Table Of ContentsNext Page

 

     

 

SERIE
FORESTAL
N° 10

 

PRODUCTOS FORESTALES
NO MADEREROS EN CHILE

 

  
  Preparado por:
Jorge Campos Roasio
Corporación de Investigación Tecnológica, INTEC - CHILE
Santiago, Chile

Con la colaboración de:
Elizabeth Barrera, Museo Nacional de Historia Natural
Daniel Barros Ramírez, Proplant Limitada
Magalis Bittner, Universidad de Concepción
Ignacio Cerda, Instituto Forestal
María Paulina Fernández, Universidad Católica
Rodolfo Gajardo, Universidad de Chile
Sara Gnecco Donoso, Universidad de Concepción
Adriana Hoffman, Defensores del Bosque Nativo
Verónica Loewe, Instituto Forestal
Mélica Muñoz Schick, Museo Nacional de Historia Natural

 

  

  DIRECCION DE PRODUCTOS FORESTALES, FAO, ROMA
OFICINA REGIONAL DE LA FAO PARA
AMERICA LATINA Y EL CARIBE

Faologo.gif (2215 bytes)

   

Santiago, Chile
1998

Organización
de las
Naciones Unidas
para la
Agricultura y
la Alimentación

 

INDICE


PROLOGO

INTRODUCCION

Importancia socioeconómica de los productos forestales no madereros en Chile
Procedimientos seguidos para desarrollar el estudio

POTENCIAL DE DESARROLLO

ESTADISTICAS DE PRODUCTOS FORESTALES NO MADEREROS

PRINCIPALES PRODUCTOS FORESTALES NO MADEREROS EN CHILE DE
ACUERDO A SUS DIFERENTES CATEGORIAS

Alimentos y aditivos alimentarios
Plantas ornamentales nativas
Plantas medicinales
Compuestos de acción biológica
Colorantes
Esencias y aceites
Fibras
Taninos
Semillas forestales
Materiales para muebles
Especies con potencial energético e industrial
Artículos de uso diario y artesanías
Productos animales

ANEXO 1. Bibliografía

 

 


PROLOGO

 

Así como los productos agrícolas y los productos forestales tienen áreas bien delimitadas y atendidas por diferentes instancias y organizaciones nacionales e internacionales, hay un área "de nadie", que ha ido apareciendo a la luz, revelando su vital importancia.

Son los Productos Forestales No Madereros (PFNM), olvidados algunas veces, subvalorados otras, y que han constituido la señalada "área de nadie".

Siendo de gran importancia para la vida diaria y el bienestar de muchos grupos sociales y para las economías de los países, la FAO ha estado permanentemente apoyando a nivel mundial el fortalecimiento de este sector intermedio. Del mismo modo la Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe ha estado constantemente apoyando acciones tales como consultas de expertos y estudios regionales y nacionales, que permitan destacar y desarrollar los PFNM.

Un nuevo esfuerzo se ha hecho esta vez, con el presente trabajo, relativo a los Productos Forestales No Madereros en Chile, reuniendo información sobre sus aspectos más relevantes y vislumbrando el potencial de desarrollo futuro.

Para ciertas comunidades chilenas, la importancia de los PFNM es evidente, valga solo mencionar la recolección de pehuenes (fruto de la Araucaria araucana) para la etnia pehuenche, o la artesanía e industrialización del mimbre para la comunidad de Chimbarongo, en la VI Región. Otros productos como la savia industrializada, los frutos de la palma chilena y las hojas de boldo se utilizan extensivamente en el país. Importantes grupos de personas, generalmente los de más bajos recursos, viven y se nutren en torno al aprovechamiento, utilización o comercialización de determinados PFNM.

Es nuestro deseo que la información aquí contenida contribuya a originar nuevos proyectos de investigación y desarrollo que permitan el uso más eficiente y sostenido de los PFNM en Chile, y una real valorización del bosque y los productos que ofrece, que no son solo madera.

Agradecemos los valiosos aportes de los autores que han contribuido a la preparación del documento.

Gustavo Gordillo de Anda
Subdirector General
Representante Regional de la FAO
para América Latina y el Caribe


INTRODUCCION

 

IMPORTANCIA SOCIOECONOMICA DE LOS PRODUCTOS
FORESTALES NO MADEREROS EN CHILE

Con el descubrimiento y la conquista española en América, que se inicia en el siglo XV, a partir de la llegada de Cristóbal Colón al nuevo mundo, una innumerable cantidad de nuevas especies tanto vegetales como animales provenientes del continente descubierto, se incorporan al conocimiento, uso y economía del mundo civilizado de Occidente. También Chile, con su larga geografía que abarca varios grados de latitud en el sur del continente Americano, ha contribuido con su interesante biodiversidad endémica a la economía mundial.

Los cultivos que se realizaban en la América precolombina, consistían en la domesticación de plantas nativas, destacándose entra las mas difundidas: la papa, el maíz, el cacao, el tomate, la palta o aguacate, la yuca, el ají, la frutilla y un numeroso grupo de frutas, mayormente de origen tropical: guayaba, guanábana, papaya y chirimoya entre otras.

La población indígena de Chile, también se alimentaba de las plantas silvestres, de la pesca y la caza y se surtía para su medicina de las innumerables plantas locales. Los productos forestales no madereros, han sido desde antaño, la principal fuente de alimentación y sobrevivencia de la comunidad nacional.

El asentamiento de los colonos europeos en Chile, trajo consigo un cambio fundamental en la estructura de la sociedad local, la incorporación de semillas foráneas, de métodos de labranza y el real nacimiento de la agricultura y ganadería tal como la consideramos hoy día.

La introducción del trigo y de la ganadería ovina, caprina y bovina, vino a modificar totalmente las fuentes de abastecimiento de la población nacional. De igual manera con el correr del tiempo, se fue produciendo una sustitución de la medicina tradicional, mediante el uso de yerbas locales, por el uso de otras plantas introducidas y posteriormente el empleo de medicinas sintéticas y preparados de laboratorios.

A pesar de los cambios fuertes que se han producido en estos cuatro siglos de influencia europea, ha persistido a la fecha el uso de los productos forestales no madereros (PFNM), el cual se vio enriquecido por la introducción de especies exóticas las que se aclimataron perfectamente en Chile.

Ha sido de gran importancia, y lo sigue siendo en el país, el uso de los PFNM, los que se emplean en forma significativa, especialmente en los estratos de menores ingresos. En Chile, al igual que en muchos otros países del mundo, tienen una gran significación social, por la fuerte incorporación de mano de obra no calificada para su recolección y procesamiento, cuando así se requiere. Adicionalmente la mayor colecta y utilización de productos forestales no madereros, se realiza a nivel de comunidades rurales, a nivel de comunidades campesinas y de personas de bajos ingresos.

Desde el punto de vista social además, proporciona fuentes de trabajo a ancianos, mujeres y niños, en determinados períodos del año, especialmente en aquellas épocas en las que la demanda de trabajos de temporada está deprimida.

A pesar de la generalización del uso de la medicina formal que se entrega a la población mediante los sistemas nacionales de salud pública, un porcentaje que se estima en no menos de un 50%, emplea como principal medio de atención de la salud el uso de plantas medicinales para su atención primaria, lo que implica un comercio a nivel nacional de éstas en estado deshidratado generalmente y a precios que son accesibles para el grueso de la población. En estos últimos años, este "herbolario nacional", se ha visto enriquecido por la importación de PFNM de uso medicinal procedentes de Perú y Bolivia especialmente tales como uña de gato, bálsamo del Perú y otros.

Dado la difícil cuantificación de los beneficios que aporta a la comunidad, nunca se ha podido precisar la real contribución a la economía nacional, el uso de los productos forestales no madereros, siendo el único indicador objetivo el valor estadístico de las exportaciones de estos productos, aún cuando varios de ellos están poco desagregados. Otros PFNM, están incluidos en las exportaciones de otros bienes y por tanto no se cuantifican como tales.

La gama de PFNM en Chile es bastante variada, posiblemente habrá menos en cantidad, que en las zonas tropicales debido a la gran biodiversidad existentes en éstas, pero son de gran significación estos PFNM, por el alto grado de endemismo existente y por la gran variabilidad de condiciones climatológicas que se presenta, derivada de la extensa geografía chilena que cubre varios grados de latitud y extremas condiciones de clima y altura.

En el país existe casi toda la gama de PFNM, que se pueden enumerar en cualquiera clasificación, pasando por: alimentos, flores, plantas medicinales y comestibles, aromas, esencias, fibras, productos de origen animal, entre otros.

PROCEDIMIENTOS SEGUIDOS PARA
DESARROLLAR EL ESTUDIO

El presente estudio se origina en una preocupación de FAO por disponer de información sobre Productos Forestales No Madereros en cada país de la Región. FAO solicitó a La Corporación de Investigaciones Tecnológicas, INTEC - CHILE, que coordinara el estudio sobre productos forestales no madereros, incorporando adicionalmente información procedente de otras fuentes. Para este efecto se solicitó a universidades, institutos de investigación y otras instituciones que colaboraran, designando una contraparte institucional, que aportara con material disponible en sus respectivas unidades. La invitación se envió a 12 instituciones, varias de ellas respondieron contribuyendo con trabajos que se han incluido en el presente trabajo.

El trabajo general fue realizado por el Ingeniero Forestal, Sr. Jorge Campos Roasio de INTEC - Chile, quién realizó además la recopilación y edición de las contribuciones. La Ingeniero Agrónomo del Museo Nacional de Historia Natural, Sra. Mélica Muñoz, revisó, corrigió y actualizó la nomenclatura botánica.

Por razones de extensión, las contribuciones presentadas han debido ser acortadas y adecuadas en el contexto de la presente publicación.

Han participado en este trabajo las siguientes personas:

Elizabeth Barrera Museo Nacional de Historia Natural
Sección Botánica
Casilla 787
Santiago, Chile
Daniel Barros Ramírez Sociedad Agrícola Forestal Ltda. ProPlant
Fidel Oteíza 1851 D. Depto. 41
Santiago, Chile
Magalis Bittner Universidad de Concepción
Laboratorio Químico de Productos Naturales
Departamento de Botánica
Casilla 2407
Concepción. Chile
Ignacio Cerda Instituto Forestal
Huérfanos 556
Casilla 3085
Santiago, Chile
María Paulina Fernández Pontificia Universidad Católica de Chile
Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal
Departamento de Ingeniería Forestal
Santiago, Chile
Rodolfo Gajardo Universidad de Chile
Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales
Departamento de Silvicultura
Casilla 9206
Santiago, Chile
Sara Gnecco Donoso Universidad de Concepción
Facultad de Ciencias Químicas
Departamento de Química Orgánica
Casilla 3 - C
Concepción, Chile
Adriana Hoffman Defensores del Bosque Nativo
Antonia López de Bello 024
Santiago, Chile
Verónica Loewe Instituto Forestal
Huérfanos 556
Casilla 3085
Santiago, Chile
Mélica Muñoz Schick Museo Nacional de Historia Natural
Casilla 787
Santiago, Chile

 

 


POTENCIAL DE DESARROLLO

 

Se puede considerar que los PFNM en Chile están en un estado de desarrollo primario y latente, ya que a pesar de todo su potencial, fácil de apreciar al profundizar un poco en ellos, el terreno está virtualmente virgen.

En Chile, durante el siglo pasado y comienzos del presente, los gobiernos existentes se preocuparon por identificar nuestros principales recursos naturales, y para este fin se contrataron a naturalistas de renombre, como Claudio Gay, Ignacio Domeyko, Rodulfo Amando Philippi, Karl Reiche y otros que estudiaron nuestra flora, fauna y recursos mineros. En este siglo destaca el botánico Carlos Muñoz Pizarro.

Posteriormente se ha continuado investigando sobre algunas de las especies, pero no se ha profundizado con técnicas modernas, en el contexto de los avances de los métodos de investigación actuales, ni el contexto de las necesidades actuales.

Este gran potencial trae consigo un gran desafío consistente en "Re descubrir Chile" con la aplicación de la tecnología moderna mediante un barrido sistemático de cada una de todas las diferentes especies vivientes que se encuentra en la geografía chilena.

Tan solo unos pocos productos se han desarrollado en forma más intensiva pero en sus aspectos primarios. Tal es el caso de la explotación de las hojas de boldo, las que se exportan en este estado desarrollándose en el exterior la extracción de la boldina, o el caso del quillay, especie a la que se le extrae la corteza rica en saponina, principio activo de variados e interesantes usos.

La recolección de mosqueta ha traído consigo un interesante comercio que demanda mucha mano de obra no calificada en el medio rural. El producto se exporta deshidratado y en aceite. Los últimos años ha dado base para la producción local de cosméticos de creciente aceptación en el mercado local y exterior.

En Chile, hay alrededor de 220.000 personas involucradas en las tareas de recolección, procesamiento, producción y comercialización de productos forestales no madereros, posibilitándose el trabajo de hombres, mujeres, niños y ancianos, en el medio rural principalmente y en épocas de reducción de otras actividades. Es notable comparar, que todo el sector productivo maderero emplea cerca de 100.000 personas y el sector de productos forestales no madereros algo más del doble.

A pesar que el volumen total de recursos económicos que mueven los productos forestales no madereros es considerablemente inferior a los que mueve la industria maderera, el impacto social que ocasiona es de una gran significación, ya que son recursos que van muy directamente a los trabajadores y el valor de la producción está mayormente dado por el valor agregado en mano de obra incorporada, en las tareas de recolección, manipulación y procesamiento.

Se han mencionado, a título de ejemplo, algunos de los PFNM más conocidos y que tienen mayor significación económica, sin embargo hay un extenso número de productos que requieren de mayor investigación y de la sistematización de su desarrollo.

A pesar de las investigaciones llevadas a cabo por las Universidades e Institutos de Investigación, se puede señalar que hay extensos campos en los cuales se puede avanzar, como por ejemplo en investigaciones sistemáticas para encontrar principios activos en nuestra flora y fauna para la medicina o el uso industrial de las especies, en el desarrollo de flores y frutos nacionales y adecuarlos a la producción mejorada y en escala para salir a ofertar en el mercado mundial, ávido de novedades de nuevos productos, de exotismo y exquisiteces.

Productos como el mimbre, el cual se emplea desde antaño en la fabricación de muebles, utensilios domésticos y decorativos, no han tenido mayor desarrollo, para mejorar todos los aspectos que lo harían deseable y aceptable de mejor manera en nuestros mercados nacionales e internacionales. A finales de 1996, el Fondo para el Desarrollo y Fomento, FONDEF, dependiente de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica, CONICYT, y el Fondo para Programas y Proyectos de Servicio de Interés Público, FONSIP, hoy Fondo de Desarrollo e Innovación, FDI, han aprobado un interesante financiamiento para la investigación y el desarrollo integral de esta especie en el país.

Programas de esta naturaleza son aplicables a un gran número de otras especies, para las cuales se requiere hacer investigaciones y programas de desarrollo integral, con el fin de sacar de ellas su real potencial.

"Redescubrir Chile" en el inicio del Siglo XXI, no es un eslogan, sino una necesidad nacional, en un país inmerso en una economía global que evalúa los productos naturales, los productos y procesos innovativos. El estudio sistemático de su flora y fauna puede llevar a descubrimientos insospechados, generados de una biodiversidad única, lo que permite suponer alguna ventaja comparativa.

Como se aprecia el potencial de desarrollo de nuestros PFNM es ilimitado, especialmente cuando sabemos que aún queda un número indeterminado de especies nativas desconocidas y no clasificadas.

La aplicación de modernas técnicas de: clasificación de especies y sistematización de la información, de análisis físico químicos y de metodologías de investigación y ensaye, con instrumental moderno, utilización de computadoras y software ad-hoc, desarrollado en los principales centros de investigación mundial para aplicarlos a Chile, permiten sustentar la hipótesis que será posible encontrar variados productos derivados y/o aplicaciones que apunten a solucionar problemas de la humanidad y generar nuevas oportunidades y fuentes de trabajo para los chilenos.

Parte de este esfuerzo se está haciendo fuera de Chile y prácticamente sin participación ni mayor conocimiento de nuestros científicos. Laboratorios europeos han procedido a la recolección de plantas endémicas chilenas las que son enviadas a sus países de origen con el fin de analizarlas y obtener principios activos utilizables y comercializables con fines medicinales e industriales sin que esto tienda a reportar beneficio alguno para la nación.

Así como en otros países se ha podido hacer ejercicios de valorización del bosque nativo, en los cuales objetivamente se ha podido determinar, que el valor de los PFNM y servicios que el bosque entrega a la sociedad supera su valor como productor maderero, también puede ocurrir lo mismo en Chile, o bien puede llegarse a una formula mixta de valorización y aprovechamiento de PFNM y productos madereros, amen de los servicios que se puedan obtener.

Disponiendo de mayor investigación y desarrollo para sus PFNM se podrá llegar a mejores fórmulas de manejo del bosque nativo que nos aseguren no perder lo que aún desconocemos y el potencial que esto encierra, lo que puede implicar un cambio fundamental en las bases para el manejo del bosque nativo.

En un reciente estudio de la Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe titulado Desarrollo de Productos Forestales No Madereros en América Latina y el Caribe se señalan varios factores y circunstancias que constituyen obstáculos para el desarrollo sostenible de los PFNM en la Región. Algunos de éstos también son aplicables a Chile.

Entre los principales factores y circunstancias a nivel regional se señalan los siguientes en el estudio:


ESTADISTICAS DE PRODUCTOS FORESTALES
NO MADEREROS

 

Siendo la producción de los diferentes tipos de PFNM, muy heterogénea e irregular, no existe información sistematizada de producción. Tampoco la hay del comercio interno de estos productos, por participar generalmente en un comercio informal. La excepción está constituida por aquella porción de PFNM, que se exportan en forma regular, ya que existen registros de Aduana, cuando se efectúa la salida del país. Aún así, suele ocurrir que las especificaciones no son muy exactas, englobándose diferentes productos en una misma partida arancelaria. Frecuentemente también hay sub valoración de la factura de exportación, no reflejándose exactamente los montos exportados. Por ejemplo la partida exportación de muebles de mimbre registra en 1997 un monto de $ EE.UU. de 53.000, estimándose que el valor real de la exportación de estos productos fue para ese año de aproximademente $EE.UU. 500.000.

Los montos registrados de exportación registran importantes variaciones de un año a otro, pero en general con una tendencia hacia el alza, pasando desde exportaciones por $EE.UU 12,9 millones en 1990 a $EE.UU. 34,2 millones en 1997 y con valores intermedios de hasta $EE.UU. 43 millones en 1996.

Para contribuir al desarrollo de estos productos es necesario mejorar la información básica sobre casi todos los aspectos relacionados con los PFNM y, en particular, la información estadística para contribuir a una planificación racional del manejo de estos productos que complementan estrechamente las actividades que conforman el manejo sostenible de los recursos forestales.

Inclusive será importante dedicar esfuerzos para mejorar la clasificación de los PFNM debido a la diversidad y superposiciones en cuanto a sus fuentes, propiedades, características y usos.

En el Cuadro 1 se presenta una síntesis de las exportaciones de los principales PFNM desde el año 1993 hasta 1997 inclusive, señalando volúmenes exportados y valores.

Cuadro 1...

 


Bluearr.gif (140 bytes) Top Bluearr.gif (140 bytes) NWFP Home Bluearr.gif (140 bytes) FAO Home