El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo 2012

El estado de
la inseguridad alimentaria en el mundo
2012

El crecimiento económico es necesario
pero no suficiente para acelerar
la reducción del hambre y la malnutrición

 

   

ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA ALIMENTACIÓN Y LA AGRICULTURA
Roma, 2012

Descargar el informe completo - 3,9Mb

Indice

Mensajes principales

   [1.2Mb]
   

Prólogo

  pdf [73Kb]
   

La subnutrición en el mundo en 2012

    La subnutrición en el mundo
    Mejoras de los datos y la metodología
  pdf [478Kb]
   

Crecimiento económico, hambre y malnutrición

    El aumento de los ingresos y los cambios en el consumo de alimentos
    ¿De qué forma contribuye el crecimiento económico a la reducción del
    hambre y la mejora de la nutrición?
    Los resultados nutricionales presentan avances a nivel mundial, pero quedan muchos problemas por resolver
   [835Kb]
   

La contribución del crecimiento agrícola a la reducción de la pobreza, el hambre y la malnutrición

    El papel del crecimiento agrícola con respecto al crecimiento económico, la pobreza y la reducción del hambre
    La contribución de los pequeños productores al aumento de la producción y la productividad agrícolas
    El hambre, la agricultura y el desarrollo sostenible
    La importancia de la economía rural no agrícola y sus vínculos con la agricultura
   [575Kb]
   

La protección social para las personas pobres y vulnerables

    Una base para reducir el hambre y la malnutrición
    Las redes de seguridad para mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición
    La protección social y el crecimiento económico
   [512Kb]
   

Annexo técnico

    Annexo 1: Prevalencia de la subnutrición y progresos hacia la consecución del objetivo de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación (CMA) y la meta del primer Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) en los países en desarrollo
    Annexo 2: Actualización y revisión de la metodología de la FAO para la evaluación de la inseguridad alimentaria. Un resumen de los cambios y sus resultados
    Annexo 3: Glosario de algunos términos utilizados en el informe

   [232Kb]
   

Notas

   [1,3Mb]

Abstract

En El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo 2012 se presentan nuevas estimaciones de la subnutrición basadas en una metodología revisada y mejorada. Las nuevas estimaciones indican que los avances en la reducción del hambre en los últimos 20 años han sido mayores de lo que se creía anteriormente y que, si se redoblan los esfuerzos, tal vez se pueda alcanzar la meta sobre el hambre establecida en los ODM a nivel mundial para el año 2015. Sin embargo, el número de personas que padecen subnutrición crónica sigue siendo inaceptablemente elevado y la erradicación del hambre sigue siendo un gran desafío a nivel mundial.

Este año, en el informe también se analiza el papel del crecimiento económico en la reducción de la subnutrición. El crecimiento económico es más ecaz en la reducción de la pobreza y el hambre cuando redunda en un aumento del empleo y de las oportunidades de obtener ingresos que los pobres pueden aprovechar. El crecimiento agrícola sostenible es a menudo ecaz para llegar a los pobres, porque la mayoría de los pobres y hambrientos vive en las zonas rurales y depende de la agricultura para una parte importante de sus medios de vida. Sin embargo, el crecimiento no necesariamente tendrá como resultado una mejor nutrición para todos. Entre las políticas y programas que permitirán que el crecimiento incluya la dimensión de la nutrición guran el apoyo a una mayor diversidad de la dieta, la mejora del acceso al agua potable, al saneamiento y a los servicios de salud, y la educación de los consumidores sobre la nutrición y las prácticas de cuidado infantil adecuadas.

El crecimiento económico tarda tiempo en llegar a los pobres y puede no llegar a los más pobres de los pobres. Por lo tanto, la protección social es fundamental para eliminar el hambre lo más rápidamente posible. Por otra parte, cuando está adecuadamente estructurada, la protección social también promueve el crecimiento económico mediante la creación de un capital humano y ayudando a los agricultores a gestionar el riesgo para que puedan adoptar tecnologías mejoradas. Por último, a n de hacer avances rápidos en la reducción del hambre son precisas medidas públicas para proporcionar bienes públicos y servicios fundamentales en el marco de un sistema de gobierno basado en la transparencia, la participación, la rendición de cuentas, el imperio de la ley y los derechos humanos.



Las denominaciones empleadas en este producto informativo y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no implican, por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), del Programa Mundial de Alimentos (PMA) o del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), juicio alguno sobre la condición jurídica o nivel de desarrollo de países, territorios, ciudades o zonas, o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. La mención de empresas o productos de fabricantes en particular, estén o no patentados, no implica que la FAO, el PMA o el FIDA los aprueben o recomienden de preferencia a otros de naturaleza similar que no se mencionan.

Las denominaciones empleadas en los mapas y la forma en que aparecen presentados los datos no implican, por parte de la FAO, el PMA o el FIDA, juicio alguno sobre la condición jurídica de países, territorios o zonas marítimas, ni respecto de la delimitación de sus fronteras.

ISBN 978-92-5-307316-0

Todos los derechos reservados. La FAO fomenta la reproducción y difusión del material contenido en este producto informativo. Su uso para fines no comerciales se autorizará de forma gratuita previa solicitud. La reproducción para la reventa u otros fines comerciales, incluidos fines educativos, podría estar sujeta a pago de tarifas. Las solicitudes de autorización para reproducir o difundir material de cuyos derechos de autor sea titular la FAO y toda consulta relativa a derechos y licencias deberán dirigirse por correo electrónico a: copyright@fao.org.

© FAO 2013