©Reuters

Cuatro millones de sirios son incapaces de producir o comprar suficientes alimentos

05/07/2013

La situación de la seguridad alimentaria de Siria se ha deteriorado de forma considerable en el último año y su producción agrícola se reducirá aún más en los próximos doce meses si el actual conflicto se prolonga, según un nuevo informe publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

"La producción agrícola y ganadera y la disponibilidad y acceso a los alimentos han sufrido un deterioro cada vez mayor a lo largo del año pasado", señala el informe elaborado por FAO/PMA tras una misión de evaluación de cultivos y seguridad alimentaria que visitó Siria entre mayo y junio.

Si el conflicto actual se prolonga, las perspectivas de seguridad alimentaria para 2014 podrían todavía empeorar según el informe. "Con tantos factores adversos sumados en contra de los sectores agrícola y ganadero, y suponiendo que la actual crisis no se resuelva, la producción nacional en los próximos doce meses se verá severamente comprometida".

Necesario actuar ahora

"Existe una ventana de oportunidad limitada para asegurar que las familias afectadas por la crisis no pierden fuentes vitales de alimentos e ingresos", señalan los organismos de la ONU.

La misión FAO/PMA prevé necesidades de importación de trigo de cerca de 1,5 millones de toneladas para la actual campaña 2013/2014. La producción actual de trigo es de 2,4 millones de toneladas, un 40 por ciento menos que la producción media anual antes de la crisis (de más de 4 millones de toneladas) y un 15 por ciento inferior a la cosecha de 2011/2012.

El sector ganadero también "se ha visto seriamente afectado por el conflicto en curso", dice el informe. Se calcula que la producción avícola ha descendido en más del 50 por ciento en comparación con 2011, mientras que el número de ovejas y vacas también han disminuido sensiblemente".