Níger y Malí en estado de alerta por el riesgo de langosta del desierto

Níger y Malí en estado de alerta por el riesgo de langosta del desierto

05/06/2012

La inseguridad y el conflicto obstaculizan las actividades de control - Las tierras agrícolas del Níger y Malí corren peligro inminente por las nubes de langostas que están desplazándose hacia el sur de Argelia y Libia, advirtió hoy la FAO. Recientemente se observaron grupos de langostas en el norte del Níger, procedentes de infestaciones presentes más al norte.

La FAO dice que las actividades para combatir la langosta en la región se han visto obstaculizadas por la constante inseguridad en ambos lados de la frontera entre Argelia y Libia. La inseguridad política y el conflicto en Malí también podrían obstaculizar las actividades de vigilancia y control si las langostas llegan a ese país.

Se notificó inicialmente la presencia de langostas en el suroeste de Libia, cerca de Ghat, en enero de 2012, y en el sureste de Argelia. A finales de marzo, la FAO adviertió que las langostas podrían llegar al Níger y Malí en el mes de junio. Las lluvias constantes y el consiguiente aumento de la vegetación han propiciado la formación de nubes de insectos a mediados de mayo. Tanto Argelia como Libia han estado trabajando duro para tratar las áreas infestadas. A fines de mayo se habían tratado un total de 40 000 hectáreas en Argelia y 21 000 hectáreas en Libia. "El número de langostas y la distancia que recorran dependerá de dos factores principales: la eficacia de las medidas actuales de control aplicadas en Argelia y Libia y las próximas lluvias en la región del Sahel del África occidental", explicó Keith Cressman, Oficial superior de la FAO de pronóstico en relación con la langosta.

"En un año normal, Argelia y Libia hubieran podido controlar la mayor parte de los enjambres locales y evitar su desplazamiento hacia el sur, pero la inseguridad que reina a ambos lados de la frontera entre Libia y Argelia impide el acceso completo a los equipos locales y a los expertos de la FAO, necesario para evaluar la situación. En los últimos años también la capacidad de Libia de llevar a cabo actividades de control también se ha debilitado", añadió Cressman.

En el Níger hubo nubes de langostas del desierto por última vez durante la plaga del período 2003-2005, que afectó a dos docenas de países. La Comisión de la FAO de Lucha contra la Langosta del Desierto en la Región Occidental (CLCPRO) proporcionó 300 000 USD de financiación para combatir la langosta en Libia, y la FAO aportó un monto adicional de 400 000 USD para hacer frente a este problema.