La FAO busca financiación urgente para aportar ayuda agrícola a 385 000 personas en el noreste de Nigeria

La FAO busca financiación urgente para aportar ayuda agrícola a 385 000 personas en el noreste de Nigeria

09/08/2016

Cerca de 385 000 personas necesitan con urgencia ayuda agrícola y para los medios de vida en el noreste de Nigeria, donde la inseguridad alimentaria es generalizada, según advirtió hoy la FAO. Reanudar las actividades agrícolas en estas zonas esuna prioridad absoluta para garantizar que la población pueda producir suficientes alimentos para su propio consumo. Esto incluye alas personas desplazadas dentro del país a causa del conflicto, así como a las comunidades que las han estado acogiendo.

"Estas personas necesitan ayuda urgente para recuperar sus medios de vida, basadosfundamentalmente en la agricultura, la pesca y la acuicultura artesanal y la producción ganadera. Durante los últimos tres o cuatro años esto no ha sido posible debido al conflicto", afirmóBukarTijani, Director General Adjunto de la FAO y Representante Regional para África. Más de 3 millones de personas se ven afectadas por la inseguridad alimentaria aguda en los estados de Borno, Yobe y Adamawa.

La FAO ha puesto en marcha una respuesta corporativa a gran escala para hacer frente a la crisis actual y necesita urgentemente10 millones de dólares EEUU para suministrar semillas, fertilizantes y equipos de riego para la próxima temporada seca Mientras tanto, la FAO prepara su respuesta para la temporada agrícola principal, para la cual se requieren aún más recursos.

"Este año, un amplioterritorio que antes controlaba Boko Haram vuelve a ser accesible para la ayuda humanitaria, por lo que tenemos una oportunidad única para hacer frente a los niveles alarmantes de inseguridad alimentaria en el noreste de Nigeria", señaló Tim Vaessen, responsable de la respuesta de emergencia de la FAO en Nigeria.

"Con los fondos recibidos hasta la fecha, la FAO ha mejorado la seguridad alimentaria de más de 123 000 personas, permitiéndoles cultivar sus propios alimentos durante la actual temporada de secano. Si bien esta ayuda es crucial, solamente llega a una pequeña parte de las personas necesitadas, yla FAO está buscandofondos actualmente para contribuir a la producción de cultivos de regadío, la repoblación del ganado y tratamientos de sanidad animal, incluyendo el control de las enfermedades y los piensos complementarios, en las zonas recientemente liberadas", añadió.

Northeast Nigeria: planting the seeds of hope

Presión sobre las comunidades rurales que acogen a los desplazados

A causa de los combates en el noreste de Nigeria se han perdido tres temporadas consecutivas de siembra. Por otra parte, el gran flujo de personasque ha huido de los constantes ataques de BokoHaram ha ejercido una enorme presión sobre las comunidades de acogida, ya de por sí pobres y vulnerables, y sobre sus frágiles medios de vida agrícolas y pastoriles, agravandola yaprecaria situación de seguridad alimentaria y nutricional.

Si no se consigue reconstruir la economía rural, escasearán las oportunidades laborales yposiblemente habrá consecuencias perjudiciales como la radicalización de la juventud y su incorporación a grupos armados, que provocaría un conflicto civil permanente, advirtió la FAO. Por el contrario, reanudar la producción alimentaria en las zonas nuevamente accesiblesconlleva el beneficio añadido de animar a la población desplazada a regresar a su hogar y contribuir al mismo tiempo a la mejora de su salud y nutrición.

El trabajo de la FAO

En el noreste de Nigeria, la FAO ha proporcionado material agrícola para la población vulnerable desplazada dentro del país con acceso a la tierra y a las familias de acogida. Estematerial incluye variedades mejoradas de mijo o sorgo, semillas de caupí -una legumbre muy nutritiva adaptada a las condiciones locales- y fertilizantes, permitiendo que los beneficiarios cultiven sus propios alimentos durante la actual temporada de secano. Se espera que la cosecha comience a finales de septiembre y los beneficiarios podrán cubrir sus necesidades alimentarias durante un periodo máximo de 10 meses.

Actualmente la FAO se está preparando para proporcionar material hortícola a 85 000 personas adicionales de cara a la próxima temporada de lluvias.

"Cultivar sus propios alimentos sanos y nutritivos reduce la necesidad de ayuda alimentaria externa en el futuro. Las familias que tienen acceso a la tierra y están preparadas para cultivar pueden cosechar en de seis a ocho semanas", indicóVaessen.

Las actividades de la FAO en Nigeria continúan viéndose restringidas por la grave falta de financiación. Hasta la fecha, la FAO únicamente ha recibido 4,9 millones de dólares. Casi un 20 por ciento de esta cantidad procede del Fondo especial para actividades de emergencia y rehabilitación de la FAO.

El programa de la FAO en el noreste de Nigeria también está financiado por Japón, Bélgica, la Comisión Europea (ECHO) y el Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia (CERF, por sus siglas en inglés) de las Naciones Unidas.

Save

Save