COFO/2005/6


COMITÉ DE MONTES

17º PERÍODO DE SESIONES

Roma, Italia, 15-19 de marzo de 2005

EXAMEN DE LOS PROGRAMAS DE LA FAO RELACIONADOS CON EL SECTOR FORESTAL, CON PARTICULAR ATENCIÓN AL CUMPLIMIENTO DE LAS PETICIONES Y RECOMENDACIONES FORMULADAS EN EL 15º PERÍODO DE SESIONES DEL COMITÉ Y EN EL INFORME SOBRE LA EJECUCIÓN DEL PROGRAMA (2002-03)

Índice


ANEXO 1


1. En la presente nota se resumen las actividades de la FAO en el sector forestal desde el anterior período de sesiones del COFO celebrado en 2003. El Informe sobre la Ejecución del Programa 2002-2003 de la FAO ofrece una visión de conjunto de todos los sectores y está disponible en cinco idiomas en la siguiente dirección de Internet: http://www.fao.org/pir/index_en.htm.

Programa 2.4.1: Recursos forestales

2. El Comité sobre Cuestiones Forestales del Mediterráneo “Silva Mediterranea” emprendió nuevas actividades por conducto de grupos de trabajo dirigidos por los Estados Miembros. Los grupos trabajan activamente en relación con los incendios forestales (bajo la dirección de España), los alcornoques (bajo la dirección de Portugal) y el nexo entre los bosques mediterráneos y el desarrollo sostenible (bajo la dirección de Francia). Se publicarán los resultados de los ensayos de proveniencia relativos a las coníferas del Mediterráneo.

3. La FAO colaboró con el Camerún, la República del Congo y el Gabón en la elaboración de planes de acción nacionales para la carne de animales silvestres. Se informó de esta labor a la 13ª reunión de la Conferencia de las Partes de la CITES, en la que se invitó a la FAO a convocar un taller internacional a fin de desarrollar un plan de acción mundial para la carne de animales silvestres. La FAO organizó el 15° período de sesiones del Grupo de Trabajo sobre ordenación de la fauna y flora silvestres y zonas protegidas de la Comisión Forestal y de la Flora y Fauna Silvestres para África, en el que participaron ONG internacionales, regionales y nacionales que se ocupan de conservación. La FAO tomó parte en diversas conferencias ministeriales sobre bosques en África central, celebradas en Yaoundé, Brazzaville y Libreville. Entre las cuestiones debatidas figuraban los siguientes proyectos sobre zonas protegidas transfronterizas:

4. En calidad de organización anfitriona de la Secretaría provisional de la Alianza Internacional para el Desarrollo Sostenible de las Regiones de Montaña (la Asociación para las Montañas), la FAO favoreció la colaboración entre los miembros de la Asociación y fue uno de los principales organizadores de las conferencias de alcance mundial que se celebraron en Merano, Italia (2003) y Cuzco, Perú (2004). Las actividades de la Asociación para las Montañas recibieron el respaldo de la Comisión sobre el Desarrollo Sostenible (CDS) en su 12° período de sesiones y de la Feria de coparticipación conexa. Se ayudó a los países a aumentar su capacidad institucional en materia de desarrollo sostenible de las montañas mediante la realización de talleres dirigidos a transformar los comités nacionales establecidos en su momento para verificar la observancia del Año Internacional de las Montañas, 2002, en órganos duraderos integrados por diversos interesados directos.

5. Se ejecutaron proyectos de campo en ordenación de cuencas y desarrollo sostenible de las montañas en Asia, África, Europa oriental y América Latina y el Caribe. En septiembre de 2004 se celebró en Cracovia, Polonia, el 24° período de sesiones del Grupo de Trabajo sobre Ordenación de Cuencas Hidrográficas de Montaña de la Comisión Forestal Europea, en cuya ocasión un grupo de interesados directos realizó un examen de las experiencias de campo relativas a la ordenación de cuencas y extrajo enseñanzas de ellas, con miras a mejorar el diseño y la ejecución de los programas y proyectos de campo en el futuro.

6. Se prestó asistencia a los países, en particular los que poseen una cubierta forestal reducida, para aplicar los criterios e indicadores de ordenación forestal sostenible. En marzo de 2004, se llevó a cabo una consulta de expertos, de la que fue anfitriona la Oficina de Ordenación Forestal de Filipinas, sobre los criterios e indicadores para la ordenación forestal sostenible: esta Consulta se organizó en colaboración con la FAO y la Organización Internacional de las Maderas Tropicales (OIMT). Se proporcionó apoyo a bosques modelo y de demostración en Asia y América Latina así como a una nueva iniciativa en África Central. El Estudio FAO: Montes titulado Sustainable Management of tropical forests in Central Africa: In search of excellence (Ordenación sostenible de los bosques tropicales centroafricanos: en busca de lo mejor) se publicó en francés e inglés, y se preparó y se publicó una estrategia de apoyo de la FAO a los bosques y las actividades forestales en la Cuenca del Congo, con la ayuda del Programa de Asociación FAO/Países Bajos. Asimismo, se publicó In search of excellence in forest management: examples from Asia-Pacific (En busca de lo mejor en la ordenación forestal: ejemplos de la región de Asia y el Pacífico).

7. Se recopilaron perfiles de países sobre la situación y las tendencias de la ordenación forestal, que se publicaron en el sitio web de la FAO. Se publicó también, como documento de trabajo y como artículo en la revista Unasylva, un examen de los vínculos entre los conceptos relacionados con la ordenación forestal sostenible y el enfoque de ecosistemas. Se celebró un taller regional sobre la ordenación de los bosques tropicales secundarios en los países francófonos de África, en colaboración con el Centro Nacional de Referencia para Agricultura, Naturaleza y Calidad Alimentaria (ECLNV), de los Países Bajos, el Centro de Investigación Forestal Internacional (CIFOR), el Centro Mundial de Agrosilvicultura (ICRAF), la Sociedad Alemana de Cooperación Técnica (GTZ), la Organización Internacional de las Maderas Tropicales (OIMT), y la Oficina Regional de la UICN para el Camerún. La FAO colaboró con la Organización Internacional de las Maderas Tropicales (OIMT), el CIFOR, la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) en la publicación de las orientaciones normativas relacionadas con la restauración, la ordenación y la rehabilitación de los bosques tropicales y secundarios degradados. En colaboración con la OIMT, se empezaron a elaborar directrices prácticas para la ordenación de los bosques secundarios.

8. Se efectuó una evaluación de la situación y las tendencias de los manglares en el mundo y se comenzó a elaborar el Atlas Mundial de los Manglares en colaboración con la OIMT, la UNESCO, el Centro Mundial de Vigilancia de la Conservación (PNUMA-CMVC), la Universidad de las Naciones Unidas (UNU) y la Sociedad internacional para los ecosistemas de manglares (ISME).

9. Se prestó asistencia para la preparación de evaluaciones nacionales y talleres regionales sobre la diversidad genética de los árboles forestales en África Central, América Central y el sudeste asiático, y se publicó la información correspondiente, que puede consultarse también en Internet. Se apoyó la evaluación de especies internacionales y de ensayos de proveniencia, con objeto de establecer aplicaciones regionales y mundiales para los ensayos de campo comparativos de especies arbóreas de importancia socioeconómica, como las coníferas del Mediterráneo y las especies Acacia y Prosopis. Se siguió prestando apoyo a la ordenación sostenible de bosques y árboles en los países áridos.

10. Se publicó An Illustrated Guide to the State of Health of Trees: Recognition and Interpretation of Symptoms and Damage (Guía ilustrada sobre el estado de salud de los árboles: reconocimiento e interpretación de síntomas y daños). Se perfeccionó el sistema de información mundial sobre insectos y brotes de enfermedades y sus repercusiones sobre los bosques y los árboles. Se validó información destinada a la Actualización de la evaluación de los recursos forestales mundiales a 2005 (ERF 2005). Se reactivó una red de lucha contra las plagas forestales en África, y para tal fin se construyó un sitio web dedicado a los problemas de plagas de importancia para el continente africano. Se difundieron datos actualizados sobre los insectos y enfermedades que pueden propagarse a través de las fronteras. Atendiendo la solicitud de los gobiernos en relación con problemas de plagas específicas que amenazan los bosques y la seguridad alimentaria, se prestó apoyo a 12 países de la región mediante proyectos del Programa de Cooperación Técnica (PCT).

11. Se siguió contribuyendo a los esfuerzos nacionales, regionales y mundiales encaminados a prevenir y afrontar los incendios forestales, gracias a la asistencia financiera del Programa de Asociación FAO/Noruega. Se comenzó a elaborar un estudio para obtener información sobre la evolución de los incendios forestales, en el marco de la Actualización de la evaluación de los recursos forestales mundiales a 2005, en asociación con el Centro Global para el Monitoreo de Incendios. Se organizó la Conferencia Panamericana sobre Incendios Forestales, a la que asistieron 27 directores de organismos forestales nacionales. El tema de la cooperación internacional en el manejo de incendios forestales se incorporó al programa de la Reunión Ministerial sobre Montes convocada por el Director General para el 14 de marzo de 2005. Se dio respaldo a nueve redes regionales de manejo de incendios forestales y se prestó apoyo directo a Cabo Verde, Chipre, Cuba, Etiopía, Mongolia, Seychelles, Siria y Turquía.

12. Se ayudó a varios Estados Miembros de la FAO en África, Asia, América Latina y Europa a desarrollar instrumentos, reunir información y establecer redes a fin de fomentar la plantación de árboles fuera de los bosques (con inclusión de sistemas agroforestales y actividades agrosilvícolas urbanas y periurbanas). En el marco del Proceso de Teherán se prestó apoyo a los países con una cubierta forestal reducida. La FAO fue uno de los miembros del comité organizador del Primer congreso mundial de agroforestería organizado en 2004 por el ICRAF y la Universidad de Florida, y patrocinó la participación en este acontecimiento de países en desarrollo de África, Asia y América Latina.

13. Se publicó un panorama general de las cuestiones relacionadas con los materiales forestales de reproducción, titulado Seed, Forest Reproductive Material and Biotechnology (Semillas, materiales forestales de reproducción y biotecnologías). Asimismo se publicó el borrador de un examen global de los manuales de extensión pertinentes para las semillas forestales. Se está recopilando información, para su divulgación, acerca de la situación y las tendencias mundiales de la oferta y la demanda de semillas forestales. Se analizaron los efectos del intercambio y la utilización de germoplasma de árboles forestales, desde una perspectiva basada en la bioseguridad. Se encargó la realización de evaluaciones a escala mundial y de estudios de casos regionales a fin de cuantificar la “capacidad invasiva” generada por la introducción de árboles forestales. Se estudiaron las aplicaciones de las biotecnologías en el sector forestal a nivel mundial con objeto de disponer de datos cuantitativos.

14. Se crearon una base de datos y un sitio web sobre bosques plantados. Se publicaron documentos técnicos y se prepararon estudios de casos sobre la función de los bosques plantados en zonas ecológicas diferentes. Se contribuyó a la realización de reuniones internacionales relacionadas con los bosques plantados, entre las que cabe citar la reunión de expertos entre períodos de sesiones del Fondo de las Naciones Unidas sobre los Bosques (FNUB) titulada “Potenciar al máximo la función de los bosques plantados en la ordenación forestal sostenible”, que se celebró en 2003 en Nueva Zelandia. La FAO ingresó en la Asociación para la restauración del paisaje forestal y en el comité organizador del Taller mundial sobre restauración del paisaje forestal que se ha propuesto celebrar en el Brasil en abril de 2005. Se prestó asistencia técnica en diversos países a los gobiernos, instituciones, organizaciones multilaterales y proyectos de forestación y reforestación (en el marco del Programa de Cooperación FAO/gobiernos y del PCT).

15. La FAO respaldó los procesos internacionales relacionados con el cambio climático mediante, entre otras cosas, el suministro de aportaciones técnicas y la organización de actividades paralelas en el contexto de las reuniones del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico y de la Conferencia de las Partes; la prestación de asistencia a la Secretaría de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) para elaborar un documento técnico sobre proyectos forestales en pequeña escala en el marco del Mecanismo para un Desarrollo Limpio (MDL); la preparación de proyectos forestales en pequeña escala con arreglo a este Mecanismo; la puesta en marcha de un banco de datos sobre los factores de emisión para realizar inventarios de la acumulación de carbono en los bosques; el suministro de insumos técnicos para el taller de la CMNUCC sobre contabilización del carbono en los productos madereros recolectados; la autoría principal de los inventarios de biomasa y de carbono en los bosques contenidos en 2003 IPCC Good Practice Guidelines (Orientación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático – IPCC – sobre las buenas prácticas, 2003); la autoría de 2006 IPCC Guidelines for Agriculture, Forestry and other land uses (AFOLU) (Orientación del IPCC sobre agricultura, silvicultura y otros usos de la tierra, 2006); la presentación del programa de trabajo del IPCC por lo que concierne a la degradación de los bosques; la organización del proceso de armonización de las definiciones relativas al sector forestal por medio de una tercera reunión de expertos convocada para principios de 2005. Está en elaboración un estudio separado sobre la armonización de las definiciones relacionadas con los bosques, la biomasa y el carbono en el contexto de la ERF 2005 y de las orientaciones del IPCC sobre las buenas prácticas para 2003.

16. Se prestó apoyo a los Estados Miembros para fortalecer su capacidad en materia de bosques y cambio climático. Junto con el PNUMA y la UICN, la FAO llevó a cabo 10 talleres en África, Asia y América Latina con miras a crear capacidad para mantener negociaciones en torno a la CMNUCC y para aplicar esta Convención y el Protocolo de Kyoto en el ámbito forestal. Asimismo, en América Central se organizaron 17 talleres nacionales sobre aumento de la capacidad nacional.

Programa 2.4.2: Productos y economía forestales

17. Se dio amplia difusión al estudio de perspectivas del sector forestal para África (FOSA) en tres idiomas, a saber, árabe, francés e inglés, y se respaldó la realización de actividades complementarias dirigidas a plasmar sus conclusiones en acciones concretas. Cabe señalar especialmente los estudios de casos que se exponen en “Lessons learnt on sustainable forest management in Africa” (Enseñanzas adquiridas acerca de la ordenación forestal de los bosques en África) elaborados junto con la Real Academia Sueca de Agricultura y Silvicultura y la Academia Africana de Ciencias. Las conclusiones del FOSA se han incorporado a las actividades centrales del Programa General para el Desarrollo de la Agricultura en África de la Nueva Alianza para el Desarrollo de África (NEPAD). Este estudio de perspectivas se utilizó para formular una estrategia destinada al sector forestal en la cuenca del Congo.

18. Se finalizaron los siguientes dos nuevos estudios de perspectivas regionales: a) el Estudio de tendencias y perspectivas del sector forestal para América Latina y el Caribe; y b) el estudio de perspectivas del sector forestal en Europa. El primero incluye 17 documentos de perspectivas nacionales, tres informes subregionales y un informe sinóptico regional; se trata del examen más exhaustivo jamás realizado respecto del sector forestal de América Latina y el Caribe, que contó con la participación de los países mediante un proceso de consulta dinámico. El borrador del estudio se examinó durante la reunión de la Comisión Forestal para América Latina y el Caribe (COFLAC) que se celebró en octubre de 2004. El estudio de perspectivas del sector forestal en Europa, realizado junto con la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (CEPE), se analizó con ocasión de la reunión conjunta de la Comisión Forestal Europea de la FAO y el Comité de la Madera de la CEPE que se efectuó en octubre de 2004.

19. Se han hecho avances considerables en la elaboración del estudio de perspectivas del sector forestal en Asia occidental y central; casi todos los países que participan en esta labor están preparando informes nacionales. En 2004, se celebraron talleres de planificación en Beirut en relación con los países de Asia occidental y en Budapest para los países de Asia central y el Cáucaso. Además, se brindó asistencia técnica y financiación a los países para la preparación de los informes nacionales.

20. Se empezaron los preparativos para actualizar el Estudio sobre las perspectivas del sector forestal en Asia y el Pacífico, con el objetivo inicial de examinar la evolución de los hechos desde que se publicó el estudio anterior en 1998 y estimar en qué medida esos hechos difieren de las previsiones hechas en él. Se ultimó una autoevaluación de los estudios de perspectivas de los sectores forestales.

21. Se analizó la contribución aportada por el sector forestal a los niveles de ingresos y empleo, y para ello se tomaron en consideración las tendencias en el valor añadido bruto en el sector forestal, la forma en que se halla distribuido entre la producción maderera, la industria maderera y la industria de pasta y papel, y la proporción del PIB y el empleo correspondiente al sector forestal. También se analizaron las diferentes formas de beneficios económicos que los bosques reportan a sus dueños. Los resultados de esos análisis se presentan en la publicación “Situación de los bosques del mundo en 2005” (SOFO 2005). Está en curso una evaluación más detallada de los aspectos económicos de la ordenación forestal sostenible.

22. Se estudiaron a fondo las políticas fiscales y los regímenes fiscales forestales de diversos países y se prestó asesoramiento técnico a diferentes países para mejorar su sistema de recaudación de ingresos. Se emprendió un análisis pormenorizado del sistema de fijación de precios y derechos en Fiji, y se prestó apoyo a Suriname y Liberia a fin de perfeccionar sus sistemas fiscales. En colaboración con el Banco Asiático de Desarrollo, se inició un estudio sobre la función del sector forestal para la reducción de la pobreza, con especial atención a Camboya, Laos y Viet Nam.

23. Gracias al apoyo financiero del Japón, se llevó a término un análisis cabal de los vínculos entre el comercio y la ordenación forestal sostenible, y los informes correspondientes se divulgaron a través del sitio web de la FAO. También se publicó un informe resumido de las principales conclusiones y recomendaciones contenidas en el análisis.

24. Sobre la base del cuestionario conjunto sobre el sector forestal, se actualizaron a 2003 los datos de la base de datos FAOSTAT sobre producción, consumo y comercio de todos los productos forestales. Se elaboraron los anuarios FAO de productos forestales para 2001 y 2002, mientras que el anuario correspondiente a 2003 está en preparación. Se ultimaron y publicaron encuestas sobre la capacidad en materia de pasta y papel, en las cuales se presenta información sobre la capacidad de producción actual y prevista. En 2004, se concluyó y publicó Recovered Paper Data for 2003 (Datos sobre el papel recuperado), y sus resultados se difundieron mediante publicaciones tradicionales y CD-ROM y a través del sitio web sobre Montes de la FAO.

25. En colaboración con el Comité de la Madera de la CEPE, se emprendió el análisis de los mercados de productos forestales relativo a los años 2002-03 y 2003-04.

26. Mediante la realización de un taller y de estudios de casos y el suministro regular de información, se promovieron las prácticas más adecuadas de recolección e ingeniería forestales, con particular hincapié en la creación de capacidad para poner en práctica el Código de aprovechamiento forestal para África Central y Occidental y los códigos nacionales. La FAO siguió trabajando en la elaboración de orientaciones y metodologías de evaluación del impacto ambiental producido por las actividades forestales y creó equipos de especialistas en materia de contratistas forestales y en los aspectos de género relacionados con el sector forestal.

27. En el marco del Comité FAO/CEPE/OIT sobre Tecnología, Ordenación y Capacitación Forestales, se celebró un taller internacional sobre mejoramiento de las actividades forestales, que contribuyó a la puesta en marcha de actividades modernas en las pequeñas explotaciones forestales privadas.

28. El programa de productos forestales no madereros (PFNM) siguió cumpliendo la función de centro mundial de intercambio de información sobre metodologías y comercio de esos productos. En este contexto también se analizaron el papel y el impacto de los sistemas de certificación de PFNM con respecto a la reducción de la pobreza y la ordenación sostenible de los bosques; se publicaron documentos técnicos y servidores de listas electrónicas; y se exploraron las posibilidades de crear una asociación mundial en materia de PFNM entre los principales interesados directos. La FAO prestó asistencia técnica a sus Estados Miembros con vistas a un mejor aprovechamiento de los PFNM mediante proyectos del PCT y de fondos fiduciarios de donantes.

29. Se ampliaron las actividades de planificación y formulación de políticas energéticas, en particular mediante la utilización de los instrumentos concebidos por la FAO, como son la “Cartografía integrada de la oferta y la demanda de combustibles leñosos” (WISDOM) y la “Guide for wood fuels surveys” (Guía para la realización de encuestas sobre combustibles leñosos). Estos instrumentos se aplicaron con éxito en México, Eslovenia, Mozambique, Senegal y Chile. Se actualizó y perfeccionó el I-WEIS (Sistema de información interactivo sobre la dendroenergía), que consiste en una base de datos sobre producción, comercio y consumo nacionales de leña, carbón y licor negro (combustibles leñosos) en unos 200 países.

30. En colaboración con algunos asociados (Institute de l’énergie et de l’environnement de la Francophonie (IEPF); Agencia Internacional de Energía (IEA); Unión Económica y Monetaria del África Occidental (UEMAO), entre otros) se pusieron en marcha diversas iniciativas encaminadas a mejorar los sistemas de información sobre energía en el Senegal, el Níger y Togo.

Programa 2.4.3: Políticas y planificación forestales

31. El Mecanismo para los programas forestales nacionales, un mecanismo independiente con sede en la FAO, ha aumentado el número de sus asociaciones a 36 países y dos entidades subregionales, con la finalidad de dar a los agentes del gobierno y de la sociedad civil la oportunidad de gestionar y desarrollar satisfactoriamente los procesos relacionados con los programas forestales nacionales. El apoyo catalizador del Mecanismo se centra en la creación de capacidad nacional y la difusión de información y conocimientos sobre los bosques.

32. Se publicó Cross-sectoral policy impacts between forestry and other sectors (Efectos normativos intersectoriales entre el sector forestal y otras esferas) como fuente de referencia para los responsables de las políticas; y, posteriormente, el Manual on environmental and economic accounting for forestry (Manual de contabilidad ambiental y económica en el sector forestal), un instrumento de utilidad para el análisis de políticas intersectoriales.

33. Como resultado de un análisis de los problemas que se plantean a la hora de hacer cumplir la ley se elaboraron, junto con la OIMT, unas directrices para la observancia de la ley en el sector forestal. Mediante proyectos del PCT, por ejemplo en Mozambique y Costa Rica, se apoyaron ulteriormente las actividades dirigidas a hacer cumplir la ley.

34. Se prestó asistencia en materia de aumento de la capacidad, con especial hincapié en las políticas forestales, a Angola, Brasil, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Eslovenia, Gambia, Letonia, México, Mongolia, Serbia y Turquía.

35. Se celebraron talleres regionales sobre las tendencias en los usos y la conservación de los bosques, la prestación de asistencia al sector forestal privado en Europa central y oriental y la programación sobre VIH/SIDA en los sectores forestal y ambiental en África meridional.

36. Se mantuvo el respaldo en favor de los bosques, la reducción de la pobreza y la seguridad alimentaria, junto con la colaboración de otras organizaciones y Estados Miembros, que contribuyeron al Programa Especial para la Seguridad Alimentaria de la FAO. Se prestó apoyo al fomento de empresas comerciales comunitarias en Colombia, Uganda, China, Gambia y América Central.

37. Se sostuvieron actividades de investigación forestal a través de las redes forestales regionales en el África Subsahariana (Red de investigación forestal en el África subsahariana (FORNESSA)) y Asia (Asociación de Instituciones de Investigación Forestal de Asia-el Pacífico (APAFRI)), que consistieron entre otras cosas en la creación de un sitio web para la FORNESSA y la organización de talleres regionales en Asia sobre la función de la investigación forestal para responder a problemas intersectoriales de alcance mundial como la reducción de la pobreza y el cambio climático. Se efectuaron estudios acerca de la capacidad de investigación forestal en África oriental.

38. En colaboración con redes regionales, se realizaron actividades en pro de la educación forestal, entre las que figuran estudios sobre las tendencias en la educación y capacitación forestales, un plan de acción en África oriental, una evaluación de las necesidades de capacitación y algunos talleres de capacitación en África central.

39. Con el objetivo de establecer un nexo entre quienes intervienen en los programas forestales nacionales, y de darles acceso a los conocimientos técnicos de otros países, se establecieron comunidades especializadas (redes de partes interesadas) por lo que se refiere a los mecanismos financieros para el desarrollo forestal sostenible, la participación de los interesados en los programas forestales nacionales y la conexión entre el VIH/SIDA y el sector forestal. Al reconocer que esta enfermedad afecta a todos los sectores económicos, se formuló una estrategia para hacer frente a sus efectos en el sector forestal, la cual se puso en práctica mediante la participación de asociados en la investigación y el desarrollo, el intercambio de información y la realización de talleres.

40. Se ejecutó una estrategia de extensión forestal que atribuye especial importancia a la extensión como función de apoyo a los procesos de difusión de conocimientos y comunicación, en particular para los productores en pequeña escala; y se evaluaron los instrumentos y métodos de comunicación y extensión mediante simposios y publicaciones.

41. Se celebró una reunión conjunta FAO/CIFOR en favor del establecimiento de asociaciones equitativas y sostenibles entre pequeños productores y el sector forestal empresarial y se publicó el informe resultante titulado “Towards equitable partnerships between corporate and smallholder partners - relating partnerships to social, economic and environmental indicators” (Hacia una asociación equitativa entre empresarios y pequeños productores: establecer una relación entre las asociaciones y los indicadores sociales, económicos y ambientales).

Programa 2.4.4: Coordinación e información de programas forestales

42. La FAO mantuvo su apoyo al FNUB mediante la cesión provisional de un funcionario de su cuadro orgánico a la Secretaría del FNUB, con cargo a la FAO; la elaboración de documentos para presentarlos al Foro y la preparación de iniciativas dirigidas por los países. Asimismo sostuvo la aplicación de las propuestas de acción del Grupo Intergubernamental sobre los Bosques (GIB) y el Foro Intergubernamental sobre los Bosques (FIB) mediante el apoyo a los programas forestales nacionales, asesorando a los Estados Miembros y organizando talleres regionales en África y el Cercano Oriente. La FAO preside la Asociación de Colaboración en materia de Bosques (ACB) y en su sitio web están presentes el portal y un libro de consulta sobre financiación de la ordenación forestal sostenible de la Asociación. También preside el grupo interinstitucional de tareas de la ACB encargado de agilizar el proceso de rendición de informes forestales, y continúa colaborando con las organizaciones pertenecientes a la ACB en una gran variedad de actividades, por ejemplo la organización en la Sede de tres reuniones de expertos a fin de armonizar las definiciones relacionadas con los bosques

43. La FAO actualiza constantemente su sistema de información forestal, que es el más amplio del mundo y puede consultarse en cinco idiomas en la siguiente dirección: http://www.fao.org/forestry/index.jsp. El núcleo de este sitio web reside en la información por países, que abarca estadísticas y descripciones exhaustivas de las dimensiones económica, ambiental, social e institucional del sector forestal de cada país, además de contener enlaces a sitios web nacionales y regionales. Mediante el informe Situación de los Bosques del Mundo (SOFO), la FAO publica en cinco idiomas un informe omnicomprensivo de las tendencias y los datos sobre bosques. En la revita trimestral Unasylva, la FAO ofrece en tres idiomas las noticias e informaciones más recientes acerca de los temas forestales de mayor actualidad. Asimismo, posee la biblioteca sobre agricultura y silvicultura más completa del mundo.

44. La FAO es una organización descentralizada que cuenta con oficiales forestales profesionales en cuatro oficinas regionales y cuatro oficinas subregionales, así como personal asignado a las oficinas de las Naciones Unidas de Nueva York y Ginebra. Además, los representantes de la FAO presentes en alrededor de 100 países ayudan a ejecutar las actividades de docenas de proyectos forestales de campo. Las seis comisiones forestales regionales de la FAO han celebrado en totalidad 127 reuniones entre 1948 y 2005. Los restantes órganos estatutarios relacionados con el sector forestal —es decir el Comité Asesor sobre el Papel y los Productos Madereros, el Cuadro de Expertos en Recursos Genéticos Forestales, la Comisión Internacional del Álamo y Silva Mediterranea— se reúnen con regularidad.

 

ANEXO 1

SEGUIMIENTO DE LAS RECOMENDACIONES FORMULADAS EN EL 16º PERÍODO DE SESIONES DEL COMITÉ DE MONTES

En el siguiente cuadro se resumen las recomendaciones formuladas en el 16º período de sesiones del Comité de Montes, así como las medidas adoptadas o propuestas.

RECOMENDACIONES
MEDIDAS ADOPTADAS O PROPUESTAS
Función que desempeñan las comisiones forestales regionales en la aplicación de las propuestas de acción del Grupo Intergubernamental sobre los Bosques (GIB) y el Foro Intergubernamental sobre los Bosques (FIB), (tema 5)
  1. Que se fortalecieran las oficinas regionales de la FAO para prestar apoyo a las comisiones forestales regionales.
  1. La FAO ha aumentado en un 11% el presupuesto forestal asignado a sus oficinas regionales para 2004–2005.
  1. Que las comisiones forestales regionales estrecharan sus vínculos con otros procesos y organizaciones regionales.
Que se fomentara una mayor participación del sector privado y las ONG en las actividades de esas comisiones.

Que se incrementaran los esfuerzos encaminados a crear capacidad en los países.

  1. En África, la CFFSA estableció un nuevo comité técnico integrado por miembros de la Oficina y de organizaciones intergubernamentales regionales, ONG y organizaciones privadas.

En América Latina, la COFLAC ha promovido una estrecha relación de trabajo con la Secretaría de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA), especialmente por lo que atañe a la validación de los criterios e indicadores de una ordenación forestal sostenible (OFS).

En el Cercano Oriente, la Comisión Forestal para el Cercano Oriente (CFCO) ha afianzado sus vínculos con la Organización Árabe para el Desarrollo Agrícola (OADA) y el Organismo Árabe para Inversiones y Desarrollo Agrícolas.

En Asia y el Pacífico, la Comisión Forestal para Asia y el Pacífico (APFC) ha fortalecido su colaboración con la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN) (para aplicar los códigos de prácticas de aprovechamiento forestal), el Centro regional de capacitación en silvicultura comunitaria (RECOFTC) (en materia de transferencia de competencias) y el CIFOR (en lo referente a bosques y aguas); asimismo, la APFC y la Red de Asia y el Pacífico sobre especies forestales invasivas se adhirieron a la alianza regional contra el hambre.

  1. Que las comisiones forestales regionales facilitaran la aplicación en los países de las propuestas de acción del GIB/FIB y otras actuaciones acordadas internacionalmente;
Que la FAO intensificara sus esfuerzos para contribuir a movilizar recursos a fin de que los países pudieran aplicar las propuestas de acción del GIB/FIB.
  1. La FAO organizó talleres regionales sobre la aplicación de las propuestas de acción del GIB/FIB en África, América Latina y Asia, en los que participaron organizaciones gubernamentales internacionales que trabajan en la región, ONG y el sector privado.

En todas las regiones, se celebraron talleres nacionales sobre programas forestales nacionales, procesos participativos, reducción de la pobreza y certificación forestal.

  1. Se alentó a la FAO y a otros miembros de la Asociación de Colaboración en materia de Bosques (ACB) a que contribuyeran a financiar la ordenación forestal sostenible.
  1. La ACB ha elaborado un libro de consulta exhaustivo sobre financiación de la ordenación forestal sostenible.
  1. Que se utilizaran las comisiones forestales regionales para facilitar el flujo de información entre el Foro de las Naciones Unidas sobre los Bosques (FNUB) y los países.
  1. Hay actividades en curso.
  1. Que las comisiones forestales regionales aumentaran la sensibilización acerca de la importancia de la ordenación forestal sostenible en los países.
  1. Cada Comisión se ha encargado de promover la adopción de medidas nacionales en favor de la ordenación forestal sostenible.
Los bosques y el agua dulce (tema 6)
  1. Que la FAO facilitara una mejor coordinación nacional e internacional en materia de ordenación del agua dulce.
  1. La FAO encabezó una iniciativa de diversos asociados para hacer un balance de las experiencias acumuladas acerca de la ordenación de cuencas hidrográficas, a fin de definir los programas venideros en esta materia. Numerosos países e instituciones tomaron parte en este proceso, que comprendió cuatro talleres a nivel regional y otro de alcance mundial.

Están en ejecución proyectos de la FAO centrados en los recursos forestales e hídricos en Corea del Norte, Tayikistán y la región de Fouta Djallon, en África.

La FAO es sede de la Asociación para las Montañas, que está desarrollando una iniciativa sobre ordenación de cuencas hidrográficas.

  1. El informe de la FAO sobre los vínculos entre bosques y aguas en la Evaluación de la FAO de los Recursos Forestales Mundiales.
  1. En la Actualización de la evaluación de los recursos forestales mundiales a 2005 (ERF 2005) se incluirá un estudio especial sobre bosques y aguas.
Programas forestales nacionales como mecanismo para aplicar los resultados fundamentales de la CMA:cad y la CMDS (tema 7)
  1. Que la FAO mantuviera su apoyo a los procesos relacionados con los programas forestales nacionales.
Que los programas forestales nacionales abarcaran todos los tipos de bosques y árboles fuera de ellos que contribuirían a los objetivos socioeconómicos y ecológicos y se integraran en los programas y planes de desarrollo nacionales relativos a la ordenación de otros recursos;
  1. Se ha puesto en marcha, con ayuda de la FAO, el Mecanismo para los programas forestales nacionales, cuya finalidad es ayudar a los países a iniciar o a llevar a la práctica sus propios programas forestales. Se ha prestado asistencia para integrar esos programas en estrategias nacionales de mayor amplitud (como las dirigidas a la reducción de la pobreza en Mozambique, Nigeria, Rwanda y Uganda, o a la lucha contra la desertificación en Mongolia), y para establecer nuevos mecanismos de financiación del sector forestal (p.ej., el pago de servicios ambientales en América Central).

El Mecanismo ha aumentado el número de sus asociaciones a 36 países y dos entidades subregionales, con lo que llega a abarcar una gran variedad de bosques y ecosistemas, para beneficio de los países.

En promedio, unos 10 nuevos países por año reciben apoyo directo de los fondos con cargo al PCT de la FAO.

En el marco del Programa Ordinario de la FAO se ha proporcionado orientación y apoyo directo a numerosos países, además de haberse respaldado diversas consultas de partes interesadas sobre el diseño de programas forestales nacionales.

El futuro de los bosques: consecuencias del estudio de perspectivas del sector forestal para África (FOSA) (tema 9)
  1. Que la FAO siguiera apoyando la investigación en las instituciones.
Que en las actividades complementarias del FOSA se incluyeran actualizaciones periódicas de los datos y la información de los países, a fin de garantizar su pertinencia para la formulación y aplicación de estrategias.

Que la FAO y sus asociados, incluidos los países, fomentaran la participación de los interesados directos en los procesos nacionales, siguieran suministrando información sobre los factores que afectaban a la pobreza y continuaran ayudando a los países a crear capacidad para una planificación estratégica a largo plazo y una actuación sostenida.

Que la FAO siguiera difundiendo información e informes sobre los progresos como posible instrumento para que otros reprodujeran los enfoques y experiencias positivos.
  1. La FAO ha mantenido su apoyo a la Red de investigación forestal en el África subsahariana así como a instituciones de investigación individuales.

La FAO, mediante su apoyo a los programas forestales nacionales, ofrecido directamente o a través del Mecanismo para los programas forestales nacionales y del Programa de Asociación FAO/Países Bajos, respalda activamente los esfuerzos de muchos países por conseguir una mayor participación en el proceso de adopción de decisiones en el ámbito forestal. La “actividad forestal participativa” es uno de los elementos del programa de labores de la FAO.

La FAO apoya firmemente los programas de educación y extensión en buena parte de los países africanos.

Examen de los programas de la FAO relacionados con el sector forestal (tema 10)
  1. Que la FAO se centrara en la función a ella encomendada como fuente de información forestal mundial y que continuara asignando una prioridad elevada a la evaluación de los recursos forestales, destacándose la importancia de reforzar la capacidad nacional para recopilar y analizar información sobre los bosques y de mejorar la compatibilidad entre las evaluaciones nacionales, regionales e internacionales.
  1. En el documento COFO/2005/8 se tratan más a fondo los aspectos relacionados con el seguimiento, la evaluación y la presentación de informes. La FAO ha convocado a un equipo interinstitucional de tareas de la ACB para que desarrolle un método integrado simplificado para reunir la información y preparar los informes que los países deben presentar. La FAO cuenta con el sitio web sobre bosques más exhaustivo del mundo, el cual se basa en la información que aportan los países.

La FAO es parte activa en el fomento de los bosques modelo y las actividades inscritas en la iniciativa “In Search of Excellence” (en busca de lo mejor) en África y Asia y el Pacífico, mediante la creación de asociaciones. En este contexto, se ha reactivado una red de lucha contra las plagas forestales en África y se ha perfeccionado el sistema de información sobre el estado de salud de los bosques.

  1. Que la FAO prosiguiera su labor referente a los criterios e indicadores para una ordenación forestal sostenible, los bosques modelo y de demostración, las actividades forestales participativas, la lucha contra los incendios forestales, la ordenación de la flora y fauna silvestres, la diversidad biológica forestal, los bosques y el cambio climático, el apoyo a los programas forestales nacionales, los vínculos entre los bosques, la silvicultura y la mitigación de la pobreza, el comercio y la ordenación forestal sostenible y la asistencia a los países para prevenir y combatir las plagas y enfermedades de los bosques.
  1. La FAO copatrocinó conferencias internacionales y tres reuniones regionales sobre los criterios e indicadores de la ordenación forestal sostenible. Se puso en marcha un proyecto destinado a validar 15 indicadores prioritarios para la sostenibilidad de la selva amazónica. Se publicaron orientaciones prácticas para la aplicación de los criterios e indicadores de ordenación de los bosques.
  1. Que la FAO trabajara para simplificar los procedimientos y reducir el tiempo necesario para obtener su apoyo.
  1. Tras un período de declive a causa de la reducción del apoyo de los donantes, el programa de campo de la FAO se ha estabilizado. La FAO ha eliminado la acumulación de pedidos pendientes con cargo al PCT y actualmente las propuestas con arreglo a este Programa superan el volumen de fondos disponibles.
  1. Que la FAO continuara concediendo una prioridad elevada al apoyo a la educación, la extensión y la investigación forestales. Señaló que la FAO tenía una ventaja comparativa en dichos ámbitos.
  1. La FAO ha seguido sosteniendo las redes regionales de investigación forestal de Asia y África, y ha comenzado una evaluación de las necesidades de capacitación existentes en el sector forestal, además de prestar asistencia técnica mediante proyectos de campo con miras a mejorar las actividades y planes de estudio de los programas nacionales de educación forestal y ambiental.
  1. Que en los productos de los programas forestales de la FAO para 2004-2005 y más adelante se expusieran claramente las vinculaciones con las propuestas de acción del GIB/FIB y el programa de trabajo ampliado sobre la diversidad biológica forestal.
  1. El Programa de Labores de la FAO para el sector forestal es de importancia directa para las propuestas de acción del GIB/FIB y para el programa de trabajo ampliado del Convenio sobre la Diversidad Biológica relacionado con la biodiversidad forestal.
  1. Que la FAO, junto con otros asociados clave (como el PNUMA y la CLD) prestara apoyo técnico a los países con una cubierta forestal escasa, para la ordenación sostenible de los bosques y los árboles fuera de ellos, en particular para la recuperación de las tierras degradadas, la lucha contra la desertificación y el fortalecimiento de los marcos nacionales de planificación e institucionales.
  1. La FAO ha prestado asistencia en el marco del Proceso de Teherán y a los países con cubierta forestal reducida.

El PNUMA y la FAO organizaron conjuntamente un taller regional y han puesto en marcha un programa de apoyo complementario en favor de los países africanos y del Cercano Oriente con cubierta forestal reducida. Asimismo la FAO ha iniciado un proyecto de apoyo para Malí.

La FAO estableció una nueva esfera prioritaria para la acción interdisciplinaria de lucha contra la desertificación.

  1. Que la FAO siguiera actuando como foro neutral para debatir las cuestiones relativas a los programas de certificación de los bosques.
  1. La FAO convocó la primera reunión jamás realizada para agrupar a los directores de los principales sistemas de certificación forestal, con objeto de compartir información y experiencias.
  1. Que la FAO respaldara los esfuerzos de los países por hacer observar la legislación forestal.
  1. En colaboración con la OIMT, la FAO desarrolla nuevas directrices para el cumplimiento de la legislación forestal.
  1. Que se ampliara el programa de trabajo de la FAO relativo a los bosques y el cambio climático.
  1. En colaboración con la CMNUCC y el IPCC, la FAO ha tomado parte activa en la evolución de las actividades internacionales relativas a los bosques y el cambio climático, en particular integrando el tema del cambio climático en sus ámbitos tradicionales de trabajo.
  1. Que la FAO concediera una importancia mayor a la protección contra los incendios con una base social y ecológica y fomentara el intercambio de información, en particular a nivel regional.
  1. Para un análisis detallado de los incendios forestales, se ruega remitirse al documento COFO-2005/4. La FAO ha ayudado a establecer 12 redes regionales sobre manejo de incendios forestales en el marco de la Estrategia Internacional de las Naciones Unidas para la Reducción de Desastres (EIRD); mantiene también una base de datos mundial sobre políticas y leyes sobre incendios; además de un servicio trilingüe de referencia terminológica sobre los incendios forestales en el mundo.
  1. Que la FAO mantuviera su apoyo al FNUB y su función directiva en la Asociación de Colaboración en materia de Bosques y que mantuviera y fortaleciera estas funciones.
  1. La FAO continúa respaldando el proceso del FNUB mediante la preparación y el examen de documentos y la prestación de apoyo directo a la Secretaría del Foro; asimismo sigue presidiendo la Asociación de Colaboración en materia de Bosques.
  1. Que la FAO siguiera concediendo la máxima prioridad a los criterios e indicadores para una ordenación forestal sostenible.
  1. La FAO ha seguido desempeñando una función muy destacada en el proceso relativo a esos criterios e indicadores. En los dos últimos años, ha copatrocinado la conferencia de la CICI y tres talleres regionales sobre criterios e indicadores de la ordenación forestal sostenible. Se ha puesto en marcha un proyecto para validar 15 indicadores prioritarios para la sostenibilidad de la selva amazónica. La FAO ha preparado publicaciones sobre orientaciones prácticas para la aplicación de los criterios e indicadores de ordenación de los bosques. Se está armonizando la información de la ERF 2005 en lo que concierne al volumen de los recursos forestales, la diversidad biológica, el estado de salud y el nivel de vitalidad de los bosques y las funciones productivas, protectivas y socioeconómicas de los bosques del mundo.