FAO.org

Inicio > Forestería en las tierras secas > Iniciativa Restauración de Tierras Secas
Forestería en las tierras secas

Iniciativa para la Restauración de las Tierras Secas

Los bosques en las tierras secas juegan un papel importante en la conservación de la diversidad, albergando en muchos casos especies endémicas que están particularmente adaptadas a condiciones ambientales extremas y proveyendo bienes y servicios medioambientales esenciales para la vida de las personas y su bienestar. Si se gestionan y se valoran adecuadamente, tienen el potencial de ayudar a controlar desafíos globales como la pobreza, el cambio climático, la erosión y la desertificación. Al proporcionar el sustento de los millones de personas que habitan las tierras secas del mundo, los bosques pueden contribuir  con el objetivo de la FAO de conseguir la seguridad alimentaria.

Sin embargo, los bosques de las tierras secas se encuentran atrapados en un vórtice de deforestación, degradación, fragmentación y desertificación, impulsado por complejos factores interrelacionados, como políticas adversas sobre el uso de la tierra y los subsidios, gobernanzas deficientes y una falta general de comprensión de la importancia y vulnerabilidad de estos ecosistemas, combinado con una falta de inversiones en su restauración y gestión sostenible. Además, en combinación con la desertificación, los fenómenos vinculados al cambio climático representan una enorme y creciente preocupación en las tierras secas. La disminución de las precipitaciones y el incremento de las condiciones climáticas extremas previstas por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) llevará a la severa escasez hídrica y probablemente dará lugar a un círculo vicioso de degradación del suelo y los bosques, llevando a modos de vida insostenibles en áreas urbanas y rurales.