CCP: ME 98/3





COMITÉ DE PROBLEMAS DE PRODUCTOS BÁSICOS

GRUPO INTERGUBERNAMENTAL SOBRE LA CARNE

17ª reunión

El Cabo, República de Sudáfrica

12-14 de noviembre de 1998

DIRECTRICES PARA LA COOPERACIÓN INTERNACIONAL EN EL SECTOR DE LA GANADERÍA Y DE LA CARNE
EXAMEN DE LAS MEDIDAS DE APLICACIÓN DE LAS DIRECTRICES Y PROGRESOS REALIZADOS EN 1996-98



Indice


extracts de la sección relevante del "INFORME DE LA 17ª REUNIÓN DEL GRUPO INTERGUBERNAMENTAL SOBRE LA CARNE

1. El Grupo examinó los cambios que se habían registrado desde su última reunión en 1996 en las políticas ganaderas y cárnicas aplicadas por los gobiernos, con la ayuda del documento CC:ME 98/3 y su suplemento. Estos documentos se habían preparado valiéndose de las respuestas al cuestionario de la Secretaría y de otras fuentes de información. Aunque se reconoció que se habían realizado algunos progresos desde el último examen en la reducción de los efectos perturbadores de las políticas gubernamentales, tales como medidas de protección excesiva en frontera y subvenciones a la exportación. Se expresó cierta preocupación por el ritmo lento de esta evolución, así como por el aumento de la aplicación de garantías de crédito a la exportación. Varios delegados facilitaron aclaraciones e información actualizada sobre las políticas de sus países. El Grupo fue informado sobre la propuesta de reforma de la Comisión de la CE, contenida en el Programa 2000.

2. Se informó al Grupo de un dilema con que se enfrentaban algunos países africanos. Por una parte, los niveles insuficientes de los mataderos, en opinión de los países importadores, limitaban las exportaciones. Por otra parte, las importaciones subvencionadas baratas tenían una repercusión negativa sobre el sector cárnico de esos países que obstaculizaba la asignación de los recursos necesarios para mejorar esos mataderos. Por consiguiente, se formuló una petición de asistencia a los esfuerzos para mejorar los mataderos, especialmente en África, lo que a su vez favorecería el fortalecimiento de la legislación sobre la salud de los animales y la inocuidad de la carne que se estaba aplicando actualmente. En relación con este tema, se señaló a la atención del Grupo la necesidad de unas normas apropiadas sobre producción animal. Sin embargo, se señaló que era difícil establecer unas normas universales, ya que éstas dependían de los diversos sistemas de valores culturales. En conclusión, el Grupo reconoció que en las políticas gubernamentales influían un número creciente de cuestiones de carácter económico, técnico y científico que habrían de tenerse en cuenta en exámenes futuros.

3. El Grupo apoyó las recomendaciones contenidas en el párrafo 35 del documento. Además, pidió a la Secretaría que vigilara y notificara los resultados de la labor realizada por los gobiernos e instituciones de investigación en relación con los posibles efectos sobre la producción, el consumo y el comercio de carne, así como sobre otros aspectos económicos, de brotes de enfermedades transmisibles en importantes países exportadores.

4. El Grupo ratificó las propuestas relativas a la modificación de las Directrices para la cooperación internacional en el sector de la zootecnia y la carne, que se presentaban en el documento CCP: ME 98/4 y que se basaban en las respuestas a un cuestionario enviado a los miembros.

I. INTRODUCCIÓN

5. Las medidas de aplicación de las Directrices para la cooperación internacional en el sector de la ganadería y de la carne se han examinado sistemáticamente desde su aprobación en la sexta reunión de 1976. El presente documento se basa en las respuestas a la petición de información de la Secretaría y en otras fuentes de información. Se presenta al Grupo para ayudarle a realizar su examen periódico de los progresos realizados desde 1996 en la consecución de los objetivos de las Directrices y a formular recomendaciones, si se considera necesario1.

II. NOVEDADES EN LAS POLÍTICAS QUE AFECTAN A LA PRODUCCIÓN, CONSUMO Y COMERCIO DE
GANADO Y CARNE

A. POLÍTICAS SOBRE PRODUCCIÓN Y CONSUMO DE CARNE

6. Canadá ha eliminado todas las ayudas basadas en precios a los productores de ganado vacuno y porcino a partir de 1996 y las ha sustituido por el programa voluntario de la cuenta de estabilización de los ingresos netos, cuyo objetivo es estabilizar los ingresos de los productores. En 1997, se creó el Organismo de Inspección de Alimentos del Canadá, encargado de prestar servicios de inspección a nivel federal en relación con la inocuidad de los alimentos, el fraude económico, los requisitos comerciales y programas de sanidad animal y vegetal. Análogamente, los Estados Unidos prosiguieron sus esfuerzos para prevenir enfermedades trasmitidas por los alimentos. En particular, en enero de 1997 la aplicación del sistema de análisis de riesgos y de los puntos críticos de control (HACCP) adquirió carácter obligatorio para las empresas con más de 500 empleados, y para enero del año 2000 deberá ser aplicado por toda la industria cárnica. Para entonces, la carne exportada a los Estados Unidos tendrá que atenerse a normas iguales o equivalentes en materia de sanidad e inocuidad de los alimentos. Además, el Servicio de Comercialización Agrícola del gobierno aumentó recientemente sus compras de carne de bovino y porcino congelada con miras a su distribución en el marco de programas de almuerzo escolar y otros programas federales de asistencia.

7. En virtud de la ley sobre la carne de 1998, Nueva Zelandia suprimió las facultades reglamentarias de su Junta de la Carne y definió de nuevo su estrategia para aumentar la eficacia de su sistema de gestión de riesgos, la protección de los consumidores y la competitividad del país en los mercados internacionales. Australia ha iniciado el proceso de abolición de la Empresa de la Carne y el Ganado (AMLC), la Empresa de Investigación sobre la Carne y el Consejo de la Industria Cárnica, las cuales serán sustituidos por una sola empresa que se ocupará de los sectores vacuno y ovino. Además, la industria porcina recibió cierta ayuda financiera del gobierno, en gran parte para inversión en el fomento de la elaboración y la comercialización, con el fin de ayudarla a hacer frente a la creciente competencia extranjera tras la apertura en 1997 del mercado interno a las importaciones de carne de cerdo elaborada. En los últimos años, Japón ha reducido lentamente los precios institucionales del ganado que se utilizan como indicadores para las intervenciones del gobierno en los mercados (véase el Cuadro 1).

8. Desde la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) de 1992, la Comunidad Europea (CE) ha pasado de los precios indirectos al sostenimiento directo de los ingresos de los productores pecuarios (véase el Cuadro 3). La nueva política consiguió rebajar la producción de carne de bovino y por consiguiente reducir los excedentes en el mercado y las existencias. Sin embargo, en 1993, se restablecieron las compras de intervención tras la crisis de la encefalopatía espongiforme bovina (EEB). Como resultado de ello, las existencias de carne de bovino aumentaron de menos de 25 000 toneladas al 1º de enero de 1996 a 630 000 toneladas dos años después. El temor a la EEB dio lugar a la introducción o al reforzamiento de varias medidas normativas para erradicar la enfermedad, reducir los excedentes en el mercado de carne de bovino y restablecer la confianza de los consumidores en esta carne. En el Reino Unido, se pusieron en marcha varios planes, en particular el plan de sacrificios de animales de más de 30 meses de edad y el plan de eliminación selectiva. Se reforzaron otros planes para toda la CE, entre ellos el plan de comercialización temprana y el plan de ayudas a la elaboración de carne de ternera. Además, en 1998 entró en vigor la prohibición de utilizar determinados materiales peligrosos en productos alimenticios y piensos. En abril de 1997, la CE adoptó también un reglamento sobre el etiquetado aplicable a la carne de bovino fresca, congelada y picada. Este etiquetado, unido al plan de identificación y seguimiento del ganado, proporciona información sobre el país de origen, los métodos de producción, etc. Aunque los países miembros pueden efectuar ya el etiquetado con carácter voluntario, para enero del año 2000 será obligatoria su aplicación a todos los productos de carne de bovino, ya sean de producción nacional o importados.

9. Los costos asociados con la EEB aumentaron los gastos de la CE en ayudas internas al sector pecuario en 1996-98. En particular, los gastos de intervención relacionados con la carne de bovino2 se duplicaron con creces entre 1995 y 1996 y alcanzaron una cifra sin precedentes en 1997 (véase el cuadro 5). En 1998 se prevé que los gastos serán inferiores, dado que el consumo de carne de bovino en la Comunidad ha dado signos de retornar a la tendencia. El gasto en ayudas al mercado de carne de ovino aumentó también en 1997, pero se prevé que disminuirá en 1998. También se instigaron diversas formas de asistencia al mercado de carne de cerdo como respuesta a los brotes de peste porcina en varios países miembros en 1997. En ese año, la Comisión de la CE presentó también el "Programa 2000", nueva propuesta de reforma de la PAC que consolidará la tendencia a tipos de ayuda desconectada para los sectores ganadero y cárnico (véase el Recuadro).

PROPUESTAS DE LA COMISIÓN DE LA CE RELATIVAS A LA REFORMA DE LA PAC DE INTERÉS PARA EL SECTOR CÁRNICO (EN MARZO DE 1998)

CEREALES FORRAJEROS

- reducción del 20 por ciento en una sola vez de los precios de intervención de los cereales en el año 2000

- ensilado del maíz para seguir teniendo derecho a pagos directos

CARNE DE BOVINO1/

- el apoyo a los precios se reducirá un 30 por ciento en tres años, a partir del 1º de julio del año 2000.

- el 1º de julio del año 2002, el sistema de intervención será reemplazado por un sistema de almacenamiento privado con un precio base establecido en 1 950 ecus/tonelada. Las subvenciones al almacenamiento privado se concederán cuando los precios medios de la CE sean inferiores al 103 por ciento del precio base.

- las ayudas directas a los productores estarán compuestas por pagos básicos en toda la CE y pagos complementarios de los gobiernos nacionales (sobres nacionales).

- la prima básica de la CE se elevará en tres plazos iguales de julio del año 2000 a junio del año 2002.

- introducción de un complemento a las primas para las vacas lecheras y de una prima nacional para las novillas.

- se suprimirá el plan de elaboración de la carne de ternera

RÉGIMEN PARA PRODUCTOS LÁCTEOS

Las cuotas para la leche se mantendrán hasta marzo del año 2006.
1/ Véase el Cuadro 4

 

10. En los últimos años, Suiza modificó su política en la misma dirección que la CE, pasando del sostenimiento de los precios al sostenimiento directo de los ingresos de los productores, y en 1998 se aprobó una nueva ley agrícola para reducir un 35 por ciento las transferencias de precios a los productores pecuarios en un plazo de cinco años. Los precios indicativos del ganado se suprimirán a partir de enero de 1999.

11. Bulgaria hizo recientemente importantes progresos en la reestructuración de su industria avícola, mientras que Rumania y Polonia están teniendo dificultades para vender las granjas de propiedad estatal. Casi todos los países de la región, enfrentados todavía con la reducción del número de animales, han reorientado la disponibilidad limitada de crédito subvencionado a la reconstrucción de los rebaños. Sin embargo, varios países siguieron proporcionando ayudas indirectas al sector del ganado vacuno y porcino mediante la intervención en el mercado, entre ellos, Hungría, la República Checa, Lituania, Polonia, Eslovenia y Eslovaquia. Al mismo tiempo, casi todos los gobiernos de la subregión han anunciado una reorientación de la asistencia hacia formas de ayuda desconectadas de la producción para armonizar sus políticas con la PAC, en previsión de su intervención en la CE, que en la República Checa, Hungría, Lituania, Polonia y Eslovaquia deberá ir unida a una reforma de sus organismos estatales de intervención.

12. En la CEI, las ayudas de los gobiernos centrales al sector ganadero ha disminuido notablemente desde 1996 en todos los Estados Miembros. En la Federación de Rusia se han anunciado nuevas reducciones drásticas del presupuesto agrícola, que afectarán principalmente al Fondo para préstamos en condiciones favorables. No obstante, el gobierno ruso aprobó en julio de 1998 un nuevo procedimiento para la adquisición de productos básicos, entre ellos carne de vacuno, porcino y ave, que exige la intervención del Estado cuando los precios del mercado exceden de un nivel máximo o son inferiores a un nivel mínimo. Además, se informa de que algunos gobiernos locales, regionales o municipales han estado ayudando al sector avícola mediante la concesión de subvenciones a los piensos y fondos directos para la inversión, dirigidos predominantemente a las grandes granjas comerciales.

13. En África, la restricción de los recursos financieros ha limitado las iniciativas de los gobiernos en 1996-98. No obstante, la tendencia a la privatización de los servicios veterinarios siguió progresando en Camerún, Burkina Faso y Malí. Ocasionalmente, los gobiernos han intervenido en circunstancias excepcionales, como sequías o enfermedades. Por ejemplo, países afectados por la sequía, entre los que se cuentan Marruecos, Níger y Senegal, concedieron subvenciones para la compra de piensos, mientras que Côte d´Ivoire inició un programa de erradicación tras la aparición de casos de peste porcina africana en mayo de 1996. Burkina Faso anunció el establecimiento de un fondo especial para el desarrollo del sector, que se financiará con los derechos de importación de productos pecuarios. Ghana inició en 1996 un proyecto del Servicio Nacional de Ganadería y creó seis centros experimentales de mejoramiento para cruzar razas locales con animales importados de alta calidad. Sudán puso en marcha un nuevo plan de desarrollo ganadero para 1996-98. En la República de Sudáfrica, la Junta de la Carne perdió en enero de 1998 su control sobre la comercialización de ganado y carne en virtud de la nueva ley sobre comercialización de productos agrícolas, que allanó el camino para la liberalización del comercio interior. Análogamente, Zimbabwe prosiguió la liberalización de la comercialización agrícola iniciada en 1996 y privatizará en breve la empresa de almacenamiento en frío de propiedad del gobierno. En 1996, el país instituyó también el Fondo Fiduciario para el fomento del ganado, con objeto de asegurar una comercialización ordenada del ganado vacuno en las zonas comunales, y aumentó gradualmente su asistencia a los agricultores comunales mediante el plan de préstamos para la compra de terneras y novillas. La Oficina Internacional de Epizootias reconoció zonas exentas de fiebre aftosa sin vacunación en Botswana, Namibia y la República de Sudáfrica.

14. En América Latina y el Caribe, el gobierno de Costa Rica está estudiando actualmente la posibilidad de establecer un fondo especial para estabilizar los ingresos de los productores, que se financiará con los derechos de sacrificio y con un impuesto sobre las importaciones. Guatemala y Nicaragua iniciaron en 1998 programas concretos para reactivar la producción pecuaria, especialmente de ganado vacuno, incluido un plan especial de devolución de préstamos y un programa de transferencia de tecnología. México siguió proporcionando asistencia a propietarios de ganado vacuno afectados por la sequía e inició nuevos programas de crédito preferencial para reponer los rebaños en 1997 y 1998. En América del Sur, los gobiernos han prestado especial atención a la erradicación de enfermedades, en particular la fiebre aftosa y, más recientemente, la peste porcina clásica. Los programas para luchar contra esta última enfermedad han tenido un éxito notable en Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay3. También están en marcha programas de erradicación de la fiebre aftosa en Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela. Argentina anunció el establecimiento de una junta de promoción de la carne de bovino para fomentar la demanda interna y las exportaciones. El país redujo también recientemente el impuesto sobre el valor añadido del ganado vacuno para desalentar los sacrificios ilegales. Asimismo, desde 1996 Brasil aplica requisitos obligatorios para el envasado con el fin de reducir los sacrificios no autorizados de ganado vacuno y, al mismo tiempo, mejorar la calidad de la carne de bovino vendida al por menor. Ecuador introdujo algunos cambios en su ley sobre los mataderos con objeto de mejorar las condiciones sanitarias y el nivel de calidad de la carne que se vende al por menor. En abril de 1996 Venezuela suprimió todos los controles sobre los precios para las aves de corral y en 1997 estableció un nuevo sistema de clasificación de canales.

15. En Asia, varios gobiernos siguieron interviniendo para estabilizar los mercados de ganado. En China, las autoridades provinciales han sostenido los precios locales del mercado en los dos últimos años aumentando gradualmente las compras y el almacenamiento de carne y restringiendo la afluencia de animales o carne de otras provincias. A mediados de 1997, la RAE de Hong Kong eliminó selectivamente más de 1,5 millones de aves para luchar contra una cepa del virus de la gripe de las aves de corral, identificada como transmisible a los seres humanos. Se ofrecieron indemnizaciones a los productores, se exigieron requisitos sanitarios más rigurosos para la producción y se endurecieron las condiciones para la concesión de licencias a las granjas con objeto de elevar los niveles de higiene de la producción. También se está invirtiendo en la construcción de nuevos mataderos. Las autoridades de la Provincia china de Taiwán se concentraron también en la erradicación de enfermedades, tras la aparición en marzo de 1997 de un brote de fiebre aftosa entre las piaras de cerdos, ofreciendo indemnizaciones parciales a los productores por las pérdidas de ingresos derivadas de la eliminación selectiva de más de tres millones de animales. También se ha concedido asistencia en cierta medida para la reducción gradual de la cabaña nacional, al cerrarse el acceso al mercado japonés después del brote4. Sin embargo, a partir de 1999, se impondrá un gravamen obligatorio sobre cada cerdo comercializado. La República de Corea inició en julio de 1997 un programa cuyo objetivo principal es aumentar la competitividad del sector local de la carne de bovino. Para mejorar el nivel de calidad de la carne que se vende al por menor, en 1997 se introdujeron nuevos sistemas de clasificación y etiquetado de la carne. El Gobierno llevó a cabo compras de intervención de ganado autóctono (Hanwoo) en 1996 y 1997 para sostener los precios. Sin embargo, en 1998, para aliviar la presión sobre el Fondo de Fomento Ganadero, se instituyó un programa de apoyo de emergencia al ganado orientado a la compra oficial de vacunos a pequeños y medianos productores. Malasia ha mantenido los controles sobre los precios al por menor de la carne de ave desde 1996. Filipinas amplió el ámbito de aplicación de su programa para la ganadería, que ofrece a los granjeros animales reproductores de calidad y servicios de apoyo, y aumentó las ayudas para el establecimiento de mercados de subastas y mataderos y la mejora de los niveles de calidad e inocuidad de la carne. En la India, el apoyo al sector ganadero se ha concentrado tradicionalmente en la producción de leche, pero recientemente se han hecho esfuerzos para mejorar la calidad de la carne reforzando las normas higiénicas de los mataderos. Sri Lanka está ofreciendo incentivos al sector privado para que suministre servicios e insumos a los productores de ganado, con el fin de que el Gobierno pueda retirarse de las actividades de orientación comercial. En 1996 y 1997, Indonesia aumentó el número de provincias que se beneficiaban de un programa de intensificación del ganado bovino para carne. En 1998 se aplicará un plan de crédito especial destinado a ayudar a los productores de aves de corral. La República Islámica del Irán suprimió en 1997 los controles sobre los precios de la carne de pollo para asar.

B. POLÍTICAS DE OTROS SECTORES QUE INFLUYEN SOBRE
LA CARNE
5

16. Mientras que los precios de los piensos alcanzaron su punto máximo en dólares EE.UU. en 1995/96, los movimientos fueron con frecuencia desiguales en los mercados internos, a menudo como respuesta a las variaciones del tipo de cambio, como en el caso de la crisis financiera asiática. Así pues, la República de Corea suprimió los impuestos sobre el valor añadido para los piensos compuestos en julio de 1997 y redujo temporalmente los aranceles aduaneros sobre los cereales forrajeros durante la segunda mitad de 1998. La Provincia china de Taiwán, Filipinas y Tailandia liberalizaron las importaciones de maíz en 1998. Pakistán redujo en 1997 los derechos de aduana sobre las materias primas destinadas a la producción de piensos para aves de corral. Indonesia ofreció un conjunto especial de facilidades de crédito para ayudar al sector avícola a comprar piensos y productos veterinarios. Sri Lanka concedió también la exención de impuestos sobre la importación de material genético, ingredientes de piensos e insumos tecnológicos. El país introdujo también una ley sobre alimentación animal para aumentar la calidad de los piensos. En cambio, en 1998 China reintrodujo controles sobre la comercialización interna de cereales por los gobiernos de los estados con miras a mantener altos los precios para los productores de cereales.

17. En otras regiones, se modificaron también las políticas sobre los insumos. Por ejemplo, en 1997 Nigeria suprimió la prohibición de las importaciones de insumos básicos y pollos de un día, aunque mantuvo la prohibición para las importaciones de cereales forrajeros introducida en 1986. Guinea eximió en 1997 de todos los derechos de importación a los insumos para el ganado. En el marco de un plan de emergencia para el ganado, tras las lluvias irregulares de 1997 y el mal estado de los pastos, Senegal inició la distribución gratuita de piensos en las principales zonas productoras de ganado. En 1996 y 1997, Zimbabwe completó la liberalización de la comercialización de productos agrícolas , que culminó en la eliminación de los controles de las empresas paraestatales sobre las importaciones de insumos básicos para el ganado, incluidos piensos. La CE introdujo un impuesto sobre las exportaciones de cereales durante la primera mitad de 1996 para prevenir el aumento de los precios internos. Por el contrario, en 1998 Arabia Saudita redujo las altas subvenciones que se venían concediendo a los productores de aves de corral sobre el maíz y la harina de soja importados. Polonia restableció en 1997 los aranceles aduaneros sobre las importaciones de cereales forrajeros, mientras que Turquía aumentó los derechos de importación sobre los cereales secundarios en 1997.

18. En lo que respecta a las vinculaciones con el sector lechero, a principios de 1998 Indonesia suprimió la reglamentación sobre el contenido local mínimo para los productos lácteos y rebajó los derechos de aduana sobre estos productos. En la República de Corea, el Gobierno anunció en julio de 1998 la compra ilimitada y la eliminación selectiva de animales lecheros recién nacidos, así como la compra y sacrificio de 30 000 vacas lecheras en un intento de reducir los excedentes lácteos. En la CE, el aumento de la productividad y el mantenimiento de los contingentes para la leche dieron lugar a una reducción del número de vacas y al consiguiente descenso del suministro de terneras. En la Federación de Rusia y Ucrania, el tamaño de la cabaña lechera disminuyó como resultado de la escasa rentabilidad de la producción de leche y la reducción del apoyo gubernamental. En 1997, la República Checa introdujo nuevas subvenciones a las vacas lecheras de alto rendimiento para fomentar la eficiencia del sector, al tiempo que alentó una reducción de las vacas de doble finalidad para rebajar la producción excesiva de leche. Por el contrario, Marruecos promovió las importaciones de novillas preñadas de raza pura y a partir de 1997 prohibió que fueran sacrificadas en los cuatro años siguientes a su introducción para fomentar la reconstrucción de los rebaños de ganado lechero. En 1997, México liberalizó completamente los precios internos de la leche, con lo que se reavivó el interés por la inversión en el sector y se impulsaron las importaciones de ganado lechero.

C. POLÍTICAS QUE AFECTAN AL COMERCIO DE GANADO Y CARNE

19. En virtud de los Acuerdos de la Ronda Uruguay, Estados Unidos se comprometió a aumentar su acceso preferencial a las importaciones de carne de bovino mediante la asignación de 20 000 toneladas de carne de bovino fresca y congelada a Uruguay, y otras tantas a Argentina, una vez que hubieron conseguido la condición de países libres de fiebre aftosa. Estados Unidos reconoció esta condición para Uruguay en julio de 1995 y para Argentina en julio de 1997. En lo que respecta a las exportaciones, Estados Unidos no ha aplicado el Programa de fomento de las exportaciones desde 1995, excepto en mayo de 1998 para la carne de cerdo y de ave congelada. Por el contrario, el país movilizó fondos para el programa de garantía del crédito GSM-102 con el fin de ayudar a los países importadores, en particular la República de Corea, a mantener las compras de ganado y carne de los Estados Unidos (véase el Cuadro 2). En 1997 se estableció el programa de garantía del crédito a los proveedores, relativamente nuevo, por el que se concedía a los exportadores de carne a varios países del Asia sudoriental y de América Central y el Caribe una garantía de pago del 50 por ciento. Canadá abrió su mercado de carne de bovino a Argentina y Uruguay sin aumentar no obstante el contingente de acceso preferencial que se mantuvo en 76 400 toneladas (equivalente de peso del producto) e impulsó la financiación de programas de garantía del crédito a la exportación para sostener sus exportaciones de carne de bovino.

20. Con arreglo a su lista en los Acuerdos de la Ronda Uruguay, Japón redujo progresivamente sus tipos arancelarios sobre las importaciones de carne de bovino, que pasaron del 50 por ciento en abril de 1995 al 42,4 por ciento en abril de 1998. Los precios mínimos de importación (precios al productor) para los productos a base de carne de porcino se redujeron también en un 24 por ciento. Sin embargo, a raíz de un aumento considerable de las importaciones, se activaron las disposiciones de salvaguardia especial y el país volvió a aumentar los precios al productor para la carne de porcino de julio de 1996 a julio de 1997, y a aplicar unos derechos arancelarios del 50 por ciento sobre las importaciones de carne de bovino congelada de agosto de 1996 a marzo de 1997. Australia aumentó en 1997-98 la disponibilidad del seguro de crédito para los exportadores de ganado a la República de Corea. En lo que concierne a las importaciones, el país suavizó las políticas de cuarentena que habían aislado en gran medida su mercado de ganado porcino y abrió éste a la carne de cerdo elaborada procedente de Canadá.

21. Con arreglo a los compromisos asumidos en los acuerdos de la Ronda Uruguay, la CE aumentó su gasto en reintegros para el ganado y la carne en un 4 por ciento en 1997, hasta 1 855 millones de ECUS (2 100 millones de dólares EE.UU.), como consecuencia del aumento de sus ayudas a los exportadores de carne de bovino para que pudieran superar los efectos negativos de la EEB en los mercados extranjeros. Los reintegros presupuestados en 1998 se reducirán un 36 por ciento hasta 1 190 millones de ECUS (1 300 millones de dólares EE.UU.) Los reintegros por tonelada han seguido una tendencia general a la baja, con reducciones acusadas en lo que respecta a la carne de bovino para todos los destinos. Los reintegros relativos a la carne de ave aumentaron considerablemente a partir de noviembre de 1997, especialmente para destinos del Cercano oriente y la CEI. Los reintegros correspondientes a las exportaciones de carne de cerdo fresca y congelada, que se habían eliminado en mayo de 1997, se reintrodujeron un año después a un nivel dos veces superior al precedente (véanse los cuadros 6 a 8). Desde la aplicación de los Acuerdos de la Ronda Uruguay, las importaciones están sujetas a aranceles específicos y derechos ad valorem elevados, y casi todas las importaciones entran en la CE como contingentes de acceso preferencial. A partir de 1996, aumentó el volumen de las importaciones autorizadas a las que se aplicaba un arancel bajo, debido tanto al aumento de los contingentes de acceso preferencial en el marco de los acuerdos de asociación con países de Europa central y oriental, como a la aplicación de las listas de los Acuerdos de la Ronda Uruguay.

22. En Europa central y oriental, Bulgaria autorizó a finales de 1997 importaciones de aves de corral exentas de derechos de aduana para superar problemas internos de escasez. Análogamente, Rumania suprimió todos los derechos arancelarios sobre las importaciones de carne de porcino durante dos meses para reducir la presión al alza sobre los precios internos a comienzos de 1998. Por el contrario, Polonia anunció la introducción de un sistema de umbrales para las importaciones de ganado y carne en virtud del cual se impondrían derechos adicionales siempre que los precios internos fueran inferiores a un determinado nivel o que las importaciones excedieran de un volumen establecido de antemano. Del mismo modo, la República Checa y Eslovaquia introdujeron precios mínimos de importación en 1998. Al mismo tiempo, la República Checa estableció volúmenes máximos para la importación de determinados productos pecuarios. Hungría renegoció con la OMC sus obligaciones originales en relación con las subvenciones a la exportación, y en julio de 1997 obtuvo una prórroga hasta el año 2002 del período durante el cual había de reducir sus subvenciones a los niveles previstos originalmente. En la subregión, en 1997 y 1998 se siguió avanzando en el establecimiento de una zona de libre comercio para Europa central entre la República Checa, Hungría, Polonia, Rumania, Eslovaquia y Eslovenia, que dio como resultado la fijación de derechos preferenciales para el comercio entre los países miembros.

23. Entre los países de la CEI, la Federación de Rusia estableció en 1996 derechos mínimos específicos para las importaciones de carne de ave con el fin de prevenir la subfacturación, sistema que se había extendido a otros grupos principales de carne a principios de 1998. Además, en agosto de 1998 el Gobierno anunció la introducción de gravámenes de compensación sobre los suministros sujetos a subvenciones a la exportación de los países de origen. Al igual que la Federación de Rusia, Ucrania estableció derechos mínimos de importación sobre la carne en 1996. En 1997, el país decretó que los contingentes de importación preferencial no debían exceder del 10 por ciento de la producción interna del año anterior. Kazajstán suprimió a principios de 1997 las preferencias especiales concedidas a varias empresas para importar carne. En 1996 y 1997, respectivamente, Ucrania y la Federación de Rusia introdujeron requisitos sobre etiquetado para los productos cárnicos importados.

24. En África, Nigeria levantó la prohibición de importar aves de corral vivas y carne de ave refrigerada o congelada, pero impuso un derecho de aduana del 150 por ciento. Como reacción al descenso de los ingresos de exportación del sector, Níger suprimió todos los impuestos sobre las exportaciones de animales vivos. Egipto añadió en noviembre de 1997 nuevos requisitos sobre etiquetado para las importaciones de carne, exigiendo información detallada sobre el país de origen, sacrificio, etc. En julio de 1997 sustituyó la prohibición relativa a las importaciones de aves de corral, que duraba desde hacía 10 años, por un precio mínimo de importación de 1 500 dólares EE.UU. por tonelada, además del cual se aplicará un derecho arancelario del 50 por ciento. En 1997, Zimbabwe puso fin al monopolio paraestatal de las exportaciones de carne. En 1997/98, los gobiernos de Zimbabwe y Sudáfrica renegociaron el acuerdo comercial bilateral que prevé el establecimiento por este último país de contingentes de importación con tarifas preferenciales para determinados tipos de carne y productos cárnicos.

25. En América Latina y el Caribe, hubo pocos cambios en las políticas comerciales para el ganado y la carne, con la excepción de la ampliación de los acuerdos comerciales regionales. En particular, el 1º de octubre de 1996, Chile pasó a ser miembro asociado del MERCOSUR, integrado por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, mientras que el 1º de abril de 1997 entró en vigor un acuerdo de libre comercio entre Bolivia y el MERCOSUR. También están en marcha negociaciones para la fusión de los países sudamericanos pertenecientes al Pacto Andino (Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela) con el MERCOSUR. En noviembre de 1997 se elevaron un 3 por ciento los aranceles externos del MERCOSUR en un intento de proteger a los países miembros contra los efectos de la crisis asiática. En julio de 1998 entró también en vigor un acuerdo de libre comercio entre Nicaragua y México. En 1997, Chile autorizó la importación de carne de ave cocinada. A finales de 1997, las importaciones de ganado de vientre en Perú quedaron exentas de derechos e impuestos sobre el valor añadido. En lo que respecta a las políticas de exportación, tanto Argentina como Brasil han aumentado la financiación a programas de comercialización destinados principalmente a promover sus exportaciones de carne de bovino a la CE. Varios países de América Central establecieron contingentes arancelarios como parte de sus obligaciones con la OMC, entre ellos Costa Rica para las aves de corral y Guatemala para la carne de bovino y las aves de corral. Además, Nicaragua aprobó a mediados de 1997 un calendario de reducciones arancelarias para las importaciones de carne de ave.

26. En Asia, China aplicó de junio de 1997 a marzo de 1998 un proyecto experimental en virtud del cual determinadas empresas fueron autorizadas a importar carne de Australia, Canadá y los Estados Unidos para el mercado minorista. En octubre de 1997, se redujeron los derechos arancelarios sobre la carne de bovino, porcino y ave, con sujeción a un valor mínimo de entrada. En enero de 1998, el gobierno anunció la intensificación de los controles de la aplicación de las reglamentaciones chinas sobre cuarentena de animales y plantas para las importaciones de carne e introdujo un sistema de contingentes para las exportaciones de aves de corral por el que se limitaron las corrientes comerciales con Japón en un intento de mantener el nivel de los precios de exportación. En febrero de 1998, la Provincia china de Taiwán estableció contingentes preferenciales de importación para determinados productos de carne de porcino, bovino y pollo de los Estados Unidos. De conformidad con su lista de los Acuerdos de la Ronda Uruguay, la República de Corea puso fin en julio de 1997 a su sistema de contingentes de acceso preferencial para la carne de cerdo y las aves de corral congeladas e impuso derechos arancelarios sobre todas las importaciones. Además, el gobierno concedió subvenciones especiales a los granjeros que vendieron cerdos para la elaboración y la exportación a Japón. En abril de 1998, Filipinas sometió todas las importaciones de carne de bovino a un derecho arancelario del 20 por ciento, el mismo tipo aplicado anteriormente con arreglo al contingente de arancel bajo e introdujo un nuevo sistema para la asignación de contingentes de acceso preferencial de carne de cerdo con el fin de mejorar su cumplimiento. Pakistán liberalizó en julio de 1998 sus exportaciones de ganado y carne elaborada, sujetas a precios mínimos de exportación. Indonesia redujo los derechos arancelarios para las importaciones de animales vivos a partir de septiembre de 1997. Turquía aumentó en 1997 los derechos de importación de ganado vacuno y ovino, así como de carne de bovino y ovino y rebajó las subvenciones concedidas a los exportadores de carne de ave. El país se integró también en una unión aduanera con la CE y concedió acceso preferencial a la carne de bovino de los países miembros de la CE.

27. A nivel multilateral, se han registrado diversas novedades que tienen repercusiones para el comercio. Se concertaron acuerdos de equivalencia en materia de sanidad animal e higiene de la carne entre la CE y Nueva Zelandia y entre la CE y la República Checa. La CE negoció también un acuerdo con los Estados Unidos que sin embargo no se hizo extensivo a la carne de ave. Tras la impugnación por los Estados Unidos y Canadá de la prohibición de la CE relativa a las importaciones de carne de bovino de sistemas que utilizan sustancias promotoras del crecimiento, el cuadro de expertos de la OMC llegó en agosto de 1997 a la conclusión de que la prohibición era incompatible con los acuerdos de la OMC sobre medidas sanitarias y fitosanitarias. En enero de 1998, el Órgano de Apelación de la OMC estimó que los datos científicos presentados por la CE para justificar la prohibición eran insuficientes.

III. AYUDA AL FOMENTO GANADERO EN LOS PAÍSES EN DESARROLLO Y EXAMEN DE LOS CAMBIOS EN LAS PAUTAS DEL COMERCIO

28. De acuerdo con la información recogida por la FAO, la ayuda externa al fomento ganadero en los países en desarrollo aumentó notablemente en 1995 y 1996, cuando alcanzó 320 millones de dólares EE.UU. La ayuda multilateral pasó de 53 millones in 1994 a 184 millones de dólares EE.UU. en 1995, y 270 millones de dólares EE.UU. en 1996. Como resultado de ello, la parte correspondiente al sector ganadero en la asistencia multilateral a la agricultura (en sentido amplio5) ascendió al 3 por ciento, lo que representa la cifra más alta en el decenio de 1990. El aumento se debió principalmente al volumen mucho mayor de los fondos prometidos por el BIRF/AIF a proyectos pertenecientes al ámbito de los "servicios pecuarios". Las contribuciones por conducto de otros organismos multilaterales tendieron a estabilizarse o a descender. Los fondos de promesas bilaterales en 1995 y 1996 se redujeron también en comparación con los años anteriores (véase el cuadro 9).

29. Tomando como base los datos de 66 países exportadores y de la CE y utilizando el valor de las transacciones por destinos, fue posible calcular las corrientes de carne y ganado por principales agrupaciones de países. A pesar del aumento del 30 por ciento del valor de las exportaciones mundiales de ganado y carne entre 1993 y 1996, las pautas del comercio entre países desarrollados y en desarrollo se mantuvieron estables (véase el cuadro 10). La parte correspondiente a los países en desarrollo en los ingresos totales de exportación durante ese período fluctuaron entre el 29 y el 31 por ciento. El comercio entre los países desarrollados fue predominante, representando casi la mitad del valor del comercio mundial, mientras que el comercio entre países en desarrollo representó el 11 por ciento aproximadamente del total en cada año comprendido entre 1993 y 1996. Sin embargo, este porcentaje subestima probablemente el volumen del comercio entre los países en desarrollo, debido a las corrientes no registradas, especialmente de animales vivos que cruzan en pie las fronteras, las cuales son importantes en ciertas regiones.

IV. POLÍTICAS AMBIENTALES

30. Suiza, que tenía ya normas muy estrictas de protección animal, adaptó en julio de 1997 su legislación en consonancia con los cambios introducidos en las reglamentaciones de la CE sobre transporte de animales y jaulas para terneras. En la República Checa se ha impuesto a los ganaderos una tasa por contaminación basada en las emisiones de amoníaco. A principios de 1998, se establecieron criterios diferenciados para estimar la tasa con el fin de promover sistemas de alojamiento de animales más inocuos para el medio ambiente. Côte d'Ivoire introdujo nuevas normas sobre el acceso de los animales a los pastos y en 1996 prohibió la transhumancia de rebaños comerciales. En 1998 prohibió también la instalación de explotaciones pecuarias en zonas periurbanas. En 1998, Turquía introdujo una nueva ley sobre mejora de pastos y prados públicos. La República China de Taiwán aprobó una ley sobre el agua limpia que impone normas más rigurosas en relación con los efluentes de las granjas. La legislación ambiental de la CE incluye la directiva sobre nitratos, que establece ciertos límites a la contaminación del agua causada por la agricultura, y la prevención y control integrados de la contaminación, que entrará en vigor en 1999.

V. PRINCIPALES CONCLUSIONES Y MOTIVOS DE PREOCUPACIÓN

31. La tendencia general a reducir la intervención en los mercados de ganado y carne se mantuvo desde el último examen en 1996. Muy pocos países mantuvieron los controles sobre los precios al por menor. Aunque varios gobiernos siguieron estabilizando los precios al productor mediante intervenciones en el mercado, especialmente en Europa y el Lejano Oriente, hubo una tendencia a dejar que los precios de sostenimiento se redujeran en términos reales y a compensar a los agricultores mediante pagos directos de ingresos.

32. Aunque la mayor parte de los países en desarrollo trató de mantener una alta autosuficiencia en carne mediante la protección en frontera, varios de ellos adoptaron medidas para promover la eficiencia de la zootecnia a través de mejoras en las prácticas de gestión y en la infraestructura con el fin de que los productores pudieran hacer frente a la competencia de las importaciones. Como resultado de ello, un número creciente de gobiernos ampliaron el ámbito de aplicación de sus políticas para abarcar no sólo la producción ganadera sino también la comercialización y elaboración de ganado y carne.

33. Varios países de América del Sur y África hicieron progresos considerables en la erradicación de la fiebre aftosa, hecho que contribuirá a largo plazo a la creación de un mercado de carne de bovino más homogéneo6. Sin embargo, al mismo tiempo la repetida aparición de enfermedades del ganado y de temores sanitarios relacionados con la carne fue una característica dominante de la economía mundial de la carne en 1996-98, que puso de manifiesto un aspecto potencialmente negativo de la intensificación de los sistemas de producción pecuaria. Las respuestas a nivel internacional asumieron principalmente la forma de prohibiciones a la importación y de imposición de controles sanitarios más estrictos en la frontera. Varios países introdujeron también nuevos requisitos de información, por ejemplo mediante el etiquetado.

34. El período aquí examinado se caracterizó también por amplias fluctuaciones en los precios internacionales de los cereales. Los efectos del alto costo de los piensos en 1996 fueron especialmente negativos en los países que dependían en gran medida de los piensos importados para fomentar su industria ganadera. Muchos gobiernos hicieron intentos de proteger a los productores de ganado mediante cambios en los derechos arancelarios sobre los piensos o mediante créditos preferenciales, principalmente en beneficio de las explotaciones pecuarias en gran escala.

35. Desde mediados de 1997, los programas de devaluación monetaria y de reestructuración en algunos países en desarrollo, especialmente de Asia pero también de Europa oriental y la CEI, han perturbado las pautas habituales de la producción y el comercio de ganado, especialmente teniendo en cuenta que entre los países afectados se incluían algunos de los mercados de importación de carne en más rápido crecimiento. Por lo general, la capacidad financiera limitada, unida a los compromisos asumidos en virtud de programas de ajuste estructural y de los Acuerdos de la Ronda Uruguay, limitaron la variedad de las respuestas en materia de políticas a disposición tanto de los países afectados como de los principales exportadores a esos mercados. No obstante, los principales países exportadores desarrollados han reaccionado aumentando gradualmente la disponibilidad de garantías de crédito o, cuando ha sido posible, las subvenciones a la exportación para mantener su cuota en esos mercados.

36. En general, la aplicación de los Acuerdos de la Ronda Uruguay tuvo efectos beneficiosos sobe el comercio de ganado y carne en 1996-98. En lo concerniente a las exportaciones, se registraron notables progresos en la reducción del volumen de las exportaciones subvencionadas, especialmente de la CE en 1996 y 1997. Sin embargo, la contracción de la demanda mundial de importación en 1998 aumentó la presión para que los gobiernos incrementaran su ayuda a las exportaciones, inclusive a través de una "prórroga" de las subvenciones a la exportación no utilizadas en años anteriores, lo que tiende a acentuar la presión a la baja sobre los precios internacionales. Como resultado de los Acuerdos de la Ronda Uruguay, varios países introdujeron o ampliaron contingentes de acceso preferencial o redujeron los derechos arancelarios sobre el ganado y la carne. Sin embargo, en muchos casos estos últimos se mantuvieron muy altos y algunos países tuvieron que recurrir a las disposiciones de salvaguardia especial. Hubo también una tendencia a aumentar las reglamentaciones técnicas, a menudo por razones sanitarias, mediante el etiquetado.

37. A nivel multilateral, se adoptaron diversas iniciativas para promover el comercio, a través del fortalecimiento o de la expansión de las zonas aduaneras y de libre cambio o de la conclusión de acuerdos bilaterales sobre servicios veterinarios e higiene de la carne. Además, varios países han modificado ya su sector ganadero, o están examinando la posibilidad de reformarlo, con el fin de prepararse para la futura Ronda de Negociaciones Multilaterales.

38. Por consiguiente, aunque se han realizado numerosos progresos en 1996-98, persisten ciertos motivos de preocupación, en particular:

39. Teniendo en cuenta lo que antecede, puede que el Grupo desee examinar las recomendaciones siguientes:

    1. Dada la creciente utilización de medidas sanitarias y fitosanitarias en el comercio internacional de la carne, que se preste apoyo a nuevas investigaciones sobre las repercusiones de estas medidas en el comercio.
    2. Que los países, al ajustar sus políticas ganaderas, tengan especial cuidado de reducir al mínimo los efectos negativos sobre los mercados mundiales.
    3. Que los países desarrollados mantengan la corriente de asistencia internacional a los países en desarrollo con el fin de apoyar sus esfuerzos para promover los sectores del ganado y la carne y ayudarles a cumplir las reglamentaciones sanitarias y fitosanitarias más estrictas.
    4. Teniendo en cuenta el creciente volumen de ganado y carne que es objeto de comercio en virtud de acuerdos comerciales regionales, que la Secretaría examine las consecuencias de esos acuerdos para el comercio mundial de la carne.

1 Las Directrices, con las revisiones introducidas en 1996, así como los cuadros estadísticos se encuentran en el documento CCP: ME 98/3.

2 Incluidos el sostenimiento de los precios y las primas a los productores y excluidos los reintegros por exportaciones y las ayudas de los gobiernos nacionales.

3 Varios Estados de Brasil (Santa Caterina y Río Grande do Sul en 1998) y Colombia (Uraba 1997) obtuvieron el reconocimiento de países libres de fiebre aftosa sin vacunación. Tanto Argentina como Paraguay fueron declarados países libres de fiebre aftosa sin vacunación en 1997 y Uruguay lo fue en 1995.

4 Se notificaron nuevos casos de fiebre aftosa en diciembre de 1997 y en enero y abril de 1998.

5 Para una descripción más completa de los cambios en las políticas cerealeras, véase la publicación: Examen de las políticas cerealistas, 1995-1997 y 1997-1998 (en preparación), FAO, Dirección de Productos Básicos y Comercio.

5 Incluye las contribuciones al sector forestal, la fabricación de insumos, las agroindustrias, la infraestructura rural, el desarrollo rural y el desarrollo regional y fluvial.

6 El mercado internacional de carne de bovino se ha caracterizado desde principios del decenio de 1930 por una segmentación, por una parte, en mercados que aplicaban una política de importaciones de riesgo nulo y sólo aceptaban carne de bovino procedente de países exentos de fiebre aftosa (mercado del Pacífico) y, por otra, mercados que seguían una política de importación menos restrictiva (mercado del Atlántico).