Impulso a la mitad de los agricultores rurales de Lesotho

Impulso a la mitad de los agricultores rurales de Lesotho

19/05/2010

La Unión Europea y la FAO, en colaboración con el Ministerio de Agricultura y Seguridad Alimentaria de Lesotho, están dando ayuda a 36 000 agricultores, más de la mitad de los productores vulnerables de este país.

La escalada de los precios de los alimentos y la reciente crisis económica mundial han golpeado con fuerza a Lesotho, especialmente a la mayoría de sus 1,9 millones de habitantes que viven de la agricultura. Sólo en un año se cuadruplicó con creces el costo de la siembra de cultivos. Las evaluaciones realizadas revelaron que más de la mitad de las tierras agrícolas del país estaban ociosas.

Farayi Zimudzi, Coordinador de la FAO de la Emergencia y la Rehabilitación en Lesotho, señala: "Pronto se observaron los riesgos inaceptables del hambre y la escasez de alimentos entre las familias pobres de Lesotho."

Efectos rápidos pero duraderos

La Unión Europea respondió asignando 6 millones de euros a la agricultura, como parte de los 1 000 millones de euros del Mecanismo alimentario, la vigorosa respuesta de la UE ante el aumento de la inseguridad alimentaria en el mundo.Se canalizan a través de la FAO cuatro millones de euros para evitar la crisis de alimentos y, al mismo tiempo, dejar un impacto duradero en la situación alimentaria de Lesotho.

La FAO colabora estrechamente con el Ministerio de Agricultura y Seguridad Alimentaria, y mantiene sus actividades en armonía con los programas en curso del gobierno.

Con actividades en los 10 distritos de Lesotho, más de 36 000 agricultores reciben un muy necesario impulso en materia de insumos agrícolas: semillas, fertilizantes y herramientas, a lo largo de dos temporadas, mediante las ferias comerciales de insumos. "Esto quiere decir que la FAO ayuda a más de la mitad de las familias vulnerables de agricultores rurales del país", explica Zimudzi. Se capacita a otros 500 agricultores para mejorar o adoptar prácticas de agricultura de conservación, y otros 100 se ocupan de producción de semillas certificadas.

Un impulso sustancial

En las primeras ferias comerciales, 22 000 beneficiarios recibieron 715 toneladas de semillas, de maíz, frijoles, trigo, sorgo, papas y hortalizas. Los agricultores adquirieron 550 toneladas de fertilizantes y unas 6 000 piezas de aperos, tales como yugos, cadenas, azadones y piezas de recambio para arados/sembradoras/cultivadoras de tiro.

Se estima que la ayuda de la FAO contribuirá a poner en producción otras 7 300 hectáreas de tierras, lo que se puede traducir en cosechas de 10 000 a 18 000 toneladas adicionales, un impulso considerable en un país donde el total de la producción de cereales fue de 86 000 toneladas en 2009.

"Es muy impresionante ‒señala Andrew Headey, Jefe en funciones de la misión de la Unión Europea en Lesotho. Se escogieron bien las actividades. Si tienen éxito, sentarán las bases de una situación mejor en el futuro, incrementarán la sostenibilidad y enriquecerán las iniciativas en curso."