Yemen: el Director General de la FAO pide una acción urgente para evitar la hambruna

Yemen: el Director General de la FAO pide una acción urgente para evitar la hambruna

24/04/2017

Combinar la ayuda alimentaria y la asistencia a la producción agrícola es la única forma de evitar la hambruna en el conflicto de Yemen, donde dos tercios de la población -17 millones de personas- padecen de grave inseguridad alimentaria, advirtió hoy el Director General de la FAO, José Graziano da Silva. "A medida que se prolongue el conflicto, la seguridad alimentaria y la nutrición continuarán también deteriorándose", subrayó Graziano da Silva en su discurso ante la Conferencia de alto nivel sobre promesas de contribución para el Yemen, organizada por las Naciones Unidas en Ginebra y copatrocinada por los gobiernos de Suiza y Suecia.

"Para poner esta cifra (17 millones de personas) en perspectiva, estamos hablando de una población del doble de la de Suiza que no puede satisfacer sus necesidades básicas diarias de alimentos", dijo el Director General de la FAO. Por ello hizo hincapié en que el apoyo a los medios de subsistencia, en especial para la agricultura y la pesca, debe ser parte integrante de la respuesta de la comunidad internacional a la crisis en Yemen.

En 2016, la producción agrícola del Yemen y la superficie cultivada se contrajeron un 38 por ciento debido a la falta de insumos e inversiones. La producción ganadera cayó un 35 por ciento. "La asistencia agrícola en una crisis humanitaria no puede seguir siendo una ocurrencia a última hora", dijo el Director General de la FAO. "Necesitamos aprovechar todas las oportunidades para apoyar a las comunidades en Yemen a seguir produciendo alimentos, incluso en circunstancias difíciles".

La FAO sobre el terreno

Graziano da Silva recordó cómo la FAO "está sobre el terreno" en Yemen, trabajando constantemente, junto con sus socios, para aportar asistencia de emergencia para los medios de subsistencia, con el objetivo de poner en marcha la producción alimentaria. En lo que va del año, la FAO ha llegado a casi 300 000 personas mediante una combinación de intervenciones que les permiten producir alimentos nutritivos para sus familias y para vender en el mercado. En Yemen hay casi 2 millones de hogares que necesitan ayuda agrícola de emergencia.

La FAO apoya también los esfuerzos para reactivar la producción ganadera, que es fundamental como fuente de alimentos y medios de subsistencia para muchos yemenís. Para ello pretende vacunar o tratar a más de 8 millones de animales en 2017. El Organismo de la ONU hace hincapié en que los medios de subsistencia son la mejor defensa de la población contra el hambre y las catástrofes. Ayudar a las personas a mantener sus medios de vida les permitirá protegerse frente al hambre y la recuperación será más rápida y más barata.

Facilitar la producción local de alimentos es crucial, ya que es más barato comprar alimentos cultivados localmente que los importados; ayuda además a crear y mantener empleos y beneficia a la población rural que resulta difícil de alcanzar con ayuda humanitaria. Las Naciones Unidas en Yemen han pedido en repetidas ocasiones a todas las partes en el conflicto que faciliten el acceso incondicional y permanente para que las organizaciones humanitarias puedan ampliar su asistencia y atender las cada vez mayores demandas de la población más necesitada.