Las repercusiones de la COVID-19 hacen que aumente el hambre aguda en países que ya atravesaban una crisis alimentaria

Las repercusiones de la COVID-19 hacen que aumente el hambre aguda en países que ya atravesaban una crisis alimentaria

15/09/2020

La Red mundial contra las crisis alimentarias celebró hoy un acto de alto nivel para presentar una revisión de los datos mundiales más recientes que se encuentran disponibles sobre cómo el efecto dominó de la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) está causando un aumento del hambre aguda en países vulnerables que ya atravesaban crisis alimentarias incluso antes de que el nuevo coronavirus apareciera en escena. La reunión también resultó importante para que asociados que aportan recursos y actores pertinentes a nivel internacional debatieran prioridades nuevas, así como las implicaciones para la financiación y los programas, a la luz de la COVID-19.

Los nuevos datos sobre la República Democrática del Congo, por ejemplo, revelan que el país centroafricano atraviesa actualmente la mayor crisis alimentaria mundial en cuanto al número absoluto de personas que padecen inseguridad alimentaria aguda, pues registra la sobrecogedora cifra de 21,8 millones de personas. Esto se debe a que las repercusiones de las medidas de control relacionadas con la COVID-19 agravaron los factores del hambre existentes en el país, a saber, la inseguridad y el conflicto armado, una crisis económica prolongada y lluvias fuertes e inundaciones.

El Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Sr. QU Dongyu, declaró en el acto, celebrado en paralelo a la Asamblea General de las Naciones Unidas, que resultaba esencial trabajar conjuntamente antes de que la situación se deteriorase, centrándose en los sistemas de prevención y alerta temprana, así como las medidas relacionadas con ellos.