Aumentan las reservas mundiales de alimentos, pero el Sahel y Oriente Próximo continúan bajo la amenaza del hambre

Aumentan las reservas mundiales de alimentos, pero el Sahel y Oriente Próximo continúan bajo la amenaza del hambre

13/06/2012

La previsión trimestral de la FAO sobre la producción agrícola y la seguridad alimentaria ofrece un panorama general positivo para la producción de cereales a nivel mundial, pero advierte que diversas regiones del mundo deberán hacer frente a las consecuencias de la escasez de lluvias, condiciones meteorológicas extremas, conflictos armados y el desplazamiento de la población

El informe Perspectivas de Cosechas y Situación Alimentaria (en inglés) prevé un aumento récord del 3,2 por ciento en la producción mundial de cereales en 2012, alcanzando un total de cerca de 2 419 millones de toneladas, debido principalmente a la excelente cosecha de maíz en Estados Unidos. Los precios del trigo y los cereales secundarios se moderaron en mayo, sobre todo en la segunda mitad, influidos por las buenas perspectivas sobre los suministros.

A pesar de las tendencias mundiales positivas, los países de la región del Sahel siguen haciendo frente a graves desafíos a la seguridad alimentaria debido a los elevados precios de alimentos a nivel local y los conflictos civiles, alerta la FAO. La República Árabe Siria y Yemen también están entre los países que experimentan niveles en alza de inseguridad alimentaria.

"La situación en Yemen y Siria nos recuerda que existe un vínculo evidente entre la seguridad alimentaria y la paz. En este caso, la causa de la inseguridad alimentaria son los conflictos internos. Pero también ocurre a la inversa. En todo el mundo asistimos a una sucesión de crisis provocadas -en todo o en parte- por la falta de alimentos o los litigios por los recursos naturales, en especial la tierra y el agua", aseguró el Director General de la FAO, José Graziano da Silva.

El informe enumera también 35 países que necesitan ayuda alimentaria externa, incluyendo Afganistán, la República Popular Democrática de Corea, Haití, Irak y Malí. Del total, 28 países están en África. "Esto sólo viene a demostrar, una vez más, que el hambre es hoy básicamente un problema de acceso a los alimentos: millones de familias pobres en todo el mundo carecen de los medios necesarios para producir sus propios alimentos o de empleos decentes e ingresos para comprar los que necesitan", añadió Graziano da Silva.