La FAO ayuda a las familias dispersas por el conflicto en Sudán del Sur

La FAO ayuda a las familias dispersas por el conflicto en Sudán del Sur

17/02/2012

Se necesitan vacunas y material para la pesca y la agricultura antes de la llegada de las lluvias - La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) está ayudando a la población afectada por el conflicto en el estado de Jonglei, en Sudán del Sur, para que puedan alimentarse y rehagan sus vidas, a través de una serie de acciones de emergencia y a largo plazo. Trabajando con la comunidad local, la FAO ha asistido en la distribución de vacunas para el ganado, aparejos de pesca, semillas de hortalizas y aperos, en un movimiento orientado hacia la desarrollo a largo plazo y la creación de capacidad en la nación más joven del mundo.

La Organización pretende suministrar toda la ayuda posible en los próximos dos a tres meses antes de que comience la temporada de lluvias y las carreteras se hagan impracticables. Las iniciativas futuras se centrarán además en la captación de agua de lluvia y otras medidas para potenciar la resiliencia a largo plazo. En Jonglei y en todo Sudán del Sur, se culpa de la situación actual a las malas cosechas, el aumento de la demanda de alimentos, el rápido incremento de los precios, el conflicto y los desplazamientos de población. La disminución de la producción de cereales tiene un gran impacto en comunidades que se encontraban ya en apuros.

La producción cerealera en el recién creado país fue casi un 19 por ciento menor que el año precedente, y un 25 por ciento por debajo que la media de los últimos cinco años. El déficit de cereales para 2012 se calcula en más de 470 000 toneladas, casi la mitad de las necesidades de consumo total que el país tiene previsto este año. Los últimos datos proceden de la Misión de evaluación de la FAO y el PMA de cultivos y seguridad alimentaria en Sudán del Sur.