Pág. precedenteÍndice

Anexo IV. DESCRIPCIONES DE LOS PROGRAMAS

195. Las breves descripciones que figuran a continuación se refieren a las principales actividades que habrán de emprenderse, en el marco de los nuevos títulos de los capítulos, con arreglo a los programas que los integran. Las consignaciones presupuestarias que se indican en los cuadros reflejan los recursos globales que se distribuirían en la Sede y las estructuras descentralizadas en la hipótesis de crecimiento real (CR) y toman en cuenta las esferas sustantivas a las que se otorga mayor o menor prioridad según se explica en la sección III. Tal como se ha hecho hasta ahora, las asignaciones de las Oficinas Regionales y Subregionales se asignan a los distintos programas en función de los cuadros de personal de que están dotados. De igual modo, los recursos asignados a las oficinas en los países, así como a las Oficinas de Enlace, se han distribuido en función de la aportación que se espera puedan hacer para actividades sustantivas.

Capítulo 1: Sistema de gobierno de la Organización

(todas las cantidades en miles de dólares EE.UU.)
     
Presupuesto ordinario Fondo fiduciario Financiación total
Programa Programa de Labores
2006-07 con CR
Apoyo directo al Programa de Labores Otras contribuciones voluntarias
     
1A Órganos rectores 9 917 0 0 9 917
1B Dirección general 11 922 0 0 11 922
Total 21 838 0 0 21 838
Porcentaje según fuente de financiación 100% 0% 0% 100%

196. El Capítulo 1 incluiría en adelante el costo de los principales órganos rectores y conferencias regionales (Programa 1A) y de la dirección general, es decir, la Oficina del Director General y la parte de las actividades de la Oficina Jurídica destinadas a prestar asesoramiento a la Administración sobre cuestiones jurídicas (Programa 1B).

Capítulo 2: Sistemas alimentarios y agrícolas sostenibles

(todas las cantidades en miles de dólares EE.UU.)
     
Presupuesto ordinario Fondo fiduciario Financiación total
Programa Programa de Labores 2006-07 con CR Apoyo directo al Programa de Labores Otras contribuciones voluntarias
     
2A Ordenación de los sistemas de producción de cultivos 29 981 21 163 51 722 102 863
2B Ordenación de los sistemas de producción ganadera 19 357 15 052 46 725 81 134
2C Enfermedades y plagas de animales y plantas 16 834 0 174 756 191 590
2D Nutrición y protección del consumidor 23 634 9 142 6 666 39 442
2E Información, estadísticas, economía y políticas en relación con el sector forestal 13 616 3 664 13 743 31 023
2F Ordenación, conservación y rehabilitación del sector forestal 17 032 7 533 17 918 42 483
2G Productos e industria forestales 4 450 0 0 4 450
2H Información, estadísticas, economía y políticas relacionadas con la pesca y la acuicultura 17 590 13 384 12 843 43 817
2I Ordenación y conservación de la pesca y la acuicultura 20 784 2 041 15 372 38 197
2J Productos e industria de la pesca y la acuicultura 10 023 1 017 3 114 14 154
2K Ordenación sostenible de recursos naturales 22 812 20 655 58 281 101 748
2L Tecnología, investigación y extensión 9 978 0 0 9 978
2M Infraestructura rural y agroindustrias 17 858 910 22 257 41 025
Total 224 152 94 561 423 397 742 110
Porcentaje según fuente de financiación 30% 13% 57% 100%

197 Este capítulo abarcaría la labor de los cuatro departamentos que se ocupan de los sectores fundamentales del mandato de la FAO: Agricultura, Bioseguridad, Nutrición y Protección del Consumidor; Montes; Pesca y Acuicultura; y Recursos Naturales, Tecnología y Desarrollo Sostenible. Estos departamentos se encargarán de los trece programas que integran el capítulo, numerados de 2A a 2M, todos los cuales contribuyen en último término a lograr unos sistemas alimentarios y agrícolas sostenibles.

Programa 2A – Ordenación de los sistemas de producción de cultivos

198. Este programa se ocuparía de todos los sistemas de producción de los cultivos de mayor importancia (cereales, oleaginosas, frutas y hortalizas, raíces y tubérculos, etc.). Abarcaría, por tanto, sectores prioritarios como: los recursos fitogenéticos, los sistemas relativos a las semillas, los sistemas integrados de nutrientes de las plantas, las cuestiones relativas a la protección en los sistemas agrícolas y el almacenamiento en las fincas. Examinaría los factores socioeconómicos en el ámbito de las explotaciones, en particular la contribución de la producción agrícola a la reducción de la pobreza y las necesidades de los pequeños productores de cultivos, aportando su contribución a la labor de microanálisis relacionada con las políticas. Incluirá las actividades correspondientes de la División Mixta FAO/IAEA.

199. El programa prestará apoyo también a la Secretaría del Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (IT-PGRFA) y a su programa de trabajo adoptado por su órgano rector. La consignación para el COAG se incluye en este programa por comodidad administrativa, mientras que el Comité tiene un mandato más amplio que afecta a varios programas.

200. Se emprenderían ensayos de sistemas de producción integrados y sostenibles, incluida la agricultura de conservación, principalmente en el contexto de programas de divulgación específicos en los países, recurriendo también a las redes de intercambio de conocimientos en el ámbito de las regiones y las subregiones. Se prestaría apoyo en relación con la energía en las explotaciones agrícolas y la mecanización o ingeniería agrícola, principalmente en el ámbito de programas de intercambio de conocimientos y divulgación realizados directamente en los países.

Programa 2B – Ordenación de los sistemas de producción ganadera

201. Este programa abordaría en forma amplia los sistemas de producción pecuaria. Abarcaría en consecuencia esferas prioritarias como las siguientes: recursos genéticos y especies mejoradas, piensos y aspectos relacionados con la protección, instalaciones en las fincas y conservación de los productos. Contribuyendo a la labor de microanálisis relacionada con las políticas, abordaría los factores socioeconómicos en el ámbito de las fincas, las necesidades de los ganaderos en pequeña escala y la contribución de la ganadería a la reducción de la pobreza.

202. Una vez terminado el primer informe sobre los Recursos zoogenéticos mundiales, habrá de darse prioridad a las actividades destinadas a mejorar la ordenación y conservación de los recursos zoogenéticos (RZ) que se acuerden en la Primera Conferencia Técnica Internacional sobre los RZ que habrá de celebrarse en 2007. El programa incluiría un importante componente de recopilación de información especializada.

Programa 2C – Enfermedades y plagas de animales y plantas

203. Tal como lo indica su título, este programa permitiría dar mayor relieve a un creciente sector de intervención y de ventaja comparativa bien reconocida de la FAO, es decir, la catalización de la cooperación internacional, mediante la identificación de soluciones eficaces, para combatir las enfermedades y plagas de animales y plantas, en particular las de carácter transfronterizo.

204. En el contexto de las importantes amenazas recurrentes a los sistemas de producción de cultivos y de ganado debido a tales enfermedades y plagas, así como los posibles riesgos que entrañan para la salud humana, es una necesidad imperativa potenciar al máximo las capacidades de la FAO de reaccionar pronta y eficazmente. El programa reagruparía así las actividades en curso relativas a las plagas de plantas, en particular la de la langosta del desierto y las epizootias transfronterizas, incluidas las de carácter zoonótico como la gripe aviar, así como la erradicación definitiva de la peste bovina. Desarrollaría sus actividades, entre otras cosas en el contexto del Marco mundial de la FAO/OIE5 para el control progresivo de las enfermedades transfronterizas de los animales (GF-TADs) y por medio del ECTAD6.

205. Este programa se encargaría también de dedicar una atención especial a la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF), abordando en particular la cuestión de la armonización de las medidas fitosanitarias, el intercambio de información y la asistencia técnica. Otros importantes componentes son: la promoción del MIP; el manejo de plaguicidas, incluidos los instrumentos reglamentarios, tales como el Convenio de Rotterdam en estrecha cooperación con el PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente); y las actividades de la División Mixta FAO/OIEA relacionadas con las plagas y enfermedades de plantas y animales.

Programa 2D – Nutrición y protección del consumidor

206. Este programa se administraría junto con los otros tres del nuevo departamento de agricultura, bioseguridad, nutrición y protección del consumidor. Por consiguiente, este departamento prestaría una atención más directa a los vínculos entre los sistemas de cultivos y de ganado y la nutrición. En el ámbito del planteamiento “de la granja a la mesa” que abarca toda la cadena alimentaria, abordaría todas las cuestiones relativas a la calidad e inocuidad de los productos que entran en la cadena alimentaria. Ello incluiría la labor altamente prioritaria de la nutrición y la protección del consumidor, tales como las normas del Codex y las actividades relacionadas con el Codex, así como los aspectos de la bioseguridad relativos a la inocuidad de los alimentos.

207. Se recuerda que las actividades relacionadas con el Codex incluyen: la prestación de asesoramiento científico sobre la evaluación de la inocuidad de los aditivos alimentarios, contaminantes y residuos de medicamentos veterinarios (por conducto, en particular, de las reuniones del JECFA7); las reuniones de la JMPR8; la evaluación de los peligros microbiológicos con relación a la inocuidad de los alimentos y de los alimentos obtenidos por medios biotecnológicos modernos; la prestación de asesoramiento por la Comisión del Codex Alimentarius sobre cuestiones importantes relativas a la FAO y la OMS9; y el fomento de la capacidad sobre los sistemas de inocuidad y control alimentarios en los países. El programa se beneficiaría asimismo de las aportaciones de la División Mixta FAO/IAEA en el sector de la calidad e inocuidad de los alimentos, es decir, mediante el apoyo a la investigación, la elaboración de normas, la capacitación y el fomento de la capacidad relacionados con las aplicaciones de los isótopos y la biotecnología.

208. Si bien se tiene previsto continuar trabajando sobre aspectos tales como: necesidades humanas de nutrientes, evaluaciones sobre alimentos y nutrición; formulación de normas y programas relacionados con la nutrición; promoción de dietas saludables y de educación en materia de nutrición en las escuelas y para el público en general, sería posible liberar algunos recursos mediante su fusión para reforzar sectores de mayor prioridad como el Codex.

Programa 2E – Información, estadísticas, economía y políticas en relación con el sector forestal

209. Una importante prioridad respecto a la labor de formulación de políticas en el sector forestal, sería la función rectora de la FAO en el programa forestal internacional, principalmente a través de la Asociación de Colaboración en Materia de Bosques y un Comité de Montes (COFO) reforzado. A nivel de países, el programa financiaría el fomento de la capacidad nacional y la planificación estratégica así como programas forestales eficaces con la ayuda del Mecanismo para los programas forestales nacionales. Se prestaría asistencia adicional a las comisiones forestales regionales, con el fin de que sigan desempeñando una función central en los procesos forestales regionales. Se abordaría la cuestión de la economía de la ordenación forestal sostenible, concretamente en los trópicos, así como las consecuencias económicas, financieras y sociales de la retención de carbono.

210. La parte informativa de este programa incluiría los aspectos siguientes: el análisis y la difusión de información continuos sobre los bosques y los árboles fuera del bosque, entre otros medios a través de estadísticas, estudios prospectivos del sector forestal mundial y regional, y la utilización eficaz de Internet como instrumento de divulgación. Otros vehículos para la difusión de información forestal de elevada calidad serían la Situación de los bosques en el mundo y Unasylva.

Programa 2F – Ordenación, conservación y rehabilitación del sector forestal

211. Dado que la ordenación forestal sostenible depende de la disponibilidad de datos fiables, este programa se ocuparía de actualizar la evaluación de los recursos forestales mundiales e incrementaría las capacidades para la evaluación forestal nacional en los países. Abarcaría instrumentos de apoyo a las decisiones para la ordenación de recursos forestales y árboles plantados, así como la asistencia a los pequeños propietarios en relación con los sistemas de bosques plantados y del sector agroforestal, la participación de las comunidades locales en las cuestiones forestales y la contribución de la silvicultura a la reducción de la pobreza. Otra prioridad importante es la de proporcionar un foro de debate y prestar asistencia a las redes nacionales y regionales en la prevención y la lucha contra los incendios y las plagas y enfermedades forestales, prestar apoyo a las estrategias y planes nacionales contra los incendios forestales, incluida la prevención y el control, y facilitar la cooperación entre países. Se proporcionará información a los países en desarrollo sobre las ventajas potenciales de nuevos mercados ambientales, en el marco de los mecanismos para un desarrollo limpio (NDM).

Programa 2G – Productos e industria forestales

212. Este programa abordaría aspectos fundamentales concernientes a la producción, el consumo y el comercio de productos madereros y no madereros, así como sobre los combustibles leñosos y su economía. Trataría de mejorar la contribución de los bosques y los productos forestales a la mitigación de la pobreza, asegurando al mismo tiempo la sostenibilidad ambiental. Esta labor incluiría las actividades siguientes: evaluaciones periódicas de su potencial; métodos de producción mejorados, y códigos de extracción. Otras actividades serían las del Comité Asesor sobre el Papel y los Productos Madereros y el análisis de la situación mundial de la oferta y demanda mundial de fibra.

Programa 2H – Información, estadísticas, economía y políticas relacionadas con la pesca y la acuicultura

213. La labor relativa a la política pesquera en el marco de este programa se guiaría por los aspectos pertinentes del Código de Conducta para la Pesca Responsable (CCPR). Las prioridades principales serían la expansión ulterior de la acuicultura sobre una base sostenible, la obtención de un mayor equilibrio entre las actividades de acuicultura y pesca en todo el programa del departamento competente, la elaboración de planes de acción regionales y nacionales (PAN), la expansión ulterior de la acuicultura sobre base sostenible, y el fortalecimiento del apoyo a los órganos pesqueros regionales (OPR) en el examen de cuestiones de política importantes. Entre estas últimas cabe señalar las siguientes: los aspectos socioeconómicos, institucionales y normativos del exceso de capacidad, el acceso a los recursos y caladeros de las aguas costeras y continentales, la pesca en alta mar, la función de las subvenciones en la pesca de pequeña escala y artesanal y sus efectos en la capacidad pesquera, continuando al mismo tiempo la elaboración de El estado mundial de la pesca y la acuicultura (SOFIA).

214. Por lo que respecta a la información, se daría la debida importancia a la recién aprobada Estrategia para mejorar la información sobre la situación y las tendencias de la pesca de captura (Estrategia-STF).

Programa 2I – Ordenación y conservación de la pesca y la acuicultura

215. Este programa prestaría atención a la vigilancia de las principales pesquerías marinas nacionales, regionales y mundiales, así como a la elaboración de indicadores. Abarcaría el apoyo a la aplicación de los Planes de acción internacionales (PAI) ratificados por el Comité de Pesca (COFI). Una importante preocupación sería la de eliminar la pesca ilegal no declarada y no reglamentada (INDNR) mediante la aplicación de prácticas de ordenación mejores, entre ellas el seguimiento, el control y la vigilancia (SCV). Se realizaría un importante análisis mundial de las perspectivas de desarrollo futuro de la acuicultura sobre la base de exámenes y talleres de ámbito regional. El programa daría también prioridad a la mitigación de las repercusiones de la pesca en el medio ambiente, así como a la evaluación de sus efectos en las comunidades pesqueras de pequeña escala y artesanales. Se fomentaría ulteriormente la cooperación internacional en materia de sistemas de localización de buques (VMS).

Programa 2J – Productos e industria de la pesca y la acuicultura

216. Este programa abarcaría la utilización y comercialización del pescado en consonancia con los objetivos nacionales de la seguridad alimentaria. Apoyaría el aumento de las contribuciones de la pesca en pequeña escala al suministro de pescado y productos pesqueros en los mercados locales y determinaría oportunidades de acceso a los mercados del mismo sector. Se asignaría prioridad a la creación de capacidad en relación con los acuerdos de la OMC10 y su aplicación a la gestión de la industria pesquera y a la inocuidad y calidad del pescado, haciendo el debido hincapié en la acuicultura.

Programa 2K – Ordenación sostenible de recursos naturales

217. Se encargaría de este programa el departamento de Recursos Naturales, Tecnología y Desarrollo Sostenible, que podría abordar una gama de esferas importantes que hasta ahora se trataban de forma algo desconectada dentro de la Organización: la ordenación de recursos de tierras y aguas, incluyendo aspectos de tenencia de la tierra; el apoyo a la aplicación de acuerdos internacionales con dimensiones ambientales, incluyendo en particular las consecuencias del cambio climático y la adaptación necesaria al mismo; y la utilización de información e instrumentos de apoyo para la adopción de decisiones en cuestiones medioambientales.

218. El conjunto de esta labor relacionado con las tierras y aguas abarcaría aspectos importantes tales como: mayor eficiencia en el aprovechamiento del agua y asistencia en los esfuerzos de conservación; políticas, planificación y ordenación integradas de tierras y aguas; mejora de la calidad de las tierras y el agua y seguimiento de las principales iniciativas internacionales; y asesoramiento sobre políticas y metodologías prácticas de acceso a la tierra y seguridad nacional en la tenencia de la tierra. Las actividades relacionadas con la gestión del agua incluirían los recursos hídricos transfronterizos, sector en el que la FAO podría catalizar la cooperación y los acuerdos entre países.

219. Se abordarían otros aspectos de la ordenación sostenible de los recursos naturales, tales como: análisis, instrumentos y sistemas de información geoespaciales y fomento de la bioenergía. Se incluiría en este programa la Secretaría de la Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura. Continuarían los trabajos sobre el cambio climático en asociación con la Organización Meteorológica Mundial.

220. La consolidación de varias actividades vinculadas a la gestión de los conocimientos y bases de datos para programas de tierras y aguas liberaría algunos recursos para otros sectores. Asimismo, se centraría mejor toda una serie de actividades relacionadas con la infraestructura, servicios, planificación y gestión de la geoinformación e información ambiental, a fin de relacionarlas de forma más estrecha con la agricultura y el cambio climático. Se eliminaría la contribución de la Organización al Programa Internacional para la Investigación Tecnológica sobre Riego y Avenamiento (IPTRID).

Programa 2L – Tecnología, investigación y extensión

221. Este programa apoyaría la transferencia de tecnología y la mejora de los sistemas nacionales de investigación agraria (SNIA) en los países. La asistencia a los sistemas nacionales de investigación, inclusive para la creación de capacidad en materia de biotecnología, abordaría la cuestión de los conocimientos existentes y apoyaría las políticas y prioridades de desarrollo nacional. Se elaborarían políticas, mecanismos institucionales y métodos para reformar los sistemas nacionales de extensión. Se incluiría aquí la sólida cooperación de la FAO con el CGIAI.

Programa 2M – Infraestructura rural y agroindustrias

222. Este programa tendría por objeto, en primer lugar, ayudar a los gobiernos a mejorar su infraestructura rural en sectores pertinentes al mandato de la FAO, es decir, tanto en actividades de carácter previo (como, por ejemplo, sistemas adecuados de suministro de insumos), como actividades de apoyo a nivel de producción agrícola (por ejemplo, carreteras rurales e infraestructura de mercado, mataderos y servicios de almacenamiento en frío, etc.). Trataría de mejorar también la eficiencia y competitividad de las empresas agroindustriales, especialmente para favorecer la transición a la agricultura comercial. Se seguiría asignando la máxima prioridad a la creación de capacidad y al fortalecimiento de los vínculos de mercado para apoyar a los agricultores y a las empresas agroindustriales. Se facilitarían orientaciones sobre estrategias y prácticas de gestión para mejorar la rentabilidad en todas las partes del sistema agroalimentario y para asegurar también una prestación adecuada de servicios de apoyo. En relación con la labor en materia de agroindustrias, se prestaría la debida atención a entablar una cooperación estrecha con la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI).

Capítulo 3: Intercambio de conocimientos, políticas y promoción

(Todas las cantidades en miles de dólares EE.UU.)
     
Presupuesto ordinario Fondo fiduciario Financiación total
Programa Programa de Labores 2006-07 con CR Apoyo directo al Programa de Labores Otras contribuciones voluntarias
     
3A Multiplicación de los efectos de los recursos y de la inversión 53 235 0 15 548 68 783
3B Políticas alimentarias y agrícolas 35 407 15 670 14 109 65 186
3C Comercio y mercadeo 14 649 1 893 6 213 22 755
3D Información y estadísticas sobre agricultura 11 066 173 6 021 17 260
3E Alianzas e iniciativas de promoción contra el hambre y la pobreza 22 460 6 037 8 016 36 513
3F Equidad y género en Sociedades Rurales 8 992 4 824 2 572 16 388
3G Medios de subsistencia rurales 5 937 8 898 0 14 835
3H Intercambio de conocimientos y creación de capacidad 24 880 0 1 064 25 944
3I Sistemas de tecnología de la información 31 223 0 0 31 223
3J Comunicación e información pública 18 684 0 810 19 494
Total 226 534 37 495 54 353 318 382
Porcentaje según fuente de financiación 71% 12% 17% 100%

223. Este Capítulo abarcaría en gran parte la labor del departamento de Desarrollo Económico y Social y los departamentos de Intercambio de Conocimientos, Comunicación y Creación de Capacidad y de Alianzas y Medios de Subsistencia Rurales. Todos ellos ofrecen importantes interfaces con los elementos constitutivos de la FAO. Aunque las asignaciones de recursos serían diversas, los diez programas constitutivos se relacionan con funciones u objetivos fundamentales de la Organización, tales como: la reunión y difusión de información, servicios de asesoramiento sobre políticas, movilización de recursos, creación de capacidad y promoción.

Programa 3A – Multiplicación de los efectos de los recursos y de la inversión

224. Este programa agruparía las actividades, por una parte, de movilización de recursos y, por otra, de generación de inversiones, que realiza la dirección del Centro de Inversiones de la FAO en cooperación con instituciones de financiación internacionales y de otro tipo. Ambos sectores comparten la amplia finalidad de movilización de los recursos no sólo para la ejecución de actividades por la misma FAO, sino también para satisfacer necesidades de los Miembros en esferas del mandato de la FAO. Ambos deben ajustarse a los contextos en rápido crecimiento de los países en lo que respecta a la evolución de la asistencia exterior.

225. En el primer sector, el programa tendría en cuenta nuevas tendencias, tales como: la descentralización de la autoridad de adopción de decisiones en varios donantes importantes; la importancia que la comunidad internacional asigna a la consecución de los ODM11 y los DELP12; y nuevas modalidades de financiación, así como las oportunidades derivadas de eventos como la Conferencia de Monterrey y los compromisos asumidos por la Unión Europea en la Cumbre del Grupo de los Ocho en Gleneagles.

226. Además de con las instituciones financieras internacionales y regionales, se buscará una cooperación más intensa con la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y su Comité de Asistencia para el Desarrollo (CAD), así como con la Unión Europea y con acuerdos bilaterales de financiación (Millennium Challenge Account y otros).

227. En el segundo sector, el Centro de Inversiones de la FAO continuaría basándose en los sólidos vínculos establecidos con unas 20 de las principales instituciones de financiación y afines, teniendo también en cuenta el fortalecimiento necesario de la capacidad de los gobiernos para formular proyectos y programas de desarrollo agrícola y rural. En consonancia con el notable incremento previsto de la demanda del Banco Mundial, especialmente para África, una parte considerable de la consignación presupuestaria se destinaría al acuerdo de repartición de costos entre la FAO y este asociado fundamental.

Programa 3B – Políticas alimentarias y agrícolas

228. Este Programa reuniría, para asegurar así interacciones más directas entre ellos, los servicios bien establecidos de asesoramiento sobre políticas que presta la FAO principalmente por medio de sus grupos descentralizados, y los trabajos generales de análisis de política y difusión de los resultados de esa labor de política que se realizan en la Sede por medio de diversas actividades. Se recuerda que los servicios de asesoramiento sobre políticas prestados a los Miembros incluirían un componente de asesoramiento jurídico. En particular, el Programa procurará establecer redes entre centros de excelencia de los países para fomentar intercambios de experiencia en la labor normativa de más alto nivel, tanto por lo que concierne a la agricultura (incluso desde una perspectiva histórica y geográfica) como a la interacción entre el sector agrícola, incluida la agroindustria, con los sectores secundario y terciario y a la función que desempeña para estimular el crecimiento económico.

229. Teniendo en cuenta la importancia creciente de los acuerdos y tratados de integración regional, la asistencia sobre políticas se ampliaría ulteriormente a las organizaciones de integración económica regional con el fin de asegurar la convergencia y armonización de las políticas, estrategias y prioridades de desarrollo en las esferas pertinentes al mandato de la FAO. Será de particular importancia la creación de capacidad en este ámbito.

230. Por consiguiente, junto con los servicios directos a los Miembros, el Programa incluiría trabajos encaminados a mejorar el conocimiento de los efectos de las políticas de desarrollo agrícola y rural y ambientales en la pobreza y la seguridad alimentaria, así como de otras investigaciones sobre políticas, incluidas las que se utilizan en los Estudios prospectivos mundiales. El SICIAV sería un importante instrumento de este programa, ya que contribuye al establecimiento de objetivos de política ofreciendo una información más fiable sobre la seguridad alimentaria y la vulnerabilidad en los países.

231. Teniendo en cuenta su estrecha dependencia con el conjunto citado de trabajos en materia de políticas, se incluirían también en este programa la preparación de El estado mundial de la agricultura y la alimentación (SOFA), la prestación de servicios al Comité de Seguridad Alimentaria Mundial y el seguimiento de la aplicación de los compromisos de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación.

232. La agrupación de los distintos aspectos de política relacionados con los trabajos debería dar lugar a una mayor sinergia y, por lo tanto, permitiría liberar recursos para contribuir a ampliar la cobertura geográfica en la estructura descentralizada.

Programa 3C – Comercio y mercadeo

233. Este programa incluiría las estrategias de política y desarrollo en relación con los productos básicos, incluida su diversificación y la adición de valor en los mercados nacionales y de exportación, así como las vinculaciones con la seguridad alimentaria nacional y familiar . Con respecto a las políticas internacionales en materia de comercio agrícola, incluiría la realización de análisis, la prestación de asistencia técnica a los países y la creación de capacidad para apoyar la participación efectiva en las negociaciones comerciales internacionales y en la aplicación de los acuerdos comerciales multilaterales. Completarían esta imagen los trabajos relacionados con las perspectivas y la evaluación de los mercados de productos básicos. Una de sus características principales sería la cooperación estrecha con la Organización Mundial del Comercio (OMC) y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

Programa 3D – Información y estadísticas sobre agricultura

234. Este programa incluiría los trabajos de la FAO en materia de estadísticas, incluyendo la asistencia a los sistemas nacionales, y se prevé obtener notables beneficios en el próximo bienio gracias a la modernización de FAOSTAT y CountryStat (versión de FAOSTAT para los países).

Programa 3E – Alianzas e iniciativas de promoción contra el hambre y la pobreza

235. Como indica su título, este programa ofrecería un ámbito más orgánico para las actividades esenciales de promoción de la Organización y contribuiría así a mejorar las sinergias entre ellas, especialmente: la Alianza Internacional Contra el Hambre (AICH) y el apoyo a alianzas nacionales, de conformidad con las decisiones de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación:cinco años después, así como las celebraciones del Día Mundial de la Alimentación (DMA), la campaña TeleFood y la utilización de los Embajadores de la FAO.

236. El programa promovería también marcos institucionales para la interacción eficaz con distintos colaboradores, especialmente los asociados de la sociedad civil, los parlamentos, artistas, celebridades del deporte e intelectuales de renombre, etc. Apoyaría la ejecución de programas de asociación que beneficiarían a los miembros incrementando los efectos de los limitados recursos de que dispone la FAO.

237. Así pues, la AICH fomentaría la interrelación con los procesos de ejecución en el marco de los ODM y con otras iniciativas internacionales llamando la atención sobre las reformas de política y las iniciativas de programas para reducir el hambre. Se incluiría en este programa la labor para la aplicación de las Directrices Voluntarias con el fin de respaldar la realización progresiva del derecho a una alimentación adecuada en el contexto de la seguridad alimentaria nacional, encaminada a la capacitación y la creación de capacidad, así como la preparación y difusión de materiales de información y comunicación.

Programa 3F – Género y grupos vulnerables

238. Este programa apoyaría la prioridad asignada en toda la Organización a la dimensión de género del desarrollo y afrontaría las consecuencias de la pandemia del VIH/SIDA para la agricultura y la alimentación. La labor relacionada con la malnutrición infantil y los huertos escolares, así como con la respuesta a las necesidades de las poblaciones indígenas rurales, exigirá una colaboración eficaz con el UNICEF y el Programa Mundial de Alimentos, al tiempo que la atención que se prestase a la dimensión más amplia de género exigiría una colaboración estrecha con las actividades del Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP).

Programa 3G – Medios de subsistencia rurales

239. Este Programa proporcionaría, ante todo, apoyo a las actividades nacionales encaminadas a fortalecer la capacidad de la población de base para ocuparse de sus propias vidas y participar eficazmente en los procesos de adopción de decisiones que influyen en su futuro. Dedicaría atención especial al potencial de grupos fundamentales como las organizaciones de agricultores, asociaciones comunitarias, grupos de mujeres, movimientos de poblaciones indígenas o sindicatos de trabajadores rurales. El programa abarcaría de forma complementaria varias dimensiones importantes de los medios de subsistencia sostenibles, tales como: la comunicación para el desarrollo y la educación de la población rural, el aumento de las oportunidades de empleo rural y de participación popular, sistemas de servicios más adaptados a las necesidades y la reducción de la vulnerabilidad de la población rural a conmociones naturales, económicas y políticas. Al agrupar las distintas facetas de las cuestiones de los medios de subsistencia, se debería mejorar la coherencia. La Red del Sistema de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Rural y Seguridad Alimentaria apoyaría la labor en los países para la elaboración y difusión de políticas y prácticas sobre desarrollo y medios de subsistencia rurales.

240. Los trabajos relacionados con la educación y el empleo rurales incluirían estrechas interacciones con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Programa 3H – Intercambio de conocimientos y creación de capacidad

241. La creación de capacidad es un elemento intrínseco del mandato de la FAO en lo que respecta a la asistencia a los Miembros y la divulgación de información. Esto requiere mejores arreglos de planificación, programación y  seguimiento, así como unas funciones eficientes de coordinación y promoción de las actividades especializadas de creación de capacidad en los departamentos correspondientes. El programa determinaría oportunidades de capacitación, promovería y catalizaría el empleo de becas con la debida atención a la selección de becarios que respondan a los ofrecimientos y movilizaría apoyo para colmar las lagunas existentes. Este programa sería fundamental para apoyar el fortalecimiento institucional.

242. Como instrumento principal destinado a fomentar el intercambio de conocimientos y la creación de capacidad para el tratamiento de la información, los trabajos relacionados con el WAICENT herramientas conexas serían particularmente importantes en este programa, e incluirían la extensión a niveles nacionales de componentes del modelo institucional del WAICENT. El programa incluiría también la gama de servicios de biblioteca de la FAO y el Sistema mundial de información y alerta (SMIA).

243. Otra de las principales tareas de este programa, así como del programa siguiente 3I, sería la de experimentar la aplicación progresiva de sistemas interactivos en apoyo de los servicios “Preguntar a la FAO”, proporcionando a todas las personas e instituciones potencialmente interesadas un acceso más directo y oportuno al caudal de información acumulado por la Organización y los Estados Miembros, en particular la difusión de las prácticas mejores. Esto contribuiría también a los programas de difusión de la Organización.

Programa 3I – Sistemas de tecnología de la información

244. Este programa se ocuparía de los aspectos de tecnología de la información (TI) de la generación e intercambio de conocimientos, abarcando la elaboración de conceptos y normas, y la planificación, desarrollo y aplicación de sistemas de TI en toda la Organización, y apoyando la infraestructura informática y de telecomunicaciones. Sin embargo, no incluiría el apoyo a la aplicación de la TI en lo relativo a las actividades financieras y administrativas que figuran en el Capítulo 5. Aunque la mayor parte de los costos de los sistemas de TI se distribuían hasta ahora entre los programas que los utilizaban y no eran fácilmente identificables, en adelante se mostrarían en forma completa en este programa. Según fuera necesario, se aseguraría la cooperación con la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

Programa 3J – Comunicación e información pública

245. Este programa abarcaría principalmente actividades relacionadas con la comunicación externa y también la gestión de las actividades de publicación de la Organización. Trataría de garantizar un flujo continuo de comunicación a los Miembros de la FAO, así como comunicaciones proactivas con una amplia gama de públicos, incluyendo una interacción estrecha con los medios de comunicación y la utilización de visitas externas para asegurar un mejor aprecio de la labor de la FAO. Apoyaría también el suministro de productos y servicios de información multilingües. Asimismo se examinaría la posibilidad de recaudar fondos procedentes de donaciones y de publicidad por medio del sitio web de la FAO.

Capítulo 4: Descentralización, cooperación en el ámbito de las Naciones Unidas y ejecución de programas

(Todas las cantidades en miles de dólares EE.UU.)
     
Presupuesto ordinario Fondo fiduciario Financiación total
Programa Programa de Labores 2006-07 con CR Apoyo directo al Programa de Labores Otras contribuciones voluntarias
     
4A Cooperación, integración y seguimiento en el ámbito de las Naciones Unidas 18 510 0 0 18 510
4B Coordinación de servicios descentralizados 19 085 0 0 19 085
4C Seguridad alimentaria, reducción de la pobreza y otros programas de cooperación para el desarrollo 82 644 0 59 239 141 883
4D Gestión de emergencias y de situaciones posteriores a una crisis 18 261 0 0 18 261
4E Programa de Cooperación Técnica 107 184 0 0 107 184
Total 245 685 0 59 239 304 924
Porcentaje según fuente de financiación 81% 0% 19% 100%

246. En este capítulo se incluiría la labor del Departamento de Coordinación y Descentralización (excepto en lo referido a su dirección dedicada a los asuntos de la Conferencia y del Consejo, cuyos recursos tienen una colocación más lógica en los capítulos 1 y 5) y la del de Programas Orientados al Exterior. Los cinco programas integrantes abordarían aspectos clave del “trabajo sobre el terreno” de la FAO y las necesidades esenciales de coordinación, tanto dentro de la Organización como en relación con el sistema de las Naciones Unidas en general.

247. El reto más importante consistiría en traer una mayor coherencia a las actividades de la Organización en el mismo país, con miras a unos programas más integrados, plenamente alineados con las prioridades de los gobiernos. A ello contribuiría un proceso de planificación estratégica que implicara a los gobiernos, al sistema de las Naciones Unidas y a los donantes, en el que se determinarían aquellos aspectos en los que la FAO, en línea con su mandato y sus ventajas comparativas, podría realizar las mejores aportaciones a la consecución de los objetivos de desarrollo de los gobiernos expresados en sus estrategias de lucha contra la pobreza y para la consecución de los ODM. Este nuevo planteamiento también se aplicaría al trabajo de elaboración de programas con organizaciones regionales y subregionales. Necesitaría contar con el apoyo de una mejor información a nivel nacional y subregional. En esencia, la cooperación técnica de la FAO con los Miembros debería ayudar a la aparición de fuertes programas de desarrollo de dirección nacional (y regional) en lugar de incrementar necesariamente la escala de sus propias operaciones.

Programa 4A – Cooperación, integración y seguimiento en el ámbito de las Naciones Unidas

248. Tal como lo transmite claramente su título, este programa orientaría la cooperación de la FAO con los asociados del sistema de las Naciones Unidas, entre otros procedimientos, por medio de las oficinas de enlace con las Naciones Unidas en Nueva York y Ginebra. Serviría de punto de coordinación para las relaciones a nivel de políticas con la Secretaría de la Asamblea General de las Naciones Unidas y el Consejo Económico y Social, la Dependencia Común de Inspección y la Comisión de Administración Pública Internacional, la Junta de jefes ejecutivos y todas las organizaciones del sistema, con la excepción del Banco Mundial y el FMI. Prestaría asistencia en la formulación y aplicación de políticas de la Organización para el fomento de la cooperación, las asociaciones y las dependencias mixtas con estas organizaciones, así como para realizar el seguimiento general de la contribución de la FAO a los objetivos de desarrollo del Milenio y a los procesos de reforma de las Naciones Unidas. Dado que se trata de una labor similar, también se incluiría la cooperación con otras organizaciones intergubernamentales.

Programa 4B – Coordinación de servicios descentralizados

249. Este programa iría en apoyo de la política de descentralización de la FAO asegurando que la Sede y las distintas capas de la estructura descentralizada trabajen de forma verdaderamente complementaria en la prestación de servicios a los Miembros. Con una cobertura geográfica de los Estados Miembros en expansión y una mayor transferencia de responsabilidades a los niveles regional, subregional y nacional, se requiere una sólida supervisión por parte de la Sede y una capacidad de soporte para facilitar y apoyar la labor de las oficinas descentralizadas y permitirles realizar todo su potencial en la prestación de apoyo a los países. Este programa abarcaría: asesoramiento y presentación de informes a la administración superior y a los órganos rectores sobre las cuestiones de la red de oficinas descentralizadas y la coordinación de las disposiciones de seguridad para el personal de la FAO sobre el terreno, incluida la cooperación con todo el sistema de las Naciones Unidas. Proporcionaría una orientación actualizada con regularidad para las oficinas descentralizadas, particularmente sobre su participación en las reformas y esfuerzos de desarrollo de las Naciones Unidas y su contribución al respecto.

Programa 4C – Seguridad alimentaria, reducción de la pobreza y otros programas de cooperación para el desarrollo

250. Este programa comprendería en primer lugar: información sobre los países y preparación de instrucciones; la concepción, documentación y actualización de procedimientos (incluidos los marcos de prioridades a medio plazo); una mejora de las herramientas de seguimiento y presentación de informes, el refuerzo del Sistema de información sobre gestión del Programa de Campo y una inspección sistemática de las actividades de difusión. También serviría como mecanismo de coordinación para las propuestas de proyectos y programas.

251. El programa apoyaría la formulación y, cuando se solicitara, la aplicación de programas nacionales y regionales de seguridad alimentaria y reducción de la pobreza que servirían de cobertura para muchas de las actividades nacionales y subregionales de la FAO. Colaboraría estrechamente con las oficinas sobre el terreno y con las dependencias encargadas de movilizar recursos, y organizaría la captación de los expertos correspondientes procedentes de toda la Organización. También daría cabida a la dotación del presupuesto ordinario para apoyar programas nacionales para la seguridad alimentaria, con la ampliación progresiva del Programa Especial para la Seguridad Alimentaria (PESA). Sería necesario abordar las dimensiones específicas de los programas de difusión junto con los asociados del sistema de las Naciones Unidas más interesados como, por ejemplo, Naciones Unidas-Habitat, por lo que se refiere a la agricultura urbana y periurbana.

Programa 4D – Gestión de emergencias y de situaciones posteriores a una crisis

252. Este programa tendría que operar en un contexto en el que el elemento de crecimiento más rápido de los programas de difusión tiene relación con los proyectos de emergencia y rehabilitación (un 34 por ciento de la ejecución total en 2004). Con él se trataría de seguir incrementando los vínculos entre el apoyo de la FAO para las emergencias y para el desarrollo a más largo plazo concibiendo y realizando las intervenciones de emergencia no sólo para proporcionar un alivio inmediato, sino también con el fin de establecer la base para el crecimiento y la capacidad de recuperación ante futuras amenazas. Por tanto, la estrategia general consistiría en salvar, restablecer y mejorar los medios de vida basados en la agricultura y la pesca, con el fin de reducir la vulnerabilidad, aumentar la autosuficiencia y facilitar la terminación de la ayuda alimentaria.

Programa 4E – Programa de Cooperación Técnica

253. El Programa de Cooperación Técnica (PCT) constituiría el quinto elemento principal de este capítulo. Se recuerda que el PCT ha sido sometido a examen a través de un proceso dirigido por el Comité del Programa de la FAO y, una vez aprobadas las propuestas correspondientes por el Comité y por el Consejo, el proceso debería desembocar en un PCT muy reforzado en el próximo y en futuros bienios.

Capítulo 5: Servicios de gestión y supervisión

(Todas las cantidades en miles de dólares EE.UU.)
     
Presupuesto ordinario Fondo fiduciario Financiación total
Programa Programa de Labores 2006-07 con CR Apoyo directo al Programa de Labores Otras contribuciones voluntarias
     
5A Supervisión 10 037 0 0 10 037
5B Servicios del Programa y del Presupuesto 11 867 0 783 12 650
5C Servicios financieros 20 708 0 0 20 708
5D Gestión de recursos humanos y bienestar del personal 17 519 0 0 17 519
5E Adquisiciones 7 290 0 0 7 290
5F Gestión de locales 34 460 0 0 34 460
5G Servicios lingüísticos y de reuniones y protocolo 6 500 0 0 6 500
5H Servicios compartidos 34 718 0 0 34 718
Total 143 100 0 783 143 883
Porcentaje según fuente de financiación 99% 0% 1% 100%

Programa 5A – Supervisión

254. En este programa se pondrían de manifiesto de una manera más transparente los gastos relacionados con la función esencial de la supervisión, es decir: la labor realizada por el Auditor Externo y el Inspector General en todas las sedes, la realización de auditorías locales en las oficinas descentralizadas, las actividades de evaluación con financiación central, incluyendo el apoyo a las autoevaluaciones.

Programa 5B – Servicios del Programa y del Presupuesto

255. Este programa cubriría la labor de la Oficina del Programa, del Presupuesto y de Evaluación (PBE), excepto por lo relacionado con la evaluación, que forma parte del programa anterior. La dotación comprende apoyo de sistemas a las actividades de programación general, presupuestación y seguimiento en la Organización y un fondo catalizador con gestión centralizada destinado a prestar asistencia en la realización de las EPAI (es decir, a la espera de la incorporación de las responsabilidades de orientación de las EPAI en la nueva estructura, según se ha indicado).

Programa 5C – Servicios financieros

256. Con este programa se cubriría la gestión de los recursos financieros de la Organización, el mantenimiento de los sistemas financieros y la presentación de informes precisos y oportunos sobre resultados financieros a todos los niveles dentro de la Organización y a los órganos rectores. También cubriría la preparación de los estados de cuentas de la Organización para su verificación por el Auditor Externo y las necesidades de la Organización en materia de inversiones, efectivo y gestión de divisas.

Programa 5D – Gestión de recursos humanos y bienestar del personal

257. Este programa comprendería la Dirección de Gestión de Recursos Humanos y el Servicio Médico del Departamento de Recursos Humanos, Financieros y Físicos. Garantizaría que la Organización posee el conjunto adecuado de competencias y recursos humanos con el fin de alcanzar sus objetivos. También daría un nuevo impulso a la planificación y al desarrollo de los recursos humanos, así como a la promoción de una cultura de aprendizaje continuo. La introducción del Sistema de gestión de los recursos humanos (HRMS), basado en aplicaciones de Oracle, apuntala la realización efectiva de este programa.

Programa 5E – Adquisiciones

258. Este programa abarcaría el apoyo central a las actividades de adquisición en toda la Organización, que se han incrementado considerablemente en razón de la labor relacionada con las emergencias. También prestará ayuda en la capacitación y creación de capacidad institucional relacionadas con las adquisiciones en el marco de programas y proyectos importantes financiados unilateralmente.

Programa 5F – Gestión de locales

259. Este programa abarcaría distintos aspectos de la gestión de locales, incluidos los servicios y el mantenimiento de edificios, pero exceptuando la seguridad, que corresponde al ámbito del capítulo 9. Para la mejora de la infraestructura en la Sede, se seguiría confiando en el apoyo del Gobierno italiano, así como en donaciones gubernamentales y empresariales. En este programa se incluirían servicios esenciales relacionados con documentos, archivos centrales y comunicaciones internas.

Programa 5G – Servicios lingüísticos y de reuniones y protocolo

260. Este programa aseguraría la programación de servicios lingüísticos y la gestión financiera y supervisión de los servicios de interpretación, traducción e imprenta. También cubriría la labor de enlace y protocolo en la Sede, lo que comprende el enlace con los Representantes Permanentes y las Misiones acreditadas ante la FAO, y la expedición de documentos de viaje, visados y documentos de identidad.

Programa 5H – Servicios compartidos

261. En este programa se ubicaría el propuesto Centro de Servicios Compartidos (CSC), que contribuiría en definitiva a incrementar la eficiencia en las tareas administrativas reduciendo la fragmentación y la duplicación. En la actual estructura de programas, existe un precedente con el Servicio de Apoyo a la Gestión (MSS), cuyo costo se distribuye entre varios programas. En el CSC se fusionarían el actual MSS, una dependencia similar en la Oficina de Coordinación de las Actividades Normativas, Operacionales y Descentralizadas (OCD) y la Dependencia de Apoyo a la Gestión en cada una de las oficinas regionales, ajustándose la cantidad de personal requerido en la Sede en función de los principios de reparto de costos y del uso de soluciones de software avanzadas.

Capítulo 6: Imprevistos

(Todas las cantidades en miles de dólares EE.UU.)
     
Presupuesto ordinario Fondo fiduciario Financiación total
Programa Programa de Labores 2006-07 con CR Apoyo directo al Programa de Labores Otras contribuciones voluntarias
     
6A Imprevistos 600 0 0 600
Total 600 0 0 600
Porcentaje según fuente de financiación 100% 0% 0% 100%

262. La consignación para imprevistos sigue invariada desde el PLP de 1980-81.

Capítulo 8: Gastos de capital

(Todas las cantidades en miles de dólares EE.UU.)
     
Presupuesto ordinario Fondo fiduciario Financiación total
Programa Programa de Labores 2006-07 con CR Apoyo directo al Programa de Labores Otras contribuciones voluntarias
     
8A Gastos de capital 13 195 0 0 13 195
Total 13 195 0 0 13 195
Porcentaje según fuente de financiación 100% 0% 0% 100%

263. Se recuerda que, con la Resolución 10/2003, la Conferencia estableció un Servicio de gastos de capital para integrar la planificación de los gastos de capital en el marco financiero y de presupuestación de la FAO. El Capítulo 8 del PLP tiene la función de determinar y autorizar gastos de capital para el período bienal abarcado por el Programa de Labores. Las propuestas referentes a gastos de capital no sufren variación respecto de las presentadas en el documento principal13.

Capítulo 9: Gastos de seguridad

(Todas las cantidades en miles de dólares EE.UU.)
     
Presupuesto ordinario Fondo fiduciario Financiación total
Programa Programa de Labores 2006-07 con CR Apoyo directo al Programa de Labores Otras contribuciones voluntarias
     
9A Seguridad en la Sede 7 563 0 0 7 563
9B Seguridad sobre el terreno 12 435 0 0 12 435
Total 19 998 0 0 19 998
Porcentaje según fuente de financiación 100% 0% 0% 100%

264. Este capítulo se refiere a la propuesta de Servicio de Gastos de Seguridad (SEF), destinado a proporcionar una cobertura general de los gastos de personal y de otro tipo, directamente relacionados con la seguridad de la FAO. El presupuesto de seguridad en el próximo bienio se acerca a una cifra estimada en unos 20 millones de dólares EE.UU. El capítulo comprende dos programas relacionados, respectivamente, con la Sede y la estructura descentralizada, según se detalla en el documento principal14. Tal vez se tenga que revisar la dotación en función de las necesidades reales, una vez que la estructura descentralizada reformada esté plenamente en funcionamiento.



5  Organización Mundial de Sanidad Animal.

6  Centro de Emergencia para la Lucha contra las Enfermedades Transfronterizas de los Animales.

7  Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios.

8 Reunión Conjunta sobre Residuos de Plaguicidas.

9  Organización Mundial de la Salud.

10  Organización Mundial del Comercio.

11  Objetivos de Desarrollo del Milenio.

12  Documentos de Estrategia de Lucha contra la Pobreza

13 C 2005/3 párrafos 499-512.

14 C 2005/3 párrafos 514-519.


Pág. precedenteÍndice