Inicio  > La FAO en acción > Acceso seguro a los combustibles y la energía

Transferencias monetarias

El trabajo de la FAO sobre el acceso seguro a los combustibles y la energía (SAFE)

El trabajo de la FAO sobre el acceso seguro a los combustibles y la energía (SAFE)

A nivel mundial, casi 3 000 millones de personas dependen de la biomasa tradicional, tal como la leña, el carbón o los residuos de animales, como fuente de combustible para cocinar y para calefacción. En muchos países de África, más del 80 por ciento de la población cocinan usando biomasa tradicional; en 2030, se prevé que mil millones de personas en África dependerán de la biomasa tradicional para satisfacer sus necesidades energéticas.

Las poblaciones vulnerables - como los refugiados, los desplazados internos y las comunidades que los acogen - a menudo tienen un acceso muy restringido a los combustibles y la energía. Frecuentemente, los campos de refugiados y desplazados internos se establecen en ecosistemas frágiles, escasamente boscosos en los que ambas poblaciones de acogida y las desplazadas dependen de los escasos recursos naturales que se encuentran en las zonas aledañas de los campos. La afluencia de personas desplazadas y sus necesidades de combustible ejerce una gran presión sobre los alrededores de los bosques y las áreas arboladas. A menudo, esto es una fuente de tensión entre las comunidades de acogida y las desplazadas, lo que aumenta el riesgo para las mujeres y los niños que son acosados y asaltados durante la búsqueda de leña. Por otra parte, la recolección de leña quita tiempo de asistencia a la escuela, actividades de generación de ingresos, cuidado de niños y ocio, y puede reducir la eficacia de otros programas humanitarios y de desarrollo dirigidos a las mujeres y los niños.

La falta de suficiente combustible para cocinar también tiene un impacto en la nutrición y la salud de los hogares vulnerables, ya que las mujeres pueden recurrir a los alimentos con insuficiente cocción o saltarse comidas para ahorrar combustible, así como el trueque de alimentos por combustible. En estos contextos, la cocción se realiza a menudo utilizando un fogón de tres piedras en espacios mal ventilados, lo que expone a las mujeres y los niños a enfermedades respiratorias. Por último, ambas poblaciones de acogida y de refugiados, generalmente se basan en actividades de subsistencia de los medios de vida a corto plazo e insostenibles, como la producción de carbón vegetal y la venta de leña.

La diversificación de las actividades de subsistencia y las fuentes de energía - así como la introducción y promoción de tecnologías de eficiencia energética - ayudan a aumentar la resiliencia de los hogares y las comunidades, lo que permite a las poblaciones hacer frente y recuperarse más rápidamente de desastres naturales o causados por el hombre. El trabajo de la FAO sobre el acceso seguro a los combustible y la energía (SAFE) adopta un enfoque holístico y polifacético que tiene en cuenta los vínculos que se refuerzan mutuamente entre la energía y el medio ambiente, la nutrición, la salud, el género, la protección y los medios de vida. Este enfoque multidisciplinario consta de tres pilares interrelacionados:

  1. Asegurar un suministro sostenible de energía a través de la cartografía y la evaluación de las posibles fuentes de combustible, el establecimiento y la promoción de sistemas agroforestales que pueden proporcionar combustible y alimentos de la misma tierra, arboledas comunales y otras formas de reforestación y forestación, manejo de recursos naturales sostenibles, así como la promoción del uso de residuos agrícolas y otros combustibles alternativos, incluidos los renovables.
  2. Abordar la demanda energética a través de evaluaciones de las necesidades de combustible, la promoción de prácticas de cocción de ahorro de combustible y tecnologías de bajo consumo de combustible para cocinar y para usos productivos. El uso de estufas de bajo consumo puede ahorrar del 10 al 50 por cien de la biomasa que se consume cuando se utiliza un fogón de tres piedras. Técnicas de cocción de ahorro de combustible incluyen el ahorro de agua para hervir, cortar los alimentos en trozos más pequeños antes de cocinar, el pre-remojo de los alimentos duros antes de la cocción, el uso del fuego de forma continua, la prevención de la pérdida de vapor de agua mediante el uso de tapas, la gestión del fuego y otros procedimientos simples que pueden reducir la cantidad de madera u otra biomasa necesaria para cocinar.
  3. La promoción los medios de vida sostenibles y la diversificación de las actividades con el fin de aumentar la resiliencia. El establecimiento y la gestión sostenible de las arboledas y agroforestales pueden ser promovidos como una actividad de subsistencia, tanto para hombres y mujeres, además de actividades de los medios de vida sostenibles en todos los subsectores agrícolas.

En paralelo, la FAO participa en iniciativas de múltiples partes y foros y desempeña un papel activo en el Grupo de Trabajo Humanitario de SAFE, que trabaja para facilitar una respuesta más coordinada, predecible, oportuna y eficaz a las necesidades de los combustibles y la energía de las poblaciones afectadas por las crisis. De este modo, la FAO trabaja en estrecha colaboración con miembros clave: Programa Mundial de Alimentos, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Comisión de Mujeres Refugiadas y la Alianza Mundial para Estufas Limpias, entre otros.

Temas Relacionados

 - FAO has mobilized USD 300 000 from its Special Fund for Emergency and Rehabilitation Activities – Agricultural Inputs Response Capacity (SFERA-AIRC) – thanks to the financial contribution from the Government ...leer más
14/09/2017
 - Supporting herders to get back on their feet and preventing further livestock losses and suffering are crucial in drought-hit Ethiopia where hunger has been on the rise this year, warned today ...leer más
11/08/2017
 - FAO has mobilized US$500,000 from its Special Fund for Emergency and Rehabilitation Activities (SFERA)  response capacity – mainly supported by Belgium and Sweden – to tackle rising hunger in Kenya. Ongoing drought has ...leer más
02/08/2017
 -  The Special Fund for Emergency and Rehabilitation Activities (SFERA) enables the Food and Agriculture Organization of the United Nations (FAO) to take rapid and effective action in response to food ...leer más
24/04/2017
 - La FAO ampliará sus operaciones en las regiones de Somalia afectadas por la sequía gracias a una contribución de 22 millones de dólares aprobada esta semana por el Fondo Central ...leer más
21/03/2017
 - Belgium, a long-time supporter of FAO's work in emergencies, has deepened its commitment to protecting agriculture in countries struck by disaster with a €14-million contribution. This boosts FAO and its ...leer más
19/01/2017
 - Grâce aux contributions de la Belgique à son Fonds spécial pour les activités d’urgence et de relèvement (SFERA), la FAO a établi en 2008 un volet spécifique de « Capacité ...leer más
05/12/2016
 - Farming households that were affected by Typhoon Koppu are receiving livelihood recovery assistance through Belgium’s USD 440 000 contribution to the Special Fund for Emergency and Rehabilitation Activities of the ...leer más
23/02/2016
 - Belgium’s USD 285 000 contribution to the Food and Agriculture Organization of the United Nations (FAO) emergency programme in Vanuatu provides help to more than 4 000 families (approximately 20 ...leer más
16/12/2015
 - Belgium contributed USD 300 000 to the Food and Agriculture Organization of the United Nations (FAO) to enhance food and nutrition security and livelihoods of conflict- and disaster-affected individuals (60 ...leer más
05/11/2015
1 2