Inicio  > Como trabajamos > Preparación y respuesta

La nueva app

Descargue ya!

Llamamientos recientes

Documents

Projects

Otros recursos

Síguenos en

Prepare and respond

Preparación y respuesta

Preparación y respuesta ante las crisis que afectan a los agricultores, pastores, pescadores y trabajadores forestales

Si bien la prevención y la mitigación hacen referencia a evitar o limitar los efectos negativos de los peligros y los desastres relacionados, la preparación se refiere a los conocimientos y las capacidades necesarias para anticiparse y responder a las crisis y recuperarse de ellas.

Los quatros pilares de la estrategia de resiliencia de la FAO

  1. Creación de un entorno favorable
  2. Vigilancia para salvaguardar
  3. Aplicar medidas de reducción del riesgo y de la vulnerabilidad
  4. Preparación y respuesta

Las medidas de preparación permiten a las poblaciones responder de manera eficaz a las consecuencias de un peligro. Se adoptan antes de que se prevea el peligro a fin de prepararse para sus efectos y reducir el impacto, sobre todo en las poblaciones vulnerables.

La FAO presta ayuda a los países para que adopten diferentes medidas de preparación, entre las que figuran:

  • Prácticas agrícolas a nivel nacional y local, a saber, creación de reservas de semillas y pastos; establecimiento de instalaciones para el almacenamiento de semillas, cosechas y herramientas; almacenamiento de aperos de labranza; creación de fondos de emergencia, etc.
  • Apoyo para la planificación nacional y local de la preparación, es decir, planes de contingencia para la agricultura, la pesca y acuicultura, los bosques y el ganado; cartografía, acuerdos de coordinación, información y capacitación públicas; apoyo para la planificación sectorial o específica para la crisis de la preparación con relación a enfermedades que plantean una grave amenaza (influenza aviaria, enfermedad de los animales acuáticos, etc.).

Cuando la capacidad de las personas se ve abrumada por la crisis, otra posibilidad es que puedan contar con una respuesta de emergencia local, nacional e internacional, que comprenda ayuda humanitaria y protección, redes de seguridad de escala ampliable, planes de seguros de las cosechas y otras formas de protección social adaptadas para ayudar a las poblaciones en riesgo.

La gran mayoría de las personas afectadas por las situaciones de emergencia depende de la agricultura para sobrevivir. La mayor parte de éstas son agricultores, pastores, trabajadores forestales o pescadores, y cuando azota la crisis pierden no sólo los cultivos en pie, sino también sus escasos activos productivos. En suma, cuando estas poblaciones se ven afectadas por un desastre o un conflicto ya no son capaces de mantenerse por sí mismas y se vuelven altamente vulnerables.

Los conocimientos especializados de la FAO en materia de agricultura, ganadería, pesca y bosques son fundamentales en las actividades de socorro y rehabilitación para ayudarles a salvar lo que han dejado y construir un nuevo futuro.

De la crisis a la recuperación

La labor de la FAO en situaciones posteriores a los desastres y de emergencia hace hincapié en la protección y la rehabilitación de los medios de vida agrícolas. La FAO trabaja para restablecer la producción local de alimentos, ofreciendo una salida a la ayuda de emergencia y otro tipo de asistencia. Al responder a una situación de emergencia, la FAO colabora con muchos asociados, entre ellos gobiernos, otras organizaciones de las Naciones Unidas y grupos humanitarios.

Durante las misiones interorganismos, y cada vez más como parte del sistema de grupos (la FAO codirige con el Programa Mundial de Alimentos el módulo mundial de seguridad agrupada), la FAO desempeña una función principal para determinar las necesidades agrícolas y de seguridad alimentaria, consultar a los agricultores, los pastores, los pescadores y las autoridades locales. Los agricultores, incluso en su vulnerabilidad y pobreza, tienen conocimientos, capacidades y opiniones sobre lo que les puede ayudar. Darles la posibilidad de elegir el tipo de asistencia preserva su dignidad y hace que las intervenciones sean más eficaces.

La FAO formula programas de Socorro y rehabilitación y, en coordinación con las Naciones Unidas y otros asociados, moviliza fondos. Solicita el apoyo de los donantes por medio del procedimiento de llamamientos unificados (CAP), otros llamamientos de emergencia o de transición y documentos y actualizaciones de estrategias.

No solo semillas y herramientas

A fin de ayudar a restablecer la producción de alimentos de manera rápida y reducir la dependencia de la ayuda, la FAO distribuye insumos agrícolas, obtenidos a nivel local siempre que sea posible, entre los que figuran:

  • semillas y fertilizante
  • equipo de pesca
  • ganado
  • piensos
  • aperos de labranza

En las situaciones complejas de emergencia, las comunidades rurales se ven afectadas por varias crisis como resultado de un conflicto, una enfermedad, un desastre natural, una infestación por plagas, etc. a menudo durante varios años. La ayuda facilitada se ajusta a la complejidad de la situación y las necesidades humanitarias:

  • suministrar semillas resistentes a la sequía a los agricultores vulnerables
  • brindar capacitación en técnicas de conservación del agua
  • rehabilitar las zonas de riego
  • capacitor y equipar a los trabajadores comunitarios de sanidad animal para salvar al ganado
  • enseñar a los huérfanos del VIH/SIDA técnicas agrícolas y conocimientos fundamentales para la vida.

Estos programas se centran en elaborar materiales, al tiempo que mejoran los conocimientos teóricos y prácticos de las personas, aumentan su autonomía y establecen las bases para la recuperación económica.

Información para la acción

La FAO establece una unidad de coordinación en las zonas afectadas por un grave desastre natural o emergencia prolongada. El equipo brinda información y asesoramiento a los que se dedican a actividades de emergencia agrícola, como las organizaciones no gubernamentales (ONG), los gobiernos y los donantes, lo que comporta que existan menos lagunas en la prestación de asistencia, menos duplicación de las actividades y menos pérdida de recursos.

La FAO es además una fuente importante de información sobre seguridad alimentaria y nutrición, que suministra información a las partes interesadas, como socios humanitarios y gobiernos, con miras a garantizar la adopción más acertada de decisiones sobre políticas, planes y programas.

Historias relacionadas

31 May 2013 - En los últimos años, las inundaciones, deslizamientos, sequías y huracanes han paralizado la producción agrícola en el Caribe, donde la agricultura es la principal actividad de ...LEER MÁS
08 Mar 2013 - La sequía causa la muerte y el desplazamiento de más personas que los ciclones, las inundaciones y los terremotos juntos, motivo por el cual es el ...LEER MÁS
23 Jan 2013 - Veintidós meses de conflicto han destrozado el sector agrícola de Siria, con una caída a la mitad de la producción de cereales, frutas y verduras y ...LEER MÁS
27 Aug 2012 - La sequía en algunas regiones del mundo ha dañado a la producción mundial de cereales y contribuido al alza de los precios alimentarios prácticamente cada dos ...LEER MÁS
1 2