COAG/2005/INF/5


COMITÉ DE AGRICULTURA

19º período de sesiones

Roma, 13-16 de abril de 2005

Desalinización del agua para aplicaciones agrícolas

Índice



I. Introducción

1. La disponibilidad de recursos hídricos de calidad marginal, como aguas subterráneas salina, aguas de drenaje y aguas residuales tratadas, se ha convertido en un problema importante, especialmente para la agricultura de regadío en zonas áridas y semiáridas de países donde el agua escasea. La desalinización del agua es una tecnología bien conocida para el abastecimiento urbano de agua y constituye la principal fuente de agua potable en los países del Golfo porque los costos energéticos que conlleva son bajos. En algunos países también se está utilizando el agua salobre y el agua de mar desalinizadas para cultivos de gran valor.

2. La desalinización del agua puede ser también decisiva en situaciones de emergencia, cuando el abastecimiento de agua se ha visto afectado por la salinidad, como en los impresionantes casos de intrusión de agua de mar que se produjeron durante los recientes tsunamis en el sur y el sudeste de Asia. En esas circunstancias, la desalinización del agua puede ser fundamental para el suministro a las poblaciones afectadas de agua potable para uso doméstico.

3. La finalidad del presente documento es informar al Comité de Agricultura (COAG) sobre las tecnologías de desalinización del agua y sus costos, así como sobre sus limitaciones ambientales y las perspectivas de su aplicación a la agricultura, especialmente con fines de riego. El documento se basa en las conclusiones y recomendaciones de una Consulta de Expertos sobre la Desalinización del Agua para Aplicaciones Agrícolas, organizada por la FAO, que tuvo lugar en Roma los días 26 y 27 de abril de 2004.1

II. Consulta de Expertos de la FAO sobre la Desalinización del Agua para Aplicaciones Agrícolas

4. Los objetivos de la Consulta de Expertos fueron comprender y analizar la situación actual de las tecnologías de desalinización del agua y sus costos, sus efectos y consecuencias en el medio ambiente, su viabilidad económica para las aplicaciones agrícolas y las disposiciones financieras institucionales, y establecer una comparación entre los costos y beneficios de la desalinización del agua y de la reutilización de aguas residuales tratadas para el riego.

5. Participaron en la Consulta cinco expertos externos procedentes de zonas donde se aplica la tecnología de desalinización del agua, principalmente los Estados Unidos de América, África del Norte, España y los Estados del Golfo del Cercano Oriente.

6. A continuación se ofrece un resumen de las conclusiones y recomendaciones de los expertos sobre los cinco temas examinados.

Situación actual y costos de la tecnología de desalinización del agua

7. Las tecnologías de desalinización más ampliamente utilizadas son la destilación térmica, que permite tratar un gran volumen de agua (55 000 m3/d), y la electrodiálisis inversa y la ósmosis inversa, basadas en el uso de una membrana. La capacidad de tratamiento, cuando se utiliza una tecnología de membrana, puede ser reducida para adaptarla al uso deseado (se consideran grandes las plantas con una capacidad superior a 5000 m³/d, medianas las que tienen una capacidad comprendida entre 500 y 5000 m³/d, y pequeñas aquellas cuya capacidad máxima es de 500 m³/d).

8. Mediante la destilación térmica el agua salina se convierte en vapor de agua que seguidamente se condensa para formar agua desalada. En el proceso de electrodiálisis inversa, las sales se separan del somete a presión el agua que entra para obligarla a pasar por una membrana semipermeable que retiene la mayoría de las sales; para una concentración más alta de sal en el agua es necesaria una presión más alta. Las tecnologías de membrana se aplican también para desalar agua salobre con concentraciones de sal inferiores a 10 g/l, mientras que la ósmosis inversa y la destilación térmica se aplican para desalar agua de mar con concentraciones superiores a 30 g/l.

9. Los costos de las diversas tecnologías dependen del contenido de sal del agua de mar o salobre. Están comprendidos en los siguientes intervalos:

10. Aunque las tendencias actuales muestran que los costos de la destilación térmica en plantas grandes están disminuyendo debido a las economías de escala, los costos de la ósmosis inversa se están reduciendo a un ritmo acelerado a causa de los nuevos avances tecnológicos y de la competencia, y también de las economías de escala. Los expertos recomendaron que se estudiara y evaluara detenidamente cada caso antes de elegir la tecnología más apropiada.

Efectos y consecuencias ambientales de la tecnología de desalinización del agua

11. La desalinización del agua tiene efectos tanto positivos como negativos en el medio ambiente. El principal efecto positivo directo es un aumento de la disponibilidad de agua. El efecto positivo indirecto es la reducción de la salinización del suelo en el riego con agua desalada, en comparación con el riego con agua salobre. Los efectos ambientales negativos pueden ser el resultado de los factores siguientes: eliminación de la salmuera y los residuos de la desalinización; aditivos químicos utilizados contra las incrustaciones y la corrosión; impacto visual en el paisaje; ruido; emisión de gases de efecto invernadero como consecuencia de la energía consumida, etc. Además, la eliminación de la salmuera en zonas costeras e interiores tiene diversas consecuencias cuya complejidad es mayor en el caso de estas últimas, aunque la descarga directa en las costas tiene también efectos ecológicos.

12. Aunque se dispone de opciones de tecnología y gestión para reducir los efectos, así como de directrices limitadas del PNUMA, son imprescindibles normas y evaluaciones completas del impacto ambiental, así como análisis del ciclo vital de las tecnologías. También es necesario vigilar constantemente los efluentes y realizar estudios sobre la eliminación de la salmuera. Además, los efectos indirectos de la emisión de gases de efecto invernadero como consecuencia del consumo de energía han de ser tenidos en cuenta en las evaluaciones del impacto ambiental, que deberán integrarse en las políticas de ordenación de los países que aplican ya esta tecnología.

Viabilidad económica y ambiental de la desalinización del agua para uso agrícola

13. El agua desalada no es asequible para la mayoría de los cultivos; puede que sólo lo sea para los cultivos de gran valor, especialmente cuando se subvencionan los gastos de inversión. Como el agua salobre contiene menos sal que el agua de mar, se prefiere desalinizar aquella, cuando la hay, con miras a su utilización en la producción agrícola. Por otra parte, se prefieren las plantas desalinizadoras situadas cerca del lugar donde van a ser utilizadas, para reducir al mínimo los gastos de transporte; sin embargo, en lo que respecta a su funcionamiento y mantenimiento, las plantas entre pequeñas y medianas tienden a ser menos rentables que las grandes.

14. Los programas de desalinización deberán estar integrados en una ordenación de los recursos hídricos en la que se apliquen las mejores prácticas de gestión del agua (necesidades de lixiviación, métodos de riego mejorados) y se seleccionen cultivos apropiados resistentes a la salinidad. Se deberá estudiar las dimensiones y la ubicación óptimas de las instalaciones y mejorar la gestión de las plantas más pequeñas (automatización de las operaciones; conocimientos de los agricultores sobre los procesos operativos; capacitación de los encargados de realizar las operaciones).

Colaboración entre los sectores público y privado

15. Existen diversos tipos de disposiciones financieras con respecto a la colaboración entre los sectores público y privado en materia de desalinización del agua. Se han hecho progresos en la participación y la inversión del sector privado, con garantías del sector público en la mayoría de los casos de desalinización para obtener agua potable. El modelo de contrato está evolucionando; se ha pasado del contrato de construcción, posesión y explotación (BOO) al de construcción, explotación y transferencia (BOT) y a otros tipos de contrato. Sin embargo, al incorporar estos modelos en los marcos normativos vigentes han surgido problemas institucionales. Los expertos recomendaron como nuevo modelo contractual el de de diseño, construcción y explotación (DBO), que ofrece numerosas ventajas, en particular el alivio de la carga de inversión, la transferencia de los riesgos de construcción y explotación al sector privado y la incorporación de innovaciones tecnológicas.

Comparación entre el tratamiento de aguas residuales y la desalinización del agua para uso agrícola

16. Tanto el tratamiento de aguas residuales como la desalinización del agua constituyen posibles fuentes de agua para la agricultura y otros fines. Las tecnologías aplicadas al tratamiento de aguas residuales terciarias y a la desalinización del agua tienen elementos comunes. La reutilización de aguas residuales en la agricultura es por lo general menos costosa que la desalinización del agua. Sin embargo, la reutilización de aguas residuales tratadas plantea también problemas en lo que respecta a la percepción del público y a posibles riesgos para la salud y el medio ambiente. Por consiguiente, se deberán introducir programas para informar a la opinión pública sobre los beneficios de la reutilización de las aguas residuales tratadas.

17. En la agricultura urbana y periurbana se puede recurrir a soluciones híbridas, como por ejemplo una combinación de depuradoras de aguas residuales y plantas de desalinización. Aun así, es muy importante establecer normas relativas a la calidad de las aguas procedentes de depuradoras y la consiguiente vigilancia de los efluentes.

18. Aunque la OMS y la FAO han elaborado directrices sanitarias para la reutilización de aguas residuales tratadas, no se han establecido normas comunes debido a la falta de una aplicación sistemática en países que tienen diferentes escalas para valorar los beneficios costos y beneficios del tratamiento. Por las razones antes indicadas, se deberán tener debidamente en cuenta tanto los problemas como los beneficios de la reutilización de aguas residuales y la desalinización del agua.

Conclusiones

19. El grupo de expertos llegó a las siguientes conclusiones:

III. Posibles repercusiones para la FAO

20. La Consulta de Expertos ha puesto de relieve la función de la desalinización del agua en la agricultura y ha contribuido a actualizar la información sobre este tema. Para facilitar el trabajo en esta esfera, la FAO propone las siguientes medidas:

______________________

1 El resultado de la Consulta de Expertos (un resumen técnico con las principales conclusiones y ecomendaciones) y los documentos de los expertos se publicarán en el primer trimestre de 2005. Mientras tanto, en el Boletín electrónico Nº 57 de la FAO sobre tierras y aguas, publicado en junio de 2004 (Land-and-Water-L@mailserver.fao.org), se ha distribuido una nota sobre la Consulta de Expertos.