Inicio  > Emergencias > Emergencias complejas

La nueva app

Descargue ya!

Llamamientos recientes

Documents

Projects

Otros recursos

Síguenos en

Emergencias complejas

Emergencias complejas

Una emergencia compleja es una crisis humanitaria grave que suele ser el resultado de una combinación de inestabilidad política, conflictos y violencia, desigualdades sociales y una pobreza subyacente. Las emergencias complejas son fundamentalmente de carácter político y pueden hacer mella en la estabilidad cultural, civil, política y económica de las sociedades, sobre todo cuando se ven agravadas por peligros naturales y enfermedades como el virus de la inmunodeficiencia humana y el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (VIH/SIDA), los cuales menoscaban los medios de vida y acentúan la pobreza.

Una parte central de la labor de la FAO en las situaciones de emergencia compleja consiste en realizar un seguimiento de la seguridad alimentaria mediante la evaluación de las causas económicas, políticas y sociales del hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición, la vulnerabilidad y el riesgo y los efectos de las crisis y la respuesta en la seguridad alimentaria.

En Somalia, por ejemplo, donde más de dos decenios de conflicto civil han dado lugar a la pérdida o deterioro de información vital sobre la tierra y el agua y su utilización, la FAO estableció la Unidad de Información sobre la Gestión del Suelo y del Agua para Somalia con miras a elaborar datos de referencia, evaluar los recursos naturales y recuperar el mayor número posible de datos. Además, la FAO gestiona la Unidad de Análisis de Seguridad Alimentaria y Nutrición para Somalia que ofrece información vital y que salva vidas, así como análisis de la inseguridad alimentaria y la malnutrición en el país, que constituyen la base de la planificación del desarrollo y facilitan la respuesta de emergencia.

Una crisis prolongada se caracteriza por desastres naturales o conflictos recurrentes, una gobernanza débil, crisis alimentarias continuas, el colapso de los medios de vida y escasa capacidad institucional para reaccionar ante estas crisis. La FAO presta apoyo a las poblaciones de los países que atraviesan situaciones de crisis prolongadas mediante diversas actividades. Para que las poblaciones afectadas por dichas crisis puedan recuperarse rápidamente de la consecuencias de las “nuevas” emergencias, la FAO les ayuda a satisfacer sus necesidades inmediatas, por ejemplo, mediante el suministro de materiales de plantación de calidad y aperos de labranza a los agricultores afectados por los conflictos en la República Democrática del Congo y la organización de actividades de dinero por trabajo para familias en Somalia durante la hambruna de 2011. Gracias a la vacunación de animales y al respaldo de actividades alternativas generadoras de ingresos (como la quesería en la región del Darfur, en el Sudán, la producción de semillas en el Afganistán y la elaboración del pescado en Sudán del Sur), la FAO ayuda a proteger los activos restantes de los agricultores, los pastores y los pescadores afectados por la crisis.

La FAO lleva también a cabo actividades a más largo plazo en situaciones de crisis prolongadas, como apoyar la creación o el fortalecimiento de instituciones agrícolas locales en el Sudán (mediante el Programa de Recuperación de la Capacidad Productiva para el Sudán) o brindar apoyo a servicios de extensión por medio de las escuelas de campo para agricultores y pastores en Burundi y la capacitación de repatriados en materia de producción de hortalizas en la República Centroafricana.

Historias relacionadas

19 Feb 2010 - Más de un mes después del devastador terremoto que asoló Haití el pasado 12 de enero, la FAO y la organización humanitaria internacional CARE han lanzado ...LEER MÁS
15 Feb 2010 - Frente a la elevada volatilidad de los precios y la escasez de alimentos en Haití tras el terremoto del pasado 12 de enero, la FAO ha ...LEER MÁS
1 2 3