La UE destina 5,9 millones de euros al esfuerzo de la FAO para reforzar la capacidad de Yemen de vigilar las causas del hambre

La UE destina 5,9 millones de euros al esfuerzo de la FAO para reforzar la capacidad de Yemen de vigilar las causas del hambre

04/02/2019

Mientras se mantiene una frágil paz en Yemen y persisten graves problemas de inseguridad alimentaria, la Unión Europea (UE) y la FAO anunciaron que la UE destina nuevos fondos por valor de 5,9 millones de euros (6,7 millones de dólares EEUU) para apoyar la labor de la Organización de la ONU de desarrollar la capacidad del país para vigilar las amenazas a la seguridad alimentaria y recopilar datos clave sobre el hambre y la malnutrición.

Contar con información precisa y exhaustiva sobre las amenazas a los medios de subsistencia y el estado nutricional de los hogares es fundamental para orientar de manera eficaz la ayuda humanitaria hacia donde más se necesita, y cuando más se necesita.

La labor de la FAO apunta también a mejorar la capacidad de Yemen para vigilar las amenazas emergentes a la seguridad alimentaria y los medios de subsistencia, como la meteorología adversa o las plagas y enfermedades de los cultivos, de modo que pueda ofrecerse el apoyo adecuado a los medios de vida -por ejemplo, sistemas de riego o piensos para el ganado- antes de sufrir las consecuencias.

“La disponibilidad de información fiable y oportuna significa no solo que podemos responder mejor cuando las crisis afectan a la seguridad alimentaria, como sucede ahora, es también la base sobre la que el gobierno y los organismos humanitarios y de desarrollo pueden reforzar la resiliencia de la población, para resistir ante la inseguridad alimentaria en el futuro”, aseguró el Representante de la FAO en Yemen, Salah El Hajj Hassan.

“Por desgracia, -añadió- las tendencias indican que Yemen continuará viéndose amenazado por peligros y conmociones recurrentes. Pero si apoyamos a la población para que refuerce su resiliencia, estará mejor posicionada para hacer frente a estas adversidades, evitando así el riesgo de crisis humanitarias y situaciones de hambre”.

La Embajadora de la Unión Europea para Yemen, Antonia Calvo Puerta, señaló por su parte que “la gravedad y magnitud de la inseguridad alimentaria en Yemen está ejerciendo una enorme presión sobre la mayoría de la población, que tiene una extrema necesidad de ayuda (humanitaria). La disponibilidad de información nutricional y sobre la seguridad alimentaria permitirá dar una respuesta adecuada y eficiente por parte de la comunidad internacional a la crisis y evitará un mayor deterioro. Por lo tanto, la UE confía en que esta colaboración renovada con la FAO beneficiará a la población yemení a gran escala”.

El apoyo de la FAO se realizará a través de diversas entidades gubernamentales, incluyendo a las Unidades de coordinación de las gobernaciones y la Secretaría Técnica de Seguridad Alimentaria (FSTS, por sus siglas en inglés) del Ministerio de Planificación y Cooperación Internacional, el principal organismo de Yemen que recopila y canaliza información sobre seguridad alimentaria para otras instituciones estatales, socios de desarrollo, donantes y las comunidades.

El apoyo incluirá capacitación en seguridad alimentaria, medios de subsistencia y nutrición, información sobre los mercados, sistemas de información geográfica y teledetección. Esto permitirá examinar las políticas y estrategias del sector agrícola y de la seguridad alimentaria, la gestión de bases de datos y el análisis estadístico, el análisis de la Clasificación Integrada de las Fases de la Seguridad Alimentaria (CIF) y la recopilación de información para la alerta temprana.

El proyecto abordará las carencias de capacidad técnica e institucional proporcionando equipos para las TIC y de otro tipo, así como capacitación para mejorar las habilidades del personal. Gran parte de este trabajo se llevará a cabo a nivel de las gobernaciones y los distritos, donde se establecerán equipos locales para recopilar datos e información sobre agricultura, ganadería, datos meteorológicos, nutrición, brotes de enfermedades y demás información sobre seguridad alimentaria en áreas rurales y urbanas.

Esta labor aprovechará la experiencia exitosa de la FAO para fortalecer la capacidad de las unidades locales de recolección de datos de seguridad alimentaria en 13 gobernaciones durante el período de 2013 a 2018. Los nuevos fondos de la UE permitirán ahora ampliar la ayuda a las 9 gobernaciones restantes, asegurando el establecimiento de Unidades de coordinación de las gobernaciones y de la FSTS en todo Yemen. El acuerdo entre la FAO y la UE para esta próxima fase de trabajo se finalizó formalmente y se firmó el 31 de enero de 2019.

Labor humanitaria y de desarrollo basada en la información

Si bien el principal peligro que sufre Yemen hoy en día es a causa del conflicto, los agricultores deben además hacer frente a amenazas recurrentes, como los altos precios de los insumos, escasez de agua, epidemias de enfermedades animales y de los cultivos, e invasiones de langostas.

Contar con sistemas de información sobre seguridad alimentaria adecuados permite intervenciones de desarrollo que van más allá de responder a las crisis después de que ocurran, sino que refuerzan la resiliencia local para que los choques futuros no conduzcan a crisis alimentarias.

Por este motivo la UE se ha comprometido con la FAO y otros socios a defender una nueva visión para una mayor colaboración entre los socios humanitarios y de desarrollo, a través de iniciativas como la Red Global contra las Crisis Alimentarias, que busca abordar y prevenir estas crisis atendiendo a las necesidades inmediatas, al tiempo que se abordan sus causas profundas.