Cooperación FAO-España
FAO España
 
10/10/2012

Los pequeños agricultores, protagonistas de la exposición ‘Justicia alimentaria. Sembrando esperanza’ inaugurada hoy en Barcelona

Barcelona, 10 de octubre 2012. Su Alteza Real la Infanta Cristina ha presidido esta tarde la ceremonia de inauguración de la exposición ‘Justicia Alimentaria. Sembrando esperanza’, que se ha celebrado en CaixaForum Barcelona. La muestra, organizada por el Área Internacional de la Obra Social ‘la Caixa’ en colaboración con la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) e Intermon Oxfam, trata la problemática de la distribución y el acceso a los alimentos a escala global.

A través de 30 fotografías de Pep Bonet (2º premio World Press Photo 2009) realizadas en comunidades rurales de Bolivia y Tanzania, la exposición expresa los desajustes del sistema alimentario y da voz a los pequeños agricultores, quienes padecen especialmente el hambre y son, a su vez, la solución para el futuro de la alimentación del planeta.   

 

Barcelona, 10 de octubre 2012.  Su Alteza la Infanta Doña Cristina ha presidido esta tarde la ceremonia de inauguración de la exposición ‘Justicia alimentaria. Sembrando esperanza’, que se ha presentado en CaixaForum Barcelona. Organizada por el Área Internacional de la Obra Social ‘la Caixa’ con la colaboración de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) e Intermon Oxfam, la muestra aborda la problemática de la distribución y el acceso a los alimentos a escala global: el mundo produce lo suficiente para dar de comer a todo el planeta y, sin embargo, según el último informe de la FAO sobre la Situación de la Inseguridad Alimentaria en el Mundo presentado ayer en Roma, 870 millones de seres humanos pasan hambre.

A través de 30 fotografías del prestigioso fotógrafo Pep Bonet realizadas en comunidades rurales de Bolivia y Tanzania, la muestra expone los desajustes del sistema alimentario mundial y da voz a los pequeños agricultores, quienes sufren con especial dureza el hambre y son, a su vez, solución necesaria para el futuro de la alimentación en el planeta.

En el coloquio inaugural, moderado por el especialista en desarrollo y comisario de la exposición, Gonzalo Fanjul, y en el que han participado Clara Vélez, responsable de Campañas de Promoción y Recaudación de Fondos de la FAO; José María Medina, director de Prosalus y coordinador de la Campaña Derecho a la Alimentación URGENTE; David Torres, director de CERAI y  Rafael de Prado, responsable para África Occidental de Acción contra el Hambre, se han abordado distintas iniciativas de éxito en la lucha contra el hambre. En ese sentido, Clara Vélez, representante de FAO, ha destacado los buenos resultados obtenidos a través de huertos escolares “gracias a los cuales se ha conseguido mejorar la nutrición de los niños  así como fortalecer su formación educando en la mejora de técnicas agrícolas y la sostenibilidad”. Vélez ha puesto como ejemplo “el huerto escolar llevado a cabo por la FAO en un orfanato de huérfanos del sida en Zambia y el positivo efecto en niños que además de perder a sus padres, han perdido también la oportunidad de la transferencia de conocimiento agrícola”. Asimismo, ha expuesto el proyecto “Árboles frutales en Haití”, que lucha contra el grave problema de la deforestación en el país.  “Mediante este tipo de iniciativas –ha afirmado-, educamos a los agricultores del día de mañana y contribuimos al fin del hambre, que pasa por una agricultura mejor organizada desde el punto de vista medioambiental”.

En referencia a la crisis alimentaria del Sahel, desde Intermon Oxfam se ha reiterado la importancia del despliegue de programas de fortalecimiento de los propios sistemas de las comunidades cuando llegan los meses críticos de sequías y malas cosechas. “Hay que aprender a hacerlo mejor y a actuar antes. Eso no significa que se eviten las tragedias, pero el coste en vidas y económico es mucho menor. Para ello, hay que mantener el compromiso de los países donantes para seguir actuando y fortaleciendo la resiliencia de las comunidades en las que trabajamos”.

Por su parte, Gonzalo Fanjul ha destacado que el objetivo de la exposición es dar buenas noticias y lanzar un mensaje de esperanza: “Explicamos un problema que afecta a 870 millones de personas pero que no es un fatalismo divino. Cada una de las historias de las comunidades campesinas reflejadas en estas fotografías demuestra que con un pequeño apoyo, solidaridad y cooperativismo, es posible romper el círculo vicioso del hambre”. En ese mismo sentido se ha expresado en su intervención Rafael de Prado, de Acción contra el Hambre: “El hambre no es una fatalidad. Es una enfermedad que tiene curación y un tratamiento muy barato. La buena noticia  -ha añadido- es que en los últimos años se ha convertido en una prioridad política, porque el hambre es también sinónimo de conflicto”.

La exposición ‘Justicia Alimentaria. Sembrando esperanza’ se puede visitar en CaixaForum Barcelona del 11 de octubre de 2012 al 6 de enero de 2013. Después la exposición se exhibirá en CaixaForum Madrid y CaixaForum Palma.