Haití: seis meses después, hace falta más apoyo para la agricultura

Haití: seis meses después, hace falta más apoyo para la agricultura

15/07/2010

Si bien la entrega oportuna de la ayuda alimentaria e insumos agrícolas contribuyeron a evitar una crisis alimentaria después del terremoto en Haití, a seis meses del sismo devastador la insuficiencia de financiación para la agricultura sigue obstaculizando los esfuerzos por fortalecer la seguridad alimentaria, la producción local de alimentos y la creación de oportunidades de obtener ingresos en las zonas rurales.

Desatención a las zonas rurales

"La mayor parte de la respuesta se ha concentrado en el aspecto urbano de la crisis, pero la comunidad internacional no debe desatender las zonas rurales si de veras quiere superar los efectos descomunales del terremoto en el país ‒dice Etienne Peterschmitt, Coordinador superior para la emergencia y rehabilitación en Haití‒. Urge que se invierta más en agricultura y se creen empleos en las zonas rurales, a fin de frenar el traslado de personas desplazadas hacia Puerto Príncipe y dar apoyo a la seguridad alimentaria en todo el país."

La FAO y el Ministerio de Agricultura distribuyeron insumos agrícolas a unas 72 000 familias de agricultores de las zonas damnificadas por el terremoto y en las zonas rurales adonde llegan los grupos desplazados de la población, a tiempo para la importante temporada de siembra de la primavera, que representa el 60% de la producción agrícola de Haití. La ayuda permitió a más de 360 000 personas producir y consumir alimentos que produjeron localmente, vender los excedentes y cubrir los gastos de salud e instrucción.

La FAO y el Ministerio de Agricultura dirigen el grupo de agricultura, un mecanismo de coordinación de las Naciones Unidas que está al frente de las actividades de reconstrucción en materia agrícola en Haití. El grupo de agricultura, formado por 170 organizaciones no gubernamentales y organizaciones internacionales tiene previsto atender a otras 80 000 familias rurales durante la temporada de siembra del verano, con herramientas, fertilizantes, bombas de agua y semillas de alta calidad, a fin de incrementar la producción de alimentos.