Cooperación FAO-España
FAO España
 
23/01/2012

FAO España participa en el seminario “La seguridad alimentaria y la nueva escalada de precios: retos para la gobernanza global y la cooperación internacional”

La sede de la Fundación Alternativas en Madrid fue el escenario del seminario “La seguridad alimentaría y la nueva escalada de precios: retos para la gobernanza global y la cooperación internacional", celebrado con el apoyo de la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional. La jornada se celebró con el objetivo de crear una hoja de ruta en el sector para establecer criterios de apoyo a la seguridad alimentaria y a la agricultura en la cooperación española.

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estuvo representada por su director en España, Enrique Yeves, quien en el marco de la ponencia “Herramientas de gobernanza global para garantizar la seguridad alimentaria”, destacó que una de las mayores reformas del Comité de Seguridad Alimentaria de la FAO como espacio de gobernanza ha sido “el nuevo espíritu de inclusión de actores distintos a los representantes de los Gobiernos, reconociendo además que juegan un papel clave en la situación mundial”. En ese sentido, Yeves destacó que la inclusión a partir de la propuesta de la 36ª reunión del CSA de incluir en el grupo consejero a 4 organizaciones de la Sociedad Civil, dos del sector privado, un instituto de investigación y a los organismos de financiación internacional como el Banco Mundial y el IFAD, ha sido clave a la hora de llevar a cabo debates con puntos de vista distintos”.

“Para una gobernanza eficaz de la seguridad alimentaria –recordó el Director de la FAO en España- se requiere la integración y coordinación entre los distintos países, organizaciones y otras partes interesadas tanto en el plano local como mundial. Es necesario que las políticas se integren plenamente en las prioridades y estrategias nacionales de desarrollo, incluidos los programas de protección social. Asimismo deberían tomarse en cuenta en relación con cuestiones mundiales y regionales tales como las negociaciones sobre el cambio climático y los acuerdos comerciales”.

En el mismo panel José Esquinas Alcázar, ingeniero agrónomo y director de la Cátedra de Estudios de Hambre y Pobreza (CEHAP) en la Universidad de Córdoba, destacó: “La gobernanza mundial es ineludible porque la inseguridad alimentaria es uno de los elementos fundamentales de la inestabilidad política. No me cansaré de repetirlo: En el siglo XXI, dar solución al hambre no es sólo una cuestión de solidaridad, sino de egoísmo inteligente: hablamos del futuro del planeta y de nuestros hijos. Aplicando políticas eficaces allí donde se necesitan estaríamos eliminando la base fundamental del problema”. Respecto a la reforma de Naciones Unidas, Esquinas abogó por la creación de un Comité de Seguridad Alimentaria de perfil e influencia similar al Consejo de Seguridad y por la “reconquista del poder de la sociedad civil como embrión de un futuro Parlamento mundial”.

Esquinas también destacó que la gobernanza alimentaria mundial está íntimamente ligada a la seguridad mundial y a la paz: “Hay que ligar esta reflexión a la política y a la regulación de los mercados, ya que la subida de precios de los alimentos es consecuencia en parte de la especulación, sobre todo en el mercado de futuros”. Durante su intervención también recordó la necesidad de “producir más alimentos allí donde se necesitan porque los hambrientos además son pobres y deben ser la máxima prioridad política”.

José Luis Vivero Pol, responsable de seguridad alimentaria de Acción contra el Hambre en Centroamérica, José María Medina Rey, director de la Campaña Derecho a la Alimentación y Lourdes Benavides de la Vega, responsable de justicia económica de Intermon Oxfam, protagonizaron la sesión “La seguridad alimentaria en la crisis financiera global”, en la que se destacó el impacto de la crisis financiera y la incidencia de la estructura económica mundial sobre el incremento de los precios de las materias primas.  “Nadie quiere más un libre mercado que los países en desarrollo”, destacó Vivero Pol, quien también afirmó que los alimentos “no pueden ser considerados ‘commodities’ y que deberían estar regulados por un tratado propio fuera de la Organización Mundial del Comercio.
 
El seminario concluyó con la ponencia “La cooperación española: análisis de resultados, retos y oportunidades”, en la que representantes de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) revisaron los mecanismos desarrollados por la cooperación española y su impacto regional. Asimismo, se debatió el reto del descenso de la financiación de la Ayuda Oficial al Desarrollo debido a la crisis económica.
Kattya Cascante, responsable del área de Desarrollo de la Fundación, expuso la relación de trabajos y seminarios que se han realizado desde el centro sobre seguridad alimentaria, así como las principales conclusiones y recomendaciones para la toma de decisiones políticas extraídas en cada uno de ellos.