©FAO/UNHCR Albert Gonzales Farran

Sudán del Sur: la ONU alerta ante unos niveles sin precedentes de inseguridad alimentaria

29/06/2016

En Sudán del Sur, hasta 4,8 millones de personas -más de un tercio de la población- se enfrentarán a una grave escasez de alimentos en los próximos meses, y el riesgo de una catástrofe alimentaria continúa amenazando algunas zonas del país, según advirtieron hoy tres organismos de la ONU.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) indicaron que el nivel de inseguridad alimentaria de este año no tiene precedentes, ya que el deterioro de la situación coincide con una temporada anual de carestía inusualmente larga y dura, cuando las familias han agotado sus reservas de alimentos y no se esperan nuevas cosechas hasta agosto.

Según la última actualización de la Clasificación Integrada de la Seguridad Alimentaria en Fases (CIF) publicada hoy de forma conjunta por el gobierno, los tres organismos de Naciones Unidas y otros socios humanitarios, se prevé que 4,8 millones de personas necesiten ayuda alimentaria de emergencia, además de apoyo agrícola y nutricional en julio, frente a 4,3 millones en abril. Se trata del mayor nivel de inseguridad alimentaria desde el inicio del conflicto en Sudán del Sur hace dos años y medio. Esta cifra no incluye los 350 000 residentes en las zonas de protección de la población civil de las Naciones Unidas u otros campos para las personas desplazadas, que dependen hoy totalmente de la ayuda humanitaria.

"Estamos muy preocupados viendo que la inseguridad alimentaria se está extendiendo más allá de las zonas de conflicto, con subidas de precios, carreteras intransitables y mercados inoperantes que impiden a muchas familias, incluso a aquellas que viven en pueblos y ciudades, el acceso a los alimentos", advirtió el Representante de la FAO en Sudán del Sur, Serge Tissot.

La inseguridad alimentaria y los conflictos están también obligando a muchas familias a abandonar Sudán del Sur hacia países vecinos. En los últimos meses, se estima que 100 000 sursudaneses han cruzado la frontera hacia Sudán, Kenya, la República Democrática del Congo y Uganda, y se espera que este número aumente a más de 150 000 a finales de junio.

"Los niveles de malnutrición entre los niños continúan siendo verdaderamente alarmantes", señaló Shaya Asindua, Representante Adjunta interina de UNICEF en Sudán del Sur. "Desde el comienzo del año –añadió-, más de 100 000 niños han sido tratados por malnutrición severa. Se trata de un aumento del 40 por ciento en comparación con el mismo período del año anterior, y un aumento del 150 por ciento en relación a 2014".

Trabajando en circunstancias difíciles junto a un gran número de organizaciones internacionales y no gubernamentales locales, la FAO, UNICEF y el PMA continuarán distribuyendo ayuda para salvar vidas y medios de subsistencia.

"Asistimos ahora a fuertes repuntes de las necesidades en nuevas áreas, como Equatoria oriental y Bahr el Ghazal occidental, donde las tasas de malnutrición en algunos lugares están alcanzando niveles peligrosos. Hemos comenzado a aumentar gradualmente la ayuda alimentaria y nutricional, pero se necesita hacer mucho más para evitar que la situación se deteriore ulteriormente durante la temporada de carestía", explicó la Directora del PMA en el país, Joyce Luma.

En 2016, la FAO tiene previsto suministrar apoyo de emergencia para los medios de subsistencia a 3,1 millones de personas en Sudán del Sur. En la actualidad está distribuyendo más de medio millón de equipos de material agrícola y de pesca, y apoya a la producción ganadera a través de una campaña de vacunación de unos 11 millones de animales.

El fuerte aumento de las tasas de malnutrición, significa que en los primeros cuatro meses del año, UNICEF ya ha tratado al 45 por ciento de los 166 000 niños que tenía previstos como objetivo en 2016.

El PMA tiene previsto por su parte sostener este año en Sudán del Sur a 3,3 millones de personas, a través de una combinación de ayuda alimentaria de emergencia, apoyo nutricional vital para madres y niños pequeños, y proyectos de creación de activos de base comunitaria allí donde sea posible, junto a programas de redes de protección, como el de almuerzos escolares.

La FAO lidera los esfuerzos internacionales para acabar con el hambre. Ayuda a los países a modernizar y mejorar las prácticas agrícolas, forestales y pesqueras y a lograr una nutrición adecuada para todos. La FAO presta especial atención a las zonas rurales en desarrollo, donde vive el 70 por ciento de las personas pobres y que pasan hambre en el mundo. Para obtener más información acceda a www.fao.org o siga a la FAO en Twitter @FAOnews @FAOSouthSudan

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños, en todo lo que hacemos. Junto con nuestros socios, trabajamos en 190 países y territorios para traducir ese compromiso en la acción práctica, centrándose en especial esfuerzo a los niños más vulnerables y excluidos, en beneficio de todos los niños, en todas partes. Para mayor information sobre UNICEF y su trabajo visite: www.unicef.org o siga UNICEF en Facebook y Twitter

El PMA es el mayor organismo humanitario que combate el hambre en todo el mundo, aportando ayuda alimentaria en situaciones de emergencia y trabajando con las comunidades para mejorar la nutrición y aumentar la resiliencia. Cada año, el PMA ayuda a unos 80 millones de personas en unos 80 países. Para más información visite: www.wfp.org o siga al PMA en Twitter @WFP_Media @WFP_africa