Septiembre 1998 COFI/99/Inf.11

Vuelve a la lista de documentos


FAO

COMITÉ DE PESCA
23º período de sesiones
Roma, Italia, 15-19 de febrero de 1999
INFORME DEL CUADRO DE ALTO NIVEL DE EXPERTOS EXTERNOS EN PESQUERÍAS, REUNIDO EN ROMA, ITALIA, LOS DIAS 26 Y 27 DE ENERO DE 1998*


RESUMEN

Este documento constituye el informe final del Cuadro de Alto Nivel de Expertos Externos en Pesquerías, que se reunió en la Sede de la FAO, (Roma, Italia), los días 26 y 27 de enero de 1998. Los temas principales fueron: la contribución de las pesquerías a la seguridad alimentaria a la luz de las posibles limitaciones futuras de la oferta; desafíos futuros para el buen gobierno de las pesquerías; órganos regionales de pesca: ¿son alternativas eficaces?; oportunidades de asociación y financiación con otras organizaciones internacionales y donantes, y aportaciones a un proyecto de marco estratégico de la FAO. En el Apéndice D figura el resumen del Cuadro.




* Lista de componentes del Cuadro de Alto Nivel de expertos

John Beddington, Director del Grupo de Evaluación de Recursos Marinos, Centro de Tecnología Ambiental, Colegio Imperial de Ciencias y Tecnología, 48 Prince’s Gardens, Londres SW7 INA, Reino Unido.

Edgardo Gómez, Director del Instituto de Ciencias Marinas, Universidad de las Filipinas, Diliman, Quezon City 3004, Filipinas.

Alian Laurec, Jefe de la Dirección C, Dirección General de Pesca (DG XIV), Comisión Europea, Rue de Loi 200, B-200, B-1049, Bruselas, Bélgica.

H.P.C. Shetty, "Manorama", II Main, Lohithnagar, Mangalore 575006, India.

Mohammed Tangi, Director de Relaciones Internacionales, de Capacitación y de Asuntos Jurídicos, Ministerio de la Pesca Marítima y de la Marina Mercante, Rabat, Marruecos.

Lee Weddin, 15 Old Creek Court, Rockville, MA 20854, EE.UU.

Meryl J. Williams (Sra.), Directora General del Centro internacional para la ordenación de los recursos acuáticos vivos (ICLARM), P.O. Box 2631, 0718 Makati, Metro Manila, Filipinas.




INDICE


INTRODUCCIÓN


APERTURA DE LA REUNIÓN


APROBACIÓN DEL PROGRAMA Y DEL CALENDARIO


ELECCIÓN DE LA MESA


CONTRIBUCIÓN DE LA PESCA A LA SEGURIDAD ALIMENTARIA A LA LUZ DE LAS POSIBLES LIMITACIONES FUTURAS DE LA OFERTA


DESAFIOS FUTUROS PARA EL BUEN GOBIERNO DE LAS PESQUERÍAS


ORGANOS REGIONALES DE PESCA: ¿SON ALTERNATIVAS EFICACES?


OPORTUNIDADES DE ASOCIACIÓN Y FINANCIACIÓN CON OTRAS ORGANIZACIONES INTERNACIONALES Y DONANTES


APORTACIONES PARA UN PROYECTO DE MARCO ESTRATÉGICO DE LA FAO


APROBACIÓN DEL INFORME



APÉNDICES


A


Programa

B

Lista de Documentos

C

Opiniones del Cuadro sobre aportaciones a un proyecto de marco estratégico de la FAO

D

Resumen de recomendaciones




INTRODUCCIÓN

1. El Cuadro de Alto Nivel de Expertos Externos en Pesquería se reunió en la Sede de la FAO, en Roma, los días 26 y 27 de enero de 1998. En el Cuadro participaron siete expertos. En el Apéndice B figura la lista de documentos presentados al Cuadro.

APERTURA DE LA REUNIÓN

2. El Director General de la FAO, Dr. Jacques Diouf, inauguró la reunión. Hizo notar la importancia que tiene el recabar un asesoramiento independiente como medio para reforzar la labor del Departamento de Pesca y agradeció a los Expertos su disposición a participar en la labor del Cuadro. Ente otros asuntos, el Dr. Diouf se refirió a cuestiones como la necesidad de asegurar la sostenibilidad en las pesquerías de captura, la intensificación de la acuicultura, el problema de la excesiva capacidad de las flotas, unos marcos jurídicos apropiados para la pesquerías, consecuencias futuras para la pesca en ríos y lagos internacionales, el ecoetiquetado y la importancia de la pesca y la acuicultura en el Programa Especial de la FAO sobre Seguridad Alimentaria.

APROBACIÓN DEL PROGRAMA Y DEL CALENDARIO

3. El Cuadro aprobó el programa que aparece en el Apéndice A.

ELECCIÓN DE LA MESA

4. La Sra. Meryl Williams fue elegida por unanimidad Presidente de la reunión.

CONTRIBUCIÓN DE LA PESCA A LA SEGURIDAD ALIMENTARIA A LA LUZ DE LAS POSIBLES LIMITACIONES FUTURAS DE LA OFERTA

5. El Cuadro debatió la contribución de la pesca a la seguridad alimentaria, centrando su atención en cuestiones de la oferta y en los países productores de pescado que eran potencialmente vulnerables a la inseguridad alimentaria.

6. Se señaló que la oferta y la demanda de pescado variaba considerablemente entre regiones y que el tema de la seguridad alimentaria debe analizarse en el marco de los suministros alimentarios en general más bien que aisladamente de los grandes temas de la seguridad alimentaria. Estos podrían incluir las tasas de crecimiento demográficos proyectadas para cada zona. Por ejemplo, un miembro del Cuadro señalaba a la atención las altas tasas de crecimiento demográfico proyectadas para África al sur del Sahara, que daría lugar a que se doblara su población para el año 2020 y a un gran cambio, como consecuencia, en la demanda de pescado.

7. En relación con la contribución del pescado a la seguridad alimentaria, el Cuadro distinguió entre "pescado para alimentación" y "pescado para dinero", pues ambos aspectos contribuían a la seguridad alimentaria. Los países podrían tener una opción: por ejemplo, ¿debiera explotarse un determinado pescado fundamentalmente como fuente de suministro de pescado para la alimentación local o como fuente de ingresos (divisas) para el individuo o el país?

8. Un miembro del Cuadro, sugirió a la FAO que realizase un estudio monográfico sobre este tema, sirviéndose posiblemente del caso de la pesca de arrastre del camarón. ¿Cuál sería el beneficio neto para el país y las comunidades interesadas si no se realizase la pesca de arrastre del camarón, si se dejasen sin perturbar a los peces inmaduros capturados en los buques camaroneros, lo que produciría posiblemente mayores rendimientos en otras pesquerías?

9. Un miembro del Cuadro sugirió a la FAO que pudiera convertir en tarea propia el reunir, como si fuera en estudios monográficos, la información pertinente sobre el consumo doméstico y de pescado en las comunidades rurales con objeto de generalizar las necesidades de información para evaluar las estrategias encaminadas a resolver problemas de seguridad alimentaria.

Pescado para alimentación

10. Al debatir el tema "Pescado para alimentación", el Cuadro se refirió a las actuales limitaciones de la oferta y a las oportunidades para aumentar la oferta procedente de:

Se señaló que, como regla general, e independientemente de la procedencia del pescado, la oferta real a los hogares que sufren de seguridad alimentaria estaba limitada por el hecho de que la demanda de algunas especies hacían elevar los precios a niveles a los que no podían acceder los sectores más pobres de la población.

11. El Cuadro observó que el reducir el acceso al pescado hacia a algunos grupos más vulnerables a la inseguridad alimentaria que otros grupos. Entre los más susceptibles figuraban:

12. Al examinar las posibilidades de mejorar la seguridad alimentaria mediante aumento de los suministros procedentes de poblaciones ícticas naturales, el Cuadro señaló:

13. Durante el análisis que se hizo de la contribución de las poblaciones naturales y otras a la seguridad alimentaria, se recomendó a la FAO que:

14. El Cuadro señaló el rápido crecimiento de la acuicultura, especialmente en Asia, como fuente de aumento de los suministros de pescado. La acuicultura representaba actualmente un 20% de la producción total de pescado y probablemente para el 2010 vaya a representar un 30%.

15. No obstante el crecimiento de la acuicultura en general, el Cuadro señaló:

16. Por lo que respecta a la contribución de la acuicultura a la seguridad alimentaria, el Cuadro recomendó a la FAO que estudiara las limitaciones que obstan a la producción acuícola en pequeña escala, especialmente en África, y sugiere cómo podrían eliminarse esas restricciones. En el contexto africano, el Cuadro señaló que el mejoramiento de las poblaciones en las masas de agua pequeñas y grandes puede sufrir menos limitaciones que la producción acuícola en estanques piscícolas, pero es probable que para su aplicación satisfactoria haya diferentes problemas socioeconómicos.

Pescado para obtener dinero

17. Dentro de este tema, el Cuadro señaló las necesidades siguientes:

DESAFIOS FUTUROS PARA EL BUEN GOBIERNO DE LAS PESQUERÍAS

18. El Cuadro examinó el tema de una buena administración de la pesca y reconoció los retos que hay para conseguirla a nivel internacional, regional y local. Muchos de los que participan en la pesca, incluido los directores oficiales de pesca, carecen de los conocimientos y de la capacidad para desempeñar las complejas tareas que esa labor entraña. Además, incluso personas bien capacitadas e informadas eran objeto de un continuo desafío para determinar políticas y acciones de ordenación pesquera que fueran eficaces para la conservación de las poblaciones, fueran razonables económicamente y equitativas.

19. Entre los principales resultados normativos de la FAO de alcance internacional para mejorar la administración pesquera, el Cuadro subrayó la importancia del Código de conducta para la pesca responsable, aprobado por al Conferencia de la FAO en octubre de 1995. El Código y sus directrices eran técnicamente creíbles para los expertos en pesca y comprensibles para los no expertos. Tanto el Código como sus directrices están dirigidos a todos los Estados, entidades pesqueras, organizaciones internacionales, organizaciones no gubernamentales (ONG) y todas las personas que se interesan por la conservación de los recursos pesqueros, y la ordenación y desarrollo de las pesquerías.

20. El Cuadro estimó que una prioridad de la FAO era asegurar que se cumplan realmente el Código y sus directrices, comenzando con su difusión amplia y su traducción a las lenguas oficiales. Habría que poner especial empeño en destacar y aplicar las grandes disposiciones como las que prohiben la pesca a menos que esté expresamente permitida, es decir, ya no existe más un derecho dado para que todo el mundo pueda ir a pescar. El Cuadro estudió las formas y maneras como la FAO podría estimular ulteriormente la mejora del buen gobierno de las pesquerías.

21. El Cuadro apoya los esfuerzos de la FAO para:

22. El Cuadro analizó posibles formas de como podría la FAO evaluar el desempeño de los regímenes de gobierno de la pesca y mejorar la capacidad del personal que interviene en ella, observando que la Organización producía actualmente tarjetas bienales sobre la situación de las poblaciones ícticas y que a ella recurrían frecuentemente los países para evaluar los resultados de la ordenación con carácter bilateral. Aunque la FAO no podría actuar como órgano acreditado sobre gobierno de la pesca, podría ayudar a muchos de los que intervienen a elaborar marcos objetivos de política y criterios de funcionamiento para sus subsectores concretos. Un buen ejemplo reciente lo constituía la labor de la FAO sobre principios para un cultivo sostenible del camarón. Así se ha convenido entre países bajo la dirección de la FAO y, propiamente, gran parte de los avances técnicos han sido realizados por los correspondientes representantes industriales.

23. Los miembros del Cuadro sostuvieron, sin embargo, opiniones diferentes acerca de la normativa que debiera ser la FAO al recomendar un mecanismo de buen gobierno. Algunos estimaron que la FAO debía adoptar una actitud fuerte sobre lo que ella considera justo mientras que otros estimaban que la FAO debería proceder con cautela en sus recomendaciones, fomentando más bien las ventajas e inconvenientes de algunos criterios de gobierno, por ejemplo, instrumentos de mercado, y poniendo de relieve las condiciones y la situación en que habría más probabilidades de que se produjeran ventajas.

24. El Cuadro recomendó a la FAO que:

ÓRGANOS REGIONALES DE PESCA:
¿SON ALTERNATIVAS EFICACES?

25. El Cuadro hizo notar de que habían más de 30 órganos regionales de pesca (ORP) que actuaban normalmente a nivel mundial, y que dichos órganos se distribuían en dos categorías principales: 10 ORP establecidos al amparo de la Constitución de la FAO (órganos de la FAO) y 24 ORP o arreglos establecidos en virtud de acuerdos o convenciones internacionales entre dos o más Partes Contratantes (órganos que no son de la FAO). Dentro de estas categorías, algunos de los órganos como el Consejo Internacional para la Explotación del Mar (CIEM) pone el acento en el acopio de información científica y en el fomento de la colaboración científica; otros (por ej., el Comité de Pesca para el Atlántico Centroriental) tiene fundamentalmente atribuciones consultivas, además de las facultades reglamentarias relativas a la conservación y ordenación. Otros órganos, especialmente los establecidos después de la aprobación de la Convención de las Naciones Unidas de 1982 sobre el Derecho del Mar (por ejemplo, la Comisión del Atún del Océano Índico) tenían funciones claras de ordenación.

26. El Cuadro reconoció que los ORP eran indispensables para reforzar la cooperación regional y que los eventos últimos sobre la conservación y la ordenación de las pesquerías exigían que se reforzasen esos órganos para que pudieran afrontar sus responsabilidades nuevas y complementarias, inclusive las disposiciones del Programa 21, el Acuerdo de las Naciones Unidas sobre poblaciones de peces y el Código.

27. El Cuadro expresó la opinión de que los 30 años últimos eran esenciales para reunir información y obtener experiencia sobre el funcionamiento de los ORP y que los 10 años próximos se dedicarían a aplicar y hacer cumplir las decisiones de suerte que pudieran explotarse y aprovecharse de forma responsable los recursos pesqueros.

28. El Cuadro examinó también algunas diferencias básicas entre órganos de la FAO y otros órganos que no lo son y observó que el funcionamiento y la eficacia de ambos tipos de órganos eran obstaculizados por varios factores. Entre los factores más destacados por lo que se refiere a los ORP figuraban los siguientes:

29. El Cuadro precavió contra la posibilidad de que los ORP se involucraran demasiado con asuntos socioeconómicos pues ese interés podría afectar a la soberanía nacional.

30. El Cuadro reconoció asimismo la aportación potencial de las ONG de todo tipo al funcionamiento de los ORP, aportando conocimientos especializados y creando concienciación sobre determinados temas. El Cuadro señaló que una consulta temprana con todos los interesados directamente solía ser beneficiosa para resolver conflictos y crear consenso.

31. El Cuadro reconoció que la labor de los ORP de la FAO estaba coordinada a nivel mundial a través del Comité de Pesca (COFI), que servía de marco central de colaboración. Sin embargo, el Cuadro lamentó que no existiesen vínculos prácticos entre el COFI y los ORP que no son de la FAO.

32. El Cuadro convino en que, a pesar de sus deficiencias, los ORP seguían representando la mejor opción para la ordenación regional y que, en lo que se refiere a la mayoría de los órganos existentes, había habido mejoras palpablemente importantes en su desempeño durante la última década. Diríase que los ORP habían desarrollado unas capacidades mejores con el paso del tiempo. El Cuadro sugirió que:

33. El Cuadro apoyó la recomendación del 22º período de sesiones del COFI y el 29º período de sesiones de la Conferencia de la FAO de que se revisen los órganos de la FAO y que los evalúen a fondo sus propios miembros para determinar qué medidas podrían tomarse con vistas a favorecer el fortalecimiento de cada órgano, según convenga.

34. El Cuadro recomendó que:

OPORTUNIDADES DE ASOCIACIÓN Y FINANCIACIÓN CON OTRAS ORGANIZACIONES INTERNACIONALES Y DONANTES

35. La Presidenta hizo notar que en el documento que se ha presentado sobre este tema se exponía la amplia gama de arreglos actuales de asociación en los que intervenía el Departamento de Pesca de la FAO. Señaló que, al menguar la ayuda al desarrollo procedente de fuentes tradicionales de AOD, sería imperioso encontrar nuevos copartícipes para que se pueda mantener el grado de actividad de los programas de pesca. Era intención de la FAO buscar nuevas fuentes de financiación, incluido el sector privado, y ampliar la colaboración con las ONG. Invitó al Cuadro a centrar su atención en las oportunidades que se ofrecen para desarrollar nuevas colaboraciones, especialmente con dicho sector.

36. Se apuntó que dos sectores del programa de pesca de la FAO que eran fuertes y dignos de desarrollo mediante ulteriores colaboraciones eran:

37. Se hizo notar que la lista de actividades actuales asociativas era impresionante en cuanto a número y alcance. No tendrían que desarrollarse, partiendo de cero estrategias para crear nuevas asociaciones, si no más bien habrían de basarse en los actuales cimientos sólidos. Se insinuó que la actividad prioritaria de la FAO en el futuro debería consistir en favorecer la cooperación intercambiando experiencias dentro de las regiones (en lugar de transplantarlas de los países desarrollados) con objeto de crear y mantener así un capital humano. La segunda prioridad debería ser la de dar acceso a la información. La FAO tendría también que estudiar la forma de llegar a ser más eficaz y asegurar que su labor esté compartida por otros asociados en vez de resultar duplicada.

38. Aunque las actuales actividades de colaboración abarcan toda una serie de aspectos, quedan todavía algunos huecos que ofrecían nuevas oportunidades. Un ejemplo era la industria turística, que ejercía un impacto considerable, normalmente no reconocido, en las pesquerías. Se estimaba que había oportunidades para obtener fondos mediante nuevas colaboraciones, pero que éstas sólo podrían crearse formulando propuestas razonables de proyectos que estén también bien presentadas. Las ONG habían demostrado que podrían recaudarse fondos para este tipo de proyectos que merecen la atención pública. Uno de éstos, que muy bien podría atraer la colaboración de las ONG para su financiación, era el buen gobierno de las pesquerías.

39. Existían algunas limitaciones para desarrollar la colaboración con el sector privado. Una era que el sector privado puede que quiera obtener beneficios a través de las ventas de productos que se han desarrollado empleando datos proporcionados gratuitamente a la FAO por los países. Otro punto era que las compañías estaban más interesadas en los problemas locales, que repercutían expresamente en sus negocios a breve plazo más bien que en cuestiones internacionales de más amplio alcance que ejercían un impacto a largo plazo. Un modo de superar estos problemas podría ser estimular a las compañías a participar en asociaciones con la FAO como "ciudadanas mundiales" responsables más bien que para su beneficio directo, mejorando así la reputación y el perfil de la compañía.

40. Otros colaboradores potenciales de la FAO eran las instituciones académicas que podrían permitir que expertos muy calificados trabajaran en la FAO en sus años sabáticos en proyectos específicos durante algunos meses. El personal académico se beneficiaría del contacto con la amplia gama de expertos técnicos existentes en la FAO al propio tiempo que aportarían sus conocimientos especializados a la FAO sin costarle a ésta nada o casi nada.

41. Se llegó a la conclusión de que el desarrollo de nuevas colaboraciones exigiría proyectos claros y "financiables por los bancos" que estuvieran bien presentados. Habría que tener en cuenta toda una serie de aspirantes del sector privado (por ej., el turismo y su impacto en las pesquerías) y debería alentarse especialmente a las industrias contaminantes de las aguas a participar en esos proyectos. La FAO debería aprovechar sus puntos fuertes como la divulgación de información, sus atlas tan completos y sus bases de datos. Hay que establecer prioridades y presentarlas a los copartícipes en potencia. Para ello, la FAO tendría que desarrollar una estrategia clara de colaboraciones y financiación que protegiera los derechos de difusión que asisten a la FAO para la información proporcionada por los países. La razón más poderosa para asegurarse la participación del sector privado es proyectar una imagen pública de patrocinio responsable como "ciudadano del mundo".

42. La futura colaboración estratégica tendría que ser más amplia que hasta ahora, para así responder al problema más complejo que hay que afrontar. La FAO podría beneficiarse de los vínculos que mantiene con la investigación estratégica (por ej., sobre las consecuencias de la descarga de aguas de lastre y la predicción de floraciones de algas o cuestiones de ecosistemas de muchas especies). La colaboración con centros destacados podría complementar la amplia competencia técnica de la FAO con el pensamiento académico innovador, y de esa forma beneficiarse mutuamente. Hay muchas colaboraciones que podrían llevarse a cabo magníficamente con carácter regional que mundial, pero centrándose siempre en temas importantes. Por ejemplo, los medios nuevos y más eficaces de seguir de cerca y hacer cumplir las reglamentaciones de ordenación de la pesca se están convirtiendo en un tema importante que interesaría a todos los ORP. Mediante su colaboración, la FAO debería tratar de fomentar una cooperación interregional eficaz en materia de pesca y acuicultura y coordinar su cooperación internacional con otros organismos que llevan a cabo una labor análoga o afín.

43. Preciso es reconocer que el mandato de la FAO incluye también materias que no sería probable que atrajeran la financiación de colaboradores pero que no obstante eran esenciales. La financiación para estos fines tendría que proceder de fuentes tradicionales.

44. El Cuadro recomendó a la FAO que desarrollara una estrategia de movilización de fondos de base colaborativa para poner a la Organización en situación de apoyar y mejorar su capacidad a fin de prestar una misión tan vital como la suya para la pesca. Esta estrategia podría comprender, pero no sólo:

APORTACIONES PARA UN PROYECTO DE MARCO ESTRATÉGICO DE
LA FAO

45. En el apéndice C figuran las opiniones del Cuadro sobre este tema.

APROBACIÓN DEL INFORME

46. Se aprobó el informe el 27 de enero de 1998.

APÉNDICE A

Programa

  1. Apertura de la reunión
  2. Aprobación del programa y del calendario
  3. Elección de la Mesa
  4. Contribución de las pesquerías a la seguridad alimentaria a la luz de las posibles limitaciones futuras de la oferta
  5. Desafíos futuros para el buen gobierno de las pesquerías
  6. Órganos regionales de pesca: ¿Son alternativas eficaces?
  7. Oportunidades de asociación y financiación con otras organizaciones internacionales y donantes
  8. Aportaciones a un proyecto de marco estratégico de la FAO:




APÉNDICE B

Lista de documentos

FI/HLP/98/1

Aprobación del programa y del calendario

2

Contribución de las pesquerías a la seguridad alimentaria a la luz de las posibles limitaciones futuras de la oferta

3

Desafíos futuros para el buen gobierno de las pesquerías

4

Órganos regionales de pesca: ¿Son alternativas eficaces?

5

Oportunidades de asociación y financiación con otras organizaciones internacionales y donantes

FI/HLP/98/Inf.1

Lista de documentos

Inf.2

Lista de expertos




APÉNDICE C

Opiniones del cuadro sobre aportaciones a un proyecto de marco estratégico
de la FAO

El Cuadro examinó la evolución de la pesca mundial a largo plazo y el cometido de la FAO en relación con su proyecto de marco estratégico. El Cuadro estimó que la futura labor de la FAO en los sectores de la pesca y la acuicultura estaría influida por los aspectos siguientes:




APÉNDICE D

Resumen de recomendaciones

Contribución de las pesquerías a la seguridad alimentaria a la luz de posibles imitaciones futuras de la oferta

El Cuadro recomendó a la FAO que:

El Cuadro recomendó a la FAO que estudiara las limitaciones a la producción acuícola en pequeña escala, especialmente en África, y propusiera de que forma podrían eliminarse esas limitaciones. En el ámbito africano, el Cuadro señaló que la mejora de las poblaciones ícticas en masas de agua pequeñas y grandes puede tener menos limitaciones que la población acuícola en estanques piscícolas pero que es probable que su aplicación satisfactoria encierre diversos problemas socioeconómicos (párrafo 6 del Informe).

Desafíos futuros para el buen gobierno de las pesquerías

El Cuadro recomendó a la FAO que:

Órganos regionales pesqueros: ¿Hay alternativas eficaces?

El Cuadro recomendó a la FAO que:

Oportunidades de colaboración y financiación con otras organizaciones internacionales y donantes

El Cuadro recomendó a la FAO que desarrollara una estrategia de movilización de fondos de carácter participativo para que la Organización pueda apoyar y potenciar su capacidad para desempeñar su cometido vital en materia de pesquerías. Esta estrategia podría comprender, pero sin limitarse a ella lo siguiente: