Voces para el cambio

La comuncación y la mujer rural


preparado per Silvia Balit
en colaboración con el Grupo de la Comincación para el Desarrolllo
Servicio de Extensi;on, Enseñanza y Comunicación

ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA AGRICULTURA Y LA ALIMENTACIÓN

ROMA, 1999

En el actual clima de cambio político y socioeconómico, la comunicación puede desempeñar un papel decisivo en la promoción de la seguridad alimentaria y el desarrollo rural. Al fomentar el diálogo entre la población rural y otros sectores de la sociedad, los procesos de comunicación pueden propiciar que tanto las mujeres como los hombres faciliten información y conocimientos como base para el cambio y la innovación. El cambio y la innovación permiten a las personas adoptar decisiones relativas a los propios medios de vida y, por ende, incrementar su participación general en el desarrollo. Más específicamente, los procesos de comunicación en los que se atiende a las diferencias de género pueden dar a las mujeres rurales una voz para propugnar transformaciones en las políticas, en las actitudes, en las costumbres o los comportamientos sociales que las afectan negativamente.

 

   

Índice

La comunicación en un mundo en evolución

Las partícipes invisibles

Una voz para las mujeres rurales

Estrategias de comunicación

Una mirada al futuro

 

   

«... La historia no se repetirá en Guatemala si las mujeres indígenas consiguen que se escuche su voz. Si tienen a su disposición los actuales medios de comunicación, que son fáciles de utilizar, esas mujeres se afianzarán como una fuerza consciente que participará en los acontecimientos mundiales del futuro.»

Padma Guidi,
Asesora técnica e instructora del Centro de Mujeres Comunicadoras Mayas,
Guatemala


 

«Vivimos en la "era de la comunicación", pero el impacto que la información y los conocimientos pueden tener en el desarrollo sólo comienza a vislumbrarse. Esto es especialmente cierto en el caso de las mujeres rurales, a quienes corresponde gran parte de la labor agrícola y de otras actividades rurales en los países en desarrollo, donde ellas se encargan de producir la mayoría de los alimentos. Dominar el poder de la comunicación -mediante Internet, la radio rural y los medios tradicionales de comunicación popular- es fundamental para que nosotros aprendamos de las mujeres y para que les ayudemos a conocer nuevas ideas, prácticas y oportunidades. La utilización de las modernas tecnologías de la comunicación, integradas a los canales y las redes locales, permite escuchar a más mujeres y llegar a más mujeres. Un desafío común, tanto para las mujeres como para los hombres, es el de explotar el poder de los procesos de comunicación como medio de realizar su potencial, así como para conseguir un desarrollo equitativo y sostenible.»

Jacques Diouf
Director General de la FAO

 

 

Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no implican, de parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación o de la Organización Mundial de la Salud, juicio alguno sobre la condición jurídica de países, territorios, ciudades o zonas, o de sus autoridaes, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites.

 

Reservados todos los derechos. No se podrá reproducir ninguna parte de esta publicación, ni almacenarla en un sistema de recuperación de datos o transmitirla en cualquier forma o por cualquier procedimiento (electrónico, mecánico, fotocopia, etc.), sin autorización previa del titular de los derechos de autor. Las peticiones para obtener tal autorización, especificando la extensión de lo que se desea reproducir y el propósito que con ello se persigue, deberán enviarse a la Dirección de Información, Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, Viale delle Terme di Caracalla, 00100 Roma, Italia.

© FAO 1999

Next Page