Urge ayuda para los agricultores de Pakistán víctimas de las inundaciones

Urge ayuda para los agricultores de Pakistán víctimas de las inundaciones

11/08/2010

Mientras prosiguen las actividades de rescate de pakistaníes víctimas de las inundaciones causadas por los monzones, hoy advirtió la FAO del grave peligro que corren los medios de subsistencia y la seguridad alimentaria de millones de personas.

A la fecha, hay 13,8 millones de damnificados directos por la catástrofe y está subiendo esta cifra. La devastación causada por las inundaciones en el norte y el centro del país se puede intensificar conforme avanza hacia el sur.

Se ha registrado la pérdida total de los cultivos en muchas zonas y la muerte de decenas de miles de animales. Están sumergidas en el agua 700 000 hectáreas de cultivos en pie, o destruidos, y en muchos casos los animales que han sobrevivido carecen de piensos, informó la FAO. Los cultivos de trigo para el otoño próximo corren peligro en la región que es el granero del país.

Consecuencias graves

"Las evaluaciones iniciales de los expertos de la FAO y asociados del grupo de agricultura, realizadas en las zonas interesadas, indican que la mayor parte de los cultivos en pie y el ganado se perdieron. Las consecuencias para la seguridad alimentaria de la población local son graves porque los precios de los alimentos ya comenzaron a subir mucho", afirma David Doolan, encargado del las operaciones de la FAO en Pakistán.

Añade que: "Los medios de subsistencia de un 80% de la población damnificada dependen de la agricultura. La prioridad inmediata de la FAO es asegurar que no se muera el ganado superviviente".

Hoy, a través del Plan de respuesta inicial ante las inundaciones en Pakistán, el Grupo de Agricultura dirigido por la FAO pidió 5.7 millones de USD para poner en marcha enseguida las actividades urgentes de apoyo al ganado. Es apremiante contar con piensos y los suministros veterinarios indispensables para evitar que el ganado muera de hambre o por enfermedades. La importancia del ganado en la economía local es enorme, no sólo porque proporcionan alimentos y fuerza de tiro, sino que también muchas veces constituyen todos los ahorros de las familias.

Las necesidades inmediatas

La FAO ya movilizó 1,6 millones de USD a través de proyectos vigentes, para subsanar las necesidades inmediatas antes de la próxima temporada de siembra, y atender de esta manera a 25 000 familias con distribución de insumos, tales como semillas, aperos y fertilizantes.

Las evaluaciones en curso de las necesidades confirman la proporción sin precedentes de la catástrofe y sus graves consecuencias en la agricultura. La FAO y sus asociados están trabajando para incrementar los planes de respuesta y las necesidades de financiación, a fin de garantizar que se satisfagan a tiempo las necesidades urgentes de los agricultores pakistaníes.