Foto: ©Ratib Al Safadi /Anadolu Agency/AFP Image Forum

La FAO amplía sus iniciativas de seguridad alimentaria en los países afectados por la crisis de Siria

17/03/2015

La FAO está ampliando su ayuda a Jordania y otros países de la región afectados por la crisis humanitaria en Siria, que ha entrado ya en su quinto año. 

En presencia del ministro de Agricultura de Jordania, Akef Alzoubi, el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, presentó tres proyectos para mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición, ofreciendo mejor información a los responsables de la toma de decisiones y evitando la propagación de enfermedades animales a través de las fronteras.

“Gracias a una donación de Alimentos para la Paz (FFP, por sus siglas en inglés) de la USAID por valor de 1,6 millones de dólares EEUU, la FAO proporcionará asistencia técnica a instituciones gubernamentales y otros socios en Siria, Jordania, Líbano e Iraq para constituir una red de información inclusiva sobre seguridad alimentaria que mejorará la comprensión y el análisis de los problemas de seguridad alimentaria en la región", afirmó da Silva, durante una visita a Jordania.

Según las Naciones Unidas, alrededor de 3,9 millones de personas han huido de Siria, convirtiéndose en su gran mayoría en refugiados en los países vecinos.

Mejor información para una acción estratégica

Mejorando el intercambio y el análisis de datos sobre seguridad alimentaria entre organismos de la ONU, ONG y gobiernos, la nueva red de información permitirá intervenir ante las poblaciones vulnerables con una mejor información y garantizar los limitados recursos se destinan allá donde más se necesitan.

"Los recursos para responder a la crisis en Siria son limitados en comparación con las necesidades existentes, por lo que, teniendo en cuenta la gravedad, magnitud y causas subyacentes de la vulnerabilidad, para los organismos y socios de las Naciones Unidas resulta crucial orientar estratégicamente su ayuda", afirmó Nasredin Hag Elamin, Representante en Jordania de la FAO.

"Disponer de información oportuna sobre seguridad alimentaria es esencial para orientar este esfuerzo y ayudará a los organismos de socorro y resiliencia a tomar decisiones adecuadas sobre los tipos de acciones necesarias para ayudar a la población siria afectada y a los países vecinos que acogen refugiados", añadió Hag Elamin.

Complementando este esfuerzo mayor, un proyecto de medio millón de dólares financiado a través del Programa de Cooperación Técnica (PCT) de la FAO tiene como objetivo ayudar a las instituciones nacionales en Jordania, Líbano y Kurdistán a responder mejor a los problemas relacionadas con la seguridad alimentaria y a fortalecer la resiliencia de las comunidades a las crisis. El Director General de la FAO y el Gobierno de Jordania firmaron un acuerdo que pretende mejorar la disponibilidad y el intercambio de los datos sobre los medios de vida y aumentar la capacidad de los países socios para la alerta temprana sobre las amenazas a la seguridad alimentaria.

Siria, Líbano e Irak se enfrentaban ya a importantes desafíos en la lucha contra el hambre y la malnutrición, incluso antes de la crisis en Siria. El conflicto actual ha planteado retos adicionales para estos países vecinos para cumplir importantes Objetivos de Desarrollo del Milenio relacionados con la nutrición, la seguridad alimentaria, el acceso al agua y el saneamiento, así como la mortalidad infantil y materna.

Alerta temprana para contener enfermedades animales

El colapso de los servicios veterinarios públicos en Siria está dando lugar a nuevas amenazas a medida que un creciente número de cabezas de ganado ha cruzado las fronteras dirigiéndose a los países vecinos y, potencialmente, propagando enfermedades animales. Para contener la propagación transfronteriza de estas enfermedades, la FAO y el gobierno de Jordania han acordado ayudar a los gobiernos locales y a los laboratorios veterinarios a incrementar la detección temprana y el control de las enfermedades, al tiempo que evalúan su impacto socioeconómico en las comunidades de pastores en Jordania.

"La ganadería es el principal medio de vida para muchas comunidades de pastores en Jordania y una fuente de alimentación para el país en su conjunto. Por tanto, tener la capacidad de intervenir a tiempo para proteger a los rebaños de las enfermedades es un elemento clave de la protección de la seguridad alimentaria en estos momentos de crisis", explicó Hag Elamin.

Apoyo a las comunidades más afectadas en el norte

Las familias jordanas y los refugiados sirios que viven en el norte de Jordania han sido los más afectados por la crisis de Siria, en términos de seguridad alimentaria y nutrición.

A través de una donación recién aprobada de 500 000 dólares EEUU del Fondo Central de Respuesta a Emergencias (CERF) de la ONU, la FAO, en colaboración con el Ministerio de Agricultura de Jordania, pondrá en marcha un proyecto piloto de apoyo a los más vulnerables en estas comunidades con la introducción de microhuertos y en capacitación exhaustiva en nutrición.

El objetivo es mejorar la ingesta de micronutrientes de las comunidades al aumentar el acceso a alimentos inocuos y nutritivos y fomentar formas de cocinar que presten atención a la nutrición.