Barroso: la UE continuará fomentando la resiliencia entre los pobres

Barroso: la UE continuará fomentando la resiliencia entre los pobres

15/06/2013

La Unión Europea (UE) continuará creando resiliencia a largo plazo entre los más vulnerables, combatiendo las causas profundas del hambre y la pobreza y mejorando la nutrición, aseguró hoy José Manuel Barroso al intervenir en la Conferencia de la FAO. Barroso, Presidente de la Comisión Europea, recibió un premio por la iniciativa de 1 000 millones de euros de la UE contra el hambre -implementada en parte de forma conjunta con la FAO- en respuesta a los altos precios de los alimentos en los países pobres.

En la entrega del galardón, el Director General de FAO, José Graziano da Silva, elogió a la UE por haber utilizado la agricultura como solución a la crisis: "como resultado de estos y otros esfuerzos, la agricultura y la seguridad alimentaria son vistos una vez más como puntos de partida para el crecimiento y las estrategias de desarrollo en muchos países, y señalados cada vez más como prioridades en la ayuda internacional al desarrollo".

La ceremonia de entrega tuvo lugar en la jornada inicial de la 38ª Conferencia de la FAO. Barroso aceptó el Premio Jacques Diouf para el "Mecanismo Alimentario de la Unión Europea", lanzado por la UE en respuesta a la crisis de los precios de los alimentos de 2008-2011. El Mecanismo ayudó a 59 millones de personas en 50 países.

"Los programas financiados por el Mecanismo Alimentario han permitido a los pequeños agricultores aumentar y diversificar sus fuentes de ingresos, mediante la mejora de la tierra, el ganado y la gestión del agua", dijo Barroso. "Los beneficiarios –añadió- vieron un aumento del 50 por ciento en la producción agrícola y un incremento de los ingresos anuales familiares de 290 euros de media. Los programas han ayudado a salvar vidas entre aquellos que eran más vulnerables a las alzas de precios, especialmente mujeres y niños".

"La semana que viene voy a asistir a la Cumbre del G8 en Lough Erne y voy a subrayar una vez más la necesidad de convertir la desnutrición en historia. Este debe ser uno de los principales focos de la agenda internacional de desarrollo". Barroso hizo hincapié en que la UE seguirá respondiendo a las crisis alimentarias en países vulnerables, como los del Sahel y el Cuerno de África, afectados por la pobreza, los riesgos climáticos, los precios altos y volátiles de los alimentos, la presión sobre los recursos naturales, el rápido crecimiento demográfico, la frágil gobernanza y la inestabilidad política.