FAO.org

Inicio > Country_collector > FAO en Ecuador > Noticias > Detail
FAO en Ecuador

La Amazonía de Ecuador se suma a segunda fase de un proyecto global para el manejo sostenible de los bosques

26/10/2018

Ecuador es uno de los siete países que se sumarán a la segunda fase del Mecanismo para Bosques y Fincas (FFF), una iniciativa global que busca promover el manejo sostenible a través del fortalecimiento de organizaciones agrícolas y forestales.

La primera fase del mecanismo Bosques y Fincas (FFF por sus siglas en inglés), se llevó a cabo entre 2012 y 2017 con la participación de diez países y grandes resultados: más de 900 organizaciones participantes de productores forestales y agricultores (OPFA), 279 planes de negocios, 51 plataformas de políticas públicas y la reforma de 33 políticas.

La segunda fase comienza ahora en Ecuador, Bolivia, Ghana, Kenya, Nepal, Viet Nam, y Zambia, con un presupuesto inicial de cerca de USD 16 millones de dólares, lo que es posible gracias a donantes internacionales, entre ellos Suecia que ha asumido un compromiso de cinco años con el programa.

En Ecuador, el Mecanismo para Bosques y Fincas busca construir y compartir las mejores prácticas, aprendizajes y experiencias, mediante el intercambio de información, comunicación y otros productos de aprendizaje. Este abordaje se realizará con organizaciones de productores y productoras, quienes participarán de un proceso de convocatoria abierta, como agentes de cambio al ser receptores de donaciones internacionales para el fortalecimiento de sus capacidades. Estas inversiones les permitirá catalizar procesos de producción, procesamiento con valor agregado, distribución, comercialización y consumo; los mismos que están basados en el conocimiento y la gestión de los recursos naturales y en principios de sostenibilidad económica, social y ambiental.

El proyecto que tendrá una duración de cuatro años, a partir de octubre de 2018, contribuirá a mejorar y fortalecer emprendimientos de las organizaciones locales, incrementar su acceso a mercados y a financiamiento, por medio de cadenas de valor equitativas y servicios de desarrollo empresarial, con un enfoque trasversal intergeneracional, intercultural y de género.

Otro de los componentes fuertes de esta intervención tiene que ver con optimizar los servicios de mitigación, adaptación y resiliencia ante el cambio climático a nivel de territorio, mediante el acceso a mejor conocimiento técnico ambiental e integración con enfoques inclusivos de medios de vida.

El lanzamiento de esta importante iniciativa en Ecuador tuvo lugar en la ciudad del Tena, en la provincia de Napo con la participación de actores locales, autoridades provinciales y del Ministerio del Ambiente y del Agua; así como de las organizaciones internacionales socias.

“Este evento de lanzamiento no solo demuestra el enfoque positivo de la primera fase del FFF para fortalecer las organizaciones de productores, sino que es una excelente manera de estimular el debate sobre estrategias y enfoques, reforzar el espíritu empresarial, el acceso a los mercados y financiamiento, que son necesarios para garantizar el éxito de la segundas fase de este proyecto”, dijo Jhony Zapata, coordinador regional del Mecanismo Bosques y Fincas.

Por su parte, Alfredo López, subsecretario de patrimonio natural del Ministerio del Ambiente del Ecuador, señaló como emblemático este proyecto para el país ya que serán los mismos productores quienes impulsarán planes de negocio que fortalezcan emprendimientos y el acceso a recursos financieros, con una visión empresarial responsable con el medio ambiente, aprovechando de manera sostenible la biodiversidad de la Amazonía.

Se espera que el proyecto tenga un impacto inicial en al menos 1500 familias rurales de Napo y que el mecanismo implementado se constituya un modelo de desarrollo base a ser replicado a nivel nacional. John Preissing, Representante de la FAO en el Ecuador hizo un llamado a continuar con la implementación de estos proyectos que nos permiten responder al desafío de garantizar la seguridad alimentaria y el desarrollo de las comunidades, sin comprometer la conservación de los recursos en territorios forestales.

El Instituto Internacional para el Medio Ambiente y el Desarrollo (IIED), la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y AgriCord también son parte de esta iniciativa y han requerido de la FAO su asistencia técnica para la implementación de este mecanismo en más de once países a nivel mundial, priorizando a Ecuador por los importantes avances de sus programas de gestión forestal.

Mecanismo para Bosques y Fincas (FFF por sus siglas en inglés)

Este mecanismo responde al enorme potencial de los productores forestales y agrícolas, concentrándose en las Organizaciones de Productores Forestales y Agrícolas (OPFA), que representan a pequeños productores, a grupos de mujeres rurales, comunidades locales y a instituciones de pueblos indígenas. 

Una característica clave en esta intervención es el reconocimiento del rol fundamental de las organizaciones sociales, desde los más pequeños hasta productores con experiencia y conocimiento técnico; contribuyendo a estimular la innovación rural para diversificar los sistemas forestales y agrícolas; con alto potencial para ampliar prácticas exitosas de manejo de bosques y de uso de la tierra.

El Mecanismo para Bosques y Fincas también financia acuerdos y se construye con base a los siguientes pilares:

Fortalecer a los pequeños poseedores, mujeres, comunidades y organizaciones productoras indígenas en sus negocios, medios de vida y participación en políticas.

Catalizar las plataformas de políticas con actores de múltiples sectores en conjunto con los gobiernos, en niveles locales y nacionales.

Vincular a las voces locales y brindar el conocimiento para posicionarse en un contexto global a través de procesos participativos, comunicación e intercambio de información. 

El Mecanismo para Bosques y Fincas promueve la coordinación intersectorial y aumenta la organización y capacitación de los actores locales para la promoción, medios de vida y paisajes resilientes.