Un nuevo paradigma para mejorar la respuesta humanitaria en las crisis alimentarias

Un nuevo paradigma para mejorar la respuesta humanitaria en las crisis alimentarias

23/05/2016

Una nueva red para realizar evaluaciones conjuntas de la seguridad alimentaria a nivel mundial y dar respuestas colectivas a las crisis alimentarias -incluidas las relacionadas con fenómenos como El Niño- fue presentada hoy en Estambul por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Unión Europea.

La Red mundial para la inseguridad alimentaria, la reducción de riesgos y la respuesta a las crisis alimentarias allanará el camino para aumentar el impacto de futuras intervenciones ante las emergencias alimentarias a nivel mundial, elaborando de forma regular y en tiempo real informes conjuntos basados en análisis clave e incluyendo opciones de respuestas oportunas.

Esta iniciativa impulsará la coordinación entre las partes interesadas y promoverá la planificación y las respuestas conjuntas a las crisis alimentarias. Además, mejorará el aprendizaje de las crisis anteriores y aumentará el nivel de transparencia y disponibilidad de análisis cruciales sobre las necesidades mundiales.

La "Red mundial" y sus productos son bienes públicos, disponibles para todo el mundo. La participación en la red se ampliará a todos los actores clave que puedan contribuir al análisis y/o las respuestas. La publicación piloto de la red "Análisis mundial de la situación de la seguridad alimentaria y nutricional en los puntos críticos de crisis alimentaria-2016" es el ejemplo que un análisis conjunto es posible. Cubre 70 países afectados por crisis alimentarias en 2015, incluidos los países crónicamente vulnerables en la Fase 2 o superior de la Clasificación integrada de las fases de la seguridad alimentaria (CIF).

Según el informe, en la actualidad unos 240 millones de personas en 70 países están en situación de estrés alimentario, incluyendo 80 millones de personas que padecen una crisis alimentaria (cifras en enero de 2016). Casi la mitad de esas personas se encuentran en países afectados por el fenómeno de El Niño.

En su intervención en la Cumbre Humanitaria Mundial en Estambul, la Directora Ejecutiva del PMA, Ertharin Cousin, aseguró que la nueva iniciativa proporcionará los mejores datos sobre seguridad alimentaria a las partes interesadas.

"Recopilar, analizar y compartir datos adecuados –añadió- es vital en nuestros esfuerzos colectivos para satisfacer las necesidades de las personas que han quedado más atrás y son más susceptibles ante los impactos del clima, mientras desarrollamos su resiliencia".

"Con el fin de ser un eficaz motor de cambio en la gestión de las crisis alimentarias, es necesario que los actores nacionales y regionales de las zonas afectadas manejen los análisis de la seguridad alimentaria. Tenemos que aprovechar lo que ya existe para crear soluciones sostenibles", señaló por su parte el Director General de la FAO, José Graziano da Silva.

"Lo que queremos crear hoy en día –explicó- es una red de redes propiedad de todas las partes interesadas para orientar a los gobiernos, organismos internacionales y los socios de la sociedad civil, al tiempo que se fortalece la coordinación entre los organismos de la ONU".

El Comisario Europeo de Cooperación Internacional y Desarrollo Neven Mimica, dijo: "las necesidades de ayuda humanitaria y al desarrollo de las personas vulnerables para hacer frente a eventos extremos están creciendo. La situación se ve agravada por las crisis económicas, la fragilidad, la inestabilidad, la inseguridad y el cambio climático. Los recursos de la comunidad internacional no están creciendo al mismo ritmo debido a la crisis económica mundial. Para ayudar a mitigar esta situación, la Comisión Europea prometió un apoyo de 539 millones de euros para responder a las recientes crisis alimentarias, incluyendo las relacionadas con el Niño. Tenemos que hacer más para mejorar la eficacia y el impacto de la respuesta a las crisis alimentarias, tanto a corto como a largo plazo, y esto debería ser la prioridad de la comunidad internacional. La Red mundial contribuirá a este fin mejorando la coordinación y el análisis conjunto, a la vez que promueve la planificación y las respuesta colectivas".

El Comisario Mimica pidió también "una amplia participación de los asociados interesados en la Red mundial, para fortalecer su naturaleza de bien público mundial. La Red es una herramienta a disposición de la comunidad internacional para mejorar la coordinación y la colaboración, para producir mejores análisis y ofrecer respuestas globales mejor informadas y eficientes ante futuras crisis alimentarias".

"Doy la bienvenida a esta importante iniciativa, indicó a su vez Christos Stylianides, Comisario Europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, añadiendo que: "es un gran paso adelante en la mejora de nuestras evaluaciones de la inseguridad alimentaria, lo que nos permite tomar decisiones mejores y más informadas sobre cómo satisfacer mejor las necesidades alimentarias y nutricionales de aquellos afectados por crisis y desastres. Una mejor evaluación hace que nuestra ayuda a los más vulnerables sea más específica, y por lo tanto más eficaz".