Inicio  > La FAO en acción > Acceso seguro a los combustibles y la energía

Transferencias monetarias

El trabajo de la FAO sobre el acceso seguro a los combustibles y la energía (SAFE)

El trabajo de la FAO sobre el acceso seguro a los combustibles y la energía (SAFE)

A nivel mundial, casi 3 000 millones de personas dependen de la biomasa tradicional, tal como la leña, el carbón o los residuos de animales, como fuente de combustible para cocinar y para calefacción. En muchos países de África, más del 80 por ciento de la población cocinan usando biomasa tradicional; en 2030, se prevé que mil millones de personas en África dependerán de la biomasa tradicional para satisfacer sus necesidades energéticas.

Las poblaciones vulnerables - como los refugiados, los desplazados internos y las comunidades que los acogen - a menudo tienen un acceso muy restringido a los combustibles y la energía. Frecuentemente, los campos de refugiados y desplazados internos se establecen en ecosistemas frágiles, escasamente boscosos en los que ambas poblaciones de acogida y las desplazadas dependen de los escasos recursos naturales que se encuentran en las zonas aledañas de los campos. La afluencia de personas desplazadas y sus necesidades de combustible ejerce una gran presión sobre los alrededores de los bosques y las áreas arboladas. A menudo, esto es una fuente de tensión entre las comunidades de acogida y las desplazadas, lo que aumenta el riesgo para las mujeres y los niños que son acosados y asaltados durante la búsqueda de leña. Por otra parte, la recolección de leña quita tiempo de asistencia a la escuela, actividades de generación de ingresos, cuidado de niños y ocio, y puede reducir la eficacia de otros programas humanitarios y de desarrollo dirigidos a las mujeres y los niños.

La falta de suficiente combustible para cocinar también tiene un impacto en la nutrición y la salud de los hogares vulnerables, ya que las mujeres pueden recurrir a los alimentos con insuficiente cocción o saltarse comidas para ahorrar combustible, así como el trueque de alimentos por combustible. En estos contextos, la cocción se realiza a menudo utilizando un fogón de tres piedras en espacios mal ventilados, lo que expone a las mujeres y los niños a enfermedades respiratorias. Por último, ambas poblaciones de acogida y de refugiados, generalmente se basan en actividades de subsistencia de los medios de vida a corto plazo e insostenibles, como la producción de carbón vegetal y la venta de leña.

La diversificación de las actividades de subsistencia y las fuentes de energía - así como la introducción y promoción de tecnologías de eficiencia energética - ayudan a aumentar la resiliencia de los hogares y las comunidades, lo que permite a las poblaciones hacer frente y recuperarse más rápidamente de desastres naturales o causados por el hombre. El trabajo de la FAO sobre el acceso seguro a los combustible y la energía (SAFE) adopta un enfoque holístico y polifacético que tiene en cuenta los vínculos que se refuerzan mutuamente entre la energía y el medio ambiente, la nutrición, la salud, el género, la protección y los medios de vida. Este enfoque multidisciplinario consta de tres pilares interrelacionados:

  1. Asegurar un suministro sostenible de energía a través de la cartografía y la evaluación de las posibles fuentes de combustible, el establecimiento y la promoción de sistemas agroforestales que pueden proporcionar combustible y alimentos de la misma tierra, arboledas comunales y otras formas de reforestación y forestación, manejo de recursos naturales sostenibles, así como la promoción del uso de residuos agrícolas y otros combustibles alternativos, incluidos los renovables.
  2. Abordar la demanda energética a través de evaluaciones de las necesidades de combustible, la promoción de prácticas de cocción de ahorro de combustible y tecnologías de bajo consumo de combustible para cocinar y para usos productivos. El uso de estufas de bajo consumo puede ahorrar del 10 al 50 por cien de la biomasa que se consume cuando se utiliza un fogón de tres piedras. Técnicas de cocción de ahorro de combustible incluyen el ahorro de agua para hervir, cortar los alimentos en trozos más pequeños antes de cocinar, el pre-remojo de los alimentos duros antes de la cocción, el uso del fuego de forma continua, la prevención de la pérdida de vapor de agua mediante el uso de tapas, la gestión del fuego y otros procedimientos simples que pueden reducir la cantidad de madera u otra biomasa necesaria para cocinar.
  3. La promoción los medios de vida sostenibles y la diversificación de las actividades con el fin de aumentar la resiliencia. El establecimiento y la gestión sostenible de las arboledas y agroforestales pueden ser promovidos como una actividad de subsistencia, tanto para hombres y mujeres, además de actividades de los medios de vida sostenibles en todos los subsectores agrícolas.

En paralelo, la FAO participa en iniciativas de múltiples partes y foros y desempeña un papel activo en el Grupo de Trabajo Humanitario de SAFE, que trabaja para facilitar una respuesta más coordinada, predecible, oportuna y eficaz a las necesidades de los combustibles y la energía de las poblaciones afectadas por las crisis. De este modo, la FAO trabaja en estrecha colaboración con miembros clave: Programa Mundial de Alimentos, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Comisión de Mujeres Refugiadas y la Alianza Mundial para Estufas Limpias, entre otros.

Temas Relacionados

 - The Sudan is suffering one of the world’s largest protracted humanitarian crises. About 9.3 million people in the Sudan were already in need of humanitarian assistance prior to the COVID-19 pandemic and ...leer más
23/11/2020
 - L’Organisation des Nations Unies pour l’alimentation et l’agriculture (FAO) et la Belgique lancent un nouveau projet pour soutenir les ménages d’agropasteurs vulnérables touchés à la fois par les effets de la pandémie ...leer más
03/11/2020
 - The Sudan is suffering one of the world’s largest protracted humanitarian crises. Localized displacement, climatic shocks and harsh macro-economic situations are putting a huge strain on peoples’ food security, livelihood ...leer más
30/10/2020
 - Afghanistan is suffering from one of the most severe food crises worldwide. According to the 2020 Global Report on Food Crises, Afghanistan is ranked as the third worst crisis country ...leer más
03/09/2020
 - Without an intervention, more animals, which are a source of food and livelihood, will be lost, resulting in increasing rates of food insecurity. After nine years of devastating crisis in the ...leer más
03/08/2020
 - The emergency project aims at supporting the Government of Cabo Verde in the preparation of the 2020/21 agricultural campaign and to protect farmers’ means of production, in order to ensure the food security ...leer más
30/07/2020
 - The Special Fund for Emergency and Rehabilitation Activities (SFERA) enables FAO to take rapid and effective action in response to food and agricultural threats and emergencies. SFERA has three components: Working capital ...leer más
30/07/2020
 - Belgium contributes to an anticipatory action project aimed at enhancing the food security and nutrition of populations affected by COVID-19 in Zimbabwe The Government of Zimbhas declared the coronavirus disease 2019 ...leer más
22/07/2020
 - By targeting affected vulnerable communities, the project aims to strengthen farmers’ capacity to become resilient to future shocks. Tropical Cyclone Harold caused widespread destruction in the Solomon Islands, Vanuatu, Fiji and ...leer más
17/07/2020
 - Il est essentiel de fournir une action précoce pour préserver les moyens d’existence des ménages vulnérables touchés par la pandémie de la covid-19 en Haïti.  Dans un contexte marqué par des ...leer más
07/07/2020
1 2 3 4 5 6 7