Inicio  > La FAO en acción > Acceso seguro a los combustibles y la energía

Transferencias monetarias

El trabajo de la FAO sobre el acceso seguro a los combustibles y la energía (SAFE)

El trabajo de la FAO sobre el acceso seguro a los combustibles y la energía (SAFE)

A nivel mundial, casi 3 000 millones de personas dependen de la biomasa tradicional, tal como la leña, el carbón o los residuos de animales, como fuente de combustible para cocinar y para calefacción. En muchos países de África, más del 80 por ciento de la población cocinan usando biomasa tradicional; en 2030, se prevé que mil millones de personas en África dependerán de la biomasa tradicional para satisfacer sus necesidades energéticas.

Las poblaciones vulnerables - como los refugiados, los desplazados internos y las comunidades que los acogen - a menudo tienen un acceso muy restringido a los combustibles y la energía. Frecuentemente, los campos de refugiados y desplazados internos se establecen en ecosistemas frágiles, escasamente boscosos en los que ambas poblaciones de acogida y las desplazadas dependen de los escasos recursos naturales que se encuentran en las zonas aledañas de los campos. La afluencia de personas desplazadas y sus necesidades de combustible ejerce una gran presión sobre los alrededores de los bosques y las áreas arboladas. A menudo, esto es una fuente de tensión entre las comunidades de acogida y las desplazadas, lo que aumenta el riesgo para las mujeres y los niños que son acosados y asaltados durante la búsqueda de leña. Por otra parte, la recolección de leña quita tiempo de asistencia a la escuela, actividades de generación de ingresos, cuidado de niños y ocio, y puede reducir la eficacia de otros programas humanitarios y de desarrollo dirigidos a las mujeres y los niños.

La falta de suficiente combustible para cocinar también tiene un impacto en la nutrición y la salud de los hogares vulnerables, ya que las mujeres pueden recurrir a los alimentos con insuficiente cocción o saltarse comidas para ahorrar combustible, así como el trueque de alimentos por combustible. En estos contextos, la cocción se realiza a menudo utilizando un fogón de tres piedras en espacios mal ventilados, lo que expone a las mujeres y los niños a enfermedades respiratorias. Por último, ambas poblaciones de acogida y de refugiados, generalmente se basan en actividades de subsistencia de los medios de vida a corto plazo e insostenibles, como la producción de carbón vegetal y la venta de leña.

La diversificación de las actividades de subsistencia y las fuentes de energía - así como la introducción y promoción de tecnologías de eficiencia energética - ayudan a aumentar la resiliencia de los hogares y las comunidades, lo que permite a las poblaciones hacer frente y recuperarse más rápidamente de desastres naturales o causados por el hombre. El trabajo de la FAO sobre el acceso seguro a los combustible y la energía (SAFE) adopta un enfoque holístico y polifacético que tiene en cuenta los vínculos que se refuerzan mutuamente entre la energía y el medio ambiente, la nutrición, la salud, el género, la protección y los medios de vida. Este enfoque multidisciplinario consta de tres pilares interrelacionados:

  1. Asegurar un suministro sostenible de energía a través de la cartografía y la evaluación de las posibles fuentes de combustible, el establecimiento y la promoción de sistemas agroforestales que pueden proporcionar combustible y alimentos de la misma tierra, arboledas comunales y otras formas de reforestación y forestación, manejo de recursos naturales sostenibles, así como la promoción del uso de residuos agrícolas y otros combustibles alternativos, incluidos los renovables.
  2. Abordar la demanda energética a través de evaluaciones de las necesidades de combustible, la promoción de prácticas de cocción de ahorro de combustible y tecnologías de bajo consumo de combustible para cocinar y para usos productivos. El uso de estufas de bajo consumo puede ahorrar del 10 al 50 por cien de la biomasa que se consume cuando se utiliza un fogón de tres piedras. Técnicas de cocción de ahorro de combustible incluyen el ahorro de agua para hervir, cortar los alimentos en trozos más pequeños antes de cocinar, el pre-remojo de los alimentos duros antes de la cocción, el uso del fuego de forma continua, la prevención de la pérdida de vapor de agua mediante el uso de tapas, la gestión del fuego y otros procedimientos simples que pueden reducir la cantidad de madera u otra biomasa necesaria para cocinar.
  3. La promoción los medios de vida sostenibles y la diversificación de las actividades con el fin de aumentar la resiliencia. El establecimiento y la gestión sostenible de las arboledas y agroforestales pueden ser promovidos como una actividad de subsistencia, tanto para hombres y mujeres, además de actividades de los medios de vida sostenibles en todos los subsectores agrícolas.

En paralelo, la FAO participa en iniciativas de múltiples partes y foros y desempeña un papel activo en el Grupo de Trabajo Humanitario de SAFE, que trabaja para facilitar una respuesta más coordinada, predecible, oportuna y eficaz a las necesidades de los combustibles y la energía de las poblaciones afectadas por las crisis. De este modo, la FAO trabaja en estrecha colaboración con miembros clave: Programa Mundial de Alimentos, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Comisión de Mujeres Refugiadas y la Alianza Mundial para Estufas Limpias, entre otros.

Temas Relacionados

 - Il est essentiel de fournir une action précoce pour préserver les moyens d’existence des ménages vulnérables touchés par la pandémie de la covid-19 en Haïti.  Dans un contexte marqué par des ...leer más
07/07/2020
 - Implementing anticipatory actions to mitigate the impacts of COVID-19 on food supply chains and safeguard the livelihoods and food security of vulnerable farming families. In Sierra Leone, the COVID-19 pandemic coincided in a ...leer más
02/07/2020
 - The intensity and frequency of natural hazards and conflicts is increasing, and they are leaving in their wake an unprecedented level of humanitarian needs. Natural hazards alone occur nearly five times as ...leer más
09/06/2020
 - While Somalia and its partners, including the United Nations, focus on the response to the COVID-19 pandemic, other parts of the international organization remain concentrated on supporting the Somali authorities in a ...leer más
01/05/2020
 - The Niger faces multiple shocks, such as the worsening insecurity and the impact of natural disasters, which exacerbate the country’s already fragile context. These factors disrupt the livelihoods of vulnerable ...leer más
23/03/2020
 - The worst desert locust crisis in 25 years is underway in Ethiopia, where around 90 000 ha of cropland and pasture are already reported to have been infested. As more ...leer más
20/02/2020
 - Between 2018 and the first half of 2019, Haiti experienced a long period of drought due to the El Niño phenomenon. As a result, agricultural production decreased by at least ...leer más
18/02/2020
 - Throughout 2019, Haiti was marked by major natural disasters that add to the effects of those experienced during the past ten years, the cholera epidemic, and the deteriorating socio-political and ...leer más
05/02/2020
 - La Guajira, la región más septentrional de Colombia, es seca y con paisajes desérticos. Propensa a las sequías y a la inseguridad alimentaria, en especial en las zonas rurales. En ...leer más
07/12/2019
 - L’Organisation des Nations Unies pour l’alimentation et l’agriculture (FAO) et la Belgique, à travers le Fonds spécial pour les activités d’urgence et de relèvement (SFERA), joignent leurs efforts à ceux ...leer más
22/10/2019
1 2 3 4 5 6