utilizada por el análisis de la Misión

Descripción de las regiones categorizadas por medios de vida

Región Norte

La presente Misión de Evaluación de Cosecha y Seguridad Alimentaria (CFSAM) se basa principalmente en los cultivos fundamentales de maíz y fríjol. Al analizar las zonas de los medios de vida de las familias en Guatemala se evidenció que existen fuertes similitudes entre los departamentos a formar regiones bastante homogéneas.

Debido a lo anteriormente expuesto, el equipo decidió dividir al país en las cuatro siguientes grandes regiones e cuyas características están detalladas a seguir.

Región Oriente (departamentos de Jalapa, Chiquimula, El Progreso, Jutiapa, Baja Verapaz, Zacapa y Quiché)

Región Sur

Región Occidente

(Se excluyen en esta caracterización algunos municipios de los departamentos de Totonicapán, San Marcos, Quiché y Huehuetenango).

Región Norte

La misión visitó productores excedentarios y comerciales de la Región. Se percibió que la temporada lluviosa favoreció la producción en áreas que recurrentemente son afectadas por inundaciones.

ANEXO 2

Visualización grafica de los calendarios agrícolas para maíz y fríjol

en las diferentes regiones del país

ANEXO 3

El presente informe ha sido preparado por Giorgia Nicolò, Edgar Escobar, Gustavo García y Ariel Ortiz (FAO) y Juan Manuel Morales y Carmen Galarza (PMA) bajo la dirección de la Secretaría de la FAO y del PMA a partir de fuentes oficiales como extraoficiales. Dado que la situación puede cambiar rápidamente se ruega dirigirse a:

Henri Josserand
Oficial Principal, SMIA, FAO
Fax:  : 0039-06-5705-4495
E-mail: giews1@fao.org
Pedro Medrano
Director regional, PMA
Fax: : 0027-11-5171642
E-mail: pedro.medrano@wfp.org

El presente informe y otros informes del SMIA están disponibles en Internet en la siguiente dirección URL de la world wide web (http://www.fao.org) de la FAO: http://www.fao.org/giews/

También es posible recibir automáticamente por correo electrónico los informes especiales en cuanto se publican suscribiéndose a la lista de distribución de los informes del SMIA. Para ello, deberá enviarse por correo electrónico al servidor de correo de la FAO, a la dirección que se indica a continuación: mailserv@mailserv.fao.org, sin especificar el tema, el mensaje siguiente:

subscribe GIEWSAlertsWorld-L

Para solicitar la exclusión de la lista, deberá enviarse el mensaje siguiente:

unsubscribe GIEWSAlertsWorld-L


Back to menuBack to menu

1. Análisis del impacto social y económico de la desnutrición infantil en América Latina. Resultados del estudio en Guatemala. CEPAL, PMA. 2006.

2. Valoración de inseguridad alimentaria y nutricional en los departamentos del corredor seco del oriente de Guatemala, Quiché e Izabal. Red Humanitaria. 2009.

3. PNUD. Guatemala: ¿una economía al servicio del desarrollo humano? Informe Nacional de Desarrollo Humano 2007/2008, Volumen II. – Guatemala: Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, 2008.

4. Evaluación de seguimiento de la situación de seguridad alimentaria y nutricional de las zonas afectadas por la depresión tropical No.16 y disminución de remesas-Guatemala. Julio 2009.

5. Evaluación de seguimiento de la situación de seguridad alimentaria y nutricional de las zonas afectadas por la depresión tropical No.16 y disminución de remesas-Guatemala. Julio 2009.

6. OIM. Encuesta sobre remesas 2008 y medio ambiente.

7. Ver mapa en anexo 3.