Inicio  > Emergencias > Tormentas

La nueva app

Descargue ya!

Llamamientos recientes

Documents

Projects

Otros recursos

Síguenos en

Tormentas

Tormentas

Las tormentas tropicales son ciclones, huracanes, tornados, tifones y vientos muy fuertes. Los fuertes vientos y las inundaciones que acompañan a los huracanes afectan a millones de personas todos los años, destruyen sus casas y la infraestructura básica, causan daños en los cultivos y los mercados de alimentos, provocan la muerte de los animales y agotan los ahorros mientras los afectados intentan recuperarse de la destrucción. Los países del sudeste asiático y el Caribe están especialmente expuestos a las tormentas tropicales.

Las frecuentes tormentas que afectan a países como las Filipinas y Haití, en los que las poblaciones ya son muy vulnerables, hacen que las comunidades rurales no suelan tener tiempo para recuperar sus pérdidas antes de verse afectadas por la siguiente tormenta. El archipiélago de las Filipinas, por donde pasan una media de 20 tifones al año, se vio gravemente perjudicado a finales de 2012 por el tifón Bopha (conocido a nivel local como Pablo), que causó el desplazamiento de casi un millón de personas y afectó a más de 6,2 millones.

En Haití, por donde pasan continuamente huracanes con efectos devastadores, a la tormenta tropical Isaac, que destruyó casi el 40 por ciento de la cosecha de agosto de 2012, le siguió poco después el huracán Sandy en octubre, que destruyó las tierras agrícolas que se habían salvado del paso de la tormenta Isaac.

La FAO desempeña una función fundamental al ayudar a las comunidades y los países que están expuestos a las tormentas tropicales a prepararse frente a estos peligros, mitigarlos, responder a ellos y recuperarse. En el Caribe, la FAO ha ayudado a las comunidades afectadas por la tormenta a reanudar rápidamente la producción después de los desastres mediante el suministro de semillas y aperos agrícolas para las siguientes temporadas de plantación (como respuesta a los daños causados por la tormenta tropical Isaac y el huracán Sandy en 2012 en Haití, y el huracán Félix en 2008 en Nicaragua). Las comunidades de pescadores han recibido redes y equipo básico para que puedan generar ingresos con rapidez, y la FAO ha prestado apoyo al sector forestal por medio de la prevención y la lucha contra los incendios forestales que deteriorarían aún más los recursos naturales y agravarían los efectos de los peligros futuros.

En el sudeste asiático, la FAO ha ayudado a los agricultores, los propietarios de ganado y los pescadores a recuperarse de los daños causados por los ciclones y tifones. A raíz del ciclón Nargis, que pasó por Myanmar en mayo de 2008, afectando gravemente a las vidas y los medios de vida de 2,4 millones de personas, las medidas de apoyo de la FAO resultaron esenciales para restablecer la producción de alimentos en las zonas perjudicadas por el ciclón. Los agricultores recibieron semillas de arroz (también de variedades tolerantes a la sal) y fertilizantes, mientras que los pescadores obtuvieron aperos de pesca básicos.

Tras el ciclón Sidr, que azotó Bangladesh en noviembre de 2007 y causó la muerte de más de 2,5 millones de animales, la FAO ayudó a los propietarios de ganado a proteger sus activos pecuarios restantes gracias al suministro de emergencia de piensos y cuidados veterinarios. En las Filipinas, la FAO sigue suministrando a las comunidades afectadas por el tifón las herramientas y los conocimientos que necesitan para reanudar sus medios de vida, así como para prepararse ante crisis futuras. Ello ha ayudado a restablecer las actividades de producción pecuaria y pesqueras.

Historias relacionadas

23 Nov 2007 - El sector agrícola, ganadero y pesquero en Bangladesh meridional ha sufrido enormes pérdidas a causa del ciclón Sidr, y se necesita ayuda urgente a gran escala ...LEER MÁS
1 2